Yorkana

Las películas francesas y el príncipe azul

25.06.06 | 10:18. Archivado en Reflexiones al Atardecer
  • enviar a un amigo
  • Imprimir contenido

“Hola bombón, soy Manuel. Te estuve buscando el sábado. Si quieres que nos veamos un día de estos este es mi número. Un beso”.

Desgraciadamente, como no tengo entre mis amistades ni conocidos cercanos a nadie llamado Manuel, no me hizo falta mucho tiempo para darme cuenta de que yo no era ese bombón que el tal Manuel parecía querer devorar y que ese SMS no iba dirigido a mi persona. Así que imaginándome que estaba siendo testigo del inicio de una bonita historia de amor, pensé que lo mejor que podía hacer era aclararle al “Romeo” en cuestión que yo no era su “Julieta” y que se había equivocado de número.

“Lo siento pero creo que te has equivocado de número”, contesté sin más preámbulos.

Por su contestación deduje que no debía de estar viviendo la historia de amor romántica que yo imaginaba pero que aún y todo no se daba por vencido:

“Estuvimos juntos el viernes en el Molly Malone y en el Amarra, tu hermana tú y yo. Veo que ibais un poquito mal. Estoy seguro porque tú y yo nos liamos”.

Entonces decidí que debía convencerle de verdad de que yo no era su amante del fin de semana para que él pudiera localizarla de otra manera y salvar esta historia de amor, bonita o no, pero al fin y al cabo, una historia de amor real.

“Entonces estoy segura de que cogiste mal su teléfono, a no ser que el viernes estuvieras con mi marido y conmigo en Navarra”.

Así quedó totalmente zanjada la historia, por mi parte y por la suya, porque ya no supe más de él (la palabra “marido” es infalible). Supongo que el Romeo se lamentaría de que sus copas de más no le permitieron coger bien el teléfono de su Julieta. Y me imagino a su amada llorando amargamente en su habitación y maldiciendo a todos los hombres porque su aventura (de la que ella, como toda mujer, esperaba que acabaría siendo el padre de sus hijos) no la ha llamado después de una apasionada noche de amor. Lamenté profundamente no poder ayudar al Romeo y me dio mucha rabia que se hubiera equivocado de número.

Si este malentendido de números y mensajes de amor extraviados hubiera sucedido en una película francesa, el Romeo y yo hubiéramos terminado felizmente casados. Habríamos continuado con los mensajes, hubiéramos accedido a conocernos y habría surgido una maravillosa historia de amor con final feliz. En uno de los capítulos de la serie Sexo en Nueva York se ironizaba acerca de estas casualidades con finales felices. La protagonista, Carrie, se resguarda de una gran tormenta bajo el toldo de un hotel de Nueva York. A su lado, un joven apuesto (muy apuesto, como sólo salen en las películas) también espera a que pase el chaparrón. Ella, en una intentona de establecer una conversación agradable, le comenta “si esto fuera una película francesa tú y yo acabaríamos casados”. Pero, lejos de conseguir establecer un diálogo desentendido con un desconocido, consigue que él termine pensando que está junto a una loca obsesionada con cazar un marido. Ella se da cuenta e intenta arreglar la situación pero lo que hace es empeorarlo aún más ya que el joven en cuestión no termina de entender muy bien ni las ironías ni los argumentos de películas francesas y prefiere mojarse e irse antes que aguantar las locuras de una desconocida.

Porque la vida real no es como nos la pintan en las películas. Ni es fácil encontrar al hombre de tu vida un día lluvioso bajo la carpa de un hotel de NY, ni una equivocación en un mensaje de móvil hace que aparezca en tu vida por casualidad tu príncipe azul. No todas somos cenicientas modernas a la espera de un Richard Gere que nos rescate con un ramo de flores.

Nuestra vida se compone de pequeños triunfos y fracasos, de amores y desamores, de alegrías y tristezas, de emociones y desencantos, de sorpresas y de sueños no cumplidos, de bienvenidas y despedidas, de vida y muerte, sin príncipes ni princesas, y sin caballos blancos.


Los comentarios para este post están cerrados.

Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Martes, 30 de septiembre

    BUSCAR

    Editado por

    Los mejores videos

    Síguenos

    Hemeroteca

    Septiembre 2014
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
    1234567
    891011121314
    15161718192021
    22232425262728
    2930     

    Sindicación