El blog de X. Pikaza

11.12.18. La Cruz de los Derechos Humanos

10.12.18 | 21:27. Archivado en Justicia, Nuevo Testamento, Pobreza, Utopía, esperanza, Política

Ayer , a los 70 años de la Declaración del 10.12.1948 presenté la cara oficial de los Derechos Humanoos. Hoy,pasado un día, presento la cruz real, es decir, la noche implacable la falta de Derechos Derechos en una parte considerable del mundo.

Ciertamente, en un sentido, ha crecido la solidaridad, y son muchos los grupos y personas que quieren cumplir los derechos humanos, insistiendo sobre todo en los pobres y excluidos, los extranjeros y los niños, las mujeres y los emigrantes etc. Pero...

-- Pereo, creciendo la conciencia de esos derechos ha crecido también en ciertos lugares y espacios la más honda inconsciencia, como si no importaran en concreto los derechos "supremos" de cada hombre y mujer, pues siempre se encuentra o defiende un derecho "superior" de los estados y la necesidad de incontrolada de mantener la libertad del Capital al servicio de algunos, en contra de muchos.

-- Es difícil hablar de Derechos Humanos allí donde millones de pobres mueren de hambre en un mundo donde sobran alimentos. Parece un sarcasmo hablar en ese contexto de derechos humanos, si no se garantiza el primero, que es el de la vida de los hombres concretos, por encima de cada Estado (España o USA) y de todo el Capital.

-- Es difícil hablar de derechos humanos allí donde cientos de miles de documentados indocumentados vagan sin patria bu pales, por túneles hambre, en busca de pan... mientras se cierran las fronteras de los estados ricos...

No, ciertamente no es fácil resolver el tema, pero es evidente ni el Capital ni los Estados Soberanos creen en los Derechos Humanos de todos. Precisamente porque el tema es difícil es preciso afrontarlo y resolverlo. En ese sentido se puede hablar (cf. las imagenes) de un noche triste y roja de derechos humanos. Noche triste....

Hace unos días, la misma A. Merkel ha declarado que ahora, 70 años después, muchos Estados que firmaron la declaración Universal de los Derechos Humanos no la firmarían.

No interesan los Derechos de los hombres concretos, sino los del Capital libre y los de los Estados soberanos, con las instituciones de poder (incluso con algunas iglesias y religiones). El hombre como tal no importa, sus derechos son papel mojado. Siga leyendo quien tenga humor y tiempo las reflexiones tristes que siguen, en esta triste noche, 70 años después de la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

>> Sigue...


(10.12.18) 70 años de la Declaración de los Derechos Humanos

09.12.18 | 22:40. Archivado en Justicia, América Hispana, Sociedad, política, Política

Hoy hace setenta años (10.12.1948), los vencedores de la la Guerra Mundial (1939‒1945), hicieron que se firmara en Paris una Declaración Universal de los Derechos Humanos, en la línea del Acta de Independencia del Estados Unidos (1876) y de la Revolución Francesa (1789).

Esa fue y sigue siendo una Declaración básica en la historia de la humanidad, y así queremos saludarla, pero, en sí misma, ella no ha resuelto todos los problemas, pues los mismos poderes que dicen defender esos "derechos" los conculcan muchas veces, poniéndolos al servicio de sus intereses económicos, estatales y militares.

Esos Derechos son buenos, y están en general bien formulados, pero pueden acabar siendo limitados y opresores, no porque vayan en contra de los Derechos de Dios, como pensaba cierta Iglesia Católica, desde la Revolución Francesa hasta el Vaticano II, sino porque se han puesto y se siguen poniendo al servicio de los nuevos triunfadores económico-estatales del sistema, oprimiendo de hecho "con ellos" a una parte considerable de la humanidad.

No se trata de negar esos derechos, sino de articularlos y aplicarlos de un modo real y universal, de manera que la Libertad de economía y comercio de algunos y la Autarquía del Estado de otros no se utilice para impedir el derecho a la vida y salud, con la libertad y propiedad de muchos (de las mayoría oprimidas a veces en nombre de los mismos Derechos Humanos).

En ese contexto, celebrando con gozo este día, quiero evocar de un modo conjunto la cara y la cruz de esos Derechos Humanos de la Declaración del 1948, en línea de Adviento, es decir, de Esperanza de la nueva Humanidad, y lo haré en dos "entregas":

-Hoy presentaré la cara, comentando la historia y contenido positivo de las grandes declaraciones de los derechos humanos: De la independencia de Estados Unidos (1776), de la Revolución Francesa de 1978 y de la Asamblea General dela Naciones Unidas, Paris (1948).

- Mañana presentaré la cruz, con la violación de los Derechos Humanos en la actualidad, no sólo por grupos terroristas o anti-democráticos, son por los grandes poderes de la economía y la política, que dicen defender esos derechos. Buen día a todos.

>> Sigue...


Ante el día de la Constitución. El ejemplo judío

05.12.18 | 08:04. Archivado en Biblia, Israel, Política

Muchos celebran con fiesta, otros con opiniones encontradas e incluso con rechazo, el próximo 6.XII, el 40 aniversario de la Constitución del Reino de España, aprobada el año 1978. Fue por entonces un acontecimiento para caminar de un modo algo nuevo en la senda de un tipo de identidad estatal. Lo que antes era estado auto-crático fundado en la victoria militar de algunos quiso convertirse en estado demo-crático por la voluntad de todos (o al menos de una mayoría).

Puede ser ahora, a los 40 años, un momento bueno para recordar lo que entonces se hizo y quizá para transformarlo, pues sólo se conserva aquello que se cambia, como en la misma vida, pues cuando acaban los cambios el viviente muere, de muerte natural o por violencia externa. Pues bien, en un día como ése, puede servir de orientación el ejemplo judía de sus tres constituciones antiguas.

En nuestro contexto occidental (con las de Grecia o Roma), las constituciones más antiguas y estables que conocemos son las de los judíos, en el Antiguo Testamento, recogidas en un libro más amplio por impulso de la potencia colonial (que era Persia), con el nombre de Pentateuco o libro de los “cinco rollos” (o estantes donde se colocaban esos rollos).

Significativamente, ese “gran compendio de las leyes judías”, su Constitución plural o Pentateuco, recoge y sigue manteniendo en vigor, al menos, tres constituciones previas, que tuvieron en su tiempo un valor de ley, y que lo siguieron teniendo pasados los siglos, pues el pueblo judío se fue estructurando en el tiempo a través de diversas “normas” político sociales, que no se sustituyen unas a las otras, sino que se integran unas en otros, en un proceso constante de cambios. (cf. Pikaza, Diccionario Biblia)

>> Sigue...


Migrantes de Adviento, nómadas de Dios

Migrantes somos, todos en el mismo vuelo, todos en un mismo barco, pero tendemos a olvidarlo, y por eso lo recuerda la liturgia cada año, al decirnos que volvamos al camino de los hebreos migrantes de Egipto, en busca de una tierra nueva de ley y libertad.

Y así somos, con Jesús, el hebreo, nómadas del tiempo y de la vida, como él lo fue, emigrantes sin casa fija ni morada permanente, como las aves migrantes que trazan su flecha en el cielo, pero no para volver cada año al mismo sitio (como las cigüeñas de San Morales, que ya han vuelto adelantadas para celebrar la Navidad en nuestra torre).

Ciertamente, Jesús es como un ave-cigüeña, pero no puede volver a la torre de su nido, pues no tiene nido ni torre, y así sigue caminando como aquellos que no tienen madriguera, ni una tierra donde descansar la cabeza. Así dijo Jesús a un postulante que quería utilizarle medrar y detenerse en el camino:

“Las aves del cielo tienen nido, las zorras madrigueras,
pero el Hijo del Hombre no tiene donde reclinar la cabeza” (Mt 8, 20).

El término “Hijo del hombre” tiene aquí un sentido extenso, se aplica a Jesús y a todos los que quieren hacer su camino, a los que no tienen más que su simple humanidad, hombres y mujeres del camino, sin necesidad de hacerse pobres porque lo son, sin nido, ni madriguera, ni piedra fija en el mundo:

Jesús supo y nos dijo que la humanidad en su conjunto es una especie migrante, que vuela o navega a su propio futuro que es la misma humanidad, hecha ya Reino, como pájaros del cielo formando una flecha en las nubes, pero no para volver a los nidos de antaño, sino para buscar y encontrar nuevas primaveras de fraternidad.

Así dijo Jesús al que quería aprovecharse de su "religión" para medrar a costa de los otros: "Las aves tienen nido, las zorrar madriguera... pero nosotros, caminantes no tenemos madriguera, ni piedra para construir una casa, ni siquiera nido...

Pero podemos caminar en Adviento, porque Alguien muy por dentro, muy en todos, nos impulsa, nos promueve, para hacer de esa manera el camino de Dios en el tiempo, a los que habíamos perdido todos los caminos, como decía el profeta Juan Bautista...

Así estamos de nuevo este Adviento, como viajeros ante el último tren, como aves en flecha ante la última migración, como zorros a los que han quemado todas las madrigueras. Y así, impulsados por una esperanza mayor que nosotros, seguimos caminando, porque el Adviento es Dios y somos nosotros.

Así nos habla Jesús, que no tuvo siquiera una piedra donde reclinar la cabeza la cabeza, pero abriendo así un camino nuevo, volando, navegando todos...

Nos llama Jesús para que seamos con él camino, pero muchos hemos excavado cuevas donde nos guarecemos, como malos zorros,, para no caminar; hemos cerrado murallas de piedra o de ejércitos armados, para impedir e otros caminen, y vengan a nosotros, como emigrantes de la vida, hemos creado iglesias fijas que a veces defendemos no sólo dogmas fijados, sino incluso con ejércitos... olvidando que así terminamos en manos de la muerte que viene siempre, sin necesidad de documentación.

No queremos caminar, no dejamos que otros vuelen... y así no volamos nosotros, ni ellos pueden hacerlo, y muchos penan y mueren en mares y campos adversos llamando a nuestra puerta cerrada, como si no fuéramos todos Adviento.
(varias imágenes son de mi amigo A. Furlani, de Córdoba, RA. Gracias, Alfredo)

>> Sigue...


2.11.18. El mausoleo de Franco y la crítica de Jesús a los constructores de tumbas

31.10.18 | 23:26. Archivado en Nuevo Testamento, Política

La fiesta de difuntos (2.XI.18) es tradicionalmente un día de tumbas: Los familiares se acercan a los cementerios, para recordar a los muertos, venerando su memoria con oraciones y flores.

Pero en determinados momentos las tumbas se convierten en motivo de litigio, como puso de relieve Jesús en un durísimo pasaje en el que critica a los que gentes edifican tumbas gloriosas a personas a las que primero han matado, para seguir así sacrificando luego, más y mejor.

Quiero recoger y recordar ese pasaje sorprendente de Jesús, sobre tumbas, en un día de Difuntos, cuando media España está discutiendo sobre la tumba de Franco:

‒ Unos quieren mantener los restos del General en un Mausoleo natural de Roca a ras de templo bajo la inmensa peña-mausoleo, para ratificar así su “memoria”, en el “sepulcro mayor de España”, bajo la Cruz más alta.


‒ Otros quieren trasladar los huesos del General y ponerlos en algún lugar privado, con las honras normales que se tributan (o debieran tributarse) a todos los difuntos.

- Finalmente, parece que los descendientes del General quieren enterrarle bajo la Gran Catedral de Madrid, como si fuera un santo protector de la ciudad y del obispado (con el riesgo de convertir la Almudena en tumba real y lugar de exaltación de Franco).


En ese contexto, hoy,día de difuntos, me atrevo a ofrecer unas reflexiones telegráficas sobre el tema, en la línea de otras que presenté hace dos meses, para comentar después el texto de Jesús sobre las tumbas, con temor y temblor, porque es muy duro

Imagen 1: Sepulcros del Valle de Josafat, a los que Jesús aludía
Imagen 2: Mausolro de roca túnel del General, en el Valle de los caídos.

>> Sigue...


Pablo VI y Francisco (2). Iglesia en camino. Contra la opresión y el desencanto

15.10.18 | 16:53. Archivado en Iglesia Instituciones, Política

Como terminaba diciendo en la postal anterior, la Iglesia ha de salir a la calle de la vida y plantar allí su tienda peregrina, no para cerrarse en sí misma, sino para ofrecer a los hombres y mujeres un testimonio personal y unos motivos de fe, es decir, de agradecimiento a la vida y de confianza en ella, en una línea de comunión y diálogo, de esperanza en el futuro.

Una iglesia en la calle, dispuesta a levantar cada día sus tiendas, y seguía caminando por la Palabra de Dios y con el pueblo, más allá del gran super-mercado de la nueva sociedad del capital. Ella no es una “empresa más” al servicio de unos bienes intimistas de consumo (en competencia con las tiendas del esoterismo, la simple auto-ayuda o las modas gnósticas de un tipo de new-age), sino que quiere ser expresión del regalo permanente de la Vida, que es el mismo Dios de nuestra vida. .

No se trata de que la Iglesia tenga más o menos éxito inmediato en ese mundo de meditaciones trascendentales y de mercados esotéricos (que en el fondo siguen estando al servicio del capital), sino de que ofrezca y transmita con su vida, cuerpo a cuerpo, una experiencia radical de fe, centrada en el Dios de Jesús.

No se trata de pasar del desencanto a un nuevo “encantamiento” sectario, sino a descubrir y cultivar una nueva dimensión de la experiencia de la vida, entendida como regalo, recibido y compartido, a partir de Jesús, a favor de (en comunión con) los más pobres del mundo.

En este contexto se sitúa el primero de los “sacramentos” de la Iglesia, que es el Bautismo, expresión de nuevo nacimiento. Bautizar a los pueblos en el nombre “del Padre, del Hijo y del Espíritu” es introducirles en el misterio de la vida como don de Dios, esa es la tarea de la Iglesia según Mt 28, 16-20. Bautizarles para compartir el pan y el camino de la vida (eucaristía). Esa es la esencia del cristianismo.

Imagen: Tres cristianos en camino, en el siglo XX: Luther King (USA), Romero (El Salvador), Bonhöffer (Alemania). Abadía de Westminster (Londres)

>> Sigue...


¿Por qué ha fracasado el liberalismo? (Francisco Mateo)

07.10.18 | 11:39. Archivado en Amigos, la voz de los, Sociedad, política, Política

Me ha sorprendido que una prestigiosa editorial católica, y del Opus Dei (Patmos), haya traducido y publicado, casi al mismo tiempo que el origen inglés, un libro sobre el fracaso humano del liberalismo entendido como fenómeno económico, social e incluso religioso Why Liberalism Failed, Yale University Press, 2018 (ed. castellana: ¿Por qué ha fracasado el liberalismo, Patmos, Madrid 2018).

El autor, Patrick J. Deneen (1964), politólogo y humanista católico, al que algunos en USA llaman "conservador", ha estudiado y enseñado en las universidades más prestigiosas de su país (actualmente en Note Dame, Indiana). Allí se le considera un pensador de gran influjo, tanto en el ámbito universitario como en el campo de la reflexión económico-social, en un momento de inmensa crisis humana, con peligro de que acabe de estallar una quiebra universal de nuestro modelo de cultura humana.

Es como si de pronto el pensamiento más conservador en línea religioso-social se tiñera de tintes apocalípticos, para decir que este modelo de vida va a explotar muy pronto (si no ha explotado ya en el fondo, aunque muchos no se hayan dado cuenta de ello, como en el famoso banquete de la Cena de Baltasar, tal como lo cuenta el libro de Daniel).

Parece que las cosas pueden estar ya medidas, contadas y dispuesta para el gran desastre, con palabras que una mano misteriosa empieza a escribir en la pared de nuestro gran "convite", convertido en brindis a la muerte, empezando precisamente por USA.

En esa línea, mi amigo F. Mateo me ha recomendado la lectura de este libro, diciéndome que anuncia la muerte del hombre por culpa de su propio éxito (en contra del paradigma pascual de Jesús de Nazaret) y le he pedido que escriba un resumen de su contenido, con un juicio de valor sobre su tesis, para mi blog, y así lo ha hecho.

Me ha dicho que no quiere "criticar" directamente el libro, sino exponerlo y recrear su contenido, desde su propia visión de la política social y del futuro de la vida humana, como un buen pianista cuando interpreta y recrea una gran partitura. Así lo presento a mis lectores.

Gracias, Paco, una vez más. Tú insistes en el hecho de que el liberalismo ha fracasado de éxito (de hacer muchos más ricos a algunos, de dominar el mundo)
Yo insistiría más en que ha fracasado por su propio pecado y su injusticia: Porque se ha enriquecido y dominado de una forma "mucho mundo", pero ha destruído a una mayoría de personas (está matando a los pobres...).

Todo lo que sigue es tuyo, Paco. Sabes que soy quizá más radical que tú (¡por más años!), pero comparto con gratitud lo que dices. Es un honor volverte a encontrar en este portar de mi blog, ya a las vísperas del Pilar.

Imagen 1: Francisco Mateo, ante el Pilar de Zaragoza (archivo del autor)
Imagen 2; Portada del libro
Imagen 3: Profesor Deneen, en la foto oficial de la Univ. de Notre Dame (//politicalscience.nd.edu/faculty/faculty-list/patrick-deneen/)

>> Sigue...


Dejad a Franco, transformad el Valle. Un Museo/Escuela de la Memoria

No le toquéis, por favor, él forma parte de la escuela de horrores que ha sido en gran parte la historia de España, tal como se centra en este Valle.

No es Valle de los Caídos por algún tipo de patria y de causa religiosa o redentora, pues aquella guerra de Franco (1936-1939) fue en contra de toda patria, religión y redención (entendida como fuente de libertad). Ése era más bien el Valle de (los) Cuelga-muros, y es ahora el Valle de los Cadáveres Secos , en el sentido de Ezequiel 37, 1-14, a no ser que lo transformemos en Valle de los Resucitados.

Pues bien, en ese contexto, el Sr. P. Sánchez, Presidente del Gobierno de España, acaba de anunciar (28/29. 8. 18) que no quiere convertir el así llamado Valle de los Caídos/Cadáveres en Museo de la Memoria, sino dejarlo como Cementerio Civil, pero respetando la Basílica Cristiana, cosa que, con todos los respetos, me parece imposible, pues los Cadáveres/Caídos son inseparables de la “llamada” Basílica, y para que el lugar sea “cementerio civil” esa Basílica/Tumba tiene que perder su carácter actual de Templo/Panteón Confesional cristiano.
.

Hace unos días, en una línea algo distinta, Mons. Ricardo Blázquez, presidente de los obispos de España, ha dicho que ellos obedecerán lo que se mande según ley. Me parece bien que acepten en un plano la ley, pero desde mucho más:

Quiero que, tras casi de sesenta años de "posesión" de la Basílica/Tumba/Túnel de los Caídos, bajo régimen de "obediencia franquista", obispos y monjes ofrezcan para el lugar y para los ciudadanos una generosa propuesta cristiana, al servicio de todos, no sólo de los confesionalmente cristianos,ganando así en un sentido mucho más profundo aquello que en línea egoísta (no cristiana) pudieran perder.

En ese contexto, desde una “memoria bíblica” (humana), quiero ofrecer mi pequeña aportación sobre este Valle de los C., retomando y ampliando un motivo y proyecto que propuse, en este mismo portal, hace diez año (28.11.08), con el título: Belchite, Ciudad de la Memoria. Una propuesta.

Ésta es la reflexión de un cristiano que quiere ser universal (católica), y así la he conversado con algunos especialistas en memoria histórica, con el convencimiento de que, en este Valle de los C., la memoria puede (y ha de) ser principio de esperanza.

>> Sigue...


28.8.18. San Agustín, la conciencia cristiana de occidente (354-430)

27.08.18 | 22:09. Archivado en Teólogos, Teología, Espiritualidad, Amor, Papa, obispos, Política

Algunos le han llamado "faro", yo prefiero llamarle la "conciencia" de occidente.

Fue quizá el primer "europeo", siendo bebeber africano, fue retórico, platónico latino, obispo cristiano... El primero que habla con plena conciencia de sí mismo. Hombre de grandes "pecados", que no están quizá donde él los piensa, hombre virtudes, que quizá tampoco están donde después se han pensado...

Sin él no seríamos lo que somos, ni en Europa, ni en la iglesia. No es un hombre al que debamos seguir, pero sí alguien con quien debemos discutir, para aprender incluso de sus errores, en estos momentos (año 2018) en que la Iglesia de Occidente tiene que dejar de ser agustiniana, para ser más bíblica, más mística, más libre,más social, superando un tipo de platonismo y maniqueísmo de los que Agustín no acabó a mi juicio de liberarse.

Tenemos que dejar de ser agustinianos en un sentido, para entender mejor al verdadero Agustín, para corregirle así, y corregirnos con él, pero eso sólo podremos conseguirlo dialogando, discutiendo, amando, buscando... y rehaciendo en otra línea su aventura vital, como podrá ver quien siga leyendo.

Esta "postal" es larga, tiene dos partes:

-- La primera, más breve (una semblanza en ocho momentos) evoca algunos aspectos básicos del pensamiento y vida de Agustín.

-- La segunda, más extensa, ofrece un desarrollo teológico y vital de San Agustín, y está pensada sólo para personas que quieran avanzar con él en una línea "discutiva" del pensamiento cristiano.

La imagen escogida como presentación quiere recoger los rasgos menos "convencionales" de Agustín, hombre apasionante y apasionado, un bereber genial... Sobre la relación con su "esposa" trato con extensión en la segunda parte de la postal. Buen día a todos.

>> Sigue...


29.7.18 No quiso ser rey, pues quería que reinaran todos

Dom17, tiempo ordinario, ciclo B. Jn 6, 1-15. La liturgia nos deja por unos domingos sin Marcos e introduce temas de Jn 6, con la multiplicación de los panes y el discurso del pan de vida.

No comentaré la multiplicación o, mejor dicho, “alimentación”, pues he tratado varias veces de ella en este blog, aunque en la segunda imagen presento una figura casi inocente (¿burlesca?) de "Jesús" Rey Panadero.

Un tema clave de la política es hoy (como en el tiempo de Jesús) el de aquellos que prometen pan/dinero (casi siempre con circo añadido, aunque sea de mentiras).

Estamos como en tiempo de Jesús, a quien al fin de este pasaje le llaman "profeta del pan", y quieren hacerle rey, pues ha empezado a compartir a campo abierto la comida. Pero Jesús quiere que el pan sea más que pan (sea libertad y gratuidad, sea justicia y comunión de vida, acogida de los pobres, todo el evangelio...), y por eso sube el monte, pues no quiere ser rey a la manera de aquellos que gritan en su calle. Éste es el tema: como ser rey compartiendo el pan, en un gesto que contiene todo el evangelio.

Este relato contiene sin duda, un recuerdo histórico (Jesús no se dejó manipular por los que intentaban coronarle rey por el pan, pero sin evangelio).No quiso entonces el reino de un pan que se impone en forma de poder... Pero siguió buscando el pan total del evangelio, con gratuidad, con ayuda a los más pobres, sin poder sobre los otros... y así bajando del monte subió a Jerusalén para “anunciar y preparar la llegada de ese reino sin poder coactivo, pero con pan gratuito, sin imperios militares, sin templos como el de aquellos sacerdotes.

Ésta es la gran paradoja del texto, que nos sitúa ante el tema actual del evangelio, este mismo año (2018), con millones de personas saltando vallas por pan, con grandes imperios de pan que se niega a los más pobres... mientras Jesús sube al monte (y quizá partes de su iglesia esconden de su egoísmo, diciendo que se dedican a Dios).

No es nada fácil resolver el tema de este evangelio y aplicarlo a nuestro tiempo, pero intentaré hacerlo, de un modo ingenuo, pensando sobre aquello que hizo Jesús cuando subió al monte para no ser rey como algunos querían... y vino más tarde a Jerusalén, para ser rey a su manera.

Rey de un reino sin vallas
Rey de un reino sin pan para unos pocos, mientras otros tienen hambre
Rey donde nadie (ni él mismo) reina sobre nadie, sino todos con todos..

Es evidente que mi propuesta no convencerá a todos. Pero pienso que merece la pena pensarla, desde el evangelio. Buen domingo a todos.

>> Sigue...


Dom 22 7 22. Ovejas sin pastor, pastores sin pasto

Dom 16. Tiempo ordinario. Ciclo b. Mc 6, 30-34. Éste es un texto “de transición”, parece muy simple:

-- Jesús quiere retirarse a descansar con sus discípulos cansados de una larga brega por tierras y mares,

--pero una muchedumbre llega, y Jesús deja el descanso, y se pone a enseñar (¿para que no necesiten pastor?) multiplicando después los panes, para que ellos mismos se guíen mutuamente, siendo a la vez pastores y rebaño

Esos gestos tan simples contienen una intensa problemática marcada hoy por el gran cambio de Iglesia. ¿Dónde está el tema?

-- ¿Somos las ovejas las que hemos abandonado a los pastores? y nos hemos perdido, y andamos así errantes, confundidos.
¿O somos pastores los que hemos dispersado a las ovejas, o las hemos pedido por nuestra culpa? Posiblemente hay en la Gran Iglesia un Complejo de Pastores "sin olor a oveja", sin palabra, sin "comida"

Es evidente que existe un intenso divorcio de iglesia entre ovejas y pastores. Un divorcio en el que no es fácil discernir las responsabilidades. Habrá visto el lector que he colocado en las dos partes, entre los pastores y las ovejas, pues no fácil distinguir dónde está cada uno

¿Tendremos que cambiar de lenguaje y las actitudes? ¿Cambiar el mismo lenguaje de Jesús, el de la iglesia de hoy? ¿Dejar de ser ovejas? ¿Dejar de querer se pastores? Sea como fuere, existe un largo, profundo divorcio... y no se ve solución.

Pero el evangelio de este domingo nos ayuda a plantear el tema, que no es sólo ni ante todo el de las "mujeres sacerdotes" (tema resuelto ya en forma positiva), sino el del tipo y función de pastores que son (somos) al mismo tiempo ovejas: Hermanos, amigos, compañeros, mujeres, niños, varones... .

Empezaré por unas reflexiones previas. Comentaré después el texto de Marcos. Pase quien quiera directamente el texto. Feliz domingo a todos.

>> Sigue...


Setién, un hombre para la historia

Acaba de morir, como ha recordado casi toda la prensa hispana, con admiración o desprecio, con ignorancia o con cariño agradecido. No voy a contar su vida externa y su repercusión político-religiosa, pues en cualquier buscador puede encontrarse; pero puedo aportar unos datos e interpretaciones, que no todos conocen.

En la primavera del año 1972 se iba a cerrar el teologado mercedario de Poio y, para ofrecer mis servicios a la Facultad de Teología de la Pontificia de Salamanca escribí a Setién, que era su Decano.

Yo había estudiado allí (1963-1967), pero después (del 67 al 70) el viento de la reforma teológica barrió a losprofesores antiguos, y ocuparon su lugar otros nuevos, entre ellos los “cuatro magníficos”, que eran J. M. Setién, Olegario G. de Cardedal, F. Sebastián y A. Rouco, cuya trayectoria es bien conocida en la Iglesia de España.

Por entonces, en septiembre del año 1971, se había celebrado la Asamblea Conjunta de Obispos y Sacerdotes de España (texto y conclusiones publicadas en BAC, Madrid 1972), en la línea del Vaticano II, que marcó una ruptura no sólo con el tardo-franquismo de entonces, sino con la historia secular de nacional-catolicismo hispano. Fue el documento más importante de la Iglesia Española en los últimos siglos.

Pero muchos no aceptaron sus conclusiones, y en la misma Roma, burlando la vigilancia de Pablo VI, un grupo de purpurados extranjeros e hispanos escribieron y publicaron, a nombre de la Congregación del Clero, un documento en el que se condenaban gran parte de las ideas y conclusiones de la Asamblea Conjunta.

En esas circunstancias, por deseo de Mons. Tarancón, Presidente de la CEE, los “cuatro magníficos” escribieron y publicaron un valiosísimo estudio en contra del Documento de la Congregación del Clero, firmado en Salamanca (5. 3. 1972) y publicado inmediatamente en Iglesia Viva (texto en
http://iviva.org/revistas/038/038-03%20AAVV.pdf).

He querido empezar señalando estos datos para situar mi relación con J. M. Setién (e indirectamente con los otros magníficos, como les llamaban muchos en la calle). En esas circunstancias, en abril de ese año 1972, escribí a J. M. Setién, como he dicho, presentándole mis tesis (de teología y filosofía), con otro libro sobre Tierra y Estado en la Biblia (FAX, Madrid 1972).

Setién me respondió pronto diciendo que había mirado los libros, que había conversado con algunos colegas, y que me ofrecía un trabajo en la Facultad para el próximo curso (1972-1973).

Nos vimos en Salamanca hacia el mes de Junio, y conversamos sobre temas de teología e Iglesia. Aquella conversación y lo que sigue de ella ha definido en gran parte mi vida. Parte de lo que soy se lo debo a él, a J. M. Setién, de un modo directo o indirecto

>> Sigue...


Sábado, 15 de diciembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Diciembre 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31