El blog de X. Pikaza

¿Por qué los pobres son pobres?

He publicado esa imagen y he recibido diversas respuestas:

‒ Hay pobres para que haya ricos, porque Dios así lo quiere
‒ Hay pobres porque los ricos les explotan para su servicio
‒ Hay pobres porque son vagos, no aspiran a ser ricos
‒ Por pobres por nacimiento: la cuna decine la suerte de unos y otros
‒ Hay pobres y ricos por fortuna es algo aleatorio.

(cf. www.facebook.com/xabier.pikaza?fref=nf)

Éstas y otras respuestas semejantes (Dios, la explotación de algunos y la vagancia de otros, con la cuna y la fortuna), me han llevado a explorar el tema, leyendo de principio a fin la Biblia con esa pregunta de fondo y encontrando en una melodía de fondo (¡el pobre es signo de Dios!) y unas respuestas sorprendentes.

No he leído la Biblia desde desde la pura teología, ni desde la filosofía, ni siquiera desde la pastoral y liturgia de la Iglesia, sino desde los pobres, es decir, desde la economía. Y el resultado ha sido sorprendente, de tal forma que he terminado escribiendo un libro sobre ello, sin agotar el tema (imagen)

Entre las respuesta de la Biblia está la narración de una mujer rica que urge a Jesús para la muerte, es decir, que le ama y anima con su perfume y su gesto para vivir con dignidad e incluso para morir en amor por los demás.

Junto a esta mujer rica pone el evangelio a Judas que vende a Jesús por dinero…, descubriendo al fin que el que mal dinero sólo sirve para matar las personas. Pero Judas tiene conciencia, y arroja en el templo las monedas (pues no encuentra solución al problema) para ahorcarse después, poniéndose en manos de Dios.

Y finalmente aparecen en la escena los sacerdotes del templo, que no creen en Dios, sino sólo en el dinero, con el que no pueden hacer más que comprar un cementerio.

Estas dos escenas, unidas entre sí, nos permiten ofrecer tres respuestas a la pregunta de por qué son pobres los pobres:

- Hay pobres porque el dinero no se pone al servicio de las personas (como hace la mujer del perfume,que ayuda a Jesús con su dinero.

- Hay pobres porque se compra y se vende a los hombres por dinero (como empieza haciendo Judas,aunque luego se suicida).

- Hay pobres porque hay "sacerdotes ricos" (economistas, políticos,avaros...) que divinizan su dinero, matando por dinero a los pobres que (según ellos) les amenazan... y que al fin sólo pueden emplear su dinero para comprar un cementerio.

Éste es un tema fascinante que he desarrollado extensamente en el libro de la imagen (págs. 407-405). Valla allí quien quiera estudiar y comprender el tema, que aquí ofrezco en resumen.

>> Sigue...


Símbolos bíblicos: Cuerpo de Mujer (L'Osservatore Romano)

12.01.19 | 16:52. Archivado en Biblia, mujer, América Hispana, Sociedad, política

Una vez al mes, el Osservatore Romano publica una revista titulada Donne, Chiesa, Mondo (Mujeres, Iglesia, Mundo), que así aparece como órgano oficioso donde el Vaticano presenta su visión de la Mujer en la Iglesia y el Mundo.

El último número (2.1.19), http://www.osservatoreromano.va/…/s…/riforme-non-rivoluzione , está expresamente dedicado a las reformas, no a la revolución (riforme, no rivoluzione), de las mujeres (imagen), con una introducción del Card. R. Marx y trabajos de varios especialistas mujeres sobre su aportación al estudio y vida de la iglesia, como podrá verse en el portal citado, con texto en PDF y WORD, perfectamente editado.

Los editores del Osservatore insisten en la necesidad de reformas en la Iglesia, no de revolución , aunque la línea divisoria entre revolución y reformas parece difícil de precisar, lo mismo que la identidad de los agentes de esas reformas.

Por otra parte, el título Reformas no revolución (riforme non rivoluzione) puede ser una "excusa", y (como dice el refrán latino), excusa no pedida acusación manifiesta (excusatio non petita accusatio manifesta). Pero, sin entrar en pormenores ,el tema de la revista y también su contenido me parecen muy significativos y muestras que algo se está moviendo en el Vaticano.

Los redactores me han invitado a participar también, con un estudio sobre el cuerpo de mujer,símbolo en la Biblia. Ellos deben conocer mi opinión sobre el tema, y es todo un detalle el que me inviten a colaborar, y así lo hago en los términos estrictos de un ensayo bíblico sobre el símbolo del cuerpo femenino en la Escritura (especialmente en el AT), de un modo general, sin excusas ni acusaciones. Texto en http://www.osservatoreromano.va/it/news/corpo-di-donna

La revista sale como es obvio en italiano, pero el texto castellano se difunde con Vida Nueva donde pondrán verlo los interesados. Para aquellos que no puedan consultarlo (el italiano es fácilmente accesible on line, en los lugares citados), lo presento aquí. Primero va en castellano, y luego en italiano. La imágenes son todas del texto original, incluso mi foto. Buen domingo a todos, en especial a los redactores de este número de la revista Donne, Chiesa, Mondo.

>> Sigue...


CAMBIAR DE AMOS (Pedro Zabala)

02.01.19 | 16:12. Archivado en Amigos, la voz de los, Pobreza, Sociedad, política

Un conocido me preguntaba mi opinión sobre las próximas elecciones, a todos los niveles, que tendremos durante 2019. Quizá los años le estén volviendo a uno, si no más escéptico, sí más realista. ¿Estará mi juicio equivocado?.

Con ser la democracia que actualmente -disfrutamos o padecemos, según se mire- mejor que la anterior dictadura, todavía está lejos de una auténtica democracia, según la clásica definición, gobierno del pueblo y para el pueblo.

Lo que tenemos es simplemente un régimen de partitocracia. Gobierno de partidos que asumen la cacareada soberanía nacional. Sus cúpulas controlan la gestión pública, aunque en algunos se dan timoratas elecciones primarias para elegir a sus candidatos.

Cuando llegan unas elecciones, nos piden cheques en blanco para hacer lo que quieran (?), aunque tenga poco que ver con su programa electoral.

Por eso, una democracia así, reducida a votar cada cierto tiempo entre candidatos postulados por sus partidos, es simplemente preguntarnos si queremos continuar con los mismos amos o cambiarlos.

Porque, dejando de lado algunos matices y la diferencia de sus slóganes, ¿no coinciden todos en el mantenimiento del sistema socioeconómico en el que estamos instalados?.

>> Sigue...


Voz de Adviento: Hospedar al Verbo de Dios, acoger al extranjero

La fiesta popular más entrañable de espera de Navidad en México y Centro-América se llama Fiesta de las Posadas.
Durante nueve días de vigilia gozosa pasan un hombre y una mujer con niño en su entraña, casi siempre con un asno, pidiendo Posada en las casas.

Son José y María, que busca hogar en Belén (Jerusalén), para dar a luz al Niño de la vida y no la encuentran (Lc 1), porque el Verbo de Dios vino a los suyos y los suyos no le recibieron (Jn 1).

Así se representa la escena, que recoge el drama de la humanidad, llena de peregrinos y extranjeros en busca de posada que no encuentran en Europa o en América, en el mundo entero.

Esta es la espera de la Navidad. Pasan, digo, José y María... y pronto se suman los niños, con gentes mayores, con luces y cantos, para acompañar a los buscadores de posada.Esta fiesta del Hospedaje de Dios o de las Posadas pervive en América. Pero quizá comenzó en España, pues se dice que Juan de la Cruz la celebraba con sus frailes en Granada, y que para ello escribió los versos más hondo que seguiré comentando.

Es una fiesta entrañable: Una pareja pobre pidiendo posada, con el mismo Dios que viene a los suyos... y los suyos muchas veces no le recibieron (como dice Jn 1, 11-13). Es la celebración más honda de la Navidad en México, al menos tal como yo la he sentido

Es una fiesta dura: Vienen pidiendo albergue miles de personas hambrientas, a veces con niño, y no les recibimos . Y mientras tanto, desentendidos de Dios y de los pobres, se encienden de luces paganas de nuestras calles, para comprar, para olvidar... pero no recibimos ni damos posada a los que vienen de verdad con Jesús, como Jesús con María y José.

Así la celebraba Juan de la Cruz con sus frailes, en procesión por el claustro o por las calles, cantando la llegada del Verbo de Dios, y pidiendo para él posada (hospedaje) entre los hombres, como verá quien siga leyendo.

Imagen 1: Jerusalén con nieve, quizá no reciba a Jesús
Imagen 2: Jesús viniendo a pedir posada
Imagen 3-5: Escenas populares de la fiesta de las Posadas en México.

>> Sigue...


Te enseñan a no ir sola por sitios oscuros en vez de enseñar a los monstruos a no serlo, ESE es el problema (Laura)

18.12.18 | 11:15. Archivado en Jesús, mujer, Sociedad, política

Éste es un mensaje que nos deja Laura Luelmo, asesinada por ir sola, por un sitio “oscuro”, a campo abierto, junto a Campillo de Huelva.

Quiso ser ella misma, y no tener miedo, en contra de la enseñanza que le habían impartido, por libertad, por confianza en la vida, ella que era maestra, con el ideal de enseñar a los monstruos a no serlo. Pero salió del matorral uno de esos monstruos no enseñados, no educados, no humanizados.

El resto lo sabe y dice toda la prensa de España, entristecida por Laura, enfurecida con el monstruo de Campillo, este día de vísperas de Navidad. El tema es “enseñar a los monstruos a no serlo”, es decir, educar en humanidad y respeto, mostrando que los “límites de la vida” (no matar, no violar, no robar…) son sus valores más grandes, los signos de su verdadera libertad, de un gozo más alto. Gracias, Laura, por haber vivido, por haber enseñado, por decirnos que hay que seguir "enseñando" a los monstruos.

>> Sigue...


Dom 16.12.18. La Revolución de Juan, con Hacienda y Ejército

Dom 3 Adviento. Ciclo C. Lucas 3, 10-18. Fue una revolución de túnicas compartidas, como "chalecos" de carretera: ¡quien tenga dos que dé una! Una revolución que debía empezar uno a uno, hombre a hombre, con ollas de comida para todos... abriéndose después al Ministerio de Hacienda (publicanos) y al Ejército (soldados), una inversión económico-militar de la humanidad, a partir de las mujeres, que preparan las túnicas y realizan el servicio de las ollas compartidas.

Por iniciar esa revolución mataron a Juan Bautista: Fue ajusticiado porque su misma pobreza radical, se expresó como protesta radical, contra la acumulación de algunos (los privilegiados de Hacienda) y contra la prepotencia de otros (soldados), unida a su anuncio de juicio contra un mundo injusto. Pero su vida y mensaje fue recreado de diversas formas, y de un modo especial en los evangelios cristianos, en perspectiva de Adviento, es decir, de preparación de la venida del Cristo.

En esa línea se sitúa la interpretación del Evangelio de Lucas que toma a Juan Bautista como un "revolucionario de dentro" (en línea de hogar universal, de mujer de túnicas y panes) , que transforma el orden económico invirtiendo una economía al servicio de la Hacienda de algunos y del ejército de los prepotentes que viven de chantajear y oprimir a los otros. .

Lucas ha reinterpretado de esa forma el mensaje escatológico de Juan Bautista en una línea de revolución moral, de tipo económico, empezando por todos, y siguiendo por el "ministerio de hacienda" (publicanos) y por el ejército (soldados).El Adviento de Jesús se identifica según eso con la revolución del Bautista.

Ciertamente, Juan sigue apareciendo como profeta que anuncia la gran amenazada del fin de este sistema: ¡ya está cayendo el hacha contra la raíz del árbol…! (cf. Lc 3, 7-9 en una línea de inversión económica, comparable a Magníficat (Lc 1, 45-56), pero en este nuevo contexto el Evangelio de Ludas (de este dominto 3º de Adviento) ha interpretado esa amenaza escatológica en forma mensaje de “organización ética del mundo”, de manera que todos (empezando por la Hacienda y el Ejército) se pongan al servicio de una Humanidad que se define en forma de túnicas y panes compartidos.

Este evangelio presenta así a Juan como profeta cristianizado (o, quizá mejor) universa-lizado, en la línea de una moral judeo-helenista (90-100 d.C.)que buscaba la reconciliación de la humanidad, empezando por la Hacienda y el Ejército.

Juan Bautista emerge así como predicador de un Adviento universal, maestro sabio, promotor de un orden mundial de revolución económica y de sabiduría,, como querían muchos muchos judeo-helenistas y pensadores griegos de su tiempo, que pregonan un tipo de sabiduría social para todos los hombres.

La Gran Revolución (¡está cayendo el hacha de la justicia...!) se expresa en la pequeña revolución de cada día, abierta a cada uno de los hombres y mujeres, pero expresada de un modo especial en "publicanos" (funcionarios de Hacienda) y el soldados (representantes del Imperio). Cristianizar la Hacienda (economía mundial), humanizar el Ejército (al servicio de la paz, que es el bien común). Éste es el Adviento de Juan Bautista.
Buen domingo a todos.

>> Sigue...


(10.12.18) 70 años de la Declaración de los Derechos Humanos

09.12.18 | 22:40. Archivado en Justicia, América Hispana, Sociedad, política, Política

Hoy hace setenta años (10.12.1948), los vencedores de la la Guerra Mundial (1939‒1945), hicieron que se firmara en Paris una Declaración Universal de los Derechos Humanos, en la línea del Acta de Independencia del Estados Unidos (1876) y de la Revolución Francesa (1789).

Esa fue y sigue siendo una Declaración básica en la historia de la humanidad, y así queremos saludarla, pero, en sí misma, ella no ha resuelto todos los problemas, pues los mismos poderes que dicen defender esos "derechos" los conculcan muchas veces, poniéndolos al servicio de sus intereses económicos, estatales y militares.

Esos Derechos son buenos, y están en general bien formulados, pero pueden acabar siendo limitados y opresores, no porque vayan en contra de los Derechos de Dios, como pensaba cierta Iglesia Católica, desde la Revolución Francesa hasta el Vaticano II, sino porque se han puesto y se siguen poniendo al servicio de los nuevos triunfadores económico-estatales del sistema, oprimiendo de hecho "con ellos" a una parte considerable de la humanidad.

No se trata de negar esos derechos, sino de articularlos y aplicarlos de un modo real y universal, de manera que la Libertad de economía y comercio de algunos y la Autarquía del Estado de otros no se utilice para impedir el derecho a la vida y salud, con la libertad y propiedad de muchos (de las mayoría oprimidas a veces en nombre de los mismos Derechos Humanos).

En ese contexto, celebrando con gozo este día, quiero evocar de un modo conjunto la cara y la cruz de esos Derechos Humanos de la Declaración del 1948, en línea de Adviento, es decir, de Esperanza de la nueva Humanidad, y lo haré en dos "entregas":

-Hoy presentaré la cara, comentando la historia y contenido positivo de las grandes declaraciones de los derechos humanos: De la independencia de Estados Unidos (1776), de la Revolución Francesa de 1978 y de la Asamblea General dela Naciones Unidas, Paris (1948).

- Mañana presentaré la cruz, con la violación de los Derechos Humanos en la actualidad, no sólo por grupos terroristas o anti-democráticos, son por los grandes poderes de la economía y la política, que dicen defender esos derechos. Buen día a todos.

>> Sigue...


6. 12. 18 Una Constitución para la Humanidad

06.12.18 | 08:28. Archivado en Tierra, ecología, hombre, Sociedad, política, Violencia

Con todos sus valores, la Constitución de España que hoy (6. 12. 2018) celebra sus cuarenta años, sigue siendo imperfecta, pues defiende de hecho una imposición político‒militar, con injusticia económico‒social, al servicio de algunos privilegiados, en contra de los ideales más hondos de una modernidad ilustrada que quiso abrir caminos de libertad, igualdad y fraternidad entre todos los pueblos y personas de la tierra.

Un día como hoy es necesaria otra Constitución de tipo Humano, universal, que garantice e impulse los derechos y tareas de todos, empezando por los excluidos y las minorías, en línea de humanidad, sin imposición militar de unos y exclusión socio-económica y cultural de otros, en línea de “institución educadora y sanadora”, al servicio de todos.

Éste es el reto: Todos los niños nacen iguales y forman una única humanidad llamada a vivir en igualdad y comunión, en gozo y esperanza (Imagen 1). Pero después la educación nacional, económica y social separa a hombres y mujeres, a ricos y pobres, a nacionales y extranjeros... haciendo a unos buenos y a otros malos (Gal 3, 28).

El tema es complejo y no se puede simplificar, pero hay un tipo de educación nacional y clasista, utilitaria y egoísta, que en vez de madurar a los niños para la diversidad en la unidad humana compartida les educa para la división y lucha. Por eso es necesaria una maduración distinta, una educación sanadora, para la comunión y el gozo del amor sobre el mundo redondo donde por cualquier camino que tomemos encontramos otros hombres como nosotros.

Ciertamente, la Constitución Hispana de los Cuarenta Años (del 1978) tiene sus valores, pero sigue estando al servicio de un estado‒nación‒sistema que impide que todos los hombres y mujeres del mundo puedan ser y sean por un lado iguales ante la ley y el dinero (la vida), siendo por otro distintos, cada persona y cada grupo como quiera, defendiendo los dos principios básicos de la humanidad que son: (a) La universalidad, es decir, la igualdad de todos los seres humanos (varones y mujeres, etnias, culturas, personas…). (b) La protección y promoción de hecho de las minorías culturales-sociales-económica, con los excluidos actuales (extranjeros, “viudas”, huérfanos de diverso tipo…).

Sin duda, la Constitución de los Cuarenta Años quiso dejar abierto el camino para el surgimiento de un tipo de igualdad social, pero, por su misma dinámica interna y por su inserción en un mundo neo‒capitalista no ha podido lograr lo que quería, de manera que con ha crecido injusticia y se ha ratificado la desigualdad interna y externa, entre gentes, pueblos y estados, dentro y fuera de España.

Sin duda, el problema no es la Constitución, sino el tipo de personas que somos los que vivimos dentro de ella. Algún tipo de Constitución nos hace falta, pero con ella sólo no arreglamos nada, a no ser que cambiemos la forma de vida.

Tenemos que cambiar el lobo que llevamos dentro, como muestra la imagen 2, el lobo de Francisco, el lobo de Is 11. Cambiar nuestro lobo para el encuentro con otros seres humanos, pues, en contra del adagio latino (homo homini lupus), el hombre no es lobo para el hombre, sino amigo, compañero de camino.

En esa línea se sitúan los ocho principios que siguen y que trazan una especie de pre-constitución universal de la humanidad.

>> Sigue...


Migrantes de Adviento, nómadas de Dios

Migrantes somos, todos en el mismo vuelo, todos en un mismo barco, pero tendemos a olvidarlo, y por eso lo recuerda la liturgia cada año, al decirnos que volvamos al camino de los hebreos migrantes de Egipto, en busca de una tierra nueva de ley y libertad.

Y así somos, con Jesús, el hebreo, nómadas del tiempo y de la vida, como él lo fue, emigrantes sin casa fija ni morada permanente, como las aves migrantes que trazan su flecha en el cielo, pero no para volver cada año al mismo sitio (como las cigüeñas de San Morales, que ya han vuelto adelantadas para celebrar la Navidad en nuestra torre).

Ciertamente, Jesús es como un ave-cigüeña, pero no puede volver a la torre de su nido, pues no tiene nido ni torre, y así sigue caminando como aquellos que no tienen madriguera, ni una tierra donde descansar la cabeza. Así dijo Jesús a un postulante que quería utilizarle medrar y detenerse en el camino:

“Las aves del cielo tienen nido, las zorras madrigueras,
pero el Hijo del Hombre no tiene donde reclinar la cabeza” (Mt 8, 20).

El término “Hijo del hombre” tiene aquí un sentido extenso, se aplica a Jesús y a todos los que quieren hacer su camino, a los que no tienen más que su simple humanidad, hombres y mujeres del camino, sin necesidad de hacerse pobres porque lo son, sin nido, ni madriguera, ni piedra fija en el mundo:

Jesús supo y nos dijo que la humanidad en su conjunto es una especie migrante, que vuela o navega a su propio futuro que es la misma humanidad, hecha ya Reino, como pájaros del cielo formando una flecha en las nubes, pero no para volver a los nidos de antaño, sino para buscar y encontrar nuevas primaveras de fraternidad.

Así dijo Jesús al que quería aprovecharse de su "religión" para medrar a costa de los otros: "Las aves tienen nido, las zorrar madriguera... pero nosotros, caminantes no tenemos madriguera, ni piedra para construir una casa, ni siquiera nido...

Pero podemos caminar en Adviento, porque Alguien muy por dentro, muy en todos, nos impulsa, nos promueve, para hacer de esa manera el camino de Dios en el tiempo, a los que habíamos perdido todos los caminos, como decía el profeta Juan Bautista...

Así estamos de nuevo este Adviento, como viajeros ante el último tren, como aves en flecha ante la última migración, como zorros a los que han quemado todas las madrigueras. Y así, impulsados por una esperanza mayor que nosotros, seguimos caminando, porque el Adviento es Dios y somos nosotros.

Así nos habla Jesús, que no tuvo siquiera una piedra donde reclinar la cabeza la cabeza, pero abriendo así un camino nuevo, volando, navegando todos...

Nos llama Jesús para que seamos con él camino, pero muchos hemos excavado cuevas donde nos guarecemos, como malos zorros,, para no caminar; hemos cerrado murallas de piedra o de ejércitos armados, para impedir e otros caminen, y vengan a nosotros, como emigrantes de la vida, hemos creado iglesias fijas que a veces defendemos no sólo dogmas fijados, sino incluso con ejércitos... olvidando que así terminamos en manos de la muerte que viene siempre, sin necesidad de documentación.

No queremos caminar, no dejamos que otros vuelen... y así no volamos nosotros, ni ellos pueden hacerlo, y muchos penan y mueren en mares y campos adversos llamando a nuestra puerta cerrada, como si no fuéramos todos Adviento.
(varias imágenes son de mi amigo A. Furlani, de Córdoba, RA. Gracias, Alfredo)

>> Sigue...


25. 11. 18. Soy rey y por eso he venido: Para dar testimonio de la Verdad

Domingo de Cristo rey. Jn 18, 33-37. Poncio Pilato, Representantes del Rey/Emperador de Roma, le pregunta: ¿Tú eres Rey? Y Jesús contesta: Lo soy. Por eso he nacido y para eso he venido al mundo, para dar testimonio de la verdad. (Jb 18, 37).

Jesús identifica así el Reino de Dios con la Verdad, en sentido pleno: Personal y social, material y espiritual, económico, político y religioso. Que de pronto cesen y acaben las mentiras y ocultamientos, de personas y pueblos, de iglesias y personas... de forma que cada uno se abra de un modo transparente ante los otros.

En ese sentido, Jesús es Rey, porque viene a dar testimonio de la verdad..., pero no de una verdad metafísica o teológica, separada de la Vida, sino de la misma vida como transparencia de amor, en comunión de todos y con todos.

Jesús es Rey (y todos podemos ser en él y con él reyes), siendo en verdad lo que somos, en gesto de transparencia, que es amor mutuo, conocimiento compartida, sin armas, sin secretos militares,sin dineros escondidos...

Ésta es la fiesta de la Iglesia, la fiesta de la Verdad . No se trata de decir que Jesús es la verdad y vivir después en un tipo de mentira jerárquica organizada... Se trata, simplemente, de vivir en verdad:

-- Verdad que es transparencia afectiva y personal, sin secretismos de ningún tipo... Se trata de ser lo que somos, de no tener miedo de vivir en trasparencia, en salud expansiva, pues la verdad cura (en el tema de la pederastia, en el tema del dinero, en el tema del poder...).

>> Sigue...


24.XI.18: Un Cristo‒Rey, más parecido a Constantino que a Jesús nazoreo

Domingo de Cristo Rey. Ciclo b. Jn 18, 33-37. A Jesús le condenaron, según el evangelio, por ser un anti‒rey, como proclama con burla el letrero de la Cruz: Jesús nazareno (nazoreo) rey de los judíos.

El gobernador romano se burla de él, llamándole “anti‒rey”, todo lo contrario a lo que puede y debe ser un rey del mundo (como Basileus‒Rey o Emperador de Roma). Y, sin embargo, en vez limitarse a reírse y expulsarle del tribunal, le mata. Ésa es la paradoja, el humor macabro, sangriento y bendito de Jesús que fue ante todo un anti-sistema, es decir un anti-rey, en la línea de Pilato de Jerusalén y de Tiberio de Roma.

En este contexto, quiero decir (diré mañana) que se trata de una Festividad muy moderna, instituída por el Papa Pío XI, el 1925, para celebrar los 1.600 años del concilio de Nicea, donde el Rey‒Emperador Constantino se presentó como heredero real de Jesús, como su representa en el mundo, reuniendo en su palacio y bajo su autoridad a los obispos, que dijeron que Jesús era Hijo de Dios.

Los Padres Conciliares dijeron que Jesús era Hijo de Dios, de la Naturaleza del Padre… pero ese tema le importaba a Constantino menos…, pues a él le bastaba con que fuera Rey… y que él, Constantino, pudiera ser su represente regio sobre el mundo.

Los temas de fondo en esta “fiesta” moderna (y a mi juicio ya “abortada”, en el sentido que quiso darle el Papa Pio XI, que quería seguir siendo “Rey” de Roma) podrían ser éstos:

a. ¿Cómo había cumplido Jesús su tarea de instaurar el Reino de Dios? ¿Cómo expresó y realizó su intento, siendo crucificado por el representante del rey de Roma como pretendiente falso?

b. ¿Cómo pudo pasarse del Jesús anti-rey del evangelio al Cristo rey de una piedad cristiana moderna, Rey de Reyes, con un reino que quiere expresarse en formas no sólo de poder político,sino también de guerra santa?

Desde ese fondo empezaré hoy presentando el título de Jesús como rey, es decir, el motivo de su “coronación” en la cruz, para sacar algunas consecuencias de ello, en línea de inversión "regia" del cristianismo. Mañana indicaré el sentido moderno de esta fiesta… y pasado leeré y comentaré el evangelio de Jn 18, 33‒37 (ser rey es ser testigo y portador de la verdad).

Imagen 1: Letrero de la Cruz, según evangelio de Juan, en las tres lenguas. El original evangélico es el griego. El texto hebreo y el latino son traducciones.
Imagen 2-3. Jesús como Cristo-Rey, que reina en España (y en otros lugares). La imagen 2 es de tipo "monarquico" con la flor de lis de los borbones y los escudos de las naciones-regiones de España en el entorno. La imagen 3 de tipo fascista.

>> Sigue...


Dom 18.11.18. No pasará esta generación: El futuro de Dios, nuestro futuro

Dom 33. Tiempo Ordinario, ciclo B. Mc 13, 24-32. Éstas son las palabras centrales del mensaje escatológico del Evangelio de Marcos, que unidas al camino de muerte y resurrección de Jesús, constituye el eje de su evangelio.

Podían decirse y se decían (o se dirán) palabras semejantes sobre la venida del Hijo del hombre en otros lugares del judaísmo de aquel tiempo, partiendo de Dan 7, 13-14 (como en la tradición de Henoc y en la de Esdras), pero sólo los cristianos identifican al Hijo del hombre con Jesús crucificado y le interpretan en ese contexto.

-No pasará esta generación... Jesús sabía que somos los últimos hombres y mujeres de la vieja humanidad; o cambiamos, y empezamos a vivir de un modo distinto, o terminamos destruyéndonos todos. La forma de anunciar ese fin es distinta en tiempos de Jesús y en nuestro tiempo, pero el tema de fondo es el mismo: Este tipo de humanidad acaba.

- El fin de la humanidad actual está vincula al mismo "equilibrio-desequilibrio" cósmico, vinculado al sol y a las estrellas, al calor, a la polución del aire y del agua, a la lucha a muerte entre los hombres.

- Pero los cristianos creemos, con Jesús, que la destrucción no es la última palabra..., no sólo porque esperamos que él venga, el hombre nuevo... sino porque le esperamos de un modo activo, en camino de esperanza y de transformación personal y social.

Este Hijo de Hombre que viene no tiene rasgos guerreros, ni vence luchando a sus enemigos. Por eso, su llegada no puede entenderse como resultado de algún tipo de guerra (de una batalla de las galaxias), sino como triunfo de la gracia sobre la violencia. Sobre nuestro potencial de destrucción hay una gracia y ternura más alta: la Vida del Hijo del Hombre, que es Jesús, que cura, sana, convierte el odio en potencial transformador de comunión... Frente al poder de muerte de los hombres, el Dios de Jesús (Hijo del Hombre) aparece como signo de Gracia.

‒ Estas palabras ofrecen el centro del mensaje final de la primera iglesia de Jesús, según san Marcos, y así exponen, en forma simbólica (de aviso y advertencia) la manifestación suprema de su poder y gloria de Dios, con la salvación de los elegidos: Jesús, Hijo del Hombre, es esperanza clave de la historia. Dios se manifiesta y viene en forma de nueva humanidad (Hijo de Hombre...): La Gloria de Dios (cielo) es que los hombres vivan, nazcan de verdad.

Estas palabras son, al mismo tiempo, muy fuertes, pues ponen un signo de interrogación sobre toda nuestra vieja historia, hecha en gran parte de mentiras e injusticias, de asesinatos y robos. Sobre este mundo injusto se anuncia y prepara la venida de Jesús, un hombre nuevo... Eso significa que serán destruidos los modelos actuales de vida, hechos de opresión y mentira, de Mamona y Violencia.... Ahora (como dice Juan....)domina la concupiscencia de los ojos (querer tener todo), la concupiscencia de la carne (querer disfrutar todo) y la soberbia de la vida (querer dominar todo..). Pues, todo eso caerá, quedarán la vida humana, los hombres que aman, perdonan y esperan (el Hijo del Hombre).

-- Son palabras de inmensa destrucción... según el modelo del profeta Isaías, que habla de la caída de las Grandes Torres... Caerán las torres soberbias del dinero que oprime, del poder que mata... Caerá nuestra "cultura de pecado y muerte", los grandes capitales reunidos para matar, los grandes estados enfrentados para poseer el mundo... Caerá toda la soberbia humana y quedaremos a ras de tierra, a ras de vida... simplemente para amar en humanidad, para esperar en comunión... Han de caer las torres (incluso algunas torres físicas, que son signo de soberbia que mata a los pobres...)

-- Esta destrucción es un favor que se hace a los soberbios... a los grandes poderes de opresión, como dice la dulce María: Derribará del trono a los potentados, elevará a los oprimidos... El mayor favor que se le puede hacer a los opresores-potentados (al sistema actual de muerte económica y política) es "voltearlo" de su altura, derribarlo, para que así caiga el sistema y se puedan "recuperar" en amor hombres y mujeres ahora cautivos de su impotencia poderosísima, de su opresión, de su caudal de muerte... Lo mejor que se le puede hacer a los hombres del sistema de poder asesino es que caiga el sistema... para que ellos puedan vivir en humanidad. Por amor a los hombres se anuncia aquí la destrucción del sistema de poder actual del mundo.

-- Éste será el gran des-astre..., que comentaré en el texto, siguiendo el evangelio de Marcos... Hasta los "astros del cielo caerán"... Esos astros son el sistema cósmico actual... Pero en sentido más concreto son los poderes del mal, que se quieren elevar como estrellas de luz y no son más que focos de muerte, agujeros negros que todo lo chupan y matan... En el contexto de la apocalíptica judía que está en el fondo de Mc 13, esos astros que caen son los poderes opresores : El poder la Banca de Tiro, del ejército de Babel (como sabe especialmente en profeta Ezequiel). No, no pensemos en demonios con rabo que caen. Todos los lectores de la Biblia saben que esos "astros caídos" (que caerán) son los poderes del dinero y del ejército que matan y destruyen a los pobres.

Éstas son las palabras fundamentales del “otoño cristiano” (en el hemisferio norte). A la caída de la tarde, os examinarán de amor, pues viene el Hijo del hombre... Y en ese examen no quedarán salvadas las estrellas (los grandes poderes de opresión del mundo). Caerán y su caída será causa de gozo para los justos... y causa de posible salvación para todos, pues Dios es de todos...

-- ¿Cuándo? Ya, ahora.. Está sucediendo ahora, está viniendo el Hijo del Hombre... Y vendrá plenamente en el futuro, un futuro que está abierto a la nueva humanidad reconciliada... cuando Dios quiera, cuando los hombres sean transformados... Esta esperanza nos mantiene en movimiento. Es la esperanza de la nueva humanidad, del Hijo del Hombre.

He presentado extensamente este pasaje, con notas eruditas, en mi Comentario de Marcos. Aquí ofrezco un resumen exegético... para aquellos que sigan teniendo aún tiempo. Buen fin de semana a todos.

>> Sigue...


Martes, 22 de enero

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Enero 2019
LMXJVSD
<<  <   >  >>
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031