El blog de X. Pikaza

18.7.18. Montesclaros 2. Tercera Bestia: Mammón, la gran Prostituta

El Apocalipsis de Juan simboliza el mal (es decir, lo diabólico) con dos bestias masculinas y una prostituta/prostituto que destruye todo lo que toca. Esta es la Trinidad Satánica, la revelación final del Diablo, el signo de los últimos tiempos de la perversión de unos hombres y mujeres que pueden destruir la creación de Dios.

-- La Primera Bestia es el poder de destrucción absolutizado, representado en el imperio militar de Roma, el poder y estructura de muerte, el principio del anti-mundo.

-- La Segunda Bestia es la mentira absolutizada, el falso profeta que engaña, seduce y cautiva los cuerpos y almas de los hombres y mujeres.

-- La Tercera Bestia es Mammón, la Prostituta-Dinero, que compra y vende todas las cosas en el mercado de la falsa ganancia y de la muerte.

Ésta es la Trilogía o Trinidad invertida del Dios-Muerte que ha expuesto con detalle el libro del Apocalipsis. Así lo he venido a presentar y exponer en Montes-Claros, en este segundo día de las jornadas teológicas. Buen día a todos, desde la Alta Cantabria.

>> Sigue...


16.7.18. Virgen del Carmen: Camino en el mar, Oración, esperanza de Cielo

15.07.18 | 23:26. Archivado en María, Amor, Ángeles y demonios, Oración, espiritualidad

La Iglesia católica celebra este día la memoria de la Virgen María, Madre de Jesús, bajo el título del Carmen (Monte Carmelo). Ésta es una advocación entrañable, vinculada a tres signos o motivos importantes de piedad y vida cristiana:

-- Oración Contemplativa . Al norte de Palestina, en una zona cercana a Nazaret, se alza sobre el mar el Monte del Carmen, antiguo santuario donde celebró el profeta Elías la victoria de Yahvé, Dios de Israel. Allí se reunieron en el siglo XI-XII d.C. un grupo de ermitaños cristianos para recordar a Elías y especialmente a María, la Madre de Jesús en contemplación. Con este motivo desarrolló san Juan de la Cruz un Camino de contemplación como Subida al Monte de Dios, que es el Carmelo, Monte y el Huerto de María, patrona de orantes cristianos.

-- Compañía en el peligro, Virgen del mar. María del Carmen es la Virgen y Amiga de los hombres y mujeres del mar, que acompaña a los marinos desde su montaña, sobre sobre Haifa, que hace casi de frontera entre Israel y Fenicia, a un "tiro de piedra" de los puertos más importantes del oriente antiguo, entre ellos el de Tiro. A la vera de este monte de la Virgen llegaban los barcos cristianos durante la cruzadas... Por esta razón, la Virgen del Monte Carmelo ha sido y sigue siendo patrona de marinos, en gran parte del mundo cristiano, al menos desde Hondarribia a Fisterra, desde Cádiz a Venecia.

Con este motivo he querido colgar en mi blog una reflexión teológico-piadosa sobre el Ave-María, que es la Oración del Ángel de la Anunciación, la Oración de la Iglesia, dedicada a la madre de Jesús.


Esa ha sido y sigue siendo una de las oraciones más populares de los cristianos católicos, que se alegran de repetir el saludo del Ángel a María, con la bendición de su prima Isabel (ambos temas son del Nuevo Testamento) con la petición de la Iglesia que sigue manteniendo la memoria de María, la madre de Jesús, para compartir con ella el camino de la vida.

-- Virgen de la Buena Muerte, esperanza de cielo. Finalmente, la Virgen del Carmen se encuentra asociada con el camino final de la vida, es decir, con la muerte y con el "paso" del alma (del hombre) a la gloria. En ese contexto se ha dicho y se sigue diciendo que ella acompaña como madre y amiga a los que tienen miedo de la muerte, a los que tienen necesidad de algún tipo de "purgatorio", es decir, de purificación en el amor para encontrar al Dios de Cristo.

Buen día a mis hermanos y hermanas carmelitas (¡este año he convivido con las hermanas de Córdoba Arg.y con las de Donamaria y Hondarribia...) . A ellas va dedicada esta meditación mariana.

Buen y feliz día a las cármenes, con mi madre, que era y es Carmen, desde el cielo, y con Mabel, mi mujer, devota del Carmen, que ha sido y sigue siendo para mí el mayor regalo de la Virgen del Carmen, en oración, compañía y esperanza de cielo.

Buen día, finalmente, a los hombres del mar, como era mi padre, en un tiempo de cambio difícil como es este... y también a los contemplativos, que siguen descubriendo en María un signo del Monte Carmelo, el monte de la contemplación y del misterio que conduce a Dios (y que en el fondo es Dios).

>> Sigue...


10.6.18. Dios o Satán. Discusión entre Jesús y los escribas (Mc 3, 22-30).

Dom 10, tiempo ordinario. Ciclo B.Éste es un pasaje de controversia social y escatológica, una disputa múltiple:

-- Acusación de los escribas (3, 22) y respuesta simbólica (parabólica: cf. 3, 23) de Jesús (3, 23-29), estructurada en forma de quiasmo con una advertencia del redactor (3, 30), recogiendo en paréntesis o aparte narrativo la acusación de los escribas (cf. 3, 22).
-- Respuesta de Jesús con elementos de tipo sapiencial y apocalíptico (3, 23-27), que desemboca en una revelación escatológica (3, 28-29), centrada en el perdón universal de Dios y el pecado "imperdonable" de los hombres (que consiste en destruir a los pequeños).

Se plantea así el tema clave del enfrentamiento de Jesús y los Escribas sobre la acción y presencia del Diablo (Belcebú), que negador de libertad y de salvación de los pequeños.

-- Los escribas acusan a Jesús llamándole endemoniado, porque se opone a su pretensión de dominio destructor, de fondo falsamente religioso.

-- Jesús se defiende, insistiendo en el pecado contra el Espíritu Santo, que consiste en no dejar que Dios (su enviado mesiánico) libere a los pobres y posesos. Éste es el pecado de aquellos que negando a los otros se niegan y destruyen a sí mismos.

Buen domingo a todos.

>> Sigue...


(Exor 6) “Manada” angélica: los primeros violadores (1 Henoc)

22.05.18 | 08:06. Archivado en Judaísmo, Ángeles y demonios, Violencia

Presenté el otro día el “crimen” de la manada a la luz de Gen 6-8,, un texto clave de la Biblia que nos ayuda a entender el hecho y el juicio de la violación en cuadrilla de Pamplona, en el San Fermín desdichado de 2016.

Hoy desarrollo la “versión angélica” (más mítica) del tema que aparece en el apócrifo de 1 Henoc, destacando algunos rasgos nuevos, más estremecedores de esta versión, que la Biblia no se ha atrevido a incluir en el canon oficial por su crudeza:

‒ 1 Henoc presenta a los violadores como Ángeles de la Guarda (vigilantes), que en vez de dirigir y ayudar a los hombre les pervierten, violando a las mujeres.

‒ Esa violación tiene un matiz sexual, pero más que pecado de sexo es de prepotencia y opresión humana, en línea de posesión diabólica. Estos violadores “diablos personales” que poseen a las “bellas” mujeres y destruyen toda la humanidad. En ese contexto resulta necesario crear un nuevo tipo de "exorcismo" social y personal contra los violadores, que se creen ángeles y no son más que bestias.

La Biblia judía (y cristiana) no ha querido aceptar este libro de Henoc en el canon, porque piensa (además de lo dicho: la crudeza de la escena) que el pecado destructor es "nuestro" (de hombres) no de ángeles. Los culpables de la destrucción de la humanidad somos nosotros, no unos diablos que han “poseído” y quieren poseer a las mujeres, violándolas por sexo y deseo de violencia. No podemos echar la culpa a otros, unos aliens satánicos; somos nosotros los culpables.

‒ A pesar de no ser "Biblia", el argumento del libro de Henos está en el fondo de gran parte de la tradición social y religiosa, judía y cristiana… marcando simbólicamente el origen de todos los pecados, como violación sexual y violencia personal, como se sabe desde el libro de los Jubileos hasta San Juan de la Cruz, cuando dice “debajo del manzano, donde tu madre fuera violada”.

Por eso quiero exponer aquí algunos rasgos de esa “primera violación”, entendida como pecado original, que sigue marcando la vida de los hombres y mujeres, como muestra de un modo muy claro el “crimen de Pamplona”.

Ciertamente, los culpables principales siguen siendo unos ángeles-machos (hombres), pero tampoco las mujeres son inocentes, pues el mismo mito supone que muchas de ellas han querido y quieren ser violadas, como sigue suponiendo el mito, como verá quien lea.
Como muestra la imagen 2 (final), este tema ha sido desarrollado en mi Antropología Bíblica, Sígueme, Salamanca 2005.

>> Sigue...


(Exor 5). Una manada bíblica: La violación de los sanfermines

16.05.18 | 00:53. Archivado en Amor, Ángeles y demonios, Sociedad, política, Violencia

La sentencia de algunos jueces de la “manada” que no han visto violación, sino abuso (casi un simple pecado venial), en el hecho de “poseer con jolgorio grupal repetido” (y casi festivo) a una muchacha indefensa en los sanfermines del 2016 ha conmovido la conciencia de millones de ciudadanos, que sospechan, con razón, que se ha tratado y se trata de un delito criminal, que es, con el asesinado, a sangre fría o caliente el mayor de los crímenes de este mundo.

Así lo ha sentido y juzgado la Biblia en Gen 6, un texto al que muchos ciudadanos y jueces deberían volver para aprender lo que significa una violación en manada, con el riesgo de “diluvio” y destrucción que conlleva.

Entre el delito de la manada de Pamplona y el de la primera “manada delictiva” de la Biblia que se cuenta en Gen 6 y se repite de forma más simbólica en el libro de 1 Henoc hay una serie de paralelismos sorprendentes, que nos muestra de inmediato el peligro que un gesto como ese tiene para la vida humana.

1.Quizá el mayor agravante del delito de Pamplona es que lo cometa una “manada”, en la que unos animan y excitan a otros, haciéndolo en común, sobre una muchacha indefensa. Pues bien, tanto Gen 6 como 1 Henoc 6 afirman de modo sorprendente que la primera “manada humana” se formó y se constituyó para violar mujeres. Así encontramos de nuevo en Pamplona una horda machos originarios que se creen ángeles y son sólo un rebalo violador. (Desde una perspectiva antropológica, tanto S. Freud como R. Girard han puesto de relieve el sentido y sentido y riesgo de esta primera horada/manada).

2. Los miembros de la manada son machos que se creen “buenos”, con derecho a hacer lo que hacen. Gen 6 les llama hijos de Dios, es decir, gente ejemplar, que van por ahí dándose importancia Por su parte 1 Henoc 6 dice que eran “vigilantes”, una especie de ángeles guardianes a los que Dios mismo encargó que cuidaran a los débiles… El relato de Pamplona añade que uno era (¿es?) Guardia Civil, otro Soldado, hombres comprometidos con juramento a cuidar y defender a los demás.

3. Un caso como éste es principio y causa de destrucción del mundo… Gen 6 dice que por este “pecado” vino el diluvio, mostrando así, con toda claridad, que un tipo de conducta como ésa desemboca en la destrucción del mundo. Por su parte 1 Henoc advierte que éste es el pecado “satánico” por excelencia (al lado del matar…). Donde se viola de esa forma a las mujeres, en manada, nacen los demonios.

4. He dicho que los violadores son sevillanos, de la patria de Don Juan Burlador, héroe nacional hispano, según han escrito Tirso de Molina y Zorrilla. Pero Don Juan era un “burlador”, no un grupo de violadores, que es cosa muy distinta. Tirso lo manda al infierno… El romántico Zorrilla afirma en cambio que le reeduca y regenera una de las mujeres burladas…

4. Pero vuelvo a la manada. Dentro de la Biblia (Gen 6) su “pecado” es el principio de todos los pecados, causante del Diluvio Universal, que contamina a la humanidad entera. En esa línea, somos culpables todos, incluidos los jueces de Pamplona, responsables directos o indirectos de “manadas” como esa. No se trata pues de condenar sólo a los cinco de la manada (en especial al Guardia Civil y al Militar), sino de convertirnos todos, creando una sociedad que rechace toda violación, pues, de lo contrario, estaremos en riesgo de diluvio…

>> Sigue...


(Exorc. 4) Número de la Bestia (666), la opresión económico

Presenté hace tiempo (30.05.10) una primera versión de este tema, al filo de mi comentario del Apocalipsis. Desde entonces han pasado muchas cosas, pero el motivo de fondo sigue siendo el mismo. Por eso quiero retomar este motivo, que es el más famoso de la Biblia, y quizá de la historia cristiana, en el contexto de esta mini-serie sobre los exorcismos.

Después de haber tratado de la Primera y de la Segunda Bestia (cf. Ap 13, 1-10 y 13, 11-17), el Apocalipsis quiere orientar a sus lectores y ofrecerles un conocimiento inicial del número y sentido de la Bestia:

Ésta es la sabiduría
Quien tenga entendimiento
Calcule el número de la Bestia,
Pues se trata de un número humano: 666 (Ap 13, 18).

Para situar el tema tendré que repetir algunos conceptos fundamentales sobre el Apocalipsis, pues sin ellos no se entiende el sentido del Número:

‒ El Apocalipsis no trata de algo que sucederá simplemente en el futuro, sino del sentido y condición del presente,
en tiempo del autor (hacia el 90 d. C.), que puede aplicarse bien a la actualidad (año 2018). Por eso el número de la Bestia (esto es, de lo demoníaco) puede aplicarse a una persona (realidad) de entonces o de ahora.

‒ El cálculo del número de la Bestia no sirve para conocer cuándo acabará el mundo (ni el nombre de un posible demonio particular), sino para interpretar y conocer mejor la realidad actual(2018). Es normal que se hayan dado diversas interpretaciones.

‒ Es número (666) pudo aplicarse en otro tiempo al imperio/economía de Roma; hoy puede aplicarse a un tipo de poder económico/político/militar que quiere y no puede divinizarse, pero que destruye a los hombres, especialmente a los pobres

‒ Conocer el 666 significa conocer que por encima de todos los poderes pervertidos de tipo demoníaco (¡humano!) está Dios, que es divino... y principio de verdadera humanidad. Éste no es número de brujería, sino de consuelo. No es número de magia y adivinación, sino de fe en el Dios de la vida, por encima de todos los posibles poderes de muerte.

-- De manera sorprendente, el número de la Bestia, es decir, del Diablo, es un número económico... La más honda posesión diabólica tiene para el Apocalipsis un elemento de opresión económica

Buen día a todos los que quieran seguir adivinando este número, calculando, orando, gozando, porque saben que sólo Dios es Siete (Dios)... y que todos los poderes del mundo acaban, como el seis-seis-seis.

>> Sigue...


Exorcismos 2. Guerra original, la madre de todas las guerras

Presenté ayer el tema general de los exorcismos de Jesús, y entre las respuestas recibidas quiero destacar la de la colega y profesora argentina Graciela Moranchel, a quien agradezco mucho su intervención, que empieza así:

Muy completa la explicación de Xabier Pikaza. Sin embargo, "la" pregunta que se hacen algunos cristianos es si existe el demonio o el diablo como un "ente personal" capaz de poseer, habitar y manipular a su antojo la vida de una persona, situación que sólo podría ser remediada por medio de "exorcismos" realizados por "sacerdotes" especialmente entrenados.

Mi respuesta, como cristiana y teóloga, es que no existen tales seres personales, esencialmente malos, con esa capacidad de ingresar al interior de la gente para destruirla. Lo que en la Biblia se llama "demonios" estaba referido a ciertas enfermedades, físicas, psíquicas o espirituales difíciles de curar, que llevaban a la locura, como muy bien describe Xabier Pikaza (sigue enhttps://www.facebook.com/xabier.pikaza?fref= )

Concuerdo básicamente con G. Moranchel:

-- No creo que los demonios (con el diablo) sean personas, sino que son más bien poderes cósmicos y sociales, como dice con enorme precisión san Pablo. No son personas, con nombre y apellido,sino lo contrario a las personas... Ciertamente, se expresan y actúan en los más débiles de la "cadena humana". Son signos del "poder de destrucción" que "habita" en nuestra historia y tiende a destruirla.


-- Esos poderes provienen de la "estructura de una creación finita y libre..." y de la misma mala voluntad de los hombres y de sociedades...
, como un agujero negro que tiende a succionarnos, y como sigue diciendo san Pablo el responsable de que existan es en último término el hombre, el Adán de Rom 5, no un Diablo mitológico... Hemos sido y somos nosotros, los hombres concretos, que nos alzamos contra la verdad y la gracia de la vida, y nos sometidos a un tipo de esclavitud cósmico-social..., vinculada también a nuestra forma de ser en el mundo).

-- La lucha contra los "demonios" sólo puede establecerse y vencerse con mucha humanidad, es decir, con un tipo de presencia y acción sanadora , con medios técnicos (medicina, psicología... ) y sobre todo con medios "humanos" (cercanía personal, gratuidad, cuidado...). Esos sacerdotes-exorcistas a los que alude G. Moranchel pueden estar bien, si nos ayudan a entender el tema, pero me parecen en gran parte folclóricos e ingenuos (una especie residual, a la que me gusta ver con ternura), pero creo que en el fondo no ayudan a resolver el tema.

-- Los demonios más duros son de tipo "social", como sabe y ha descrito con enorme exactitud el libro del Apocalípsis.. Demoníaco es el poder perverso de un tipo de imperio militar enloquecido (el loco de Gerasa); demoníaco es un "dinero/capital" divinizado (Belzebú y Mammona son palabras emparentadas de Jesús...). Los pequeños exorcismos particulares pueden tener un valor psicológico, sin están bien hechos, por gente seria y sensata, no enfermiza ni mitológica..., pero los causantes de la gran "posesión demoníaca" son lo que llama San Pablo "poderes de las tinieblas" (la violencia y el dinero enloquecido...).

Jesús identificó el demonio con la enfermedad mortal del hombre, la que mata de verdad al ser humano, empezando por los más débiles de la cadena, como he dicho. Lo demoníaco, pues, no es persona, sino lo contrario a la persona. En ese sentido "no existe en sí", pero destruye lo que existe, como parásito militar, económico, social...

-- Ese demonio-parásito lo creamos nosotros, no tiene realidad en sí, pero puede "des-crearnos". Contra ese parásito buscó la Verdad, el Amor cercano, la ternura poderosa...Así apareció y actuó como exorcista personal y social, y fue asesinado por ello.

Seguiré hablando del tema, evocando en especial el gran "exorcismo" del Apocalipsis. Hoy me limito a seguir desarrollando el tema iniciado ayer. Buen día a todos, desde Jesús, el exorcista.

>> Sigue...


Moro contra Lula: Un caso de psicología clínica y de cristianismo (M. R. Losada).

Con Moro contra Lula ha vuelto a triunfar el poder absoluto de los oligarcas, que se han apoderado nuevamente de Brasil de un modo “legalista”, injusto y anti-humano, al servicio de la oligarquía del petroleo, de unos medios de comunicación-dominación y de la tierra, mientras el pueblo sigue bajo el hambre y la ignorancia teledirigida.

Éste es el diagnóstico que ofrece a continuación M. R. Losada, psicólogo clínico, analista cultural, experto en S. Freud y en la dinámica de ocultamente, mentira y violencia económica que triunfa en una sociedad marcada por el signo del gran macho dominante, que mantiene sometida a la manada com métodos muy simples de opresión económica y social (en el fondo sexual).

No hace falta apelar a valores de transparencia amorosa y de ayuda al hambrientos que proclamaba Jesucristo, ni siquiera a los principios de la verdad que defendía Sócrates, ambos condenados por la oligarquía de las dos ciudades más significativas de occidente: Jerusalén bajo los 71 votantes del Gran Sanedrín (que condeno “democráticamente” a Jesús), Atenas bajo los 30 tiranos representantes del poder puro (también “democrático”), que no toleraba que el simple pueblo de Atenas pudiera pensar por sí mismo.

En este caso basta un simple manual de psicología de Freud, con sus reflexiones sobre la naturaleza represora de una cultura del poder en estado puro, como es la de cierto Brasil, que no ha logrado (no ha querido) superar una ideología de esclavitud (¡un gran pueblo hecho de esclavos al servicio de unos facendeiros) y de sometimiento de las masas. Desde aquí se entiende el “pecado” real de Lula, que ha tenido equivocaciones (sin duda), pero que ha querido lograr para Brasil dos cosas, y en parte las estaba logrando:

1. Que todos los brasileños coman (como quería Jesús de Nazaret). Su programa de “hambre cero” seguirá siendo un ejemplo político-social para el futuro. Pero los nuevos y eternos oligarcas de Petrobras y O Globo no quieren que el pueblo coma, sino que su sistema triunfe. Por eso apelan a Moro.

2. Que todos los brasileños piensen, que puedan estudiar y razonar libremente (como quería Sócrates en Atenas). Pero a la nueva y eterna oligarquía de Petrobras y O Globo no le interesa el pensamiento ni la libertad, sino el triunfo de su ideología al servicio del poder, que es el dinero.

Así argumenta M. R. Losada, gran profesor de psicología profunda de las Universdidades de Rio y Recige, con más de cuarenta años de experiencia, analizando día a día, en su diván clínico, a todo tipo de personas de Brasil. A quien se debe analizar es a Brasil… como ha querido hacer Moro, el juez estrella (¡que se dice gran cristiano!), que utiliza un tipo de ley (que en su nivel es buena) para impedir el pensamiento del pueblo de Atenas y de la multitud de Jerusalén, que es hoy el nuevo Brasil, que quiere pan y estudio (pensamiento) para todos.

Ciertamente, en el juicio de Moro contra Lula (que es un tipo de Brasil contra el Brasil más hondo de aquellos que quieren simplemente comer y estudiar) hay elementos legales. Parece evidente que Lula ha tenido “errores”, pero su revolución ha sido y seguirá siendo (así lo deseamos muchos) una de las más limpias del mundo moderno. Pero sus “errores” han estado al servicio del pan y de la cultura del conjunto de los brasileños.

Ahora que Lula está en la cárcel y que los tiranos (en el sentido clásico del término, bien analizado por Aristóteles) siguen triunfando en Brasil es tiempo de pensar y de esperar, pues la semilla del pan y del conocimiento ha sido sembrada, como hace M. R. Losada, cuyo trabajo he querido ofrecer en mi blog.

Ciertamente, hay más elementos en esta gran “tragedia” de Brasil. Pero entre ellos destaca el “juego y lucha/oposición” de cristianismos, el de Lula y el de Moro. Uno quiere que todos coman y piensen. Otro quiere que se cumpla un tipo parcial de justicia, aunque tenga que perecer el mundo entero (fiat iustitia et pereat mundus) como decía el gran adagio invertido del Derecho Romano.

Gracias Losada, muito obrigado, una vez más por tu sabiduría y por tu aportación a mi blog. Perdonen los lectores que deje en brasileño el texto. Para conocer la identidad de Sérgio Fernando Moro, el juez estrella que há dirigido el proceso contra Lula (com otros processos sin duda más justos) pueden acudir a google.
Imagen 1: Lula, rodeado de su pueblo, antes de ser llevado a la cárcel.
Imagen 2: Moro, el juez estrella.

>> Sigue...


¿El Diablo, un ser personal? Exorcismos 2.

Según comenta hoy (9.4.18) RD: El Papa dice que el diablo es persona y "no un mito, un símbolo o una idea".

Acepto sin más lo que dice el Papa, insistiendo con él en la importancia del Diablo (como puse de relieve en la postal de hace cuatro días: Exorcismo 1: 4.4.18).
Pero el Papa, que es "pastor", no tiene afinar críticamente las palabras, mientras yo que soy un pobre "teólogo" debo hacerlo, por cuestión de oficio:

a. Así cuando él dice que el Diablo es un "ser personal" yo debo matizar. Estrictamente hablando, personas son los seres humanos, y en otro sentido más hondo "persona el Dios" (¡tres personas!). Respecto al Diablo es mejor no entrar en el debate, y decir que es ciertamente una "entidad", y que es "real" (real y poderoso), pero sin decir que es persona o no. Personalmente me inclino a pensar, con la Biblia y con la gran Teología, que no es persona, en sentido estricto.

b. El Papa añade que el Diablo no es un mito ni un símbolo... Aquí me atrevo a disentir, por el valor de las palabras... Pienso que el diablo es un "mito", pero no en el sentido de "puro cuento", de simple "fantasía". Mito no es lo contrario a realidad, sino la realidad en sentido intenso. En esa línea añado que el diablo es un símbolo, es decir, una realidad de gran valor significativo, un principio de realidad (en sentido humano y social profundo).

c. El Papa dice, finalmente, que el diablo no es una idea... Ciertamente, el diablo no es una idea, en el sentido débil del término... No es puro fantasía mental, en la línea de un "espiritismo débil". Pero en sentido profundo, el diablo es una "idea poderosa", de tipo individual y (sobre todo) social. Está vinculado con el mundo de "ideas" de los hombres, pero de las ideas trans-personales, sociales...

Repito en esa línea que el Papa como "pastor cristiana" hace bien en emplear esos términos (persona, no mito, ni símbolo, ni idea...), pero la teología debe precisarlos, con la ayuda de la Biblia y de la tradición cristiana, acudiendo, al mismo tiempo, a la psicología y a la historia de la cultura y de las religiones. En esa línea se sitúan las reflexiones que siguen, que forman parte de mi Diccionario de las tres religiones, donde he dado gran importancia al tema. Siga leyendo quien piense que el tema merece la pena, aunque quiero decir ya desde ahora que lo que importa no es definir al Diablo en teoría, sino luchar en este mundo contra lo diabólico, como hizo Jesús de Nazaret.

>> Sigue...


Exorcismos: 1. Tema bíblico (sobre un Curso de los Legionarios de C. en Roma)

El curso lo imparte el Ateneo Reina de los Apóstoles, de La Legión de Cristo, bajo la dirección de P. Barrajón, en Roma, a un tiro de piedra del Vaticano.

Significativamente, el "demonio" más conocido del Nuevo Testamento era un militar de Gerasa (Mc 5), rica ciudad trasjordana, que se llamaba a sí mismo Legión, un legionario romano enloquecido, a quien Jesús "liberó" de su enfermedad (su locura violenta).

Pues bien, ahora,los legionarios de Cristo de la nueva Roma imparten lecciones de exorcismos , van por el curso XIII, para toda la cristiandad católica, y lo hacen de un modo muy profesional (lo sé de buen fuente), pero tengo la impresión de que no presentan los exorcismos de Jesús y de la Iglesia de un modo radicalmente evangélico. en plano individual y social, terapéutico y religioso.

Para conocer esa oferta de los Legionarios sobre exorcismos, en Roma, pueden verse sus páginas web, con el programa del curso presencial, dirigido por D. Pedro Barrajón (16-21 abril, Roma: https://sacerdos.org/es/exorcismo-y-oracion-de-liberacion/ ), o con programas de otros cursos on line, para exorcistas clérigos y colaboradores, en línea pastoral (cf. http://www.alterchristus.org/actividades_CursoExorcismo.htmla).

He "trabajado" algo sobre el tema, colaborando con un famoso exorcista, en la misma Roma, pero me interesa sobre todo su aspecto teórico, en línea bíblica y religiosa, política, social y terapéutica, y con ocasión de este curso de los Legionarios, quiero reproducir un trabajo que escribí para el Diccionario de las Tres Religiones (págs. 399-404, sin incluir la parte musulmana, escrito por mi amigo y colega A. Aya).

Presento hoy sólo la parte de las religiones y el Antiguo Testamento. Seguiré exponiendo el tema en días sucesivos: ¡Buena Semana de Pascua pascua a los amigos de mi blog!

>> Sigue...


Bajó a los infiernos. Sábado Maldito, Sábado Santo

Le llamamos Sábado Santo, podríamos llamarle Sábado Maldito, el día nefasto de todas las maldiciones.

Los judíos del tiempo de Jesús, como los adventistas cristianos del siglo XXI siguen esperando el Sábado Final de la Gran Reconciliación, el Día Séptimo de Creación (Gen 1-2), la Paz definitiva, Día-Shalom, concordia de Dios y de los hombres.

Pero murió (fue asesinado Jesús) y llegó el Sábado Maldito de las mil destrucciones, el sábado sin nombre de los ajusticiados sin justicia, de los enterrados sin tierra honrosa, de todos los que bajaron y siguen bajando al extremo final de la destrucción.

En ese contexto de Sábado Maldito, que Dios ha transformado por Jesús en Sábado Santo de Vigilia Pascual, quiero ofrecer mi pequeña propuesta, de base bíblica, a partir de lo que digo en mi Gran Diccionario de la Biblia (Verbo Divino, Estella 2015). Lo hago en partes: (a) Una de tipo introductorio, ofreciendo una visión del infierno, los infiernos en las diversas religiones y culturas.(b) La segunda de tipo cristiano, presentando el sentido cristiano de este Sábado de Jesús,vigilia de Pascua.

>> Sigue...


¿Existen los ángeles? ¿Cómo existe el Diablo? Respuesta de Jesús

19.02.18 | 23:44. Archivado en Amigos, la voz de los, Ángeles y demonios

Ayer presenté una larga postal sobre los ángeles y al Diablo. Y me ha escrito Francisco, preguntándome:

Pero ¿existen de verdad los ángeles y el diablo? ¿Por qué no respondes de un modo sencillo con un sí o con un no?

Sencillamente, no puedo responder de esa manera, a pesar de que he escrito cientos de páginas sobre el tema... Tampoco Jesús respondió con un sí o con un no, sino que hizo algo mucho más profundo: Luchó contra lo demoníaco, que expresar el sentido de Dios (el sentido de lo angélico) en el mundo.

Por eso:

a. No puedo decir si los ángeles y el Diablo existen, como existe esta casa o el río Guadalquivir… o como existes tú, Francisco? No, los ángeles y el Diablo no son cosas que podamos meter dentro las coordenadas cartesianas… de un modo material, sino que forman parte de nuestra propia vida humana, en relación de presencia o ausencia de Dios, en un contexto de bien o de mal...

b. Pero tampoco puede decir que no existen, en contra de lo que algunos llaman la desmitologización racionalista. Ciertamente, existe lo angélico, espacio superior de gracia que nos inunda y desborda. Existe lo demoníaco… pero de un modo distinto.

c. Quizá la misma palabra realidad (de res, cosa) y la palabra exsistencia (de estar fuera…) son al fin muy problemáticas. Quizá esos «seres» (ángeles, demonio) no tengan realidad cósmica, no sean eso que algunos han llamado «entes a la mano» (utensilios) o «entes a los ojos» (ideas). En este campo la teología no ha dado todavía sus pasos decisivos.

d. Por otra parte, debo añadir que resulta plenamente ambiguo, por no decir equivocado, empeñarse en llamar a los ángeles y al Diablo realidades personales. Es difícil que podamos llamarles personas, en el sentido en que decimos que Dios es personal, o que somos personas los seres humanos…. Pienso que acaba siendo una osadía el decir que los ángeles y el Diablo son personas.

Lo más que podríamos hacer es situar a los ángeles en el ámbito de lo personal (personalizante) y concluir en el Diablo (lo demoníaco) existe en el plano de lo antipersonal. Unos y otros, ángeles y Diablo, “son”, en un sentido extenso: Ellos forman parte del gran drama de la historia de Dios con los hombres. Con esto nos basta. El sentido más exacto de su realidad o existencia suscita tales dificultades y preguntas que aquí no podemos ni siquiera plantearlas.

Por eso, en vez de decir si los ángeles y el diablo existen… quiero volver a presentar lo que dice de ellos Jesús, en los evangelios sinópticos y en el evangelio de Juan

Imagen 1. Ángeles niños de Rafael Sanzio (de la Madonna Sixtina, 1513/4)
Imagen 2: R. Bellver, el Ángel Caído, parque del Retiro, Madrid (1877)

>> Sigue...


Martes, 25 de septiembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Septiembre 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930