El blog de X. Pikaza

Cristo Rey: Reinaré en esta casa, reinaré en el mundo

Varias veces he tratado del tema, y hoy vuelvo para comentar las tentaciones de Jesús , que son básicamente las del Reino (que él rechazó).

Pero más que las tentaciones de Jesús y de su reino en el pasado me interesan las tentaciones propias del Jesús de la Iglesia actual , pues ella ha podido caer bastantes veces en la tentación del Reino, en contra de Jesús (como ponía de relieve, de forma emocionada y profética, el Cardenal Y. Congar en varios de sus libros y memorias, que cito en mi Historia de Jesús).

El tema del Reino de Jesús (¡y de la Iglesia!) está lleno de imágenes y proyecciones políticas, que vienen desde Constantino hasta los vencedores de la guerra española del 1936-1938 (imagen) y Guerrilleros de Cristo Rey, de infeliz memoria en nuestra tierra.

Es un tema que no se encuentra aún resuelto, pues muchos quieren seguir teniendo una Iglesia entendida como Reino (¡dictadura!) sobre las conciencias, no en sentido puramente político, pero sí de imposición social

No quiero tratar de Cristo Rey arriba (en el puro cielo), sino de la tentación de un tipo de Reino en este mundo, un Reino de fondo religioso (falsa ideología) que corre el riesgo de volverse infierno para miles y millones de personas, sin pan, sin verdadera libertad, sin autonomía de conciencia.

En esa línea insisto en el infierno de este mundo, que es el anti-reino, señalando con un adagio latino que ubi Diabolus ibi et Infernus, esto es, donde está el Diablo, aquello es infierno. Ofrezco una reflexión tomada de un documento clásico de Dostoievsky, pero adaptándolo y aplicándolo a nuestras circunstancias económicas, sociales e intelectuales, desde la perspectiva de las tentaciones de Jesús.

Del infierno en el mundo trata el relato de las tentaciones de Jesús, que trazan con tona nitidez un programa de anti-reino (esto es, de Diablo), no de Reino, en este tiempo duro en el que entramos, inquietados muchos de nosotros por el efecto Trump, pero olvidando quizá que gran parte de los gobernantes de hecho son como Trump, pero con careta, incluso peores que él.

Buscamos el Reino del Pan (¡nuestro pan, nuestro capital!), hablando de votos y de democracia, pero con gobiernos al servicio de los poderosos (es decir, del mismo capital), inventando para ello una ideología del progreso y de la seguridad de fondo falsamente religioso, apelando incluso a las Iglesias.Así lo mostraré en las reflexiones que siguen, que no tratan de política en sí, sino de evangelio y de iglesia.

El problema, a mi juicio, no está en cambiar el gobierno (aunque unos gobiernos pueden ser mejores que otros), sino en cambiar los principios y estructuras de la vida humana, empezando por el pan/economía (al servicio de todos), y siguiendo por el poder político (que no ha de ser un arte de dominio, sino de comunicación en libertad), para culminar en la ideología, que es el pensamiento (religión) como experiencia de libertad compartida, en gratuidad.

Quiero con estas reflexiones, quizá intempestivas, trazar el sentido de este día de Cristo-Rey, superando las tentaciones de un reino diabólico. Buen día de Cristo Rey a todos a todos.

Imagen 1. Ingenua (y falsa) propaganda de la posguerra española... Digo ingenua, porque la situación actual es más pervera ¿Se podría hoy poner un letrero: Reinaré en el Capital, reinaré en el mundo?
Imagen 2. Portada/puerta de mi libro sobre Jesús, de donde he tomado las reflexiones de esta postal, en una línea de comunión económica, comunicación social y libertad de conciencia, iluminada por la verdad.

>> Sigue...


El "no" a la paz en Colombia ( un tema religioso). Las víctimas votaron por el "sí"

Ha sido la mayor noticia de este día (3.10.16), la más trágica y difícil, la más lógica… Ni la derrota de Sánchez en España (con la posible desintegración de PSOE), ni las "ocurrencias" de Trump en USA pueden compararse con ella: Una mayoría no muy grande, pero muy significativa, ha votado en contra de esta paz en Colombia (es decir, de paz propuesta por el gobierno y la guerrilla).

Las víctimas votaron por la paz... (como muestra una tabla del final de esta postal)... Los que sufren de verdad votaron que "sí" al proceso de pacificación.

Muchos prepotentes han votado que "no"... Dicen que no quieren "esta paz", sino una paz más justa, la que sería de ellos. En el fondo quieren seguir imponiendo su dictadura sobre el pueblo.

Pasé por Colombia hace exactamente quince días (el 18.9.16). Tuve una tarde de aeropuerto para (el Dorado), para leer y descansar, antes de tomar el vuelo para Madrid. En principio no quería más que dormitar un poco y ver algunas máscaras sagradas de las culturas precolumbinas. Pero quiso la casualidad que se sentara a mi lado una profesora jubilada de música, ella de paso para USA, yo para Madrid.

Hablamos evidentemente de la próxima paz en Colombia. Al poco rato entramos (entro ella) en los secretos, en la sombras y las luces, de la trama. Como si nos conociéramos hace más de veinte años, así pasamos más de tres horas, en torno a su guitarra de profesora, en torno a su inmensa melancolía, por su mayor sabiduría. Algo de esto es lo que me dije de la imposible paz en Colombia: ¡Votaremos en contra de esta paz, me dijo, recuérdelo en su día, y será un día malo para Colombia... habrá que empezar de nuevo!

Yo recordé mis estudios de Biblia, mi libro sobre la Historia de Jesús, donde afirmaba que muchos dicen paz paz, pero en el fondo quieren la guerra. Así he recordado a lo largo del día de hoy sus palabras.... No, no era posible esa paz.

Por eso me resulta en el fondo positivo el resultado del referéndum de Colombia, no por lo que ha dicho, sino porque exige que hagamos una más honda reflexión. Quizá había que decir que “no” a este tipo de paz, habrá que buscar otra.

Lo que publico a continuación no es sin más el resultado de mi estudio sobre el campo, ni antes ni después del referendum, aunque algo conozco sobre el tema. Es, más bien, el resultado y resumen de esa larga conversación en el Aeropuerto de El Dorado. Tuve la impresión de que algo faltaba en el análisis de mi compañero de aeropuerto, que había estudiado abogacía y era música profesional... ¡Faltaba el aspecto religioso...! Por eso he añadido al final unas reflexiones en esa perspectiva, tomadas de mi página de FB. Evidentemente, la imagen que sigue me parece "mentirosa", fruto de algunos que han querido impedir, desde su poder, el proceso de paz.

>> Sigue...


Dom 2.10.16. Como un grano de mostaza... El hombre vive de la fe

Dom 27, tiempo ordinario, ciclo C. Así le pidieron a Jesús sus seguidores Auméntanos la fe:

Sabían que era creyente, y descubrieron que su fe era contagiosa, pues ponía en marcha el Reino y hacía que los hombres y mujeres pudieran curarse, creer en el poder de Dios, creer unos en otros y en í mimos, transformarse.

Querían fe, creer como él creía, recrear su vida y la vida de los otros (especialmente de los pobres), con el poder que Dios les confiaba, y que ellos descubrían en sí mismos, al confiar unos en otros. Así pidieron, así podemos pedir también nosotros, en ese domingo que trata de la fe.

Desarrollaré el tema en dos partes.

(a) Introducción. Una pequeña visión de la fe, según la Biblia (Cf. Gran Diccionario de la Biblia). Allí, en sus páginas centrales, desde Habacuc hasta Jesús y Pablo se dice que el hombre (el hombre justo) vive de la fe.

(b) Ser hombre es creer. Sentido humano y religioso de la fe. Ciertamente, ser hombre justo es creer; el injusto no cree en los demás, ni en sí mismo, por eso es violento (adora un poder falso, se cuelga del dinero). Pero si no tiene fe ninguna el hombre en cuanto tal se muere, termina de ser, se destruye a sí mismo.

Desarrollo este motivo con cierta extensión por dos motivos principales, que marcan el valor y el riesgo de nuestra experiencia humana:

a) Con ocasión de los quinientos años de la Reforma de Lutero (1517), que tuvo como centro la visión de la fe en el cristianismo. No está resuelto aquel tema, en busca de solución seguimos caminando.

b) Con ocasión de la casi absoluta falta de fe de nuestro mundo social y político. En España y en el mundo, en general, los políticos no creen: No creen en los otros, ni en sí mismos, ni en la verdad. Por eso discuten, discutimos, corremos el riesgo de destruirnos.

Buen fin de semana.

>> Sigue...


Paco Mateo: Del Brexit al Euro-end, pequeña reflexión sobre Europa

Francisco Mateo Acín, un poeta, un filósofo, un hombre.

Nació en un pueblo de Aragón, hace cincuenta y cinco años. Ha estudiado en una escuela de ingenieros agrónomos y después en las dos universidades que tenían por entonces las mejores Facultades de Filosofía Pura: Salamanca y Comillas, Madrid.

Maduro de pensamiento, abandonó la Universidad Oficial, y sigue pensando, investigando, en la Universidad de la vida, allá en su pueblo, sobre la cuenca baja del Gállego.

Escribe poemas de gran calidad, más para el futuro que para el presente, y ha preparado una narración (¿nivola, decía Unamuno?), que un día, cuando pase un tiempo de niebla actual, será immportante.

Entra de vez en cuando en mi blog, pero, más que la corriente mentirosa de noticias que pasan y se borran cada día, le importan los acontecimientos que dejan poso, como la deconstrucción de Europa. Es un gran analista político, aunque con los años se está volviendo quizá un poco pesimista…

Hace unos días le pedí un trabajo sobre el Brexit y el Euro-end… y asílo publico. Gracias, Francisco. Nos seguimos recordando, nos seguimos viendo…

Imagen I: Paco. Imagn 2: Un elefante europeo en la cuerda floja de una república bananera. Si el elefante acaba su travesía... acabaremos también nosotros nuestra lección histórica. Imagen 3: Paco/Europa entre la cruz y el dinero.

Todo lo que sigue es tuyo, Paco; para ti, para tus lectores, tras el elefante que baila como nuevo Buda.


>> Sigue...


Sobre el ayuno... De grandes cenas están las tumbas llenas (en especial las de aquellos que no cenan)

Empezó ayer el Ramadán, mes el ayuno musulmán, y presenté una postal razonada sobre el tema. Hoy retomo ese motivo desde un punto de vista más cristiano, en plano personal y social:

Si nosotros, los más ricos, no ayunamos, es decir, si no nos privamos por justicia de algo que podríamos gastar y consumir, si no lo hacemos por solidaridad con los demás (para que ellos coman), miles y miles morirán de ayuno impuesto, es decir de hambre, cada día.

No hablo aquí del ayuno dietético, muy importante... Ni del ayuno para cuidar la salud (y adelgazar...). Hablo del ayuno personal y, sobre todo, social, reinterpretando el refrán que dice:

De grandes cenas están las sepulturas llenas....

Pueden estar llenas cenas las sepulturas de algunos ricos gargantúas, como el la imagen, pero en especial están llenas, rebosantes, las de aquellos que no cenen. Desde ese fondo quiero decir que el ayuno, entendido en forma social(bíblica) forma parte de la justicia triple, tal como ha sido definida por el evangelio de Mateo 6, 1-18:

‒ Justicia es ante todo la misericordia, entendida en el sentido bíblico de solidaridad o hesed (Mt 6, 2-4). No es una simple limosna privada, pequeña “caridad” (para que te vean y aparezcas como bueno ante los otros), sino solidaridad activa, con exigencia de comunión de bienes. Esta misericordia o limosna vital, practicada en forma de participación económica, no puede quizá imponerse por ley, pero forma parte de la experiencia y tarea más honda de la humanidad.

‒ En esa línea, la justicia se expresa en segundo lugar como oración (cf. Mt 6, 5-15), esto es, como descubrimiento del Dios que es comunicación de vida, Aquel de que gratuitamente provenimos, aquel en que somos, nos movemos y existimos. En esa línea, por encima de la justicia legal (como algo libre, que no puede imponerse con ningún mandamiento), la oración es justicia: una forma de vincularnos con Dios (esto es, con la gracia vida) y de responder y de responderle, de un modo agradecido.

‒ El tercer pilar o momento de la justicia es el ayuno (Mt 6, 16-18), que no es imposición ni sacrificio, sino descubrimiento del valor de la vida que es nuestra (nos ha sido regalada), y que así podemos regalarla. Ayuno es saber que tenemos la vida (los dones de la tierra, los bienes materiales y sociales) para darlos y compartirlos, como sabe desde antiguo la profecía israelita: “Éste es el ayuno que quiero: alimentar a los hambrientos, abrir las cárceles injustas…” (cf. Is 58, 5-10).

Este es un ayuno de justicia, en el sentido bíblico, es decir, de solidaridad con los que pasan hambre, y de ayuda dirigida a ellos. Éste es el ayuno que está esencialmente vinculado a la oración (la vida es gratuidad) y a la limosna (la vida es para darla, compartirlo), pues sólo aquello que se da y comparte se tiene de verdad.
(Esta postal está tomada de Las obras de Misericordia, Verbo Divino, Estella 2016).

>> Sigue...


Misericordia y Absoluto... , un halo de luz invisible atraviesa nuestro ser (Fernando)

Fernando Torres A., autor de la tesis doctoral de la imagen, pero no el hombre de la imagen (extracto al final), celebra hoy su santo (30.5.16) y es buen día para felicitarle.

Somos amigos desde siempre, más de una vez ha colaborado en este blog, siempre con maestría, desde el lado más profundo, hemos escrito alguna cosa a cuatro manos (hasta a seis, con EC). Hoy publico su colaboración sobre La Misericordia y el Absoluto (misericordia en lugar de D. Quijote), un tema abismal, que merece un trabajo como el suyo.

Yo había publicado en mi blog el mes de marzo algunas cosas sobre la misericordia, a partir de mi libro, Dios entrañable, escrito con Pagola. Entró Fernando, tuvimos algunos intercambios... y luego tuvimos una larga conversación, y así me mandó el trabajo que hoy publico.

Me decía que era de tipo privado,off de record, extra-blog. Prometí cumplir su deseo, estudiarlo y repensarlo pronto..., pero han pasado dos meses, y no he logrado sacar unas horas libres de mente y voluntad, pues un comentario de Mateo (que empecé hace 40 años) me tiene entretenido, y quiero terminarlo pronto, este verano. Por eso dejo iba dejando todo lo urgente a un lado (y entre lo urgente lo tuyo)

Pero hoy es tu santo, Fernando, el día del rey de León y Castilla, y he vuelto a leer con calma tu trabajo. No he logrado asimilarlo del todo, pero sé por dónde va, y lo he titulado casi como tu tesis, que yo entendí bien y que admiré cuando la hacías, y en el Tribunal de la famosa Ponti. Felicidades por ella, y por tu vida, Fernando. Un beso a EC, de nuestra parte.

Me dijiste que era off the record, extra-blog, pero no quiero defraudar a mis lectores, que gozarán con tu dialéctica, y por eso lo publico, para que opinen en ellos, aprendan, se diviertan, gocen y se enfaden, todo junto, porque tú no dejas a nadie indiferene.

Sabes que sigo pensando sobre el tema, dando un salto y queriendo tender puentes entre la misericordia bíblica (que es amor entrañable, gratuidad, pacto y verdad...) y la justicia ilustrada. Pero no es fácil, encuentro dificultades, que mi libro (propio de aprendices) no resuelve.

Pero con ayudas como la tuya, con nuevas lecturas, reflexiones y conversaciones, podré seguir trabajando en las cercanías del Absoluto (que es imposible y necesario, como en el caso de tu D. Quijote). Así dices:

Ignoro si creo mucho o poco, si como un haz de luz invisible el Reino de Dios atraviesa mi ser y todo queda iluminado, o soy sólo penumbra para que otros vean y entiendan lo que ni veo, ni oigo ni entiendo. ¿Sería importante? No lo sé. Tal vez tener fe sea el que uno no sepa realmente para qué, y otros lo descubran en ti como un con quién. ¿El Reino destaca por esta característica tan peculiar? Hacemos el Reino, pero éste no es hechura nuestra; es hechura de cada uno sin que lo sepamos, tocándonos y viéndonos bajo una luz inaccesible.

Así dices... y quiero seguir conversando sobre ello. Quiero verte mañana (es decir, hoy: 30.5.16), Fernando. No sé si podré, mi amigo Mateo y otras cosas me han atado a la cotidianidad inexorable... Pero si no es hoy será muy pronto, y continuemos nuestra conversación... y quizá, con la aportación de mis lectores, pueda encontrar nuevas razones (intuiciones y prácticas) para tratar contigo a más nivel sobre la misericordia.

Os dejo, amigos, con lo mejor que he leído, en clave de reflexión y crítica (en sentido originario) sobre la misericordia, en las cercanías del Absoluto. Gracias a ti, Fernando, en nombre de mis lectores, que son tuyos.

>> Sigue...


Trinidad, camino y danza de Dios. La perijoresis

22.05.16 | 08:07. Archivado en Dios, Filosofía, pensamiento, Trinidad, Dios cristiano

Celebra hoy la Iglesia (22.5.16),la fiesta de la Trinidad y quiero aquí presentarla como camino y danza de Dios, siguiendo una antigua tradición de la liturgia y teología de la Iglesia de Oriente y Occidente.

El P. Marcelo Bravo Pereira, Prof. Agregado de la facultad de Teología del Ateneo P. Regina Apostolorum (Roma), acaba de interesarse por mi visión de la perijóresis (danza trinitaria), tal como yo la había expuesto en una "postal" del 26 de junio del año 2009, distinguiendo entre danza y camino de Dios, apelando para ello a la tradición de los Padres de la Iglesia Griega.

Me ha interesado mucho su certera reflexión sobre el tema, que yo había expuesto también en un libro posterior, titulado Trinidad. Itinerario de Dios al Hombre (Sígueme, Salamanca 2015, págs. 460-466), situando el sentido de la perijóresis o danza/camino de Dios en el despliegue de la teología griega y latina.

Con esta ocasión, en este día de fiesta solemne, he querido precisar mi visión del tema, distinguiendo los dos matices de la perijóresis como danza (del griego joros) y como marcha o camino de avance (de jôreô), como seguiré indicando en lo que sigue.

Esta reflexón puede resultar en principio algo difícil para el menos iniciado, pero, si vence su primera dificultad, podrá descubrir su hondura y belleza abismal, no por lo que yo diga, sino por que supone el Dios cristiano, como camino de vida que se abre al futuro (en línea que avanza) y como danza circular (encuentro de amor entre personas).

Siga quien desee, siga quien se atreva a pensar e imaginar, porque la Trinidad forma parte del imaginario religioso y social de occidente, en línea de descubrimiento originario de la vida y de expresión del misterio de Jesús.

El tema lo merece. No hay nada más hondo y gozoso que pensar sobre Dios y disfrutar de su presencia.

Nada es para el cristiano más lleno de misterio y belleza que el signo trinitario de la cruz, en el nombre del Padre del Hijo del Espíritu, no como algo que está fuera de nosotros, sino como la verdad de nuestra vida, pues en ese Dios somos, nos movemos y existimos.

Buen día de la Trinidad a todos.

>> Sigue...


Francisco Fontecha, en el corazón (1932-2017)

Digo "en el corazón", no "in memoriam", porque Paco (José Francisco Fontecha Inyesto) era un hombre entrañable, y así sigue, en el corazón de los amigos que quedamos.

Murió ayer (17.5.16), cuando estaba preparando su última clase de Teodicea, en el Centro de Estudios Teológicos de León. Fue a decírsela al Buen Dios de Jesús, en quien había creído.

Por eso, antes que su foto, quiero poner como imagen la paloma del Espíritu, signo de su libertad amiga de Dios y de los hombres. Así has vivido, Paco, como signo y presencia del Espíritu, que es la Libertad creadora de Dios, la libertad comprometida y amorosa de los hombres

Hace un tiempo que no le había visto, pero es como si fuera ayer. Sabía que estaba en Calle Varilas 6 o en la Residencia Sacerdotal de León (España), que seguía dando clases de filosofía en el Centro Teológico, con su humanidad de siempre, su deseo de conocer, de comentar, de interesarse por dentro de la vida de la sociedad y de la Iglesia.

Había nacido el 16 de junio de 1932, murió ayer (17.5.16) y será enterrado hoy, tras el oficio religioso que se celebrará hoy, en la Iglesia Parroquial de Jesús Divino Obrero, en León.


Era uno de los últimos testigos de la novedad del Concilio Vaticano II y de su aplicación, uno de los hombres importantes de la transición religioso y social que se produjo en España en los años 60 y 70 del siglo pasado y que se expresó con su surgimiento de la revista Iglesia Viva (1966), del Instituto Fe y Secularidad (1967) y, sobre todo, en la Asamblea Conjunta de obispos y clero (año 1971), y en la Universidad Pontificia de Salamanca, en los años siguientes.

Participó activamente en los grandes movimientos de renovación eclesial y social de los años 60 al 80, con su pasión por la libertad, por el diálogo, por la extensión humanista del cristianismo, en un momento clave de la historia española.

Estuvo discreta, pero activamente, en todos los lugares donde tenía que estar, y lo hizo bien. Ha muerto también discretamente, en León, rodeado de sus amigos, querido por sus alumnos. En el corazón te llevo, Paco, con el símbolo de la paloma, en este Pentecostés fuerte del año 2016; en el Espíritu de Dios te dejamos los amigos antiguos.

>> Sigue...


Religiones monoteístas, un desafío de paz

Me sigue interesando el tema del domingo: Mi paz os dejo, mi paz os doy, paz de Moisés, paz de Jesús, paz de Mahoma/Muhammad: Shalom, Shalam, Eirene...

Judíos, cristianos y musulmanes se encuentran enfrentados ante una tarea urgente de paz, que ha de llevarles a la unión en la tarea al servicio de la nueva humanidad, al enfrentamiento, ni al dominio de una religión para las otras.

-- El verdadero peligro para los judíos no son los cristianos o los musulmanes, ni viceversa… El peligro para una religión no es nunca otra religión, sino la injusticia, la opresión, la muerte...

-- El peligro para un grupo religioso no es otro grupo religioso, sino la imposición de un sistema (de tipo político-económico o cultural), que sea dictatorial y violento y que amenace con la destrucción de la humanidad.

No es la paz para la religión... sino la religión para la paz... para aquello que judíos y musulmanes llaman shalom/shalam... para aquello que los cristianos llamamos el "reino de los cielos", es decir, el reino universal de la paz del Dios de Cristo.

Estamos, unos y otros, judíos, musulmanes y cristianos, ante el riesgo de un nuevo Diluvio provocado por las armas, por la imposición violenta de unos sobre otros o por la degradación de la vida sobre el mundo.

En este momento todos los pueblos de la tierra necesitamos firmar un pacto al servicio de la vida, como ha dicho el Papa Francisco, y debemos comenzar haciéndolo las religiones monoteístas (otro día hablaré de las religiones de tipo místico/sapiencial de Oriente).

>> Sigue...


Dom 28.2.16. Todos igualmente moriréis

Dom 3. Cuaresma, ciclo C. Lc 13, 1-9. Así responde Jesús:

-- Le dicen que han muerto dieciocho cuando ha caído la torre de Siloé, y él recuerda entonces que otros muchos galileos han muerto, asesinados por el gobernador de Roma en el mismo templo.

-- Las circunstancias son serias sigue diciendo Jesús, tanto en un plano físicos (torres caídas) como social (matanzas políticas), para añadir que el tiempo exige una gran conversión (meta-noia), cambio de ser y pensar, pues de lo contrario todos igualmente moriremos (nos mataremos, pereceremos).

Éste es el argumento de la primera parte del evangelio del domingo (los muertos de la torre, los muertos de Pilato: Lc 13, 1-5); la segunda trata de la higuera humana que lleva mucho tiempo sin dar frutos, de forma que el Señor quiere ya cortarla, pues no hace más que estorbar en su campo, como diciendo así que le especie humana está en peligro inminente de destrucción (Lc 13, 6-9).

Las dos “historias” (los muertos y la higuera) son distintas, aunque se encuentran vinculadas por la urgencia de la “hora” y por el riesgo de la muerte. Las dos son importantes, y por eso las quiero presentar por separado, para así poner de relieve su escalofriante actualidad, su gran realismo.

Hoy me ocupo pues de la primera, que evoca dos tipos de muertes.

(a) Una parece de “accidente” cósmico: Una torre de Jerusalén se cae y mata a dieciocho. Pero es un accidente "provocado" por aquellos que construyen torres de seguridad soberbia (bombas atómicas, obras que polucionan aires, mares y tierras), como la de Siloé... torres que al fin caen sobre aquellos que las edifican (como la de Babel: imagen).

(b) La otra historia plantea el tema del asesinato político directo, del riesgo de genocidio universal: Pilato, gobernador imperial romano, mata a un grupo de peregrinos galileos, pensando que son peligrosos(como unos terroristas), pero con ello sólo hace una cosa: aumenta la espiral de la violencia (en esa línea puede verse el coloso de Goya).


Ante esos riesgos sólo hay un camino: La con-versión radical (meta-noia): Si no cambiamos de forma de ser (pensar y actuar) pereceremos todos.

No se trata pues del juicio final de Dios, sino del riesgo de la muerte final de una humanidad que se destruye a sí misma. Un tema de increíble actualidad, que el Papa Francisco ha planteado de un modo fuerte en su encíclica sobre la “ecología” o, mejor dicho, sobre la posible eco-thanatología (la destrucción de la humanidad).

Siga leyendo quien quiera conocer su actualidad, discutir su sentido.

>> Sigue...


Los tres pilares de la paz: Es gratuita, ha de ser justa y para todos

Ayer he presentado algunos rasgos más significativos de las paz crestiana , formulada y desarrollada por J. L. Suarez en su libro sobre el fanatismo (cuya ficha presenté hace dos días).

El evangelio de Suárez sostiene que la paz sólo es posible allí donde se abandona el mesianismo fanático de los seguidores del "libro" para volver a un humanismo radical, crestiano, sin utopía apocalíptica, sin dogmas religiosos. La paz nacería así, como planta espontánea, sobre la tierra reseca y rasgada, sin religiones ni dogmas.

-- Sin negar al valor de su propuesta de J. L. Suárez, estoy convencido de que la paz no brota de forma espontánea, sin más, por sí misma, sino que ella debe prepararse y cultivarse, y que eso es lo que hecho Jesús, al proclamar e iniciar con su vida (y por su muerte) la llegada de la paz mesiánica. No niego el valor que tiene Jesús Cresto, pero me parece esencial recordarle como Jesús Cristo.

Esta paz que se funda y expresa, a mi juicio, en tres principios o fundamentos, que podrían formularse en la línea de las propuesta de la Revolución Francesa (igualdad, libertad, fraternidad), aunque modulándolas de un modo algo distinto, partiendo para ello de la gratuidad para insistir en la justicia y culminar en la universalidad, conforme al modelo del mensaje y vida de Jesús.

(a) El punto de partida de la paz cristiana es la experiencia de la vida como gratuidad, es decir, como regalo recibido, que se expresa de un modo especial en los pobres y expulsados de la sociedad. Si no se parte de ellos, del valor infinito (divino) de cada ser humano, si los pobres y excluidos, los enfermos, encarcelados y extranjeros no son pioneros del camino (con Mt 25, 31-46), la paz es imposible.

(b) El centro de la paz cristiana es la justicia, entendida como respeto universal, empezando por esos mismos pobres, pero sin quedarse en ellos, sino abriendo de esa forma el abanico de la vida a todas las personas y colores, y creando espacios de entendimiento dialogado y respetuoso, desde la diversidad, como un gran arco iris de vida donde el bien de cada uno es signo y garantía del bien de los demás.

(c) Meta de la paz cristiana es la universalidad, esto es, su apertura a todos los hombres y mujeres de la tierra, con sus pueblos y culturas, partiendo en nuestro caso del mensaje de Jesús y de la búsqueda de entendimiento pleno entre los hombres.

>> Sigue...


J. M. Delgado Varela (1917-2016): Teólogo, hombre en Libertad

Ha muerto en el Convento de la Antigua, Guatemala, (12.2.16), J. M. Delgado Varela, figura señera de la Teología y de la Vida cristiana, un siglo al servicio del Evangelio Mercedario.

Muchos le debemos la libertad para pensar y creer, para ser personas y saber que el evangelio culmina en las obras de misericordia, que él realizó como teólogo y como servidor de los encarcelados.

Había nacido en Conxo, Santiago de Compostela (12.1.1917), y profesó de mercedario en Poio, Pontevedra. Culminó su estudio de teología y vida en la más dura de las universidades, en las trincheras de la Guerra Española (1936-1939), como oficial de transmisiones, sin disparar nunca un tiro, por objeción de conciencia.

¡Llevaba siempre en su macuto de guerra la Biblia y las obras de Amor Ruibal, para entender y pensar la vida desde el evangelio, y desde una nueva experiencia filosófico-teológica de apertura a todo el mundo!. Rechazó desde entonces las esencias puras y los dogmas impuestos, para integrar a Dios en el despliegue relacional (co-relacional) del mundo y de la vida de los hombres, en línea trinitaria y cristológica.

Fue uno de los teólogos más conocidos de la posguerra española. Abrió difíciles fronteras de libertad y pensamiento, "luchando" contra casi todos (contra un pensamiento establecido de esencias eternas y sagradas), siempre al servicio de la libertad personal y social, en un tiempo de pocas libertades.

Cumplida su labor en esa campo, cuando el Concilio Vaticano II marcaba otros rumbos, pensó que su labor de enseñanza académica y de publicaciones de tipo "dogmático" había culminado, y buscó otro frente de libertad y trabajo liberador en Guatemala, donde acaba de morir, con 98 años.

El pasado 17 de marzo le visitó en La Antigua (Guatemala) D. M. Rajoy, presidente del Gobierno de España, para entregarle la medalla de Isabel la Católica, como reconocimiento de su labor cultural y social.

Sigue una semblanza personal de su trabajo como profesor de teología, y la reseña académica que le dedica el Diccionario de Pensadores cristianos. Así quiero ofrecerle mi recuerdo emocionado, agradecido.

>> Sigue...


Jueves, 30 de marzo

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Marzo 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031