El blog de X. Pikaza

8.12.18. El reto de la Inmaculada (descolonizar a las mujeres en la Iglesia)

07.12.18 | 15:46. Archivado en Biblia, mujer, María, América Hispana, Adviento - Navidad

La advocación y fiesta de la Inmaculada ha cumplido funciones distintas a lo largo de la historia cristiana y posiblemente debe ser replanteada, para así ofrecer un mensaje de vida y esperanza a las nuevas generación.

- (1) La figura "semi-divina" de María Inmaculada ha servido para romper el círculo asfixiante de un tipo de pecado original que muchos eclesiásticos habían impuesto sobre los creyentes: Hay una,María, que no tiene pecado, de forma que no tiene que someterse a los varones de la Iglesia.

(2) Siguiendo en esa línea, esta figura ha servido también para contrapesar el "dominio" patriarcal y masculino de un tipo de catolicismo, situándose en el centro de la vida de la iglesia, dominada por hombres, al lado de Jesús, como signo de la verdadera humanidad, querida por Dios en sí misma.

(3) Pero esta mujer Inmaculada que es María ha sido en gran medida una mujer colonizada por (al servicio de) los varones, un tipo de mujer ideal (des-humanizada, des-sexualizada), mientras las mujeres concretas han seguido estando dominadas por varones.


En esa línea, este dogma se ha podido utilizar para elevar a una mujer distinta, pero manteniendo sometidas a las otras, como primera posesión y colonia de los hombres, y en especial de los sacerdotes.

Pues bien, reinterpretando el dogma de la Inmaculada, ha llegado el momento de "descolonizar" a las mujeres no sólo en la sociedad en general, sino, de un modo especial, en la iglesia, . En esa línea puede y debe actualizarse la fiesta de la Inmaculada:

1. Conforme al evangelio de esta fiesta (Lc 1, 26-38), María actúa como mujer libre, que decide por sí misma. No depende de un padre, ni tampoco de un marido, ni de una "tribu" de pretendidos hermanos o protectores, sino que dialoga con Dios y responde por sí misma. Ella aparece así como "tipo" y signo de mujeres autónomas, que no dependen de varones, sino que dialogan y deciden "con su espíritu" (el Espíritu de Dios), en libertad, ante sí mismas y ante sus posibles hijos). No pide permiso a nadie, quiere tener un hijo porque quiere.

2.María no es sólo una mujer "descolonizada" (no actúa como servidora de nadie), sino también descolonizadora, conforme al relato de la visitación (va a compartir su experiencia con otra mujer, sin someterse a padre o marido o hermanos), que culmina en el canto de la libertad suprema del evangelio, que es el Magnificat (Lc 2,46-55), en el que proclama, por sí misma que "Dios" derriba del trono a los poderosos y eleva a los oprimidos, que llena de bienes a los pobres y despide vacíos a los ricos...

Según eso, María es "Inmaculada" porque es libre ante Dios (por sí misma) y porque inicia un camino de liberación para todos los pobres y hambrientos, un himno de liberación de la mujeres, a servicio no sólo de ellas, sino de todos los seres humanos.

Desde este fondo quiero presentar unas reflexiones sobre María Inmaculada, desde la perspectiva de "descolonizar" a mujeres y a varones, para que todos podamos vivir en libertad el proyecto de vida que (según el cristianismo) nos ha ofrecido el mismo Dios.

Imagen 1 y 3: La mujer de la paloma-pandero es Miriam, la del éxodo, cantando la victoria de los pobres y oprimidos, con otras mujeres. Ella es el signo bíblico más hondo de María de Nazaret, dialogando en libertad y gozo con el Dios de la libertad, al servicio de la vida. Buen día a todas las inmaculadas.

>> Sigue...


Mis hermanos profesores de la Vera-Cruz de Salamanca

25.09.18 | 21:42. Archivado en Teología, Merced-libertad, Amigos, la voz de los, María

Mabel y yo compartimos ayer (24.9.18) la eucaristía o Cena del Señor, en la iglesia de la Merced (Vera-Cruz) de Salamanca, con el P. Enrique Mora presidiendo acompañado de varios mercedarios, a los que se sumaba de un modo especial de D. Domingo, amigo entrañable, Delegado del Clero de la Diócesis de Salamanca, don D. Ramón Martín y otros amigos (imagen 1).

Acabada la misa, seguimos "concelebrando" con la comunidad la "cena de de la Madre de la Merced", con los nuevos estudiantes de la casa, bajo la "presidencia magisterial" del P. Antionio Vázquez, que por más de cincuenta años ha sido colegial y profesor de la Vera-Cruz, y que cumplirá, el próximo 28 los 93 años de edad (si no calculo mal).

Durante muchos años (1964-1968 de estudiante ; 1973-2003 de profesor) he sido "conventual" de esa casa (imagen 2):

ante el altar de su iglesia he orado y con-celebrado,
en su sala y comedor he compartido la vida con generaciones de colegiales y hermanos,
en una de sus habitaciones he podido preparar las clases y escribir los libros de mi etapa "discente y docente" de la UP de Salamanca.

Es un gozo y un lujo volver a la casa de la Vera-Crus (que sigue siendo) nuestra casa. Con esta ocasión quiero recordar de un modo especial a los diversos mercedarios que han sido compañeros profesores de la casa, con los que he sido también yo profesor. Entre ellos podría citar a J. M. Delgado Varela y A. López Quintás, como estudiantes, antes de que yo llegara (el año 1964), pero ellos no estaban ya en esta casa, ni han sido después profesores en ella, de manera que no he sido su colega.

Tampoco es éste el momento de citar a las varias docenas de estudiantes que han pasado esos años por esa casa (del 1963 al 2003), muchos de ellos misioneros en América, otros religiosos en diversos conventos de España, otros padres de familia... varios ya fallecidos. Ellos me han acompañado en el recuerdo de esta tarde de la Merced.

En otras entradas de este blog he presentado una semblanza de esos profesores y amigos y en otras podría y debería presentar la imagen y recuerdo de esos numerosos compañeros y amigos, con los que he compartido algunos de los años mejores de la vida. Pero en este momento sólo puedo y quiero citar a mis amigos-colegas directos de estudio y magisterio, en esta casa-colegio, todos ellos profesores, entre los que tengo el honor de incluirme

Que éste sea nuestro recuerdo (de Mabel y mío) de solidaridad y amor hacia esa casa de la Vera-Cruz, de la Calle de la Merced, de Salamanca. (En la tercera y cuarta imagen, antes de pasar a la semblanza de los amigos-profesores, recojo el recuerdo dos procesiones de la Merced de Salamanca, en años pasados).
(Imagen 3: las nuevas procesiones de la Vera Cruz de Salamanca)

>> Sigue...


24.9.18. María de la Merced: De la Catedral al cautiverio

Celebra hoy la Iglesia la fiesta de María de la Merced, Redentora de Cautivos, la memoria de Jesús, que es signo y principio de libertad para todos los hombres.

Según una larga tradición, hace 800 años, el Obispo y los representantes de la ciudad, con rey de la Corona de Aragón-Cataluña, crearon en la Catedral de Barcelona, bajo el patrocinio de la Virgen de la Merced, por compromiso de Pedro Nolasco y María de Cervelló, una orden dedicada a la Redención de Cautivos.

Para recordar y actualizar aquel compromiso y tarea, el día de ayer, 23.9.18, se reunieron en aquella misma catedral (imagen) el obispo-cardenal de la ciudad, con 15 obispos y docenas de religiosos y religiosas de la moderna Merced y otros cristianos y amigos, con el fin de ratificar aquel gesto y compromiso de liberación, que hoy se renueva en la Basílica de la Merced, junto al mar de Barcelona, abierto a todas las cautividades del mundo, en medio de una ciudad en Fiestas de Mercé, que celebra en las calles y en los círculos políticos, pero no sabe ya casi de qué se trata.

Pero la fiesta verdadera de Merced consiste es “salir” de la Gran Catedral y de las mismas calles y plazas de una humanidad cerrada en sí misma, para volver al “mercado” de los cautivos, donde iban Pedro Nolasco y María de Cervelló, a un mundo donde todo se compra y vende, en especial “cuerpos y almas de hombres, mujeres y niños” (como sabe Ap 18, 13 que presenta a la vieja Roma y al mundo entero como mercado opresor, que compra, vende y cautiva o destruye a los hombres).

Pues bien, en el nuevo mercado de (para) la libertad que es la nueva Merced hace falta dinero (como en la imagen), pero sobre todo se requiere humanidad. Hace falta "merced", es decir, gratuidad y entrega de la vida, convirtiendo el dinero de muerte en fuente de liberación (como indiqué en la postal de ayeer).

Desde ese fondo, retomando el motivo básico de 800 años de Merced, con el espíritu del Papa Francisco, que viene proclamando la necesidad de un Evangelio el Salida, para libertad de descartados y excluidos (cf. Francisco, Evangelii Gaudium 24), quiero evocar otra vez (siguiendo la postal de ayer) el espíritu y sentido de esta fiesta y tarea de la Virgen de la Merced.


Se trata pues de “salir” de la Catedral hermosa y de cielo, la misma de la antigua y "cristiana" Barcelona (con 15 obispos y cientos de venerables mercedarios y mercedarias de una larga y santa historia antigua) a las “cárceles” modernas de este primer mundo y del tercero, donde los hombres y mujeres se siguen comprando y vendiendo, un mundo de excluidos de la vida, de los cautivos y encarcelados, de oprimidos y condenados a la muerte (cf. Lc 4, 18-19).

Sigue bailando hoy 24 de septiembre la rica Barcelona, el rico mundo, en fiestas de "merced" que se manifiestan en forma de dinero al servicio del puro gozo de la vida. Mientras tanto, los verdaderos hombres y mujeres de Merced, de Barcelona y de toda tierra cristiana, han de salir una vez más a los lugares de cautiverio del mundo, para primerear, involucrarse, acompañar, fructificar y festejar... como dirá el Papa Francisco al fin del esta postal.

>> Sigue...


Merced, mercado y dinero de gratuidad

23.09.18 | 09:02. Archivado en Iglesia Instituciones, Merced-libertad, María

Se celebra mañana (24, 9. 18) el día de la Merced, vinculado a una advocación mariana (Virgen de la Merced), una institución cristiana (Orden de la Merced) y una obra social (liberación o redención por Merced o gracia).

Esa palabra “merced” tiene por tanto un doble sentido, paradójico y bivalente, para indicar que el mercado-mercancia donde todo se compre y vende para opresión de los pobres puede convertirse en merced-gracia, pues todo se regala, para vida de los hombres y mujeres... de manera que el mercenario que se vende para destruir a otros se vuelve mercedario para liberarlos

(a) En una línea, merced va en la línea del “mercado de intereses”, en el que todo se compra y se vende al servicio del Capital, en una empresa que produce sólo para ganar (no para bien de las personas). No es signo del mercado de las cosas buenas se intercambian, para bien de todos, sino un negocio donde siempre y para siempre gana sólo el capital: Dinero que crea dinero y más dinero, esclavizando a los hombres y mujeres (a los dueños del dinero, que se hacen esclavos de sí mismo, y a los vendidos por dinero, que se hacen y son esclavos de los otros, aunque en su interior pueden conservar la libertad).

En ese sentido, los hombres y mujeres del puro mercado serían “mercenarios”, gente que es capaz de matar por dinero y que así lo hace, alistándose bajo la bandera de la muerte (el capital que destruye al volverse Señor de la Vida). En algún sentido, todos corremos el riesgo de volvernos “mercenarios”, soldados inflexibles al servicio de dinero/capital que va sembrando muerte (por dinero).

(b) En otro sentido, la palabra Merced significa “mercado de gracia”, es decir, de un Banco de comunión, una Caja de tesoros superiores donde todo se presta y regala, gratuitamente. Esa palabra (Banco y Capital de Merced) marca la línea de la gran inversión económica y humana del evangelio, encarnado en "hombres de merced", al servicio de la gratuidad.

Este servicio y mercado de libertad puede simbolizarse en una plaza de encuentro en donde los hombres y mujeres se reúnen no sólo para orar todos al Padre, como quería Jesús al referirse al nuevo templo de la nueva Jerusalén como casa de oración para todos los pueblos..., sino como espacio de encuentro común, animado por la "madre de merced", para regalarse unos a otros, en en libertad, en un mundo donde el amor todo lo transforma (cf. 1 Cor 13), incluso el mismo dinero que podría in-transformable, soldada de muerte.

Ésta es la reflexión de fondo para la fiesta de mañana, fiesta de mujer que redime (Virgen de la Merced), de institución cristiana al servicio de la libertad (Orden de la Merced) y de compromiso cristiano de liberación y redención del dinero y por dinero.

>> Sigue...


Encuentro mundial / ocho familias de Cristo

Se está celebrando en Dublín (21-26.8.18) el encuentro mundial de familias cristianas, y ésta es buena ocasión para recordar algunos rasgos de ocho tipos de familias de Cristo.

El tema parece sencillo: Se dice que Jesús fue un judío piadoso, de buena familia … Pero tan pronto como entramos en la trama de su vida y de su “movimiento” mesiánico vemos que él ha tenido y suscitado (de modo inmediato o mediato) varios tipos de familia, como indicaré a continuación de un modo telegráfico, para ocuparme después de algunos de sus “familiares” (hermanos), que fueron importantes en la Iglesia primitiva

1. Una foto de familia. Cinco hermanos, dos hermanas (Mc 6, 3)


Me gustaría imaginar la foto de familia de Jesús, con cuatro hermanos (Santiago, Josefo, Judas y Simón) y, al menos, dos hermanas (cuyo nombre no ha "querido" recordar el san Marcos). Ésta que presento es quizá convencional: Están los siete hermanos, ellos y ellas, modosos, sobre todo las hermanas (Jesús debe ser el primero de la izquierda, seguido de Santiago). María y José no salen, ésta es sólo una foto de hermanos.

¿Qué significa que Jesús haya nacido en el seno de una familia extensa de "hermanos", quizá de varios tipos, no sólo de sangre inmediata, sino de primos, allegados...? ¿Cómo relacionar los hermanos de origen (carne) de Jesús con sus hermanos mesiánicos, enfermos, pobres, encarcelados, la familia del Jesús de la patera?

Quisiera ver a Jesús como niño que crece y se independiza (rompe con un tipo de pasado), entre hermanos y hermanas, en un contexto de amor y conflicto creativo.
Ciertamente, le puedo imaginar como hijo de padres piadosos; pero esos padres han podido ser también conflictivos, por lo que sabemos de José, y de la trama, al parecer “irregular” del nacimiento de Jesús.

Como indicaré en la segunda parte de esta postal, Jesús fue hermano entre siete magníficos hermanos, pero buscó la voluntad de Dios de un modo que acabó siendo conflictivo, rompiendo incluso con sus mismos padres y distinguiéndose mucho de otros hermanos como Santiago.

2. Familia simbólica, una experiencia de misterio

Presenté en la postal de anteayer el icono conmemorativo de este Encuentro Mundial de Familias de Dublín, con la figura Jesús, María y José, recreado a partir de la Trinidad Angélica de A. Rublev. Es una imagen buena, pero recorta e idealiza la realidad concreta de los “hermanos” de Jesús, tanto los de carne y sangre (bien recordados por Marcos y Pablo), como los de evangelio: Todos los que cumplen la voluntad de Dios, los hambrientos y sedientos (eso que llamaré la familia de patera) son sus hermanos.

José debió morir pronto, pero Mt 1-2 le presenta como símbolo del auténtico Israel, que se ha convertido al Mesías Jesús, acogiendo y preparando su llegada. Por su parte, María (criticada en el fondo por Marcos, por formar parte del grupo de los hermanos de Jesús en la Iglesia) terminará apareciendo en el conjunto de tradición evangélica (Mateo, Lucas y Juan) como expresión y realidad más honda de la familia de Jesús, en clave de acción del Espíritu Santo y de fidelidad cristiana.

3. Los que cumplen la voluntad de mi Padre, esos son mi hermano, mi hermana y mi madre (Mc 3, 31-35 par).

La tradición cristiana recuerda con enorme nitidez la disputa que se dio en la primera iglesia sobre la identidad de la familia de Jesús, en el contexto de un judaísmo patriarcal, donde hubiera sido consecuente que los familiares de Jesús hubieran formado un “califato”, como el que surgió más tarde en el Islam.

Tanto Pablo como Marcos (y en otro plano Mateo, Lucas y Juan) mantienen recuerdos o girones de ese “califato”,
por la autoridad que en las iglesias tuvieron o, al menos, postularon, algunos “hermanos” de Jesús, dispuestos a heredar su “poder espiritual” y social (mesiánico), para dirigir la iglesia tras la pascua.

Pablo valora a esos “hermanos de familia” de Jesús, pero se opone a su pretensión de califato mesiánico. En esa línea, Marcos (y tras él Mateo, Lucas y Juan, con tonos y subtonos distintos) rechazan también ese “califato” (la autoridad mesiánica de los hermanos de sangre de Jesús), afirmando de manera taxativa que todos los creyentes (los que cumplen la voluntad de Dios, según Jesús) son su hermano, su hermana y su madre. Eso significa que cada creyente es autoridad suprema en la Iglesia.

4. Familia íntima. ¿Mujer e hijos de Jesús?

Desde tiempo muy antiguo (al menos desde Mateo, Lucas y Juan) la iglesia ha puesto de relieve la función simbólica de María, la madre, no de José, el José, en el despliegue y en la identidad de la Iglesia, en la línea del surgimiento (origen y sentido) de la familia mística mesiánica de Jesús.

Por otra parte, los evangelios conservan y destacan, con toda naturalidad y frescura las relación personal profunda de Jesús con hombres, mujeres y niños de su entorno,
de manera que él aparece como hombre de familia. En esa línea se ha podido decir que él sentía un afecto especial por María Magdalena, llegando a decirse a veces que eran pareja, marido y mujer, casados.

El Nuevo Testamento no ofrece una respuesta tajante a ese tema, de manera que en principio Jesús podría haberse casado. Pero desde la perspectiva de su mensaje (y desde la misma historia), conforme a lo que he puesto de relieve en la Historia de Jesús, parece mucho más probable que fuera célibe, no sólo por su relación abierta con todo tipo de personas (sin una o dos que fueran más íntimas, como mujer e hijo? , sino también, y sobre todo, por el tema del “califato” ya evocado.

Hubo en la iglesia primitiva un interés “enorme” por capitalizar la herencia de Jesús, como he puesto de relieve al hablar de sus hermanos. Pues bien, en ese contexto, la iglesia en general ha respondido que “todos” los creyentes eran y son hermanos-hermanas y madres de Jesús (retomando posiblemente sus palabras históricas). Si hubiera estado casado, no hubiera hablado así, pues su esposa y sus posibles hijos hubieran sido herederos especiales de su mensaje y Reino, cosa que no ha sucedido en la historia primitiva de la iglesia.

5. Mis hermanos más pequeños, una familia de patera

La iglesia ha descubierto muy pronto (a los pocos años de morir Jesús) que sus hermanos (familia) no son sólo los que cumplen la voluntad de Dios (sus compañeros en la tarea del Reino), sino de un modo especial los pobres y enfermos, los excluidos, sin casa y familia, como ha puesto de relieve Mt 25,31-46.

Ciertamente, Jesús ha valorado la “fidelidad esponsal”, como ha puesto de relieve Mc 10, 2-11 par, un texto clave en su visión de la familia (y en su manera de valorar el matrimonio como experiencia de la fidelidad de Dios); pero, al mismo tiempo (y en un sentido antes que esa misma fidelidad), el evangelio ha puesto de relieve el carácter abierto de su relación con la gran familia mesiánica, en la que se incluyen de un modo especial los niños sin familia, los enfermos y distintos de la sociedad, los hambrientos, exilados y los encarcelados, con los distintos sexuales (los eunucos...).

En esa línea, la familia de Jesús está formada por los pobres y excluidos , y de un modo especial por aquellos que cumplen, con él y como él, la voluntad del Dios Padre universal... Pero no podemos olvidar que, en su origen, él formaba parte de una familia concreta, que él quiso ampliar, hasta formar, a partir de ella, su familia universal de buscadores de Dios.

6. Familia eclesial. La Iglesia novia


Muerto Jesús, desde la experiencia de su comunidad, de un modo sorprendente, ya muy pronto, a los pocos años de la pascua cristiano, Pablo presenta a la Iglesia como novia o esposa casta del Cristo (1 Cor 11, 2), retomando un motivo que aparece en varios estratos del Antiguo Testamento, donde Dios se muestra como Esposo/Padre de Israel, y el pueblo como Esposa/Hija de Dios.

Ese es un motivo que debe reinterpretarse de un modo radical, desde la nueva visión del evangelio, donde el mismo Pablo afirma en sentido originario que ya no hay varón ni mujer (esposo ni esposa…), todos somos uno en Cristo. Pero la Iglesia en su conjunto no ha tenido el valor o inspiración necesaria para reinterpretar desde la pascua de Jesús esas palabras, de manera que ha terminado presentando al Cristo como Esposo y a la Iglesia (y en especial a las mujeres casada) como esposa, en una línea esbozada y superada críticamente por Ef 5.

Los hombres aparecen así (y en particular las mujeres) como esposas del Cristo, conforme al motivo simbólico de las “diez vírgenes” (Mt 25), que ha sido elaborado de un modo especial (y a veces poco crítico) por un tipo de experiencia mística que la Iglesia ha “especializado” para mujeres.

7. Compañía o milicia de Jesús, una Sociedad apostólica

Frente a ese modelo de familia de Jesús, representa por “mujeres” novias/esposas (que ha podido poner de relieve, de un modo críticamente genial San Juan de la Cruz), los jerarcas de la Iglesia han tomado muchas veces el signo del “esposo”, de manera que los obispos (pastores por su cayado, reyes por su corona) han podido presentarse como novios/esposos de la Iglesia (casados con ella, con anillo y todo), fundando en esa base su mismo celibato.

Pues bien, en ese contexto resulta quizá más significativo el modelo de San Ignacio de Loyola (propio de los jesuitas), donde los “enviados” (misioneros) de la Iglesia aparecen como “compañeros” de Jesús (ellos, varones, no las mujeres…). Ese modelo sigue siendo fundamental, y puede aplicarse en tiempos de crisis, como germen de una gran "milicia" evangélica, en la línea de eso que suele llamarse la Iglesia militante. Por eso invitaba a los jesuitas (y en el fondo a todos los cristianos) a realizar el viaje frustrado de Ignacio y de sus primeros "compañeros" (militantes) a Jerusalén, para encontrar y seguir desde allí las huellas de la familia de Jesús.

8. Tema abierto: Celibato ministerial, castidad consagrada, familia para los que no tienen familia…

Las reflexiones anteriores nos sitúan lejos de una visión “ministerial y ascética” del celibato, entendido en forma de compromiso especial por Jesús, propio de los “mandos” de la Iglesia, dejando así el matrimonio par la “clase de tropa” (San Josemaría Escribá, Camino). Ciertamente, son pocos los que afirman ya que el matrimonio y otros tipos de familia son un “consuelo” para la “clase de tropa”, pero a mi juicio queda por hacer un planteamiento más hondo y evangélico sobre la familia o familias de Jesús, en la línea de las reflexiones anterior.

Sin duda, tiene sentido un celibato ministerial, entendido como libertad para el evangelio y como solidaridad con los más pobres…, en la línea de los Eunucos para el Reino de Mt 19. En esa línea se ha podido hablar de una castidad consagrada, como experiencia transformación interior en el amor, y de apertura solidaria y plena hacia aquellos que no tienen familia, en la línea de 1 Pedro, donde se presenta a la iglesia como casa o familia para aquellos que no tienen familia o casa.

Pero al mismo tiempo es muy importante el matrimonio por el reino, en forma de comunicación personal en el amor, en sus diversas formas, desde las perspectivas que abre el evangelio de Jesús y la misma sociedad actual, como deberá precisar este Encuentro Mundial de Familias de Dublín (agosto 2018)

>> Sigue...


(3) Asunción, el último "dogma" de la Iglesia Católica

15.08.18 | 08:17. Archivado en Iglesia Instituciones, Jesús, María

Ayer mismo (era yo un niño), el año 1950, en lenguaje de su tiempo, el Papa Pío XII, "definió" este dogma, él "último" de la Iglesia:

Pronunciamos, declaramos y definimos que la Inmaculada Padre de Dios, la Siempre Virgen María, cumplido el transcurso de su vida terrestre, fue elevada (Asunta) en cuerpo y alma a la gloria celeste (Denzinger-Schönmetzer 3903).

De esa forma completó y culminó hasta hoy (2018) la "conciencia" mesiánica más espiritualista de la Iglesia católica, aplicando a María el don y experiencia pascual de Jesús, algo que no es exclusivo de ella sino de todos los creyentes, y en el fondo de todos los hombres que viven inmersos en la vida del Dios de la Vida.

Éste es el último dogma de la Iglesia católica romana, en la línea de Nicea (323). María ha sido una mujer en Dios, inserta en y con Cristo, su Hijo, en la Vida Originaria que es la Vida en plenitud (en este mismo mundo).

Después con el Vaticano II (1962-1965) no hubo ya dogmas de María (ni de la Iglesia), sino cartas y textos pastorales. Hoy el Papa Francisco (tan lejano y tan cercano a Pío XII) tiene otros temas pendientes de Iglesia, no está quizá para dogmas marianos, aunque éste de la Asunción abre un camino esencial en la conciencia más "divina" de la iglesia más "humana", como seguiré indicando en lo que sigue.

En la imagen un Icono tradicional de la Dormitio/Asunción: María muere, y así queda su cuerpo en la "cama" del sepulcro, mientras Cristo su Hijo toma su alma (María en pequeño) y la lleva a su Gloria. Los Doce de Jesús (con algunas mujeres al fondo) quedan ya solos en torno al sepulcro de la Madre.

Quizá, para completar el dogma de María en línea del Concilio de Nicea, habría que completar el dogma diciendo que la Asunción ha sido y es la plena humanización de María (y de la humanidad en Dios), representada en ese icono por los Doce de Jesús, una "compañía mesiánica" en camino, que deberá se más claramente de hombres y mujeres, no sólo de varones.
Buen día de la Asunción a todos.

>> Sigue...


(2) Dormitio (Asunción). Gebira, el primer "culto" mariano de la Iglesia

14.08.18 | 15:46. Archivado en María, Amor, Cristología

La tradición antigua hablaba de la “dormitio” (dormición, muerte venerable), de María, Madre de Jesús, cuya memoria más antigua se conserva en la Iglesia del Valle Cedrón de Jerusalén (imagen 1).

La tradición posterior de occidente ha preferido hablar de “asunción” (elevación) de María, pero sin olvidar que ella es la Gebira, origen y signo más hondo de la "carne/autoridad" humana de de Jesús, Dios Encarnado

Dese desde ese fondo, siguiendo en la línea de la postal de ayer quiero o presentar a María como signo hondo de la humanidad/divinidad de Jesús (nacido de mujer, Gal 4,4), poniendo de relieve, ya desde el principio, los tres rasgos principales de su identidad, según el evangelio:

− María forma parte de la historia de Jesús. No es un “espíritu” aparecido sobre el mundo (docetismo), ni es un ser extramundano, sino que pertenece esencialmente a la historia de Jesús (pues de ella nacido), lo mismo que Pilato (responsable de su muerte). Por eso, rechazando a María como mujer histórica se rechaza el cristianismo. Sólo porque ha nacido de hecho como “hijo de mujer” (Gal 4, 4), Jesús ha podido resucitar de hecho, como salvador. Las interpretaciones de ese nacimiento y resurrección pueden ser distintas, pero todas comparten la referencia al Jesús histórico a quien interpretan de un modo mesiánico.

− María, un signo universal. Al principio, María forma parte de la iglesia judeo-cristiana de Jerusalén (como parecen suponer todavía Pablo y Marcos), de manera que su figura no importa para el resto de las iglesias. Pues bien, en un momento posterior ella aparece en el conjunto de las iglesias como madre humana (universal, para todos), superando, por obra del Espíritu-Santo, un tipo de límites “carnales-cerrados” del judaísmo), de manera que puede concebirse como signo de presencia de Dios para todos los cristianos. Esta opción por la universalidad está fundada en la tendencia helenista de la iglesia (desarrollada sobre todo por Pablo), pero los evangelios de Mateo, de Lucas y de Juan la vinculan ya a figura concreta de María, madre de Jesús.

− María, carne de Dios. Esta visión universa de María supera un tipo de “exclusivismo intra- judío”, pero no para “excluir la carne” (la vida real, la historia), sino para fundar la historia y vida de Jesús en la “carne humana, universal”, de María, que se no entiende de un modo espiritualista, como pura gnosis interior, sino de un modo concreto, vital, económico, social, en la línea de Jn 1, 14, donde se dice que la Palabra de Dios se hizo carne.

María no es carne en oposición a espíritu, no es “tierra” en oposición a cielo, sino que es humanidad llena de Dios, como mujer, como persona. Sin esta afirmación de la “carne” (historia, humanidad) de María Jesús hubiera sido un fantasma, el cristianismo pura “ideología”.

Desde ese fondo tenemos que poner de relieve el origen judío de la "mariología", es decir, de la importancia de María en la visión del cristianismo (en la comunidad judeo-cristiana de Jerusalen, dejando ahora a un lado la tradición de Galilea).Buen día de María a todos los amigos y lectores de este blog.

>> Sigue...


15.8.18. María (1). Mujer histórica, símbolo del cristianismo

13.08.18 | 16:12. Archivado en Jesús, Nuevo Testamento, María

Celebramos el próximo 15, el día de la “dormición” o “asunción” de María, la más importante de sus fiestas en la Iglesia de occidente.

En ese contexto, en la línea de otras postales que he dedicado en este blog a su figura, quiero presentar nuevamente algunos rasgos de su historia, como mujer concreta (madre y seguidora de Jesús) y de su memoria creyente (María de la fe) en el principio de la Iglesia, partiendo de la misma Biblia.

La visión mariana de la Iglesia ha sido obra de la gente, más que de la reflexión de los teólogos o de algún tipo de planificación jerárquica. Gran parte del pueblo cristiano antiguo (y moderno) se ha identificado de algún modo con María, la mujer histórica, la madre de Jesús, convertida en gran símbolo cristiano.

Seguirán tras esta dos "postales", que quieren ofrecer una pequeña mariología de verano, desde la perspectiva católica, en el hemisferio norte. Irán dedicadas a todos los que, manteniendo de un modo agradecido la memoria de María, que fue una mujer "gebira" (como verá quien siga leyendo), llegando a ser quizá el signo más importante de la iglesia católica en los últimos siglos, como han dicho, con evidente exageración algunos protestantes, que nos acusan (a los católicos) de ser papistas y mariólatras.

Será bueno saber lo que puede haber detrás de esa acusación, desde una perspectiva de María. Posiblemente, los católicos debemos saber lo que implica María en nuestra forma de vida cristiana, pero también han de saberlo (y aprender) muchos protestantes. Buenos días de víspera del Día de María 2018.

Será bueno pre-sentir lo que ella (María) puede seguir ofreciendo como judía histórica y como cristiana originaria a la vida y tarea del evangelio en este siglo XXI.
Imagen 1: La Virgen de la aldea (de Chagall, pintor judío)
Imagen 2: María y el niño (una mujer oriental)

>> Sigue...


27.7.18. Marta (y María): Iglesia de mujeres, mujeres dirigentes de Iglesia

Hoy celebra la Iglesia de occidente la fiesta de Santa Marta, como complemento de la de María Magdalena (celebrada el pasado 22).

Parece que en su origen esta María de hoy (hermana de Marta) no es la Magdalena, pero la tradición, a partir de Lucas y Juan,ha unido ambas marías (la Magdalena y la hermana de Marta), de forma que ellas aparecen aquí (Lc 10, 38-42) y en Jn 11-12 como signo privilegiado de la Iglesia.

Miradas así, ellas no son simples personas particulares, dos mujeres "sometidas" al poder de los varones, sino "toda la Iglesia", entendida como casa de Jesús y como expresión privilegiada de la fe cristiana.

Así lo ha destacado este evangelio de Lc 10, con el de Jn 11, donde Marta aparece como "auténtico Pedro", aquella que proclama y mantiene (al lado de María) la verdadera confesión de Jesús, como principio de resurrección y vida.

He comentado varias veces este evangelio de Marta-María (Lc 10). Hoy lo hago de forma condensada, siguiendo el título de esta postal: Marta y María son toda la Iglesia, y así aparecen en el fondo como sus dos "animadores principales", sus dos dirigentes.

El conjunto de la Iglesia de occidente ha tenido miedo de este evangelio, de manera que ha devaluado tanto a Marta como a María. Pero ahora, año 2018, puede empezar a entenderse y aplicarse su sentido, tanto desde el mensaje evangélico como desde la situación actual de la Iglesia.

Dada la importancia del tema (en contra de lo que suelo hacer otras veces), he querido mantener las notas eruditas, que aparecen al final del texto. Seguiré evocando otro día otros aspectos del pasaje, y de las diversas formas de entender e interpretar estas dos figuras de la Iglesia. A todas las martas y marías un saludo admirado en este día (1).

>> Sigue...


16.7.18. Virgen del Carmen: Camino en el mar, Oración, esperanza de Cielo

15.07.18 | 23:26. Archivado en María, Amor, Ángeles y demonios, Oración, espiritualidad

La Iglesia católica celebra este día la memoria de la Virgen María, Madre de Jesús, bajo el título del Carmen (Monte Carmelo). Ésta es una advocación entrañable, vinculada a tres signos o motivos importantes de piedad y vida cristiana:

-- Oración Contemplativa . Al norte de Palestina, en una zona cercana a Nazaret, se alza sobre el mar el Monte del Carmen, antiguo santuario donde celebró el profeta Elías la victoria de Yahvé, Dios de Israel. Allí se reunieron en el siglo XI-XII d.C. un grupo de ermitaños cristianos para recordar a Elías y especialmente a María, la Madre de Jesús en contemplación. Con este motivo desarrolló san Juan de la Cruz un Camino de contemplación como Subida al Monte de Dios, que es el Carmelo, Monte y el Huerto de María, patrona de orantes cristianos.

-- Compañía en el peligro, Virgen del mar. María del Carmen es la Virgen y Amiga de los hombres y mujeres del mar, que acompaña a los marinos desde su montaña, sobre sobre Haifa, que hace casi de frontera entre Israel y Fenicia, a un "tiro de piedra" de los puertos más importantes del oriente antiguo, entre ellos el de Tiro. A la vera de este monte de la Virgen llegaban los barcos cristianos durante la cruzadas... Por esta razón, la Virgen del Monte Carmelo ha sido y sigue siendo patrona de marinos, en gran parte del mundo cristiano, al menos desde Hondarribia a Fisterra, desde Cádiz a Venecia.

Con este motivo he querido colgar en mi blog una reflexión teológico-piadosa sobre el Ave-María, que es la Oración del Ángel de la Anunciación, la Oración de la Iglesia, dedicada a la madre de Jesús.


Esa ha sido y sigue siendo una de las oraciones más populares de los cristianos católicos, que se alegran de repetir el saludo del Ángel a María, con la bendición de su prima Isabel (ambos temas son del Nuevo Testamento) con la petición de la Iglesia que sigue manteniendo la memoria de María, la madre de Jesús, para compartir con ella el camino de la vida.

-- Virgen de la Buena Muerte, esperanza de cielo. Finalmente, la Virgen del Carmen se encuentra asociada con el camino final de la vida, es decir, con la muerte y con el "paso" del alma (del hombre) a la gloria. En ese contexto se ha dicho y se sigue diciendo que ella acompaña como madre y amiga a los que tienen miedo de la muerte, a los que tienen necesidad de algún tipo de "purgatorio", es decir, de purificación en el amor para encontrar al Dios de Cristo.

Buen día a mis hermanos y hermanas carmelitas (¡este año he convivido con las hermanas de Córdoba Arg.y con las de Donamaria y Hondarribia...) . A ellas va dedicada esta meditación mariana.

Buen y feliz día a las cármenes, con mi madre, que era y es Carmen, desde el cielo, y con Mabel, mi mujer, devota del Carmen, que ha sido y sigue siendo para mí el mayor regalo de la Virgen del Carmen, en oración, compañía y esperanza de cielo.

Buen día, finalmente, a los hombres del mar, como era mi padre, en un tiempo de cambio difícil como es este... y también a los contemplativos, que siguen descubriendo en María un signo del Monte Carmelo, el monte de la contemplación y del misterio que conduce a Dios (y que en el fondo es Dios).

>> Sigue...


Santa María del Sábado: La Virgen del Islam

07.07.18 | 08:36. Archivado en Nuevo Testamento, María, Judaísmo, Islam, Adviento - Navidad

Presenté a comienzos de año (02.1.18) un hermoso libro de Yaratullah/María Monturiol,titulado El poder Secreto de María.Fuentes heterodoxas sobre la Madre de Jesús (c. Imagen 2).

Se trataba, como en otros casos, de un título "periodístico" (puesto por la editorial), porque a muchos les importa más lo hererodoxo que lo ortodoxo. El título original, para el que yo mismo escribí un emocionado prólogo era El Poder Secreto de María.

Y/M Monturial y otros muchos, musulmanes y/o cristianos, sabemos que María, la Madre de Jesús, es una mujer poderosa, llena de eso que en teología llamamos el Espíritu de Dios, como podrá ver quien retorne a mi postal de aquel día o compre y lea el libro.

En aquella línea, pasados seis meses, en pleno verano, este sábado, día tradicional de María (es decir, del judaísmo cristiano, desde Abrahán y Moisés hasta la Madre de Jesús, quiero evocar de nuevo la figura de María en el Islam.

Será un ejercicio de amor hacia el Islam, por su visión de María, y de amor y admiración hacia María, la Madre de Jesús, gran profetisa que se alza entre los dos testamentos, judío y cristiano (cf. Magnificat: Lc 1, 45-55), como precursora del Islam, por ser oyente de la Palabra, anticipadora de Muhammad.

Será un ejercicio de amor hacia el judaísmo, que sigue celebrando el Sábado, como día de "descanso y plenitud de Dios", día que los cristianos seguimos celebrando en la figura de María, a quien vemos como Sábado de Dios, en una línea que culmina en Jesús, Dios con nosotros.

Hay muchas cosas que nos siguen separando (¡gracias a Dios!) a judíos, cristianos y musulmanes, pero Santa María del Sábado puede vincularnos en amor, conforme a la mejor tradición del Islam.

La Virgen María aparece en varias partes del Corán: “Oh Mariam, Dios te ha escogido, te ha hecho pura y te ha elegido antes que a todas las mujeres de todos los mundos”, señala uno de los pasajes.

Según Francesc-Xavier Marín, de la Universidad Ramón Llull de Barcelona, el Corán presenta a María como “la mejor de las mujeres” (Corán 3:42-43).

De las 114 suras o capítulos del Corán, solo 8 llevan como título el nombre de algún personaje, pero 19 está dedicada a María y sus virtudes. Allí se aprecia también 41 versos sobre Jesús y su Madre, donde se defiende su virginidad.

En la sura 66, el verso 12 pregunta: “¿Queréis que yo os dé un ejemplo fiel a seguir, válido para todos los creyentes del mundo?”. La respuesta es María.

‒ Para muchos cristianos actuales, los aspectos externamente "milagrosos" del nacimiento e infancia de Jesús (y de su madre María), en sentido (biológico), resultan menos importantes pero deben confesarse en un plano de fe, pues sirven para confesar simbólicamente el origen divino de Jesús, de un modo que, en algún sentido, puede aplicarse a todos los creyentes (cf. Jn 1, 13), en unión a Jesús.

El Islam, en cambio, acentúa los rasgos más físicos y “maravillosos” de la Navidad de Jesús: La virginidad biológica de su madre, los prodigios que acompañaron a su nacimiento (la palmera que baja, el niño recién nacido que habla etc.). De todas formas, en el fondo de esos "milagros", el Corán ha visto la "providencia" de Dios que se revela (aunque sin encarnarse) por la concepción y parto milagroso de María.

>> Sigue...


Dios Mujer (Trinidad) y el no del card. Ladaria al sacerdocio de la mujer

30.05.18 | 07:06. Archivado en Iglesia Instituciones, Dios, Israel, mujer, María

Comenté ayer un documento de la Congregación de Religiosos sobre las "mujeres contemplativas", con la impresión de que se trataba de un texto de "hombres" para dirigir la vida de mujeres contemplativas.

En esa línea se sitúan, al parecer, las declaraciones del neo-cardenal Ladaria (RD 30.5.18), reafirmando el no "definitivo" del sacerdocio a las mujeres. Esas declaraciones me parecen importantes,pero no son definitivas ni pertinentes (¡declaratio non petita...), por cuatro razones principales:

1. Siguen siendo declaraciones de hombres sobre mujeres, y por ese mismo hecho resultan al menos sospechosas.

2. Suponen que Jesús negó el sacerdocio a las mujeres, cosa que es muy dudosa, por no decir falsa.Jesús no confirió en la Cena este tipo de sacerdocio actual a hombres (sólo a hombres, solo a los Doce). Esa opinión de Ladaria no responde ni histórica ni exegéticamente al evangelio.

3. Está en juego el tipo de "sacerdocio" del Nuevo Testamento y de la Iglesia, que, según los textos, pertenece sólo a Cristo (Hebreos) y/o a la comunidad creyente y confesante(1 Ped, Ap). A partir de aquí, desde la raíz del evangelio, hoy, año 2018, los católicos-cristianos estamos llamados a recrear los ministerios (que en la línea actual están vaciándose de sentido, porque en ellos prima un tipo de tradición parcial sobre la gran tradición de la Iglesia y sobre el evangelio).

4. Está en juego la visión del Dios cristiano, del sacerdocio de Jesús y de los ministerios eclesiales....En este tipo de Iglesia actual tiene razón Ladaria, y en eso tiene razón. Pero hay otro tipo de iglesia que nace y renace de la experiencia de Jesús y del NT, donde todos estos temas han de replantearse.

En este fondo resulta determinante la aportación de la hermenéutica de género, a pesar de que algunos le tengan miedo, pues la de Dios con lo femenino (teología feminista) constituye una de las mayores urgencias y tareas del momento actual.

Se han escrito muchos y buenos trabajos sobre visión feminista de Dios e incluso de la Trinidad. Pero son mucho más numerosos los libros y trabajos, los congresos y cursos especiales dedicados a la teología feminista en perspectiva hermenéutica, liberadora y eclesial. Aquí no puedo evocarlos, el tema desborda los límites e intenciones de esta "postal" de blog.

Teniendo eso en cuenta, pienso que es bueno plantear el tema del Dios Trinidad y de su relación con los hombres y mujeres, según Cristo, y así lo hago recogiendo básicamente un trabajo titulado Trinidad, que publiqué hace tiempo en el Diccionario de Mariología, Paulinas, Madrid 1988, 1903-1921, que se sigue publicando aún en varias lenguas.


En un primer plano, esta postal traa de la relación entre la Virgen María y la Trinidad, pero en ese contexto se han planteado y se plantean algunos de los elementos y problemas fundamentales de la teología y de la vida de la Iglesia en la actualidad.

Buen día a todos, buena semana de la Trinidad Esta reflexión quiere responder a problemas ayer y de hoy, planteados sobre la contemplación cristiana y el sacerdocio-ministerio de la Iglesia, desde una perspectiva de mujer. Es una reflexión de fondo, algo teórica, pero quizá ofrezca un poco de luz sobre el tema.

>> Sigue...


Miércoles, 12 de diciembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Diciembre 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31