El blog de X. Pikaza

K. Rahner: Cambio estructural de la Iglesia ¿Una oportunidad perdida?

Con ocasión de la preparación del Sínodo de los obispos de Alemania (1971 a 1975),Rahner escribió un pequeño libro Strukturwandel der Kirche als Aufgabe und Chance (Cambio estructural de la iglesia como tarea y oportunidad).

Quiero comentar algunas propuestas de aquel libro, que sigue conservando toda su autoridad, hoy más que el año de su publicación (1973):

-- Era entonces una Aufgabe (tarea y obligación), por evangelio y por modernidad.

-- Era entonces una Chance (una oportunidad), tiempo bueno para retomar de raíz el evangelio.

Fue ya entonces (a los pocos años del Concilio Vaticano II) una tarea no cumplida, una oportunidad desaprovechada... y hoy, 45 años después,estamos llamados a retomarla, si no queremos que pase de largo (si no ha pasado ya) uno de los últimos trenes de la modernidad evangélica.

En esa línea retomo ese motivo, siguiendo una obra de H. Vorgrimler: K. Rahner. Experiencia de Dios (Santander 2004) que yo mismo traduje, añadiendo algunas observaciones propias sobre el tema de la “ordenación” de las mujeres,del que Rahner nos habló con pasión, en Salamanca, hacia el año 1977 (tengo apuntes de aquella conversación, pero no la fecha exacta).

Era yo entonces un novicio en teología dogmática y cuestiones de Iglesia, sabía algo de evangelios y teodicea, pero no me había interesado el tema de los ministerios en relación con la mujer. Lo que nos dijo Rahner entonces abrió mis ojos, hasta el día de hoy.

Es muy significativo el hecho de que incluso el neo-cardenal Luis Ladaria, gran teólogo, de los mejores conocedores de Rahner, actual Prefecto de la Congregación de la Doctrina de le Fe, no acepte sus propuestas y argumentos, dando como probatorios (en el tema de la no-ordenación de las mujeres) unos textos bíblicos que, a juicio de Rahner, no lo son en modo alguno.

Rahner protestó aquel día, rechazando el documento de Pablo VI, porque (nos dijo) se basaba en razones bíblicas equivocadas (tanto en sentido histórico como eclesial). Aún conservo en los ojos el brillo de los suyos, y su paso nervioso por la sala, mientras nos hablaba y respondía, a veces en francés, a veces en latín, porque el alemán del pequeño grupo de amigos profesores reunidos en torno a él no era del todo bueno.

Imagen 1. Rahner con Ratzinger en aquel tiempo... cuando el Vati. II empezaba a ser ya una oportunidad perdida.
Imagen 2: El libro de Rahner sobre el Cambio Estructural de la Iglesia
Buen día a todos.

>> Sigue...


B. Pérez Andreo, La Revolución de Jesús.

B. Pérez Andreo, La revolución de Jesús. El proyecto del Reino de Dios, PPC, Madrid 2018, 262 págs.

Le han llamado Rey, le han venerado como Señor, le han confesado Dios... Pero él no se ha presentado como Dios, Señor o Rey, sino como iniciador (promotor y contenido) de la Revolución del Reino. Así le ha descrito B. P. Andreo, de un modo ejemplar en este libro.

Tres razones me vinculan a este libro: El tema (Jesús y el Reino de Dios), el autor amigo (Bernardo Pérez A.) y la dedicatoria, en la que aparezco con F.M. Fresneda y el Papa Francisco. Dejo aquí a un lado las dos últimas, y me centro en el tema y desarrollo de la primera: Este libro ofrece una reconstrucción del Jesús histórico desde su proyecto vital, que es el Reino de Dios.

B. Pérez Andreo viene estudiando ya hace algún tiempo el carácter específico del mensaje y camino de Jesús, desde una perspectiva personal, social y religiosa, buscando y elaborando categorías que le parecen más adecuadas para ello, desde un primer libro titulado Descodificando a Jesús de Nazaret (Madrid 2010).
No le parece adecuadas las “condiciones” ontológicas (naturaleza, persona…), por más importantes sean; ni tampoco las de tipo político-militar (Jesús guerrero, celota…).

En vez de ellas retoma y elabora la de revolución, pero no definida sin más desde la modernidad (en la línea de la revolución burguesa, marxista o capitalista…), sino desde el mismo mensaje y vida de Jesús, cosa que ha de hacerse, a su juicio, en tres niveles: personal (de meta-noia o conversión interna), social (superación de Mammon y del dominio del hombre sobre el hombre) y trascendente (de redescubrimiento de Dios).

Desde ese fondo quiero evocar el contenido y enfoque básico del libro, que es hasta el momento la culminación de la obra histórico-teológica del prof. Bernardo P. Andreo, de la Facultad Teológica de los Franciscanos de Murcia. Felicidades, Bernardo. Buen trabajo, amigos de PPC.

>> Sigue...


La voz de Angelelli, obispo mártir (con Mons. Hesayne y M.Baronetto)

Fue asesinado el 4 de agosto del 1976 por la Dictadura Militar, para acallar su voz, que era voz de evangelio y de pueblo en Argentina.

El Papa Francisco acaba de firmar su "acta de martirio" (junio del 2018), por lo que él y sus compañeros asesinados (imagen 2) serán beatificados pronto, como anuncian hoy los medios de comunicación.

Las fuerzas del sistema quisieron acallar su profeta, pero esa voz resuena hoy con más en Argentina y en toda la Iglesia

Me habló de él, me contó su martirio, con voz emocionada, cortada de silencio dolorido, en Córdoba (Argentina), que era su pueblo, a los dos años del asesinato, su amigo, Ramón Iribarne, mercedario amigo, oriundo de Iparralde y vecino de la Rioja/Argentina, el año 1978, cuando no se podía hablar en la calle, pues seguían en el duro poder los militares.

El recuerdo de Ramón (¡obispo después Dean Funes, y muerto casi de inmediato quizá de cansancio y pena!) y de sus palabras encendidas sobre Angelelli me sigue emocionando.Ahora, a los 40 años, quiero publicar, con su emoción, dos testimonios que me han llegado de la vida y muerte de Angelelli:

-- El testimonio de Mons. Esteban Hesayne, que me mandó de Argetina mi amiga Lucía Riba «para ver si quieres ponerlo en tu blog».

-- El Testimonio que M. Baronetto, Director de la Revista Tiempo Latinoamericano, de Córdoba, me mandó para el libro de El Pacto de las Catacumbas (Verbo Divino, Estella 2015)

Gracias Enrique Angelelli, por seguir diciendo tu palabra de libertad y evangelio 42 años después de tu muerte. Me uno a tu vida (con mi amigo Ramón Iribarne) y al gozo y fiesta de tu próxima beatificación, y de la beatificación de los tres compañeros, asesinados por odio y por miedo a las implicaciones espirituales y sociales de la fe cristiana

>> Sigue...


J. Garrido, Eucaristía: Diez propuesta serenas, rompedoras, esenciales

Javier Garrido Goitia, El don incomparable. Meditación de la Eucaristía, Surcos, Verbo Divino, Estella 2018 (250 pags.)

Javier Garrido Goitia, franciscano, es uno de los cuatro o cinco pensadores y guías cristianos más significativos de la iglesia española el momento actual.

No sale en los medios (es difícil conseguir una foto suya en google), no dirige manifiestos de tipo llamativo... y, sin embargo, desde el silencio sonoro de sus conferencias en Huarte-Pamplona y desde sus libros de antropología, espiritualidad y dirección de conciencias, ha guiado y sigue guiando a millares de personas, estudiantes de universidad, religiosas deseosas de palabras, cristianos de todo tipo.

Actualmente empieza a escucharse la voz de nuevos guías, como Pablo D'Ors, J. M. R. Olaizaola, que saben conectar con la juventud... Pero nadie, por ahora, como Javier Garrido que se ha mantenido más de 40 años en la brecha de la palabra y de la vida como ejemplo de interioridad, en sencillez austera, en "minoridad", en gran sabiduría.

No le conozco en persona, y sin embargo es uno de los escritores cristianos que más y mejor me han acompañado desde hace 40 años. Es vizcaíno como yo (él de Bermeo), nacimos el mismo año (1941), y tenemos vidas paralelas, aunque él estudió filosofía y teología en Friburgo (Suiza) y yo en Salamanca y Roma.

Empezó enseñando en los franciscanos y formó parte de un equipo de renovación de la Orden, para dirigir durante largos decenios un tipo de “escuela de vida cristiana” en Pamplona y en su entorno, donde cientos y miles le recuerdan como maestro y amigo.

Tiene, además, un “cuerpo” impresionante de libros escritos sobre espiritualidad, psicología y maduración personal que forman uno de los mejores legados del cristianismo en el momento actual. Me han dicho que acaba de retirarse en su convento central de Arantzazu, donde quisiera visitarle, Dios mediante, este verano.

>> Sigue...


Corpus 2. Descubre tu presencia... Trece presencias eucarísticas reales

Vuelvo a tratar del Corpus: Eucaristía como presencia, trece presencias reales, revelación de Cristo.

El Corpus es presencia real, pan compatido (=compartido, compadecido,concelebrado...), palabra de fiesta, regalo y promesa de vida... Es el centro del cristianismo, y así quiero decirlo, con palabras del Cántico de Juan de la Cruz:

Descubre tu Presencia
y máteme tu vista y hermosura...

La presencia real "mata" el yo egoísta y resucita, y así vivimos de presencias, ojos que miran y alientan, manos que afirman, pan que sostiene y enamora, vino de fiesta... Desde ese fondo, quiero recordar trece presencias reales del Dios-Eucaristía

La vida más honda del hombre y mujer no es "esencia", sino presencia, comunicación de vida, donación, en gratuidad, acogida y comunión. Con ese convencimiento quiero presentar este Corpus 2018 (¡día del Cuerpo de Dios!) trece presencias eucarísticas.

-- En esa línea empiezo definiendo a Dios como aquel que está siempre y en todo, está dentro, con, entre nosotros, de forma que cuando decimos "ven, vieni, etorri", él responde ¡Presente! en forma de Vida que impulsa y asegura nueva vida.

-- Pues bien, para los cristianos, la presencia más intensa de Dios es Cristo… Palabra y Fuente de vida. Por eso, cuando llamamos él dice "yo soy", es decir, yo estoy con vosotros, en el mar de la tormenta (Mc 4-6), en el miedo, en el hambre... Yo soy, yo estoy: Soy pan y vino, soy amor vuestro, soy compañía.

-- Si Cristo es Presencia de Dios, presencia hemos de ser unos en y para otros, pan de amor, vino de promesa, cuerpo humano compartido (carne de respeto y con-vivencia)... Si Cristo es presencia de pan (esto es mi cuerpo...), presencia de Eucaristía hemos de ser unos con y para otros.

He querido poner como primera imagen la presencia eucarística del Cristo-Expuesto como pan, ante dos jóvenes que se adivinan al fondo (él de blanco, ella de oscuro) como presencia mutua, eucaristía. Las dos imágenes siguientes no necesitan presentación.

Bueno Domingo del Corpus, del Cuerpo presente de Cristo

>> Sigue...


27.V.10. No hay tarea más urgente que "conocer" la Trinidad

Domingo de la Trinidad La Trinidad no es un dogma separado de la Biblia o de la Iglesia, pero en el centro de la Biblia Cristiana y de la vida de la Iglesia se encuentra el misterio de Dios, que conocemos por Jesús y compartimos por el Espíritu santo, en su unión y diferencias.

Esos tres, que son uno, en amor y vida, constituyen lo que, con palabra imperfecta, pero quizá imprescindible, llamamos Trinidad, para confesar por ella que el Dios de los hombres es dinamismo de vida e impulso de amor en la misma historia de los hombres.

Entendida así, la Trinidad constituye, con la Encarnación, el centro del misterio cristiano: por ella sentimos y sabemos que Dios es fuente inagotable y comunión creadora de amor que anima y sostiene la historia de los hombres.

No es un concepto, ni es objeto de una posible especulación (tres son uno, uno es tres), sino el descubrimiento único y siempre nuevo de la riqueza de Dios, que para los cristianos se revela por Jesús, a quien ellos han visto y confesado como Hijo de Dios (Hombre verdadero) y Dador del Espíritu, es decir, promotor de nueva Humanidad. En ese sentido he querido decir que no hay tarea más urgente que conocer y "vivir" la Trinidad.

No es una verdad que ha de añadirse a otras posibles verdades de fe igualmente obligatorias y enigmáticas, sino que ella es el dogma, esto es, el don glorioso, luminoso, jubiloso en que se fundan todos los restantes dones y tareas de la confesión cristiana; es la verdad donde se apoyan y reciben su sentido las afirmaciones del símbolo de fe y la vida de aquellos que confiesan que todo lo que existe es un regalo y comunión de amor en Cristo.

No es un dogma independiente, a nadie se le obliga en la iglesia a confesar "yo creo en la Trinidad", pero a todos se le pide que descubran y digan, con amor gozoso: "yo creo y confío en Dios, creo en Jesús y le sigo, recibo su Espíritu". De esa forma lo entendemos de ahora en adelante, como expresión y compendio de la vida de Dios y del amor que es comunión abierta a todos los hombres y mujeres en la historia.

Su verdad es ante todo un don, regalo de amor que reciben de manera inmerecida los creyentes; pero ella puede entenderse también como principio de todo saber racional, de todo amor y pensamiento, tesoro que los cristianos ofrecen gozosos a los hombres y mujeres de la tierra, sin imponer ni pedir nada: ¡gratis han recibido, gratis quieren darlo, como portadores del Dios de la Gracia! (cf. Mt 10, 8).

Imagen 1: Trinidad angélica, icono simbólico de la Iglesia de Oriente
Imagen 2 y 3: Ermita de la Trinidad sobre el Mendaur, en Ituren, Navarra, expresión de fe del pueblo ante Misterio. La semana pasada he despertado todo los días con la esperanza de ver cómo el sol alumbraba en la altura sus paredes blancas, desde Donamaria.

>> Sigue...


Representar la Trinidad ¿Espíritu Santo mujer? (Benedicto XIV: SN 1745).

El motivo que hoy expongo, como preparación para la fiesta de la Trinidad (27.5.18), puede parecer banal, pero es uno de los más importantes que se pueden plantear en teología y en la vida de la Iglesia.

Así puede evocarlo esta hermosa imagen del Espíritu Santo como Mujer (o joven asexuado) que se le apareció a Santa Crescencia de Keufbeuron, imagen cuya devoción ella propagó, siendo "criticada" por el Papa Benedicto XIV, con "sabias razones", pero quizá sin razón de fondo, como podrá ver quien siga leyendo. Éstos son los temas de fondo:

1. La visión femenina del Espíritu Santo (y de la Trinidad) es un tema que se viene planteando en teología desde hace casi 100 años, desde perspectivas distintas, por autores tan significativos como H. Urs von Balthasar, L. Boff y A. Amato.

2. Es importante la posibilidad (¿necesidad?) de crear unos ministerios femeninos en la Iglesia, o de abrir los actuales a mujeres. Sobre ese tema acaba de decir, por ejemplo, el Card. Brandmüller (cf. RD 15.5.118) que quien eso defiende “es un hereje o está excomulgado”. Mejor sería preguntarse si es Brandmüller quien va en contra de la verdadera la comunión de la Iglesia (por muy cardenal que sea).

3. Es necesario estudiar y actualizar la revelación de Dios y la función de la mujer, en cuanto mujer y persona, en el despliegue y vida de la iglesia.
Es importante el tema de un tipo de homosexualidad en cierto clero de la Iglesia, que muchas veces se vincula (al menos implícitamente, y casi siempre con falsedad) con la pederastia y el celibato, cosas que son muy distintas. El asunto no es claro y estos días han saltado chispas (y no de fuego de amor) desde Chile al Vaticano, y no parece que puedan resolverse con los planteamientos actuales de la Iglesia

Entre esos temas puede parecer menos importante el de “pintar la Trinidad” (o el Espíritu Santo) con rasgos femeninos o masculinos. En ese contexto se pueden y deben ofrecer unos principios:

1. A Dios se le ha representado (verbal y pictóricamente) como Padre (varón), pero quizá se le debería presentar, con tanta o más razón como Madre o como Mujer joven (o incluso como niño/niña, cf. imágenes). El tema se halla absolutamente abierto.

2. Ciertamente, Jesús Hijo de Dios ha sido Varón, pero no es redentor y salvador por varón (macho), sino por persona, en griego de los credos por ser anthropos.

3. Del Espíritu Santo se dice que es “persona” de otra forma, ser dual, amor mutuo… en forma de fuego o paloma, con tempestad y viento, suave o impetuoso. Algunos grandísimos santos, como Santa Crescencia de Keufbeuren (1662-1784) le vieron y pintaron como mujer, y así le han visto otros muchos.

4. En los dos últimos siglos, los niños que han visto a una “Señora” han dicho (= o les han dicho) que era la Virgen, y así se la venera en lugares como Lourdes o Fátima, con aprovechamiento de muchos fieles. Pero cuando, a principios del siglo XVIII Crescencia, santa vio a la misma Señora pensó y dijo, con honda teología, que era el Espíritu Santo (en forma de mujer, o quizá de joven doncel asexuado).

5. Ese tema preocupó mucho a Benedicto XIV (Prospero Lambertini), uno de los papas más cultos y prudentes de todos los tiempos (1740 al 1758), que estudio bien la cuestión, con los mejores teólogos del tiempo, y escribió una carta (Sollicitudini Nostrae), al obispo de Augsburgo, Alemania, que le había planteado unas preguntas sobre la conveniencia de aprobar el culto de cierta imagen impulsada por Santa Crescencia (a la que algunos querían ya beatificar), en la que el Espíritu Santo aparecía representado bajo la figura de un hermoso joven de carácter axesuado (más mujer que varón). El Papa Lambertini aprovechó la ocasión para desarrollar con gran rigor la doctrina de las imágenes de la Trinidad, siguiendo la tradición de la Iglesia y teniendo en cuenta el parecer de los mejores teólogos y estudiosos de la pintura de su tiempo y de los dos siglos anteriores.

Con esa ocasión quiero desarrollar el tema, que he debido estudiar con más detalle en mi Enchiridion Trinitatis. Espero que el mismo lector saque las conclusiones pertinentes.

1. Imágenes 1-2: El Espíritu Santo como mujer (o joven asexuado) y como niño/niña, cuya devoción era propagada por Santa Crescencia (y que se sigue propagando en su nombre en ciertas iglesias, tras su canonización el año 2001). Benedicto XIV no se mostró favorable a esas imágenes, como verá quien siga leyendo

2. Imágenes 2-4: Representaciones antropomórficas de la Trinidad, que el Papa Benedicto XIV miró también con prevención.

3. Sobre Santa Crescencia (1662-1884, canonizada por Juan Pablo II el año 2001) y su influjo en la Iglesi, cf. http://www.franciscanos.org/osservatore/mariacrescencia.htm (habría que pensar por qué sólo Juan Pablo II, que veía también de algún modo al Espíritu Santo como Mujer canonizó a Crescencia, dos siglos y medio después de su muerte).

4. Bibliografía: Cf. F. BOESPFLUG, Dieu dans l'art. Sollicitudini Nostrae de Benoit XIV (1745) et l'affaire Crescence de Kaufbeuren, Cerf, Paris 1984, 21-61; E. TOURÓN DEL PIE, La iconografía mercedaria en Interián de Ayala, O. de M. (1657-1730) Estudios 151 (1985) 357-380. Cf. también, varios: La Trinidad en el Arte, SET, Salamanca 2004. Para imágenes trinitarias en el arte: GERMÁN DE PAMPLONA, Iconografía de la Santísima Trinidad en el arte medieval español, CSIC, Madrid 1970

>> Sigue...


27 V 18. Dios Trinidad: Tres amigas que bailan

Se celebra el próximo 27 la Fiesta de la Trinidad, día del Dios cristiano, celebración de todos: Padre, Hijo y Espíritu Santo.

La imagen está tomada de la Iglesia de las Trinitarias de Suesa, Cantabria, a quienes desde aquí felicito por su acogida y por su fiesta... y en especial por esta imagen de la Trinidad, como baile de amor y de gozo de Dios (perijóresis) de Dios, representado en tres mujeres, no en tres ángeles como en el icono de Rublev, ni en tres varones, como casi siempre.

Más de una vez he tratado del tema en ese blog:

he enseñado Teología Trinitaria en la Universidad Pontificia de Salamanca,
he publicado varios libros de reflexión sobre el misterio de Dios...
año tras año vengo colaborando en la revista de mis amigos trinitarios: Trinidad y Liberación (http://www.secretariadotrinitario.org/revistas/).

En ese contexto, quiero ofrecer una "semblanza trinitaria", para compartir el gozo de la fiesta, celebrando el “cumpleaños” de Dios.

Feliz día de la Trinidad a todos los que se alegran este día, sabiendo y sintiendo que Dios es Trinidad.
Feliz día, en especial, a mis amigos Trinitarios y Trinitarias , con esta Trinidad que es baile de Dios, en danza de vida abierta a todos los quieran/amen y vengan.

Hay obispos y gentes que dicen que las mujeres no pueden representar a Dios en la celebración. Pero para ellos. Estas tres mujeres, que son signo de Dios y que bailan sonríen...
Buen día.

>> Sigue...


Tema de la semana, ni pederastia ni cardenalato: Espíritu Santo

Ésta es una "semana dura". He pasado los días anteriores de reflexión y estudio, en Donamaria, Malerreka, junto a Doneztebe, reflexionando con las Carmelitas del Monasterio de S. Teresa de Lisieux (¡gracias, eskerrik asko!), sobre la Resurrección de Jesús, sin leer casi noticias del mundo y de la Iglesia.

Pero ayer tarde he vuelto a San Morales y me he puesto "al día". Algo podría comentar sobre las noticias de la "prensa eclesiástica":

- Dimisión de los obispos de Chile, por poca "claridad y contundencia" en temas de pederastia del claro. Conozco bastante del tema por contactos personales y por referencia de amigos. Podría comentar sobre el tema, pero no tengo ahora deseo ni claridad, y además, alguna vez, al hacerlo, en este mismo blog, no parece haber quedado claro lo que he dicho, y quizá me he pasado de "raya", y quiero aquí disculparme de nuevo por ello.

- Nuevos cardenales de la Iglesia católica... Entre ellos hay dos "hispanos" a quienes conocí bastante en su tiempo.

Mons. Ladaria era colega, profesor de Teología en Comillas, mientras yo lo era en Salamanca. Tuvimos un contacto "cordial". Alguna vez he tratado de él en este blog. Felicidades, Luis, lo tuyo era "cantado".

- Bocos era formador y superior de Claretianos aquí en Salamanca, y tuvimos ocasión de compartir sobre temas de vida religiosa. Su nombramiento ha sido para mí una gran sorpresa, una gran alegría. Felicidades, Aquilino, quizá no nos veamos, pero desde aquí quiero mandarte mi enhorabuena.

De esos temas podría tratar estar mañana, del riesgo de pederastia en cierta iglesia... de la función de los cardenales, como honor y testimonio de universalidad de la Iglesia católica. Pero no quiero hacerlo, y así prefiero seguir tratando de lo mío, es decir, de la Semana del Pentecostés.

Es importante la transparencia de vida y la madurez afectiva del clero (célibe o no célibe, de varones o mujeres...). Sigue siendo importante, por ahora, en esta iglesia romana, la función de los cardenales (¿por qué sólo varones y clérigos al estilo antiguo?), pero es mucho más importante la "tarea" del Espíritu Santo en la Iglesia. Un saludo a todos.
La imagen está tomada del FB de Cristina Buján, amiga del Carmelo de San José de Córdoba, Argentina: https://www.facebook.com/cristina.bujan.3 Gracias, por tu amistad.

>> Sigue...


20.5.18. Pentecostés 2018. Una Teología del Espíritu Santo

20.05.18 | 02:00. Archivado en Jesús, Espiritualidad, Amigos, la voz de los, Amor, Pascua

Aprendí de niño la Secuencia del Espíritu Santo y desde entonces me ha venido acompañando en este día: Ven, Espíritu divino, manda tu luz desde el cielo.

Después he tenido ocasión de estudiar, enseñar y escribir sobre temas del Espíritu Santo, tanto en la Biblia como en la teología de la Iglesia, y eso es lo que puedo ofrecer a mis lectores un día como hoy: Una breve reflexión sobre Teología del Espíritu Santo, en línea de profundización pentecostal.

Retomo y elaboro de esa forma el tema de ayer, preparado para la Vigilia de Pentecostés. Hoy es la fiesta, el Día de Dios en Nosotros y así elaboro una teología bíblica del Espíritu Santo (tomada también en gran parte de mi Diccionario de la Biblia).

Buen día a todos. Feliz, gozoso y fuerte Pentecostés 2018.

>> Sigue...


M. Navarro y P. Trigo: Dos guías de un mismo Camino

05.05.18 | 08:15. Archivado en Teólogos, Teología, Jesús, Amigos, la voz de los, Evangelios

El Camino es Jesús, es decir, su evangelio de libertad personal, social y religiosa. Ellos son guías expertos:

--Navarro (MC, Mercedaria de la Caridad), es psicóloga y terapeuta, activista en derechos humanos, teóloga experta en la maduración integral, que empieza por dentro, en Jesús, y se expresa en la liberación de los "cautivos", empezando por los hombres, esclavos de su prepotencia engañosa, y siguiendo por las mujeres, marginadas, utilizadas, en una iglesia que ella quiere que sea ejemplo y maestra de libertad.

-- Trigo SJ (jesuita), es literato, teólogo y director de "ejercicios espirituales" para la liberación también integral de otros jesuitas, de hombres y mujeres de Iglesia, en medio de un pueblo, al que quiere llevar por Jesús a la reconciliación integral. Pues bien, entre los “apoyos” en los que él se ha inspirado, en la obra que el otro día he comentado, se encuentra el Jesús de Marcos, tal como ha sido leído e interpretado por M. Navarro en un comentario fundamental a su evangelio.

M. Navarro ha entendido y explicado a Marcos desde una psicología de la profundidad, leyendo y exponiendo su evangelio como narración del impacto de su mensaje y vida (de su muerte y esperanza pascual) en la vida de los hombres y mujeres, en línea de transformación personal, iluminación compartida y comunicación liberadora. Eso le permite llegar hasta el principio y manadero del Evangelio, en el que Jesús aparece como hermano de hermanos, amigo de amigos, persona y pueblo en el sentido radical de la palabra.

P. Trigo, que escritor de vida (narrador y crítico literario) más que teólogo profesional), haconectado bien con la obra de M. Navarro sobre Marcos. De esa forma ha podido volver al evangelio, de un modo directo, por encima de un entramado de ontologías conceptuales e institucionales que de otra forma podían haberleapresado. A fin de abrir un camino libertad para el pueblo ha tenido que empezar dejando y escuchando en libertad al Cristo de Marcoc.

Tienen muchas diferencias,

pero son guías de un mismo camino, que lleva a Jesús, que es el Cristo de la Nueva Humanidad reconciliada.

M. Navarro es Mercedaria, empeñada en un compromiso de liberación por la palabra que ilumina y transforma por dentro; es más psicóloga y teóloga de la libertad personal, y así entiende el evangelio como un psico-drama de desvelamiento y transformación radical, en libertad para el amor, en diálogo de igualdad, superando el riesgo de un tipo de Iglesia que ha tendido a imponer su ontología sagrada sobre la humanidad del evangelio.

P. Trigo es Jesuita, acompañante espiritual (en la línea de los ejercicios de Ignacio de Loyola), hombre de discernimiento, que anima e impulsa a un pueblo perplejo y manipulado (el de Venezuela y América Latina), que busca y encuentra en Jesús, el camino y tarea de su libertad, por encima de las grandes palabras de teóricos superficiales de la libertad, que acaban utilizando a los pobres.

Pero ambos han podido leer y aplicar el evangelio del Camino de la Libertad, de formas convergentes, en línea de fraternidad- sororidad, recuperando a Jesús como hermano-hermana, amiga-amigo, desde la realidad y tarea concreta de un pueblo, por encima de un tipo de instituciones de poder que terminan ahogando el evangelio.

Esta convergencia me ha llevado a escanear con paciencia unas breves páginas y notas de la obra de P. Trigo, en las que se refleja su sintonía agradecida con el Comentario de Marcos de M. Navarro. Agradecido a los dos, ofrezco a mis lectores un primer resultado parcial de mi "trabajo"

>> Sigue...


6.5.18. No os llamo siervos, sois amigos

Dom 6 pascua, Juan 15,9-17. Éste es el manifiesto supremo del amor cristiano. No somos siervos de Dios, pues él no se impone por encima para que le obedezcamos, sino que nos llama y nos hace sus amigos.

No somos tampoco empleados de Dios, para triunfo y gloria de su empresa, pues tenemos en la vida más tarea ni más finalidad que ser amigos.

Somos simplemente amigos de Dios en Jesús..., como dice este evangelio de Juan (¡el testamento del amado!), y como Juan de la Cruz ha interpretado añadiendo que ya "sólo en amor es mi ejercicio".

Esta lectura de pascua, es un texto paradójico, nervioso, escrito en zig-zag, como el amor que se dice no diciendo o , mejor dicho, diciendo de otro modo.

Amar es simplemente "dejarse amar", como las mujeres de la pascua, como el discípulo amado, como todos los que han amado a Jesús y se dejan amar por él y con él, sin más ejercicio que el seguir amando..., no para no hacer, sino para hacer de otra manera.

En este manifiesto de amistad culmina el evangelio, entendido, al fin, como escuela de amor... donde no se cumple menos, sino mucho más, porque sólo quien es amado y ama puede asumir en presteza la tarea de la vida, cumpliendo así el "mandamiento del amor", comos seguirá diciendo Jesús.

Buen domingo a todos, para que podamos expresar de esa manera la alegría suprema que Jesús muestra y nos ofrece en este evangelio.

>> Sigue...


Martes, 19 de junio

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Junio 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930