El blog de X. Pikaza

La Iglesia es un corazón: Siete mandamientos, siete pecados (Mt 15)

He presentado el domingo pasado (2.9.18) el tema de los pecados según el evangelio, (Mc 7), insistiendo en el “pecado capital” (mal pensamiento) y en los doce que derivan del mal corazón (que es el mal penamiento).

Parece evidente que Jesús no los había formulado así (tenía otras cosas que hacer, antes que fijar una tabla de pecados), pero lo había hecho la Iglesia antigua, con enorme cuidado, insistiendo en el pecado clave (de mal pensamiento), y en los doce que derivan de ese mal principio, y así los había presentado el evangelio de Marcos.

Mateo 7 retoma el motivo y texto de Marcos, pero lo condensa y organiza de un modo distinto, desde la perspectiva de la primera Iglesia. Ésta es su aportación más honda:

1. Tarea eclesial, un buen corazón... El primer “pecado” (fuente y raíz de todos) sigue siendo el pensamiento malo (concretado en un tipo de dialogismo o deseo pervertido). Jesús nos enseña a pensar a sentir, de manera que tengamos y seamos un buen corazón.

En el principio no está el pecado sexual, ni el económico (robo), ni el social (violencia…). En el principio de la vida humana está el buen pensamiento, del que derivan todos los bienes de los hombres… y puede estar el “mal pensamiento”, del que brotan los pecados todos.

2. Mateo ha condensado todos los pecados en siete (como los siete capitales de los catecismos modernos), y el primero de todos es el “mal pensamiento”. No es pecado de otros, de organización (de papas y obispos, de la iglesia externa), sino de cada uno de nosotros, abiertos al supremo bien (el buen corazón), pero con el riesgo del mal supremo (el mal corazón).

3. En esa línea, la tarea fundamental de la Iglesia es “suscitar un buen pensamiento”, es decir, un buen corazón: hacer que los hombres y mujeres puedan vivir en libertad interior y en autonomía de bien, al servicio de su propia madurez de la vida de los otros.

Y desde ese fondo, para completar lo dicho el día anterior, al ocuparme de los 13 (12) pecados de Mc 7, quiero hoy ofrecer mi reflexión sobre los siete pecados conforme a la visión de Jesús en Mt 15 (utilizando mi comentario al evanelio).

>> Sigue...


Memoria y esperanza en Belchite, con carta del alcalde (Comisión de verdad/justicia: P. Zabala).

Juan de la Cruz mostró que sólo una memoria bien purificada es fuente de esperanza. En esa línea se sitúan las reflexiones que siguen mostrando que sólo un buen estudio (memoria, reconocimiento y perdón) del pasado nos permitirá tender con esperanza hacia el futuro, en un plano personal y social, político e incluso religioso.

Digo eso pues vuelven y se re-vuelven estos días los temas de la Memoria Histórica, planteados en diversos países con resultados impares (desde Sudáfrica hasta Chile), especialmente en España donde uno dicen que los otros quieren “cambiar la memoria” para ganar la guerra que perdieron; y los otros contestan que es mejor olvidar, para mantener las ventajas de su triunfo ochenta años después.

En ese contexto, ante dicciones y anti-dicciones de los políticos de turno (Sánchez y Casado...) quiero ofrecer mi reflexión sobre la “memoria” como expresión de la verdad y fuente de esperanza, insistiendo, desde mi perspectiva social y religiosa, en algunas afirmaciones importantes:

a. La Biblia es el libro de la “memoria creadora” de Israel, un “Zikaron”, recuerdo del pasado, como testimonio del “paso” de Dios y del pecado de pueblo, que puede convertirse en fuente de un futuro reconciliado y liberado, porque, sólo una memoria verdadera libera a los hombres para perdonarse y recrear en comunión su esperanza.

b. El Cristianismo es la religión del “recuerdo de Jesús” y, y con él de todas las víctimas, en un contexto de confesión de los “pecados” (no por masoquismo y por imposición externa), sino porque así lo exige el buen camino re-creador de la vida, superando en nuestro caso el esquema de las “dos españas”, es decir, de los dos mundos ficticios (de buenos y malos), para hacer que quepan todos, en eso que algunos han llamado “la tercer verdad” (o la tercera España).

Desde ese fondo, quiero ofrecer un pequeño modelo de Escuela de Memoria Hispana, que podría crearse en Belchite (dejo hoy a un lado el Valle de los Caídos). La segunda parte ofrece la colaboración inestimable de P. Zabala sobre una Comisión de la Verdad y la Justicia (¡gracias, Pedro, como siempre!)

Imágenes primeras: de Belchite.
Otras imágenes: Valle de los caídos

>> Sigue...


28.8.18. San Agustín, la conciencia cristiana de occidente (354-430)

27.08.18 | 22:09. Archivado en Teólogos, Teología, Espiritualidad, Amor, Papa, obispos, Política

Algunos le han llamado "faro", yo prefiero llamarle la "conciencia" de occidente.

Fue quizá el primer "europeo", siendo bebeber africano, fue retórico, platónico latino, obispo cristiano... El primero que habla con plena conciencia de sí mismo. Hombre de grandes "pecados", que no están quizá donde él los piensa, hombre virtudes, que quizá tampoco están donde después se han pensado...

Sin él no seríamos lo que somos, ni en Europa, ni en la iglesia. No es un hombre al que debamos seguir, pero sí alguien con quien debemos discutir, para aprender incluso de sus errores, en estos momentos (año 2018) en que la Iglesia de Occidente tiene que dejar de ser agustiniana, para ser más bíblica, más mística, más libre,más social, superando un tipo de platonismo y maniqueísmo de los que Agustín no acabó a mi juicio de liberarse.

Tenemos que dejar de ser agustinianos en un sentido, para entender mejor al verdadero Agustín, para corregirle así, y corregirnos con él, pero eso sólo podremos conseguirlo dialogando, discutiendo, amando, buscando... y rehaciendo en otra línea su aventura vital, como podrá ver quien siga leyendo.

Esta "postal" es larga, tiene dos partes:

-- La primera, más breve (una semblanza en ocho momentos) evoca algunos aspectos básicos del pensamiento y vida de Agustín.

-- La segunda, más extensa, ofrece un desarrollo teológico y vital de San Agustín, y está pensada sólo para personas que quieran avanzar con él en una línea "discutiva" del pensamiento cristiano.

La imagen escogida como presentación quiere recoger los rasgos menos "convencionales" de Agustín, hombre apasionante y apasionado, un bereber genial... Sobre la relación con su "esposa" trato con extensión en la segunda parte de la postal. Buen día a todos.

>> Sigue...


Dom 2.8.18.Hacerse Pan, ser Eucaristía

Domingo 18. Tiempo ordinario. Ciclo B (Jn 6, 30-69). Comenzó el domingo pasado la lectura del Sermón del Pan de Vida, de Juan Jn 6, que seguirá estos domingos de verano (invierno austral).

En ese contexto presenté la introducción del tema: Jesús multiplico los panes y muchos, al verle capaz de ofrecer comida, quisieron coronarle rey allí mismo, junto al lago de Cafarnaum, pues para eso sirve un rey, para asegurar la comida material de todos; pero Jesús se escapó, subiendo al monte, a fin de preparar y ofrecer otro tipo de reinado.

En ese contexto interpretando de manera algo libre aquel pasaje me atreví a presentar los rasgos principales de su Reino, con su manera de situarse ante el dinero y el poder, para que todos los hombres y mujeres fueran reyes, en dignidad, en comunión, superando toda opresión de tipo económico, político o incluso religioso, para crear una gran mesa redonda en torno al par compartido (imagen 2), donde los más importantes fueran los niños y pequeños (imagen 1),con alimento de pan y, sobre todo, con cariño y cuidado de todos.

Hoy quiero retomar aquel motivo, ofreciendo una visión general del discurso entero de Jn 6 (el gran discurso del pan de Cafarnaum), dejando para los domingos que aún quedan algunos algún rasgo particular de este pasaje, que expone la visión eucarística del cuarto Evangelio, la más realista de todas, siendo, al mismo tiempo, la más mística.

No se trata de evadirse con eso de la eucaristía, pan de Cristo, para situarlo ysituarnos como cristianos en un plano de espiritualismo puro, separado de la vida real de los hombres y mujeres, del pan de los pobres, del amor y la acogida de los niños, de la comunión de todos.

Ciertamente, el pan es pan y debe compartirse, pero, al mismo tiempo, en un plano más hondo, el auténtico pan somos nosotros, de forma que podríamos y deberíamos decir, como Jesús y con Jesús, yo quiero ser y soy también pan de vida para otros.

No me limito a dar un poco de pan material (externo), sino que, debiendo darlo, me doy a mi mismo como pan, haciéndome así eucaristía para los demás.

>> Sigue...


31.07.18. Ignacio de Loyola. Volver a Jerusalén, recrear la Compañía

La Iglesia Católica celebra hoy la memoria de Ignacio de Loyola, y su proyecto puede retomarse de diversas formas. A mi juicio, la más clara en este año 2018 es la de retomar con sus compañeros el viaje que no pudo realizar a Jerusalén, para seguir allí los pasos de Jesús, como él mismo ha contado en su Autobiografía.

Allí describe con gran detalle cómo fue una vez, él sólo, a Jerusalén, para encontrar a Jesús, y cómo quiso volver después con su “compañía” de seguidores (nuevos apóstoles) para recrear la Iglesia, retomando el camino de los primeros discípulos de Jesús, precisamente allí donde el Camino había comenzado.

Por eso, en este día de su fiesta (a los 462 años de su muerte, el 31.7.1556) recordaré la experiencia de su peregrinación a Jerusalén, solo y a pie, para ponerse al servicio de Jesús, y pondré de relieve el deseo frustrado de volver allí con sus compañeros, para refundar así la iglesia.

El centro y principio del nuevo camino de estos nuevos cristianos no era Loyola, ni siquiera Roma, sino Jerusalén, donde debían encontrara Jesús como Capitán de la nueva Cristiandad, en su lucha y victoria contra el Diablo.

Quiso volver a Jerusalén, con su pobre gente (Xabier, Fabro, Laínez…), pero no hubo aquel año barco veneciano que llevara a Tierra Santo (1537), porque era recia la guerra del turco, y así volvieron Ignacio y sus amigos a Roma, poniéndose al servicio del Papa, para lo que se terciara.

Han pasado desde aquel momento unos 482 años, en la línea de eso que pudiéramos llamar “el gran paréntesis romano” de la Compañía de Ignacio y de sus amigos, que, no pudiendo ir a Jerusalén para “confirmar” y ratificar su empresa fueron a Roma a ponerse al servicio del Papa. Y de esa forma nació la admirable Compañía de Jesús, que no era la que en principio quiso Ignacio

Han sido unos años muy fecundos para la la Compañía de los "peregrinos de Jerusalén" de Ignacio de Loyola, y ellos han marcado la historia de la Iglesia católica en los últimos siglos, pero quizá ha llegado el tiempo de reiniciar la Compañía como quiso Ignacio, desde la misma en Jerusalén, en línea de nuevo evangelio.

Perdonen mis amigos jesuitas (admirados, queridos…) si retomo desde mi perspectiva de jesuita de corazón esta sencilla propuesta de retorno a Jerusalén, para recrear allí la Compañía, sin negar en modo alguno el paso por Roma (donde hoy es Papa Francisco, nuevo SJ).

Lo haré de un modo muy sencillo, siguiendo la línea de la “Autobiografía” de Ignacio, el Peregrino, tal como la recogió su amigo portugués L. Gonçalves de C. (cf. https://es.wikisource.org/wiki/Autobiograf%C3%ADa_de_San_Ignacio_de_Loyola (y tal como me la contaba el admirable José Ignacio Tellechea)

>> Sigue...


25.VII.2018. Jacobino/jacobeo. Santiago, un camino en 7 etapas

Éste es un día de gozo para muchos que celebran a Santiago peregino en Compostela . Es día de Jacob/Jaime, de Jacques/Yakue…, , Hijo del Trueno/Zebedeo, hermano de Juan… El libro de los Hechos (12,2) dice que Agripa Rey le mando matar hacia el 43 d.C. por rebelde contra su poder, y muchos creen que sus discípulos trajeron sus restos hasta Compostela, campo de estrellas o escorias (cementerio) en el Finis-Terrae donde vienen a buscarle, cantando en el Camino Herru Sant-Yagu, Santiago es Herr o Señor.

Pero el nombre de Jacques/Santiago está unido a la mayor disputa de poder en Occidente, en la iglesia y convento de Saint Jacques, de los dominicos de Paris, que fue sede de los jacobinos (los de Santiago), dirigentes lúcidos y radicales de la Revolución Francesa, con sus inmensos valores, con sus grandísimos riesgos. Dicen que allí, en ese convento, con espíritu de Jesús y pensamiento dominicano, se añadió el tercer eslogan de la Revolución (fraternidad) a los dos anteriores, que eran "igualdad y libertad".

En esa línea, quiero que fiesta del 25.7.18 sea jacobea (de peregrinación compostelana) y jacobina (de transformación político-social, en la línea de la "mejor" Revolución Francesa), siendo, al mismo tiempo, fiesta de Evangelio.

La mayor inspiración de esta fiesta la ofrece precisamente el evangelio del día, Mateo 20,20-28, un evangelio compostelano por su espíritu de peregrinación interna y jacobino por su modo de superar un tipo de mando, pues lo que importa no es conquistar el poder para "hacerlo mejor" (Herru Sant-Yagu), sino de superar todo poder de imposición, como dice Jesús a Santigo.

Jesús quiso (cf. Mt 22, 20-28),que Santiago Zebedeo fuera jacobino, en la línea de París, pero superando el poder impositivo del 313 o del 1789, para abrir con sus compañeros un proceso de libertad, igualdad y fraternidad económica, social y religiosa (integral), que bien vivido hubiera impedido el "terror" de algunos jacobinos de la iglesia de Saint Jacques de Paris.

Desde ese fondo quiero comentar ese evangelio de Santiago el Jacobino de París, el Jacobeo de Compostela-Paris, el apóstol/peregrino de Jesús.

Imagen 1: Compostela, Santiago final del camino, un abrazo de fraternidad
Imagen 2: convento de Saint Jacques de Paris, sede de los jacobinos, donde comenzaba el gran camino francés a Compostela

>> Sigue...


17.7.18. Montesclaros: Dios o Mammón

Revelación central. Dos señores: Dios y Mammón (Mt 6, 24). En los Montes-Claros de la Alta Cantabria, a un tiro de piedra del Ebro naciente, nos hemos reunido para hablar de lo divino y de lo humano, en el sentido radical de la palabra: el Dinero o Dios (Mammón), es decir, la bolsa o la vida.

Es un lugar bueno para exponer este tema, con los que aman la montaña, signo de vida, con los amigos reunidos para buscar juntos la verdad. Desde Montesclaros, mi saludo.

>> Sigue...


¿Por qué murió Jesús? ¿Se necesita el sufrimiento?

29.06.18 | 04:46. Archivado en Biblia, Nuevo Testamento, Espiritualidad, Utopía, esperanza

Me escribe Juan, buen amigo de otros tiempos, y me dice:

"Pienso que te parecerá muy simplista la pregunta que te voy a hacer, pero me gustaría, si tuvieras un tiempo libre que me respondieran, pues sueles poner el dedo en la llaga... La pregunta es la siguiente:

El tema es: ¿Quién murió en la cruz y por qué? En el Credo profesamos que en la cruz murió el Hijo de Dios, pero con frecuencia las explicaciones al respecto son insuficientes y demasiado dogmáticas.
¿Qué me podrías decir al respecto? ¿Qué hay de Dios en el Crucificado?
¿Qué hay de Dios en nuestro sufrimiento?.

Esta es la pregunta que nos hacemos todos o por lo menos muchos de nosotros:

El enfermero que trabaja en un hospital de terminales,
la mujer que tiene a su amiga recién operada de un tumor cerebral:
El padre a quien el hijo se le va de caso por droga

Ésta es la pregunta de la teodicea: ¿Cómo puede haber Dios en un mundo donde los hombres sufren y pronto mueren?

Esta es la pregunta de la antropo-dicea (defensa del hombre): ¿Qué sentido tiene una humanidad llamada al sufrimiento sin sentido?

¿Por qué tenemos que vivir y morir en sufrimiento? No tengo una respuesta teórica, a pesar de que el amigo Juan me diga que sé muchas cosas.

No, no tengo muchas respuestas, ni siquiera una buena... Y además lo que yo pueda saber y decir no vale en general para otros, cada uno tiene su experiencia... Pero ya que Juan me ha preguntado puedo ofrecerle algunas respuestas o mejor algunas reflexiones que comparto con vosotros en este blog. Buen día a todos.

>> Sigue...


Diálogo de religiones: Tarea de Iglesia, futuro del hombre

El evangelio y la vida me han llevado al diálogo de religiones, desde hace mucho tiempo, sin yo haberlo buscado. Por razones de "política eclesial" no me permitieron enseñar "dogmática", temas centrales de la fe, y así tuve que enseñar historia y significado de las religiones.

Fue en cambio bueno y de esa forma desde 1988 hasta 2003, enseñé religiones en la Universidad Pontificia de Salamanca. No sé si los alumnos aprendieron algo, yo aprendí mucho, en tiempo difíciles...


Vinieron tiempos de guerra en el campo de las religiones.
Desde el atentado de las Torres Gemelas (noviembre 2001), con el Madrid (marzo 2004) y el de Londres (Julio 2005), con otros muchos que han marcado un hito en nuestra visión del mundo... invitándonos a replantear desde una perspectiva cristianas las diferencias sociales y religiosas.

Ciertamente, "podrían" matarnos cualquier día los fundamentalistas fanatizados de algunas religiones, pero "de hecho" mueren cada día (no por "fanatismo religioso" sino por "democracia capitalista") unas 40.000 personas por hambre; si, por hambre, y cada cada día, por el fanatismo peor de todos los que existen, aquel del que habló Jesús: En Fanatismo de Mammón, de un dinero divinizado que utiliza a las personas y las mata en el altar de un tipo de libertad, de progreso, de ganancia...

-- Escribí el otro día (21.6.18) una nota sobre la visita del Papa a Ginebra, para impulsar el diálogo entre las diversas confesiones cristianas, de manera que las iglesias cristianas, unidad en fraternidad, desde el mensaje y vida de Jesús, sean fermento de diálogo en el mundo.

-- Escribí el día siguiente una nota necrológica de J.L. Sánchez Morales, experto en diálogos de religiones, especialmente entre Islam y Cristianismo. Es tiempo bueno para insistir en ese diálogo desde la verdad, siendo cada uno fiel a su propia tradición, pero escuchando y compartiendo los valores del Dios que se revela de formas diversas (Hbr 1, 1-3) para que los hombres cultiven y compartan la riqueza insondable del misterio de la vida.

Primera imagen: Una ventana abierta hacia el mar de vida, eso son las religiones, un espacio de luz, un campo de misterio.
Segunda Imagen: Una pastora protestante saluda ceremoniosamente al Papa en Ginebra; hay cien diferencias entre la Pastora y Francisco, pero es buena la diferencia, para la comunión, desde el evangelio.

Buena siembra Francisco, buen testimonio pastora. La Ginebra de Calvino puede convertirse en espacio de diálogo entre los cristianos y entre las religiones del mundo.

>> Sigue...


Corpus 2. Descubre tu presencia... Trece presencias eucarísticas reales

Vuelvo a tratar del Corpus: Eucaristía como presencia, trece presencias reales, revelación de Cristo.

El Corpus es presencia real, pan compatido (=compartido, compadecido,concelebrado...), palabra de fiesta, regalo y promesa de vida... Es el centro del cristianismo, y así quiero decirlo, con palabras del Cántico de Juan de la Cruz:

Descubre tu Presencia
y máteme tu vista y hermosura...

La presencia real "mata" el yo egoísta y resucita, y así vivimos de presencias, ojos que miran y alientan, manos que afirman, pan que sostiene y enamora, vino de fiesta... Desde ese fondo, quiero recordar trece presencias reales del Dios-Eucaristía

La vida más honda del hombre y mujer no es "esencia", sino presencia, comunicación de vida, donación, en gratuidad, acogida y comunión. Con ese convencimiento quiero presentar este Corpus 2018 (¡día del Cuerpo de Dios!) trece presencias eucarísticas.

-- En esa línea empiezo definiendo a Dios como aquel que está siempre y en todo, está dentro, con, entre nosotros, de forma que cuando decimos "ven, vieni, etorri", él responde ¡Presente! en forma de Vida que impulsa y asegura nueva vida.

-- Pues bien, para los cristianos, la presencia más intensa de Dios es Cristo… Palabra y Fuente de vida. Por eso, cuando llamamos él dice "yo soy", es decir, yo estoy con vosotros, en el mar de la tormenta (Mc 4-6), en el miedo, en el hambre... Yo soy, yo estoy: Soy pan y vino, soy amor vuestro, soy compañía.

-- Si Cristo es Presencia de Dios, presencia hemos de ser unos en y para otros, pan de amor, vino de promesa, cuerpo humano compartido (carne de respeto y con-vivencia)... Si Cristo es presencia de pan (esto es mi cuerpo...), presencia de Eucaristía hemos de ser unos con y para otros.

He querido poner como primera imagen la presencia eucarística del Cristo-Expuesto como pan, ante dos jóvenes que se adivinan al fondo (él de blanco, ella de oscuro) como presencia mutua, eucaristía. Las dos imágenes siguientes no necesitan presentación.

Bueno Domingo del Corpus, del Cuerpo presente de Cristo

>> Sigue...


Cor orans: Corazón orante (=contemplativo) de la Iglesia

He comentado el otro día días el documento de la Congregación para los religiosos titulado Cor Orans, corazón orante, dedicado a la “Vida Contemplativa”.

En esa línea he de añadir que orar es contemplar mirar con atención, es decir, mirar amando, en la línea del Reino de Jesús, entendido como tiempo de comunicación universal, de manera que el amor (el corazón) puede expandirse y compartirse de un modo gratuito y sorprendido, como fuente de existencia para todos (cf. Mc: 1, 4). Ésta es la gran paradoja cristiana:

– Decimos que ha llegado el amor (es decir, el Reino de Dios: Mc 1, 14), de manera que la Iglesia puede presentarse como experiencia de contemplación, fuente y espacio concreto de amor para todos... y en esa línea hablamos del "corazón orante" de la Iglesia.

-- Pero ese corazón orante (contemplativo y amoroso) de la Iglesia parece muy velado, encerrado en monasterios separados, casi vigilados... sin verdadera irradiación, objeto de documentos como éste que comenté el otro día, luminosos por su título(Cor orans, corazón orante de la Iglesia y de los cristianos), pero carentes de fuerza de transformación.

– En esa línea, la contemplación del amor cristiano parece apagarse y las iglesias concretas siguen manteniéndose en un plano de miedos y conflictos, como superestructuras de sacralidad ritual.No son presencia (anticipo) del amor abierto, universal, de Jesús y de su Espíritu, sino parcelas especiales de poder religioso, miedosas ante la cultura, enfrentadas con otras religiones.

La iglesia católica (=universal) anuncia la llegada y presencia del amor de Dios, pero corre el riesgo de olvidar o apagar su corazón amante, como si no creyera en el corazón que ora y ama. Ésta es su paradoja:

-- Por una parte, la Iglesia anuncia el mensaje de Jesús: ¡ha llegado el reino! Se hace presente el amor, los hombres y mujeres pueden contemplar, mirar a Dios, mirarse, en emoción de gozo transfigurado.

-- Por otra parte, cierta Iglesia parece que quiere negar (limitar) ese amor con su forma de vida establecida, impositiva, hecha ley más que libertad para volar e irradiar, como la luz.

>> Sigue...


Día de los Orantes. Nacidos para volar, obligadas a someterse

Todos los cristianos (varones y mujeres) han (hemos nacido) para volar en contemplación y servicio de amor mutuo, pero un nuevo documento de la Congregación de Religiosos quiere que las mujeres contemplativas se sometan más bajo una normas dictadas por varones.

Ésta ha sido la reflexión propuesta para el 27.5.18 fiesta de la Trinidad, en que la Iglesia celebra la jornada por los orantes, como muestra el cartel de "propaganda" de la CEE lleva, que lleva un icono de Cristo con un libro en la mano, y el lema de Santa Teresa: "Sólo quiero que le miréis a él".

Este año 2018, esa jornada y ese lema han estado marcados por el documento vaticano Cor Orans: INSTRUCCIÓN APLICATIVA DE LA CONSTITUCIÓN APOSTÓLICA “VULTUM DEI QUAERERE” SOBRE LA VIDA CONTEMPLATIVA FEMENINA

Ese documento, del 1 de abril de 2018, Solemnidad de la Resurrección, y publicado el pasado 15 de mayo, está firmado por João Braz, Card. de Aviz Prefecto y por José Rodríguez Carballo, O.F.M. Arzobispo Secretario y se dirige en especial a las religiosas contemplativas de "regla", es decir, regulares (de Regla conventual)

Como dice el texto, es un documento que quiere precisar, en estilo más práctico y canónico la Constitución apostólica Vultum Dei quaerere (Sobre la Vida Contemplativa de las monjas) del Papa Francisco, del pasado 2016.

Se trata de un documento canónico bien trabado, pero quizá por evangélico, propio del "genio" de Roma, donde el Derecho domina en general sobre la vida, y el miedo a la libertad sobre la creatividad cristiana.

En una primera lectura, parece un documento de hombres de iglesia para tener sometidas a las mujeres de Dios. Ójalá me equivoque, y el tiempo nos diga que no ha sido así.

>> Sigue...


Jueves, 20 de septiembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Septiembre 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930