El blog de X. Pikaza

Un paso atrás, un camino por adelante. Homosexualidad y ministerios cristianos

Sigue ardiendo la polémica, encendida por unas declaraciones del nuevo Secretario de la CEE sobre los "varones completos" (los únicos que pueden ser seminaristas y curas) y por un libro de entrevistas del Papa Francisco en el que, según la prensa, dice que “el ministerio o la vida consagrada no es el lugar (de los homosexuales)". En otras palabras, ni curas ni monjas pueden ser homosexuales.

Ha sido sin duda un paso atrás, pero tiene que ser para pensarlo mejor y abrir un camino hacia adelante, según los signos de los tiempos (que son de igualdad en la diversidad), desde la raíz del evangelio, como seguiré indicando en trece proposiciones.

No voy a entrar en los matices de las declaraciones del Secretario de la CEE ni del Papa, pero pienso que ambas (tomadas así, en general) van en contra de la verdad del evangelio sobre el hombre y la mujer y en contra del mensaje y misión de la iglesia. Parecen declaraciones que surgen del miedo no sólo ante el “estallido” de la bomba de pederastia en un tipo de clero, sino ante el gran cambio en línea de verdad, de aceptación de los distintos y de esperanza del evangelio.

Por eso, retomando reflexiones que he venido exponiendo desde hace más de quince años, quiero exponer una vez más mi visión del tema, superando estereotipos de ideología de género (de un lado o del otro), para entrar en el camino del evangelio, sin miedo de retomar el proyecto de Jesús.

El problema es mayor de lo que externamente parece (¿qué importan unos pocos pederastas…?), y es hora de que no estemos ya a remolque de revelaciones maliciosas, de falsas verdades y de acusaciones de algunos. Es hora de volver de un modo radical al evangelio, a la verdad múltiple del ser humano como proyecto de amor y a la tarea de la iglesia como signo y anticipo de un “reino” de muchas moradas, en el que ser hombre y/o mujer sea descubrimiento y expresión de un despliegue de gracia que es el mismo para todos, siendo múltiple en sus caminos.

Imagen 1. Gracias a Crishom por estar ahí, con Cortés, amigo
Imágenes siguientes: Libros sobre el tema.

>> Sigue...


Dom 2.12.18. Adviento, preparar con Jesús la llegada del Hombre

Dom 1. Adviento. Lucas 21, 25-28. 34-36. Así puede resumirse el evangelio de este día, primero de Adviento:

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: "Habrá signos en el sol y la luna y las estrellas, y en la tierra angustia de las gentes, enloquecidas por el estruendo del mar y el oleaje. Los hombres quedarán sin aliento por el miedo y la ansiedad ante lo que se le viene encima al mundo, pues los astros se tambalearán.

Entonces verán al Hijo del hombre venir en una nube, con gran poder y majestad. Cuando empiece a suceder esto, levantaos, alzad la cabeza: se acerca vuestra liberación…
Estad siempre despiertos, pidiendo fuerza para escapar de todo lo que está por venir y manteneros en pie ante el Hijo del hombre."

Así podemos imaginar a Jesús, tal como aparece en la primer imagen, como Diógenes con la linterna, buscando a un hombre, sobre el mar de Galilea... Pero se dice que Diógenes no encontró ninguno, allá en Atenas. Jesús, encontró a muchos, sobre el mar de Galilea, iniciando con ellos la travesía de Adviento, por mar y por tierra, hasta Jerusalén.

Así le presenta la imagen de un modo muy convencional, con cinco amigos compañeros en la barca... Pero cambiad la imagen, poned una barca más grande, con docenas de mujeres y hombres, de enfermos, impuros y niños... Jesús iniciando la travesía del Adviento.

Este es el tema. Dentro de un mundo lleno de terrores cósmicos, como sigue siendo el nuestro (año 2018), Jesús sigue esperando al Hombre, simplemente al Hombre, aguardando y preparando la llegada de la humanidad, iniciando su travesía en el lago de Galilea, el Adviento de la nueva humanidad

>> Sigue...


25. 11. 18. Soy rey y por eso he venido: Para dar testimonio de la Verdad

Domingo de Cristo rey. Jn 18, 33-37. Poncio Pilato, Representantes del Rey/Emperador de Roma, le pregunta: ¿Tú eres Rey? Y Jesús contesta: Lo soy. Por eso he nacido y para eso he venido al mundo, para dar testimonio de la verdad. (Jb 18, 37).

Jesús identifica así el Reino de Dios con la Verdad, en sentido pleno: Personal y social, material y espiritual, económico, político y religioso. Que de pronto cesen y acaben las mentiras y ocultamientos, de personas y pueblos, de iglesias y personas... de forma que cada uno se abra de un modo transparente ante los otros.

En ese sentido, Jesús es Rey, porque viene a dar testimonio de la verdad..., pero no de una verdad metafísica o teológica, separada de la Vida, sino de la misma vida como transparencia de amor, en comunión de todos y con todos.

Jesús es Rey (y todos podemos ser en él y con él reyes), siendo en verdad lo que somos, en gesto de transparencia, que es amor mutuo, conocimiento compartida, sin armas, sin secretos militares,sin dineros escondidos...

Ésta es la fiesta de la Iglesia, la fiesta de la Verdad . No se trata de decir que Jesús es la verdad y vivir después en un tipo de mentira jerárquica organizada... Se trata, simplemente, de vivir en verdad:

-- Verdad que es transparencia afectiva y personal, sin secretismos de ningún tipo... Se trata de ser lo que somos, de no tener miedo de vivir en trasparencia, en salud expansiva, pues la verdad cura (en el tema de la pederastia, en el tema del dinero, en el tema del poder...).

>> Sigue...


24.XI.18: Un Cristo‒Rey, más parecido a Constantino que a Jesús nazoreo

Domingo de Cristo Rey. Ciclo b. Jn 18, 33-37. A Jesús le condenaron, según el evangelio, por ser un anti‒rey, como proclama con burla el letrero de la Cruz: Jesús nazareno (nazoreo) rey de los judíos.

El gobernador romano se burla de él, llamándole “anti‒rey”, todo lo contrario a lo que puede y debe ser un rey del mundo (como Basileus‒Rey o Emperador de Roma). Y, sin embargo, en vez limitarse a reírse y expulsarle del tribunal, le mata. Ésa es la paradoja, el humor macabro, sangriento y bendito de Jesús que fue ante todo un anti-sistema, es decir un anti-rey, en la línea de Pilato de Jerusalén y de Tiberio de Roma.

En este contexto, quiero decir (diré mañana) que se trata de una Festividad muy moderna, instituída por el Papa Pío XI, el 1925, para celebrar los 1.600 años del concilio de Nicea, donde el Rey‒Emperador Constantino se presentó como heredero real de Jesús, como su representa en el mundo, reuniendo en su palacio y bajo su autoridad a los obispos, que dijeron que Jesús era Hijo de Dios.

Los Padres Conciliares dijeron que Jesús era Hijo de Dios, de la Naturaleza del Padre… pero ese tema le importaba a Constantino menos…, pues a él le bastaba con que fuera Rey… y que él, Constantino, pudiera ser su represente regio sobre el mundo.

Los temas de fondo en esta “fiesta” moderna (y a mi juicio ya “abortada”, en el sentido que quiso darle el Papa Pio XI, que quería seguir siendo “Rey” de Roma) podrían ser éstos:

a. ¿Cómo había cumplido Jesús su tarea de instaurar el Reino de Dios? ¿Cómo expresó y realizó su intento, siendo crucificado por el representante del rey de Roma como pretendiente falso?

b. ¿Cómo pudo pasarse del Jesús anti-rey del evangelio al Cristo rey de una piedad cristiana moderna, Rey de Reyes, con un reino que quiere expresarse en formas no sólo de poder político,sino también de guerra santa?

Desde ese fondo empezaré hoy presentando el título de Jesús como rey, es decir, el motivo de su “coronación” en la cruz, para sacar algunas consecuencias de ello, en línea de inversión "regia" del cristianismo. Mañana indicaré el sentido moderno de esta fiesta… y pasado leeré y comentaré el evangelio de Jn 18, 33‒37 (ser rey es ser testigo y portador de la verdad).

Imagen 1: Letrero de la Cruz, según evangelio de Juan, en las tres lenguas. El original evangélico es el griego. El texto hebreo y el latino son traducciones.
Imagen 2-3. Jesús como Cristo-Rey, que reina en España (y en otros lugares). La imagen 2 es de tipo "monarquico" con la flor de lis de los borbones y los escudos de las naciones-regiones de España en el entorno. La imagen 3 de tipo fascista.

>> Sigue...


Who is Who (2).Cristología española: Cuatro temas, dieciocho autores

21.11.18 | 16:57. Archivado en Teólogos, Jesús, Nuevo Testamento, América Hispana, historia

Presenté hace dos días a cuatro estudiosos de Jesús, del pasado siglo XX (Faus, Sobrino, Cardedal..), activos aún, entre quienes me contaba, con cierta osadía, porque así nos había catalogado un estudioso de Gregorianum el año 1977. Sigue hoy la serie y recojo la figura y obra de 18 estudiosos más, retomando mi trabajo de Carthaginensia 2018 (imagen).

Ciertamente, no son todos, pero son muy importantes y ofrecen una visión de conjunto de la Cristología Hipana de los últimos años, que divido en cuatro partes:

1. Comienzo con el “caso Pagola”, que ha puesto en marcha un tipo de búsqueda eclesial de Jesús (con su correspondiente caza de brujas). Éste ha sido quizá el acontecimiento mediático más importante de la moderna cristología hispana.

2. Evoco después la voz de algunos “disidentes", que buscan al Jesús histórico, queriendo “de‒destruir” un tipo de imagen del Cristo de la Iglesia, que a su juicio no sería fiel a la figura y obra de Jesus.

3. Trato después de dos autores (R. Aguirre y S. Vidal) que, a mi juicio, han sido los que en estos últimos decenios han estudiado mejor la historia de Jesús, desde un fondo más social (Aguirre) o más histórico-crítico (Vidal)

4. Me ocupo en cuarto lugar de ocho finos estudiosos que siguen investigando la figura o obra de Jesús con los métodos modernos de la ciencia histórico‒literaria, sin negar por ello el pasado de la tradición cristiana.

Sigue así esta serie sobre el “who is who” de los historiadores y teólogos de Jesús. Queda para el próximo día la problemática hermenéutica de fondo, poniendo más de más de relieve la aportación del trasfondo histórico y social, económico y eclesial de los estudios sobre Jesús.

Como verá el lector, mi presentación es telegráfica. Quien quiera profundizar en autores y temas puede acudir a mi Diccionario de Pensadores Cristianos, donde me ocupo de la mayor parte de ellos.

>> Sigue...


Dom 18.11.18. No pasará esta generación: El futuro de Dios, nuestro futuro

Dom 33. Tiempo Ordinario, ciclo B. Mc 13, 24-32. Éstas son las palabras centrales del mensaje escatológico del Evangelio de Marcos, que unidas al camino de muerte y resurrección de Jesús, constituye el eje de su evangelio.

Podían decirse y se decían (o se dirán) palabras semejantes sobre la venida del Hijo del hombre en otros lugares del judaísmo de aquel tiempo, partiendo de Dan 7, 13-14 (como en la tradición de Henoc y en la de Esdras), pero sólo los cristianos identifican al Hijo del hombre con Jesús crucificado y le interpretan en ese contexto.

-No pasará esta generación... Jesús sabía que somos los últimos hombres y mujeres de la vieja humanidad; o cambiamos, y empezamos a vivir de un modo distinto, o terminamos destruyéndonos todos. La forma de anunciar ese fin es distinta en tiempos de Jesús y en nuestro tiempo, pero el tema de fondo es el mismo: Este tipo de humanidad acaba.

- El fin de la humanidad actual está vincula al mismo "equilibrio-desequilibrio" cósmico, vinculado al sol y a las estrellas, al calor, a la polución del aire y del agua, a la lucha a muerte entre los hombres.

- Pero los cristianos creemos, con Jesús, que la destrucción no es la última palabra..., no sólo porque esperamos que él venga, el hombre nuevo... sino porque le esperamos de un modo activo, en camino de esperanza y de transformación personal y social.

Este Hijo de Hombre que viene no tiene rasgos guerreros, ni vence luchando a sus enemigos. Por eso, su llegada no puede entenderse como resultado de algún tipo de guerra (de una batalla de las galaxias), sino como triunfo de la gracia sobre la violencia. Sobre nuestro potencial de destrucción hay una gracia y ternura más alta: la Vida del Hijo del Hombre, que es Jesús, que cura, sana, convierte el odio en potencial transformador de comunión... Frente al poder de muerte de los hombres, el Dios de Jesús (Hijo del Hombre) aparece como signo de Gracia.

‒ Estas palabras ofrecen el centro del mensaje final de la primera iglesia de Jesús, según san Marcos, y así exponen, en forma simbólica (de aviso y advertencia) la manifestación suprema de su poder y gloria de Dios, con la salvación de los elegidos: Jesús, Hijo del Hombre, es esperanza clave de la historia. Dios se manifiesta y viene en forma de nueva humanidad (Hijo de Hombre...): La Gloria de Dios (cielo) es que los hombres vivan, nazcan de verdad.

Estas palabras son, al mismo tiempo, muy fuertes, pues ponen un signo de interrogación sobre toda nuestra vieja historia, hecha en gran parte de mentiras e injusticias, de asesinatos y robos. Sobre este mundo injusto se anuncia y prepara la venida de Jesús, un hombre nuevo... Eso significa que serán destruidos los modelos actuales de vida, hechos de opresión y mentira, de Mamona y Violencia.... Ahora (como dice Juan....)domina la concupiscencia de los ojos (querer tener todo), la concupiscencia de la carne (querer disfrutar todo) y la soberbia de la vida (querer dominar todo..). Pues, todo eso caerá, quedarán la vida humana, los hombres que aman, perdonan y esperan (el Hijo del Hombre).

-- Son palabras de inmensa destrucción... según el modelo del profeta Isaías, que habla de la caída de las Grandes Torres... Caerán las torres soberbias del dinero que oprime, del poder que mata... Caerá nuestra "cultura de pecado y muerte", los grandes capitales reunidos para matar, los grandes estados enfrentados para poseer el mundo... Caerá toda la soberbia humana y quedaremos a ras de tierra, a ras de vida... simplemente para amar en humanidad, para esperar en comunión... Han de caer las torres (incluso algunas torres físicas, que son signo de soberbia que mata a los pobres...)

-- Esta destrucción es un favor que se hace a los soberbios... a los grandes poderes de opresión, como dice la dulce María: Derribará del trono a los potentados, elevará a los oprimidos... El mayor favor que se le puede hacer a los opresores-potentados (al sistema actual de muerte económica y política) es "voltearlo" de su altura, derribarlo, para que así caiga el sistema y se puedan "recuperar" en amor hombres y mujeres ahora cautivos de su impotencia poderosísima, de su opresión, de su caudal de muerte... Lo mejor que se le puede hacer a los hombres del sistema de poder asesino es que caiga el sistema... para que ellos puedan vivir en humanidad. Por amor a los hombres se anuncia aquí la destrucción del sistema de poder actual del mundo.

-- Éste será el gran des-astre..., que comentaré en el texto, siguiendo el evangelio de Marcos... Hasta los "astros del cielo caerán"... Esos astros son el sistema cósmico actual... Pero en sentido más concreto son los poderes del mal, que se quieren elevar como estrellas de luz y no son más que focos de muerte, agujeros negros que todo lo chupan y matan... En el contexto de la apocalíptica judía que está en el fondo de Mc 13, esos astros que caen son los poderes opresores : El poder la Banca de Tiro, del ejército de Babel (como sabe especialmente en profeta Ezequiel). No, no pensemos en demonios con rabo que caen. Todos los lectores de la Biblia saben que esos "astros caídos" (que caerán) son los poderes del dinero y del ejército que matan y destruyen a los pobres.

Éstas son las palabras fundamentales del “otoño cristiano” (en el hemisferio norte). A la caída de la tarde, os examinarán de amor, pues viene el Hijo del hombre... Y en ese examen no quedarán salvadas las estrellas (los grandes poderes de opresión del mundo). Caerán y su caída será causa de gozo para los justos... y causa de posible salvación para todos, pues Dios es de todos...

-- ¿Cuándo? Ya, ahora.. Está sucediendo ahora, está viniendo el Hijo del Hombre... Y vendrá plenamente en el futuro, un futuro que está abierto a la nueva humanidad reconciliada... cuando Dios quiera, cuando los hombres sean transformados... Esta esperanza nos mantiene en movimiento. Es la esperanza de la nueva humanidad, del Hijo del Hombre.

He presentado extensamente este pasaje, con notas eruditas, en mi Comentario de Marcos. Aquí ofrezco un resumen exegético... para aquellos que sigan teniendo aún tiempo. Buen fin de semana a todos.

>> Sigue...


María y J. I. López Vigil, San Pablo y María Magdalena frente a frente

Como anuncia RD, mañana 15 de noviembre, a las 7 de la tarde, se presenta en el Colegio M. U. Chaminade,Paseo Juan XXIII,Madrid el nuevo libro de los hermanos López Vigil sobre Pablo y María Magdalena, con el que reasumen y completan su serie de libros radiofónicos sobre Jesús, sobre Dios y sobre el principio de la Iglesia.

Un tal Jesús

José Ignacio y María López Vigil publicaron una radio-novela y un libro de titulado Un tal Jesús. La Buena Noticia, contada al pueblo de América Latina .
Los libretos, escritos de un modo provocador, popular, interpelante fueron hasta 144, si no me equivoco, y se publicaron en 33 casetes que circularon, se vendieron, se piratearon y se escucharon por doquier, en radios de América Latina, por cientos y miles de grupos, familias y personas que quisieron conocer de un modo impactante quién era, qué decía y cómo se portaba, en su tiempo y en el nuestro, “un tal Jesús”, el moreno de Nazaret.

La cosa empezó el año 1977, las grabaciones se extendieron desde el 1979… El año 1981 empezó la distribución del libro, que se publicó entero (casi dos mil páginas) en Ediciones Lóguez, Salamanca/España, 1982 (aunque hay otras ediciones, unas más legales, otras más pirateadas). Los casetes se pueden encontrar ahora en forma de PDF, tanto bajo pago como gratis…

Cierta jerarquía católica se sintió molesta (aunque no en todas partes), y en algunos lugares de América el libro no recibió el imprimátur canónico, siendo objeto de amenazas y condenas de diverso tipo. Por lo que yo sé, tuvo mejor suerte en España donde recibió el imprimátur de la diócesis de Madrid, firmado por Mons. Martín Patino SJ, Vicario de la Diócesis.

Escuchado por radio o leído como, Un tal Jesús… fue uno de los últimos fenómenos de masas de la “catequesis” católica en general (y en especial de la catequesis de la liberación).

Paro la obra de los hermanos L. Vigil no ha terminado con ese libro, sino que han seguido en estos últimos años dos libros: Otro Dios es Posible y San Pablo y María Magdalena.

>> Sigue...


El tema no es entrar, sino dejar el "primer mundo" y crear otra humanidad

De ese tema hablaré el próximo lunes en la diócesis de Cartagena-Murcia (cf. imagen), replanteando desde su raíz el motivo de las migraciones en la Biblia.

-- Defenderé en un plano el derecho que los pobres y excluidos tienen de migrar al Primer Mundo, por más obstáculos que oponga USA o la Unión Europea. Nadie ni nada podrá detenerles

-- Pero el tema no es que entren, sino que salgan, como los Hebreos que huyeron de Egipto, abandonando el ajo y cebollas de Egipto, de forma que se cumplan los miedos más oscuros del Capitalismo: Los emigrantes vienen y saldrán para destruirnos.

-- El tema es que salgan (=salgamos), abandonando este Primer Mundo, que no es Dios, para encontrar la Tierra Prometida y crear el Verdadero Israel (la humanidad reconciliada).

-- No es el Mundo Rico el que "salvará" a los pobres con migajas de su mesa; sólo los pobres, migrantes y expulsados, podrán salvar el mundo (incluso a los ricos), como iré mostrando en estas reflexiones política- y quizá religiosamente incorrectas, releyendo y aplicando la historia israelita.

Seguiré mañana con el tema. Lo que sigue forma parte de mi ponencia del lunes en Murcia (en la línea del Diccionario de la Biblia, Estella 2015). Buen domingo.

>> Sigue...


4.11.18. El mandamiento y credo cristiano es “amarás...”

Se dice en otro plano que hay diez mandamientos (y son buenos), y en otro que hay dos artículos de fe (y son también bueno), con muchos añadidos más o menos certeros… pero según la Biblia no haya más que un mandamiento y un credo (que es doble: amar a Dios, amar al prójimo…).

Se trata, pues, de creer en el amor y de hacer amor, o mejor dicho, de hacerse amor, por encima, en el principio, de todos los mandamientos y los credos.

Sin duda, el amor es una de las palabras más gastadas y manipuladas de la humanidad, lo mismo que Dios. Algunos dicen: oigo Dios y cojo una pistola para defenderme. Otros contestan: oigo amor y escapo, no me cojan y me aten.

Y sin embargo Dios es lo mismo que amor, y amor es lo mismo que vida… de forma que la vida es un aprendizaje de Dios y (o) de amor. En eso estamos, ése es el evangelio de este domingo. Quizá nunca se ha dicho una palabra más rica, prometedora, gozosa y exigente que ésta que sigue. Buen domingo, buen amor a todos.

>> Sigue...


2.11.18. El mausoleo de Franco y la crítica de Jesús a los constructores de tumbas

31.10.18 | 23:26. Archivado en Nuevo Testamento, Política

La fiesta de difuntos (2.XI.18) es tradicionalmente un día de tumbas: Los familiares se acercan a los cementerios, para recordar a los muertos, venerando su memoria con oraciones y flores.

Pero en determinados momentos las tumbas se convierten en motivo de litigio, como puso de relieve Jesús en un durísimo pasaje en el que critica a los que gentes edifican tumbas gloriosas a personas a las que primero han matado, para seguir así sacrificando luego, más y mejor.

Quiero recoger y recordar ese pasaje sorprendente de Jesús, sobre tumbas, en un día de Difuntos, cuando media España está discutiendo sobre la tumba de Franco:

‒ Unos quieren mantener los restos del General en un Mausoleo natural de Roca a ras de templo bajo la inmensa peña-mausoleo, para ratificar así su “memoria”, en el “sepulcro mayor de España”, bajo la Cruz más alta.


‒ Otros quieren trasladar los huesos del General y ponerlos en algún lugar privado, con las honras normales que se tributan (o debieran tributarse) a todos los difuntos.

- Finalmente, parece que los descendientes del General quieren enterrarle bajo la Gran Catedral de Madrid, como si fuera un santo protector de la ciudad y del obispado (con el riesgo de convertir la Almudena en tumba real y lugar de exaltación de Franco).


En ese contexto, hoy,día de difuntos, me atrevo a ofrecer unas reflexiones telegráficas sobre el tema, en la línea de otras que presenté hace dos meses, para comentar después el texto de Jesús sobre las tumbas, con temor y temblor, porque es muy duro

Imagen 1: Sepulcros del Valle de Josafat, a los que Jesús aludía
Imagen 2: Mausolro de roca túnel del General, en el Valle de los caídos.

>> Sigue...


1-2. 11. 18 Santos y difuntos: El Purgatorio, apuesta y compromiso por la vida.

La Biblia nos sitúa ante el dilema de la destrucción o la purificación, empezando por Dt 30, 15-18 (pongo ante ti la vida y la muerte...) y culminando Dan 12, 1-3 y Mt 25, 31-46: (unos para la vida, otros para la muerte).

Eso significa que el ser humano es capaz de salvarse o condenarse, conforme a un ley de simetría, representada con el signo más normal de la balanza: se ponen en un plato las acciones buenas, en el otro las perversas, y Dios mismo, o su representante (Miguel, un ser divino), va pesando a cada uno, decidiendo de esa forma su destino.

Ese mismo signo aparece en la imagen de las dos puertas o caminos, de la derecha y de la izquierda (ancho es el camino de la perdición, estrecho el que conduce hacia la vida: Mt 7,13-14), que está en el fondo de Mt 25, 31-46, con Reino de Dios e infierno.

En un sentido, esa simetría es necesaria, pues se encuentra internamente vinculada con la forma en que entendemos la vida, con la distinción del bien y el mal. Pero empezando ya en el Antiguo Testamento la misma fe en Dios (que es fe en la Vida sobre la muerte) supera esa simetría de cielo e infierno, como dice Ex 34, 6-7, y de un modo especial el libro de la Sabiduría:

Te compadeces de todos, porque todo lo puedes,
cierras los ojos al pecado de los hombres, para que se arrepientan.
Amas a todos los seres y nada aborreces de lo que has hecho;
si odiaras alguna cosa, no la habrías creado (Sab 11,23-25).

Sobre lo bueno y malo, que los hombres trazan con sus obras, Dios despliega el principio de un amor más elevado, que es poder de creación y perdón, de bondad y cercanía amorosa, en una línea que podemos y debemos vincular con el "purgatorio", que no es castigo para purgar pecado, sino camino abierto de purificación para el amor.

En esa línea, el purgatorio empieza aquí, como exigencia y tarea de transformación de la vida para el amor y para el gozo de todos, como purificatorio o amatorio , en línea personal y social: que nos dejemos cambiar por amor, que cambiemos nosotros y ofrezcamos espacio y camino de transformación a los demás, como dice Jesús:

Amad a vuestros enemigos, orad por vuestros perseguidores,
para que seáis hijos de vuestro Padre celestial,
que hace salir su sol sobre buenos y malos,
y envía su lluvia sobre justos e injustos (Mt 5, 44-45).

Desde ese fondo quiero desarrollar unas ideas sobre el purgatorio, entendido como símbolo de la purificación final de la vida (paso de la condena a la esperanza de la salvación), pero sobre todo como exigencia de maduración y transformación en esta vida, dentro de la tierra.

O nos purificamos y cambiamos, en esta misma historia (superando la dialéctica de violencia y opresión) o nos destruimos totalmente. Ciertamente, no están mal las "misas de difuntos y las flores de los cementerios", como experiencia de comunión en Cristo con aquellos que han muerto. Pero la verdadera "mira y flor" de todos los santos y difuntos es la transformación en amor (la purificación) de los hombres y mujeres en el mundo, en línea de justicia, solidaridad y gratuidad.

El purgatorio no está fuera, ni después, sino que debemos asumirlo y recorrerlo en este mundo, como supo Jesús, como desarrollaron de forma muy honda no sólo Dante sino los grandes pensadores y santos cristianos (y de otras religiones).

>> Sigue...


Bernardo Pérez Andreo: La Revolución de Jesús.

27.10.18 | 12:29. Archivado en Jesús, Nuevo Testamento, Judaísmo

Pérez Andreo, Bernardo, La Revolución de Jesús. El proyecto del Reino de Dios, PPC,Madrid 2018, 262 pp, 15,5 x 11,5 cm.
(Recensión de X. Pikaza, en CARTHAGINENSIA, Vol. XXXIV, Nº 66, 2018: 493-496).

B. Pérez Andreo viene estudiando ya hace algún tiempo el carácter específico del
mensaje y camino de Jesús,
desde una perspectiva personal, social y religiosa, buscando elaborando categorías que le parecen más adecuadas para ello, desde un primer libro
titulado Descodificando a Jesús de Nazaret (Madrid 2010).

No le parecen adecuadas las “condiciones” ontológicas (naturaleza, persona…), por más importantes sean; ni tampoco las de tipo político-militar (Jesús guerrero, celota…).

En vez de ellas retoma y elabora la categoría de revolución, pero no definida sin más desde la modernidad (en la línea de la revolución burguesa, marxista o capitalista…), sino desde el mismo mensaje y vida de Jesús, cosa que ha de hacerse, a su juicio, en tres niveles:

- personal (de meta-noia o conversión interna),
- social (superación de Mammon y del dominio del hombre sobre el hombre)
- y trascendente (de redescubrimiento de Dios).

Desde ese fondo quiero evocar el contenido y enfoque básico del libro, que es hasta el momento la culminación de la obra histórico-teológica del prof. Bernardo P. Andreo, de la Facultad Teológica de los Franciscanos de Murcia.

>> Sigue...


Lunes, 10 de diciembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Diciembre 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31