El blog de X. Pikaza

Familia: Amor para ser y nacer, patria para compartir, casa para acoger

26.08.18 | 09:05. Archivado en Biblia, mujer, hombre, Antiguo Testamento, Nuevo Testamento, Familia

Culmina hoy el Encuentro Mundial de Familias cristianas de Dublín (22-26 de agosto) en un clima marcado por un fuerte cambio, tanto en perspectiva de misión clerical como de autoconciencia de la Iglesia, fundada en Jesús para reunir a todos los dispersos y perdidos, en la línea de Jn 11,52 y Mt 25,31-46.

Ésta es una misión difícil, pero apasionante, en un tiempo en que parece que la Iglesia católica (universal) ha terminado por perder a todos, perdiendo al fin a las familias:


-- Se dice que en el siglo XVIII perdió a los intelectuales,
-- en el XIX a los trabajadores,
-- en el XX a las mujeres
-- y en este XXI a las familias.


Pues bien, ha llegado la hora de invertir el camino, empezando por la familia, como indicaré en las reflexiones que siguen.

La Iglesia había sido por siglos la “depositaria” del orden familiar: Había casado a las parejas, bautizado en su seno a los niños, enterrado en el Dios de la vida a los muertos… Pero está llegando un tiempo en que no casa, bautiza ni entierra. Pues bien, ha de hacerlo, pero de otra forma.

Por eso, esa “mala noticia” (acaba un tipo de familia), puede y debe convertirse en buena noticia, pues la Iglesia ha de aprender y empezar a cumplir de verdad su finalidad que consiste, según el texto del título, tomado de Jn 11, 52: Ella ha venido para acoger y vincular en uno a todos los perdidos y dispersos de la tierra: huérfanos, viudas y extranjeros, expulsados, distintos y encarcelados etc.

Éste es un buen momento (desde Dublín 2018) para retomar el sentido y tarea no sólo de las pequeñas familias, sino de la gran “familia mesiánica/cristiana de los hijos de Dios”, que son todos los hombres y mujeres de la tierra, conforma ese pasaje de Jn 11,52.

La familia eclesial no está sólo dentro, sino fuera de la iglesia, pues todos “son sus hijos”, hijos de Dios, hermanos de evangelio. Así quiero destacarlo en las reflexiones que siguen (tomadas de las conclusiones de mi libro sobre la familia), que parten de algunos principios generales, fundados en una lectura de la Biblia, para retomar y rehacer desde su base, el ideal y camino de la gran familia de los hijos de Dios en Cristo.

La iglesia ha descubierto muy pronto (a los pocos años de morir Jesús) que sus hermanos (familia) no son sólo los que cumplen la voluntad de Dios (sus compañeros en la tarea del Reino), sino de un modo especial los pobres y enfermos, los excluidos, sin casa y familia, como ha puesto de relieve Mt 25,31-46.

Ciertamente, Jesús ha valorado la “fidelidad esponsal”, como ha puesto de relieve Mc 10, 2-11 par, un texto clave en su visión de la familia; pero, al mismo tiempo (y en un sentido antes que esa misma fidelidad), Jesús ha valorado en carácter abierto de su familia mesiánica, en la que se incluyen de un modo especial los niños sin espacio familiar concreto, los enfermos y distintos de la sociedad.

En esa línea, la familia de Jesús está formada por todos los pobres y excluidos del mundo, y de un modo especial por aquellos que cumplen, con él y como él, la voluntad del Dios Padre universal... para formar su familia universal de buscadores de Dios.

>> Sigue...


Ser cristiano es decir: Tómalo y come, es mi cuerpo

No nos atrevemos a decirlo y a ser pan compartido, pero Jesús pudo atreverse y les dijo (nos dijo ) dijo "tomad y comed".

Éste es el evangelio de los últimos domingos que he venido comentando (cf. Jn 6, 51-58). Ésta es la palabra y obra central del cristianismo: El don gratuito de la vida; Dios en Cristo, el alimento del que somos y vivimos.

Lógicamente, los de fuera preguntaban: ¿cómo puede éste darnos a comer su carne, es decir, su cuerpo? No podían creer, no querían creer, la religión era para ellos una ley o imposición sagrada.

También hoy preguntamos: ¿Fueron verdaderas esas palabras de Jesús,él dio su cuerpo/carne de verdad, o fueron sólo y siguen siendo una mentira falsamente piadosa (aprovechada) de clérigos que la utilizan la utilizan para dominar sobre la Iglesia?

¿Quién puede proclamar, en nombre de Jesús (es decir, en nombre propio, pues cada uno es Jesús al celebrar su presencia) éste es mi cuerpo, está es mi sangre?

Esa “palabra” (quizá la más importante de la Iglesia) cuyos ministros dicen en la misa con (como) Jesús “éste es mi cuerpo que yo doy para comida”) puede terminar siendo la mentira de muchos que dicen “esto es mi cuerpo que yo doy por vosotros” para aprovecharse del cuerpo y de la vida de los otros, incluso de los niños.

El evangelio es esto: Somos "Dios" o, mejor dicho, de Dios dando la propia vida como carne-vida para los demás, en una "misa" que se abre y expresa en formas distintas de dar el cuerpo/vida para que otros sean, a modo de “comida” (alimento) de los demás :

- así la madre con el padre da su cuerpo al niño, para que sea, para que coma…;
- así los enamorados que comparten (se comen, se dan) el propio cuerpos…
- así los que trabajan y ayudan a los otros, dándoles de comer, acogiéndoles en casa (Mt 25, 31-46), pueden decir y dicen al menos implícitamente (pero muy en verdad) “esto es mi cuerpo”.

Las imágenes que siguen, conocidas casi todas, nos ayudan a situar el tema de la eucaristía, un tema iconográficamente poco definido (a mi entender), que nos lleva de la "comida de engaño" del "pecado" del principio, a la comida de "verdad" de Jesús con sus discípulos

Desde ese fondo quiero comentar algunos rasgos del despliegue de la eucaristía, en siete proposiciones fundamentales y una conclusión general. Buen día a todos.

>> Sigue...


Pena de muerte en la Biblia. Antiguo Testamento

El Papa Francisco ha mandado que se suprima la alusión (la justificación) de la pena de muerte en el Catecismo de la Iglesia Católica. Ésta es una decisión gozosa y justa, cristiana y humana, que procede del Evangelio, aunque viene con "retraso", pues debía haberse tomado hace ya muchos años.

Al justificar la pena de muerte (y al mantenerla en su legislación canónica), la Iglesia ha sido infiel al evangelio, y lo ha sido por haber pactado injustamente con la "ley del César", sin haber distinguido el Antiguo del Nuevo Testamento o, mejor dicho, sin haberse atrevido a ratificar la llegada de la plenitud de los tiempos (cf. Gal 4, 4; Mc 1, 14-14), es decir, la plenitud de Israel, con el cumplimiento de las promesas de Dios a través de la vida de Jesús, que fue precisamente condenado a muerte.

Por fin, al Iglesia católica se atreve, en este campo, a ser cristiana, por fin tiene la osadía de creer en el evangelio, con lo que implica de "fe en la vida" y de superación de un tipo de "ley punitiva", marcada por el talión "ojo por ojo, diente por diente".

Allí donde se justifica por (o desde) la religión la pena de muerte se está confesando que la "venida de Jesús, Hijo de Dios" ha sido en vano. De todas formas, el camino para llegar a esta superación era (y sigue siendo) difícil, como indica le ley civil y criminal del Antiguo Testamento, donde (como indicarán las reflexiones que siguen) se sigue justificando "generosamente" la pena de muerte.

Esta noticia (el Papa Francisco ha mandado quitar la pena de muerte del Catecismo de la Iglesia Católica) marca un cambio esencial en la doctrina de la Iglesia, un cambio que, bien leído, tendrá inmensas consecuencias, por lo que implica en la visión del hombre, en el derecho de la vida, en la visión del perdón.

En ese contexto ofrezco hoy una reflexión sobre la pena de muerte en el Antiguo Testamento, para así saber de dónde venimos. Los que justifican por la Biblia la pena de muerte no han llegado a Jesús (ni a las mejores lectura bíblicas del judaísmo rabínico).

Dejo para otros días la novedad bíblica del Nuevo Testamento, y dejo también la forma y razones por las que la misma Iglesia ha podido aplicar en otro tiempo la pena de muerte, sin haber advertido la novedad bíblica y humana de Jesús de Nazaret, el condenado a muerte. (Todo lo que sigue está tomado de mi Diccionario de la Biblia, pero nos sitúa en el contexto de la novedad de esta decisión bíblica y cristiana del Papa Francisco).

>> Sigue...


Derechos humanos en Ferrol: 1. Antiguo Testamento

Los próximos días, 27 y 28, celebramos en Ferrol, Coruña, un curso sobre Los Derechos humanos a lo largo de la Historia. Es un curso especial, por varias razones:

- En primer lugar por hallarse dedicado a los Derechos Humanos, en tema de importante en un plano de política y economía, de filosofía y pensamiento en general.
- En segundo lugar porque está organizado por una ONG cristiana, de fundación Adventista, de inspiración y finalidad social, de gran arraigo y servicio, en Ferrol y en su entorno.
-En tercer lugar porque un ponente (el prof. R. Badenas, cf.https://www.todostuslibros.com/autor/badenas-roberto ), de la comunidad Adventista, es un escritor de fama reconocida, en el ámbito de la psicología, y el otro un servidor, teólogo católico.
-- El curso se celebra en un local de que es propiedad del obispado católico de Mondoñedo-Ferrol, que se implica de esa forma en la organización y desarrollo del curso, al servicio de la sociedad en general.

Se trata, pues, de un acontecimiento ecuménico, de tipo social,cultural y cristiano, en el que están implicados adventistas y católicos,, un acontecimiento que en otro tiempo sería impensable, pero que hoy forma parte del nuevo clima de entendimiento y colaboración entre iglesias y grupos sociales.

Hace sólo algo más de 50 años los obispos de Galicia (y del conjunto de España) argumentaban en el Concilio Vaticano II en contra del documento sobre la Libertad Religiosa, al que tanto se opusieron las autoridades del gobierno autárquico de aquel momento. Ahora, a los 50 años, precisamente en el lugar de nacimiento del autarca, se celebra este curso sobre derechos humanos y religiosos, impulsado por grupos adventistas y católicos de la Iglesia cristiana.

Es significativo que el curso tenga lugar en un local de la Diócesis Católica (¡Gracias al Señor Obispo!), y no del Ayuntamiento Democrático de Ferrol,que sólo se comprometió a ceder el local cuando ya era tarde y en fechas distintas a las programadas.

Me alegro mucho de participar en el curso como ponente, y más siendo en Ferrol, un lugar donde he ido con cierta frecuencia, invitado por la Comunidad Mercedaria del Colegio Tirso de Molina. Se trata, además, de un curso sobre los Derechos Humanos, que son un elemento clave del compromiso humano y cristiano, tanto de la Comunidad Adventista como de la Orden de la Merced, que lleva 800 años al servicio de la liberación de esclavos/cautivos y del derecho a la libertad religiosa.

Como es costumbre, he preparado y escrito las dos ponencias, con cierta extensión, aunque después las resuma al hablarlas. Así las presento, hoy y en los tres días que siguen, pues he desarrollado en ellas un pequeño curso sobre los Derechos Humanos en la Biblia y en la actualidad.

Hoy ofrezco la primera parte de la primera conferencia: Los Derechos Humanos en el Antiguo Testamento.

>> Sigue...


Apariciones de Jesús: ¿Históricas y creadoras o histéricas y vanas?

Vivimos en un mundo de apariciones, es decir, de signos más o menos visuales o auditivos, con evocación de presencias que fundan (o dicen que fundan), definen e impulsan nuestra vida en sentido positivo (pero con riesgo de volverse destructoras).

Así ayer y hoy, por ejemplo los medios nos han despertado con la visión de los regueros de luz de muerte de las bombas smart/inteligentes de USA, GB y FR, cabalgando sobre el cielo de oriente para caer en empresas, quizá también de muerte, de Siria. Evidentemente, son apariciones inducidas, de propaganda del poder, con muerte añadida.

En cualquier lugar del mundo se están "celebrando" ahora mismo reuniones de güijas o de otro tipo de espiritismos, que quieren ponernos en contacto, también inducido, con posibles espíritus de un mundo pretendidamente superior, donde habitarían los muertos, para comunicarnos con ellos (en general, estas presencia y/o apariciones son destructoras, como indicaré, desde una perespectiva bíblica, al comentar algunos textos del AT).

Se habla por doquier de apariciones (¿siempre inducidas? ¿de qué forma?) de espíritus, ovnis o entes preter- y sobre-naturales, e incluso de santos que poblarían la otra cara de nuestra pequeña "sabiduría lunar" o nocturna, como mil veces se ha dicho (evidentemente, de una luna que está más allá de los cohetes estelares lanzados por los hombres).¿Cómo distinguir las verdaderas y/o enriquecedoras de las falsas y destructoras?

Pues bien, en este gran teatro de apariciones, los relatos pascuales nos dicen que Jesús se ha aparecido... enriqueciendo así nuestra vida, esto es, abriendo nuestra experiencia y compromiso a un plano más alto de comprensión y acción humana. Por su parte, la liturgia cristiana añade que la aparición de Jesús no sólo es verdadera sino principio y sentido de todas las verdades, fundamento del cristianismo.

Los cristianos afirman que la visión/aparición de Jesús resucitado es creadora de vida, principio de salud. Por el contrario, hay otros que afirman (como decía ya Celso en el II d.C.) que esas apariciones eran enfermizas, en la línea de una histeria destructora, como cierto tipo de visiones y posesiones demoníacas (discutidas por Mc 3)... Por eso es necesario hablar de su naturaleza y/o novedad.

Algo he pensado y estudiado sobre el tema, y me he atrevido a decirlo en el Diccionario de las tres religiones (pág. 103-107), cuyo texto retomo básicamente en lo que sigue, para ofrecer un panorama de lo que han sido (y cómo han sido y son) las apariciones/presencias de Jesús resucitado, como puerta de acceso a un tipo de realidad superior, cuyos testigos quieren ser los cristianos (hombres y mujeres que "ven" algo muy especial, que transforma o debería transformar su vida).
Que siga el buen domingo para todos.


>> Sigue...


¿El Diablo, un ser personal? Exorcismos 2.

Según comenta hoy (9.4.18) RD: El Papa dice que el diablo es persona y "no un mito, un símbolo o una idea".

Acepto sin más lo que dice el Papa, insistiendo con él en la importancia del Diablo (como puse de relieve en la postal de hace cuatro días: Exorcismo 1: 4.4.18).
Pero el Papa, que es "pastor", no tiene afinar críticamente las palabras, mientras yo que soy un pobre "teólogo" debo hacerlo, por cuestión de oficio:

a. Así cuando él dice que el Diablo es un "ser personal" yo debo matizar. Estrictamente hablando, personas son los seres humanos, y en otro sentido más hondo "persona el Dios" (¡tres personas!). Respecto al Diablo es mejor no entrar en el debate, y decir que es ciertamente una "entidad", y que es "real" (real y poderoso), pero sin decir que es persona o no. Personalmente me inclino a pensar, con la Biblia y con la gran Teología, que no es persona, en sentido estricto.

b. El Papa añade que el Diablo no es un mito ni un símbolo... Aquí me atrevo a disentir, por el valor de las palabras... Pienso que el diablo es un "mito", pero no en el sentido de "puro cuento", de simple "fantasía". Mito no es lo contrario a realidad, sino la realidad en sentido intenso. En esa línea añado que el diablo es un símbolo, es decir, una realidad de gran valor significativo, un principio de realidad (en sentido humano y social profundo).

c. El Papa dice, finalmente, que el diablo no es una idea... Ciertamente, el diablo no es una idea, en el sentido débil del término... No es puro fantasía mental, en la línea de un "espiritismo débil". Pero en sentido profundo, el diablo es una "idea poderosa", de tipo individual y (sobre todo) social. Está vinculado con el mundo de "ideas" de los hombres, pero de las ideas trans-personales, sociales...

Repito en esa línea que el Papa como "pastor cristiana" hace bien en emplear esos términos (persona, no mito, ni símbolo, ni idea...), pero la teología debe precisarlos, con la ayuda de la Biblia y de la tradición cristiana, acudiendo, al mismo tiempo, a la psicología y a la historia de la cultura y de las religiones. En esa línea se sitúan las reflexiones que siguen, que forman parte de mi Diccionario de las tres religiones, donde he dado gran importancia al tema. Siga leyendo quien piense que el tema merece la pena, aunque quiero decir ya desde ahora que lo que importa no es definir al Diablo en teoría, sino luchar en este mundo contra lo diabólico, como hizo Jesús de Nazaret.

>> Sigue...


11.3.18. Jesús, la serpiente que cura. Reflexión y oración de evangelio

Dom 4 Cuaresma, ciclo b. Jn 3, 14-21. Este evangelio, que trata de Jesús como serpiente alzada al cielo, para salvar/curar a todos los hombres, superando así el riesgo de juicio y la condena, consta de tres partes, relacionadas entre sí, que empezamos leyendo, para presentarlas y comentarlas después con brevedad, desarrollado al fin la imagen de la serpiente que cura.

Texto
En aquel tiempo, dijo Jesús a Nicodemo:

1. (Signo del AT) Lo mismo que Moisés elevó la serpiente en el desierto, así tiene que ser elevado el Hijo del hombre, para que todo el que cree en él tenga vida eterna.

2. (El triunfo del amor) Tanto amó Dios al mundo que entregó a su Hijo único para que no perezca ninguno de los que creen en él, sino que tengan vida eterna. Porque Dios no mandó su Hijo al mundo para juzgar al mundo, sino para que el mundo se salve por él.

c. Aplicación.

3. (Teología, una reflexión posterior). El que cree en él no será juzgado; el que no cree ya está juzgado, porque no ha creído en el nombre del Hijo único de Dios. El juicio consiste en esto: que la luz vino al mundo, y los hombres prefirieron la tiniebla a la luz, porque sus obras eran malas. Pues todo el que obra perversamente detesta la luz y no se acerca a la luz, para no verse acusado por sus obras. En cambio, el que realiza la verdad se acerca a la luz, para que se vea que sus obras están hechas según Dios.

Será bueno dejar que el texto resuene en nuestro interior y nos hable, un texto fuerte, de un fuerte evangelio, con una imagen sorprendente (la serpiente que cura), una afirmación teológica de intenso contenido (¡tanto amó Dios al mundo…!) y una reflexión final sobre el juicio de Dios.

Siga leyendo quien quiera compartir conmigo esta experiencia de lectura del evangelio, en forma de oración y reflexión. Tómese su tiempo, deje que el texto le hable, hable usted mismo con el texto.

>> Sigue...


De Marx a Römer: Si la Iglesia bendice animales ¿no podrá bendecir homosexuales?

No quería tratar este tema, pero las "circunstancias" me han podido, y así, tomando como ocasión las palabras del título, tomadas en parte de T.T. Ofilada,presentaré un dossier sobre la homosexualidad en la Iglesia y en la Biblia.

(Perdonad, amigos homosexuales si os hago rimar con animales...Esa "rima" ha salido en la polémica que sigue, no os enfadéis por ella, en el fondo puede incluso honraros. Un abrazo).

1. Sobre unas declaraciones del Card. R. Marx

Hace unas semanas, el obispo de Múnich,presidente de la Conf. Episcopal Alemana, dijo que los presbíteros y obispos de la Iglesia podrían encontrar la forma de “bendecir” ante Dios la unión de dos personas del mismo sexo. El tema apareció en toda la prensa.

Mi gran amigo Tong Tong Ofilada (corresponsal y columnista de RD) colgó en su FB (https://www.facebook.com/tongtong.ofilada) una página sobre el tema, y por amistad e interés la compartí en el mío
https://www.facebook.com/xabier.pikaza (el 6 de este mes). Pensé que las cosas quedarían así, como simple información, pero ellas han dado lugar a una elevada polémica, entre mi admirado colega Agustín Ortega y otros “amigos” de de fb. Por la importancia del tema he querido reproducirlo aquí.

2. Th. Römer, Homosexualidad en la Biblia

Unos días después, encontré y publiqué en mi fb (6 de este mes) una extraordinaria entrevista y reflexión sobre la homosexualidad o, mejor dicho, sobre la “diversidad” en la Biblia. Ella se debe a Thomas Römer, exegeta alemán, profesor de la Universidad de Lausanne y Maestro de Collège de la France, uno de los maestros a quienes consulto siempre en cuestiones de AT y de Biblia.

Römer me ha enseñado como nadie a leer y entender el Pentateuco como “pacto” de grupos, y la Biblia entera como experiencia de diversidad, avalada por Dios y "redimida" (recreada) por Jesús, desde su compromiso y entrega a favor de los "expulsados" del buen sistema teológico y eclesial de su tiempo. Lea quien quiera seguir su entrevista, no saldrá decepcionado.

>> Sigue...


6.12.17. Constitución: espacio de vida, camino exigente (de Israel a España)

05.12.17 | 23:17. Archivado en Antiguo Testamento, Sociedad, política, Política

En este Día de la Con-stitución (del latín “statuere”, estatuir, como in-stituir, re-stituir, des-stituir), será bueno recordar algunos de sus rasgos e implicaciones, desde un punto de vista social (con fondo religioso).

-- Algunos españoles parece quieren utilizar la Constitución del 1978 como arma arrojadiza, en manos de jueces y de tribunales, poniéndola incluso por encima de la “democracia” (de la voluntad de cambio de muchos ciudadanos), olvidando que una Constitución de tribunal y palo duro puede acabar perdiendo su sentido.

-- Parece que hay otros que quieren actuar como si no hubiera Constitución alguna, o como si ella pudiera cambiarse a capricho, sin más garantía que un deseo poco razonado, sin buscar cauces de diálogo y convencimiento,sin escuchar tampoco a los otros.

No quiero repetir razones de unos y otros, sino sólo recordar que constituir significa estatuir/establecer juntos unos espacios de convivencia, a través de un pacto fundante que en las religiones antiguas aparecía ratificado por el mismo Dios, que, según la visión cristiana, ha dado a los hombres la capacidad de constituirse en pueblos y naciones. En ese contexto quiere recordar algunos principios básicos:

(a) Una constitución que no garantiza la libertad de opinión y discrepancia, desde unaigualdad básica y la participación de todos los ciudadanos no es constitución sino tiranía. Ciertamente, una Constitución ha de cumplirse, pero allí donde su cumplimiento se garantiza e impone sólo con medios legales o penales,sin comunión de sentimientos, ella pierde pronto su sentido.

(b) Una constitución que no se mantenga por convencimiento, sino por la fuerza de algunos, de manera que no pueda cambiarse con mecanismos de libertad y escucha mutua acaba siendo una camisa de fuerza, una locura. Todos sabemos que “secta” es un lugar donde quizá se puede entrar en libertad, pero no puede salir libremente.

c. Una constitución que no respete la voluntad de las minorías cualificadas, de manera que se convierta en imposición o dictadura de una mayoría deja de ser constitución y se convierte en dictadura de la masa, que es quizá la peor de todas, como han sabido siempre los judíos (desde el libro de Daniel y de los Macabeos hasta la actualidad).

(d). En la actualidad no puede haber constituciones aisladas, nie pueblos que se cierren sólo en sí mismos, sino sólo constituciones abiertas al conjunto de la humanidad, dentro de un contexto mundial de "derechos humanos", donde la experiencia y camino de cada nación, pueblo o Estado ha de integrarse en el la "ley común" del Derecho de Gentes (es decir, de la humanidad), como supieron los grandes juristas europeos de F. de Vitoria a H. Grocio.

(e) En la línea anterior, ya no se puede hablar de “patrias” sociales eternas, ni naciones, ni estados para siempre, pues la única patria/matria/fratria de verdad es el conjunto de los hombres y mujeres, divididos en “grupos” (naciones, estados). En esa línea las patrias/naciones particulares han de integrarse en la gran patria de la palabra compartida y de los derechos humanos, que nos permita vivir juntos(que todos los hombres y mujeres de la tierra puedan comer, recibir atención médica..., es decir, tener asegurados los derechos humanos...).

(f) Por eso puede ser malo un tipo de nacionalismo pequeño/egoísta, como pudiera ser el de algunos catalanes,pero es mucho peor un nacionalismo grande (a no ser que sea de verdad universal e igualitario), propio de los grandes estados, como el ruso o alemán, el inglés,francés y/o español, con el de USA... Nacionalismo de naciones que han justificado y justifican las invasiones coloniales y la grandes guerras desde el siglo XVI al XXI, en un mundo dominado por el ansia de dinero, donde la nación no existe ya como tal (con sus valores culturales, históricos, sociales....)sino que está al servicio de Mamona.

A partir de aquí, como ejemplo para situar la Constitución Hispana quiero citar el ejemplo de Israel, según la Biblia, donde se ha cambiado al menos por tres veces la constitución, es decir, la ley básica del pueblo.

>> Sigue...


Dos diccionarios, una visión complementaria de la Biblia

El Atlas de la Biblia que ayer presenté ha de unirse al Diccionario de la Biblia (Mensajero/Sal Terrae 2012), dirigido por dos de los autores del Atlas (Egger-Wenzel y Ernst, a quienes se añade F. Kogler).

Aquel diccionario, de tamaño más extenso (872 págs, en formato 22 x 28.5 cm), ofrecía una información básica para el conocimiento y el estudio de los escritos bíblicos, recogiendo todos los nombres propios de personas y lugares de la Biblia.

Aquí aprovecho la ocasión para presentar junto al del mío (Gran diccionario de la Biblia), destacando sus aportaciones, que son distintas y complementarias, para añadir que, unidos ambos (uno más histórico/literario, otro más teológico) ofrecen quizá la mejor aportación a los temas de conjunto de la Biblia en lengua castellana.

El diccionario de Kogler, Egger-Wenzel y Ernst ofrece un conocimiento básico del entorno y de los temas de la Biblia. Insiste en los aspectos histórico-literarios, con trabajos cortos, de iniciación bíblica, con ilustraciones y mapas, ofreciendo así un conocimiento indispensable del conjunto de la Biblia, para un público extenso, sin entrar en su mensaje estrictamente teológico.


Mi "Gran Diccionario" es, sin embargo, más teológico , está centrado en la Biblia como Palabra de Dios, y tiene un interés de tipo básicamente pastoral, catequético y de formación cristiana. No es para conocer en general la Biblia, sabiendo de qué trata, sino para entenderla por dentro, para seguir su argumento,y comprender su mensaje.

No incluye ilustraciones, ni gráficos… Es un diccionario para re-pensar y aplicar la Enseñanza Bíblica, desde una perspectiva cristiana, aunque en diálogo con la cultura actual, en una línea de Teología, recogiendo cuarenta años de trabajo de profesor universitario y escritor, centrado siempre en la Biblia.

No se puede decir cuál es mejor, pues cada uno va en una línea, de manera que ambos pueden y deben ir unidos, pues se complementan, desde sus aportaciones particulares, como he podido descubrir en las lecciones que acabo de ofrecer en la Loyola-Marymount University de Los Ángeles.

Buen día a todos, y gracias a los editores de Sal-Terrae y Verbo Divino por estas dos obras. A continuación las presento por separado, ofreciendo al fin una bibliogafía temática más extensa.

>> Sigue...


Un libro esencial para el estudio y comprensión de la Biblia

W. Zwickel, R. Egger-Wenzel y M. Ernst, Atlas de la Biblia, Mensajero, Bilbao 2017, 400 págs. (24 x 32 ctms.). Edición original Herders neuer Bibeatlas, Freiburg i.B. 2013.

Manual enciclopédica de referencia y ayuda, esencial para el estudio histórico-geográfico y temático de la Biblia, el más importante publicado hasta el momento en castellano, de 400 páginas, a gran formato, que exponen la evolución cronológica y el escenario espacial de la Biblia, con 200 mapas, 400 fotografías y 40 planos de las lugares y asentamientos urbanos más significativos de la “tierra santa”.

Es un texto de “mirada rápida”, pues fotos, mapas y planos ofrecen de inmediato una visión de conjunto de la historia y geografía de la Biblia. Pero es, al mismo tiempo, una obra de estudio sosegado, pues sus trabajos, escritos por especialistas de gran talla, exponen y comentan de un modo orgánico, el conjunto del tiempo y espacio de la Biblia, desde la prehistoria, pasando por las varias etapas de su itinerario, por el tiempo del bronce y el hierro, hasta el despliegue de los diversos estados del entorno (especialmente el de Israel y Judá), para desembocar en el surgimiento y primer despliegue del cristianismo.

>> Sigue...


Re-habitar un territorio, crear un Estado. Una posible luz desde la Biblia

Estamos asistiendo a un proceso impresionante de posible creación o asentamiento de un pueblo milenario en su propia tierra, como Estado independiente (en la medida en que eso es posible).

No trato en este blog de temas de política directa, pero vengo de México donde, a lo largo de 15 días, profesores y estudiantes, amigos y compañeros me han preguntado, comida a comida, clase a clase, sobre el tema de la posible independencia catalana. Sería hermoso haber trascrito las conversaciones, pues nos ayudarían a entender mejor el tema, desde sus diversas perspectivas.

Un profesor de filosofía me recordó el famoso texto de Aristóteles (Metafísica 4, 2): El ser se dice de diversas maneras. Eso significa que no hay una sino varias cataluñas, tanto dentro como fuera del territorio catalán, y los que sólo siguen un argumento de principio a fin se equivocan siempre.

Las clases que yo daba en la Universidad Iberoamericana de DCMX eran sobre “dominación y dinero en la Biblia”, y desde ese fondo quise acompañar en lo posible a los alumnos y colegas. Pues bien, entre esas clases hubo una que debí repetir de alguna forma, la que trata del proceso de surgimiento del Estado de Israel en Palestina.

¿Tiene alguna semejanza aquel proceso bíblico antiguo con la posible creación de un Estado Catalán, con lo que ello implica en el siglo XXI?. Hicimos tras la clase varias aplicaciones posibles sobre el tema catalán y mexicano. Aquí no las presento. Que el lector actual vea si es posible hoy algo semejante al surgimiento del Estado de Israel en Palestina, conforme a las hipótesis que iré desarrollando.

Imagen: J. Clemente Orozco, Mural del Hospicio Cabañas (197-1939), en Guadalajara MX No trata de la formación del primer Estado de Israel, ni del problema actual de Cataluña/España. Pero ofrece una visión espectacular de los conflictos político/militares. Que cada uno lo interpreta desde su perspectiva. A mí me ayudó a exponer el tema de la "conquista" de Palestina.

>> Sigue...


Miércoles, 19 de septiembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Septiembre 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930