El blog de X. Pikaza

Pablo VI y Francisco (1). Un proyecto de Iglesia (Eccl. suam y Ev Gaudium)

14.10.18 | 08:43. Archivado en Iglesia Instituciones, Santos

Esos dos encíclicas, paralelas y distintas, nos sitúan en el centro de la Iglesia (llamada a dialogar, saliendo salir de sí misma), en un momento clave de la humanidad, que corre el riesgo de destruirse, no sólo por influjo de un capital sin control, que todo lo convierte en pura mercancía, sino por cansancio de muchos, que pueden negarse a vivir dando vida. En este contexto, la tarea esencial de la Iglesia no consiste simplemente en ofrecer una pequeña ayuda a unos grupos de hombres y mujeres, sino en dialogar con todos, para defender y transmitir la vida humana, es decir, la creación de Dios.

‒ Pablo VI trazó un paradigma del diálogo.
Recién nombrado papa, si haber terminado el Vaticano II (1962-1965), Pablo VI (1963‒1978), publicó su programa en Ecclesiam Suam (1964), pidiendo a los cristianos que pasaran del paradigma de la verdad ya sabida, que se impone desde arriba, al diálogo universal y fecundo con la cultura y la vida de la humanidad.

‒ Francisco ha insistido en la nueva misión. Recién nombrado papa (el mismo 2013), Francisco publicó otra Encíclica programática, titulada, Evangelii Gaudium (2013), diciendo a la la Iglesia no sólo que dialogue con todos (como Pablo VI), sino que salga de sí misma, abriendo caminos de vida, es decir, que primeree, que abandone su lugar asegurado, que se involucre en la vida de los hombres, que les busque y acompañe, en un gesto de compromiso a favor de todos (y especialmente de los pobres).

Así quiero mostrarlo en este “programa de Iglesia” que presento en tres partes, con motivo de la canonización de Pablo VI y Oscar Romero (14, 10, 18), un acontecimiento me invitan a reflexionar sobre el don y tarea del evangelio, y en especial de la Iglesia, en este a tiempo de gracia y gran riesgo, en medio de una crisis global, que amenaza con destruirnos, no sólo en el nivel de lo político-económico, sino también de lo religioso, en un sentido personal y social.

>> Sigue...


Oscar Romero: Jesús por tres años en el Salvador, Santo para siempre

11.10.18 | 12:43. Archivado en Santos, Espiritualidad, Amor

Será canonizado el próximo 14. He escrito varias veces sobre él en este blog. Hoy quiero recoger su semblanza en Diccionario de Pensadores Cristianos, añadiendo una evocación personal y una reflexión algo más amplia sobre el mensaje de su vida.

ROMERO, OSCAR (1917-1880).

Obispo católico de El Salvador, defensor de los derechos humanos, asesinado el año 1980.

Romero había sido un piadoso hombre de Iglesia, un sacerdote culto, amigo de la justicia, aunque alejado de la vida real de su pueblo. Pero unas semanas después de haber sido nombrado arzobispo, el 22 de febrero de 1977, uno de sus colaboradores, hombre para el pueblo, abierto a la vida y la muerte de todos, en solidaridadecritiana, el P. Rutilio Grande SJ, fue asesinado por un escuadrón pagado por los poderes de la muerte (en contra de su pueblo).

Ese acontecimiento transformó la vida de Romero, que salió a conocerla vida y sufrimiento real de su pueblo y desde entonces hasta su "asesinato" por las fuerzas del "imperio" a lo largo de tres años de intenso compromiso episcopal se convirtió en la voz de los sin voz, testigo de Jesús, denunciando los crímenes de la dictadura económica y social de su pueblo y anunciando de una forma muy concreta las exigencias y dones del evangelio, en sus homilías radiadas cada domingo a todo el país.

Con su ejemplo y su palabra, Romero fue presencia real de Jesús en medio en los pobres, los empobrecidos y asesinados. No hizo más que decir la verdad, con miedo de ser asesinado, pero con lealtad a Jesús, y así le quisieron, le quiso su pueblo, que ha hecho santo, antes que lo haga Roma. Le mataron como a Jesús, pero con una diferencia:

-- A Jesús le mataron a cara descubierto, tras un juicio público, de forma que sabemos el nombres y apellido de sus asesinos "legales", políticos y religiosos.

-- A Romero le mataron a pleno día, pero a escondidas, sin juicio público previo, condenado por los poderes fácticos , fusilado cuando decía misa por un escuadrón del pueblo.

Así me lo contó (el año 1987), con emoción desbordada, la monja que estaba a su lado y que le acogió ya envuelto en sangre, con la vestimenta de la misa, llorando de nuevo: ¡Era ya ya un santo, y como a santo le mataron, era Jesús, que pasó con nosotros tres años!
Por ella supe quien era Romero, a ella quiero recordarla ante todo en esta postal


«Cada vez que miramos a los pobres…descubrimos el rostro de Cristo… El rostro de Cristo se encuentra entre los sacos y cestas de los trabajadores del campo; el rostro de Cristo se encuentra en aquellos que son torturados y maltratados en las prisiones; el rostro de Cristo está muriendo de hambre en los niños que no tienen nada para comer; el rostro de Cristo está en los pobres que piden a la Iglesia, con el deseo de que su voz sea escuchada» (Su Pensamiento V, San Salvador 1980-1989, 327).

Imagen 1: foto clásica de Romero obispo.
Imagen 2: Romero tas ser asesinado, con la monja que le asistía y animaba, en el centro de la escena.
Imagen 2: En la abadía anglicana de Westminster, Londres, como testigo de un cristianismo universal

>> Sigue...


Pablo VI (1963‒1978). Santo de altar, un Papa grande y discutido

08.10.18 | 12:52. Archivado en Iglesia Instituciones, Santos, Papa, obispos

El próximo 14 le canonizan en Roma, en fiesta sonada, junto a San Osar Romero (y a otros cuatro menos conocidos). Trataré mañana de O. Romero, hoy me ocupo de Montini.

Fue sin duda un hombre de Dios, tomó la carga del Vaticano II (1962-1965), y la llevó adelante, tras la muerte de Juan XXIII, con sabiduría y prudencia, con decisión, como sólo él pudo hacerlo en aquel momento fuerte de la historia de la Iglesia.

Muchos le ven más como Papa discutido y grande que como santo, pues santo es aquel en quien el pueblo descubre el brillo de la gloria y la misericordia de Dios, desde abajo, y le venera, de un modo agradecido y gozoso, como mediador y guía ante el misterio, pudiendo así orar con él y como él, ante el don y tarea deslumbrante del Dios de la vida.

Pero habían "santificado" antes que él a Juan XXIII (santo en persona, más que Papa) y Juan Pablo II (santo por papa más que como persona) y resultaba chocante que le dejaran en medio sin hacerle, sin halo de gloria celeste

Se trata, en algún sentido, de una canonización de política eclesial, y así debe ser en este mundo. Pero, siendo política, me parece buena y positiva para la iglesia, que debe retomar las buenas riendas del Concilio Vaticano II, como quiere el Papa Francisco, imitando las buenas cosas de Pablo VI y enderezando las que dejó medio cortadas o torcidas.

J. B. Montini (1897-1978) fue un hombre culto, de hondo humanismo, con un sentido fuerte de la libertad y la grandeza de la vida, de manera que hubiera pasado a la historia incluso si no hubiera sido Papa, pero lo fue, y fue Papa creyente . Quiso ser fiel al Concilio, quiso fiel al evangelio, pero tuvo quizá miedo a sus posibles consecuencias, en un mundo cambiante.

Quizá nadie podría haberlo hecho como él (como el Papa Montini), en aquel momento, aunque algunos le tildábamos entonces de miedoso, en varios asuntos que han continuado en el centro de la atención (del dolor y de la esperanza) de la Iglesia hasta el momento actual, de manera que en esa línea hablaré de los pros y los contras de su pontificado.

Desde una perspectiva más “provinciana” (es decir, española), fue un Papa providencial, pero rechazado por muchos. Con su ayuda e impulso pudo darse la apertura de la iglesia española a los valores y a la libertad del evangelio, aunque él como papa chocó de frente con un tipo de política franquista y de nacional‒catolicismo entonces imperante (¿y ahora?)

El autócrata hispano, que se tildaba de católico, no atendió a muchas de sus peticiones de nombrar obispos "nuevos"... (y de no fusilar, por ejemplo, a los condenados del proceso de Burgos). Muchos “católicos hispanos” de la vieja guardia le odiaban (y le han seguido odiando hasta el día de hoy), diciendo incluso que no era cristiano.

Sea como fuere, me alegro de su canonización recordando las veces que le vi (incluso una vez estuve con él, el año 1974, en un Capítulo General de la Merced, y quise sonreírle con aire de complicidad, pero él miraba hacia otro lugar, como si estuviera más allá, parecía no mirar…), dando a Dios gracias por su vida y obra, quiero recordar aquí (desde mi perspectiva) algunos pros y contras de su pontificado.

>> Sigue...


31.07.18. Ignacio de Loyola. Volver a Jerusalén, recrear la Compañía

La Iglesia Católica celebra hoy la memoria de Ignacio de Loyola, y su proyecto puede retomarse de diversas formas. A mi juicio, la más clara en este año 2018 es la de retomar con sus compañeros el viaje que no pudo realizar a Jerusalén, para seguir allí los pasos de Jesús, como él mismo ha contado en su Autobiografía.

Allí describe con gran detalle cómo fue una vez, él sólo, a Jerusalén, para encontrar a Jesús, y cómo quiso volver después con su “compañía” de seguidores (nuevos apóstoles) para recrear la Iglesia, retomando el camino de los primeros discípulos de Jesús, precisamente allí donde el Camino había comenzado.

Por eso, en este día de su fiesta (a los 462 años de su muerte, el 31.7.1556) recordaré la experiencia de su peregrinación a Jerusalén, solo y a pie, para ponerse al servicio de Jesús, y pondré de relieve el deseo frustrado de volver allí con sus compañeros, para refundar así la iglesia.

El centro y principio del nuevo camino de estos nuevos cristianos no era Loyola, ni siquiera Roma, sino Jerusalén, donde debían encontrara Jesús como Capitán de la nueva Cristiandad, en su lucha y victoria contra el Diablo.

Quiso volver a Jerusalén, con su pobre gente (Xabier, Fabro, Laínez…), pero no hubo aquel año barco veneciano que llevara a Tierra Santo (1537), porque era recia la guerra del turco, y así volvieron Ignacio y sus amigos a Roma, poniéndose al servicio del Papa, para lo que se terciara.

Han pasado desde aquel momento unos 482 años, en la línea de eso que pudiéramos llamar “el gran paréntesis romano” de la Compañía de Ignacio y de sus amigos, que, no pudiendo ir a Jerusalén para “confirmar” y ratificar su empresa fueron a Roma a ponerse al servicio del Papa. Y de esa forma nació la admirable Compañía de Jesús, que no era la que en principio quiso Ignacio

Han sido unos años muy fecundos para la la Compañía de los "peregrinos de Jerusalén" de Ignacio de Loyola, y ellos han marcado la historia de la Iglesia católica en los últimos siglos, pero quizá ha llegado el tiempo de reiniciar la Compañía como quiso Ignacio, desde la misma en Jerusalén, en línea de nuevo evangelio.

Perdonen mis amigos jesuitas (admirados, queridos…) si retomo desde mi perspectiva de jesuita de corazón esta sencilla propuesta de retorno a Jerusalén, para recrear allí la Compañía, sin negar en modo alguno el paso por Roma (donde hoy es Papa Francisco, nuevo SJ).

Lo haré de un modo muy sencillo, siguiendo la línea de la “Autobiografía” de Ignacio, el Peregrino, tal como la recogió su amigo portugués L. Gonçalves de C. (cf. https://es.wikisource.org/wiki/Autobiograf%C3%ADa_de_San_Ignacio_de_Loyola (y tal como me la contaba el admirable José Ignacio Tellechea)

>> Sigue...


29.6.18. Fiesta de San Pedro: El evangelio de las Llaves (Mt 16, 13-19).

Simón de Betsaida, a quien la tradición de Jesús llamará Petros/Pedro (el Piedra), había realizado una función muy importante (aunque discutida) dentro del movimiento de Jesús (como muestran con toda claridad las cartas de san Pablo y en especial Mc 8, 27-32).

Pero su figura posterior ha quedado muy vinculada a las palabras pascuales de Jesús (propias de la liturgia de hoy: Mt 16, 13-19), que recogen y reelaboran desde una perspectiva distinta su historia y función en la Iglesia, como intérprete de un evangelio que asume las raíces judías de Jesús, abriéndose a los gentiles.

Marcos. Desde su propia perspectiva, más paulina, hacia el año 70, probablemente desde una comunidad de Fenicia o de Siria, Marcos había supuesto que Pedro no había cumplido plenamente su función (cf. Mc 16, 7-8).

Mateo. Unos años más tarde (hacia el 80), desde una perspectiva distinta (desde Antioquía) Mateo, en cambio, sabe que ya la ha cumplido y así proclama que la iglesia de Jesús ha encontrado su base y su unidad en Pedro: "Sobre esta Piedra edificaré mi Iglesia".

De ese Pedro de Mateo, que es muy importante, pero no el único para el Nuevo Testamento y para la tradición posterior de las Iglesias cristianas, quiero hablar hoy con cierta detención, tomando algunas ideas de mi Comentario de Mateo.

En la imagen primera presento el cuadro famoso san Pedro invertido (crucificado al revés) que pintó de Zurbarán, con San Nolasco contemplándole... Este sería el Pedro que aún no ha realizado plenamente su tarea, según el evangelio de Marcos.

En la imagen segunda aparece San Pedro en la columnata de Bernini, con las llaves en la mano y el dedo señalando (ratificando) su función posterior en la Iglesia de Roma, al servicio de la Misión Universal del cristianismo.

Feliz día de San Pedro a todos.

>> Sigue...


Dios es Fuego: La fiesta de San Juan

24.06.18 | 08:18. Archivado en Santos, Jesús, Nuevo Testamento, Amor, personajes, Religiones antiguas

Para muchos de nosotros, herederos de un cristianismo de tradiciones populares y herencias religiosas multiformes, al menos en el hemisferio norte, la fiesta de San Juan está vinculada al fuego y al agua: al sol ardiente (solsticio de verano), al agua del nuevo nacimiento (del bautismo).

Ésta ha sido la fiesta del fuego en plazas y colinas, en puentes y cruces de caminos. A la llama del Dios/Fuego se “cogía" el trébole la noche de San Juan, se quemaban las culebras, se purificaban los campos y, de esa forma, se evocaba el paso de la vida.

Todo se quema y todo arde, para que todo pueda renacer: principados, señoríos;obispados, ministerios; palacios y chozas... Todo ardía,porque todo es fuego en Dios (incendio cósmico, noche de amor) del que nacemos, al que vamos.

Así dice el Antiguo Testamento que Dios es fuego que todo lo consume, dando vida a todo, como aparece en la imagen, reinterpretada conforme conforme al valor simbólico de las letras que significan números y que se aplican al misterio de Dios, fuego que consume y no consume, que purifica y no destruye, sino todo lo contrario: Amor puro.

He tratado del fuego, y en especial de la llama de Dios varias veces en este portal, desde la perspectiva del fuego/cielo (Dios es fuego creador) y del infierno/fuego (que es signo de la destrucción en la que el mismo ser humano puede destruirse, quemarse a sí mismo en el agujero negro de la destrucción.

Hoy es ocasión para volver al tema, en la magia de la noche de San Juan, retomando motivos de la Biblia, con los versos famosos del fuego en San Juan de la Cruz, tanto al final del Cántico Espiritual como en todo su libro final: Llama de Amor viva.

A todos los que tengan tiempo para el tema ofrezco esta reflexión sobre el fuego en la Biblia y en San Juan de la Cruz de la Cruz, con ocasión de la fiesta del profeta de Dios, del fuego del juicio y del agua del bautismo, Juan Bautista.

Buen día a todos, a los seis meses de la Navidad de Dios, buen verano a los del norte, buen invierno a los del sur... con la pregunta de Juan Bautista, profeta del fuego:

-- ¿Cómo está la llama de tu vida, como cuidas tu fuego?
-- Esta es la pregunta de Pablo, apóstol de la llama de Cristo: ¡Aviva tu llama, aviva tu corazón!. Buen día de amor, día de San Juan.

>> Sigue...


Dom 24.6.18 Economía de Juan ¡Quien tenga dos túnicas dé una a quien no tiene!

Juan Bautista, profeta del fuego y del agua de Dios, cuya fiesta hoy celebramos, viene anunciando la Navidad, seis meses antes (solsticio de verano, en el hemisferio norte).

-- Profeta del fuego que quema toda injusticia de los hombres, para que puedan presentarse limpios ante Dios. Por eso se elevan hogueras, el día más largo (hemisferio norte), por eso se promete y exige un cambio radical de vida.

-- Profeta del agua que destruye y anega para dar nueva vida ,promotor de un bautismo que iguala a todos los hombres y mujeres, desnudos, solidarios, sin poder ocultar nada, ante la promesa nueva de la vida.

Desde ese fondo retomo el argumento que presenté el pasado Adviento (10.12.17), comentando el pasaje en el que Lc 3, 10-14 expone con detalle el proyecto económico-social de Juan Bautista,camino de fuego, con sus tres partes:

--proyecto para todos los hombres y mujeres: Quemar el mundo viejo en la hoguera de las vanidades e injusticias, comenzar un mundo nuevo, compartido, nacer así a la vida en justicia y esperanza;

--proyecto especial para publicanos (cobradores de impuestos, administradores de dinero), con una política al servicio de la vida, de la acogida de los expulsados, del pan de los hambrientos...

--proyecto también especial para soldados, es decir, para profesionales de una violencia que debe ponerse al servicio de la justicia, convirtiéndose al fin en un servicio social.

Juan fue ajusticiado porque ese proyecto triple, unida a su anuncio de juicio contra un mundo injusto, llenó de miedo a muchos, entre ellos a Herodes Antipas, reyezuelo rico, tetrarca de Galilea, que tenía mucho que perder con hombres como Juan, al que por otro lado admiraba, condenándole a muerte.

Pero ningún Herodes podrá acallar la voz del Bautista, ningún egoísmo particular, ningún tipo de política social y/o religiosa impositiva y mentirosa podrá acaly de la generosidad generosa, expresada de forma lapidaria en su mensaje: ¡Quien tenga dos túnicas que dé una a quien no tiene!

Túnica es aquí casa y dinero, es tierra y trabajo, es humanidad... Juan sabe que sólo se tiene y disfruta de verdad aquello que se comparte, convirtiendo el "dinero" (posesiones, honores...) en Medio de Vida para todos. De esa forma ha instaurado Juan Bautista una ética universal, que se aplica al mismo tiempo (de un modo intenso) a propietarios de dinero y de las armas.

-- Ética universal: Quien tenga dos túnicas dé una a quien no tiene, y quien tenga comida haga lo mismo... ¿Qué pasa con África, campo de robo universal para los ricos?
¿Que diría hoy Juan a los que sostienen y promueven la injusticia reflejada en barcos de mercancía humana que nadie quiere recibir en su puerto?

-- Ética de economistas-publicanos: No ser corruptos, no engañar a los demás, contentarse con lo suficiente, pues la vida es para todos y ellos son siervos de los otros en el campo del dinero.
¿Qué diría hoy Juan a los nuevos señores del dinero de muerte, publicanos-prostituidos, muchas veces a nombre de un sistema que llaman "cristiano" (civilización occidental que ha perdido el alma?

-- Ética para soldados: No hacer violencia, contentarse con la paga..., poniendo su vida al servicio de la convivencia y de un orden social que favorezca a los pobres.
¿Qué diría hoy Juan a los nuevos señores de la guerra, que no solamente matan, sino que ganan fortunas por matar?

Éste es hoy el mensaje de Juan, que ahora tomo de Lc 3, 7-9 donde el aparece como como mensajero profético del juicio; presentándose, al mismo tiempo, nuestro pasaje le presenta como maestro y promotor de “organización ética del mundo” en línea de justicia económica para todos, pero empezando por los ricos y soldados.

>> Sigue...


La voz de Angelelli, obispo mártir (con Mons. Hesayne y M.Baronetto)

Fue asesinado el 4 de agosto del 1976 por la Dictadura Militar, para acallar su voz, que era voz de evangelio y de pueblo en Argentina.

El Papa Francisco acaba de firmar su "acta de martirio" (junio del 2018), por lo que él y sus compañeros asesinados (imagen 2) serán beatificados pronto, como anuncian hoy los medios de comunicación.

Las fuerzas del sistema quisieron acallar su profeta, pero esa voz resuena hoy con más en Argentina y en toda la Iglesia

Me habló de él, me contó su martirio, con voz emocionada, cortada de silencio dolorido, en Córdoba (Argentina), que era su pueblo, a los dos años del asesinato, su amigo, Ramón Iribarne, mercedario amigo, oriundo de Iparralde y vecino de la Rioja/Argentina, el año 1978, cuando no se podía hablar en la calle, pues seguían en el duro poder los militares.

El recuerdo de Ramón (¡obispo después Dean Funes, y muerto casi de inmediato quizá de cansancio y pena!) y de sus palabras encendidas sobre Angelelli me sigue emocionando.Ahora, a los 40 años, quiero publicar, con su emoción, dos testimonios que me han llegado de la vida y muerte de Angelelli:

-- El testimonio de Mons. Esteban Hesayne, que me mandó de Argetina mi amiga Lucía Riba «para ver si quieres ponerlo en tu blog».

-- El Testimonio que M. Baronetto, Director de la Revista Tiempo Latinoamericano, de Córdoba, me mandó para el libro de El Pacto de las Catacumbas (Verbo Divino, Estella 2015)

Gracias Enrique Angelelli, por seguir diciendo tu palabra de libertad y evangelio 42 años después de tu muerte. Me uno a tu vida (con mi amigo Ramón Iribarne) y al gozo y fiesta de tu próxima beatificación, y de la beatificación de los tres compañeros, asesinados por odio y por miedo a las implicaciones espirituales y sociales de la fe cristiana

>> Sigue...


Representar la Trinidad ¿Espíritu Santo mujer? (Benedicto XIV: SN 1745).

El motivo que hoy expongo, como preparación para la fiesta de la Trinidad (27.5.18), puede parecer banal, pero es uno de los más importantes que se pueden plantear en teología y en la vida de la Iglesia.

Así puede evocarlo esta hermosa imagen del Espíritu Santo como Mujer (o joven asexuado) que se le apareció a Santa Crescencia de Keufbeuron, imagen cuya devoción ella propagó, siendo "criticada" por el Papa Benedicto XIV, con "sabias razones", pero quizá sin razón de fondo, como podrá ver quien siga leyendo. Éstos son los temas de fondo:

1. La visión femenina del Espíritu Santo (y de la Trinidad) es un tema que se viene planteando en teología desde hace casi 100 años, desde perspectivas distintas, por autores tan significativos como H. Urs von Balthasar, L. Boff y A. Amato.

2. Es importante la posibilidad (¿necesidad?) de crear unos ministerios femeninos en la Iglesia, o de abrir los actuales a mujeres. Sobre ese tema acaba de decir, por ejemplo, el Card. Brandmüller (cf. RD 15.5.118) que quien eso defiende “es un hereje o está excomulgado”. Mejor sería preguntarse si es Brandmüller quien va en contra de la verdadera la comunión de la Iglesia (por muy cardenal que sea).

3. Es necesario estudiar y actualizar la revelación de Dios y la función de la mujer, en cuanto mujer y persona, en el despliegue y vida de la iglesia.
Es importante el tema de un tipo de homosexualidad en cierto clero de la Iglesia, que muchas veces se vincula (al menos implícitamente, y casi siempre con falsedad) con la pederastia y el celibato, cosas que son muy distintas. El asunto no es claro y estos días han saltado chispas (y no de fuego de amor) desde Chile al Vaticano, y no parece que puedan resolverse con los planteamientos actuales de la Iglesia

Entre esos temas puede parecer menos importante el de “pintar la Trinidad” (o el Espíritu Santo) con rasgos femeninos o masculinos. En ese contexto se pueden y deben ofrecer unos principios:

1. A Dios se le ha representado (verbal y pictóricamente) como Padre (varón), pero quizá se le debería presentar, con tanta o más razón como Madre o como Mujer joven (o incluso como niño/niña, cf. imágenes). El tema se halla absolutamente abierto.

2. Ciertamente, Jesús Hijo de Dios ha sido Varón, pero no es redentor y salvador por varón (macho), sino por persona, en griego de los credos por ser anthropos.

3. Del Espíritu Santo se dice que es “persona” de otra forma, ser dual, amor mutuo… en forma de fuego o paloma, con tempestad y viento, suave o impetuoso. Algunos grandísimos santos, como Santa Crescencia de Keufbeuren (1662-1784) le vieron y pintaron como mujer, y así le han visto otros muchos.

4. En los dos últimos siglos, los niños que han visto a una “Señora” han dicho (= o les han dicho) que era la Virgen, y así se la venera en lugares como Lourdes o Fátima, con aprovechamiento de muchos fieles. Pero cuando, a principios del siglo XVIII Crescencia, santa vio a la misma Señora pensó y dijo, con honda teología, que era el Espíritu Santo (en forma de mujer, o quizá de joven doncel asexuado).

5. Ese tema preocupó mucho a Benedicto XIV (Prospero Lambertini), uno de los papas más cultos y prudentes de todos los tiempos (1740 al 1758), que estudio bien la cuestión, con los mejores teólogos del tiempo, y escribió una carta (Sollicitudini Nostrae), al obispo de Augsburgo, Alemania, que le había planteado unas preguntas sobre la conveniencia de aprobar el culto de cierta imagen impulsada por Santa Crescencia (a la que algunos querían ya beatificar), en la que el Espíritu Santo aparecía representado bajo la figura de un hermoso joven de carácter axesuado (más mujer que varón). El Papa Lambertini aprovechó la ocasión para desarrollar con gran rigor la doctrina de las imágenes de la Trinidad, siguiendo la tradición de la Iglesia y teniendo en cuenta el parecer de los mejores teólogos y estudiosos de la pintura de su tiempo y de los dos siglos anteriores.

Con esa ocasión quiero desarrollar el tema, que he debido estudiar con más detalle en mi Enchiridion Trinitatis. Espero que el mismo lector saque las conclusiones pertinentes.

1. Imágenes 1-2: El Espíritu Santo como mujer (o joven asexuado) y como niño/niña, cuya devoción era propagada por Santa Crescencia (y que se sigue propagando en su nombre en ciertas iglesias, tras su canonización el año 2001). Benedicto XIV no se mostró favorable a esas imágenes, como verá quien siga leyendo

2. Imágenes 2-4: Representaciones antropomórficas de la Trinidad, que el Papa Benedicto XIV miró también con prevención.

3. Sobre Santa Crescencia (1662-1884, canonizada por Juan Pablo II el año 2001) y su influjo en la Iglesi, cf. http://www.franciscanos.org/osservatore/mariacrescencia.htm (habría que pensar por qué sólo Juan Pablo II, que veía también de algún modo al Espíritu Santo como Mujer canonizó a Crescencia, dos siglos y medio después de su muerte).

4. Bibliografía: Cf. F. BOESPFLUG, Dieu dans l'art. Sollicitudini Nostrae de Benoit XIV (1745) et l'affaire Crescence de Kaufbeuren, Cerf, Paris 1984, 21-61; E. TOURÓN DEL PIE, La iconografía mercedaria en Interián de Ayala, O. de M. (1657-1730) Estudios 151 (1985) 357-380. Cf. también, varios: La Trinidad en el Arte, SET, Salamanca 2004. Para imágenes trinitarias en el arte: GERMÁN DE PAMPLONA, Iconografía de la Santísima Trinidad en el arte medieval español, CSIC, Madrid 1970

>> Sigue...


26. 12 San Esteban, el primer cristiano (mártir) de Navidad

Tras celebrar el Nacimiento, las Iglesias de Oriente y Occidente (católica, ortodoxa, anglicana…) celebran la fiesta de Esteban, testigo y mártir del nacimiento de Jesús, primer “cristiano” universal al que mataron (como a Jesús) por oponerse al sistema religioso del templo y por entender la “religión” como ayuda a los necesitados y mesa compartida.

En el camino que lleva a Jesús hemos ido recordando a los santos de Adviento (Juan Bautista, María de Nazaret, con José. En el camino que nace de Jesús, su primer testigo ha sido Esteban, en griego Stephanos, el Coronado, que está en la base de la Iglesia, antes que Pedro y Pablo, antes que los demás misioneros y obispos, el proto-mártir (primer-testigo) del evangelio. Tres son sus rasgos principales, sus aportaciones permanentes a la vida de la iglesia:

1. Esteban supo que los primeros en la iglesia (antes que sus otros dogmas o grandezas) son los huérfanos y viudas, con las “mesas”, esto es, los abandonados y expulsados de la sociedad establecida, que pueden y deben recibir un lugar en la casa y mesa de la comunidad.

2. Esteban fue el primero que rechazó con Jesús el culto establecido del templo, que se sigue utilizando una excusa para alcanzar el poder y mantener sometidos a los otros. Por rechazar el templo y centrarse en el hombre como signo y presencia de Dios le mataron los representantes del sistema político y sagrado.

3. Esteban fue el primero que vió la necesidad de una “salida”, de una gran ruptura eclesial con las tradiciones establecidas para responder al evangelio de Jesús. Por eso le mataron por “linchamiento democrático”, porque hay un tipo de “democracia popular” que utiliza la ley para destruís a los hombres.

Los cristianos antiguos tuvieron en gran estima a Esteban, al situar hoy su fiesta (26 del 12), tras la de Jesús en Navidad. Así le entendieron como un “doble” de Jesús, de manera que su figura y nombre (San Esteban y Sanestevo de Ribas do sil, Donesteve Baigorri, Étienne, Stephano…) llena nuestros pueblos y lugares.

Teniendo eso en cuenta he querido presentar una visión de la figura y obra de Esteban, recreada de un modo ejemplar (y simbólico) en l libro de los Hechos 6-7, para presentarle como el primer Santo de la Navidad. Mi reflexión se divido en dos partes: (a) Los helenistas de Esteban, primeros cristianos verdaderos. (b) Esteban, mártir de la navidad cristiana.

Imagen 1: Icono clásico de San Esteban
Imagen 2: Uno de los "lugares sagrados" de San Esteban, en la Ribeira Sacra, San Estevo de Ribas do Sil, en Ourense.
Imagen 3: Relieve románico, martirio de San Esteban: Arriba el hijo del hombre. Abajo: lapidación de Esteban; Pablo en medio guardando la ropa de los que le lapidan; Esteban contempla al Hijo del hombre.

>> Sigue...


1.11.17. Todos los Santos: 144.000, muchedumbre inmensa (Ap 7)

Quizá el texto más significativo de la liturgia del día de Todos los Santos sea el de la segunda lectura Apocalipsis 7, 1-17. También son importantes las palabras finales del libro (Ap 21-22), que recogen y expresan la liturgia de la Jerusalén Celeste. Pero nuestro pasaje es decisivo para entender el cielo-cielo de los santos finales, y el cielo-tierra que debemos crear en la historia.

Ap 7, 1-17 Consta de dos partes, que se completan simbólicamente, indicando el sentido de la santidad, desde dos perspectivas distintas:

a. Por un lado, santos son los 144.000 “soldados” de Israel, judíos leales a la alianza de Dios, 12.000 mil por cada tribu, es decir, simbólicamente, los buenos judíos, aquellos que han luchado por la verdad y la justicia, apareciendo así como una punta de lanza (promesa y principio) de la nueva humanidad.

b. Por otro lado, los santos son “una muchedumbre inmensa” de todas las naciones, los amados de Dios, llamados a su gloria. No son santos por lo que ellos hacen, sino porque Dios les ama.

No hay unos santos de primera (que serían los primeros 144.000) y otros de segunda (la multitud inmensa, que viene del llanto...), sino una sola santidad que se da y expresa en la unión de unos y otros, los esforzados de la primera lista, los reconciliados de la segunda, unos y otros cantando la gloria de Dios, que es la gloria de una vida donde intentamos desterrar el llanto, la sed y el hambre de los pobres.

Este pasaje se puede y se debe leer en tres planos:

a. Los 144.000 que luchan (¿luchamos?) a favor de la verdad y la justicia... con la muchedumbre inmensa de los llamados de todos los pueblos. Este capítulo de los santos del Apocalipsis aparece así como un canto de esperanza: Vivimos abiertos al futuro de Dios, y la muerte no es la última palabra.

b. Los fieles del tiempo de la historia, que siguen a Jesús... con todos aquellos que son amados por Dios, que han de ser amados por los hombres, viviendo en fraternidad, sin hambre ni llanto, por gracia del Cordero, y por gracia de los restantes hombres, reconciliados en Cristo, por encima de las bestias actualmente dominantes (Ap 13).

c. Todos los que sufren, los perseguidos y hambrientos...Este pasaje marca así una gran protesta contra el hambre y el llanto que hoy dominan sobre el mundo. La santidad de los 144.000 se expresa allí donde somos capaces de luchar contra ese llanto que proviene de la injusticia concreta, que Ap 13-13 personalizó en el Imperio militar, el Falso Profeta y los Comerciantes prostituidos (la Gran Ramera del Capital asesino)...

Ésta es la santidad de todos, unos y otros a favor de la creación de Dios, de manera que los hombres y mujeres no tengan ya más hambre máterial, pues todos coman... pero tengan hambre de Dios y comunión de amor, todos y todas. Estas es la señal de la santidad: Que todos puedan comer amarse en esperanza sobre la tierra creada por Dios.

Para todos, buen día de Todos los Santos, con las palabras de la postal que sigue, que tomo de mi Comentario al Apocalipsis, donde explico y comento algunas cosas que quizá parezcan más oscuras.

Imagen: El Barco de los Santos... del Colegio de San Francisco Javier de | Tepotzotlán Edo. Mex. Arriba María y Jesús, dirigen el barco, abajo reman los Padres de la Iglesia, en cubierto los Santos Fundadores, entre ellos Ignacio y Francisco, Domingo, Bernardo y Pedro Nolasco... El buen viento del Espíritu llena de fuerza la vela del Barco de la iglesia.
De nuevo buen día de los Santos.

>> Sigue...


No habría votado dependencia ni independencia, sino humanidad...

02.10.17 | 06:46. Archivado en Santos, Jesús, Nuevo Testamento, Amigos, la voz de los

Jesús no habría votado dependencia, como dicen algunos, pero tampoco independencia como responden otros, sino algo distinto, en un plano más alto, de humanidad y "reino" como seguirá viendo quien lea.

Muchos subieron en aquel tiempo a Jerusalén, buscando su independencia (pero no en burro y desarmados como Jesús,imagen), pero murieron (fueron asesinados), pues los policías romanos no andaban con bromas.

Otros optaron por la dependencia de Roma, pues les parecía más conforme con sus intereses sociales y económicos, y así pactaron con el poder central

Pero Jesús no buscó la dependencia ni la independencia, sino algo más profundo en línea de gratuidad humana y de comunicación generosa. A pesar de ello los poderes establecidos pensaron que su actitud pacífica (la única entre todas) era peligrosa, pues preferían la guerra o la represión, ya que les resultaba rentable para su propaganda, y así le condenaron a muerte (imperiales y nativos).

No estoy hablando de la situación de Barcelona tras el 1.10, sino de Jerusalén, en torno al año 30 d.C. (cuarenta años antes de la Gran Guerra), aunque un amigo me ha dicho que no hay remedio, pues muchos de Madrid parecen fascistas y otros de Barcelona parecen haber perdido el seny

Me dirán algunos que las situaciones no son comparables, ni en Madrid ni en Barcelona, ni en Jerusalén ni en Cataluña. Ya lo sé. Pero, a pesar de ello, pueden hacerse muchas comparaciones, como seguirá viendo quien lea.

Trato pues de la "votación" (más bien "entrada" provocadora) de Jesús en Jerusalén, siguiendo algunas páginas de un libro que escribí hace algunos años sobre la historia de Jesús. Ni dependencia ni independencia política, en un plano de mercado y cálculo político/militar, como él dijo con enorme clarividencia en Lc 14,31 (texto que comentaré otro día...)...

Jesús buscó y propuso otra cosa mucho más arraigada y exigente, en línea de superación de este tipo de poder económico-militar, pues quien quiera ser mi discípulo debe renunciar a todos sus "bienes" (en gratuidad generosa, buscando los bienes de los otros, de los más pobres).

Buen lunes a todos, buena semana. Queda un tiempo largo de negociaciones y verdades, tiempo que es deseo bueno a todos

>> Sigue...


Lunes, 15 de octubre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Octubre 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031