El blog de X. Pikaza

De la Comisión Vaticana sobre la Ordenación de Mujeres

18.06.18 | 12:53. Archivado en mujer, Nuevo Testamento, Evangelios, Mnisterios

Phyllis Zagano, Sábado Santo. Un argumento para la restauración del diaconado femenino en la Iglesia Católica. Aletheia, Verbo Divino, Estella 2018, 256 págs.

El libro se presenta como una “investigación fiel sobre la viabilidad canónica del diaconado femenino, con un sólido análisis histórico y teológico. De esa forma ofrece una importante contribución al desarrollo de los ministerios de las mujeres en la Iglesia contemporánea”.

El texto original (Holy Saturday) fue publicado el año 2000 y tuvo una gran repercusión en el campo de la teología feminista y de los estudios históricos sobre el origen y despliegue de los ministerios femeninos en la Iglesia, de forma que el Papa Francisco la nombró miembro de la Comisión para el Estudio del Diaconado Femenino (2016).
La autora (1947) ha ejercido un papel significativo en la American Academy of Religion, la organización más importante en el estudio de diálogo entre las religiones en USA.

El título sitúa a las mujeres en el “sábado santo” de la Iglesia, es decir, en el momento clave de la Pascua en que las discípulas de Jesús, tras haber asistido a la muerte y entierro del Maestro, van a dirigirse al sepulcro para ungirle, como primeras diáconos (diaconisas, servidoras) de la iglesia, en la línea de Mc 15, 51 donde se dice que ellas "servían" a Jesús, ejerciendo la primera y más honda diaconía de la Iglesia, como muestra la portada de la edición inglesa del libro.

Significativamente, el libro se titula restauración del diaconado femenino, pero quizá debería decir re-creación, pues no se trata simplemente de volver a algo que ya hubo en la iglesia del principio (¡cosa lógica y buena!), sino de recrear los ministerios de la Iglesia, desde la perspectiva del mensaje-vida de Jesús y del momento actual de la Iglesia, siendo fieles a su tradición, pero siempre de un modo creador.

En este contexto quiero tratar del libro en sí, teniendo como fondo el tema del diaconado y ordenación de las mujeres. Cito al final, a modo de referencia, los miembros de la comisión que el Papa Francisco nombró para estudiar el tema del diaconado de las mujeres.

>> Sigue...


La voz de Angelelli, obispo mártir (con Mons. Hesayne y M.Baronetto)

Fue asesinado el 4 de agosto del 1976 por la Dictadura Militar, para acallar su voz, que era voz de evangelio y de pueblo en Argentina.

El Papa Francisco acaba de firmar su "acta de martirio" (junio del 2018), por lo que él y sus compañeros asesinados (imagen 2) serán beatificados pronto, como anuncian hoy los medios de comunicación.

Las fuerzas del sistema quisieron acallar su profeta, pero esa voz resuena hoy con más en Argentina y en toda la Iglesia

Me habló de él, me contó su martirio, con voz emocionada, cortada de silencio dolorido, en Córdoba (Argentina), que era su pueblo, a los dos años del asesinato, su amigo, Ramón Iribarne, mercedario amigo, oriundo de Iparralde y vecino de la Rioja/Argentina, el año 1978, cuando no se podía hablar en la calle, pues seguían en el duro poder los militares.

El recuerdo de Ramón (¡obispo después Dean Funes, y muerto casi de inmediato quizá de cansancio y pena!) y de sus palabras encendidas sobre Angelelli me sigue emocionando.Ahora, a los 40 años, quiero publicar, con su emoción, dos testimonios que me han llegado de la vida y muerte de Angelelli:

-- El testimonio de Mons. Esteban Hesayne, que me mandó de Argetina mi amiga Lucía Riba «para ver si quieres ponerlo en tu blog».

-- El Testimonio que M. Baronetto, Director de la Revista Tiempo Latinoamericano, de Córdoba, me mandó para el libro de El Pacto de las Catacumbas (Verbo Divino, Estella 2015)

Gracias Enrique Angelelli, por seguir diciendo tu palabra de libertad y evangelio 42 años después de tu muerte. Me uno a tu vida (con mi amigo Ramón Iribarne) y al gozo y fiesta de tu próxima beatificación, y de la beatificación de los tres compañeros, asesinados por odio y por miedo a las implicaciones espirituales y sociales de la fe cristiana

>> Sigue...


10.6.18. Dios o Satán. Discusión entre Jesús y los escribas (Mc 3, 22-30).

Dom 10, tiempo ordinario. Ciclo B.Éste es un pasaje de controversia social y escatológica, una disputa múltiple:

-- Acusación de los escribas (3, 22) y respuesta simbólica (parabólica: cf. 3, 23) de Jesús (3, 23-29), estructurada en forma de quiasmo con una advertencia del redactor (3, 30), recogiendo en paréntesis o aparte narrativo la acusación de los escribas (cf. 3, 22).
-- Respuesta de Jesús con elementos de tipo sapiencial y apocalíptico (3, 23-27), que desemboca en una revelación escatológica (3, 28-29), centrada en el perdón universal de Dios y el pecado "imperdonable" de los hombres (que consiste en destruir a los pequeños).

Se plantea así el tema clave del enfrentamiento de Jesús y los Escribas sobre la acción y presencia del Diablo (Belcebú), que negador de libertad y de salvación de los pequeños.

-- Los escribas acusan a Jesús llamándole endemoniado, porque se opone a su pretensión de dominio destructor, de fondo falsamente religioso.

-- Jesús se defiende, insistiendo en el pecado contra el Espíritu Santo, que consiste en no dejar que Dios (su enviado mesiánico) libere a los pobres y posesos. Éste es el pecado de aquellos que negando a los otros se niegan y destruyen a sí mismos.

Buen domingo a todos.

>> Sigue...


A. Puig i Tàrrech, Diez textos gnósticos. Un libro clave

04.06.18 | 22:50. Archivado en Teología, Biblia, Nuevo Testamento, Evangelios

Puig i Tàrrech, A., Diez textos gnósticos. Traducción y comentarios, Verbo Divino, Estella 2018, 540 págs.

Digo que se trata de una obra "clave" porque es como una llave que nos permite entrar en la "cámara secreta" de un pensamiento cristiano, propio de los siglos II-IV d.C., que se ha mantenido en general en secreto (como apócrifo, escondido), pero que ha tenido una importancia enorme no sólo en el despliegue de la Iglesia cristiana sino en el pensamiento de occidente.

Su autor, Armand Puig i Tarrech, es profesor de Nuevo Testamento en la Facultad de San Paciá, de Barcelona, muy conocido entre los especialistas por sus trabajos de investigación sobre los evangelios, pero también conocido entre el gran público por sus obras de síntesis sobre la vida de Jesús y el cristianismo primitivo, escritas en catalán, francés y castellano.

Fruto de su interés por la literatura y el pensamiento cristiano primitivo es este libro, importante por las introducciones y comentarios, pero, sobre todo, por los textos que traduce y publica en castellano.

Existían ya algunas obras significativas sobre el tema, entre ellas las de: F. García Bazán, La Gnosis eterna. Antología de textos gnósticos griegos, latinos y coptos I-III (Madrid 2003-2009); J. Montserrat, Los gnósticos I-II (Madrid 1990) y A. Piñero (ed.), Textos Gnósticos. Biblioteca de Nag Hammadi I-III (Madrid 2007-2009).

Esas obras ofrecen una versión fundamental de la literatura y pensamiento gnóstico, desde una perspectiva histórico-filológica, pero sin insistir en el aspecto teológico, desde una perspectiva de pensamiento cristiano y de pensamiento en general. En esa clave de pensamiento y teología siguen siendo importantes los trabajos ya clásicos de A. Orbe, con otros libros H. Jonas, S. Petrement y H. Ch. Puech, por citar sólo tres más más conocidos.

En esa línea de edición y comentario de textos se sitúa esta obra de A. Puig, que consta de una introducción general (en la que sitúa e interpreta el fenómeno gnóstico “cristiano”) y cuatro partes:

A. Colección de sentencias de Jesús: (1) Evangelio de Tomás.
B. Obras doctrinales: (2) Evangelio de Felipe. (3) Evangelio de la Verdad.
C. Diálogos de revelación entre Jesús y sus discípulos: (4). Diálogo del Salvador (5). Evangelio de María (6) Primer Apocalipsis de Santiago (7) Apócrifo de Juan (8) Evangelio de Judas.
D. Apéndice: (9) Carta a Flora (10) Himno de la Perla.

A. Puig no ha publicado aquí todos los textos gnósticos (sólo diez), ni los que publica pertenecen a un mismo género literario y teológico, pero ellos ofrecen una visión fundamental del fenómeno gnóstico, desde una perspectiva de la vida eclesial de los siglos II-III y del pensamiento teológico. Es de A. Puig el mérito de la obra, pero a ese mérito debe añadirse el buen trabajo editorial de Verbo Divino, que se atreve a presentar en su catálogo una obra de fondo como ésta.
Presentación más extensa de la obra en http://www.verbodivino.es/libro/4624/diez-textos-gnosticos

>> Sigue...


Dom 2.6.18. Corpus Christi: Cuerpo y Sangre de Cristo,Carne unos de otros

El evangelio de Juan ha condensado la experiencia y novedad del cristianismo diciendo que “la Palabra de Dios se hizo Carne (sarx)” (Jn 1, 14).

En esa línea, siguiendo la terminología del mismo Juan (cf. Jn 6, 30-58), se puede y debe afirmar que la Palabra (=Dios) se hace cuerpo (sôma), de creyentes, en amor entregado y compartido.

No puedo precisar aquí la distinción de matices entre carne/sarx (ser humano en fragilidad) y cuerpo/sôma, (el mismo ser humano en comunión, pan compartido). Pero vinculando ambos términos, podemos afirmar que la Fiesta del Corpus (cuerpo y sangre de Cristo) es el día de la “carne” de Dios, que es carne de comunión universal.

Varias veces he tratado en este blog de la fiesta del Corpus y de la eucaristía,. Hoy quiero reformular este motivo desde la perspectiva de la Iglesia primitiva, dejando que los mismos lectores puedan sacar sus consecuencias.

La novedad del cristianismo no es una religión separada de la vida, sino la comunión de vida (carne y sangre, cuerpo) de los hombres. Por eso, ésta no es sólo la fiesta del Cristo Jesús separado, sino la fiesta de los creyentes que son (somos) que somos Carne y Sangre (Cuerpo) de Dios, siendo carne-Sangre (Cuerpo) unos de otros.

Por eso, ésta es la fiesta de la "caridad", amor concreto, entregado y recibido, gozado y cultivado en la vida de los hombres y mujeres, en comunicación personal y en esperanza de resurrección Ésta es la fiesta de Cristo, es por tanto nuestra fiesta.

Buena fiesta del Corpus a todos.

>> Sigue...


Cor orans: Corazón orante (=contemplativo) de la Iglesia

He comentado el otro día días el documento de la Congregación para los religiosos titulado Cor Orans, corazón orante, dedicado a la “Vida Contemplativa”.

En esa línea he de añadir que orar es contemplar mirar con atención, es decir, mirar amando, en la línea del Reino de Jesús, entendido como tiempo de comunicación universal, de manera que el amor (el corazón) puede expandirse y compartirse de un modo gratuito y sorprendido, como fuente de existencia para todos (cf. Mc: 1, 4). Ésta es la gran paradoja cristiana:

– Decimos que ha llegado el amor (es decir, el Reino de Dios: Mc 1, 14), de manera que la Iglesia puede presentarse como experiencia de contemplación, fuente y espacio concreto de amor para todos... y en esa línea hablamos del "corazón orante" de la Iglesia.

-- Pero ese corazón orante (contemplativo y amoroso) de la Iglesia parece muy velado, encerrado en monasterios separados, casi vigilados... sin verdadera irradiación, objeto de documentos como éste que comenté el otro día, luminosos por su título(Cor orans, corazón orante de la Iglesia y de los cristianos), pero carentes de fuerza de transformación.

– En esa línea, la contemplación del amor cristiano parece apagarse y las iglesias concretas siguen manteniéndose en un plano de miedos y conflictos, como superestructuras de sacralidad ritual.No son presencia (anticipo) del amor abierto, universal, de Jesús y de su Espíritu, sino parcelas especiales de poder religioso, miedosas ante la cultura, enfrentadas con otras religiones.

La iglesia católica (=universal) anuncia la llegada y presencia del amor de Dios, pero corre el riesgo de olvidar o apagar su corazón amante, como si no creyera en el corazón que ora y ama. Ésta es su paradoja:

-- Por una parte, la Iglesia anuncia el mensaje de Jesús: ¡ha llegado el reino! Se hace presente el amor, los hombres y mujeres pueden contemplar, mirar a Dios, mirarse, en emoción de gozo transfigurado.

-- Por otra parte, cierta Iglesia parece que quiere negar (limitar) ese amor con su forma de vida establecida, impositiva, hecha ley más que libertad para volar e irradiar, como la luz.

>> Sigue...


(Exor 6) “Manada” angélica: los primeros violadores (1 Henoc)

22.05.18 | 08:06. Archivado en Judaísmo, Ángeles y demonios, Violencia

Presenté el otro día el “crimen” de la manada a la luz de Gen 6-8,, un texto clave de la Biblia que nos ayuda a entender el hecho y el juicio de la violación en cuadrilla de Pamplona, en el San Fermín desdichado de 2016.

Hoy desarrollo la “versión angélica” (más mítica) del tema que aparece en el apócrifo de 1 Henoc, destacando algunos rasgos nuevos, más estremecedores de esta versión, que la Biblia no se ha atrevido a incluir en el canon oficial por su crudeza:

‒ 1 Henoc presenta a los violadores como Ángeles de la Guarda (vigilantes), que en vez de dirigir y ayudar a los hombre les pervierten, violando a las mujeres.

‒ Esa violación tiene un matiz sexual, pero más que pecado de sexo es de prepotencia y opresión humana, en línea de posesión diabólica. Estos violadores “diablos personales” que poseen a las “bellas” mujeres y destruyen toda la humanidad. En ese contexto resulta necesario crear un nuevo tipo de "exorcismo" social y personal contra los violadores, que se creen ángeles y no son más que bestias.

La Biblia judía (y cristiana) no ha querido aceptar este libro de Henoc en el canon, porque piensa (además de lo dicho: la crudeza de la escena) que el pecado destructor es "nuestro" (de hombres) no de ángeles. Los culpables de la destrucción de la humanidad somos nosotros, no unos diablos que han “poseído” y quieren poseer a las mujeres, violándolas por sexo y deseo de violencia. No podemos echar la culpa a otros, unos aliens satánicos; somos nosotros los culpables.

‒ A pesar de no ser "Biblia", el argumento del libro de Henos está en el fondo de gran parte de la tradición social y religiosa, judía y cristiana… marcando simbólicamente el origen de todos los pecados, como violación sexual y violencia personal, como se sabe desde el libro de los Jubileos hasta San Juan de la Cruz, cuando dice “debajo del manzano, donde tu madre fuera violada”.

Por eso quiero exponer aquí algunos rasgos de esa “primera violación”, entendida como pecado original, que sigue marcando la vida de los hombres y mujeres, como muestra de un modo muy claro el “crimen de Pamplona”.

Ciertamente, los culpables principales siguen siendo unos ángeles-machos (hombres), pero tampoco las mujeres son inocentes, pues el mismo mito supone que muchas de ellas han querido y quieren ser violadas, como sigue suponiendo el mito, como verá quien lea.
Como muestra la imagen 2 (final), este tema ha sido desarrollado en mi Antropología Bíblica, Sígueme, Salamanca 2005.

>> Sigue...


19.5.18. Vigilia de Pentecostés. Meditación bíblica sobre el Espíritu Santo

El próximo 20 celebra la Iglesia la fiesta del espíritu Santo, con la que culmina el ciclo pascual, día en que se cumplen las Siete Semanas del centro del tiempo judío, es decir, es decir, Pentecostés.
Es día bueno para la reflexión y la acción de gracias, la Fiesta de la Alianza y la Ley Verdadera del Amor, del Espíritu de Dios que es el alma del Alma de la Iglesia. En esa línea, a modo de guión para una Vigilia de de Reflexión y espera, quiero ofrecer unas reflexiones bíblicas sobre el Espíritu Santo, con motivos que tomo del Diccionario de la Biblia, en el que expongo los varios aspectos del ema.

En sentido extenso, el Espíritu Santo es la hondura divina del hombre, siendo, al mismo tiempo, la hondura humana de Dios o, si se prefiere, el amor más hondo de Dios hacia los hombres.

En ese contexto debo recordar que el Espíritu no es una cosa más, un tipo de sustancia que podamos colocar entre otras, sino una especie de principio vital de la realidad, que la teología bíblica cristiana ha vinculado de un modo especial a la vida y obra de Jesús con el surgimiento de la Iglesia, entendida en forma de comunidad universal.

Buena preparación, buena Vigilia del Espíritu Santo para todos.

>> Sigue...


(Exorc. 4) Número de la Bestia (666), la opresión económico

Presenté hace tiempo (30.05.10) una primera versión de este tema, al filo de mi comentario del Apocalipsis. Desde entonces han pasado muchas cosas, pero el motivo de fondo sigue siendo el mismo. Por eso quiero retomar este motivo, que es el más famoso de la Biblia, y quizá de la historia cristiana, en el contexto de esta mini-serie sobre los exorcismos.

Después de haber tratado de la Primera y de la Segunda Bestia (cf. Ap 13, 1-10 y 13, 11-17), el Apocalipsis quiere orientar a sus lectores y ofrecerles un conocimiento inicial del número y sentido de la Bestia:

Ésta es la sabiduría
Quien tenga entendimiento
Calcule el número de la Bestia,
Pues se trata de un número humano: 666 (Ap 13, 18).

Para situar el tema tendré que repetir algunos conceptos fundamentales sobre el Apocalipsis, pues sin ellos no se entiende el sentido del Número:

‒ El Apocalipsis no trata de algo que sucederá simplemente en el futuro, sino del sentido y condición del presente,
en tiempo del autor (hacia el 90 d. C.), que puede aplicarse bien a la actualidad (año 2018). Por eso el número de la Bestia (esto es, de lo demoníaco) puede aplicarse a una persona (realidad) de entonces o de ahora.

‒ El cálculo del número de la Bestia no sirve para conocer cuándo acabará el mundo (ni el nombre de un posible demonio particular), sino para interpretar y conocer mejor la realidad actual(2018). Es normal que se hayan dado diversas interpretaciones.

‒ Es número (666) pudo aplicarse en otro tiempo al imperio/economía de Roma; hoy puede aplicarse a un tipo de poder económico/político/militar que quiere y no puede divinizarse, pero que destruye a los hombres, especialmente a los pobres

‒ Conocer el 666 significa conocer que por encima de todos los poderes pervertidos de tipo demoníaco (¡humano!) está Dios, que es divino... y principio de verdadera humanidad. Éste no es número de brujería, sino de consuelo. No es número de magia y adivinación, sino de fe en el Dios de la vida, por encima de todos los posibles poderes de muerte.

-- De manera sorprendente, el número de la Bestia, es decir, del Diablo, es un número económico... La más honda posesión diabólica tiene para el Apocalipsis un elemento de opresión económica

Buen día a todos los que quieran seguir adivinando este número, calculando, orando, gozando, porque saben que sólo Dios es Siete (Dios)... y que todos los poderes del mundo acaban, como el seis-seis-seis.

>> Sigue...


(Exor 3): Ascensión de Jesús, la misión de los exorcistas (Mc 16,15-20)

12.05.18 | 11:29. Archivado en Jesús, Espiritualidad, Judaísmo, Pascua, Evangelios

Presenté ayer el tema teológico de la Ascensión de Jesús, que la liturgia cristiana del día, y lo hice desde una perspectiva extensa de estudio de las religiones y del judaísmo tardío, situando ese misterio en el contexto de las ascensiones de Henoc, Elías y Moisés (con Mahoma) y de la Ascensión/Asunción de María, su Madre.

Al lado de esa visión hay en el NT al menos otras tres, que enmarcan y definen el misterio cristiano:

-- El Evangelio de Juan identifica la Ascensión con la Crucifixión: Jesús elevado en la Cruz "sube" (se introduce) en el misterio pleno de Dios y lo atrae todo hacia su Vida.

-- Mt 28, 16-20 interpreta la Ascensión como presencia misionera de Jesús en sus discípulos: Él se aparece en la Montaña de Pascua en Galilea y les envía al mundo entero, para así extender su "discipulado" (su experiencia de Dios y su tarea) a todas las naciones, diciendo: "y yo estaré con vosotros hasta el fin de los tiempos". Jesús no "sube" al cielo, sino que está en todos sus enviados y en los pobres del mundo (Mt 25,31-46).

-- La carta a los Hebreos... interpreta la Ascensión como ascenso del Cristo Crucificado en el Santuario del Cielo, en la fiesta universal del Yomm Kippur cristiano, para abrir así el camino de la nueva Humanidad reconciliada.

Pues bien, el evangelio de este domingo de la Ascensión está tomado del apéndice “canónico” (no del texto original) de Marcos, y es uno de los textos más significativos de la historia de la iglesia, "manual" de exorcistas y carismáticos.

-- Un texto extraño, abrupto, que rompe el "discurso" anterior de Marcos (que acaba en Mc 16, 8) y ofrece un compendio de la misión cristiana, desde una perspectiva carismática y milagrosa de decisión, valentía (osadía) y esperanza, pero con el riesgo de insistir en aspectos "milagrosos" que no responder al texto anterior del evangelio.

-- Un texto añadido por un "redactor" eclesial. A mediados del s. II, algunos manuscritos comenzaron a incluir tras Mc 16, 8 un apéndice, que antes circulaba quizá de forma independiente, con un compendio de experiencias pascuales, y un mandato misionero con la Ascensión del Señor (que ahora presentamos: Mt 16, 15-20). Este pasaje recoge, en forma de resumen o compendio, algunos testimonios fundamentales de la experiencia pascual y del comienzo de la Iglesia.

La inclusión hizo fortuna y desplazó, y luego eliminó del texto actual de Mc, otro final no canónico más pequeño. Desde entonces, este pasaje se añadw en los manuscritos más utilizados y en el texto "canónico" del Nuevo Testamento (A C D W)

-- Es un pasaje espléndido, que expresa la fe de una iglesia antigua, quizá la de Roma, un compendio del cristianismo de milagros, formulado de manera rompedora, radical. Éstos son los signos de la Ascensión y de la Fe en Cristo, conforme a este pasaje:

- expulsar demonios, liberar así a un mundo endemoniado,
- hablar todas las lenguas, abriendo un espacio universal de palabra,
- inmunizarte a todos los venenos, no dejar que el mal te invada,
- curar a los enfermos, hacer un mundo sano.

Este evangelio del domingo de la Ascensión ofrece el mejor "manual" de exorcistas y carismáticos de la Iglesia. Ninguno de los textos posteriores de la iglesia (ni los antiguos, como en de la imagen 2), ni los nuevos (como los que están surgiendo por doquier y ahora mismo se enseñan en el Congreso de Exorcistas de Roma) es superior a éste del final canónico de Marcos.

Esta experiencia está en el fondo de la Iglesia: Expulsar "demonios", curar enfermos, vivir en salud... hablar todas las lenguas... (como he puesto de relieve en mi Comentario de Marcos,VD, Estella 2013, imagen 3)

Esta postal reelabora un texto antiguo, insistiendo en la necesidad de recuperar desde el fondo del Evangelio de Marcos los "exorcismos" y "sanaciones", con la experiencia de salvación (que es la fe), pero sin condena expresa de los no creyentes, como se ha venido diciendo (la palabra aquí empleada, katakrinô, no significa sin más condenar, sino dejar en manos del juicio de Dios en Cristo). Buen domingo a todos.

>> Sigue...


13.5.18. Ascensión: Símbolo chamánico, experiencia mística y mensaje pascual

10.05.18 | 16:52. Archivado en Jesús, Judaísmo, Pascua

Celebramos el próximo 13 de mayo la fiesta de la Ascensión del Señor, que forma (con Pentecostés) la etapa conclusiva del ciclo pascual. Es una fiesta importante del ciclo litúrgico cristiano, y así quiero presentarla hoy, para evocar mañana el texto litúrgico de Mc 16.

-- Empezaré hablando de la Ascensión del alma (o del hombre entero) como símbolo iniciático y místico, que puede encontrarse en los chamanes

-- Presentaré después las grandes ascensiones del Antiguo Testamento y de la tradición judía: de Henoc y Elías, con Moisés (a las que se puede vincular la Ascensión de Mahoma en el Corán).

-- Trazaré el sentido de la Ascensión de Jesús, a la que uno la Asunción de María, su Madre. Como he dicho, éste es un símbolo importante de la tradición cristiana, una experiencia de fe. Pasado mañana comentaré el texto del evangelio de Marcos. Buen día a todos.

Imagen 1: Ascensión místico-apocalíptica de Henoc, la más famosa de las iniciaciones apócrifas judías.
Imagen 2: Ascensión pascual de Jesús, en fondo grande
Imagen 3: Ascensión/asunción del "alma" de María, según la tradición oriental

(tema desarrollado en Diccionario de las tres religiones, VD, Estella 2009, pag.139-141. Imagen final)
.

>> Sigue...


6.5.18. No os llamo siervos, sois amigos

Dom 6 pascua, Juan 15,9-17. Éste es el manifiesto supremo del amor cristiano. No somos siervos de Dios, pues él no se impone por encima para que le obedezcamos, sino que nos llama y nos hace sus amigos.

No somos tampoco empleados de Dios, para triunfo y gloria de su empresa, pues tenemos en la vida más tarea ni más finalidad que ser amigos.

Somos simplemente amigos de Dios en Jesús..., como dice este evangelio de Juan (¡el testamento del amado!), y como Juan de la Cruz ha interpretado añadiendo que ya "sólo en amor es mi ejercicio".

Esta lectura de pascua, es un texto paradójico, nervioso, escrito en zig-zag, como el amor que se dice no diciendo o , mejor dicho, diciendo de otro modo.

Amar es simplemente "dejarse amar", como las mujeres de la pascua, como el discípulo amado, como todos los que han amado a Jesús y se dejan amar por él y con él, sin más ejercicio que el seguir amando..., no para no hacer, sino para hacer de otra manera.

En este manifiesto de amistad culmina el evangelio, entendido, al fin, como escuela de amor... donde no se cumple menos, sino mucho más, porque sólo quien es amado y ama puede asumir en presteza la tarea de la vida, cumpliendo así el "mandamiento del amor", comos seguirá diciendo Jesús.

Buen domingo a todos, para que podamos expresar de esa manera la alegría suprema que Jesús muestra y nos ofrece en este evangelio.

>> Sigue...


Martes, 19 de junio

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Junio 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930