El blog de X. Pikaza

Setién, un hombre para la historia

Acaba de morir, como ha recordado casi toda la prensa hispana, con admiración o desprecio, con ignorancia o con cariño agradecido. No voy a contar su vida externa y su repercusión político-religiosa, pues en cualquier buscador puede encontrarse; pero puedo aportar unos datos e interpretaciones, que no todos conocen.

En la primavera del año 1972 se iba a cerrar el teologado mercedario de Poio y, para ofrecer mis servicios a la Facultad de Teología de la Pontificia de Salamanca escribí a Setién, que era su Decano.

Yo había estudiado allí (1963-1967), pero después (del 67 al 70) el viento de la reforma teológica barrió a losprofesores antiguos, y ocuparon su lugar otros nuevos, entre ellos los “cuatro magníficos”, que eran J. M. Setién, Olegario G. de Cardedal, F. Sebastián y A. Rouco, cuya trayectoria es bien conocida en la Iglesia de España.

Por entonces, en septiembre del año 1971, se había celebrado la Asamblea Conjunta de Obispos y Sacerdotes de España (texto y conclusiones publicadas en BAC, Madrid 1972), en la línea del Vaticano II, que marcó una ruptura no sólo con el tardo-franquismo de entonces, sino con la historia secular de nacional-catolicismo hispano. Fue el documento más importante de la Iglesia Española en los últimos siglos.

Pero muchos no aceptaron sus conclusiones, y en la misma Roma, burlando la vigilancia de Pablo VI, un grupo de purpurados extranjeros e hispanos escribieron y publicaron, a nombre de la Congregación del Clero, un documento en el que se condenaban gran parte de las ideas y conclusiones de la Asamblea Conjunta.

En esas circunstancias, por deseo de Mons. Tarancón, Presidente de la CEE, los “cuatro magníficos” escribieron y publicaron un valiosísimo estudio en contra del Documento de la Congregación del Clero, firmado en Salamanca (5. 3. 1972) y publicado inmediatamente en Iglesia Viva (texto en
http://iviva.org/revistas/038/038-03%20AAVV.pdf).

He querido empezar señalando estos datos para situar mi relación con J. M. Setién (e indirectamente con los otros magníficos, como les llamaban muchos en la calle). En esas circunstancias, en abril de ese año 1972, escribí a J. M. Setién, como he dicho, presentándole mis tesis (de teología y filosofía), con otro libro sobre Tierra y Estado en la Biblia (FAX, Madrid 1972).

Setién me respondió pronto diciendo que había mirado los libros, que había conversado con algunos colegas, y que me ofrecía un trabajo en la Facultad para el próximo curso (1972-1973).

Nos vimos en Salamanca hacia el mes de Junio, y conversamos sobre temas de teología e Iglesia. Aquella conversación y lo que sigue de ella ha definido en gran parte mi vida. Parte de lo que soy se lo debo a él, a J. M. Setién, de un modo directo o indirecto

>> Sigue...


Mes de Santiago: Peregrinos somos, al Fin de la Tierra (Fisterra) caminamos

Allá en el Alto San Roque del Río Miera, donde viví de niño (con mi madre sancionada y mis hermanos), no se decía Julio,sino Mes de Santiago .

Patrono del mes no era Julio,llamado el César o, promotor del calendario "juliano", guerrero y soñador de imperios, a quien asesinaron en Roma, su ciudad (el 44 aC), sus enemigos tachándole de "imperialista".

El patrono del julio pasiego era el Señor Santiago , peregrino del fin de occidente, buscador de Dios en la frontera de la tierra (Fisterra, Finisterra, sobre un campo de estrellas (etimología popular de Compostela)... A Santiago también le asesinaron, en Jerusalén, ciudad del "reino de Jesús" (en torno al 44 d.C.), y lo hizo precisamente Agripa un reyezuelo judío-palestino al que había dado el trono un heredero político de Julio César.

En ese contexto, con dos peregrinos vieira (mosaico de Poio, junto a Compostela), quiero reflexionar hoy, uno del mes de Julio César o Santiago Zebedeo, sobre el posible fin del mundo, en una tierra en trance de acabar, no en línea zebedea, por revelación de Dios o por misión cristiana (llevando hasta el fin de la tierra el evangelio), sino en línea juliana, por guerra y destrucción interna.

En ontra de una etimología popular, Compostela no significa Campus Stellae (campo de la estrella), sino más bien tierra quemada, o campo de cenizas (cementerio, cf.http://xacopedia.com/Compostela_1 )

En ese sentido, podemos convertir (y estamos convirtiendo) el Camino de Compostela (lugar de la estrella) en una vía de muerte, una peregrinación hacia el fin de la historia, al campo de los cementerios.

Desde ese fondo, en el centro del año (faltan seis meses para el 2019), ofrezco en esta postal una meditación sobre el camino del fin de la tierra , con un Santiago convertido en profeta del fin de los tiempos.

Peregrinos somos; será bueno que nos entendamos a lo largo del camino , a fin de que no muramos todos, es decir, que nos matemos, al fin de las tres bombas que nos amenazan (con las que nosotros amenazamos al mismo mundo de Dios).

>> Sigue...


Jesús educador, un proyecto de humanidad.

19.03.18 | 11:09. Archivado en Sobre el autor, Teólogos, Jesús, Filosofía, pensamiento

Hoy lunes, 19.3.18, a las 18, en el Aula 10B, de la sede central de la UCC (Universidad Católica de Córdoba), en colaboración con el Grupo Bíblico "Parresía" pronunciaré una conferencia sobre Jesús educador.

El tema básico responde el argumento básico del libro que con ese título publiqué el año pasado en la Editorial Khaf de Madrid:

El cristianismo es un proyecto de educación mesiánica, una escuela de vida universal, fundada por Jesús de Galilea, que ha entendido y aplicado de formas diversas a largos de los tiempos y lugares. Este proyecto ha corrido a veces el riesgo de perderse, pero ha vuelto siempre, y ahora de un modo especial, a comienzos del tercer milenio, a su principio escolar, a su enseñanza centrada en el mensaje y vida del Maestro Jesús.

Su enseñanza, radicalmente judía, le enfrentó con los representantes de un judaísmo oficial, centrado en el templo, que había pactado con el poder mundial establecido, que era entonces el de Roma, y con su mismo gobernador militar (Poncio Pilato), que le condenó a muerte por juzgarle peligroso. Le mataron por su magisterio, pero su enseñanza, recogida y expandida por algunos de sus discípulos, se extendió a lo ancho del Imperio Romano y después por todo el mundo conocido, de manera que ella se anuncia y expande a través de las iglesias cristianas, entendidas también como escuelas mesiánicas.

>> Sigue...


"Preñados de Dios", la religión más grande. Con O`Murchu y Juan de la Cruz

He venido presentando el libro de D. O`Murchu, Fe Adulta, para el que escribí un prólogo, cuya primera parte he presentado en RD, el pasado día 6, con el título: Un Dios cada vez más grande, invirtiendo el título de un trabajo de A. Yelo,Un Dios cada vez más pequeño.

Dios pequeño era el antiguo de muchos, Dios-a-la-mano, encerrado en un mundo bello pero limitadísimo: Un arco de cielo cerrado sobre nosotros (como un horno), quizá con siete círculos de techos, un sol una luna,unas estrellas a la vista de los ojos, con siete planetas contados, cada uno en su círculo.

Dios más pequeño era un tipo de Dios antiguo, encerrado en un tipo de Iglesia que se creía a veces capaz de administrar su finca (cf. Mc 12, 1-12).... Ciertamente, los grandes cristianos, desde Jesús a San Agustín, desde D. O'Murchu a Juan de la Cruz han sabido que no es así, y que a Dios no podemos administrarle como si fuéramos mayordomos de su finca (en esa línea escribí Ejercicio de Amor (Juan de la Cruz) San Pablo, Madrid 2017.

Ciertamente, en un sentido, estamos despidiendo al Dios pequeño (¡y eso es bueno!), pero no lo hacemos para negarle y así negarnos a nosotros mismos, sino para engolfarnos en la inmensidad siempre mayor de su presencia amorosa, como sabía Teresa de Jesús, desde en la inmensidad del cosmos infinito de millones de galaxias, con millones de años luz, con estrellas y planetas sin cuento, hasta la inmensidad de nuestra vida interior, y del amor a los demás (pues un abismo llama a otro abismo: Sal 42, 7).

Salimos finalmente del sistema cerrado del mundo de los "tolomeos", para sentir en el alma el temblor gozoso de su infinitud, abierta al descubrimiento interior de la propia vida y a la tarea emocionada de la comunión de vida entre todos los hombres y mujeres, para fundar de esa manera una nueva Iglesia, la de Jesús, la del Dios creador que habita en la entraña los hombres.

En esa línea, estamos descubriendo al Dios que nace dentro de nosotros, y así venimos preñados de Dios, que ha "concebido" en nuestro "seno" su Palabra de Vida infinita, en cada uno de nosotros, que somos, como decía Juan de la Cruz: "virgen preñada del Verbo divino".


Esta es la segunda experiencia de mi vida, que he querido presentar en el prólogo del libro de D. O'Murchu. Siga leyendo quien quiera presentir lo que implica esa vivencia suprema del Dios infinito del cosmos (¡lo más grande!) latiendo y haciéndose presente (¡encarnándose!) en lo más pequeño, que es mi conciencia de amor y mi vida de humano "habitado" (inhabitado) por el mismo Dios.

Quien piense que esto es sólo un ensueño visionario, lea la última página de la obra clave del más "racionalista" de los pensadores de la modernidad: Kant, Crítica de la Razón Práctica. Él dice allí, en otras palabras y otro tono, lo que yo me atrevo a decir en lo que sigue. Buen día de Dios a todos.

>> Sigue...


Entre O'Murchu y A. Yelo 1. Un Dios cada vez más grande

06.02.18 | 09:27. Archivado en Sobre el autor, Dios, Amigos, la voz de los

Presenté hace unos días dos postales sobre el pensamiento y obra de D. O'Murchu, destacando su esfuerzo por sacar a Dios de un tipo de iglesia cerrada de monjas bajo llave de una jerarquía alicorta, en un tipo de clausura impositiva, para respirar al aire libre con el Cristo de la libertad interior y de la comunión con el cosmos sagrado.

He leído ayer un trabajo sugerente de A.Yelo, analista social de Murcia y del mundo entero, titulado Un Dios cada vez más pequeño (cf. http://www.jotdown.es/2018/02/un-dios-cada-vez-mas-pequeno/), que empieza así:

"Dios se ha dulcificado. El dios que adoran la mayoría de occidentales se disgusta de vez en cuando por el aborto o el matrimonio homosexual, pero es un blandengue comparado con el Yahvé de la Biblia hebrea, un dios guerrero salvajemente tribal, profundamente inseguro de su estatus y dispuesto a perpetrar asesinatos en masa para alardear de su poder" (cita de P. Bloom).

La tesis de A. Yelo es que el Dios de la Iglesia católica (un Dios que casi se identifica socialmente con el Papa) está perdiendo su dureza y su seguridad antigua, replegado a las luchas intestinas de la Curia Vaticana, para convertirse en una especie de blanda excitación interior, un dios light, de budistas o católicos suaves y pequeños, al estilo de P. D'Ors (perdona Pablo, A. Yelo no te entiende).
No es malo el trabajo de A. Yelo, es más, lo recomiendo, es uno de los mejores que he leído en su plano en los últimos años (¿por qué no lo ha recogido RD?). Pero creo que, en un sentido periodístico, dice todo, menos lo más importante.

Y lo importante es que Dios tiene otro ser, otro sentido, otras funciones, que no son las de encerrar a monjas en clausura externa (con O'Murchu), ni las de hacerse cada vez más pequeño y desaparecer un día de viejo sentimental y blando (como dice quizá Yelo y como dijeron hace tiempo Jean Paul y F. Nietzsche).


En esa línea, me atrevo a precisar que Dios, siendo el más pequeño (se esconde en todo, no se impone por la fuerza) es cada vez más grande. Eso es lo que quise decir y dije en el prólogo que escribí para el libro de D. O'Murchu, Fe Adulta, Sirena de los Vientos, Madrid 2018,11-21,del que aquí presento la primera parte. Buen día a todos.
(Imagen 1: foto del papa, que encabeza el trabajo de A. Yelo.
2: panorama que veía cada mañana desde el basherri de Arrugaeta
3: paisaje que vi en San Roque, con noche, nieve y luna, la Navidad del 1948)

>> Sigue...


Historia de Dios en la Biblia: Padre-madre, varón y mujer

Éste es un tema que sigue apasionando y dividiendo a estudiosos y gente de la calle, a clérigos y laicos, creyente sy no creyentes...

Si hay "algo" que se parece a Dios (que en cierto sentido "es" Dios) es el ser humano: Varón y mujer, madre y padre, hermana y hermano, amiga y amigo, adulto y niño etc. etc.

Así lo ha "sentido" y lo ha dicho la Biblia en un camino apasionante de experiencia y búsqueda que no ha terminado todavía.

Muchos han banalizado el tema, como si Dios fuera "espíritu puro" (sin rasgos de madre y de padre, sin cuerpo y sin "cristo", sin pobres...", creando así una religión desencarnada, contraria a la confesión de Jn 1, 14 y del mismo concilio de Calcedonia.

Otros muchos (y entre ellos cierta jerarquía de la Iglesia Católica) no se han querido enterar, y muestran bien que no han leído la Biblia (nos lo dijo de forma apasionada K. Rahner, nada sospechoso de anticatólico), por su forma de entender los ministerios masculinos (y negar los femeninos...).

Otros, en fin, siguen abiertos a las experiencias y preguntas abiertas por la historia de Dios en la Biblia, y entre ellos quiero contarme, y así lo he puesto de relieve en este libro.

La edición castellana apareció hace unos meses (primavera 2017, en PPC, Madrid: Imagen 2). Este mes se publica la edición italiana (imagen 1), con un título quizá más ajustado, en una prestigiosa editorial: Queriniana, de Brescia, en la colección GDT, Giornale di teologia 405.

Dios aparece en la portada como zarza ardiente, el Señor Yahvé, que no puede decirse ni nombrarse, pero que abre un camino de luz para la vida de los hombres y mujeres, como padre-madre, varón-mujer, comunión de vida.

Sigo poniendo en esta postal parte del prólogo de la edición castellana, con el texto de la contraportada y solapas de la edición italiana. Buen día a todos, con el Dios padre-madre.

>> Sigue...


Tarancón y el “caso Pikaza”. Un recuerdo emocionado

13.12.17 | 23:15. Archivado en Sobre el autor, Iglesia Instituciones, Nuevo Testamento

No quiero que pase este año, el 110 de su nacimiento, sin ofrecerle públicamente mi agradecimiento. Otros han analizado su figura y han cantado sus valores humanos y cristianos. Yo sólo puedo ofrecerle mi pequeño homenaje de teólogo sancionado, como fue sancionada mi madre, que también le admiraba, por ser quien era, y porque había querido resolver en concordia fraterna el “caso Pikaza”, como entonces se decía.

Yo había escrito un libro ingenuo y “virginal”, llamado Los Orígenes de Jesús (Sígueme, Salamanca 1976), reflexionando sobre algunas cosas que decía la exégesis normal del Instituto Bíblico de Roma sobre la familia de Jesús, con su nacimiento por el Espíritu, su identidad humana y su relación con el Espíritu.

Pasaron tres años sin que nada se moviera, hasta que hacia 1979 empezaron a entrechocar las aguas. Algunos teólogos (incluso de la P. de Salamanca) se lanzaron a decir que contenía varias herejías, y la Conferencia Episcopal de España creó una comisión para su estudio. Descubrí que casi todos los colegas de la Pontificia sabían algo y me daban consejos sobre cómo subir al castillo y resolver las cuestiones que me amenazan, sin que pudiera orientarme en los meandros de la parte baja.

Pero un día, pienso que a mediados del año 1980, me llamó el Cardenal Tarancón, Presidente de la Conferencia Episcopal Española (CEE) y Gran Canciller de la Pontificia y sólo entonces empecé a ver más claro.

Aquí empieza la historia que hoy quiero recordar, la de un Tarancón hombre y cristiano admirable, quizá el único obispo o cardenal que quiso resolver mi caso en línea de diálogo de fe, es decir, de humanidad creyente.

Ésta es una historia que no he contado a nadie, a no ser en un contexto muy íntimo, por pudor y por deseo de silencio (no me ha gustado hablar de "mis cosas"), pero hoy quiero hacerlo, por agradecimiento al Card. Tarancón, casi 40 años después, porque él se puso conmigo en la línea del Papa Francisco, como recordé hace 3 días en este blog, firmando con el Papa copto Swadros un documento donde sólo piden fidelidad a los tres primeros concilios. Tarancón me dijo algo parecido: basta que aceptel el credo pequeño (el apostólico o romano). Quiso resolver así mi caso, pero no pudo no le dejaron, como podrá ver quien siga leyendo.

>> Sigue...


X. Pikaza, un ministerio cristiano (K. Aldai)

Hace ya nueve años, Koldo Aldai, colega y analista religioso, con un precioso "portal" en RD, me hizo una entrevista "inteligente" (por su parte, no por la mía), para Fundación Ananta.

Aquella entrevista puede leerse aún, y yo la sigo suscribiendo, a diferencia de otras, que cambian matices y tonos de la conversación, pues K. Aldai transcribió y comentó fielmente mis palabras y sentimientos, una tarde gozosa de encuentro en el alto y frío Burgos, en Madrigalejo del Monte.

Pero, releyendo el texto antiguo y queriendo rescatar para este blog su contenido, he querido precisar algunos de sus rasgos.Conservo para ello (con algún retoque) las antiguas preguntas, pero introduzco algunas reflexiones que me parecen significativas en este momento teológico-eclesial, sobre todo en lo relacionado a los ministerios cristianos de la Iglesia católica, en los que quiero aportar mi colaboración, mano a mano con otros muchos, como dije al final de la entrevista.

Kaixo, Koldo. Sé que no te enfadarás porque actualice y publique en mi blog tu entrevista". Sabes que te leo y aprendo... y que Mabel y yo te seguimos esperando, pero no en Madrigalejo, sino junto al maizal de San Morales, cerca de Salamanca, un buen sitio para pasear con Zury encontrarnos.

Yo he pasado alguna cerca de Estella, y he querido subir a tu refugio del Urbasa, pero no he podido, aunque sigo teniendo la intención de hacerlo, para contemplar contigo (y con Mabel) la pared quieta de rocas, el fragor de la cascada de Urederra, los hayedos, la pradera, las ovejas...

Un beso de Mabel, un abrazo mío.
K. Aldai en RD http://blogs.periodistadigital.com/tierraliberada.php.
Texto original de la entrevista: http://www.fundacionananta.org/web/ http://unarealutopia.blogspot.com.es/2009/03/entrevista-xabier-pikaza-koldo-aldai.html

>> Sigue...


Feria del Libro e1 Madrid

10.06.17 | 21:15. Archivado en Sobre el autor, libros

Día 11, 06, 2017. Final de la Feria del Libro 2017.

Buen día para los que anden por allí y pasen por el P. del Retio, donde presentaré el libro San Juan de la Cruz. Ejercicio de Amor, por la mañana, de 12 a 14, en la caseta 139... o por la tarde, donde presentaré ese y otros libros de la editorial San Pablo o de otras editoriales, en la caseta num 121, de la Librería Paulinas.

En esa línea, los responsables de la librería Paulinas, os proponemos la oportunidad de poder disfrutar del encuentro con Xabier Pikaza, donde podrás conocerlo un poco más, charlar con él e intercambiar opiniones sobre su libro “Ejercicio de amor. Recorrido por el Cántico espiritual de san Juan de la Cruz”, así como ejemplares del mismo firmados (caseta 121, de 17 a 21 de la tarde).

Hacia el año 1548 ideó y estableció san Ignacio de Loyola unos Ejercicios espirituales que han marcado desde entonces la vida católica de la Modernidad. Treinta años después, tras una dura experiencia de cárcel (1577-1578), organizó y probó san Juan de la Cruz un ejercicio de amor, que fijó por escrito en los versos y en la declaración de su obra cumbre, el Cántico espiritual.

Con este libro (dice Pikaza) he querido comentar y proponer los elementos básicos de ese ejercicio de amor de san Juan de la Cruz, en una línea de conocimiento y práctica cristianos. Nadie, que yo sepa, ha trazado mejor desde entonces el don y la exigencia del don de Jesús...

Xavier Pikaza ha sido religioso de la Merced y catedrático de la Universidad Pontificia de Salamanca; ahora está casado con Mabel y es miembro de una comunidad rural cristiana, en el entorno de la misma Salamanca. Ha escrito varias obras sobre filosofía y teología, y más en concreto sobre la Sagrada Escritura... que él presentará y firmará también a los quieren conocer su obra y se acercan a la caseta 121, al final de la Feria del Libro.


Xabier Pikaza: San Juan de la Cruz, "Ejercicio de amor" (A. Aradillas)

"Un libro doctamente presentado, documentado y, por supuesto, vivido" (Antonio Aradillas, sacerdote y escritor, 25 de mayo de 2017 a las 12:16). Retrotrayéndonos a tiempos pasados, y más concretamente a la noche del día 15 de agosto de 1578, es posible que, al evadirse de la cárcel conventual de los Carmelitas Calzados de Toledo, Juan de Yepes -futuro san Juan de la Cruz-, se hallara presente de alguna manera efectiva, también Xabier Pikaza.

Seguramente que este hubiera sido quien le prestara la ayuda de entrenzar las sábanas que le sirvieran para "descolgarse por sus muros y huir, siendo después acogido en secreto por las Carmelitas Descalzas, y posteriormente por un amigo canónigo de la catedral toledana, persona muy importante..."

Narra la historia que el de Yepes "solo llevaba consigo un cuaderno de poesías en el que se incluían los 'Romances', la 'Fonte' y el núcleo de las estrofas del Cántico Espiritual", hasta la 31. Narra también que, "restablecido en el hospital de Toledo, de los graves daños sufridos en la cárcel, posteriormente, y en secreto, salió en dirección a Andalucía, asistiendo al Capítulo de los Descalzos de Almodóvar, en Ciudad Real, donde se le nombró Vicario del Convento- eremitorio del Calvario, en una sierra cercana a Beas de Segura, hoy en la provincia de Jaén".Texto de A. Aradillas en RD: http://www.periodistadigital.com/religion/libros/2017/05/25/religion-iglesia-libros-xabier-pikaza-ejercicio-de-amor-

((Nota de X. Pikaza: Antonio Aradillas,uno de los grandes periodistas y críticos literarios de España... Quizá se pasa un poco en "juzgar" con amistad mi libro... Pero me hace ilusión pensar que me ha puesto aquella gran noche toledana al lado de San Juan de la Cruz..., prestándole la sábana para que se evadiera.

No, Antonio, no le voy "sólo un poco" a la zaga a San Juan de la Cruz, sino muy mucho, aunque me alegra mucho que me digas eso... Sé algo de Biblia, quiero escribir con amor, y la vida (Dios... y San Juan de la Cruz) me ha ayudado a superar crisis y cautiverios (aunque mis cárceles no pueden compararse con la suya). Por eso he querido escribir de nuevo sobre su Poema de Amor, que quisiera hacer mío... Pero no soy como él, ni de lejos... Juan de la Cruz, entre nosotros, sólo hay uno.
De todas formas, gracias... Antonio,por lo que dices de mí. Todo lo que sigue es tuyo, un abrazo. Xabier))

>> Sigue...


Juan de la Cruz en Salamanca: No tengo otro oficio, pues sólo en amar es mi ejercicio

14.05.17 | 18:56. Archivado en Sobre el autor, libros, Amigos, la voz de los, Amor

San Juan de la Cruz vivió unos años cruciales de su vida en Salamanca, sus años fecundos y frustrados de estudio universitario:

1559–1563: Trabaja en el hospital de infecciosos (de enfermedades venéreas) de Medina y al mismo tiempo cursa humanidades en el Colegio de la Compañía de Jesús, uno de los centros más prestigiosos de cultura humanista y literaria de su tiempo

1564-1967: Estudia “artes” (filosofía) en la Universidad de Salamanca, donde es delegado de estudiantes, interesándose, interesándose especialmente por la Biblia

1568: Sigue cursando estudios de teología en la Salamanca, pero los abandona, para iniciar la Reforma del Carmelo con Santa Teresa, para expresa su opción radical por la entrega de amor de Jesús.

Juan de la Cruz abandona los estudios "académicos" (no los personales...), pues piensa que ellos se sitúan en la línea de los empleos y oficios eclesiásticos (que son quizá los más apetitosos y rentables de aquel tiempo), pues quiere emplearse sólo en el ejercicio de amor.

La formulación y sentido de este ejercicio de amor (estrofa 28 CB y 19 del CA) nos sitúa en el centro de la vida de San Juan de la Cruz, cuya obra cumbre, titulada después por sus editores tardío Cántico espiritual, llevaba en principio el título de Declaración de las canciones que tratan del ejercicio de amor....

Del sentido más hondo de ese ejercicio de amor, que hizo que Juan de la Cruz abandonara la Universidad para centrarse en el amor de la vida, en la línea del Carmelo Reformado, trataré esta tarde (15.5.17) precisamente en Salamanca, desarrollando el sentido de la estrofa 28 del CB, que nos sitúa en el centro de la vida "laboral", analizando sus términos clave: empleo, caudal/capital, ganado, oficio, ejercicio... Buen día a todos.

>> Sigue...


Pasó el Amor ante la puerta de su Cárcel. San Juan de la Cruz, nuevamente en Ávila

28.04.17 | 08:22. Archivado en Sobre el autor, Teología, Santos, Amigos, la voz de los, Amor

No sabemos lo que hubiera sido el resto de su vida sin esa cárcel, cómo hubiera seguido y culminado la aventura de reforma del Carmelo que la Madre Teresa le había propuesto casi diez años atrás (1568) en Medina del Campo.

Posiblemente hubiera sido un buen poeta y pensador, pero no el Maestro de las Canciones, el adelantado y guía de un Ejercicio de Amor que él empezó a poner en marcha desde aquella cárcel de Toledo (1578), que fue en un sentido desgraciada (¡mejor si no hubiera existido!), pero que en otro le permitió iniciar un proyecto de vida y de Iglesia en el momento clave del comienzo de la modernidad.

Pero pasó el amor y entró en su cárcel....... y de esa forma despertó a la vida más alta. Y así surgieron las estrofas del Cántico Espiritual, que son las de un enfermo, emparedado en un antro de Toledo (dos metros y medio de largo, metro medio de ancho…), que era al mismo tiempo las del hombre más sano de todo el entorno, porque según él mismo dice la salud de un hombre es el amor (CB 11, 10).

Allí le habían llevado, vendados los ojos, para que no supiera dónde estaba, sin apenas ver, ni poder moverse. Allí le encerraron tras el juicio, donde estuvo casi al borde de la muerte. Pues bien, en esa situación recibió la visita sorprendente del Amado, de aquel a quien él decide dar su vida, su esposo Cristo, que abrió sus oídos, iluminó ojos y despertó su corazón para amarle.Así escribió unas canciones de enfermo curado de Amor.

Vino su Amado para curarle, pero se fue luego (o, al menos, así lo pareció), para que él, Juan Yepes pudiera iniciar su Ejercicio de Amor. Ciertamente, en el juicio le ofrecieron el perdón, si es que se retractaba, tentándole como Jesús le tentaba el Diablo de Mt 4 y Lc 4, con dinero/pan, poder y seguridad religiosa (¡milagro!). Pero él prefirió la celda del penal, donde apenas podía moverse, porque allí pudo vivir la experiencia del Amor sin medida.

Sólo por esta visita de amor (esto es, de Amado) pudo mantenerse SJC, como se mantienen los condenados a muerte, que sin embargo resisten por un ideal, y así comenzó la aventura de su vida despierta, un camino que alumbró su imaginación, su vida entera, de tal forma que decidió caminar, diciendo: buscando mis amores iré por esos montes y riberas…, precisamente él, que estaba encerrado en una oscuridad casi perpetua, entre dos cortas paredes, sin anchura alguna.

Para descubrir de nuevo y presentar este "paso de Amor" se reúnen hoy, de nuevo en Ávila (de donde llevaron preso a San Juan de la Cruz) algunos de los mayores especialistas para comentar, partiendo del libro de X. Pikaza, el Camino de Amor de San Juan de la Cruz.

Precisamente allí (en Ávila) de donde le llevaron preso a Toledo comenzó la historia de amor de Juan de la Cruz. Para entender mejor y rehacer ese camino puedes encontrarnos hoy en el CITES, a las ocho de la tarde.

>> Sigue...


Martes, 17 de julio

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Julio 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031