El blog de X. Pikaza

Un paso atrás, un camino por adelante. Homosexualidad y ministerios cristianos

Sigue ardiendo la polémica, encendida por unas declaraciones del nuevo Secretario de la CEE sobre los "varones completos" (los únicos que pueden ser seminaristas y curas) y por un libro de entrevistas del Papa Francisco en el que, según la prensa, dice que “el ministerio o la vida consagrada no es el lugar (de los homosexuales)". En otras palabras, ni curas ni monjas pueden ser homosexuales.

Ha sido sin duda un paso atrás, pero tiene que ser para pensarlo mejor y abrir un camino hacia adelante, según los signos de los tiempos (que son de igualdad en la diversidad), desde la raíz del evangelio, como seguiré indicando en trece proposiciones.

No voy a entrar en los matices de las declaraciones del Secretario de la CEE ni del Papa, pero pienso que ambas (tomadas así, en general) van en contra de la verdad del evangelio sobre el hombre y la mujer y en contra del mensaje y misión de la iglesia. Parecen declaraciones que surgen del miedo no sólo ante el “estallido” de la bomba de pederastia en un tipo de clero, sino ante el gran cambio en línea de verdad, de aceptación de los distintos y de esperanza del evangelio.

Por eso, retomando reflexiones que he venido exponiendo desde hace más de quince años, quiero exponer una vez más mi visión del tema, superando estereotipos de ideología de género (de un lado o del otro), para entrar en el camino del evangelio, sin miedo de retomar el proyecto de Jesús.

El problema es mayor de lo que externamente parece (¿qué importan unos pocos pederastas…?), y es hora de que no estemos ya a remolque de revelaciones maliciosas, de falsas verdades y de acusaciones de algunos. Es hora de volver de un modo radical al evangelio, a la verdad múltiple del ser humano como proyecto de amor y a la tarea de la iglesia como signo y anticipo de un “reino” de muchas moradas, en el que ser hombre y/o mujer sea descubrimiento y expresión de un despliegue de gracia que es el mismo para todos, siendo múltiple en sus caminos.

Imagen 1. Gracias a Crishom por estar ahí, con Cortés, amigo
Imágenes siguientes: Libros sobre el tema.

>> Sigue...


Dom 11.11.18. Los escribas y la viuda. Poder religioso, opresión de la mujer

Dom 32 tiempo ordinario. Ciclo B. Mc 12, 38-44. Este pasaje recoge dos escenas vinculadas no sólo en el imaginario religioso del judaísmo sino, de igual manera, en el cristianismo y en otras religiones:

a) Por un lado aparecen los escribas (podrían ser también sacerdotes y rabinos), es decir, los nuevos “funcionarios” de la religión, una casta de “letrados” (grammateis, hombres de letras) que se aprovechan de su “estatuto” superior (de tipo socio‒religioso) para elevarse otros, viviendo de esa forma a costa de ellos, en especial de las viudas (es decir, de las mujeres indefensas), de las que se aprovechan en plano económico y social.

b) Por otro lado está la viuda buena, que cree realmente en Dios, y que es capaz de dar por religión todo lo que tiene, aunque le engañen los escribas, de forma que, pensando que da sus bienes para Dios, aunque de hecho los para para los escribas (a quienes en diversas religiones se les llama “beneficiados”, es decir, los que viven de un beneficio eclesiástico).

Esta oposición de escribas (rabinos, sacerdotes) y de viudas (mujeres pobres) nos viene de inmediato a la mente y a los ojos de los que somos algo mayores.

Ciertamente, se han dado cientos y cientos de escribas‒sacerdotes buenoe que han ayudado a las viudas, de un modo generoso, desprendido…, en un plano espiritual y económico. Yo mismo recuerdo en tiempos no tan lejanos las asociaciones de viudas a las que se asistía en las parroquias y centros religiosos (más de una vez les he dado, en los años setenta, del siglo pasado hasta pequeños cursos de evangelio).

Pero han también escribas (funcionarios sagrados) sacerdotes que se han buscado a sí mismos, creyéndose superiores a los otros, y han vivido a costa de los donativos, engaños, regalos y ofrendas de las viudas. Así lo supone Jesús, así lo resalta el evangelio de Marcos, en este relato sorprendente, lleno de ironía y de durísima condena (contra los escribas) y de simpatía inmensa hacia la viuda creyente (y quizá engañada por los escribas‒sacerdotes).

Ésta es quizá la imagen más persistente de mi catolicismo rural, espelcialmente en la Galicia marinera, con un tipo de curas/escribas con tipo de funcionarios, que mandaban sobre la mujeres pobres de negro (en gran parte viudas) que asistían a sus cultos y pagaban misas…Distingo así las dos partes del texto, un prodigio de crítica acerda contra los escribas y otra de ternura emocionada por lasa viudas pobres.

Hoy quizá las cosas son algo distintas, pero el estereotipo de esta páginas de Marcos me sigue impresionante.

>> Sigue...


Trinidad León (1953-2018).Facultad de Teología de Granada, una Iglesia de mujeres

Trinidad León Martín, de Órgiva (Alpujarras de Granada), escritora, teóloga, autora de una propuesta de "iglesias de mujeres", acaba de morir en Granada, dejando una estela de luz en su partida:

‒ Ingresó en la Congregación de Mercedarias de la Caridad, por comunión faterna (sororidad) y por compromiso cristiano de servicio liberador.

‒ Fue “misionera” ocho años en Perú y dos en Argentina, realizando una obra social de encarnación y presencia animadora radical, entre mujeres.

‒ Volvió para “formarse” mejor, y algunos le dijimos que quizá su vocación podía pasar por la teología. Yo tuve la audacia amistosa de decirle que escogiera el tema de fondo más fuerte (la antropología integral de X. Zubiri), ofreciéndole materiales entonces inéditos. Presentó la mejor tesis de ese tema en la Gregoriana y de inmediato le ofrecieron una cátedra (Dios Uno, Mariología) en la Facultad de Teología de Granada

‒ Ha escrito muchas obras de narrativa literaria y social, pero sobre todo un libro de memoria y utopía eclesial titulado "La Comunidad de Magdala" EFETA-Arcibel, Sevilla, 2007, en la que propone una visión muy sugerente y rompedora sobre el origen esencia femenina de la iglesia, con una tesis de fondo que ella me quiso resumir de esta manera:

‒ O el conjunto de la Iglesia acepta y despliega el principio femenino del evangelio, en todos sus planos (espiritual y social, organizativo y ministerial), con sus exigencias, dones y tares… o esta iglesia actual (con su estructura dominante) dejará pronto de existir, por agotamiento interno…

‒ Morirá esta iglesia clerical de jerarquía por vieja y poco evangélica, pero nacerá por obra de mujeres, herederas de María de Magdala, una iglesia más cercana a lo que quiso y puso en marcha Jesús.

Algo así lo ha dicho y dice mucha gente… Pero no es fácil encontrar personas que lo digan y escriban con la autoridad de Trini León, de la Facultad de Teología de Granada, que nurió ayer a la mañana (28-7-17) tras una larga enfermedad, vivida con envidiable y santa entereza. Descansa Trini querida. Mabel se siente cerca de ti y te “reza”, yo estoy conmocionado, pero quiero escribir algo de tu vida y obra.

>> Sigue...


Dom 1.7.18. Conversión del archisinagogo: Liberación de dos mujeres

Dom 13 tiempo ordinario, ciclo b. Mc 5, 21-43. Jesús tiene que curar al archi-sinagogo (como arz-obispo, arci-preste), para que puedan vivir en libertad dos mujeres: la hija de su casa yla hemorroísa de la calle.

Éste es un tema sorprendente y actual, de fondo histórico y de gran importancia en la Iglesia y en la humanidad actual:

En el centro de la escena emerge un hombre necesitado (el Archisinagogo) y con él dos mujeres, víctimas de opresión personal y familiar, cultural y religiosa:

-- Una es joven, su misma hija, que al parecer no tiene más remedio que morir, habiendo cumplido doce años (al hacerse mayor), porque es imposible crecer y vivir en la casa (iglesia) de aquel archisinagogo (símbolo de un tipo de clero que al cerrarse en su religión impide que vivan las mujeres de su misma casa).

-- La otra es mayor, lleva doce años de mal flujo de sangre, expulsada de la iglesia, encerrada en su casa... La misma religión del archisinagogo le impide vivir en libertad.

Ambas están vinculadas por una misma enfermedad y son signo de impotencia de un tipo de judaísmo (de un tipo de iglesia, humanidad) que oprime a estas mujeres . Curando al archisinagogo, Jesús cura (y viceversa): les permite que sean ellas mismas, no para que vuelvan al orden antiguo, sino para que inicien un camino de humanización evangélica en el que merezca la pena crecer, ser mujer, realizarse en familia.

Pasamos del espacio extenso y de la problemática político-militar del mundo pagano (escena anterior de Mc 5, con geraseno, con magistrados de la ciudad y con porqueros) a un espacio que parece más vinculado a las preocupaciones familiares, donde resulta central la cuestión de la mujer en su doble perspectiva de niña que no puede madurar (5,21-24a 35-43) y de adulta vencida por su misma impureza de sangre (5,24b-34).

Lo que sigue está tomado básicamente de mi Comentario sobre Marcos, sin notas críticas, que el lector interesado deberá buscar en el texto impreso. Añado al final un texto que puede estar emparentado con la palabra de Jesús a la hija del Archisinagoo: Te libero de un tipo de bondad particular, sé tu misma.

Buen fin de semana a todos.

>> Sigue...


K. Rahner: Cambio estructural de la Iglesia ¿Una oportunidad perdida?

Con ocasión de la preparación del Sínodo de los obispos de Alemania (1971 a 1975),Rahner escribió un pequeño libro Strukturwandel der Kirche als Aufgabe und Chance (Cambio estructural de la iglesia como tarea y oportunidad).

Quiero comentar algunas propuestas de aquel libro, que sigue conservando toda su autoridad, hoy más que el año de su publicación (1973):

-- Era entonces una Aufgabe (tarea y obligación), por evangelio y por modernidad.

-- Era entonces una Chance (una oportunidad), tiempo bueno para retomar de raíz el evangelio.

Fue ya entonces (a los pocos años del Concilio Vaticano II) una tarea no cumplida, una oportunidad desaprovechada... y hoy, 45 años después,estamos llamados a retomarla, si no queremos que pase de largo (si no ha pasado ya) uno de los últimos trenes de la modernidad evangélica.

En esa línea retomo ese motivo, siguiendo una obra de H. Vorgrimler: K. Rahner. Experiencia de Dios (Santander 2004) que yo mismo traduje, añadiendo algunas observaciones propias sobre el tema de la “ordenación” de las mujeres,del que Rahner nos habló con pasión, en Salamanca, hacia el año 1977 (tengo apuntes de aquella conversación, pero no la fecha exacta).

Era yo entonces un novicio en teología dogmática y cuestiones de Iglesia, sabía algo de evangelios y teodicea, pero no me había interesado el tema de los ministerios en relación con la mujer. Lo que nos dijo Rahner entonces abrió mis ojos, hasta el día de hoy.

Es muy significativo el hecho de que incluso el neo-cardenal Luis Ladaria, gran teólogo, de los mejores conocedores de Rahner, actual Prefecto de la Congregación de la Doctrina de le Fe, no acepte sus propuestas y argumentos, dando como probatorios (en el tema de la no-ordenación de las mujeres) unos textos bíblicos que, a juicio de Rahner, no lo son en modo alguno.

Rahner protestó aquel día, rechazando el documento de Pablo VI, porque (nos dijo) se basaba en razones bíblicas equivocadas (tanto en sentido histórico como eclesial). Aún conservo en los ojos el brillo de los suyos, y su paso nervioso por la sala, mientras nos hablaba y respondía, a veces en francés, a veces en latín, porque el alemán del pequeño grupo de amigos profesores reunidos en torno a él no era del todo bueno.

Imagen 1. Rahner con Ratzinger en aquel tiempo... cuando el Vati. II empezaba a ser ya una oportunidad perdida.
Imagen 2: El libro de Rahner sobre el Cambio Estructural de la Iglesia
Buen día a todos.

>> Sigue...


De la Comisión Vaticana sobre la Ordenación de Mujeres

18.06.18 | 12:53. Archivado en mujer, Nuevo Testamento, Evangelios, Mnisterios

Phyllis Zagano, Sábado Santo. Un argumento para la restauración del diaconado femenino en la Iglesia Católica. Aletheia, Verbo Divino, Estella 2018, 256 págs.

El libro se presenta como una “investigación fiel sobre la viabilidad canónica del diaconado femenino, con un sólido análisis histórico y teológico. De esa forma ofrece una importante contribución al desarrollo de los ministerios de las mujeres en la Iglesia contemporánea”.

El texto original (Holy Saturday) fue publicado el año 2000 y tuvo una gran repercusión en el campo de la teología feminista y de los estudios históricos sobre el origen y despliegue de los ministerios femeninos en la Iglesia, de forma que el Papa Francisco la nombró miembro de la Comisión para el Estudio del Diaconado Femenino (2016).
La autora (1947) ha ejercido un papel significativo en la American Academy of Religion, la organización más importante en el estudio de diálogo entre las religiones en USA.

El título sitúa a las mujeres en el “sábado santo” de la Iglesia, es decir, en el momento clave de la Pascua en que las discípulas de Jesús, tras haber asistido a la muerte y entierro del Maestro, van a dirigirse al sepulcro para ungirle, como primeras diáconos (diaconisas, servidoras) de la iglesia, en la línea de Mc 15, 51 donde se dice que ellas "servían" a Jesús, ejerciendo la primera y más honda diaconía de la Iglesia, como muestra la portada de la edición inglesa del libro.

Significativamente, el libro se titula restauración del diaconado femenino, pero quizá debería decir re-creación, pues no se trata simplemente de volver a algo que ya hubo en la iglesia del principio (¡cosa lógica y buena!), sino de recrear los ministerios de la Iglesia, desde la perspectiva del mensaje-vida de Jesús y del momento actual de la Iglesia, siendo fieles a su tradición, pero siempre de un modo creador.

En este contexto quiero tratar del libro en sí, teniendo como fondo el tema del diaconado y ordenación de las mujeres. Cito al final, a modo de referencia, los miembros de la comisión que el Papa Francisco nombró para estudiar el tema del diaconado de las mujeres.

>> Sigue...


Exorcismos 2. Guerra original, la madre de todas las guerras

Presenté ayer el tema general de los exorcismos de Jesús, y entre las respuestas recibidas quiero destacar la de la colega y profesora argentina Graciela Moranchel, a quien agradezco mucho su intervención, que empieza así:

Muy completa la explicación de Xabier Pikaza. Sin embargo, "la" pregunta que se hacen algunos cristianos es si existe el demonio o el diablo como un "ente personal" capaz de poseer, habitar y manipular a su antojo la vida de una persona, situación que sólo podría ser remediada por medio de "exorcismos" realizados por "sacerdotes" especialmente entrenados.

Mi respuesta, como cristiana y teóloga, es que no existen tales seres personales, esencialmente malos, con esa capacidad de ingresar al interior de la gente para destruirla. Lo que en la Biblia se llama "demonios" estaba referido a ciertas enfermedades, físicas, psíquicas o espirituales difíciles de curar, que llevaban a la locura, como muy bien describe Xabier Pikaza (sigue enhttps://www.facebook.com/xabier.pikaza?fref= )

Concuerdo básicamente con G. Moranchel:

-- No creo que los demonios (con el diablo) sean personas, sino que son más bien poderes cósmicos y sociales, como dice con enorme precisión san Pablo. No son personas, con nombre y apellido,sino lo contrario a las personas... Ciertamente, se expresan y actúan en los más débiles de la "cadena humana". Son signos del "poder de destrucción" que "habita" en nuestra historia y tiende a destruirla.


-- Esos poderes provienen de la "estructura de una creación finita y libre..." y de la misma mala voluntad de los hombres y de sociedades...
, como un agujero negro que tiende a succionarnos, y como sigue diciendo san Pablo el responsable de que existan es en último término el hombre, el Adán de Rom 5, no un Diablo mitológico... Hemos sido y somos nosotros, los hombres concretos, que nos alzamos contra la verdad y la gracia de la vida, y nos sometidos a un tipo de esclavitud cósmico-social..., vinculada también a nuestra forma de ser en el mundo).

-- La lucha contra los "demonios" sólo puede establecerse y vencerse con mucha humanidad, es decir, con un tipo de presencia y acción sanadora , con medios técnicos (medicina, psicología... ) y sobre todo con medios "humanos" (cercanía personal, gratuidad, cuidado...). Esos sacerdotes-exorcistas a los que alude G. Moranchel pueden estar bien, si nos ayudan a entender el tema, pero me parecen en gran parte folclóricos e ingenuos (una especie residual, a la que me gusta ver con ternura), pero creo que en el fondo no ayudan a resolver el tema.

-- Los demonios más duros son de tipo "social", como sabe y ha descrito con enorme exactitud el libro del Apocalípsis.. Demoníaco es el poder perverso de un tipo de imperio militar enloquecido (el loco de Gerasa); demoníaco es un "dinero/capital" divinizado (Belzebú y Mammona son palabras emparentadas de Jesús...). Los pequeños exorcismos particulares pueden tener un valor psicológico, sin están bien hechos, por gente seria y sensata, no enfermiza ni mitológica..., pero los causantes de la gran "posesión demoníaca" son lo que llama San Pablo "poderes de las tinieblas" (la violencia y el dinero enloquecido...).

Jesús identificó el demonio con la enfermedad mortal del hombre, la que mata de verdad al ser humano, empezando por los más débiles de la cadena, como he dicho. Lo demoníaco, pues, no es persona, sino lo contrario a la persona. En ese sentido "no existe en sí", pero destruye lo que existe, como parásito militar, económico, social...

-- Ese demonio-parásito lo creamos nosotros, no tiene realidad en sí, pero puede "des-crearnos". Contra ese parásito buscó la Verdad, el Amor cercano, la ternura poderosa...Así apareció y actuó como exorcista personal y social, y fue asesinado por ello.

Seguiré hablando del tema, evocando en especial el gran "exorcismo" del Apocalipsis. Hoy me limito a seguir desarrollando el tema iniciado ayer. Buen día a todos, desde Jesús, el exorcista.

>> Sigue...


19.3.18. San José, día del seminario. El salario de los ministros de la Iglesia

18.03.18 | 08:13. Archivado en Nuevo Testamento, Pobreza, Mnisterios

En varias postales de este blog he tratado de la vida de San José, y de los ministros (especialmente los curas) de la Iglesia. Hoy quiero tratar del salario de los curas, es decir, de los ministros de la iglesia (obispo, sacerdotes, catequistas, misioneros, religiosos...).

Ciertamente, hay otras razones espirituales más altas (personales, vocacionales) para ser ministros de la Iglesia. Pero también ha existido (y sigue existiendo) una razón laboral y económica, que es muy importante, y que define la función del Seminario, cuyo patrono (San José) fue un obrero.

Siguen en esa línea unas reflexiones que pueden parecer secundarias (desde un plano de alta espiritualidad), pero que son fundamentales para situarnos ante el tema de las vocaciones ministeriales. Según mi "oficio", no trato aquí de la situación actual de la Iglesia, de su gran riqueza cultural y espiritual, de su posible riqueza material, sino de lo que dice sobre el tema el NT.

¿Qué dice la Biblia del salario de los curas y monjas, es decir, de los ministros de la Iglesia? Dice muchas cosas, muy interesantes, que sorprenderán a más de uno.

Buen día de San José a todos mis amigos, a todos los devotos de San José. Buen día con la primera imagen (gallego-portuguesa) con un peto para la limosna (esmola) de las almas... y con la segunda, con monaguillo pidiendo dinero a la entrada de una iglesia.
.

>> Sigue...


M. Legido, servidor del evangelio (1) De Múnich al Cubo de D. Sancho

Hoy se presenta en Villagarcía de Campos, en el Encuentro de Obispos, Vicarios y Arciprestes de Castilla y León (imagen 2), el libro dedicado a la memoria y obra de Marcelino Legido (1935-2016),servidor del Evangelio, que ha marcado con su ejemplo toda una época de la Iglesia de España, publicado por Secretariado Trinitario, Salamanca (506 págs)

Su pobreza y entrega al servicio de la transformación de la Iglesia y de las gentes del campo de Castilla, desde los más pobres han conmovido a miles de cristianos y no cristianos, que le siguen recordando con el máximo testimonio eclesial en todas las tierras del entorno.

Su sabiduría humana y religiosa ha fascinado a miles de jóvenes,, que se han sentido llamados al evangelio y al ministerio cristiano, desde las nuevas circunstancias sociales, económica, culturales y religiosas. A cada uno de nosotros le gustaría tener su clarividencia, integridad y coherencia.

Estudió en Alemania, enseñó en la Universidad de Salamanca, y estaba llamado a la gloria de la cátedra y dealtos cargos civiles o eclesiásticos, pero se hizo ministro del evangelio entre los pobres de los pobres, volviendo a las raíces del camino de Jesús, en un contexto social condenado a la desertización y la muerte por la economía y política de turno.

Quiso y buscó una transformación radical de la Iglesia, desde abajo, sabiendo que sólo los pobres pueden convertir a los ricos, en gesto de intensa protesta frente a un tipo de sociedad e iglesia establecida, instalada en el poder, y lo hizo siempre en amor, siempre en ternura.

Su vida y obra es quizá el mejor fermento actual de Iglesia y cristianismo, de "revolución social" y utopía creyente , en los campos de Castilla y en el conjunto de los pueblos de España.

Convencidos de eso, coordinados por el Prof. Luis Ángel Peral Montes, de Palencia, y animados por el Secretariado Trinitario, un grupo de amigos le hemos dedicado este homenaje de recuerdo y compromiso, llamados a seguir su obra, con un grupo de obispos al frente (entre los que siento el hueco de Mons. Setién y Mons. González Montes, que fueron también sus amigos).

Tengo el honor de participar en este homenaje con una reflexión de base, que reproduzco hoy y en dos próximos días, en la línea de varias postales que le he dedicado ya en este blog.

Amigo Marcelino, los editores han puesto un buen título a tu libro: El Esplendor de la Misericordia. Ciertamente, tu decías siempre que misericordia es Dios, pues tú has sido y eres para nosotros un buen reflejo de ella en esta tierra.

>> Sigue...


X. Pikaza, un ministerio cristiano (K. Aldai)

Hace ya nueve años, Koldo Aldai, colega y analista religioso, con un precioso "portal" en RD, me hizo una entrevista "inteligente" (por su parte, no por la mía), para Fundación Ananta.

Aquella entrevista puede leerse aún, y yo la sigo suscribiendo, a diferencia de otras, que cambian matices y tonos de la conversación, pues K. Aldai transcribió y comentó fielmente mis palabras y sentimientos, una tarde gozosa de encuentro en el alto y frío Burgos, en Madrigalejo del Monte.

Pero, releyendo el texto antiguo y queriendo rescatar para este blog su contenido, he querido precisar algunos de sus rasgos.Conservo para ello (con algún retoque) las antiguas preguntas, pero introduzco algunas reflexiones que me parecen significativas en este momento teológico-eclesial, sobre todo en lo relacionado a los ministerios cristianos de la Iglesia católica, en los que quiero aportar mi colaboración, mano a mano con otros muchos, como dije al final de la entrevista.

Kaixo, Koldo. Sé que no te enfadarás porque actualice y publique en mi blog tu entrevista". Sabes que te leo y aprendo... y que Mabel y yo te seguimos esperando, pero no en Madrigalejo, sino junto al maizal de San Morales, cerca de Salamanca, un buen sitio para pasear con Zury encontrarnos.

Yo he pasado alguna cerca de Estella, y he querido subir a tu refugio del Urbasa, pero no he podido, aunque sigo teniendo la intención de hacerlo, para contemplar contigo (y con Mabel) la pared quieta de rocas, el fragor de la cascada de Urederra, los hayedos, la pradera, las ovejas...

Un beso de Mabel, un abrazo mío.
K. Aldai en RD http://blogs.periodistadigital.com/tierraliberada.php.
Texto original de la entrevista: http://www.fundacionananta.org/web/ http://unarealutopia.blogspot.com.es/2009/03/entrevista-xabier-pikaza-koldo-aldai.html

>> Sigue...


10.9.17, La Iglesia no es Multinacional. Cada comunidad es Iglesia,

09.09.17 | 10:13. Archivado en Iglesia Instituciones, Papa, obispos, Mnisterios

Domingo 23, ciclo A: Mt 18, 15-20. Este evangelio define la esencia de la Iglesia en forma la comunidad de aquellos que se reúnen, se organizan, oran a Dios y se aman en nombre (a ejemplo, con la fuerza) de Jesús.

En domingo anteriores he venido comentando la autoridad y servicio de Pedro (con la de Pablo, Santiago, Magdalena...), desde una perspectiva marcada por la influencia de los grandes líderes. Pero la esencia de la iglesia no la definen los líderes, sino la propia comunidad, que aparece así, de forma autónoma, como "espacio de Dios", fraternidad mesiánica en el mundo, como ha puesto de relieve este evangelio.

Desde aquí pueden sacarse algunas consecuencias básicas:

a. Cada comunidad es Iglesia uniéndose en nombre de Cristo, orando a Dios Padre y resolviendo por sí misma sus problemas (sin duda, en comunión con otras iglesias); ninguna iglesia es sucursal de otras, ni es colonia de otras más grandes. Cada una es signo y presencia de Jesús en la tierra.

b. Las comunidades cristianas se vinculan entre sí, porque las une el mismo Cristo y porque en ellas se invoca al mismo Dios; pero cada una tiene su propia vida, siendo así un espacio mesiánico de amor mutuo y de esperanza mesiánica, cada una es independiente, sin necesidad de referendum ni ley de autonomía.

c. Cada Iglesia es responsable de su propio camino de oración, comunión y decisión, de forma que ha de tomar con responsabilidad sus sus propias decisiones y crear sus instituciones, desde el diácono y los presbíteros al propio oispo.. Ni el amor, ni la toma de conciencia de "estar en Cristo", ni la solución de los posibles problemas (de fraternidad, de sacramentos...) pueden delegarse en otra comunidad más alta, aunque todas son solidarias y se unen entre sí por el mismo Cristo

d. Esta forma de entender las iglesias concretas y la comunión de todas en la Iglesia de Cristo ha sido formulada por Mateo, pero responde igualmente a la teología y experiencia de Pablo. Por razones de comodidad y de imitación política a las estructuras del Imperio, las iglesias posteriores han tendido a crear iglesias jerárquicas, con subordinación de unas a otras.

Hoy debemos volver en esto al evangelio, porque no nos vale el esquema romano de imperios y órdenes jerárquicos, pero tampoco el esquema de las multinacionales, por mucho que queramos al Papa Francisco y nos sintamos contentos de que sea Papa.

-- El Papa no es el Presidente y Director General de una gran multinacional religiosa, de forma que él no tiene todo el poder (la autoridad es Cristo: Mt 28, 16-29), y tiene la exclusiva de “las patentes” de la Iglesia Católica.

-- El Papa no tiene un “Supervisory Board”, ni un Consejo de Ministros (con autoridad colegiada...,ni los Concilios pueden actuar como “Órganos Supervisores”... ni siquiera como un “Organismo consultor”.

-- La única autoridad de la Iglesia es la misma comunidad, como declara este evangelio... De esa forma, cada comunidad es presencia del Cristo... aunque es muy bueno y necesario que haya representantes de las comunidades (obispos...) y un Papa como signo de unidad y comunión (no como un poder paralelo y/o superior).

Esta imagen del Papa como Gran Jefe de la Gran Multinacional Católico-romana no responde a la esencia de la Iglesia, aunque a veces ella pueda dar esa impresión. La Iglesia universal no es una Multinacional (Christ Corporation HN), sino una comunión de comunidades, y el Obispo de Roma, llamado cariñosamente Papa (como cualquier vecino papa), representa la comunión de todas las iglesias; no está para suplantar la autoridad de las comunidades concretas, sino para garantizarlas. Buen domingo

>> Sigue...


25. 8.16. Pedro, la Roca. Una decisión de la Iglesia de Mateo

Dom 21, A. Mateo 16, 13-20. Los judeo-cristianos apelaban a Santiago como intérprete de Jesús, fundamento de su iglesia. Muchos pagano-cristianos miraban a Pablo como pionero de la misión universal (Efesios), el iniciador del gran camino salvador de la Iglesia.

-- Mateo asume las tradiciones más helenistas de Marcos y las integra en una iglesia que toma como base el judeo-cristianismo de Santiago, pero definiéndose a sí misma como auténtico Israel, pues en ella se cumple de un modo universal (abierto a todos) la verdadera ley judía (cf. Mt 5-7). De esa manera, él ha vinculado la tradición de Santiago (ley judía) y la de Pablo (apertura universal), y para ello, partiendo de Marcos y de la tradición de su Iglesia, recrea la figura y función histórica de Pedro.

-- Ciertamente, este texto viene de Jesús, pero del Jesús pascual, tal como ha sido interpretado por Mateo, escribiendo así un evangelio universal, que asume las tradiciones opuestas de Santiago y Pablo, y las vincula en la figura y tarea de Pedro.

Leído así, este pasaje supone que había posturas cristianas contrapuestas (simbolizadas por Santiago y Pablo), pero, a juicio de Mateo, no eran excluyente, pues habían quedado asumidas por Pedro que es, al mismo tiempo, testigo de la misión universal de Jesús (línea de Pablo) y garante de la ley judía (como Santiago).

Mateo no inventa esa función de Pedro, sino que interpreta y ratifica lo que ha sido su tarea al servicio de la iglesia, al asumir la misión universal de los helenistas (Pablo), y vincularla con la visión israelita de los judeocristianos, garantizando y fundando así la unidad de las iglesias, desde la confesión de Jesús como Cristo, Hijo de Dios vivo (Mt 16, 16). Mateo habla pues del Pedro histórico, pero interpreta su función a la luz de su experiencia eclesial, unos veinte años después de su muerte, superando así la visión restrictiva de Mc 8, 29.

>> Sigue...


Lunes, 17 de diciembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Diciembre 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31