El blog de X. Pikaza

Ser cristiano es decir: Tómalo y come, es mi cuerpo

No nos atrevemos a decirlo y a ser pan compartido, pero Jesús pudo atreverse y les dijo (nos dijo ) dijo "tomad y comed".

Éste es el evangelio de los últimos domingos que he venido comentando (cf. Jn 6, 51-58). Ésta es la palabra y obra central del cristianismo: El don gratuito de la vida; Dios en Cristo, el alimento del que somos y vivimos.

Lógicamente, los de fuera preguntaban: ¿cómo puede éste darnos a comer su carne, es decir, su cuerpo? No podían creer, no querían creer, la religión era para ellos una ley o imposición sagrada.

También hoy preguntamos: ¿Fueron verdaderas esas palabras de Jesús,él dio su cuerpo/carne de verdad, o fueron sólo y siguen siendo una mentira falsamente piadosa (aprovechada) de clérigos que la utilizan la utilizan para dominar sobre la Iglesia?

¿Quién puede proclamar, en nombre de Jesús (es decir, en nombre propio, pues cada uno es Jesús al celebrar su presencia) éste es mi cuerpo, está es mi sangre?

Esa “palabra” (quizá la más importante de la Iglesia) cuyos ministros dicen en la misa con (como) Jesús “éste es mi cuerpo que yo doy para comida”) puede terminar siendo la mentira de muchos que dicen “esto es mi cuerpo que yo doy por vosotros” para aprovecharse del cuerpo y de la vida de los otros, incluso de los niños.

El evangelio es esto: Somos "Dios" o, mejor dicho, de Dios dando la propia vida como carne-vida para los demás, en una "misa" que se abre y expresa en formas distintas de dar el cuerpo/vida para que otros sean, a modo de “comida” (alimento) de los demás :

- así la madre con el padre da su cuerpo al niño, para que sea, para que coma…;
- así los enamorados que comparten (se comen, se dan) el propio cuerpos…
- así los que trabajan y ayudan a los otros, dándoles de comer, acogiéndoles en casa (Mt 25, 31-46), pueden decir y dicen al menos implícitamente (pero muy en verdad) “esto es mi cuerpo”.

Las imágenes que siguen, conocidas casi todas, nos ayudan a situar el tema de la eucaristía, un tema iconográficamente poco definido (a mi entender), que nos lleva de la "comida de engaño" del "pecado" del principio, a la comida de "verdad" de Jesús con sus discípulos

Desde ese fondo quiero comentar algunos rasgos del despliegue de la eucaristía, en siete proposiciones fundamentales y una conclusión general. Buen día a todos.

>> Sigue...


Trinidad León (1953-2018).Facultad de Teología de Granada, una Iglesia de mujeres

Trinidad León Martín, de Órgiva (Alpujarras de Granada), escritora, teóloga, autora de una propuesta de "iglesias de mujeres", acaba de morir en Granada, dejando una estela de luz en su partida:

‒ Ingresó en la Congregación de Mercedarias de la Caridad, por comunión faterna (sororidad) y por compromiso cristiano de servicio liberador.

‒ Fue “misionera” ocho años en Perú y dos en Argentina, realizando una obra social de encarnación y presencia animadora radical, entre mujeres.

‒ Volvió para “formarse” mejor, y algunos le dijimos que quizá su vocación podía pasar por la teología. Yo tuve la audacia amistosa de decirle que escogiera el tema de fondo más fuerte (la antropología integral de X. Zubiri), ofreciéndole materiales entonces inéditos. Presentó la mejor tesis de ese tema en la Gregoriana y de inmediato le ofrecieron una cátedra (Dios Uno, Mariología) en la Facultad de Teología de Granada

‒ Ha escrito muchas obras de narrativa literaria y social, pero sobre todo un libro de memoria y utopía eclesial titulado "La Comunidad de Magdala" EFETA-Arcibel, Sevilla, 2007, en la que propone una visión muy sugerente y rompedora sobre el origen esencia femenina de la iglesia, con una tesis de fondo que ella me quiso resumir de esta manera:

‒ O el conjunto de la Iglesia acepta y despliega el principio femenino del evangelio, en todos sus planos (espiritual y social, organizativo y ministerial), con sus exigencias, dones y tares… o esta iglesia actual (con su estructura dominante) dejará pronto de existir, por agotamiento interno…

‒ Morirá esta iglesia clerical de jerarquía por vieja y poco evangélica, pero nacerá por obra de mujeres, herederas de María de Magdala, una iglesia más cercana a lo que quiso y puso en marcha Jesús.

Algo así lo ha dicho y dice mucha gente… Pero no es fácil encontrar personas que lo digan y escriban con la autoridad de Trini León, de la Facultad de Teología de Granada, que nurió ayer a la mañana (28-7-17) tras una larga enfermedad, vivida con envidiable y santa entereza. Descansa Trini querida. Mabel se siente cerca de ti y te “reza”, yo estoy conmocionado, pero quiero escribir algo de tu vida y obra.

>> Sigue...


29.7.17 Dar pan, ser rey (Jn 6, 1-15)

Este evangelio trata de dar pan y ser o no ser rey, y de qué manera (¿hacerse rey por darlo... o por robarlo?)

De manera muy significativa, a partir del siglo XIV d.C. el pan consagrado se ha convertido en signo del Reino de Cristo, de forma que las dos grandes fiestas de la nueva Cristiandad barroca han sido, y en algún sentido siguen siendo, el Corpus (pan adorado, no compartido, detalle de procesión en la imagen) y Cristo Rey (reinado de cielo y obediencia en la tierra).

Quizá esa visión puede y debe cambiarse... Jesús no hizo procesiones tras un pequeñito pan (por más santo que sea), pues el pan ea y es él mismo, la vida de todos los hombres... No quiso ser rey de esa manera.

¿Cómo quiso serlo o no serlo? Sigue leyendo el evangelio y comentario.

>> Sigue...


J. Garrido, Eucaristía: Diez propuesta serenas, rompedoras, esenciales

Javier Garrido Goitia, El don incomparable. Meditación de la Eucaristía, Surcos, Verbo Divino, Estella 2018 (250 pags.)

Javier Garrido Goitia, franciscano, es uno de los cuatro o cinco pensadores y guías cristianos más significativos de la iglesia española el momento actual.

No sale en los medios (es difícil conseguir una foto suya en google), no dirige manifiestos de tipo llamativo... y, sin embargo, desde el silencio sonoro de sus conferencias en Huarte-Pamplona y desde sus libros de antropología, espiritualidad y dirección de conciencias, ha guiado y sigue guiando a millares de personas, estudiantes de universidad, religiosas deseosas de palabras, cristianos de todo tipo.

Actualmente empieza a escucharse la voz de nuevos guías, como Pablo D'Ors, J. M. R. Olaizaola, que saben conectar con la juventud... Pero nadie, por ahora, como Javier Garrido que se ha mantenido más de 40 años en la brecha de la palabra y de la vida como ejemplo de interioridad, en sencillez austera, en "minoridad", en gran sabiduría.

No le conozco en persona, y sin embargo es uno de los escritores cristianos que más y mejor me han acompañado desde hace 40 años. Es vizcaíno como yo (él de Bermeo), nacimos el mismo año (1941), y tenemos vidas paralelas, aunque él estudió filosofía y teología en Friburgo (Suiza) y yo en Salamanca y Roma.

Empezó enseñando en los franciscanos y formó parte de un equipo de renovación de la Orden, para dirigir durante largos decenios un tipo de “escuela de vida cristiana” en Pamplona y en su entorno, donde cientos y miles le recuerdan como maestro y amigo.

Tiene, además, un “cuerpo” impresionante de libros escritos sobre espiritualidad, psicología y maduración personal que forman uno de los mejores legados del cristianismo en el momento actual. Me han dicho que acaba de retirarse en su convento central de Arantzazu, donde quisiera visitarle, Dios mediante, este verano.

>> Sigue...


Corpus 2. Descubre tu presencia... Trece presencias eucarísticas reales

Vuelvo a tratar del Corpus: Eucaristía como presencia, trece presencias reales, revelación de Cristo.

El Corpus es presencia real, pan compatido (=compartido, compadecido,concelebrado...), palabra de fiesta, regalo y promesa de vida... Es el centro del cristianismo, y así quiero decirlo, con palabras del Cántico de Juan de la Cruz:

Descubre tu Presencia
y máteme tu vista y hermosura...

La presencia real "mata" el yo egoísta y resucita, y así vivimos de presencias, ojos que miran y alientan, manos que afirman, pan que sostiene y enamora, vino de fiesta... Desde ese fondo, quiero recordar trece presencias reales del Dios-Eucaristía

La vida más honda del hombre y mujer no es "esencia", sino presencia, comunicación de vida, donación, en gratuidad, acogida y comunión. Con ese convencimiento quiero presentar este Corpus 2018 (¡día del Cuerpo de Dios!) trece presencias eucarísticas.

-- En esa línea empiezo definiendo a Dios como aquel que está siempre y en todo, está dentro, con, entre nosotros, de forma que cuando decimos "ven, vieni, etorri", él responde ¡Presente! en forma de Vida que impulsa y asegura nueva vida.

-- Pues bien, para los cristianos, la presencia más intensa de Dios es Cristo… Palabra y Fuente de vida. Por eso, cuando llamamos él dice "yo soy", es decir, yo estoy con vosotros, en el mar de la tormenta (Mc 4-6), en el miedo, en el hambre... Yo soy, yo estoy: Soy pan y vino, soy amor vuestro, soy compañía.

-- Si Cristo es Presencia de Dios, presencia hemos de ser unos en y para otros, pan de amor, vino de promesa, cuerpo humano compartido (carne de respeto y con-vivencia)... Si Cristo es presencia de pan (esto es mi cuerpo...), presencia de Eucaristía hemos de ser unos con y para otros.

He querido poner como primera imagen la presencia eucarística del Cristo-Expuesto como pan, ante dos jóvenes que se adivinan al fondo (él de blanco, ella de oscuro) como presencia mutua, eucaristía. Las dos imágenes siguientes no necesitan presentación.

Bueno Domingo del Corpus, del Cuerpo presente de Cristo

>> Sigue...


Tras 500 años, Año de Lutero: para creer, dialogar, reformar.

Se llamaba Martin Luder (1483-1546), pero cambió el apellido, como hacían muchos otros por entonces, y empezó a firmar Luther, del griego/latín Eleutheros/Lutherus (Lutero), el hombre libre (como Eleuterio, en castellano), mostrando así que quería vivir en libertad, liberando así a la Iglesia de ciertas "añadiduras" que podían convertirla en esclava.

Quiso ser un "liberador", y lo fue en cierto sentido, poniendo de relieve la libertad interior de los creyentes, para ponerse en pie ante Dios y dialogar con él cara cara, por medio de Jesús, viviendo en fe, y para el amor, como había querido Pablo.

Fue un reformador cristiano, y su vida y obra ha marcado el nacimiento y despliegue del"protestantismo", como protesta contra cierto tipo de catolicismo... Pero su obra de liberador y reformador desde la fe (con sus grandes valores, pero también con sus riesgos) no es propiedad particular de los protestantes (aunque ellos le "deban" quizá más), sino un bien común para todos los cristianos (e incluso para los nos cristianos). Sin él, nuestra historia moderna hubiera sido distinto, sin duda más pobre.

No quiso cambiar la fe, sino ponerla en el centro de la vida cristiana,
como había hecho Pablo. Por todo eso, a los quinientos años del comienzo de la Reforma (1517-2017), resulta necesario no sólo recordar a Lutero como uno de los "creadores" de la modernidad occidental, sino escucharle y caminar con él en línea de evangelio, de fe y de libertad.

La fecha de su decisión creyente fue el 31 de Octubre (cuando pegó/presentó en la puerta de la Iglesia sus tesis de reforma), pero he que pasen unos días, por ofrecer mi reflexión de fe y diálogo con calma, en el camino de Reforma constante de la Iglesia.

>> Sigue...


COMIDA DE JESÚS, FIESTA DE LOS PANES

En uno de los contextos más hermosos de Salamanca (en la Iglesia de San Juan de Barbalos), por deseo del Foro Efeta, pronuncié el pasado 16 una pequeña charla sobre la fiesta cristiana, centrada en el pan compartido
(Cf. fotos de la charla en la Iglesia de los Caballeros del Hospital de San Juan de Jerusalén, del siglo XII),

Fueron muchos los temas expuestos, hermosa la reunión orante en la iglesia, y hermoso el momento de la comida posterior en el atrio antiguo. Hubo para todos, fraternidad y fiesta, palabra y pan, con bebidas, chorizo, empanada, pasteles.

Una fiesta de verdad... en la que se recoge ante todo el recuerdo de las fiestas de Jesús, centradas en la multiplicación de los panes. De ese tema quiero presentar hoy el motivo principal de mi conferencia, con algunas fotos del acto.

Dedico el tema a J. M. Miñambres (con sus compañeros Jesús y Nacho, de la Pastoral Universitaria) y al grupo de amigos de Efeta de la diócesis de Salamanca. Lo he preparado para ellos, aunque tomándolo básicamente de mis libros: De Fiesta del Pan, Fiesta del Vino (2005) y de Comentario al Evangelio de Marcos (2013), ambos de Verbo Divino, Estella.

>> Sigue...


Las misas de la tele no son misas

El diputado P. Iglesias ha propuesto que la televisión pública no ofrezca la misa, pues se trata de un servicio religioso privado, propio de algunos ciudadanos, que no pueden "imponer" su afirmación religiosa sobre el conjunto de la población.

Esa propuesta me parece equivocada y falsa en una línea de democracia social, pero válida en sentido religioso cristiano.

1. Como ciudadano de un país que dice ser libre defiendo la misa en la televisión pública, siempre que haya un número significativo de ciudadanos que la quieran. Ciertamente, el Estado es a-confesional (no ha de inclinarse por ninguna confesión religiosa), pero debe respetar la voluntad de los ciudadanos, y si un grupo significativo quiera misa se la debe ofrecer.

Personalmente, puede que no me gusten los toros, ni un tipo de fútbol, ni ciertos programas con intimidades ambiguas… Pero si otros las quieren debo conformarse. Así también la misa puede y debe emitirse en la televisión, si hay bastantes ciudadanos que la quieren. Ése un principio fundamental de la democracia. Unos pueden querer misa, otros una ceremonia musulmana, otros música de cámara, como ciudadanos libres.


2. Como cristiano, en cambio, me siento molesto con la misa por televisión, no por “culpa” del Estado o de la sociedad, sino como miembro de la misma Iglesia. Ciertamente, se pueden y se deben emitir programas de tipo religioso, sean de tipo católico, islámico o budista (si una parte de la sociedad lo quiere, y si ellos no van en contra de los principios fundamentales de la sociedad).

Pero creo que la misa en cuanto tal no es un “tema” de televisión, no es para verse desde fuera, en una pantalla, sino una celebración activa de una comunidad creyente, donde los que “van a misa” deben celebrarla, estando juntos, compartiendo la palabra, incluso “tocándose” (dándose la paz unos a otros) y, sobre todo, comunicándose el pan y el vino de Jesús, en gesto de comunión personal humana.

Por eso he dicho que la misa por televisión no es misa y, a mi juicio (al menos en general, en cuanto misa-misa), no debería retransmitirse por televisión. Puede y quizá debe haber otros programas de tipo religiosos y/o cristiano de televisión (sermones, debates, narraciones, incluso oraciones…), pero la misa de televisión no es tal, pues le falta la presencia comunitaria, la conversación y comunión, el pan y el vino… Puede hacerse quizá en televisión una “liturgia de la palabra” (como en una video-conferencia), pero no una misa estrictamente dicha.

Se me podrá decir ¿qué pasa entonces con los enfermos o ancianos que no pueden participar en la misa comunitaria? Hay dos respuestas o soluciones:

(a) Se lleva a los enfermos o ancianos la comunión a casa o al hospital, a modo de prolongación de la liturgia eucarística, como se hacía en tiempos antiguos, retomando en casa la proclamación de la Palabra y la celebración comunitaria.

(b) O se celebra una auténtica misa, aunque quizá más breve y simple, en la misma habitación del anciano o enfermo, una eucaristía doméstica, presidida y animada por alguno de sus familiares o vecinos, con presencia personal y comunión (sin necesidad de que sea una misa oficial de la parroquia, celebrada por el párroco u obispo ministerial).

En este contexto quiero añadir algunas reflexiones complementarias.

>> Sigue...


Resurrección de Jesús, cenizas de los muertos (Radio Galilea: Córdoba, Argentina)

Publiqué 3l pasado 26.10.16 una postal en la que presentaba algunas Reservas ante el Documento sobre "las cenizas de los muertos". Ese texto se ha leído en varios lugares y ha sido reproducido en diversos portales, entre ellos en Radio Galilea de Córdoba (Argentina: https://www.facebook.com/gabriela.lasanta.3?fref=nf&pnref=story).

Su directora, Gabriela Lasanta, una mujer a la que conocí hace tiempo y a quien admiro por su profesionalidad y hondura cristiana, me llamó y me pidió una entrevista de Radio, que hemos tenido el pasado día 2.11.16, durante casi hora y media de emisión, seguida por muchísimas personas, que plantearon problemas y ofrecieron respuestas.

Esa misión puede escucharse en http://radiogalilea.com.ar/aclaro-224-reservas-ante-el-documento-sobre-las-cenizas-de-los-muertos-02112016/ y //mail.google.com/mail/u/0/?tab=wm#inbox/1582fc751ffe306d. Por eso la reproduzco, pues pienso que responde a preguntas que la gente propone sobre el tema (a pesar de su longitud y de su carácter espontáneo). Éstos son algunos de sus temas de fondo:

-- Prohibir o aconsejar. Una reserva sobre el estilo del documento, demasiado asertivo, con prohibiciones poco matizadas

-- Riesgo de panteísmo y rechazo cristiano en la "entrega" de las cenizas a la tierra. No todos están de acuerdo con esta visión del documento, aunque ella tiene muchos valores.

-- Valores cósmicos del gesto de esparcir las cenizas en la tierra... ¡Vuelve el polvo al polvo! ¿No es la tierra entera un inmenso cementerio en esperanza de resurrección, según san Pablo en 1 Cor 15 y en Rom 8?

-- Problemática de autoridad ¿hay división de opiniones en el Vaticano sobre el tema? Algunos sospechan que hay intenciones ocultas en el fondo del documento.

-- Visión del hombre como alma separada, como cuerpo animado... Espíritu y Materia. El tema es clave, pero no todos están de acuerdo en la antropología cristiana de fondo del documento.

-- Cenizas de muertos y veneración de reliquias... El tema de las reliquias preocupa a muchos cristianos. ¿Qué sentido tiene el dividir huesos o partes del cuerpo para la veneración de los fieles?

-- El tema de la incorrupción etc. A muchos les sigue preocupando la visión de algunos fieles que veneran de un modo especial los cuerpos incorruptos... o ampollas de sangre incorrupta (como la de San Genaro...)

De todo esto y de otras cosas se habló en la entevista. Aprovecho la ocasión para saludar a Gabriela Lasanta y a los amigos de Argentina, con deseo de verlos de nuevo, para hablar cara a cara de estos y otros temas, tomándonos un café o un mate....

El tema es complejo, y aprovecho la ocasión para ofrecer a continuación un esquema teológica de la problemática de fondo, sobre la resurrección en las religiones y en el cristianismo. Buen día a todos.

>> Sigue...


1.11.16. Día de difuntos. “Alma” humana y ritos funerarios

Llamo “alma” a la identidad del hombre, sin ponerme a distinguir si es material (en un sentido extenso) o si es más bien “espiritual” (y, en algún sentido, separable del cuerpo), tema que aparece intensamente vinculado con la muerte, y que ha sido y sigue siendo discutido por teólogos y hombres religiosos.

En esa línea, con ocasión de la fiesta de Todos los Difuntos (1.11.16), y teniendo en cuenta lo que ha dicho el Vaticano (Congregación para la Doctrina de la Fe) sobre el enterramiento, las cenizas de los incinerados y la pervivencia del “alma” tras la muerte (cf. RD http://blogs.periodistadigital.com/xpikaza.php/2016/10 ), quiero ofrecer una simple reflexión sobre el sentido profundo del hombre (esto es, de su "alma", de su identidad más honda) , que se expresa en la despedida de los muertos y en los ritos funerarios.

Dejaré el tema abierto, en línea de historia de las religiones, ofreciendo unos esquemas muy simples, propios de una primera clase de historia de las religiosos: ¿Por qué y cómo han enterrado, cremado o despedido los hombres a sus muertos?

En una próxima postal, esta misma semana, seguiré hablando del rito cristiano de la despedida de los muertos, con la esperanza de la resurrección, teniendo en cuenta la experiencia de la muerte de Jesús, y su entrega al servicio de la vida que triunfa sobre la muerte.

Imagen 1.Un Totem, un signo de un muerto que vive (al menos en principio).
Imagen 2. Cremación y "entierro" de las cenizas en el mar (vikingos)

Buen día de difuntos a todos.

>> Sigue...


Yo pecador (Pedro Zabala)

31.08.16 | 00:01. Archivado en Amigos, la voz de los, Liturgia, Sacramentos

De mi amigo y colega Pedro Zabala, esta reflexión sobre el pecado, propia de un hombre ya maduro, sensible al evangelio, cercano a la vida.

Sería bueno comparar esta reflexión con la de personas más jóvenes, dentro y fuera de la iglesia. Espero que algunos lectores de mi blog lo hagan, recordando su historia, en un contexto cristiano o no cristiano

Gracias, Pedro, una vez más gracias. Todo lo que sigue es tuyo, todo es bueno.

>> Sigue...


Ayuno de Ramadán, uno de los pilares del Islam

Entre hoy y mañana (5-6 VI 2016), comienza el Ramadán, mes de ayuno de los musulmanes, una institución que forma parte de los cinco grandes pilares de la religión, que son los siguientes:

1. La Sahada o confesión de fe. Musulmán es un hombre o mujer que se confiesa sometido a Dios, y así lo proclama con la Sahada (sólo Allah es Dios, y Muhammad su profeta). Esto es lo primero, lo más importante: El reconocimiento absoluto de Dios, la sumisión a su voluntad creadora, a la Vida que es su vida.

2. Azalá, oración. La comunidad se funda en la plegaria, que los fieles deben repetir cinco veces al día (amanecer, mañana, mediodía, tarde y noche), inclinándose ante el Dios poderoso. Cada uno ante Dios, sometido a su Poder, todos juntos, en filas, con los pies descalzos, ante la absoluta Majestad.

3. Limosna y/o justicia social. En el principio del movimiento del Islam está la condena profética de Muhammad contra la injusticia de los ricos comerciantes de la Meca. Por eso, él situó en el centro de su proyecto religioso una fuerte exigencia de participación social, un mandamiento de 'limosna' o tributo social en favor de los necesitados.

4. Ayuno. Más que de ayuno en sentido ascético, es mes de recreación social y encuentro con Dios: cesan las actividades ordinarias, de día se duerme u ora; de noche se celebra el misterio de la vida (relaciones afectivas y familiares, comida compartida...). . "Durante el ayuno os es lícito por la noche uniros a vuestras mujeres: son vestidura para vosotros y vosotros lo sois para ellas... Comed y bebed hasta que a la alborada pueda distinguirse un hilo blanco de uno negro. Luego observad un ayuno riguroso hasta la caída de la noche" (Corán 2, 183.185.187).

Largos años he enseñado el Islam en una facultad de Teología Católica, y en la facultad de Periodismo... Siempre he destacado la importancia de un mes de "ruptura" cada año, un mes para la interioridad, el descubrimiento de la fragilidad de la vida, y la comunicación de amor en la noche... Si el Ramadán es difícil en una cultura "moderna" (activa, implacable...) como la nuestra, ello se debe quizá a la falla de nuestra cultura, no al carácter "primitivo" del Islam.


5. Peregrinación. Muhammad empezó mirando a Jerusalén como ciudad sagrada, pero luego destacó la importancia de la Casa o Caaba de la Meca, que Dios mismo había ordenado construir a Abrahán y su hijo Ismael. Allí debía mantenerse su recuerdo, la memoria de la fe monoteísta (cf. 2, 124-125). Por eso, cuando culminó la Hégira y conquistó la Meca (el 630 EC), purificó la Caaba, como lugar de memoria y encuentro con Dios, organizando la peregrinación, especialmente la Grande, una vez a la vida, para así retomar el principio de la experiencia sagrada.

Hoy quiero fijarme de un modo especial en el ayuno de Ramán, como ha sido expuesto en el Diccionario de las Tres Religiones, por A. Aya y J.F. Durán. Todo lo que sigue es de ellos:

>> Sigue...


Lunes, 10 de diciembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Diciembre 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31