El blog de X. Pikaza

Una Iglesia tartamuda. Effeta: La curación de Mc 7,31-37 (A. Casas Ramírez)

Juan Alberto Casas Ramírez ha presentado en la Pontificia Universidad Javeriana de Colombia un valioso trabajo sobre curación del tartamudo de Mc 7, 31-37. Es un texto al que yo he dedicado mucha atención en mi Comentario de Marcos (imagen), como A. Casas ha puesto de relieve en su trabajo. Por eso he querido destacarlo en una entrada de este Blog.

El trabajo de A Casas se sitúa en un nivel de especialidad académica, como podrá ver quisn siga su argumento, dialogando con los mejores exegetas del momento actual, para iluminar y actualizar de esa manera la visión del evangelio.

Pero en el fondo del trabajo late y se expresa un problema clave de la Iglesia de Marcos, y más aún de nuestra iglesia 2019. Nos hallamos ante una iglesia tartamuda, por un lado sorda (incapaz de escuchar de un modo radical el mensaje de Jesús: por otro vacilante en su palabra, incapaz de enhebrar un lenguaje coherente, que llegue de verdad a las personas, que las turbe y emocione, para así ponerlas en camino...

Éste es para Marcos un milagro petrino, es decir, un milagro que él aplica a la Iglesia de Pedro, que ha perdido la palabra, que da vueltas y repite siempre el mismo argumento, sin lograr aclararse, ni decir nada coherente a la iglesia que espera...

Por eso es necesario que Jesús repita y diga con autoridad su gran palabra: Effeta (effatha...), que significa ábrete... Se trata de abrir los oídos, para que los hombres y mujeres sean lo que son (oyentes de la Palabra...). Se treta de desatar la lengua, para que ellos, todos, varones y mujeres, puedan proclamar la palabra y camino de Jesús.

Me parece importante destacar el texto y comentario, porque nos sitúa en el principio de la experiencia sacramental de la Iglesia, cuya tarea fundamental es dar palabra, abriendo los labios y la lengua de todos los creyentes, a fin de que puedan conocer y hablar y decidir en la Iglesia, que no tiene más Señor ni más Espíritu que el Cristo Palabra y el Espíritu santo.

Cierta iglesia posterior parece que ha reservado la palabra a ciertos ministros de la Iglesia, en contra de Jesús que ofrecer y ofreció la palabra a todos.

Todo lo que sigue es de a. Casas Ramírez: Doctor en Teología, Magíster en Teología y Licenciado en Ciencias Religiosas de la Pontificia Universidad Javeriana, Bogotá-Colombia. Profesor e investigador de tiempo completo en el área de Teología Bíblica, Facultad de Teología, de la misma Universidad; miembro del grupo de investigación Didaskalia, reconocido por Colciencias.

El texto completo de la investigación de A. Casas puede encontrarse en www.redalyc.org/jatsRepo/3435/343546050006/html/index.html). Aquí ofrezco sólo un compendio de su texto (sin notas a pie de página)... Pero lo que importa de verdad no es el texto de A. Casas, ni mi comentario,sino el pasaje del evangelio de Marcos, quien aparece aquí como primer gran "logoterapeuta" de los evanelio.

>> Sigue...


01.02.19 | 23:22. Archivado en América Hispana

Este libro recoge, en forma académica una serie de conferencias impartida por X. Pikaza en las Universidades Jesuitas de México DF y de Guadalajara MX. El contenido completo y razonado ha sido publicado en libro aparte con el título de Dios o el dinero en la editorial Sal Terrae, Santander 2019.

Título: El dinero en la Biblia : Dios y Mammón, dominación y poder en la Iglesia (Cátedra Eusebio Francisco Kino) Versión Kindle, de Xabier Pikaza (Autor)
Cf. Cátedra Kino: www.google.es/search?dcr=0&q=Cátedra+Kino,+Pikaza&tbm
Cf. www.amazon.es/El-dinero-Biblia-dominación-Francisco-ebook/dp/B07FB5CYP8/ref=sr_1_3?s=digital-text&ie=UTF8&qid=1548505168&sr=1-3

Presentación editorial:

“Este es un libro escrito con pasión para criticar, desde la Biblia, el proyecto monetario capitalista que, en su línea actual, puede llevarnos a la destrucción de la vida en el planeta Tierra”, advierte Xabier Pikaza. En un tono dialogal, el autor ofrece una visión del dinero en el Nuevo Testamento y en el contexto de la iglesia primitiva, destacando el mensaje de Cristo contra Mammón (la avaricia y el deseo de riqueza). Pero no se queda ahí, ya que también resalta el riesgo de la vinculación del dinero con el poder, en un tiempo, inicios del siglo XXI, en el que parecemos condenados a la esclavitud del gran capital y a las mafias vinculadas a él.

La reflexión de Pikaza recuerda que el dinero sirve si está al servicio de la vida, si ayuda para vivir en solidaridad y la asistencia mutua. En resumen, es un alegato contra la idolatría del capital porque los hombres están hechos para servir a Dios, no al dinero, abriendo así un modelo y camino de trasformación económica de la sociedad, desde el Nuevo Testamento, en perspectiva de gracia y comunión de vida.

>> Sigue...


03.02.19. Disputa de Nazaret: Sólo para los nuestros o mesías para todos

Domingo 4 tiempo ordinario. Ciclo C. Lc 4, 21-30. El evangelio del domingo anterior presentaba el comienzo del Sermón de Jesús en Nazaret. Éste sigue presentando la disputa posterior. Como buen hijo de José, Jesús tendría que haberse preocupado sólo de sus paisanos “nazoreos” (judíos mesiánicos nacionalistas, como se supone que era José). Pero él supera la visión "ortodoxa" de su padre y ofrece su buena nueva a todos los necesitados (como los antiguos profetas "galileos": Elías y Eliseo). Por eso nace la disputa.

‒ Insiste en la liberación de los pobres, poniendo como lema de su misión la apertura a los necesitados, y no el triunfo nacional israelita.‒ Deja a un lado el tema de la venganza (la victoria sobre los enemigos), presentando así implícitamente un programa de liberación para todos los pueblos.


Sus paisanos de Nazaret le acusan de ello y quieren lincharle. El discurso de Jesús, proclamado en el centro neurálgico del mesianismo judío en Galilea (ante sus paisanos nazarenos/nazoreos, defensores de una política fuerte de defensa nacional) va en contra de los intereses de su gente. Por eso, ellos rompen con él....y Jesús tiene que “romper” con ellos.

Ésta es la primera gran disputa de Jesús, y ella nos sitúa ante un tema todavía no resuelto: la relación de Jesús (y del cristianismo) con el judaísmo nacional , con los intereses de una Iglesia establecida.

Éste es el problema actual sangrante de la buena sociedad actual... que defiende sus intereses de grupos.., expulsando (dejando fuera) a millones y millones de personas de otros pueblos, de otros grupos sociales, extranjeros y distintos.

El resultado de esta disputa de Jesús con los nazoreos/nazareos y en el fondo con José sigue definiendo la esencia del cristianismo, aunque es posible que muchos (que seguimos leyendo el pasaje de forma "piadosa") tenemos dificultad en entenderlo.

-- Imagen 3: Una escena normal de linchamiento, en contra de un "negro", alguien que rompe la unidad social de los "buenos" en la "vieja" USA
Buen domingo a todos.

>> Sigue...


Por ti, Julen. Sobre el aborto y los niños en la Iglesia

29.01.19 | 09:18. Archivado en mujer, Amigos, la voz de los, Hijos

Hemos vivido sobrecogidos casi dos semanas, por el niño Julen, de dos años, caído en una perforación honda de aguas, en Totalán, Andalucia (España), sin saber si estaba muerto o vivo, hasta que lo han podido sacar muerto, a casi cien metros de profundidad, mineros y guardias civiles, con máquinas y cientos de voluntarios… En este contexto, me ha escrito un amigo:

Os preocupáis de un niño caído en un pozo, pero al fin era un niño solo. ¿Qué hacéis con los millones de niños, antes de nacer en el “manantial” cegado del vientre de su madre? Por lo menor, Julen pudo ver el sol y gozar de sus padres por dos años… Los abortados sin nombre no ven la luz, pasan directamente del vientre-madre “hades o sheol” de muerte (creo que lo llamáis así…).

Ya sé, en general, los cristianos decís que los abortadores quedan excomulgados, fuera de la Iglesia. Pero con eso, hacéis poco. Por un lado condenáis a los abortadores, sin tener en cuenta las circunstancias de su acción. Y por otro no ofrecéis a los niños que pueden nacer un futuro de vida digno…; les condenáis de hecho a vivir en un mundo de muerte.

Así me ha preguntado ese “amigo”, sabiendo que hace tiempo escribí algo sobre el tema de una niña de diez años, violada, obligada a abortar… y después excomulgada por los obispos.


Le he respondido en carta privada que no tengo respuesta… Que mantengo en principio la “excomunión” de la Iglesia: Los que viven de violar y matar, los abortan por principio a los niños, no caben en la comunidad activa de Jesús. Pero después, dicho eso, he quedado en silencio, pues la única respuesta de verdad hacerme y hacernos padres o madres, compañeros, de los que abortan, y sobre todo de los abortados, para que cambie este mundo, para que la Iglesia sea una mano abierta vida, al servicio de la vida, para que todos los niños engendrados puedan abrir los ojos al amor.

Y en ese fondo he vuelto a escribir estas páginas sobre el tema…, recordando a Julen, que ha estado casi dos semanas en el pozo de Totalán, a unos cien metros de hondura, de donde le han sacado muerto, ante el llanto de millones de personas.

Llorando por Julen he recordado a todos los que son abortados en silencio, en un mundo donde parece que el despliegue de la vida, la vida de los niños que van a nacer no importa.

Ésta va por tí Julen , y por tus padres, y tu hermano, muerto de repente... Lo que importa es que la Iglesia, sea espacio de acogida y esperanza para todos los niños

>> Sigue...


27.01.19. Evangelio de Lucas: Me ha enviado a ofrecer libertad a los pobres

Dom 3. Tiempo ord. Ciclo c. Comienza el año de Lucas (2019). He comentado en días anteriores los otros dos textos de la misa de este domingo: 1 Cor 12 (el cuerpo de la Iglesia) y Neh 8 (expulsión de las mujeres). He dejado para hoy, terminando ya el domingo, el pasaje central del evangelio de Lc: 1, 1-4 (introducción del evangelio) y 4, 14-21 (discurso de investidura en Nazaret, que es la carta magna de la liberación de los pobres). .

La Introducción de Lucas (Lc 1, 1-4) presenta la finalidad de su evangelio, que aparece así como el primer texto literario programático del NT, escrito según los cánones de la literatura de su tiempo.

El discurso de investidura de Nazaret (Lc 4, 14-21) anuncia y expone el proyecto de Jesús, como programa de liberación de los cautivos, jubileo definitivo de los pobres.

Ambos pasajes unidos nos ofrecen una visión de conjunto de la experiencia cristiana, desde la perspectiva literaria y social del evangelio de Lucas.

El tema de fondo es el contenido del mensaje de Jesús en Nazaret. - ¿Podemos decir que ese mensaje sigue siendo el programa de vida y compromiso de la Iglesia, o queda como simple escudo heráldico, para ponerlo a la entrada de la casa, como algo que se dice, pero sin deseo eficaz de cumplirlo? ¿Podría repetir la Iglesia actual, en su conjunto, con verdad, ese programa de investidura de Jesús?

Se abre así, con esta lectura, el año de Lucas en la liturgia de la Iglesia 2019. Buen día a todos.

Imagen 2: de Greg Olsen (*1958, Idaho USA), Jesús en la sinagoga. Buen domingo a todos.

>> Sigue...


Dom 27.1.19. Solución de Nehemías (¿iglesia?): Hacer un muro, expulsar mujeres...


Dom 3 tiempo ordinario. Ciclo c. Nehemías 8, 2-4a. 5-6. 8-10. Presenté ayer la segunda lectura de la misa del 27.1.19 (1 Cor 12), exponiendo el sentido del “cuerpo de la Iglesia” en el que que todos, hombres y mujeres, niños y mayores…, a condición de “empezar por los más pobres, indefensos y pequeños, pues son el corazón de la Iglesia”.

A modo de contrapunto, presento y comento hoy con miedo la primera lectura : la Solución de Nehemías, que muchos han comparado con la cierta iglesia:

- Construir un muro, para que no entren influjos extraños
- Expulsar a las mujeres de la vida más profunda (del poder) de la Iglesia

Es una lectura durísima, como verá quien siga. Trata de un asunto clave de los tiempos de Nehemías, un rico “tirano”,un hombre fuerte (en el sentido que ese término tenía en el contexto), que vio "claro" el tema: ¡Para resolver los problemas de Jerusalén y de Judea había que empezar levantando un muro y expulsando a las mujeres extranjeras!

Ésta es la solución de Nehemías, el "padre" del nuevo judaísmo de Jerusalén tras el exilio, una solución que (mutatis mudandis) se ha dado con bastante frecuencia (y juridicamente) se sigue dando todavía, con sus dos leyes centrales:

1. Levantar un gran muro, para que no entre nadie en Jerusalén..., para que no entre el aire fresco del evangelio en la Iglesia.
. 2. Expulsar a las mujeres extranjeras, es decir, no permitir que "influyan" las mujeres, porque dan mal ejemplo y pueden destruir al buen pueblo de Dios

La Biblia hebrea tiene páginas bellísimas de respeto y acogida hacia los pobres, distintos y extranjeros… pero tiene otras durísimas como ésta, que se sigue escuchando y practicando en buena parte de nuestra “buena sociedad”: Para resolver nuestros problemas y quedar de esa manera limpios (¡nosotros, los elegidos!) tenemos que empezar expulsando a los extranjeros o poniendo barreras para que no entren.

Hoy, como en tiempo de Nehemías, se dice: A este tipo de personas tenemos que expulsarlas de la Iglesia, de la buena sociedad o del Estado, añadiendo además que eso hay que hacerlo por humanidad y democracia. ¡Peor que en tiempos de Nehemías!

El tema es actual, en España y en el mundo. El tema es el peligro los emigrantes varones y mujeres, como se dice de un modo más o menos velado en ayuntamientos y partidos, ministerios y hospitales, incluso en iglesia. (En tiempos de Nehemías el problema era básicamente el de las mujeres extranjeras).

Podrían proponerse varias soluciones, como la de Nehemías, el tirano, que diría, más o menos, cosas como éstas:

… Ciertamente, hay que dejar que los hombres pasen y queden por un tiempo, pues necesitamos que trabajen, ya que nosotros no estamos ya para labores sucias. Pero que vengan sólo ellos, hombres. Que no traigan mujeres y que nadie de aquí se case aquí con mujeres extranjeras, pues ellas traen luego hijos negros o morenos o achaparrados… y destruyen nuestro identidad nacional.

Que vengan sólo hombres y “trabajen” por un tiempo, pero que vuelvan luego a Mali o o Bolivia a casarse, que vayan por un mes cada año, si hace falta (con avión pagado), pero que no traigan aquí a sus mujeres y a sus niños. Que los hombres extranjeros sean nuestros criados temporales y nosotros los señores permanentesde la casa.

Ésta solución de Nehemías forma una de las leyes más significativas del tiempo final de la Biblia Judía, como podrá verlo quien le todo el libro (libros) de Esdras-Nehemías. ¿Por qué no aplicarlo al pie de la letra? Se podría pensar que los obispos no protestarían demasiado, con la excepción sabida de Mons Agrelo, que para eso está en Tánger, no en España.

Además, ese mandato de expulsar a las extranjeras está en la Biblia… y se aplicó en un tiempo, hace casi 2.400 años. Por otra parte, nosotros, los hispanos, la la hemos cumplido anteayer, expulsando a judíos y moriscos (hombres y mujeres) entre el 1492 y el 1615…

Y con eso pasamos al texto, que (por lo demás) es un texto “bien castrado”, pues la lectura del domingo sólo cita la parte más piadosa, dejando fuera el tema sangrantes de la expulsión de las mujeres, obra del tirano Nehemías (atribuida también a Esdras el Escriba). Sigo deseando a todos un buen fin de semana.

>> Sigue...


Fernando Sebastián Aguilar (1929-2019).

24.01.19 | 21:48. Archivado en Iglesia Instituciones, Teología, Amigos, la voz de los

Ha fallecido esta tarde.... Había sido sido uno de los hombres más importantes de la Iglesia española en los últimos tiempos. Fue profesor y rector de la Universidad Pontificia de Salamanca, obispo y secretario de la Conferencia Episcopal Española, y finalmente cardenal, cuando estaba ya jubilado y retirado.

Los datos externos de su vida pueden encontrarse en cualquier buscador. Aquí me limito a recordarle con respeto, insistiendo en algunos detalles de su vida de los que puedo dar un testimonio personal, pues fuimos por un tiempo compañeros y colegas.

Cuando llegué a Salamanca el 1972 él estaba allí, era el Rector de la Pontificia, el hombre de Iglesia de mayor autoridad "natural" que he conocido, ante los alumnos, con los colegas. No "tenía" autoridad, la era, de manera que a su lado los demás profesores de teología quedaban como en la sombra.

No quiero decir que fuera perfecto, nada de eso. Sólo que irradiaba un tipo de seguridad que se imponía por sí misma... Ciertamente, tenía defectos y "prontos", dejó marchar a profesores que podían haber sido fundamentales para la nueva Iglesia que empezaba en España. Pero en principio se hacía respetar, era respetable y así le queríamos.

>> Sigue...


Dom 27.1.19. Ni inferiores ni superiores,un cuerpo de amor (1 Cor 12)

23.01.19 | 10:52. Archivado en hombre, Domingo, dia de la Palabra

Expuse ayer la visión de la Iglesia según 1 Cor 13. Hoy vuelvo al tema,comentando 1 Cor 12, conforme a la segunda lectura del domingo del Domingo 3 del tiempo ordinario.

Pablo no quiere una iglesia de héroes en religión y misterio, gobernada por carismáticos famosos ni por jerarcas de ley. Por eso le parecerían secundarios (e incluso peligrosos) los gestos de aquellos que por entregarse en sacrificio pretendieran luego gobernar la iglesia.

No busca virtuosos de la ascética o mística, sino personas capaces de amar en gratuidad. Tampoco quiere administradores perfectos para una organización dirigida o gobernada a modo de sistema, sino amigos, testigos de la gracia.

No busca unos jefes que organicen con poder superior las comunidades, pues la iglesia no es una institución de Ley, sino de gracia, un "cuerpo de amor" donde los más importantes son los que están en riesgo de perderse, los pobres, los pequeños, los despreciados.

Este es el reto y camino de Pablo. Él ha sido un buen fariseo y conoce el sistema de la Ley, con su modelo de normas y méritos. Ha sido un buen romano, y conoce la organización del imperio, Pero lo que juzgó ganancia se le ha vuelto pérdida, ante el valor superior de la gracia de Cristo (cf. Flp 3, 2-11), que se expresa en la comunión de amor de los creyentes.

Ciertamente, los servicios eclesiales resultan necesarios, pero organizarlos de forma jerárquica (poder sagrado), fijando desde ellos el orden de la iglesia, es recaer en un camino que no es propio de Cristo. La iglesia es un carisma, un milagro de amor, de comunión en la palabra. La autoridad o ministerio de la iglesia, como cuerpo mesiánico, ha de verse en esas claves claves de palabra y amor.

La Iglesia es Palabra que convoca y edifica a los creyentes: por eso, en la base de la iglesia hay apóstoles y profetas que la proclaman y expresan como fuente gratuita de comunicación salvadora (1Cor 12, 28).

La iglesia es Amor: la misma Palabra se vuelve principio y signo de comunión interhumana y gratuidad universal. La iglesia no se eleva sobre místicos y héroes (que todo lo saben o pueden), sino sobre amados y amigos .

Esta es la paradoja. La iglesia quiere ser universal, como palabra y amor, que se abren a todos los humanos. Pero, al mismo tiempo, ella es libertad: no necesita organizaciones sistémicas como el imperio romano, ni esquemas legales perfectos como la ley judía (cf. 1Cor 1, 18-25). Ciertamente, tiene ministerios, pero no se funda en ellos: no necesita leyes, armas ni dinero. Tiene algo mayor: la palabra que ama..

Así terminará el comentario que sigue, tomado del Diccionario de la Biblia. Buen domingo a todos.

>> Sigue...


Semana de Unidad: A la Iglesia de Roma, que preside en el amor... (1Cor 13)

21.01.19 | 16:10. Archivado en Teología, Nuevo Testamento, Espiritualidad, Amor, Papa, obispos

Seguimos celebrando la "semana de unidad" de los cristianos, como preparación para la fiesta de la Conversión o, mejor dicho, de Vocación de Pablo, que se sintió llamado por Dios para proclamar el evangelio o buena nueva de la comunión de todos los pueblos, en el amor de Cristo, en gratuidad, en libertad, no por ley, sino por Revelación de Amor, como indicaré comentando el texto clave de 1 Cor 13.

1 Cor 13 no niega en modo algunos los problemas que había en la comunidad cristiana de Corinto, más fuertes que todos los enfrentamientos que hoy (2019) se dice que existen en la comunidad cristiana de Roma: Luchas de poder, visiones enfrentadas de la Iglesia, formas distintas de entender la organización de los creyentes...

Pues bien, como respuesta a esos problemas ofreció 1 Cor 13 un programa de amor, entendido como ágape (poder de Vida que impulsa y unifica a los creyentes). En ese contexto, como iglesia primada de la cristiandad, la Iglesia de Roma ha de ser, ante todo, un iglesia "amoroso": Que sepa amar y ser amado

Así lo dice de forma ejemplar la primera noticia intensa que encontramos sobre el orden y sentido de la Iglesia de Roma, hacia el año 110/120 d.C. (o un poco más tarde), el "obispo" Ignacio de Antioquía de Siria (imagen 2), en una carta apasionada escrita a los Romanos cuando le llevan allí atado para "echarle a los leones" (así, al pie de la letra).

Da la impresión de que en ese momento no existía todavía un obispo (papa) en Roma, pues la Iglesia estaba regida por un Colegio de Presbíteros, es decir de hombres de cierto prestigio, como supone la la Primera Carta de Pedro (es decir, escrita por un hombre que asume la herencia de Pedro, hacia el final del siglo I d.C.). Los obispos y los papas vendrán después. Entonces no existían todavía, pero había una iglesia importante.

Pues bien, en ese contexto, Ignacio escribe a la Iglesia de Roma (no a su obispo o papa, que no existía) una carta impresionante de humanidad, de compromiso cristiano cristiano en el amor ...diciendo en su encabezado unas famosas palabras:

Ignacio... a la Iglesia que,
conforme al amor de Jesucristo, nuestro Dios,
preside (=se asienta) en la región de los romanos...
que preside (=prokathêmê...) en el amor (=agapê)...

Conforme a estas palabras, Ignacio concede a la Iglesia de Roma un primado o presidencia en el amor. No es una presidencia de puro honor, pero tampoco de organización política, sino un tipo de "la primacía en el amor", de forma que ella (la Iglesia de Roma está (ha de estar) a la cabeza en la caridad(agape) entre las iglesias.

Ésta es la primera y la más importante de todas las palabras que el obispo de una iglesia que era por entonces quizá la más importante del mundo (Antioquía de Siria) dirige a la comunidad de Roma, a la que reconoce y concede una primacía en el amor...

No le da una primacía de jurisdicción según Derecho, ni una primacía de organización o de poder (como han pretenden todavía los obispos de Roma), sino un primado de ejemplo y testimonio en el amor.

Esto ha de ser, por tanto, el Papa, que ha sido después (desde el siglo III) el obispo de la Iglesia de Roma: Un Primado personal en el amor, no para dominar sobre las restantes iglesias, sino para ofrecerles su testimonio de amor, que nunca se impone o exige por derecho, sino que se ofrece en gesto de solidaridad.

Éste ha de ser el sentido no sólo de la Iglesia de Roma, sino de su obispo, cuando exista (hoy es Francisco): Una iglesia, un hombre, que sepa "presidir" a las iglesias, un hombre o mujer que sea ejemplo y testimonio de amor entre los Romanos.

Así lo quiero recordar en esta "semana de la unidad de las iglesias", recordando la función importante de primacía de amor que Ignacio de Antioquía concedió en su tiempo a la Iglesia de Roma, en un momento en que aún no había papa en Roma... una primacía de amor que queremos que Roma siga ofreciendo en solidaridad cristiana a todas las iglesias.

El sentido de esta primacía en el amor (es decir, de la primacía de Roma entre las iglesias) ha de entenderse a la luz del gran canto de de Pablo (1 Cor 13), un canto que quizá no es original de Pablo (como he dicho), pero ha sido incluido en su carta (¡quizá en la misma Antioquía de Ignacio), y ahora forma parte de su memoria en la Iglesia.

>> Sigue...


18‒25 de Enero: Octavario por la Unión. Nueve propuestas

Las iglesias cristianas celebran estos días (18-25 de enero) el octavario de oración por la unidad (=comunión) entre las iglesias, un octavario que puede y debe convertirse en tiempo de oración y de propuestas por la unión (=comunión) entre las religiones.

En esa línea debemos hablar un diálogo inter-religioso (entre religiones) e interconfesional (entre iglesias cristianas), pero también de un diálogo inter-humano , entre todos los hombres y mujeres de la tierra.

El orden político/económico puede buscar un tipo de unidad por la fuerza. Las religiones, en cambio, sólo puede ser verdaderas y aportar su riqueza de vida si no se imponen, pues ellas son diversas y complementarias, y así pueden dialogar y enriquecerse mutuamente, al servicio de la Nueva Humanidad.

Es bueno que las religiones y confesiones cristianas sean distintas, para así dialogar y enriquecerse mutuamente, en la línea de Jesús, que no buscó el triunfo de una religión particular, sino la comunión de vida (de curación, de amor) entre todos los hombres.

Algunas formas concretas de religión (y en especial cierto cristianismo e Islam) han podido olvidado eso y han querido imponer sus proyectos sociales, con el intento de alcanzar un dominio total, utilizando inquisiciones y guerras religiosas para extenderse sobre el mundo. En la medida en que han actuado así han dejado de ser religiones y se han vuelto sistemas de poder económico, social o ideológico.

Teniendo eso en cuenta, en este “octavario por la unidad de las iglesias” (18‒25 enero) quiero ofrecer unas tesis que nos ayuden a situar el tema de la unión y/o comunión no sólo de las iglesias cristianas, sino de las diversas religiones.

Hasta ahora, las religiones apenas habían puesto de relieve su necesidad de dialogar, porque no habían desarrollado en cuanto tales su dimensión planetaria. Ahora, en cambio, ha llegado el momento en que han de hacerlo, buscando la unidad sin unificación en un diálogo sin imposiciones, de manera que cada religión aporte lo mejor que ella tiene, no para que todas se nivelen, desde un común denominador, sino para que cada una aporte su diferencia y todas se enriquezca con la riqueza de las otras. Así lo propongo en las 9 tesis que siguen.

>> Sigue...


Dom 20.1.19.María quiere vino: Las bodas de la Iglesia

Dom 2, Ciclo 3. Jn 2, 1-11. El texto de las Bodas de Caná de Galilea ofrece el tema final de la Navidad (es decir, de la Epifanía de Jesús), con los oros dos motivos anteriores: Adoración de los Magos y Bautismo de Jesús.

Es un evangelio rico en motivos históricos, cristológicos, eclesiales y marianos, que deberían exponerse con más cuidado. Yo lo he titulado María (=la madre de Jesús), quiere vino, no para ella, sino para la Iglesia, para todos los que buscan y quieren a Jesús, para todos los hombres y mujeres de la tierra.

-- Hay ciertamente un recuerdo de Jesús participando en bodas, hombre de vida, al servicio del amor y de la vida.. Éste es el Jesús verdadero, iniciador de bodas, hombre de amor y de vino, promotor de una esperanza de paz (shalom), simbolizada en la Biblia con buenas bodas.

-- Hay un matiz de Iglesia, es decir, de humanidad: Debemos pasar de las bodas de agua y purificación (mucha ley, muchas normas, piedra a piedra, gran pobreza) a las bodas del vino . Que todos los hombres y mujeres de la tierra, todas las casas, tengan lo necesario para vivir (pan, agua, casa...), pero también algo de vino, que es el gozo de la vida, algo que sobra para el regalo, para el amor, para las bodas...

-- Hay un recuerdo de la Madre de Jesús, que es persona concreta y signo de Israel, una mujer festera, promesa de vino y de amor para hombres cargados de leyes, de miedos y normas frustradas (los cántaros de piedra para las purificaciones).


a. Santa María de las bodas

La Madre de Jesús se sitúa ante las bodas humanas (antes judías, hoy cristianas) y descubre en ellas mucha mucha ley (agua de purificaciones, normas bien aseguradas…), pero sin vino de vida, que es la alegría de los novios que se irradia y expande a todos los invitados. Por eso critica las bodas antiguas (de Israel, quizá de gran parte de las bodas de nuestras Iglesias, cargadas de leyes y normas de piedra y agua, con poco vino de vida.

La Virgen de muchas "apariciones marianas" habla más de penitencia que de vino; ella puede ser piadora, pero no es la Virgen de Caná de Galilea, iniciadora de evangelio, de vino y de bodas, de alegría esperanzada (es decir, cristiana).

b. San Jesús del Vino

Jesús se manifiesta en Cana para dar vino y "marcha" de vida (esperanza, alegría) a las bodas de la historia humana, pasando de la pura ley (cántaras de agua de purificaciones) a la vida intensa, al vino abundante, sobrado, bueno, de la fiesta, con María su Madre (que es signo del paso, de camino que se debe hacer para ir del Antiguo al Nuevo Testamento).

Hemos manipulado a Jesús (hemos manipulado a su Madre), muchas veces, para seguir teniendo a la puerta de nuestras iglesias las seis cántaras de agua de las purificaciones (prohibiciones, normas...). Jesús, en cambio, ha venido y su madre le ha "presentado" para que sea fuente de vino, es decir, de amor, de bodas para el conjunto de la humanidad. Éste es el mensaje del evangelio de hoy.

Todo eso y mucho más está latente en este texto prodigioso, que comentaré en tres partes:

a) Comentario básico
b) Manifiesto del vino
c) Observaciones finales

Imágenes Son normales todas... menos la segunda: Una Fiesta de Bodas del pintor judío M. Chagall... Parece Caná de Galilea, bullicio de fiesta, con Jesús en algún lado, con la Madre, con los novios... y todos con sus ánforas de vino. Es la mejor representación moderna que conozco de las Bodas de Caná.

Buen domingo a todos.

>> Sigue...


¿Por qué los pobres son pobres?

He publicado esa imagen y he recibido diversas respuestas:

‒ Hay pobres para que haya ricos, porque Dios así lo quiere
‒ Hay pobres porque los ricos les explotan para su servicio
‒ Hay pobres porque son vagos, no aspiran a ser ricos
‒ Por pobres por nacimiento: la cuna decine la suerte de unos y otros
‒ Hay pobres y ricos por fortuna es algo aleatorio.

(cf. www.facebook.com/xabier.pikaza?fref=nf)

Éstas y otras respuestas semejantes (Dios, la explotación de algunos y la vagancia de otros, con la cuna y la fortuna), me han llevado a explorar el tema, leyendo de principio a fin la Biblia con esa pregunta de fondo y encontrando en una melodía de fondo (¡el pobre es signo de Dios!) y unas respuestas sorprendentes.

No he leído la Biblia desde desde la pura teología, ni desde la filosofía, ni siquiera desde la pastoral y liturgia de la Iglesia, sino desde los pobres, es decir, desde la economía. Y el resultado ha sido sorprendente, de tal forma que he terminado escribiendo un libro sobre ello, sin agotar el tema (imagen)

Entre las respuesta de la Biblia está la narración de una mujer rica que urge a Jesús para la muerte, es decir, que le ama y anima con su perfume y su gesto para vivir con dignidad e incluso para morir en amor por los demás.

Junto a esta mujer rica pone el evangelio a Judas que vende a Jesús por dinero…, descubriendo al fin que el que mal dinero sólo sirve para matar las personas. Pero Judas tiene conciencia, y arroja en el templo las monedas (pues no encuentra solución al problema) para ahorcarse después, poniéndose en manos de Dios.

Y finalmente aparecen en la escena los sacerdotes del templo, que no creen en Dios, sino sólo en el dinero, con el que no pueden hacer más que comprar un cementerio.

Estas dos escenas, unidas entre sí, nos permiten ofrecer tres respuestas a la pregunta de por qué son pobres los pobres:

- Hay pobres porque el dinero no se pone al servicio de las personas (como hace la mujer del perfume,que ayuda a Jesús con su dinero.

- Hay pobres porque se compra y se vende a los hombres por dinero (como empieza haciendo Judas,aunque luego se suicida).

- Hay pobres porque hay "sacerdotes ricos" (economistas, políticos,avaros...) que divinizan su dinero, matando por dinero a los pobres que (según ellos) les amenazan... y que al fin sólo pueden emplear su dinero para comprar un cementerio.

Éste es un tema fascinante que he desarrollado extensamente en el libro de la imagen (págs. 407-405). Valla allí quien quiera estudiar y comprender el tema, que aquí ofrezco en resumen.

>> Sigue...


Martes, 19 de febrero

BUSCAR

Editado por

Hemeroteca

Febrero 2019
LMXJVSD
<<  <   >  >>
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728