El blog de X. Pikaza

22.10.18. Juan Pablo II (1978-2005). Una semblanza teológico-eclesial

23.10.18 | 13:13. Archivado en Santos, Papa, obispos

La iglesia católica celebró ayer (22-10-18) la memoria de San Juan Pablo II, y con esa ocasión quiero ofrecer hoy una breve semblanza teológico-eclesial de su papado.

Tras el breve pontificado de Juan Pablo I, que gobernó la iglesia sólo 33 días (del 26, VIII al 28, IX del 1978), fue elegido papa el cardenal polaco Karol Wojtyla (* 1920), que tomó el nombre de Juan Pablo II, gobernando la Iglesia durante más de veintiséis años, en tiempos de gran cambio (hasta el 2005).

Su pontificado sigue marcando de manera intensa la vida actual de la Iglesia católica (2018), de forma que resulta difícil ofrecer un juicio imparcial sobre sus grandes valores y sus posibles deficiencias. Ha tenido una enorme personalidad, potenciada por su experiencia anterior, bajo la ocupación nazi de Polonia (1939-1945) y bajo el comunismo polaco (1945-1978), un papa convencido de la misión carismática de la Iglesia, que él ha dirigido de forma incansable, ante el aplauso de muchos, y el recelo de otros y la admiración de la mayoría

Ha sido uno de los personajes sociales y religiosos más significativos de la segunda mitad del siglo XX, y su pensamiento y acción ha definido de manera poderosa la vida de la iglesia católica y la política de Europa, con la caída de los gobiernos comunistas vinculados al eje soviético. Sus aportaciones pastorales y sociales son inmensas y aparecen reflejadas en una obra escrita muy extensa en la que sus discursos, encíclicas, exhortaciones y cartas, con otros textos más ocasionales, ocupan en torno a cien mil páginas.

A pesar de la extensión de sus escritos, Juan Pablo II ha sido más pastor que pensador, más hombre de acción que teólogo, aunque ha tenido un enorme interés por la cultura. En esa línea, él dejó los temas teológicos en manos de J. Ratzinger (futuro Benedicto XVI), a quien nombró presidente de la Congregación para la Doctrina de la fe (1981), encargado de defender la ortodoxia, y quiso ser pastor y papa en una línea de restauración, más que de recreación en la línea del Vaticano II.

Su pontificado ha sido generoso en el diálogo con las diversas tendencias políticas y sociales, pero ha implicado un tipo de repliegue religioso y social de la Iglesia, hacia posturas que a su juicio implican más seguridad intelectual y eclesial (en una línea de repliegue más que de verdadera misión y de evangelio). Por eso, su pontificado (exaltado por algunos como cumbre del papado y de la Iglesia católica entre el siglo XX y el XXI) aparece para muchos tiempo de más sombras que luces.

Más que impulsor universal de un cristianismo de "iglesia fuerte", Juanpablo II aparece ante muchos como el último intento de integrismo eclesial, en una iglesia que ha de volver radicalmente al evangelio.

Imagen II. El Papa Francisco visitó ayer (como es natural) la tumba de San Puanpedro II, pero su "visión eclesial" parece diferente.

>> Sigue...


Sábado, 16 de febrero

BUSCAR

Editado por

Hemeroteca

Octubre 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031