El blog de X. Pikaza

Oscar Romero: Jesús por tres años en el Salvador, Santo para siempre

11.10.18 | 12:43. Archivado en Santos, Espiritualidad, Amor

Será canonizado el próximo 14. He escrito varias veces sobre él en este blog. Hoy quiero recoger su semblanza en Diccionario de Pensadores Cristianos, añadiendo una evocación personal y una reflexión algo más amplia sobre el mensaje de su vida.

ROMERO, OSCAR (1917-1880).

Obispo católico de El Salvador, defensor de los derechos humanos, asesinado el año 1980.

Romero había sido un piadoso hombre de Iglesia, un sacerdote culto, amigo de la justicia, aunque alejado de la vida real de su pueblo. Pero unas semanas después de haber sido nombrado arzobispo, el 22 de febrero de 1977, uno de sus colaboradores, hombre para el pueblo, abierto a la vida y la muerte de todos, en solidaridadecritiana, el P. Rutilio Grande SJ, fue asesinado por un escuadrón pagado por los poderes de la muerte (en contra de su pueblo).

Ese acontecimiento transformó la vida de Romero, que salió a conocerla vida y sufrimiento real de su pueblo y desde entonces hasta su "asesinato" por las fuerzas del "imperio" a lo largo de tres años de intenso compromiso episcopal se convirtió en la voz de los sin voz, testigo de Jesús, denunciando los crímenes de la dictadura económica y social de su pueblo y anunciando de una forma muy concreta las exigencias y dones del evangelio, en sus homilías radiadas cada domingo a todo el país.

Con su ejemplo y su palabra, Romero fue presencia real de Jesús en medio en los pobres, los empobrecidos y asesinados. No hizo más que decir la verdad, con miedo de ser asesinado, pero con lealtad a Jesús, y así le quisieron, le quiso su pueblo, que ha hecho santo, antes que lo haga Roma. Le mataron como a Jesús, pero con una diferencia:

-- A Jesús le mataron a cara descubierto, tras un juicio público, de forma que sabemos el nombres y apellido de sus asesinos "legales", políticos y religiosos.

-- A Romero le mataron a pleno día, pero a escondidas, sin juicio público previo, condenado por los poderes fácticos , fusilado cuando decía misa por un escuadrón del pueblo.

Así me lo contó (el año 1987), con emoción desbordada, la monja que estaba a su lado y que le acogió ya envuelto en sangre, con la vestimenta de la misa, llorando de nuevo: ¡Era ya ya un santo, y como a santo le mataron, era Jesús, que pasó con nosotros tres años!
Por ella supe quien era Romero, a ella quiero recordarla ante todo en esta postal


«Cada vez que miramos a los pobres…descubrimos el rostro de Cristo… El rostro de Cristo se encuentra entre los sacos y cestas de los trabajadores del campo; el rostro de Cristo se encuentra en aquellos que son torturados y maltratados en las prisiones; el rostro de Cristo está muriendo de hambre en los niños que no tienen nada para comer; el rostro de Cristo está en los pobres que piden a la Iglesia, con el deseo de que su voz sea escuchada» (Su Pensamiento V, San Salvador 1980-1989, 327).

Imagen 1: foto clásica de Romero obispo.
Imagen 2: Romero tas ser asesinado, con la monja que le asistía y animaba, en el centro de la escena.
Imagen 2: En la abadía anglicana de Westminster, Londres, como testigo de un cristianismo universal

>> Sigue...


Martes, 20 de noviembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Octubre 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031