El blog de X. Pikaza

Pedro Trigo,Un hermano para hoy

06.10.18 | 14:39. Archivado en Teología

Pedro Trigo, Jesús nuestro hermano. Acercamientos orgánicos y situados a Jesús de Nazaret (Sal Terrae, Santander 2018, 576 págs).
(Vida Nueva, 15 septiembre 2018, pag. 42).

Pedro Trigo, jesuita de origen español (Haro, Rioja. 1942), marchó a los 17 años para América Latina (Ecuador) y forma parte de una generación de enviados (como J. Sobrino, I. Ellacuría o J. L. Caravias) que se encarnaron en su nueva tierra, realizando una gran labor de docencia y pastoral, que ha marcado la historia de los últimos decenios de la Iglesia.
Pedro Trigo quedó en Venezuela, y allí sigue animando la obra misionera de la Compañía de Jesús. Ha publicado varias obras (en Mensajero, Sal Terrae…), pero ésta es la más significativa, por su forma de reinterpretar los orígenes cristianos y el futuro de la Iglesia.

Es una Cristología, y también una Eclesiología, situada en el cruce entre la historia de Jesús y el surgimiento del cristianismo, allí donde la Iglesia vuelve a definirse desde la raíz del evangelio. Con modestia comprensible, Trigo ha querido presentarla como Acercamientos orgánicos y situados a Jesús de Nazaret, a quien presenta como Jesús nuestro hermano. No es un tratado sistemático, pues a su juicio eso resulta imposible, por la complejidad del tema y por la situación eclesial, sino una recolección de siete acercamientos orgánicos, que abren un camino unitario de búsqueda, comprensión y compromiso cristiano desde la historia de Jesús de Nazaret.

Son acercamientos situados en el contexto político-social y religioso de la Iglesia en su conjunto, aunque mirada desde América Latina, en camino de fraternidad, centrado en la visión de Jesús a quien presenta ante todo como hermano. Más que alguien que enseña y dirige desde arriba, con las respuestas ya fijadas de antemano, Jesús acompaña, interroga y anima a los hombres, sus hermanos. Éstos son los títulos y temas del libro.

1. Discernimientos de Jesús (pag. 13-130). Es el capítulo más largo, el más significativo, escrita desde Ignacio de Loyola, maestro del discernimiento. Ésta es primera tarea de la Iglesia actual: Discernir con Jesús hermano, no como Cristo Señor, el sentido de la vida y la tarea del Reino de Dios, como si se tratara de uno ejercicios espirituales de Iglesia.

2. Misión prepascual
(131-162). Por eso hay que volver al Jesús histórico, que marca la identidad de la Iglesia, como proyecto de hermanos (cf. Jn 20, 17), desde Galilea. Trigo no ha inventado esta misión, pero la ha trazado con exactitud.

3. Revelación a los pobres (163-206). Jesús no ha venido a “salvarles” desde fuera, por medio de grandes doctores, sino que ellos, los pobres, son los maestros y testigos de la nueva identidad “jesuana” de la iglesia, en la línea de textos como Mt 11, 25-27 par. Ésta revelación de los pobres es la mayor revolución y tarea de la modernidad cristiana.

4. Tu fe te ha salvado (207-320). En ese contexto, la fe que no es sumisión a un dictado externo, ni imposición de verdades separadas, sino encuentro personal con Dios y descubrimiento de la vida que brota de ese encuentro. En esa línea, el mismo Jesús de la historia es el Cristo de la Fe, principio de sanación, comunión y justicia.

5. El poder de Jesús (321-404). A Trigo le interesa la crítica y reformulación del poder, como mediación de libertad y de transformación humana, con los riesgos que ha conllevado y conlleva en nuestro tiempo, pero también con sus grandes valores, en la línea de la Ilustración, entendida a partir del “atrévete a ser y saber” (E. Kant). A su juicio, Jesús se ha atrevido y ha “empoderado” a los hombres, descubriendo en ellos, y haciendo que ellos mismo descubran y desplieguen su capacidad de ser y de dar, de entender ye vivir.

6. Resurrección de Jesús
(405-500). Es una experiencia de transformación, en línea personal y social, histórica y escatológica, que no niega la historia, sino que la potencia, abriéndose al futuro de la reconciliación y superando el fantasma de una retribución mítica o de una condena moralista del pasado. Entendida así, la resurrección se encuentra anticipada en Jesús, y se despliega ya en la vida de los creyentes.

7. Jesús de Nazaret, paradigma absoluto de humanidad (501-552). P. Trigo presenta a Jesús finalmente como testimonio y principio de nueva creación (humanidad reconciliada), superando, desde una perspectiva bíblica y actual, los extremos de la antigua cristología antioquena (riesgo de dividir e las “naturalezas”, humana y divina) y alejandrina (riesgo de negar la humanidad histórica de Jesús). Al final, la auténtica cristología puede y debe presentarse como verdadera antropología.

Muchas “cristologías” he leído y comentado. Ésta es quizá la que más me ha impactado en los últimos decenios.
Xabier Pikaza


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Martes, 20 de noviembre

    BUSCAR

    Editado por

    Síguenos

    Hemeroteca

    Noviembre 2018
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
       1234
    567891011
    12131415161718
    19202122232425
    2627282930