El blog de X. Pikaza

Cuestión de Iglesia. 1. Poder, pederastia, dinero. Un tema de principio

10.09.18 | 15:53. Archivado en Iglesia Instituciones, Nuevo Testamento

Nos siguen (y seguirán) sorprendiendo las campanas de este verano/otoño de Iglesia (10.9.2018), como latidos de pena (incluso de muerte) desde la carta de Mons. Viganó (22.8.18), publicada con gozo por medios “conservadores” (https://infovaticana.com/2018/08/26/testimonio-integro-del-arzobispo-vigano/) pidiendo la renuncia del Papa Francisco, por ocultamiento presunto de datos de pederastia del alto clero. Hoy mismo aparecen en la prensa religiosa tres noticias significativas de Iglesia, al menos en España:

1. La Comisión del G9, formada por los Cardenales nombrados por Francisco, para reforma de la Curia Vaticana, en su forma actual, parece disolverse, no se sabe bien si por fracaso interno, por resistencia de otros miembros de la Curia o por exigencias de renovación de más calado. El tema queda sin duda pendiente.

2. La Comisión Antipederastia del Clero, que sustituye de algún modo a la otrora omnipotente Comisión de la Doctrina de la Fe (Gran Inquisición) lanza “nuevos programas piloto” para denuncia de un tipo de Pederastia clerical y anuncio de ayuda a las víctimas. Queda así planteado el tema de la Reforma y nueva Constitución del Clero, masculino/femenino, celibatario o no celibatario.

3. Se dispara en España el tema de las posesiones (inmatriculaciones) de la Iglesia. Muchos bienes (catedrales y ermitas, iglesias y campos adyacentes) han sido por siglos propiedad “comunal” de Iglesia y pueblo, sin necesidad de “papeles” de posesión. Pero, de pronto, se plantea el tema de “quién es el dueño legal” de esos bienes: La Iglesia en particular” o más bien el pueblo entero (Estado, ciudad, comunidad) que no es ya sin más Iglesia

Éstos temas (poder vaticano, constitución afectiva y civil del clero y posesión de bienes de la iglesia) se plantearon con virulencia hace dos siglos y medio, en la Revolución Francesa, y siguen pendientes (con ciertos arreglos) desde entonces, sin que el Vaticano II y el post-concilio lograran resolverlos.

Son temas de fondo y no se solucionan con parches de organización vaticana, renovación legal del clero o nuevas legislaciones civiles, ni con cartas acusatorias contra el papa como la de Mons. Viganó. Son temas que irán quizás a más en los próximos decenios (¡tiempo al tiempo!), si la Iglesia no los afronta ya, desde ahora mismo, con generosidad y audacia cristiana, sin ir a remolque de los hechos, desde su raíz de evangelio, en un camino que parece haber emprendido el Papa Francisco a quien desde aquí quiero mostrar mi agradecimiento y deseo de que profundice en la senda iniciada.

En esa línea, retomando textos anteriores (Sistema, Libertad, Iglesia, Trotta, Madrid 1999) y proyectos en curso (un Eclesiograma y/o Historia del Futuro de la Iglesia), quiero ofrecer en este blog mi propuesta de evangelio, como apuesta de futuro por la Iglesia, centrada en esos planos (autoridad eclesial, constitución del clero, economía de evangelio). Espero que la conversación que así inicio con los lectores de mi blog pueda servir de ayuda y compañía para algunos.

Hubiera querido dejarla para más adelante, pero el caso Viganó me ha revuelto (con los temas indicados), y así quiero ofrecer una series de análisis y propuestas de fondo de (y sobre) la Iglesia. Buen día a todos.

>> Sigue...


Sábado, 22 de septiembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Septiembre 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930