El blog de X. Pikaza

3.11.17.Primera candela de Adviento: viene Dios, vamos a esperarle

Son tradicionales las 4 candelas, y así las quiero presentar y comentar estos domingos de Adviento, pues el hombre sólo vive porque espera.

Dicen algunos políticos que hemos tomado el buen camino de la vida, pero muchos sabemos que no es cierto. Las formas de política y mercado del "gran mundo" conducen a la muerte, y por eso han de cambiar mientras haya tiempo (=mientras sea Adviento).

Han de cambiar también las iglesias establecidas, o acabarán pronto , si no vuelven a la esperanza radical del evangelio, en línea de Adviento, dejando que Dios se manifieste tal cual es, como impulso y fuente de misterio, en justicia y fraternidad.

Por eso quiero encender las cuatro candelas de Adviento, para iluminar de esa manera el camino de Dios, que es esperanza de vida de los hombres, quitando disfraces y mentiras que destruyen la esperaza.

1. La primera es la candela de Israel, que encendió sobre el mundo la Menorah o candelabro de los siete brazos. Esperar contra toda esperanza y mantener firme el camino de cambio, ese ha sido el ideal del verdadero judaísmo, nuestro Antiguo Testamento, y por eso he querido encender su luz en ese comienzo de Adviento

2. La segunda es la mujer, María. Ella es sin duda pasado, y es también presente, pero es, al mismo tiempo Adviento: Esperanza y presencia del Dios que llega en la fidelidad a la vida, en la verdad, en el cuidado… Significativamente, la iglesia cristiana ha presentado y sigue presentando a María como segundo signo del adviento, como veremos el próximo domingo.

3. La tercera candela de adviento es Juan Bautista, es decir, el profeta de todos los profetas. Los cristianos no tenemos un libro de Juan, como seguimos teniendo el de Isaías o Ezequiel, con Jeremías o Daniel. Pero en Juan Bautista se condensa y cumple la historia de todos los profetas, que está dentro del mismo Nuevo Testamento, en la vida y mensa de Jesús. Así lo podré de relieve el tercer domingo.

4. Finalmente, la cuarta candela o es la misma vida, toda la historia de la humanidad representada por el entorno real de los hombres y mujeres de Israel y Roma, de Nazaret y Belén, como veremos el cuarto domingo, que este año cae en la vigilia de la Navidad.

Con estas candelas que empiezo a encender quiero saludar a los amigos de mi blog, anunciando (viviendo) con ellos el camino de esperanza en el Dios en quien creemos porque esperamos, preparado lo que aún no ha aparecido (nuestra verdadera humanidad), en medio de una tierra que parece condenada a muerte).

Muchos dicen que este mundo se ha vuelto ya desierto de muerte irreparable (¡pueden quedarnos a los más dos o tres siglos), pero en un sentido mucho más profundo la profecía de Israel sigue diciendo que es lugar para nacer (re-nacer), aprendiendo a vivir en esperanza.

Por eso celebramos un año más el Adviento de Dios, a pesar de la imagen del arco de Tito, con los soldados llevando en triunfo la Menorah o candela de Israel (Jerusalén) para ponerla en Roma, al servicio del Imperio. Pero aquel imperio cayó, como caerá el actual, mientras seguimos celebrando el Adviento de la nueva creación, que proclamaron los profetas de Israel, como verá quien siga leyendo. Buen Domingo a todos. Feliz Adviento.

>> Sigue...


Lunes, 24 de septiembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Diciembre 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031