El blog de X. Pikaza

21. 9. 17. Para celebrar la fiesta de San Mateo: Nuevo comentario de X. Pikaza

21.09.17 | 00:09. Archivado en Biblia, Nuevo Testamento, Amigos, la voz de los, Evangelios

No todos los días se celebra la fiesta de San Mateo, no todos los años podemos presentar un comentario como éste: Xabier Pikaza, El evangelio de Mateo. De Jesús a la Iglesia (1072 págs). Éste es un gran motivo para celebrar la fiesta de Mateo (no sólo en Logroño o Valladolid, sino en toda la cristiandad), en este mes de la Biblia, al comenzar el otoño en el hemisferio norte (o la primavera en el sur).

-- Hoy, 21.9-17 se celebra la fiesta de Mateo,

un hombre (el primer evangelista), un texto (el primer libro del Nuevo Testamento, quizá el más influyente de toda la historia cristiana). Es un buen momento para recordar nuestro origen, para reforzar nuestra identidad.

Con ese nombre (Mateo) se conoce al autor del primero de los evangelios conservados en el canon del Nuevo Testamento. Pero se trata de un nombre posterior (de la 2ª mitad del siglo II), de manera que no sabemos cómo se llamaba exactamente el autor de este evangelio. Sea quien fuere, él ha retomado en otra perspectiva la narración de Marcos, completándola con elementos del Q (un documento con dichos de Jesús) y con sus propias aportaciones, desde la nueva situación de su comunidad, en Antioquia, en la Alta Galilea o en la Baja Siria (donde habría escrito antes Marcos).

Hoy (21.9.17) presentamos este nuevo comentario

que, como dice el título ha querido poner de relieve el camino que va de Jesús a la primera Iglesia, en un momento en el que también nosotros (2017) estamos pasando de un tipo de iglesia a otra, de una cristiandad a otra algo distinta (que quizá ya no será cristiandad, pues deberemos darle otro nombre).

El Evangelio de Mateo es un libro sobre Jesús: Así retoma y reelabora su historia, desde la perspectiva mesiánica de Israel, en la línea de Marcos, en paralelo a Lucas.

El evangelio de Mateo es un libro sobre la Iglesia, el primer manual de "eclesiología" que conocemos, quizá el más perfecto, hasta el día de hoy. Por eso ha sido necesario traducirlo a nuestro tiempo y comentarlo, como ha hecho X. Pikaza.

Un libro distinto, que ha marcado un momento clave en la historia del cristianismo , el primer compendio de eso que pudiéramos llamar "la experiencia eclesial de Jesús", escrito en el momento en que el cristianismo va tomando plena conciencia de sí, desde la vida de Jesús, cuando se empieza a separar del judaísmo (año el 85 d.c.).

Mateo ha querido unir más estrechamente dos grandes tradiciones, la de Santiago (fidelidad a la ley judía) y la de Pablo (apertura universal del evangelio), recreando para ello la figura de Pedro, quién, sin separarle del resto de los discípulos (los Doce), concede la función determinante de interpretar desde Jesús la Ley judía, para iniciar de esa manera una misión universal cristiana, presentándole así como piedra base de la iglesia y portador de las llaves del Reino (cf. Mt 16, 16-19).

Mateo no es tan buen narrador como Marcos, pero es un pensador más sistemático y así puede integrar en la narración anterior las palabras más judías de Jesús (que provienen probablemente de la tradición de Santiago, el hermano de Jesús). Él parece escribir en el momento en que su comunidad, de origen judeo-cristiano, está culminando el proceso de interpretación e integración de las tradiciones de Q y de Santiago dentro de una visión mesiánica y universal de la muerte y de la pascua de Jesús (en la línea de Pablo y de Marcos). En ese sentido, su texto puede y debe compararse, de un modo sorprendente, con la carta de Santiago.

No ha negado la Ley de Israel, sino que la ha situado en un plano más alto. Lo mismo ha hecho con el testimonio sapiencial y apocalíptico del documento Q, que ha integrado dentro de una narración de la vida de Jesús inspirada en Marcos. De esa manera ha compuesto un texto sintético, de gran hondura doctrinal que ha modelado todo el pensamiento posterior de la Iglesia, sobre todo desde una perspectiva moral (personal) y comunitaria.

Marcos, Pablo y Juan han podido ser pensadores más profundos que él, pero Mateo ha sido el que más ha influido en la vida de la Gran Iglesia, en general, hasta el día de hoy.

Bibliografía clásica

Entre las obras sobre Mateo, básicamente en castellano, cf.
-- W. D. Davies y D. C. Allison Jr., A Critical and Exegetical Commentary on the Gospel According to St. Matthew I-III (ICC. Edinburgh, 1988-1997;
-- P. Bonnard, El evangelio según san Mateo ( Madrid 1976);
-- I. Goma, El evangelio según san Mateo I-II (Barcelona 1980);
-- U. Luz, El evangelio según san Mateo I-IV (Salamanca 2001/2006);
-- W. Carter, Mateo y los márgenes, Verbo Divino, Estella 2007
-- M. García Fernández, GLNT, Verbo Divino, Estella 2015.

Nuevo comentario:

Partiendo de los comentarios anteriores y de otros muchos, X. Pikaza ha querido elaborar su nuevo comentario, extenso (1072 págs), pero de tamaño aún manejable, obra de consulta para textos especiales, pero también de lectura seguira, y le ha dado el título El Evangelio de Marcos. De Jesús a la Iglesia (Verbo Divino, Estella 2017, 1072 página)

Mateo había sido el evangelio más utilizado en la liturgia, el más rico en moral, y muchos lo tomaban simplemente como el evangelio, pero el siglo XX lo puso en desventaja ante Marcos (más dramático), Lucas (más narrativo) y Juan (más místico).

Pues bien, ahora vuelve al primer plano, por su multiforme riqueza y por su forma de unir la historia de Jesús y la de los cristianos, desde Galilea hasta Antioquía y Roma, en diálogo con las iglesias judeocristianas y paulinas, apelando al testimonio de Pedro y de los Doce.

Así ha querido comentarlo Xabier Pikaza, recogiendo la memoria de los duros conflictos antiguos, que debieron resolverse en diálogo, sabiendo que allí donde se dice Jesús se está diciendo Iglesia (en comunión de vida, desde y con el judaísmo). Así ha podido presentarlo como evangelio universal de Jesús, del 30 al 85 d.C., y en este comienzo de siglo XXI, pues seguimos teniendo sus mismos problemas y buscamos soluciones semejantes.

Índice:

Prólogo 21

INTRODUCCIÓN
UN EVANGELIO EN EL TIEMPO

A. CONTEXTO. EL CAMINO DE MATEO 37
1. Elementos distintivos 38
2. Libro de síntesis. 41
3. Reescribir el evangelio de Marcos 43
4. Cuatro novedades fundamentales 45

B. TEXTO. ORIGEN Y ESTRUCTURA 48
1. Un libro con historia. Trasfondo teológico y social 49
a. Jesús judío, títulos mesiánicos 49
b. Jesús «cristiano», mensaje universal 51
c. Iglesia, una historia social 52
d. Recuperación de Jesús, un judaísmo universal 54
2. Un libro de Iglesia. Estructura y lecturas 56
a. Lectura discursiva. Cinco sermones . 56
b. Avance narrativo. Despliegue mesiánico 60
c. Esquema de pacto, un evangelio de alianza 64

C. OBJETIVO: ¡EDIFICARÉ MI IGLESIA! 68
1. Autoridades cristianas . 68
a. Pablo, en el principio de la Iglesia (1 Cor) 69
b. Pablo en la reflexión posterior (Efesios) 72
c. Discípulo Amado (Jn 21), autoridad interior del evangelio 76
d. «Evangelio de Tomás», autoridad de Santiago 78
2. Mateo, en la línea de Pedro 80
a. Autoridad fundacional: piedra y Roca 83
b. Autoridad misionera, los «once» del envío final (28,16-20) 88
c. Profetas, sabios y escribas (23,34). Mateo, buen escriba . 92
d. Autoridad eclesial, evangelio comunitario (18,15-20) 96

I
LIBRO DE LA GENERACIÓN
DE JESUCRISTO(1,1–4,16)

A. DOBLE GENEALOGÍA (1,1-25) 103

1. Título. Libro de la genealogía (1,1) 104
2. Genealogía concreta, varones y mujeres (1,2-17) 106
Excurso 1. Cuatro mujeres irregulares 109
3. Genealogía divina, concebido por el Espíritu Santo (1,18-25) .... 114
Excurso 2. Por el Espíritu, una experiencia pascual 120

B. DE LOS MAGOS DE ORIENTE AL MESÍAS
QUE VIENE DE EGIPTO (2,1-23) 126
1. ¿Dónde está el Rey de los judíos que ha nacido? (2,1-12) 127
2. De Egipto llamé a mi hijo (2,13-15) 135
3. Mandó matar a todos los niños varones (2,16-18) 136
4. Se llamará Nazoreo (2,19-23) 137
Excurso 3. Jesús nazoreo, una biografía mesiánica 139

C. JUAN BAUTISTA, BAUTISMO DE JESÚS (3,1-17) 144
1. Presentación, Juan Bautista (3,1-6) 145
2. Mensaje escatológico (3,7-10) 147
3. Juan y Jesús, el más fuerte (3,11-12) 150
4. Objeción de Juan (3,13-15) . 155
5. Bautismo: Espíritu de Dios, voz del cielo (3,16-17) 158
Excurso 4. Bautismo. Historia y teología trinitaria 160

D. DEL DESIERTO A GALILEA, TENTACIONES (4,1-16) 165
1. Espíritu de Dios y diablo (4,1-11). 166
a. ¡Di que estas piedras se conviertan en panes! (4,2-4) 171
b. Tírate del templo, y los ángeles de Dios te sostendrán (4,5-7) 174
c. Todo esto te daré... (4,8-11) 178
2. Galilea, tierra mesiánica (4,12-16). 180

II
REINO DE DIOS.
MENSAJE EN GALILEA (4,17–16,20)

A. SERMÓN DE LA MONTAÑA Y MILAGROS (4,17–9,35) 188

1. Introducción, primera llamada (4,17-25) 188
a. Presentación (4,17) 188
b. Llamada: Cuatro seguidores (4,18-22) 189
c. Mensaje de Jesús, un compendio (4,23-25) 191

2. Sermón de la Montaña (5,1–7,29). 194
Inicio (5,1-2), división fundamental 194

a. Bienaventuranzas, pregón del Reino (5,3-12) 196
1. Introducción. De Lucas a Mateo 196
2. Las ocho bienaventuranzas (5,3-10) 199
3. Dichosos sois cuando os insultan y os persiguen (5,11-12) 209

b. La más alta justicia (5,13-20) 212
1. Sal de la tierra, luz del mundo (5,13-16) 213
2. No he venido a abolir la ley y los profetas (5,17-20) 215

c. Antítesis, nueva justicia del reino (5,21-48) 222
1. No matar… no airarse contra el hermano (5,21-26) 224
2. No adulterar… no «desear» (5,27-30) 229
3. Libelo de divorcio (5,31-32) 234
4. No perjurarás, no juréis en modo alguno (5,33-37) . 237
5. No resistáis al mal (5,38-42) . 240
Excurso 5. Violencia y evangelio . 245
6. Amad al enemigo (5,43-48) . 248.

d. Justicia del Reino, los tres pilares (6,1-18) 256
1. Cuando hagas limosna (6,2-4) 258
2. Cuando oréis… (6,5-15) . 263
3. Cuando ayunéis… (6,16-18) . 282

e. No atesoréis tesoros en la tierra, la Mamona (6,19-34 .
No atesoréis (6,19-21) 286
2. Lámpara del cuerpo es el ojo (6,22-23) 290
3. Nadie puede servir a dos señores (6,24) . 293
Excurso 6. Dios y Mamona (6,24). 295
4. No os preocupéis por vuestra vida, qué comeréis… (6,25-34) 301

f. Vivir ante Dios, una ética fundamental (7,1-14) 308
1. No juzguéis para que no seáis juzgados (7,1-5) 309
Excurso 7. No juzgar, un modo mesiánico de vivir 314
2. No deis lo santo a los perros (7,6) 319
3. Pedid y se os dará, ante el Dios que escucha (7,7-11) 324
Excurso 8. Oración, hacer con Dios 328
4. Regla de oro. Todo lo que queréis que os hagan (7,12) 330
5. La puerta estrecha (7,13-14) 334

g. Contra los falsos profetas, una casa edificada sobre roca
(7,15-27) 336
1. Los falsos profetas (7,15-20) 337
2. No todo el que me diga ¡Señor, Señor!... (7,21-23) 339
3. Una casa sobre roca (7,24-27) 342
4. Como el que tiene autoridad (7,28-29) 344


3. Hechos del Reino, milagros y vocaciones (8–9) 344

a. Primera tríada (8,1-17) 345
1. Un leproso (8,1-4) 345
2. El centurión de Cafarnaúm y su siervo/amante (8,5-13) 348
3. Suegra de Pedro con la multitud de Cafarnaúm (8,14-17) 354
b. Primer intermedio: Dos vocaciones (8,18-22) 356

c. Segunda tríada (8,23–9,8) 360
1. Navegar al otro lado, el Señor de la tormenta (8,23-27) 360
2. Dos gadarenos endemoniados (8,28-34) 363
3. De nuevo en la orilla judía, un paralítico (9,1-8) 366
d. Segundo intermedio, novedad del evangelio (9,9-17) 369
1. Vocación de Mateo (9,9) 370
2. En la mesa con el publicano (9,10-13) 371
3. No es tiempo de ayuno (9,14-17) 374

e. Tercera tríada (9,18-34) 377
1. La niña no ha muerto, la hemorroísa (9,18-26) 377
2. Dos ciegos gritando: ¡Ten piedad de nosotros! (9,27-31) 380
3. Endemoniado mudo, juicio sobre los exorcismos (9,32-34) 382
f. Texto bisagra. Las tres tareas de Jesús (9,35) 383
g. Nuevo impulso, el principio misericordia (9,36-38) 386

B. DISCURSO DE ENVÍO Y MISIÓN EN GALILEA (10–12) 391

1. A las ovejas perdidas de la casa de Israel (10) 392

a. Envío: Y llamando a sus doce discípulos,
les dio autoridad… (10,1-15). 392
1. Estos son los nombres de los Doce (10,1-5a) 393
2. No vayáis por el camino de los gentiles (10,5b-6) 396
3. Sanad enfermos… Gratis habéis recibido, dadlo gratis (10,7-8) 400
4. No toméis oro ni plata (10,9-10) 402
Excurso 9. El obrero es digno de su sustento (10,10c) 403
5. Ciudad, aldea, casa. Un programa de paz (10,11-15) . 407

b. Crisis y juicio de la misión galilea (10,16-33) 411
1. Yo os envío como ovejas en medio de lobos (10,16) 411
2. Ante sanedrines y reyes: oposición socio-política (10,17-20) 413
3. El hermano entregará al hermano:
oposición familiar (10,21-22). 415
4. No terminaréis las ciudades de Israel hasta que venga
el Hijo de hombre (10,23) 418
5. Si al dueño de casa le han llamado Belzebú… (10,24-25) 420
6. No temáis. A quien me confiese yo le confesaré… (10,26-33) 421

c. Paz distinta, nueva familia (10,34-42) 426
1. No he venido a traer paz, sino espada (10,34-35) 427
2. Quien ame a su padre o a su madre más que a mí…
(10,37-39) 430
3. Quien a vosotros reciba, a mí me recibe… (10,40-42) . 432
Excurso 10. Galilea, tierra de misió 435

2. Las obras del Cristo, fuente de controversia (11–12) 437

a. Jesús y Juan Bautista (11,1-19) 439
1. Pregunta del Bautista, las obras del Cristo (11,2-6) 439
2. ¿Qué habéis salido a ver al desierto? Juan Bautista (11,7-11) 442
3. Desde los días de Juan el Reino está presionando (11,12-15) 446
4. ¿A quién compararé esta generación? (11,16-19) 449

b. Ay de ti, ¡Corozaín! ¡Ay de ti, Betsaida!
Gracias te doy, Padre… (11,20-30) 451
1. Tres ciudades amenazadas. Fracaso de Dios en Galilea 451
2. Yo te confieso, Padre. Revelación de Dios a los pequeños 454
Excurso 11. Venid a mí, la Sabiduría de Dios 460

c. Más que templo y sábado. Cristo amenazado (12,1-21) 466
1. Desgranas y comer espigas en sábado (12,1-8) 466
2. Si era lícito curar en sábado (12,9-14) 469
3. He aquí mi Siervo, a quien he elegido (12,15-21) 471

d. Exorcismos, la gran lucha del Reino (12,22-37) 477
Introducción. Un endemoniado ciego y mudo (12,22-24) 478
1. Un reino dividido. Si Satanás expulsa a Satanás (12,25-26) 479
2. Vuestros hijos ¿cómo los expulsan? (12,27) 480
3. Si expulso a los demonios con el Espíritu de Dios (12,28) 482
4. La casa del fuerte. Quien no está conmigo (12,29-30) 484
5. Ampliación, pecado contra el Espíritu Santo (12,31-32) 486
6. Conclusión. Árbol bueno, buenas obras (12,33-37) 487

e. Jesús, un signo que divide (12,38-50) 490
1. Generación malvada, pide un signo (12,38-42) 490
2. El mal espíritu que vuelve (12,43-45) 493
3. ¿Quién es mi madre y quiénes son mis hermanos? (12,46-50) 495

C. PARÁBOLAS, EL CRISTO DE LOS PANES (13,1–16,20) 497

1. Y les habló muchas cosas en parábola (13,1-58) 498
Se sentó en una barca, la gente en la orilla (13,1-3a) 499

a. Primer tríptico. Semilla y tierras (13,3b-23) 500
1. Salió el sembrador a sembrar, y unas semillas… (13,3b-9) 500
2. Porque mirando no ven y oyendo no escuchan (13,10-17) 504
3. Interpretación, oíd la parábola (13,18-23) 509

b. Segundo tríptico. Trigo y cizaña, el gran juicio (13,24-43) 512
1. Parábola… Vino su enemigo y sembró cizaña (13,24-30) 513
2. Parábolas intermedias (Mc 13,31-35) 515
3. Alegoría del juicio, explicación de la cizaña (13,36-43) 522

c. Nuevas parábolas (13,44-50) 528
1. Tesoro escondido en el campo (13,44) 529
2. Un comerciante de margaritas preciosas (13,45-46) 530
3. Alegoría de la pesca. La red barredera (13,47-50) 532

d. Conclusión (13,51-58) 534
1. Un escriba instruido en el Reino de los cielos (13,51-52) 534

2. Rechazo en Nazaret. ¿No es este el hijo del carpintero?
(13,53-58) 535

2. Conflicto en Galilea: ¿quién es el Hijo de hombre?
(14,1–16,20) 537

a. Muerte de Juan y primer signo de los panes (14,1-36) 538
1. Disputa y miedo de Herodes (14,1-2) 538
2. Cumpleaños de Herodes, martirio del Bautista (14,3-12) 539
3. Dadles vosotros de comer, primera multiplicación (14,13-21) 543
4. Pedro dijo: Mándame ir andando sobre el agua (14,22-33) 548
5. Genesaret, tocar al menos la orla de su manto (14,34-36) 550

b. ¿Por qué tus discípulos quebrantan la tradición?
De nuevo los panes (15,1-39) . 552
1. Pureza de ley, pureza de vida (15,1-20) 553
2. Pero ella dijo, también los perritos comen las migajas (15,21-28) 566
3. Segunda multiplicación: curación y eucaristía
en la montaña (15,29-38) 569
4. Paso por el mar y conclusión (15,39) 572

Confesión de Pedro, roca de la Iglesia (16,1-20) 573
1. Pide una señal y no se le dará otra que la de Jonás (16,1-4) 574
2. Guardaos de la levadura de los fariseos (16,5-12) . 576
3. Confesión de Pedro, la buena levadura (16,13-20) 578
Excurso 12. Pedro, Roca de la Iglesia 585
4. Y las puertas del Hades no prevalecerán sobre ella 16,18c) 590
5. Te daré las llaves del Reino de los Cielos y lo que ates... (16,19) 593
f. Conclusión (16,20) .. 596

III
CAMINO DE JERUSALÉN,
CONDENA Y MUERTE
(16,21–27,66)

A. TRES ANUNCIOS DE PASIÓN, VERDAD DEL CRISTO
(16,21–20,34) . 601

1. Primer anuncio: Dar la vida, ser transfigurado (16,21–17,21) .... 601
a. Proyecto de Jesús, rechazo de Pedro (16,21-28) 602
1. Propuesta de Jesús. El Hijo de hombre ha de subir
a Jerusalén (16,21) 603
2. Respuesta de Pedro, estrategia satánica (16,22-23) 604
3. Ratificación de Jesús: Si alguien quiere venir en pos
de mí (16,24-28) 608
b. Tríptico de la transfiguración (17,1-21) 611
1. Sobre un alta montaña, con Moisés y Elías (17,1-8) . 612
2. Descenso: Elías ya ha venido (17,9-13) 616
3. Niño lunático, fe como un grano de mostaza (17,14-21) 618

2. Segundo anuncio, Iglesia y familia (17,22–18,35) 621
622
b. Tributo religioso, los hijos no pagan (17,24-27) . 624
c. Sermón de Iglesia, la nueva familia (18,1-35) 629
1. Y llamando a un niño… ¿Quién es el más grande? (18,1-5) 630
2. Quien escandalice a uno de estos pequeños… (18,6-7) 635
3. Si tu mano o tu pie te hace escandalizar… (18,8-9) 639
4. Porque sus ángeles ven el rostro de mi Padre (18,10-11) 640
5. La oveja extraviada (18,12-14) 643
6. Ley eclesial, en la tierra como en el cielo (18,15-20) 645
7. Setenta veces siete. La parábola del perdón (18,21-35) 652
Excurso 13. Políticas del perdón 654

3. Tercer anuncio: riqueza y poder (19,1–20,34) 656
a. Familia, camino de reino (19,1-15) 657
1. Gran marcha, curó a todos (19,1-2) 657
2. ¿Puede uno expulsar a su mujer?
Matrimonio y divorcio (19,3-9) 658
Excurso 14. A no ser en caso de porneia 663
3. Eunucos por el Reino (19,10-12) 669
4. Imponer las manos: Dejad que los niños vengan a mí
(19,13-15) 672

b. La riqueza, riesgo para el Reino (19,16-30) 674
1. Joven rico: Vende lo que tienes, dáselo a los pobres (19,16-22) ... 675
2. Lo hemos dejado todo y te hemos seguido (19,23-30) 678
3. Salario de gracia: Trabajadores de la viña (20,1-16) 686
c. Atracción del poder. Última enseñanza (20,17-34) 688

1. Tercer anuncio de la pasión, la última verdad humana
(20,17-19) 689
2. A tu derecha y a tu izquierda en el Reino (20,20-28) 692
Excurso 15. Una propuesta política. No sea así entre vosotros 697
3. Dos ciegos de Jericó (20,29-34) 702

B. ENTRADA TRIUNFAL, LA DISPUTA DE JERUSALÉN (21–22) 704

1. Tres signos: ciudad, templo, higuera (21,1-22) 705

a. Viene tu rey, Jerusalén (21,1-11) 705

b. Entró en el templo: Lo habéis hecho cueva de bandidos (21,12-17) 711
1. Gesto y palabra interpretativa (21,12-13) 712
2. Curaciones. Alabanza de los niños y crítica de los sacerdotes
(21,14-16) 713

c. Higuera seca: Quítate y arrójate en el mar (21,18-22) 716

2. La autoridad de Jesús, dos parábolas (21,23–22,14) . 720

a. Saliendo del templo… (21,23-32) 721
1. ¿Quién te ha dado esa autoridad?
También yo os preguntaré (21,23-27) 721
2. Publicanos y prostitutas os preceden en el Reino (21,28-32) 723

b. Renteros homicidas (21,33-43) 727
1. Un hombre plantó una viña (21,33-39) 728
2. La piedra que desecharon los arquitectos (21,40-42) 730
3. Se os quitará el Reino de Dios (21,43-46) 733

c. El gran banquete (22,1-14) 735
1. Un rey celebró las bodas de su hijo (22,1-10) . 736
2. Un hombre sin vestido de boda (22,11-13) 741
3. Una advertencia escatológica: Porque muchos
son los llamados y pocos los escogidos (22,14) 743
Excurso 16. Esdras y Mateo: Muchos son los llamados
y pocos los escogidos 743

3. Tres cuestiones, y una pregunta sobre el Cristo (22,15-46) 746
a. ¿Es lícito pagar tributo al César? (22,15-22) 747
b. Cuestión saducea. Una mujer tuvo siete maridos (22,23-33) 751
c. ¿Cuál es el mandamiento mayor de la ley? (22,34-40) 754
d. Jesús y David. ¿De quién es el hijo el Cristo? (22,41-46) 758

C. ÚLTIMO DISCURSO, «LAS ÚLTIMAS COSAS» (23–25) 761

Jesús, vidente escatológico (23,1). 761
1. Cristianos y judíos rabínicos. La gran acusación (23) 763

a. Un tema de autoridad eclesial (23,2-12) 765
1. En la cátedra de Moisés se han sentado (23,2-7) 766
2. No sea así entre vosotros: ni rabino, ni padre,
ni dirigente (23,8-10) 770
3. El mayor entre vosotros sea vuestro servidor… (23,11-12) 774
Excurso 17. El que se eleve será humillado,
y el que se humille será elevado 775

b. Siete ayes, la gran hipocresía (23,13-33) 780
1. Ay de los que cierran el Reino (23,13-14) 780
2. Ay de los que abren para pervertir a los demás (23,15) 781
3. Ay de los que juran (23,16-22) 783
4. Ay del diezmo sin justicia, misericordia y fidelidad (23,23-24) 786
5. Ay de la copa impura (23,25-26) 790
6. Ay de los sepulcros blanqueados (23,27-28) 791
7. Ay de los asesinos de profetas (23,29-33) 793

c. Pecado final, el gran asesinato (23,34-39) 795
1. Desde el justo Abel hasta Zacarías hijo de Baraquías (23,34-36) 795
2. ¡Jerusalén, Jerusalén, que matas a los profetas…! (23,37-39) 801
2. Discurso apocalíptico, el fin de los tiempos (24,1-44) 805
a. Destrucción del templo y parusía de Jesús (24,1-3) 806

b. Primera respuesta, un camino de riesgos (24,4-13) 808
1. Que nadie os engañe (24,4-5). 808
2. Habrá guerras, pero no será todavía el fin (24,6-8) . 809
3. Y seréis odiados por todos los pueblos (24,9) 810
4. Y surgirán muchos falsos profetas (24,10-12). 811
5. Pero el que persevere hasta el fin… (24,13-14) 814

c. Segunda respuesta: Abominación de la Desolación,
Hijo de hombre (24,15-31) 816
1. Erigida en el lugar santo (24,15-25) 816
2. Aparecerá la señal del Hijo de hombre (24,26-31) 818

d. Sobre el tiempo y la forma... Los signos del fin (24,32-44) 821
1. Como la higuera… Nadie sabe cuándo (24,32-36) 822
2. Como en los días de Noé… La gran separación (24,37-44) 824

3. Las cuatro parábolas finales (24,45–25,36) 825
a. ¿Quién es el siervo fiel…? El buen administrador (24,45-51) 826

b. Diez eran las vírgenes, cinco necias y cinco sensatas (25,1-13) 830
1. Una parábola conocida. Elementos básicos (25,1-4) 831
2. ¡Atrasándose el novio…! Un tiempo de muerte (25,5) 832
3. En medio de la noche: ¡llega el esposo! (25,6-7) 833
4. No es tiempo de compra. Y se cerró la puerta (25,8-11) 834
5. Señor, Señor, ábrenos… ¡No os conozco! (25,11-12) 835
Excurso 18. Reflexión sobre el novio, el amor y el aceite 836

c. Un hombre que fue de viaje. Parábola de los talentos
(25,14-30) . 840
1. Lectura literal, una parábola injusta 842
2. Buscar otros finales ¿arreglar la parábola? 844
d. Juicio final, cuando venga el Hijo de hombre (25,31-46) 846
1. Necesidades humanas; obras de justicia, servicio y episcopado 847
2. Análisis textual 1. Encuadre apocalíptico (25,31-33) 849
3. Análisis textual 2. Los dolores del rey (25,35-36.41-42) . 859

4. Juicio del Cristo sufriente, desde el reverso
del mundo (25,34-46) 867
Excurso 19. Origen y aplicación de Mt 25,31-46 880

D. EL HIJO DE HOMBRE HA VENIDO A DAR LA VIDA (26–27)
885

1. Dentro de dos días se celebrará la Pascua (26,1-56) .. 887

a. Todo estaba dispuesto, últimos gestos (26,1-19) . 888
1. Sumos sacerdotes y ancianos decidieron prenderlo
con engaño (26,1-5) 888
2. Una mujer con vaso de alabastro (26,6-13) 890
3. Convinieron en treinta monedas, Judas (26,14-16) 895
4. ¿Dónde quieres que preparemos la Pascua?
Discípulos (26,17-19) 897

b. Cena de traición y eucaristía (26,20-35) 901
1. El que mete conmigo la mano en el plato (26,20-25) 902
2. Muerte y comunión de Dios, Eucaristía (26,26-29) 906
3. Salieron al Monte de los Olivos: ¡Heriré al pastor…!
(26,30-35) 913

c. Getsemaní. Oración, prendimiento y entrega (26,36-56) 917
1. Jesús oraba: Padre, pase de mí esta copa (26,36-46) 917
2. Judas dijo: Es aquel a quien yo bese (26,47-54) 921
3. Como un bandido… Todos sus discípulos huyeron (26,55-56) 927

2. Dos veces juzgado. Sacerdotes y Pilato (26,57–27,31) 929

a. Juicio de los sacerdotes, con Pedro y Judas (26,57–27,10) 930
1. En casa del sumo sacerdote,
Pedro lo siguió de lejos (26,57-58) 930
2. Confesión y condena de Jesús (26,59-68) 931
3. Negación de Pedro. Y enseguida cantó el gallo (26,69-75) 938
4. Condena formal, lo entregaron a Pilato (27,1-2) 941
5. Judas se ahorcó. Treinta monedas para el cementerio
(27,3-10) . 942

b. Juicio de Pilato, dejación de autoridad (27,11-31). 950
1. No respondió ni palabra (27,11-14) 951
2. Había un preso famoso llamado Barrabás (27,15-26) 952
3. Trenzaron una corona de espinas, burla de soldados
(27,27-31) 962

3. Muerte en el Gólgota: ¡Era el Hijo de Dios! (27,32-66). 964

a. Crucifixión, un grito de muerte (27,32-44) 965
1. Camino con la Cruz, Simón de Cirene (27,32-35) 965
2. Título de condena. Otros dos crucificados (27,36-38) 967
3. Sálvate a ti mismo, si eres Hijo de Dios (27,39-44) 970
4. Grito de muerte: ¿Por qué me has abandonado? (27,45-49) 974
5. Dando un grito fuerte, entregó su Espíritu (27,50) 978

b. Signos de muerte y de vida, una guardia en la tumba (27,51-66) 979
1. El velo del templo se rasgó (27,51a) 980
2. La tierra tembló y muchos muertos resucitaron (27,51b-53) 981
3. Confesión de los soldados: Este era Hijo de Dios (27,54) 984
4. Muchas mujeres que le habían servido (27,55-56) 985
5. Entierro: sábana limpia, sepulcro en la roca (27,57-61) 986
6. Una guardia para custodiar la tumba (27,62-66) 989

IV
JERUSALÉN Y GALILEA,
ALTERNATIVA CRISTIANA (28)
A. TEOFANÍA (= ANGELOFANÍA):

MUJERES Y GUARDIA DEL SEPULCRO (28,1-4) 997

1. Las mujeres de la tumba (28,1) 997
2. El Ángel de la Pascua (28,2-3) 998
3. Guardianes aterrados (28,4) 1001

B. REVELACIÓN A LAS MUJERES (28,5-10) 1002
1. El ángel de Dios y las mujeres (28,5-7) 1002
2. Directamente Jesús (28,8-10) 1006

C. LA OPCIÓN DEL RECHAZO. SACERDOTES
Y ANCIANOS DE JERUSALÉN (28,11-15) 1009
1. Lo que cuentan los guardianes (28,11) 1013
2. Mentira de los sacerdotes, verdad del evangelio (28,12-15a) 1014
3. Hasta el día de hoy, un problema de fondo (28,15b) 1015

D. CAMINO DE IGLESIA. LOS ONCE GALILEOS (28,16-20) . 1018
1. Experiencia pascual de los Once, la duda (28,16-17) 1020
2. Se me ha dado toda autoridad en cielo y tierra (28,18b) 1025
3. Mandato. Id a todas las naciones (28,19a) 1026
4. Iniciación cristiana (bautizándolos 28,19b) 1027
5. En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo 1028
6. Enseñándoles a cumplir (28,20a) 1032
7. Y yo soy/estoy con vosotros todos los días (28,20b) 1034
Excurso 20. Un epílogo más dogmático 1037

BIBLIOGRAFÍA

1. SIGLAS E INSTRUMENTOS DE TRABAJO 1043
a. Siglas 1043
b. Textos 1045
d. Instrumentos de trabajo 1045
e. Boletines y compendios bibliográficos 046
f. Diccionarios. 1046
2. LITERATURA INTRODUCTORIA 1047
a. Introducciones bíblicas en general 1047
b. Introducciones a Jesús y al Nuevo Testamento 1047
c. Introducciones a Mateo 1050
3. COMENTARIOS 1051
a. Antiguos 1051
b. Comentarios fundamentales 1052
c. Comentarios importantes 1052
d. Comentarios menores. Guías de lectura 1054
4. ESTUDIOS 1055
5. BIBLIOGRAFÍA GENERAL 1065


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios
  • Comentario por galetel 22.09.17 | 10:39

    La "Iglesia" de que habla Pablo no era todavía la de Mateo, aunque quizá era ya la misma a que se refiere el título.
    ¿Es así?

  • Comentario por galetel 22.09.17 | 10:34

    Este libro me parece realmente interesante. Lo leeré si puedo. Por ahora, comento una observación:

    [Pikaza:] “presentamos este nuevo comentario que, como dice el título ha querido poner de relieve el camino que va de Jesús a la primera Iglesia”.

    ¿Se dice “primera” en el sentido genérico de “primitiva”? Porque antes de Mateo ya escribía Pablo:

    Gálatas 1,
    13 Seguramente habéis oído hablar de mi conducta anterior en el judaísmo, cuán encarnizadamente perseguía a la Iglesia de Dios para destruirla

Viernes, 20 de octubre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Octubre 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031