El blog de X. Pikaza

2.8.17. Virgen de la Sangre, Merced de los cautivos

Según la tradición, un dos de agosto del 1218 (el año próximo serán 800 años) la Virgen María se apareció a un comerciante de Barcelona diciéndole que ella había dado su sangre por Jesús y que la seguía dando por aquellos que más sufren en el mundo.

Por eso he querido llamarla Virgen de la Sangre, Merced de los cautivos. Sangre significa "vida", dar la sangre es entregar la vida, ponerla al servicio de los demás. Merced significa en este caso "gracia", gratuidad liberadora.

Sobre el año y día exacto de aquel acontecimiento discuten aún los historiadores, y también discuten sobre la naturaleza de aquella experiencia: ¿Fue una visión interior, una aparición externa, una descensión pascual de María…?

También discuten también sobre el destinatario: ¿Estaba sólo Pedro Nolasco, comerciante/redentor de cautivos, o estaba con él un jurista llamado Raimundo de Peñafort y el joven rey Jaime I de Aragón?

Dejemos que discutan de ello y de otras cosas más o menos significativas, pues lo que importa no es el carácter externo de aquella experiencia, sino que lo que significó entonces y lo que sigue significando ahora, para la Iglesia y para el conjunto de la humanidad, desde una perspectiva materna, femenina, desde el mismo centro "mariano" de la Iglesia

Lo cierto es que se dio por entonces, hace 800 años, una revelación “mariana” que ha marcado la vida posterior de la Iglesia, pues ella, la madre de Jesús (¡Madre de Dios!) “dijo” que ella había engendrado con su sangre no sólo a Jesús, sino que sigue engendrando de un modo especial a los cautivos-oprimidos, de quienes se ocupa

Así lo destacó hacia el año 1450 Fray Nadal Gaver, que recogió y transmitió de forma clásica aquella experiencia de Pedro Nolasco, contando la Descensión o bajada liberadora de María de la Merced, en un relato ejemplar donde que recoge la inspiración liberadora que está al fondo de los diversos grupos mercedarios.

Hoy 2.8.17, cuando comienzan los ochocientos años de aquella "revelación" del dolor y compromiso liberador de María, la Virgen de la Sangre, quiero traducir y resumir aquel relato de la experiencia mariana.

Buen día dos de Agosto a todos los amigos de la Merced.

– Historia previa.


Pedro Nolasco había empezado había comenzado a realizar su obra de redención de cautivos el año 1202, con un grupo de hermanos y hermanas. Pero vio que no avanzaba, llegando a pensar que el grupo y obra podía disolverse. Estaba ya en 1218. Habían pasado muchos años. Había gastado su fortuna y la fortuna de varios amigos, pero no se lograban verdaderos resultados. Aumentaban las dificultades, crecían los cautivos, la obra seestancaba.

Pues bien, estando de noche en oración (a solas o con Raimundo y Jaime), con estos pensamientos, invocando a la Señora, Madre de Jesús, sintió que alguien se acercaba. ¿Cómo lo sintió, qué vio, cómo escuchó las palabras? Este es el secreto luminoso de la experiencia mercedaria, una historia que deben evocar siempre de nuevo devotos de María de la Libertad.

– Diálogo.

La experiencia mariana de Pedro Nolasco se expresó en un diálogo o revelación fundamental en cuatro momentos.

1) Ella viene y Pedro pregunta: ¿Quién eres? Quiere saber quién es la Señora; estar seguro, saber con quien habla.

2) La Señora revela su deseo. Antes que decirle quien es, ella le ofrece una tarea: que siga liberando, que no deje su obra, sino que la asuma de nuevo y que la organice de un modo mejor, como movimiento de liberación.

3) Nueva pregunta de Nolasco: ¿Quién soy yo para realizar esta tarea? Es una pregunta que aparece en gran parte de las experiencias espirituales, ya en el Antiguo Testamento (por ejemplo en Moisés e Isaías).

4) La Señora responde diciendo quién es ella:

"Yo soy María,
aquella en cuyo vientre asumió la carne el Hijo de Dios,
tomándola de mi sangre purísima para la reconciliación del género humano.
Yo soy aquella a la que dijo Simeón cuando ofrecí a ese Hijo sobre el Templo,
para realizar la obra de Dios:
mira éste ha sido puesto para ruina y resurrección de muchos; será signo de contradicción; y a ti misma una espada te atravesará el alma" (cf. Lc 2, 33-34).

De esta forma viene a presentarse María, la madre de Jesús, como madre de Merced de los cautivos, apareciendo así como aquella que dio su sangre por Jesús y que la sigue dando a favor de los oprimidos y cautivos.

Ciertamente, los mercedarios y mercedarias saben que ella es la Theokokos o Madre de Dios; saben que es Inmaculada y que está Asunta en el cielo. Pero en el centro de su piedad mariana han descubierto, con Pedro Nolasco, otro elemento: María sigue sufriendo y actuando con Jesús a favor de los oprimidos y cautivos; ha dado y sigue dando su sangre por ellos, pues la dio para el nacimiento de Jesús.

Conforme a la visión medieval (que ignoraba la existencia de un semen femenino), los niños nacían de la “sangre” de la madre, esto es, de su misma vida (es decir, de su muerte). Pues bien, en ese contexto María añade que ella se está “desangrando” a favor de los cautivos.

Éste es ciertamente un lenguaje simbólico, pero expresa algo bien claro: María, la Madre de Jesús, sigue llevando en el alma la espada de dolor redentor por los cautivos, una espada sangrante de vida y de muerte.

Los grandes textos del dolor de María (Lc 2, 33-34, la espada de Simeón, y Jn 19, 23-25, con la compasión bajo la cruz), pueden evocar diversos temas: María ha sufrido su noche oscura por no entender a Jesús, por ver el rechazo de los judíos y de todos los no cristianos, por sentir su dolor en la cruz... Pues bien, en el fondo de esos textos, los mercedarios han visto con Pedro Nolasco que María, la Madre, derrama también su sangre (=su vida) a favor de los cautivos.

La Virgen de la Sangre

María aparece así como Virgen de la Sangre, como mujer que da su vida no sólo por/para Jesús (que ha nacido de su sangre) sino por/para los cautivos y oprimidos:

– María sigue sufriendo hasta el fin de los tiempos allí donde sus hijos se encuentran cautivos: Así aparece como mujer y madre solidaria. Ella es con Jesús el recuerdo viviente de la herida que forma la opresión en este mundo; ella es la memoria viva de las injusticias que destruyen a los hombres y mujeres de la tierra. Así aparece como expresión viviente de la solidaridad de Dios, que penetra en la debilidad del mundo, para sufrir con los que sufren. Ella representa de algún modo a todos los cautivos del mundo.

– María es, al mismo tiempo, impulsora y garante de un movimiento de libertad. De esa forma anima, desde abajo, a partir de los mismos cautivos, un camino y proceso de liberación y así aparece como promotora y garante de liberación. Ella no se encuentra simplemente arriba, desentendida de la historia humana; no está en un cielo de felicidad ya conseguida, dejando a un lado los problemas de la humanidad sufriente, sino todo lo contrario: unida con los pobres y cautivos, a favor de ellos, promueve un movimiento de liberación cuyo primer hermano ha sido Pedro Nolasco.

Esta ha sido la mayor aportación religiosa de Pedro Nolasco: él ha puesto su movimiento de liberación bajo el amparo y guía de la Madre de Jesús, a quien presenta como Madre de gracia y de Misericordia, es decir, Merced de Dios, principio y garantía del compromiso cristiano a favor de la liberación de los cautivos. Lógicamente, conforme a esta experiencia fundadora, María acaba diciendo a Pedro Nolasco:

"Es mi voluntad que fundes un grupo que se dedique a redimir cautivos, sabiendo que eso implicará dificultad y sufrimiento. También vosotros seréis un signo de contradicción, en este mundo que sigue oprimiendo a muchísimas personas; por eso, una espada os atravesará vuestra alma. Igual que yo he sufrido por Jesús, para que llegue el Redentor, deberéis sufrir vosotros, para que la redención se complete y un día vivan en amor y comunión todos los humanos".
Esta sigue siendo la palabra clave de María de la Merced. Este el sentido de su patrocinio sobre el conjunto de la familia mercedaria.


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios
  • Comentario por Jame 03.08.17 | 23:45

    Em caso de trabalho de campina que envolva sujeitos, entrevistas ou imagens, projeto de busca deverá ser submetido e também autenticado por delegados de ética. http://Www.mundodamonografia.Com.br/tcc-pronto-de-economia/

Martes, 17 de octubre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Octubre 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031