El blog de X. Pikaza

Adiós 2016. Siete deseos para el 2017

He repasado las postales de este año que termina, 2016, y he querido recoger algunas ideas, retomando sus motivos más salientes, para así despedirme en paz, abriendo un camino gozoso (¡con mucha tarea pendiente!) para Dios, para nosotros, este próximo 2017. Así he colocado la imagen convencional del Nuevo Año, para que cada uno la pinte o colore con sus mejores deseos y amores.

Desde ese fondo he recogido siete reflexiones y tareas para el último examen de conciencia del año, hoy, 31 de diciembre. Éste es el día de la gran carrera o Maratón del Papa San Silvestre (¡qué nombre más hermoso!), y así quiero ofrecer a mis lectores siete pasos o motivos centrales, como si formaran parte del Control de Avituallamiento, recogiendo lo mejor de 2016, para seguir caminando el 2017, rompiendo todos la cinta final de la carrera, para seguir caminando.

Ciertamente, Dios no es un "maratón", sino un camino de paz. Pero es bueno recordar hoy siete momentos o tareas del camino... con la imagen triste de la viuda joven (embarazada de amor) que quiere seguir viviendo para su hijo, como la mujer de Isaías 7. Ponga cada uno a José a su lado, póngase cada uno allí para acompañar a la mujer que es símbolo del 2017:


1. Navidad, nacido de María Virgen, nacido entre los pobres. Ella estaba allí, ella sigue. Por eso esperamos con gozo el 2017.

2. 2016/2017... encarnación, la única frontera es el Reino de Dios. No tenemos que conquistar nada (ni tierras, ni coches, ni dinero...). Que Dios sea la Vida de nuestra vida, ése es el regalo.

3. Dios entra en la vida: María y José, aprender a ser padres... Quería haber puesto a José al lado de María, con una cuna en vez de un cementerio... Pero los hombres tenemos que convertirnos para iniciar de verdad la tarea de Dios.

4. Nacimiento y conversión de Dios (él nos con-vierte). ¿Nace el niño de 2017 sin un padre amoroso a su lado? Pensemos

5. Superar por dentro la injusticia: Dios en el exilio, camino de patria. La imagen nos sitúa ante un campo inmenso... ¿Podremos caminar, con la Madre, para que nazca el niño Dios...?

6. Navidad y todo el año 2017, una mala nueva para los opresores. Eso quiero, que haya malas noticias en el 2017 para los que oprimen a los demás, malas noticias para su negocio de armas, engaño y dinero... para que también ellos puedan convertirse

7. La peor Navidad, una sociedad de consumo a costa de los otros. Tenemos que pasar de la sociedad de consumo a la sociedad de la comunión, de la madre con el padre, del amigo con el amigo, del hombre con el hombre... de todos los pueblos en paz. Feliz 2017. Quien quiera, siga leyendo.

>> Sigue...


30.12.16. Sagrada Familia. Tres amores alientan mi vida

29.12.16 | 12:19. Archivado en Jesús, Nuevo Testamento, Domingo, dia de la Palabra, Familia

La iglesia celebra este Viernes final del 2016,30 de Diciembre, el día de la Sagrada Familia,

Ya no vibra en la jerarquía española el alboroto militante de hace unos años, cuando algunos grupos juntaban en Madrid a cientos de miles de personas, dispuestas a luchar al menos en la calle por un tipo de familia.

Ha pasado también el vendaval del Papa Francisco con su "año de la familia", con su siembra de invierno, esperando primavera, que yo mismo quise expresar en mi libro La Familia en la Biblia.

Pero queda el tema radical de la familia, que es la pequeña familia, que es la "patria" de cada uno (nadie desterrado, nadie extranjero...), que es la humanidad entero, un gozo y tarea de amor, una inmensa responsabilidad, una herida sangrante en este mundo enfermo de familia, de las tres familias que voy a presentar (dejando en el fondo de ellas a la Iglesia, familia de Dios, familia de familias, promesa de nueva humanidad reconciliada).

Empiezo recordando este día los versos de un canto gallego de S.G. Varela (1850-1909), dedicado a las dos familia, dos patrias, que le hacen vivir, un texto clásico hispano: Dos amores custodia (encienden) mi vida, la casa-hogar, la patria-tierra (con la tierra humanidad, los sin casa y familia, como verá quien siga leyendo). Pero empiezo con Varela, y en gallego, que espero se entienda:

Dous amores a vida /gardar me fan (dos amores la vida me hacer guardar)
a Patria e o que adouro / no meu fogar (la patria y aquello que adoro en mi hogar)
A familia e a terra / dond’eu nacín (la familia y la tierra donde nací)
sin eses dous amores /non sei vivir. (sin esos dos amores no sé vivir)

--Un amor es la patria gallega que él adora...: Patria, tierra... las cosas que despide el emigrante que tiene que salir para otras tierras..

--Otro amor/patria es la pequeña familia, con su fogar, su fuego en en el centro de la gran cocina... Sin estos dos amores "no sei vivir", no puedo vivir.

Quiero pues con G. Varela que todos los hombres tengan una patria/tierra, que nadie sea extranjero en ella... Que todos tengan un hogar, un fuego de pequeña familia. Pero en este día quiero añadir un tercer amor, una tercera familia..., como verá quien siga leyendo, en este día de las tres sagradas familia.

>> Sigue...


Veinte años sin Eliseo Tourón, primer decano de Teología de San Dámaso

Eliseo Tourón del Pie (1934-1966).Fue amigo antes que teólogo , murió hace veinte años. Dejó en mi vida un hueco que nadie como él ha vuelto a llenar de esa manera, de amistad y humanidad, de iglesia y teologìa.

Fue mi amigo y el de muchos a los que quiso y que le quisimos. Pero fue también un gran teólogo, aunque muchos no se lo quisieron reconocer, en la Facultad de Teología de San Dámaso, de la Diócesis de Madrid, de la que fue el primer Decano, quizá el mejor de todos.

Murió a los sesenta y dos años, en plena madurez, rodeado del amor de muchos alumnos y amigos, amargado por la envidia unos pocos, que no es momento de citar, aunque fácilmente se pueden imaginar, en el entorno de la nueva teología y de la nueva que estaba triunfando en su entorno, que antes había sido espacio de libertad.

Murió de cáncer de hígado (y de cáncer de tristeza, porque algunos le hicieron la vida imposible). Era un hombre sincero y sencillo, sin vueltas en el alma, un hombre abierto, ensanchado, sin maldades ni arrugas en el corazón... pero murió encogido por la prepotencia de algunos que no que hubiera espacio para hombres como él. Por eso es buen tiempo recordarle, a los treinta años, pues murió siendo el primer decano de la Facultad de Teología de Madrid (tan importante en otros planos).
Publiqué su bio-bibliografía en la revista Estudios y en la Revista Española de Teología (en los primeros números del 1997). La recojo aquí de nuevo, tras veinte años, después de haber publicado en los días pasados su introducción al Magnificat de Lutero. Lo hago hoy, 28 de Septiembre, un día después de la fecha de su muerte.

Imagen. No me atrevo a colgar su foto, quiero llevarla en el alma. Prefiero poner el cruceiro gallego, sobre el mar de las rías de Pontevedra, donde él fue mi profesor, luego mi colega y amigo. Al pie de ese cruceiro y de otros, frente al mar ancho y familiar hice (¡hicimos!) la mejor teología. Allí te recuerdo, Eliseo, allí quiero ir a visitarte este verano, a la beira del mal de Poio, con la imagen de María en tu Diccionario, el mejor que existe todavía.

>> Sigue...


Dios en el pesebre, allí lloraba y gemía (el villancico de San Juan de la Cruz)

26.12.16 | 12:50. Archivado en Iglesia Instituciones, Amor, Adviento - Navidad

Éste es quizá el más hermoso y profundo de los villancicos o cantos al Dios recién nacido:

-- Es el villancico del Dios que ha querido aprender a llorar, para saber así lo que es ser hombre, para saber de verdad lo que es ser Dios...

-- Éste es el Dios que llora, para compartir la suerte de los hombres que lloran, pero no para quedarse en eso, sino para que ellos puedan reir y gozar.

-- Es el villancico del Dios en el pesebre vacío de la historia, un pesebre de animales, en forma de cuna/sepulcro (comos sabe la tradición oriental). Llora donde unos hombres hacen llorar a otros hombres...

Este villancico forma la conclusión del Romance de la Trinidad y de la Encarnación, un gran poema en el que San Juan de la Cruz (SJC) canta la historia de amor de Dios en sí, de Dios con los hombres.

Con su estilo habitual, SJC expone en este Romance (RomTrin) el amor de Dios como matrimonio (es decir, como intimidad de amor) de sí mismo y de los hombres... Es como un canto de ciego en la noche que ilumina la vida de la humanidad, en la que Dios mismo llora y gime entre animales.

Este romance consta de nueve canciones, la última es la del Nacimiento, que hoy quiero presentar y recordar. Viene al final de un largo recorrido, que empieza en Dios como principio de amor, sigue con la creación y la historia de los hombres, para desembocar en el nacimiento del mismo Hijo de Dios, entendido como matrimonio eterno de Dios con los hombres, dice así (versos 289-310)

Ya que era llegado el tiempo /en que de nacer había,
así como desposado / de su tálamo salía
abrazado con su esposa,/ que en sus brazos la traía,
al cual la graciosa Madre / en un pesebre ponía,
entre unos animales / que a la sazón allí había.
Los hombres decían cantares, / los ángeles melodía,
festejando el desposorio / que entre tales dos había.

Pero Dios en el pesebre / allí lloraba y gemía,
que eran joyas que la esposa / al desposorio traía.
Y la Madre estaba en pasmo / de que tal trueque veía:
el llanto del hombre en Dios, /y en el hombre la alegría,
lo cual del uno y del otro / tan ajeno ser solía


Éste es el tema, éstos son algunos de sus rasgos:

-- El Esposo es Jesús, que nace desposándose con la humanidad, es decir, haciéndose humanidad sufriente, en amor a todos.

-- La Madre es evidentemente María, que le acoge en pasmo, en experienia mística suprema. Vivir es nacer en Dios, nacer Dios con los hombres...

-- Jesús nace entre animales, rechazado por la Gran Humanidad de los poderoso... Ésta es la ecología suprema, la encarnación de Dios en todos los seres...

-- Éste es el "trueque" de Dios...que allí lloraba y gemía, este es el gran "comercio", que consiste en ponerse en el lugar del otro, Dios en el hombre, el hombre en Dios.

Sería bueno comentar todo el Romance, sus 310 versos, quizá la obra de teología más excelsa de los nuevos tiempos. Yo me limito aquí a presentar los romances finales de la encarnación, con los últimos versos que acabo de citar, presentando la Encarnación y el Nacimiento como una historia de amor.

Éste es el misterio del llanto de Dios en los hombres, que ha puesto de relieve, de un modo especial, la iconografía y liturgia orienntal. Buen tiempo de Navidad a todos.

>> Sigue...


25 XII 16 Tras la misa del Gallo: La Historia de Navidad (Lc 2, 1-14)

Un año más, Mabel y yo hemos celebrado la “misa” o liturgia de Vigilia de la Navidad, presidida por D. Juan Pedro, nuestro párroco, en la iglesia de al lado (Aldearrubia, imagen 3), a las doce de la noche, hora de la Misa del Primer Gallo, en la que se lee el Evangelio de Lucas (2, 1-14), el más hermoso de los testimonios de la Navidad Cristiana.

Con ese texto en la mente, cuando amanece la luz nublada del 25 de Diciembre en San Morales, quiero ofrecer mi reflexión sobre la Historia de la Navidad, partiendo del motivo de esa Misa de Vigilia, que debería llamarse "misa de pastores" pues ofrece la mejor introducción posible al día y fiesta del Nacimiento de Dios.

El evangelio de Lucas, proclamado este noche, es un texto de hondo simbolismo que recoge y expresa de manera sencilla y formidable algo de aquello que pasa cuando Dios se hace hombre, la vibración del cielo, con el ángel de Dios y el coro de los ángeles, con la admiración de la Noche y de la vida, con la niña de abajo (2ª imagen), subiendo en globo el muro que siguen poniendo los hombres, para que María y José no pasen las fronteras... Pero el Niño Jesús rompe y pasa todas las fronteras.

Es secundario si fue un 25 de diciembre u otro día, en sentido histórico, en la fría noche de Belén, los pastores no solían estar de guardia al raso, como tampoco la pasan al raso estos días, aquí en Salamanca, mis amigos pastores de Aldearrubia, a quienes Juan Pedro, el párroco ha querido evocar. Pero hemos celebrado la fiesta de la noche, con el Gallo que ha cantado en nuestros corazón anunciando la llegada de la Luz.

No sé si en otros lugares dejan entrar a la Iglesia a los pastores con rebaños ; esta noche con nosotros han entrado, se les notaba bien. Han estado o, mejor dicho, hemos estado todos en la Iglesia Rubia de Piedra del Villamayor, en la Aldearrubia, porque odos nosotros, éramos pastores a la espera de Jesús en el silencio de la noche de gallo, presidida por Juan Pedro.

En aquel tiempo pasado, hacia el 6 a. C., cuando nació Jesús, sólo los pastores lograron atravesar el muro que los poderosos del mundo habían construido ya en torno a Belén (un muro sin alambradas, ni bloques de cemento) para que no entraran los padres del Niño prometido, para que nadie pudiera celebrar el nacimiento de Dios, tras las grandes fortalezas del Herodes de turno.

Expulsaron a Jesús de la ciudad, pero los pastores estaban allí, y llegaron de los campos, en la noche, guiados por las estrellas guardianas de la vida. Así lo quiero reflejar en el comentario del texto que ahora sigue. Pues bien, también nosotros, unos cuantos, del entorno de Aldea-Rubia hemos estado en la noche nublada de humedad, sin estrellas, pero llena de la EstrellaJesús.

Así lo quiero comentar con la luces de la mañana de este nuevo 25 de Diciembre, día del sol Jesús. Para todos un saludo y un deseo feliz de felicidad.

Hoy hubiera cumplido mi madre 115 años. Por eso la recuerdo esta mañana con nostalgia gozosa. Eguberrion de nuevo, un Día de Navidad gozosa para todos. Con el corazón lleno del canto de los ángeles pastores del cielo, en honor de Jesús nacido, mi canto de felicidad, con Mabel, que ha venido feliz de la misa.

>> Sigue...


La Puerta de Navidad. Un pequeño pregón, un compromiso

Han querido cerrarla algunos (citaré a continuación tres casos), borrando así la memoria de aquellos que promueven el Misterio de la Vida. Pues bien, en defensa de esa vida, Mabel y yo queremos abrir un año más la Puerta de la Navidad.

Por eso evocamos esta la Puerta de la Esperanza, horadada en la peña, como Portal de Belén (por ahora vacío, no han llegado María y Jose), para que todos los hombres y mujeres, y en especial los niños pueden tener casa, familia y pan, como la casa de la imagen infantil... un espacio de calor, con algunos juguetes, pero, sobre todo, con amor y paz profunda, en esperanza.

Han querido cerrar la Navidad muchas veces, pero no lo consiguieron, ni tampoco lo conseguirán ahora. Algunos se llaman cristianos, pero quizá no lo son, pues son servidores del poder y del dinero, de su propio deseo egoísta, y no les interesen de verdad los niños, todos los niños del mundo (con familia, casa, escuela y perspectiva de futuro, en Belén o Siria, en Kinshasa o Nueva Delhi).

Nació una vez Jesús, y para siempre, hace más de dos mil años, y seguirá naciendo en nosotros, en todos, el Niño de Dios, que es el hombre/mujer verdadero, el Príncipe de la Paz, aquel que nos llevara por esa Puerta en la Roca (Atxular Atea), al gran valle de la Vida que es valle lado del Amor y de la Libertad.

-- No nos quitarán la Navidad, a pesar de los faraones y los reyes del poder militar y económico como Acaz o como Herodes, o como los que hoy quieren resolver sus problemas con bombas y metralla, matando ante todo a los niños (los que más sufren las guerras).

-- No nos robarán la Navidad, a pesar de que un tipo de sociedad de injusticia hace que mueran cada día miles de niños, a pesar de otros muchos no puedan pasar por la puerta de la roca al valle del amor, a la casa infantil, de la segunda imagen, con calor de vida, con familia, con amigos.

-- No la robarán, si nos comprometemos a mantenerla y celebrarla, una vez más, este año 2016/2017y si vivimos para que vivan los niños, abriendo para ellos y con ellos una puerta de esperanza, como esa Puerta de Esperanza de Atxular (Atxular Atea) en la dura roca de mi pueblo, Orozko.

Con este deseo, Mabel y yo queremos felicitaros a todos vosotros, lectores de este blog, y en especial a los hermanos, parientes y amigos de siempre, que nos acompañéis para mantener abierto (con oración y compromiso de vida), entre todos, este camino de la esperanza de Jesús, que es la Navidad.

>> Sigue...


Blanca Navidad, Negra Navidad...Diez pensamientos

El año 1940, Irving Berlin escribió en USA una canción titula White Christmas, Blanca Navidad, que ha sido traducida y cantada en casi todas las lenguas del mundo. Se dice que la versión de Bing Crosby del año 1941 es el single más vendido de todos los tiempos (con más de 50 millones de copias).

El texto es sencillo, habla de nieves blancas, con recuerdo de tiempos antiguos y niños, del sueño brillante de la navidad de hogar, de felicidad intimista,propia de una cultura del bienestar. Ésta es la cercana de un hogar tranquilo, sin la extrañeza de un Dios que nace en el destierro del mundo, con niños sin hogar, con presagios negros...

I'm dreaming of a white Christmas / Just like the ones I used to know
Where the treetops glisten and children listen / To hear sleigh bells in the snow

I'm dreaming of a white Christmas / With every Christmas card I write
May your days be merry and bright / And may all your Christmases be white

Traducción castellana (standard…)

Oh Blanca Navidad, /sueño y con la nieve alrededor,
blanca es mi primera /y es mensajera de paz y de puro amor

Oh Blanca Navidad, nieve / un blanco sueño y un cantar
Recordar tu infancia podrás /al llegar la blanca navidad.


Pero la Navidad no es sólo blanca, de recuerdos tranquilos y sueños… Hay también otra más fuerte y real, una fiesta negra, hecha de recuerdos y realidades de tristeza, de hogares rotos, de niños y mayores de patera (¡más de 200.000 han entrado sólo este año que acaba, 2016, en Italia!), cada uno con su tristeza, su cruz a cuestas.

Por eso es bueno mantener la melancolía gozosa de la Blanca Navidad, pero abrirse también a otros aspectos de la Negra Navidad, con sus diversos rasgos de emoción creadora y de tristeza, porque Dios es también Negro, porque Jesús se ha encarnado en los negros y atrigados, igual que en los rubios y lechosos.

Por eso es bueno recordar la Navidad que es también Negra, fuerte, exigente… Así lo haré, retomando motivos antiguos de mi blog. De esa manera quiero felicitar a todos mis amigos, blancos y negros, en el gozo y compromiso de esta Navidad 2016.

>> Sigue...


Adviento con María: Esos tus ojos misericordiosos

20.12.16 | 09:32. Archivado en Amigos, la voz de los, María, Adviento - Navidad

La Salve ha sido quizá la más conocida de las oraciones específicamente católicas, una antífona mariana, de origen medieval, dirigida a la Madre de Jesús, pidiéndole que sea intercesora misericordiosa ante su Hijo Jesucristo.

Me parece hermoso presentarla y comentarle en este Adviento, al final del Año de la Misericordia. No es, como diré, la única oración de María, pus a su lado ha de ponerse el Magníficat, que es el canto de la justicia radical (¡derriba del trono a los potentados...!). Pero es también importante, pues nos sitúa ante la maldad radical de la vida (¡destierro, valle de lágrimas, campo de destierro y llanto!), haciendo que podamos abrir los ojos del corazón en gesto de esperanza.

Cuentan que un día, en su famosa Cátedra de Filosofía, el profesor D. José Ortega y Gasset estaba explicando el análisis existencial de M. Heidegger, el más radical de los pensadores del siglo XX, comentando temas como caída y finitud del hombres, estar arrojado y perdido en el mundo... y de pronto se paró y pregunto al alumno más sabio del grupo: ¿Puede usted compararme el análisis de Heidegger con la Salve Cristiana?

Siguen diciendo que el alumno sabio contestó que Heidegger era un pensador excelso, mientras que la Salve era una oración de incultos supersticiosos...

Pues bien, Ortega, famoso por su durísima ironía, le dijo: Usted, alumno mío, no es inculto y supersticioso, sino algo muchísimo peor, es un idiota. No existe, que yo sepa, en la historia de occidente un texto que mejor refleje la condición del hombre, la Goworfenheit, que la Salve cristiana. Pero quizá a Heidegger le falta la Madre.

En este contexto, entre Heidegger y el final del Adviento, he querido ofrecer un breve análisis de la Salve, como oración de Adviento, una oración que no es todo para los cristianos, pero que sigue siendo importante.

Imagen: Una representación tradicional de Santa María de la Salve (como la que tenía en su mente el "famoso" alumno de Ortega, del primer tercio del siglo XX, quizá alejada de nuestra sensibilidad, casi un siglo más tarde. Al final he querido poner,al lado de la imagen de María, para quien siga leyendo, una fotografía de estudio de J. Ortega y Gasset. Buen final de Adviento, con María (y con Ortega y Gasset, es decir, con el pensamiento).

>> Sigue...


Concebido por el Espíritu Santo (cada ser humano engendrado por Dios)

18.12.16 | 19:56. Archivado en Jesús, María, Judaísmo, Adviento - Navidad

He comentado anteayer el evangelio de este domingo 4º de Adviento (Mt 1, 18-25), pero sin ocuparme de las palabras centrales del ángel a José:

No tengas miedo de recibir a María, tu mujer,
porque lo que ella ha concebido es del Espíritu Santo (1, 20)

Estas palabras han pasado a todos los credos cristianos: "fue concebido por el Espíritu Santo, nació de la virgen María". Ellas han sido objeto de grandes disputas, desde el comienzo de la Iglesia (como indican los primeros concilios de Nicea y de Éfeso...), y en la actualidad siguen siendo tergiversadas, criticadas y aceptada con pasión (según los casos).

En la reflexión que sigue quiero comentarlas brevemente, sin distinguir entre creado, engendrado y concebido (como sería necesario), sin separar el plano eterno del Hijo de Dios y el plano histórico de Cristo (con otros temas igualmanente discutibles y distinguidos). Para situar el tema quiere recoger dos experiencias:

-- La primera es muy antigua (del año 1951 o 1952). Yo me examinaba por libre en el Instituto de Bilbao. Éramos muchos, el examen era público y oral, y el cura de religión nos iba haciendo las preguntas pertinentes. Llegó mi turno, miró la lista, me dijo si me llamaba así y me pregunto si Dios era creador de todo... Le respondí como pude (no recuerdo bien cómo), y de pronto me dijo: "¡O sea, que ahora Dios no crea nada!". Yo le respondí con gran aplomo: "No, no es así, Dios sigue creando un alma para cada hombre que nace".

Yo no sé si entendía lo que decía, pero sé que nos lo había dicho el profesor de Religión de Durango, José M. Duñabeitia, y me había quedado muy grabado, y se lo dije con todo aplomo. Duñabeitia se cansaba a veces en las clases, y nos contaba sus historia, sobre todo la del Penal de Ocaña donde le internaron tras la guerra (en el mismo penal donde estuvo y murió Miguel Hernández, de quien entonces no nos hablaban).

No recuerdo mucho más. Sólo que el examinador, un Canónigo de Bilbao, me miró fijamente y me dijo: ¡Bien, Chaval, puedes irte!

-- Segunda experiencia... El recuerdo de aquel examen y de aquella respuesta que di sin entenderla me ha guiado toda la vida (y parte de mi teología ha sido un intento de responder a ella)... Hoy (2016) creo como entonces que Dios sigue creando almas, aunque quizá lo diría de otra forma: Dios no crea" almas sin más, sino que "engendra personas", por obra de su Espíritu, como engendró a Jesús .

Desde ese fondo entiendo un modo mejor (sin entenderlo del todo) este relato de Mt 1, 18-25, donde se nos recuerda la palabra del ángel a Jesús: Lo que María tu esposa ha concebido viene del Espíritu Santo, por eso acógelo como don de Dios. Sabes que ese niño es tuyo y de María, su Madre, viniendo directamente de Dios.

De eso tratan las reflexiones que siguen, algo más técnicas, elaboradas a partir del texto de Mt 1, 18-25, en sintonía con las cosas tan hermosa que ha dicho en este mismo lugar Juan Masiá (RD: 11.12.16) al decir que todos los padres son "adoptivos" en el sentido profundo del término, pues cada niño es engendrado y nace (crece, vive...) por obra del Espíritu Santo.

Me gustaría poder decir cosas tan hondas y verdaderas que ha dicho mi amigo Juan Masiá, que han ayudado a tantos padres, a tantos creyentes. Pero quizá también las mías, un poco más técnicas, en la línea de las postales anteriores de este blog podrán acompañar a mis lectores. Buen final de adviento para todos.

>> Sigue...


18.12.16. Así fue la generación de Jesucristo (2017, año de Mateo).

He venido presentando, con las primeras lecturas de los cuatro domingos de Adviento de este año el evangelio de Isaías, retomando así la esperanza mesiánica israelita, la búsqueda y camino de todos los pueblos y culturas de la tierra.

Pero hoy, cuarto domingo de Adviento de este año (que para la Iglesia es ya de alguna forma el 2017) quiero comentar ya el evangelio de Mateo, que nos irá acompañando a lo largo de todo el año litúrgico, pues como bien sabemos la liturgia nos invita a recorrer cada tres año el camino de un evangelio sinóptico (el de Juan va mezclado entre los tres).

Empieza, pues, el evangelio de Mateo, para leer, para vivir, para soñar, para practicar a lo largo del 2017. Si Dios me sigue dando salud, os acompañaré con Mateo cada domingo normal de este nuevo año, pues me he venido preparando durante muchos años (y ahora al fin durante varios meses) para publicar un comentario de Mateo, verá la luz hacia el verano (si todo va normal). Pero aquí puedo empezar ofreciendo algunos materiales.

Debería haber comenzado con la genealogía de Jesús (Mt 1, 17), pero la liturgia de este domingo de Adviento nos introduce en la Navidad (y en todo el año 2017) con el texto de la generación de Jesucristo (Mt 1, 18-25), como seguirá viendo quien lea.

Es un acontecimiento gozoso éste de poder volver al evangelio de Mateo, y leerlo cada domingo, y gozarse una vez más de leerlo, de vivirlo... Con esa alegría ofrezco esta primera postal de Mateo, mi viejo amigo, compañero fiel a través de tantos años... Buen domingo final de Adviento a todos, buena preparación de Navidad, con los tres primeros de Mateo, en este orden: José, María y Jesús.

Imagen. Logotipo de Mateo: Evangelista con ángel. Desde tiempo muy antiguo, la Iglesia ha representado a Mateo con un ángel (Marcos con León, Lucas con Toro,Juan con Águila...), quizá porque escribe como un ángel, o porque un ángel le enseña a ver las cosas... o porque su primer personaje (como veremos en la lectura de hoy) es un ángel dialogando con José, de manera que algunos han podido decir que el signo del ángel representa a José, más que Mateo (o a los dos a la vez)

Notas: Ofrezco un texto de cierta densidad, pero quiero que puedan leerlo todo los interesados por el tema. Por eso dejo para el fin cuatro notas de tipo más erudito, con bibliografía (para más curiosos o especialistas).

>> Sigue...


Dom 18.12.16. Adviento, una Mujer Embarazada

Domingo 4º de Adviento. Ciclo A. He comentado los domingos de Adviento de este año con textos y signos del profeta Isaías: de las espadas forjarán arados, juntos pacerán el lobo y el cordero....

Pues bien, el mayor de todos , cuarto cirio de Adviento, árbol de la Navidad es una Muchacha Embarazada, que va a dar a luz a un niño y le pondrá por nombre Emmanuel, Dios está con nosotros.

Es una simple una mujer gestante, sin marido conocido, firme en medio de la guerra, en una ciudad asediada como Alepo... Así estaba Jerusalén en aquel tiempo, en medio de la guerra entre sirios y samaritanos con judíos, como verá quien siga leendo... Una mujer que cree en la vida entre las bombas, que cree en el "Dios" que le ha hecho fecunda, simplemente una muchacha, todo el universo.

En el centro del gran huracán de la lucha entre los pueblos, del hambre y la venganza, caminando, refugiada entre ruinas, quizá en una patera, ella mantiene su fidelidad al hijo que nace, que es hijo de Dios, siendo hijo de todos y de nadie en este mundo, y le pone como nombre Emmanuel, Dios con nosotros.

Éste es uno de los signos más fuertes de la historia humana, el signo supremo de la Navidad. Es el signo de todas las madres que acogen al niño de su entraña, a pesar de que no tengan marido (como José), a pesar de que los reyes de la tierra no se ocupen de ellas, ni de sus hijos, sino de ganar sus guerras.

Entre los 30.000 niños que mueren cada día de hambre y desamparo social, sin nadie que les acoja, en ciudades asediadas, en cambios de refugiados... en villas de miseria, hoy celebramos (con ellos, por ellos, para ellos) al niño acogido por una mujer/madre, un niño que vivirá para que un día no mueran los niños del mundo.

Esa madre con niño, ese niño que nacerá en cada ser humano que nace y empieza sufriendo, es la mayor protesta y esperanza de la historia humana, la revolución definitiva de la vida.

No todo es malo en la tierra. Hubo una madre embarazada que decidió acoger al niño y llamarse Emmanuel. Ayudar a esa madre y a todas las madres con niño, y a todos los niños que no tienen ni siquiera madre capaz de acogerles: eso es Adviento, eso será Navidad. Feliz domingo de esperanza a todos

>> Sigue...


14.11.16 San Juan de la Cruz, un poeta en la noche (a los 425 años de su muerte)

14.12.16 | 10:01. Archivado en Santos, hombre, Amigos, la voz de los

San Juan de la Cruz (1542-1591) es quizá el mayor poeta y testigo del amor en la tradición de occidente. Su obra tiene un fondo judío: puede interpretarse como un comentario al Cantar de los Cantares. Algunos de sus elementos se inspiran en la tradición platónica, tal como ha sido recreada por los renacentistas italianos e hispanos de los siglos XV y XVI.

Pero, en un sentido escrito, Juan de la cruz es contemplativo cristiano, alguien que ha traducido la experiencia de la encarnación y la pasión del Dios en Cristo en símbolos de amor. Un poeta en la noche, un testigo de la luz y la Palabra, más allá de todos los silencios, en medio de todas las oscuridades. Buen día a todos sus amigos.

>> Sigue...


Amores que no todos entienden (X. M. Carvallo)

12.12.16 | 15:43. Archivado en mujer, Amigos, la voz de los, María, Adviento - Navidad

Xosé Manuel Carvallo Ferreiro, colega y amigo, algo más joven que yo (nació en 1944), pensador y escritor, un hombre infatigable, que nos invita a celebrar de nuevo la Navidad como fiesta de María, con amores que no todos entienden.

Escribe en galego, como la gente de su tierra, por eso le he pedido que traduzca el texto, pues la mayor parte de mis lectores lo entienden mejor, y así lo ha hecho, a ruegos de un amigo común (Xosé Carlos Enríquez), a quien agradezco su gentileza.

¿Qué voy a decir de Xosé Manuel? Quien quiera seguir sus publicaciones vaya a su "Cerra", o busque las noticias de su biografía, que presento al final de esta postal.

No necesito presenta su trabajo, que hago totalmente mío, no sólo por su contenido, sino por su estilo, por su cercanía humana, por la magia gallega, cristiana y humana de su lenguaje.

Es un lujo que haya habido y que haya "curas" rurales como Xosé Manuel, hombres de cultura universal, y al mismo tiempo cercanos a su tierra y a sus gentes. Hombres abiertos al mundo entero... y sin embargo (¡por eso!) tan cercanos a la vida de los últimos labregos, que llevan con honor la historia de su tierra, la historia de todos los hombres, tal como se ha vivido y se vive en los campos de Galicia, en las entrañables tierras de Lugo.

Graciñas, Xosé Manuel, por ser quien eres, por escribir como escribes, por buscar siempre la verdad, por ilusionar a todos con tu cercanía, tu inteligencia, tu magia.

Boas Festas de Nadal. Que el año nuevo que entra te conserve así de vigilante y vivo, en medio de tu enfermedad. Uma aperta. Xabier

>> Sigue...


Dom 11 XII 16. Se alegrarán el páramo y la estepa

Domingo 3º de Adviento. Ciclo A. Año impar. Sigo insistiendo en el profeta Isaías, gran profeta de Adviento, como en los domingos anteriores.

Éste es el domingo del gran gozo, tiempo de esperanza que expresa de un modo especial en el rollo de Isaías, que constituye el primer Evangelio Cristiano, retomado este domingo por el mismo Jesús, en su respuesta a los discípulos del Bautista:

Los ciegos ven, los cojos andan...
y a los pobres se les anuncia la buena, la alegre, noticia (Mt 11, 2-4).

Éste es el domingo de la alegría cósmica, que supo anunciar como nadie el autor de esta parte del libro de Isaías:

El desierto y el yermo se regocijarán,
se alegrarán el páramo y la estepa,
florecerá como flor de narciso...

Ésta es la alegría que se empieza expresando en la misma realidad del mundo... La alegría del adviento, que hoy quiero recoger y proclamar en el comentario que sigue.

Imagen 1. Rollo de Isaías en el Santuario del Libro del Museo de Jerusalén. Texto intacto del rollo de Isaías, de más de 2000 años de antigüedad, encontrado en las grutas de Qumrán. Este Santuario del Libro, precisamente con Isaías en su centro, es para los judíos en lugar más sagrado de Jerusalén (con las piedras en ruinas del muro de las lamentaciones del templo. Cayó el Templo, sigue el Libro.

Imagen 2. Miguel Ángel: Profeta Isaías en la Capilla Sixtina de Roma.

>> Sigue...


Las cuatro naves de Dios: Condescendencia, ternura, trascendencia y presencia

09.12.16 | 10:41. Archivado en Dios, Teólogos, Teología, Espiritualidad, Amigos, la voz de los

Son las cuatro naves del libro de José Vicente Rodríguez, que presenté hace dos días, evocando su lubro:

-- Son naves de una Iglesia basilical, divididas por tres filas de columnas, como una Trinidad abierta a la cuaternidad del Misterio que no puede decirse, pero es la verdad de todo lo que existe.

-- Son laterales de una plaza, como la de Salamanca, que abren un espacio cuadrado para la conversación y encuentro, lugar del que nacen todos los caminos, como en Salamanca, su pueblo.

-- Son cuatro naves/navíos que surcan los mares en todas las direcciones, de la ruta de los vientos, los puntos cardinales de la geografía de Dios que es nuestra vida.

-- Son como las cuatro virtudes, Dios mismo es la virtudes, en las que el hombre se asienta y vive, porque es el mismo Dios quién vive en él, y alienta, y se levanta y resucita con los hombres.

-- Los cuatro nombres del misterio de Dios y de la Vida, que con-desciende (habita y comparte el camino), que es tierno (en cariño), es trascendente (subido, más elevado que todo lo que puede elevarse), presente para que el alma...

Dice San Juan de la Cruz en el diagrama del Monte de la Perfección que por allí no hay camino ni ley, "porque el justo para sí mismo es ley"... una sentencia digna de San Pablo y de Juan Evangelista, con Agustín y Lutero... Una sentencia cristiana... (que los editores de San Juan de la Cruz borraron por miedo a la Inquisición)...

Pues bien, por esos lugares de la gran montaña sin camino de Dios nos ha querido llevar el P. José Vicente Rodríguez, como he indicado en el prólogo que he tenido el gusto y honor de escribirle. Ésta es su tercera parte, con ella termino. Hasta pronto, José Vicente. Buena víspera de la Inmaculada, amigos del blog.

(Imagen 1: En vez del diagrama del Monte de S. Juan de la Cruz he querido poner una imagen judía y cristiana de M. Chagall, con la nave-viviente de cielo que lleva a su gloria a los enamorados del Cantar, el libro más perfecto de los nombres de Dios).

>> Sigue...


8.12.16. Inmaculada, una mujer

07.12.16 | 18:59. Archivado en Dios, María, Oración, espiritualidad

María no es una diosa, sino una mujer concreta, de Nazaret de Galilea, pero una mujer que ha vivido muy cerca de Dios y que engendrado y educado humanamente (es decir, “divinamente”) al mismo Jesús, Hijo de Dios.

Según la tradición, ella fue engendrada de una forma normal (matrimonial) por unos padres que se llamaban Joaquín y Ana (¡nombres apócrifos!), de tal manera que su concepción y gestación fue “Inmaculada” (sin ningún tipo de pecado). Pero más que a la simple “concepción” (generación), este título de Inmaculada se refiere a todo el proceso de la vida de María, pues ella fue siempre fiel a Dios, es decir, in-maculada.

Este “dogma” de la Inmaculada, definido por el Papa Pío IX el año 1854, ha surgido en el contexto de una antropología hoy parcialmente superada, pero expresa y transmite una intensa experiencia de fe que quiero destacar. Dejo para otro posible momento la discusión hermenéutica del tema. Hoy me limito a comentar el evangelio del día (Lc 1, 26-38) desde la perspectiva de María Inmaculada.

Felicidades a todos los cristianos, especialmente católicos, que, a partir de este “dogma”, pueden contemplar con gozo el misterio de todo engendramiento humano, que puede y debe llamarse in-maculado. Felicidad, por tanto, para todos los que nacen de Dios, naciendo de la carne y de la vida humana, es decir, a todos los hombres y mujeres de la tierra (En la imagen, la Inmaculada de J. de Ribera, de la Iglesia de la Purísima, de Salamanca).

>> Sigue...


Nuevos "códices" de plomo sobre Jesús. Una noticia sesgada

06.12.16 | 11:20. Archivado en América Hispana


La noticia pretendida noticia salió ayer en varios medios, entre ellos en la Vanguardia, periódico que se jacta de serio:

Fueron encontrados hace casi una década en una cueva al norte de Jordania, pero hasta ahora no se ha demostrado su autenticidad. Los veinte códices hallados en 2008 por Hassan Saeda, un beduino israelí, todos ellos elaborados en plomo y unidos por unas gruesas argollas de metal, contienen el primer retrato de Jesucristo y datan de hace unos 2.000 años.

Según informa el rotativo británico The Mirror, los investigadores Roger Webb y Chris Jeynes, de la Universidad de Surrey (Reino Unido) han constatado tras un estudio que las tablillas son auténticas y tienen una antigüedad de entre 1.800 y 2.000 años. De ser así, serían los primeros escritos conocidos hasta el momento -después del evangelio- en hacer referencia a Jesucristo.

>> Sigue...


Los cuatro nombres de Dios (Para el P. José Vicente Rodríguez)

04.12.16 | 20:21. Archivado en Dios, Teólogos, Teología, Amigos, la voz de los

Presenté hace dos días la figura y obra intelectual del P. José Vicente Rodríguez, fijándome de un modo especial en sus dos grandes biografías: La de Unamuno (BAC) y la de San Juan de la Cruz (San Pablo).

Hoy quiero detenerme en su último libro, titulado Los cuatro nombres de Dios, que acaba de ser editado en San Pablo, Madrid. José Vicente me ha hecho el honor de pedirme un prólogo, y así lo he escrito, como verá quien quiera aproximarse al libro.

Quiso José Vicente que el libro se titulara Cuatrilogía, los cuatro nombres, que definen al Dios cristiano, en la línea de los libros clásicos de espiritualidad y teología que se titulaban De divinis nominibus, De los Nombres de Dios, que para él son los siguienes:

CONDESCENDENCIA,
TERNURA MATERNAL,
TRASCENDENCIA
PRESENCIA MÚLTIPLE

No he querido comentarlos, hubiera sido como una provocación. Dejo que estén ahí, en su libro, donde va recogiendo el autor una serie de textos y de reflexiones que explican el sentido de esos nombres, en la línea de la teología clásica y de la experiencia actual.

Pero he pensado que podría ofrecerle una reflexión introductoria sobre los cuatro nombres del Dios bíblico que se llama Misericordia. Estos son, a mi juicio, los cuatro nombres de la misericordia:

Rehhem: Amor materno
Hen, gratuidad
Hesed, fidelidad al pacto
Emunah, verdad, firmeza

Así es Dios, así he querido presentar, para ofrecer así una especie de pequeño pórtico para el gran libro del P. José Vicente.Venga al pórtico quien esté interesado por entrar luego en el gran templo de la obra de José Vicente. Mañana o pasado terminaré esta reflexión, deseando a mis lectores (los lectores de la obra de José Vicente una buena semana.

>> Sigue...


De nuevo Fidel Castro, con Ramiro Cienfuegos (Pedro Zabala)

03.12.16 | 15:48. Archivado en Amigos, la voz de los, Sociedad, política, Política

Publiqué hace unos días una nota sobre Fidel, con el testimonio de su pariente Emilio de Silva y Castro, sin atreverme a emitir un juicio. Me han escrito varios, con testimonios discordantes. Entre ellos el P. Antonio Vázquez, buen conocedor, gran amigo que añade:

Yo, personalmente, recordando lo que me contó de él un testigo que todavía vive en Poyo, pienso que lo peor de Fidel es haber sido un "farsante engañador", que traicionó incluso a sus amigos que le estorbaban,y religiosamente, teniendo una educación cristiana y "jesuítica" digamos esmerada, llegó incluso a suprimir la Navidad, como bien sabes...

En esa línea quiero publicar la nota que me envía Pedro Zabala, certero como siempre, valorando y criticando la figura de Fidel al contraluz de Camino Cienfuegos, compañero de revolución, a quien traicionó e hizo matar, como podrá ver quien siga leyendo. Gracias de nuevo, a ti Pedro.
Imagen: Souvenir fotográfico, compuesto con fotografías de Ernesto (Che) Guevara (1928–1967), Fidel Castro, Camilo Cienfuegos (1932–1959). Colección de fotografías de Fidel Castro, Princeton University Library.

>> Sigue...


José Vicente Rodríguez, una semblanza (Con Unamuno y San Juan de la Cruz)

02.12.16 | 10:35. Archivado en Dios, Teólogos, Teología, Espiritualidad, Amigos, la voz de los

En su plena madurez, el P. José Vicente Rodríguez, bien cumplidos ya los noventa años, ha tenido el detalle de ofrecernos una espléndida cuatrilogía con los cuatro nombres de Dios que yo me atrevo a presentar como sus cuatro puntos cardinales, o, quizá mejor, como los Cuatro Caminos que suben a su Monte Carmelo.

José Vicente, tú sabes bien que allá arriba no hay más caminos ni montes distintos, pues todo es Amor Entrañable, pero también sabes que esta mundo es siempre camino, y así nos animas a subir (a que Dios mismos nos suba) por las cuatro caras de su monte, por los cuatro lados de su misterio.Y así lo has querido hacer en este libro. presentándolo ahora de un modo agradecido y admirado en este Adviento del año 2017, culminado el año de la misericordia.

Los caminos de Dios, tus caminos, son por una parte duros, hay que escalar la Montaña que es Dios. Pero, al mismo tiempo, son lo más fácil, pues Dios con-desciende y baja para así subirnos, como madre de ternura que nos toma en sus brazos, para introducirnos en su trascendencia infinita, haciéndose presencia de Vida en nuestra vida.

Éstos son tus cuatros nombres (condescendencia, ternura, trascendencia, inmanencia), las cuatro laderas y caminos de la Montaña de Dios, en cuyas cavernas de luz has querido introducirnos para descubrir así el Misterio y descubrirnos a nosotros mismos en la Luz. Padre José Vicente, tu atrevimiento ha sido grande, tu libro muy profundo y muy hermoso: ¿Quién puede atreverse a definir de alguna forma a Dios?

Pero, al mismo tiempo, tu libro ha querido ser un relato gozoso y sencillo, de bendita esperanza, como la voz de un niño que dice en la noche, antes de cerrar los ojos “cuatro esquinitas tiene mi cama, cuatro angelitos guardan mi alma”.

De esos cuatro “angelitos”, que son los nombres de Dios que es condescendencia y ternura, trascendencia y presencia, has querido hablarnos, para que hagamos también nosotros el camino y no desmayemos ante la Montaña que en un momento puede parecernos imposible, insalvable.

Gracias, José Vicente, por haber escrito este libro, como cartilla de oración para niños y por enseñarnos a rezar de nuevo, pues ante Dios seguimos siendo ese niño que se adentra confiado en su noche de luz, ante la cama caliente que su madre ha preparado para él… siendo al mismo tiempo escaladores de la más alta Montaña.

Mañana presentaré esos cuatro nombres de Dios, hoy quiero recordar en general, la vida y obra del P. José Vicente, evocando de un modo especial sus dos últimos grandes libros, sus dos inmensas biografías (que aparecen en las imágenes):

-- Una es la Vida y Obra de Unamuno, nave siempre dirigida a Dios, desde Bilbao a Salamanca, desde Salamanca al futuro de la nueva humanidad.

-- Otra es la Vida de San Juan de la Cruz (¡la biografía, así se atreve a llamarla), un libro inmenso, cuya tercera edición (no la segunda de la imagen) acaba de salir estos días, todo un tesoro de Adviento para los amigos de Dios, que son amigos de la vida.

Unamuno y San Juan de la Cruz, dos "estudiantes" de Salamanca, dos hombres clave de la cultura hispana, dos amigos del camino de Dios, cada uno por su lado. Gracias por hablarnos de ellos, José Vicente, y hasta mañana, que entraré en tu novísimo libro de los nombres de Dios.

Permite que hoy te presente. La biografía tuya que hoy ofrezco no es científica y larga, como las que tú has hecho de Unamuno y de San Juan de la Cruz, pero es cordial y agradecida, por tu vida generosa.

>> Sigue...


Martes, 23 de mayo

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Diciembre 2016
LMXJVSD
<<  <   >  >>
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031