El blog de X. Pikaza

Cuando al Cardenal Rouco le llamaban “Rouquiño”, y era socialista

No todos le llamaban así, pero lo hacía siempre su amigo Vicente Muñoz, gallego y mercedario, gran lógico y profesor suyo cuando había sido estudiante en Salamanca.
Así le seguía llamando cuando volvió tras diez años a enseñar Derecho, siendo pronto Vice-Rector de la Pontificia.

Vicente le invitaba a comer a “su” (nuestra) casa y hablaban (hablábamos) de Galicia y Alemania, de filosofía y teología, en gallego y castellano. Le llamaba “Rouquiño” y se admiraba por entonces (año 1974) de que fuera o pareciera socialista.
En esa línea quiero ampliar la reflexión que J. M. Vidal ha introducido (quizá por conversación conmigo) en su obra: Rouco. Una biografía no autorizada, en la que tantas cosas sabe y dice bien de Rouco estos días (cf. pag. 256).

Soy testigo de más recuerdos, en parte compartidos con Vicente,, que ahora no es momento de evocar, pues se refieren a cuestiones discutidas de enseñanza, Iglesia y teología. Simplemente quiero mandarle a Mons Rouco (¡me gustaría poder llamarle Rouquiño, con inmenso respeto, con un fondo de cariño). con este post de otoño (¡en la etapa final entramos!), una cordial oración y un deseo bueno de salud y gozo en Dios, ahora que acaba una etapa importante de su vida eclesiástica, humana, para entrar en otra que deseo de “júbilo” intenso, con Dios y con su gente.

Hemos tenido y tenemos (sin duda) divisiones, pero no es momento de evocarlas, sino de sumar lo bueno, pues “todos los caminos llevan a Roma” (la Roma final del Evangelio, que es el Reino). Así escribo esta postal de recuerdos de su "vida socialista", con el humor bondadoso con que lo haría su amigo V. Muñoz, mi “hermano” mercedario, muerto hace ya muchos años (1995). Buen día de "jubilación", amigo Antonio, buen camino nuevo.

Otoño de 1974. Una comida “política”

Vicente Muñoz le invitaba a comer y yo solía terciar en las conversaciones, y así puedo dar cuenta de su interés por el socialismo, evocando sobre todo una larga comida y sobremesa, al comienzo del curso 1974/1975, tras al trascendental Congreso de Suresnes, con la renovación del PSOE. Yo sabía poco del tema, y se lo pregunté, y él (el Rouquiño de Vicente) me fue explicando paso a paso los protagonistas y problemas de fondo del PSOE, en aquellos momentos de larga agonía del franquismo. Su interés partía del Congreso de la SPD (Social-Democracia Alemana) en Bad-Godesberg (1959), con la renuncia formal al marxismo y la búsqueda de un nuevo tipo de economía y sociedad igualitaria, en libertad y apertura entre todos los pueblos.

Rouco parecía socialista, en esa línea alemana, o al menos yo así lo sentía. Pero lo era como gallego y español, que había optado por enseñar en Salamanca. Lo cierto es que estaba perfectamente enterado del Congreso de los Socialistas Españoles (del PSOE) de Suresnes, (11-13 de octubre de 1974), del que yo por entonces apenas sabía nada. Me habló de nombres y tendencias, de grupos internos, de posibilidades reales, tras la próxima renuncia o muerte de Franco (que tardó un par de unos años en producirse). Ante sus ojos se habría un nuevo curso político y social en España, y él parecía dispuesto a comprometerse, en forma personal, social y cristiana.

Dijo que O. Palme (Suecia) y W. Brandt (Alemanía) habían apoyado el Congreso… y, sobre todo, que era necesario superar el marxismo (su visión materialista y su lucha de clases), con una opción que fuera pacífica, universalista y de fondo cristiana (de gran transformación social). Insistió especialmente en la importancia que había tenido la sustitución de Llopis (Secretario General anterior del PSOE), con el nombramiento de Felipe González, como nuevo Secretario, y del influjo que tuvieron vascos (con Ruibal, nuevo “presidente” del partido y con Redondo, con la autoridad de los sindicatos) y andaluces (con Guerra y el mismo Felipe).

Recuerdo perfectamente aquella larga sobremesa (en la misma "mesa" del Convento de la Merced, donde he comido de nuevo con A. Vázquez..., compañero de Muñoz, el 24.9.14).

Yo había tenido “hibernada” la política de partidos, por causas personales, de origen y compromiso intelectual (esperando el momento en que pudiera quizá comprometerme en ella). Pero descubrí que Rouco, mi Vice-Rector, el “Rouquiño” de Vicente, se hallaba comprometido en ella… Así le descubrí aquel día, como un hombre perfectamente “político”, consciente del influjo que debía tener el nuevo socialismo hispano, desde una perspectiva fuerte de “política de Iglesia”. Sé que le objeté:

“No creo que un muchacho como Felipe González, con esa pinta y pelo, con un grupo marginal y prohibido como el socialista de Suresnes, sea capaz de dirigir esto de España, tras cuarenta años de dictadura de la derecha militar, con una Iglesia comprometida con el pasado, como es la nuestra”.

Todavía tengo en los ojos su mirada enigmática, de certezas grandes y de profundos secretos. Tas un momento de silencio, me contesto con toda firmeza:

“Felipe González gobernará España, y más pronto de lo que crees… y creo que lo hará bien, en la línea del SPD alemán. Si le han elegido en Suresnes que que sabe y puede hacerlo. Además, en España le necesitamos. La Iglesia realizará un buen papel en el cambio”.

Muchas veces he recordado aquella conversación, que terminó (como solían terminar otras) con un comentario medio en broma, medio en serio, del Prof. Vicente Muñoz que, como se decía entonces, era en aquel tiempo, con Manuel Sacristán (de Barcelona), amigo suyo (y también amigo de nuestra casa),quizá el más significativo de los lógicos de España, un hombre de humor seco, honda retranca, gran cristiano, medio en gallego, medio en castellano:

Cambióseme iste Rouquiño. Bendito sea Dios.
Me lo han feito socialista.

Un canonista avanzado… Un cambio episcopal

En cualquier caso, Rouco era o pasaba por ser, entonces, un canonista liberal o progresista y parecía estar alineado con el sector más avanzado de la Iglesia española. El P. Padre Provincial de la Merced de Castilla, P. Antonio Leal, QEPD, me solía mandar a consultar con él las cuestiones canónicas de la Provincia, que en aquellos tiempos de cambios eran numerosas, entre el 1972 y el 1976. Siempre me atendió con amabilidad, como jurista de gran talla, amigo certero en cánones, ofreciéndome la solución más abierta, en línea de “espíritu”, de manera que yo, poco versado en esas cuestiones solía quedar un poco perplejo.

Ponía siempre el Derecho Canónico al servicio de las personas, de la libertad cristiana, de la comunión de la Iglesia, de la renovación carismática de las instituciones religiosas. Yo que venía de la Biblia, pero que había dejado los cánones en el nivel pre-conciliar, solía quedar siempre perplejo y maravillado y agradecido.

Yo solía hablar con él, siempre con gran libertad… Le encontraba seguro, afable, buena persona, cariñoso, con cierto humor, aunque con un tipo de misterio que no lograba descifrar, como una especie de deseo de seguridad. Pero las cosas parecen haber cambiado cuando le hicieron obispo, el año 1976.

Pues bien, el año 1979 (quizá el 80, habría que buscar los papeles) fui a examinar a Santiago a los de Bachillerato, que dependían de Salamanca. No eran muchos, me ocupaban sólo una mañana y algo de la tarde, en el gran edificio de san Martín Pinario, que era seminario y residencia del obispo auxiliar…

Me vino a buscar y cené a solas con él, en sus habitaciones privadas del Seminario, no en el Gelmírez donde debía estar Suquía. Me extrañó mucho que cenara solo, que cenáramos solos, pues siempre le había gustado comer y cenar en grupo de amigos, con humor y libertad… Hablamos primero de cosas banales, de los exámenes de Salamanca… Pero luego vino el tema político…

Habían pasado sólo cinco años desde la conversación anterior (tras lo de Suresnes). Había muerto Franco, él era obispo, las nuevas posturas políticas se estaban ya fijando en España, y lo de Felipe González y el Partido Socialista no le sonaba ya tan bien, ni tampoco el proyecto de las autonomías, aunque él era buen gallego y tenía una abuela vasca.

Yo me puse a defender una política básica de izquierdas, una autonomía real para Euskadi y Galicia, un nuevo mapa social de España (lo hacía por estrategia, por ver cómo pensaba, un poco por juego, como entre dos viejos amigos)… Pero ya no recogió el guante que le tendía, se puso serio con el tema, dejó de sonreir. No era el Rouquiño amigo de Vicente Muñoz y de las fortunas y cambios de la vida.

Yo quizá le tiré todavía un par de veces de la lengua, pensando en su posible humor… pero me dio la impresión de que lo había perdido (al menos en este campo). Tenía algo que defender, un modelo de Iglesia y de España. Salí con la impresión de que había perdido un amigo, y de que Rouco había cambiado. Se lo conté a Vicente Muñoz a la vuelta, en Salamanca, y me dijo con sorna amable de gallego:

Xa sabía eu… Rouquiño non era de verdad socialista.
Pero eche una boa persona. E un gran home, moi intelixente

Desde entonces apenas le he visto, y siempre ha sido de un modo formal. No hemos vuelto a hablar de persona a persona, aunque me gustaría hacerlo, y lo haremos si Dios quiere. Sólo quiero recodar una anécdota.

Rouco estaba en la "cumbre" de su gloria episcopal, tras la visita de JP II a Compostela (1989) Un mes más tarde me operaron varias veces de un ojo, y fue a verle un amigo común ,un gran cura de Santiago (Aurelio A. Regueiro), buena persona, de grandísimo humor, que le dijo:

‒ Han operado a Pikaza de uno ojo, anda el hombre fastidiado…

Aurelio me llamo diciendo que “Rouquiño” se interesaba por mí, “que te dé muchos recuerdos, que te recuperes pronto”. ¡Veo que te quiere!". Pero después (me siguió diciendo Aurelio), con su humor gallego, ése que no puede dejarle y que está en el fondo de su bondad radical, Rouco le dijo:

-- ¡Oye Aurelio!¡Seguro que el estropeado el es el ojo izquierdo!”


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios
  • Comentario por isa 28.09.14 | 14:17


    COMO HABEIS LEÍDO - SIEMPRE HE DICHO- SI DIOS SANTO, JUSTO Y HONRADO QUIERE - Y en quién DIOS , SANTO, JUSTO Y HONRADO, quiera.-

    - DIOS SANTO , JUSTO Y HONRADO, ES EL MEJOR DIOS QUE EXISTE DESDE SIEMPRE.-

  • Comentario por isa 28.09.14 | 14:10


    Un SEÑOR HONRADO, ama y respeta más a DIOS SANTO , JUSTO Y HONRADO, que un - " señor " de señor tiene poco, sinverguenza, porque los sinverguenzas se les llama señores, pero no son señores, son rastreros miserables y sinverguenzas.-

    - Esperemos que estas sociedades - HIPOCRITAS- se vayan dando cuenta, de lo que significa - HONRADEZ, buena moral, y buena voluntad.-

    - No es lo mismo hacer guerras para - LIBERAR- a cautivos,y dar prosperidad a los pueblos, que hacer guerras, para llenarse los bolsillos.-

    - APARTARSE DEL MAL ( MORAL, MISERIA, GRANDES PECADOS, GRANDES EGOISMOS ETC , DICE LA ESCRITURA, EN ESTO, EN APARTARSE DEL MAL, ESTA LA - INTELIGENCIA- No en ser mejor ladron que los demás, en gobernal mal, en crear miseria, en destruir el planeta, en ensuciar las aguas, los rios, en hacer daño a los animales etc,

  • Comentario por isa 28.09.14 | 13:59


    Y si DIOS SANTO , JUSTO Y HONRADO, ó DIOS SANTO- JUSTO- u HONRADO, quisiera o quiere que yo fuera EL SEÑOR, pues seria - EL SEÑOR-. ¿ y como puede ser esto ? - Pues es mucho más facil este enigma , que lo del embarazo de las virgenes, por hombres miserables y rastreros, con brujeria o sin brujeria.-

    - Asi que como dijo Jesus- Lo que se ate en esta tierra quedara atado en el cielo, PUES , CASTIGO AL INFIERNO QUE A CADA UNO LE CORRESPONDA a:

    PEDERASTAS, ASESINOS, BRUJOS MALVADOS, POLITICOS O GOBERNADORES LADRONES DE NACIONES , GRANDES LADRONES, GRANDES MALVADOS, sacerdotes que ofrezcan sacrificios de personas o representación de personas a DIOS O SEÑOR, sacerdotes que ofrezcan sacrificios de animales a DIOS O SEÑOR, y toda clase de gran maldad que se cause contra las personas, animales, e incluso contra el planeta.-

    Tambien, contra todos los gobernantes que causen miseria tanto moral como economica en las sociedades y naciones.
    <...

  • Comentario por Justi-Burbu 27.09.14 | 15:10

    Tanto en ideas religiosas, éticas, morales, políticas, laborales etc.…y observamos con estupor…como no luchan, por casi nada…por conformismo, individualismo, por MIEDO A PERDER LOS TRABAJOS …y como todo se contagia menos la hermosura ”entre todos la mataron y ella sola se murió “..LA SOCIEDAD CON UNOS MINIMOS VALORES QUE HACEN A LAS PERSONAS NO PERDER LA DIGNIDAD ,DEJARSE COMPRAR O VENDER , NI SER MOMNEDA DE CAMBIO DE LOS CAPRICHOS DEL PODER O PERSONAS INDIVIDUALES (que nos quieren tanto que somos objetos de su propiedad )
    Seguiría ..pero tengo que fregar y hacer las faenas de la casa y otras esponsabilidades ,no tengo como los obispos ni toda la curía bendita ,los mandatarios y toda su realea etc....nadie que me lo haga

  • Comentario por Justi-Burbu 27.09.14 | 15:07

    Sr Picaza: Si, me intensan los Temas importantes que pueden hacer huella en La Sociedad en general ,aunque personalmente me importe un bledo quién es obispo o arzobispo ,no descoloca para nada mi comportamiento del día a día ,pero son ELECCIONES que a otras personas les puede “beneficiar o perjudicar mucho y más a LA INSTITUCIÓN ECLESIAL …se puede avanzar o RETROCEDER ...TANTO Y TAN MÁL QUE VOLVAMOS A LA Edad Media o nos pasemos de la raya y lleguemos al siglo veintidós ...Somos muy dados a los extremos ,cuando lo ideal es el término medio que puede hacer un mejor equilibrio .
    Si, Pikaza mi generación, la del sándwich, como yo digo...Hemos tenido a los padre encima…dentro mucho jamón o tocino o aceite con azúcar o manteca…a los hijos debajo que también han y están intentando apretar más de la cuenta
    Hemos trabajado para conseguir muchos derechos para que nuestros hijos tuvieran un mundo mejor...Tanto en ideas religiosas, éticas, morales, políticas, laborales e...

  • Comentario por Ruso 27.09.14 | 12:13

    Una pregunta Xabier, ¿es cierto que muchos, obispos incluidos, pensaban que el socialismo terminaría triunfando en Europa Occidental?, he llegado a leer que la elección de Juan Pablo II vino en buena parte por esto, que por venir de Polonia sabría como llevar la Iglesia en estas condiciones.

  • Comentario por Jordi Morrós 27.09.14 | 12:01

    Hoy he podido leer la postal con un poco más de detenimiento.

    Es interesante de poder ver primero que en el fondo el cardenal Rouco Varela siempre ha sido un hombre de visión e interés por la política, y de que también ha hecho su particular proceso de reorientación política e ideológica hacia posiciones más defensivas del orden establecido y mucho menos proféticas.

    Hay otros responsables de la Iglesia (y sin duda no solo españoles) que han hecho procesos parecidos, aunque no hayan llegado a los excesos de desfilar en manifetsaciones contra el gobierbo de su pais de la mano de los principales líderes del partido de la oposición que también es una forma algo peculiar de ejercer el episcopado entre las diversas opciones políticas de los fieles sobre los que ejerce su servicio de comunión en la fe.

  • Comentario por Xabier Pikaza Ibarrondo [Blogger] 27.09.14 | 11:17

    Brava, Vurvu, no sabía que "Rouquiño" no te dejara descansar. Me alegro de que te sientas tan iglesia, e iglesia "no descansada" por razón de obispos. Bon día

  • Comentario por Justi-Burbu 26.09.14 | 23:09

    Pues ..que dios le dé tanta salud como descanso nos deja

  • Comentario por Xabier Pikaza Ibarrondo [Blogger] 26.09.14 | 17:28

    Claro que era Manuel Sacristán (había puesto J. Sacristán, por la prisas), amigo de Vicente... que venía por casa para hablar de cosas de lógica y filosofía de la ciencia, un gran hombre. Voy a ponerlo en la postal. Gracias Jordi

  • Comentario por Jordi Morrós 26.09.14 | 17:23

    Me ha hecho sonreir esta visión desde el lado más humano de "Rouquiño".

    Por cierto el lógico que se cita como "J. Sacristán", no será Manuel Sacristán Luzón (1925-85).

    Más que nada es que fui alumno suyo en la Universidad de Barcelona, y tengo un recuerdo muy entrañable de este gran profesor y pensador.

Lunes, 27 de febrero

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Febrero 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728