El blog de X. Pikaza

D. Bobadilla, Historia de Jesús (X. Pikaza)

30.03.14 | 10:59. Archivado en Sobre el autor, Amigos, la voz de los

www.youtube.com/watch?v=pk-0Nj5PymE. El Prof. David Bobadilla (OFM) ha presentado la obra de X. Pikaza, Historia de Jesús (VD, Estella 2013) en el IMDOSOC (Instituto Mexicano de Doctrina Social Cristiana) y en IFTIM de México. A continuación ofrezco:

a. El texto de la presentación del Prof. Bobadilla
b. El you-tube de la lección de X. Pikaza sobre la misma obra.

Buen día a todos los lectores y amigos del blog.Gracias al Prof. Bobadilla y a todos los amigos de México.

Prof. David Bobadilla,
Diálogo con Xabier Pikaza sobre el libro: Historia de Jesús.

Instituto Mexicano de Doctrina Social Cristiana,
México, D.F., 19 de marzo de 2014

Buenas noches. Antes que nada quiero agradecer al Instituto Mexicano de Doctrina Social Cristiana la invitación que me han hecho, por medio del P. Alejandro Maldonado, para participar en esta presentación del libro Historia de Jesús de Xabier Pikaza, y por supuesto es un gran gusto para mí compartir esta mesa con el autor.

INTRODUCCIÓN

En su fructífera carrera como escritor, Xabier Pikaza ha abordado varias temáticas en los ámbitos de la exégesis, de la teología, de la historia del cristianismo y de la filosofía de la religión.

Sin la pretensión de ser exhaustivos, de su aporte como exegeta podemos citar: Hermanos de Jesús y servidores de los más pequeños (Mt 25,31-46) (1984); El Evangelio. Vida y pascua de Jesús (1990); Pan, casa, palabra. La Iglesia en Marcos (1998); Apocalipsis (1999); Sistema, Libertad, Iglesia. Las instituciones del Nuevo Testamento (2001); Antropología bíblica. Tiempos de gracia (2006); Diccionario de la Biblia (2007); Evangelio de Marcos. La Buena noticia de Jesús (2012).

Respecto a su contribución a la teología y a la filosofía de la religión recordemos solo algunos títulos: Exégesis y filosofía. El pensamiento de R. Bultmman y O. Cullmann (1972); María y el Espíritu Santo (1981); Experiencia religiosa y cristianismo (1981); Dios como Espíritu y Persona (1989); Diccionario Teológico. El Dios cristiano (1992); Hombre y mujer en las religiones (1996); Los carismas de la Iglesia. Presencia del Espíritu Santo en la historia (1999); El Fenómeno Religioso (2000); Fiesta del pan, fiesta del vino (2000); Violencia y diálogo de religiones. Un proyecto de paz (2004); Enchiridion Trinitatis. Textos básicos sobre el Dios de los cristianos (2005); Palabras de Amor. Guía del amor humano y cristiano (2007); Diccionario de las religiones monoteístas (en colaboración con Abdelmunin Aya) (2010); Diccionario de pensadores cristianos (2010); Teodicea. Itinerarios del hombre a Dios (2013).

El día de hoy, que Xabier Pikaza presenta su libro Historia de Jesús, publicado el año pasado por la editorial Verbo Divino, es necesario recordar que ésta no es la primera incursión del autor en el campo de la cristología. Ya antes había abordado diversas temáticas en libros como: Los orígenes de Jesús. Ensayos de cristología bíblica (1976); Éste es el hombre. Manual de cristología (1997); La nueva figura de Jesús (2003); Hijo de hombre. Historia de Jesús Galileo (2007); entre otros.

Entre las ya numerosas publicaciones que encontramos en el mercado sobre el Jesús histórico y las aproximaciones históricas a la vida de Jesús, el libro de Xabier Pikaza posee su originalidad, pues como leemos en la Introducción, ha sido escrito, al mismo tiempo, “en perspectiva científica y creyente”. Hay quienes que para exponer la vida de Jesús tomarán como punto de partida su divinidad, nuestro autor prefiere otra vía: “quiero escribir (desde) abajo, es decir, desde su proyecto mesiánico, situándolo dentro de la trama de intereses politicosociales (económicos) de su entorno, a los que él quiso oponerse, y por lo que fue condenado a muerte” (p. 13).

El libro de X. Pikaza es una contribución a la “investigación histórica en torno a Jesús”. Recordemos que el estudio crítico del Jesús histórico surgió con la Ilustración, que erigió en norma suprema la razón humana, por cuyo tribunal tuvieron que pasar tanto los evangelios como el dogma cristológico. Abrió brecha H. S. Reimarus (1774-1778), y otros muchos le siguieron, hasta hoy, aplicando diversas herramientas como la crítica histórica, la arqueología, y más recientemente la antropología cultural. Ya a principios del siglo XX, A. Schweitzer, consideró los aportes de dichos estudios como “el mayor esfuerzo realizado por la reflexión religiosa de la humanidad”.

CONTENIDO

El libro Historia de Jesús, de 671 pág., está dividido en 37 capítulos, agrupados en seis partes (ver Índice). Agradecemos al autor su interés pedagógico por guiar a sus lectores a lo largo de todo el texto. En la Introducción ha incluido una breve descripción del contenido de cada una de las partes de su libro (p. 17-20); también al inicio de cada capítulo se ubica el contenido y los apartados que comprende. Notemos que los dos últimos capítulos (36 y 37) son presentados como Apéndices, ello se debe a que las temáticas allí tratadas no pertenecen estrictamente al objetivo de la obra, sino que pertenecerían a “los orígenes del cristianismo”.

La primera parte, En el principio. Origen del evangelio de Jesús, Juan Bautista, presenta a Jesús como miembro en una familia nazorea, comprometida con la causa de Israel. Vivió en un tiempo de fuerte crisis económica y social, y trabajó como artesano (campesino sin tierra). Fue discípulo de Juan Bautista, un profeta cuya doctrina compartió por un tiempo, y recibió su bautismo. Su encuentro con Juan marcó el comienzo de su movimiento mesiánico propio, que él asumió tras haber recibido una llamada de Dios, con rasgos nuevos, que lo llevaron a proclamar el Reino de Dios en Galilea.

La segunda parte, Empezó en Galilea: el comienzo del Reino, desarrolla los elementos centrales de la práctica de Jesús: su proclamación de la buena nueva de Dios en Galilea, y su actividad como profeta sanador y exorcista. El programa de Jesús, dice el autor, se hallaba fundado en la certeza de que Dios es Padre, y quiere que los hombres acojan su Reino salvador, viviendo y compartiendo la vida como hermanos.

La tercera parte, Estrategia mesiánica, un proyecto de Reino, describe a Jesús como un creyente convencido no solo de que Dios actúa, sino de que lo hace ahora, en este tiempo, de un modo gratuito y poderoso, perdonando a los hombres, para así crear una nueva humanidad, conforme a las promesas de Israel. Por eso fundó un grupo de Reino, familia de amigos e hijos de Dios, con los pobres y los excluidos, con quienes abrió un camino de humanidad (Reino de Dios), iniciando una estrategia de pan compartido, perdón, amor mutuo y reconciliación. Expandió su programa de Reino, superando la pura justicia (el mejor talión), para abrirse de forma paradójica (parabólica) al perdón más alto, en el que pueden vincularse en amor concreto los antes enfrentados.

La cuarta parte, Camino de Jerusalén. ¡Tú eres el Cristo!, señala que después de su ministerio en Galilea, Jesús tomó la decisión de subir a Jerusalén, a fin de proclamar e implantar el Reino en dicha ciudad. Fue célibe al servicio del Reino, desde los pobres de su entorno, escogiendo a unos discípulos y amigos que lo acompañaran, especialmente a los Doce, representantes de las tribus de Israel. Jesús actuó simplemente como hijo de hombre, ser humano, para crear una familia o hermandad universal, fundada en la palabra del Reino y en la vida compartida, mostrándose muy crítico frente a las instituciones religiosas y sociales que se empeñaban en mantener el orden establecido.

La quinta parte, Jerusalén: la próxima copa en el Reino, muestra que la subida de Jesús a Jerusalén como Mesías (portador del Reino), constituye el acontecimiento decisivo de su historia. Llegó a la ciudad sagrada para instaurar públicamente su Reino, esperando que Dios le respondiera. Ofreció el signo de su vida, al servicio de los pobres, y entró como rey de paz, enviado de Dios, sobre un asno, anunciando el final del templo. Pero sacerdotes y soldados no aceptaron su mensaje, de forma que él pudo presentir que lo matarían. A pesar de ello, cenó con sus discípulos y les prometió que la próxima copa la tomarían en el Reino. Con esa certeza fue al huerto del monte de los Olivos, a esperar la venida de Dios, pero llegó Judas para prenderlo, el resto de sus discípulos huyeron.

La sexta parte, INRI. Jesús nazoreo, rey de los judíos, indica que Jesús murió abandonado por sus discípulos, rechazado por los sumos sacerdotes del templo y crucificado por orden del gobernador romano, bajo la acusación de hacerse rey nazoreo de los judíos. Fue torturado sin piedad y llamó a Dios desde la cruz, como indican sus últimas palabras: «¿Por qué me has abandonado?» (Mc 15,34). Jesús fracasó como mesías (cf. Rom 1,3-4) y solo unas mujeres amigas lo acompañaron de lejos cuando moría (Mc 15,40-41). Lo enterraron probablemente los mismos que lo habían condenado, en una fosa común (pues según ley judía los muertos en cruz eran impuros, especialmente por Pascua). Pero, pasado un tiempo (¡tres días!) algunos seguidores, empezando por esas mujeres, volvieron sobre sí, diciendo que Dios lo había resucitado e iniciando desde su recuerdo el camino de la Iglesia.

La bibliografía (en buena parte comentada) contenida al final es bastante amplia, sin ser exhaustiva. Recoge, por temas, los trabajos que ayudarán a quienes deseen profundizar en la “historia” de Jesús. Si me permiten una observación, para una mejor consulta del libro, hubiera sido bueno agregar un índice analítico y/o de autores.

APRECIACIÓN

El libro es realmente sugerente y novedoso en algunas partes. Se lee fácilmente, pero hay que leerlo sin prisas, tomando en cuenta los diversos niveles de lectura que propone el autor (cf. p. 16-17). Si alguno de ustedes adquiere el libro, encontrará, al menos en dos ocasiones (cap. 2 y 24), la sugerencia de saltarse el texto por ser demasiado “teórico” o por ser de “transición”; yo le pido que no lo haga, léalos, no se arrepentirá.

A lo largo del libro encontramos algunas constantes, o temas que funcionan como hilos
conductores. Señalemos algunos ejemplos:

• La presentación y explicación de la identidad de Jesús como profeta “nazoreo” de Galilea.
• Entre todas las grandes personalidades del judaísmo, Juan Bautista será determinante en la
comprensión de lo propio de Jesús.
• Todos los aspectos de la vida y práctica de Jesús se comprenden desde los pobres y excluidos.
• La “teología de la creación”, con la que se presenta una idea nueva de Dios como Padre (=
vida del hombre enfermo o endemoniado, transformación de la historia, se opone a Mamón [el dinero absolutizado]).
• El texto del evangelio de Marcos, muy seguido, es tomado como base de la argumentación. Entre las muchas partes que aprecié, quisiera destacar:

• La manera como expone las características del Reino de Dios en Jesús (segunda parte).
• La explicación del autor sobre la expresión “hijo del hombre” (p. 354-361) que, desde diversas perspectivas, hace referencia a la humanidad de Jesús.
• También los capítulos 28-29 (pág. 472-500) sobre la eucaristía, pues me evocaron grandemente su libro Fiesta del pan, fiesta del vino. Algunas afirmaciones y desarrollos suscitarán polémica, por ser temas delicados si los vemos desde la doctrina “oficial”:

• Los hermanos y hermanas de Jesús, hijos de María y José (p. 69).
• El desarrollo, en el Apéndice I, de la cuestión sobre la tumba o fosa común de Jesús.
* * *

El libro de Xabier Pikaza, así como la investigación actual, sitúa a Jesús en su contexto histórico, social y cultural, lo cual nos exige entender la exégesis y la cristología como un diálogo intercultural para evitar, como ha dicho repetidamente Rafael Aguirre, el etnocentrismo y el anacronismo.

Hay un rasgo en el que coinciden prácticamente todos los estudiosos del Jesús histórico,
aunque luego lo explican de formas diversas: que Jesús fue «un judío marginal» (J. P. Meier), que su mensaje era socialmente contracultural, y su comportamiento alternativo con respecto a los valores establecidos. Estos resultados obligan a la cristología, a la teología y a la misma actividad pastoral de la Iglesia a vigilar sobre sus funciones sociales a la luz de esta imagen del Jesús histórico.

Los estudios sobre el Jesús histórico, por su propia lógica, están provocando una investigación creciente sobre lo que vino después, sobre los orígenes del cristianismo. Es una tarea exegética especialmente interdisciplinar (por ejemplo la pregunta “¿Cómo llegó Jesús a ser Dios?”, de L. Hurtado). De forma semejante a como ha sucedido con la cristología, quizá se pueda decir que una eclesiología desde abajo –que parte de la pluralidad de comunidades primitivas, que examina su evolución e institucionalización progresiva– debe preceder y acompañar a la habitual eclesiología desde arriba.

PARA CONCLUIR.

Más que preguntas, quisiera pedirle a Xabier Pikaza que desarrolle más ampliamente algunos temas que ya están en el libro, pero que ayudarán a nuestro auditorio a hacerse una mejor idea de su contenido.

• Desde la primera parte del libro, la identidad de Jesús es descrita como profeta “nazoreo”,
es decir como parte de un grupo especial de judíos observantes, vinculados a la tradición mesiánica de David. Este es el título que aparece en la cruz.
• En el cap. 5 se describe la relación de Juan Bautista con Jesús. En adelante, prácticamente en todos los capítulos, para remarcar lo propio de Jesús se hace comparándolo con el Bautista.
• En la segunda parte (a partir del cap. 7), se describe el Reino de Dios como presente y futuro, don y tarea, y la actividad de Jesús a favor de ese reino (milagros y exorcismos). Pero hay un elemento que es dominante en todo el libro: la relación que se establece entre Jesús-Reino-Pobres.
• El cap. 34 se titula “INRI”; bien podría haber sido el título de todo el libro.

Una corrección.

En la pág. 362 leemos: (Jesús) “ni ha visto a Dios como un Molok cananeo o un Uitchlipotchli azteca…”. Debe leerse: Huitzilopochtli.

Xabier Pikaza, muchas gracias.

Fr. David Bobadilla, ofm.


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios
  • Comentario por PipaJek 11.10.15 | 05:07

    Les grandes dates du scandale des implants PIP. http://lenitsky.com/novaya-pesnya-bolshie-karie-glaza-video/ Les avis d experts divergent sur ce point.

  • Comentario por Antonybub 07.10.15 | 21:30

    Здрасте!

    бинарные опционы с минимальным депозитом отзывы

    http://voyage39.ru/instaforeks-opciony.php

    бинарные опционы со стартовым капиталом
    авторские стратегии для бинарных опционов
    торго&#...

  • Comentario por Perogbub 06.09.15 | 20:02

    Привет!
    видеосъемка спб фриланс
    видеосъемка спб стоимость
    профессиональная видеосъемка спб

    http://piano-digital.ru slo1ppixy
    http://piano-digital.ru/videosemka-sankt-peterburg-nedorogo.html
    http://piano-digital.ru/videosemka-spb-otzyvy.html

  • Comentario por Iñigo 31.03.14 | 09:10

    El post anterior "La crisis es buena, pero muchos mueren en ella", donde cerró los comentarios para evitar polémicas, le ha sido muy fácil escribirlo como teólogo jubilado (que se dedica nada más que a escribir libros y a dar conferencias), pero sin haberla vivido personalmente.

    También, da demasiado por sentado que Vd. es "Cristiano" (última palabra del artículo anterior), yo no lo diría con tanta facilidad (yo no lo haría, si no se demuestra también con hechos, en esto prefiero tener algo de autocrítica), por el mero hecho de leer, escribir y publicar libros sobre cristianismo.

    Como me lo comentó alguien una vez, en muchos grupos de la Iglesia, hay más humanos que cristianos. (Los que son cristianos de verdad, y seguirán en este mismo proceso de crecimiento, los descubriremos en la próxima vida.)

    Un saludo.

  • Comentario por Yehuda 30.03.14 | 23:24


    Y para rematar la faena se subraya que "unas mujeres miraban de lejos" (Marcos 15,40) y se ningunea que "María Magdalena y María la de José miraban dónde se le ponía" (Marcos 15,47)

    ἔθηκεν αὐτὸν ἐν μνημείῳ (Marcos 15,46 = Hechos 13,29): ἔθηκαν εἰς μνημεῖον

    en los dos textos el mismo verbo y el mismo "monumento" (mnemeion)




  • Comentario por Yehuda 30.03.14 | 23:03


    Hechos 13,27 dice "los de Jerusalem ... " Una falsa generalización, pues sabemos por Marcos, Flavio Josefo, Hechos y Juan que donde dice "los de Jerusalem" debe decir los saduceos príncipes de los sacerdotes, en concreto el clan de los Anás que gobernó desde el año 6 hasta el año 66

    Hechos 13,29 dice "cumplido todo lo sobre él escrito bajaron del leño y pusieron en un monumento"

    ¿Quién bajó a Yeshu del leño y lo puso en un monumento?

    Una respuesta es la que sabemos que es falsa: la apresurada lectura que nace en este texto de alrededor del año 100 -"los de Jerusalem ..."- lectura que queda fijada alrededor del año 400, se lleva repitiendo durante dos mil años y para colmo ... culmina quitando "un monumento" y poniendo en su lugar 'una fosa común' por exigencias del guión ... y dos mil años de inercia

    La otra respuesta es la que está escrita en estos textos -"José de Arimatea (y Nicodemo) ..."

  • Comentario por Yehuda 30.03.14 | 21:57


    En este libro podemos ver cómo una persona inteligente y piadosa se deja llevar por sus obsesiones y persigue una cabezonería hasta el final para que todo encaje a su gusto

    http://www.nestle-aland.com/en/read-na28-online/

    ὡς δὲ ἐτέλεσαν πάντα τὰ περὶ αὐτοῦ γεγραμμένα, καθελόντες ἀπὸ τοῦ ξύλου ἔθηκαν εἰς μνημεῖον

    μνημεῖον

    1. "any visible object for preserving or recalling the memory of any person or thing; a memorial, monument"

    http://biblehub.com/greek/3419.htm

    ---
    ...

Martes, 17 de octubre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Octubre 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031