El blog de X. Pikaza

Un año después: Francisco, Alegría del Evangelio (EG)

Hoy hace un año (13.3.13) los cardenales de Roma eligieron como Papa al Cardenal Jorge María Bergoglio, que tomó el nombre de Francisco.

Es tiempo para recordar y alegrarnos por su nombramiento, por su primer año de Papa, por su gran alegría, por su decisión de cambiar tradiciones muertas, y así quiero hacerlo en este blog.

Y lo haré de un modo especial esta tarde, conversando con miembros de las comunidades cristianas del Barrio de Buenos Aires de Salamanca, y de los pueblos de la margen izquierda del Tormes (Florida de Liébana y Pino de Tormes), por invitación de su párroco y amigo Emiliano Tapia, a quien todos conocen en la iglesia y sociedad de Salamanca, por su compromiso social y cristiano.

Hablaré, hablaremos, precisamente de (con) La alegría del Evangelio, evocando y recreando la exhortación apostólica de Francisco, Evangelii Gaudium, con sus temas principales.

Estaremos junto, bajo la iglesia antigua, cerca del cauce del Tormes tranquilo, catequistas, agentes de pastoral, cristianos, amigos, hombres y mujeres de pueblo, entre los que estará Maximino Cerezo (Mino), el mayor de los pintores de la teología de la liberación, de la teología popular de América Latina.

No invito en general a todos los lectores de mi blog porque Pino de Tormes (imagen siguiente)queda algo a trasmano y porque no cabrían todos en el salón parroquial. Se trata además de una jornada de estudio y convivencia de las tres parroquias citadas, como reza el cartel de invitación.

>> Sigue...


Todos somos iglesia (P. Zabala)

13.03.14 | 06:36. Archivado en Iglesia Instituciones, Amigos, la voz de los

Desde hace tiempo (1985) se extiende el movimiento "Somos Iglesia", empezando por Austria, USA, Alemania... un movimiento que busca la integración de la mujer en los ministerios de la vida católica, con una nueva visión de la moral de género y con una presencia igualitaria de los laicos en las diversas instituciones eclesiales.

P. Zabala, amigo y colaborador de este blog, sitúa hoy el tema en un contexto más amplio, para afiermar que "todos somos Iglesia", no sólo las mujeres que dicen "Somos Iglesia", sino también los obispos y presbíteros, con otros grupos más o menos organizados de seguidores de Jesús. Somos iglesia todos los que formamos parte de un "pueblo" que se inspira en los principios del movimiento de Jesús.

Buena es es la reflexión de P. Zabala, y muy apropiada para un momento como el nuestro, cuando se produce el relevo de la "vieja guardia" de la "cúpula" de la Conferencia episcopal española, que ocupa las páginas de muchos medios de comunicación, como si ellos, los obispos fueran en sí la Iglesia y los demás unos meros subordinados. Éstos son, para decirlo con palabra de Mt 18 (el primer gran organigrama eclesial del NT), los principios de la pertenencia eclesial:

-- Iglesia son (somos) todos los que acogemos la Palabra y Camino de Jesús, para así recorrer con él la vida... en diálogo hecho de respeto y de esperanza. Por eso, cuando se dice Iglesia no se puede empezar pensando en el Vaticano, ni en los obispos y los curas, sino en las comunidades cristianas. Esto no es "empezar desde abajo", sino estar en la realidad del evangelio, ser fieles a ella.

-- La Iglesia no es un pueblo desarticulado, sino un conjunto de hombres y mujeres que se vinculan por la palabra y el pan. Son iglesia aquellos que dialogan entre sí a partir del evangelio en el que creen; aquellos que así se conocen y comparten un ideal de vida). Iglesia son los que comparten el pan de la vida en recuerdo de Jesús... Iglesia somos todos los que creemos unos en los otros, compartiendo así palabra y vida.

-- La iglesia puede y debe tener sus ministerios..., es decir, personas a las que confía de un modo especial la animación, en línea de palabra y pan. Pero esos animadores y ministros no están por encima de los otros (del pueblo cristiano), sino a su servicio. No son más (=maestros), sino menos (ministros)... y así viven y realizan por un tiempo un ministerio de evangelio.

-- La Iglesia es una institución de perdón y de acogida mutua. Por eso, rompen la Iglesia aquellos que no perdonan, que no acogen a los otros... y, sobre todo, aquellos que se quieren elevar sobre el resto de los creyentes, diciendo que ellos son los dirigentes superiores, los padres y maestros, pues según el evangelio (Mt 23), en la Iglesia sólo hay un Padre (el de los cielos...) " y vosotros todos sois hermanos...".

-- Rompen, pues, la Iglesia aquellos que ofenden a los demás, que no les dejan ser y les acallan..., aquellos que quieren ser sólo ellos mismos, rompiendo de esa forma los puentes del diálogo en amor y esperanza.

Todos somos Iglesia, todos somos humanidad, como decía un personaje de P. Terencio el Africano: Homo sum, humani nihil a me alienum puto (hombre soy; nada humano me es ajeno), para destacar así su solidaridad con todos. Nada me debe ser ajeno, pero hay muchas cosas que no entiendo, y que me gustaría cambiar

>> Sigue...


Martes, 17 de octubre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Marzo 2014
LMXJVSD
<<  <   >  >>
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31