El blog de X. Pikaza

Corpus, Fiesta de Dios, amor de cuerpo (en una prisión política de mujeres)

Corpus se dice en francés: Fête Dieu (Fiesta de Dios o Dios es Fiesta). Así celebra la Iglesia Católica este día la gran Fiesta del Dios es amor-eucaristía : Es el Dios que en Cristo, su enviado, ha dado a los hombres su misma carne y sangre, para que en ella y por ella vivamos, siendo así carne y sangre de Dios.

Conforme al evangelio de Marcos, los discípulos piden a Jesús que celebre la pascua Judía (cf. Mc 14, 12). Evidentemente, quieren sacrificar el cordero pascual, para formar con Jesús una comunidad limpia, de puros observantes, retomando así el amor del Dios del Éxodo, que liberó a los hebreos de su cautiverio.

Jesús, en cambio, asumiendo su raíz israelita, quiere celebrar una cena distinta, una comida de Reino, expresando así, en su despedida, el sentido del amor que ha movido todo su camino y que ahora culmina, en un contexto de muerte cercana. Y para eso sólo necesita el pan y el vino (no hace falta el cordero).

Ésta ha sido, según la tradición cristiana, el momento del mayor amor, la despedida. Jesús recoge todo el proyecto de su vida y lo comparte con sus discípulos, allí donde quizá, muy pronto, van a matarle. Ésta es la noche del amor, amor de cuerpo (de carne y sangre que se abre a todos, pues todos los hombres y mujeres de la tierra somos una misma Sangre).

De esa forma ha interpretado la Cena Jn 13-17, presentándola como diálogo de amor. En este contexto han introducido los sinópticos y Pablo la experiencia del amor eucarístico de Jesús, que se despide de los suyos diciendo que beban en su honor la copa, pues “ya no beberé del fruto de la vida... hasta el día en que lo beba nuevo en el Reino de Dios” (cf. Mc 14, 25 par).
Imagen: Procesión y misa de Corpus en la cárcel de mujeres Saturrarán, uno de los lugares míticos de castigo de la posguerra hispana (quizá el año 1944). Una imagen terrible, entre el mar y la montaña, castigadas por no haber secundado el "Alzamiento"... y "condenadas" a una misa y fiesta que probablemente no querían. ¡Y sin embargo sigue habiendo Dios, y seguimos hablando del Cuerpo de Cristo...! Quien se anime a seguir siga leyendo.

>> Sigue...


Jueves, 13 de diciembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca