El blog de X. Pikaza

Ven Espíritu Santo: Justicia/amor, alegría, paz...

Me han pedido que prepare una Vigilia de Pentecostés. Así lo hago, gustosamente, evocando las dos “trilogías” principales del Espíritu Santo en el NT:

‒ Una está tomada de Rom 14, 17 y define al Espíritu como justificación (justicia), paz y alegría .

‒ Otra está tomada de Gal 5, 22, donde se evocan los frutos del Espíritu. Los tres primeros son amor, alegría y paz.

Ambas trilogías definen al Espíritu Santo como khara, (placer, alegría, gozo) y como eirênê (paz, reconciliación), es decir, como experiencia de cumplimiento y plenitud, de comunión amorosa entre personas. El Espíritu es un placer y una paz que se expresa en forma de alegría gozosa, por encima de todas las posibles dificultades que la vida del hombre encuentra en su camino.

Como fuente de esa alegría-paz aparece en un caso la justicia (Rom) y en el otro el amor (Gal). Es evidente que ambos gestos (amor, justicia) están relacionados, y en el fondo se identifican.

a. La alegría-paz viene del amor (Gal 5, 22), pues todo empieza y acaba siendo pacífico y gozoso/alegre en el amor. Por amor las cosas y personas tienen un sentido: ha merecido la pena la vida. Por eso, el creyente es ante todo un ser alegra, que, alguien que sabe disfrutar y disfruta, en placer profundo, amando a los demás.

b. La paz-alegría proviene de la justicia, es decir, del hecho de que Dios nos justifica. (Rom 14, 17) Donde hay justicia todo paz gozosa, vida abierta en confianza a los demás, vida compartida.

Ambas trilogía recogen una terminología tradicional de la Iglesia anterior, que Pablo ha elaborado cuidadosamente, mostrando la importancia del gozo y la paz, en relación con el Espíritu Santo, dentro de una visión cristiana de la vida, en amor y justicia.

Buena Vigilia de Pentecostés a todos. Con estos pasajes bíblicos os dejo en la vigilia. La primera imagen ofrece la oración tradicional de la Iglesia pidiendo la llegada del Espíritu. La segunda evoca los frutos del árbol del Espíritu, del que trataré más adelante, comentando los tres primeros, a la luz de Rom 14, 17.

>> Sigue...


Martes, 11 de diciembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca