El blog de X. Pikaza

El arameo en sus labios. Un musulmán profundiza en Jesús (A. Aya)

30.04.13 | 16:47. Archivado en Jesús, Nuevo Testamento, Amigos, la voz de los, Amor

Vengo tratando en mi blog del amor de Jesús y en ese contexto quiero (debo) presentar la visión de un musulmán famoso,, que acaba de publicar una semblanza sorprendente de Jesús semita, hombre de de amor.

El autor(Sevilla, 1962), es especialista en poesía japonesa, haiku (con el nombre de Vicente Haya) y en islamología y teoría de las religiones (con el nombre Abdelmumin Aya). Tengo el honor de compartir con él el Diccionario de las tres religiones (Verbo Divino, 2009). Es colaborador de RD.

Sobre V/A Haya/Aya, cf.
http://www.vicentehaya.com/
http://blogs.periodistadigital.com/elalmadelhaiku.php


Su nuevo libro (El arameo en sus labios. Saborear los cuatro Evangelios, Fragmenta 2013), quiere llegar al corazón del mensaje de Jesús, recuperando el tono y sentido originario de sus palabras arameas (El arameo de sus labios...).

Este libro tiene, a mi juicio, tres novedades principales:

a. Recupera a Jesús como “arameo errante” (itinerante), un semita universal, en la línea de famoso pasaje de Dt 26, 5-9 que debía proclamar todo israelita que llevara sus dones al templo: “Mi padre fue un arameo errante…”. Pues bien, en la línea de ese Jacob-Israel, Jesús aparece ante nosotros como un “arameo” itinerante. Ciertamente era judío, pero su lengua madre no fue el hebreo, sino el arameo de los comerciantes que habían venido de la estepa. De manera lógica, A. Aya ha querido recuperar el sabor arameo de las palabras de Jesús.

b. Recupera a Jesús en un universo cultural en el que sobresalen y se vinculan tres lenguas hermanas: hebreo, arameo y árabe. Ciertamente, el cristianismo quiso hacerse y se hizo muy pronto universal en el sentido de “trans-cultural” o trans-lingüístico, de manera que no tiene una lengua sagrada… Así los evangelios de Jesús aparecen transmitidos (y conservados) pronto en griego (y después en latín), no porque el griego o latín fueran lenguas sagradas, sino precisamente porque no lo eran… porque eran lengua de “koiné”, es decir, de comunicación vulgar, del pueblo (como la Vulgata latina). Pero eso no quita que en el fondo del lenguaje de Jesús siga estando el arameo, y que sea importante recuperar el “saber del lenguaje” de sus labios.

c. Recupera así una tradición poderosa, la del Corán de Muhammad, en lengua árabe. Ciertamente, el cristianismo intentó extenderse después en occidente en lengua y en cultura griega, y ese intento sigue siendo bueno, siempre que el griego se tome en forma de “koiné”, de espacio de comunicación abierto a todos los idiomas (pues ya no hay hebreo ni griego, como lenguas sagradas: Gal 3, 28). Pero si queremos conectar con casi una cuarta parte de la humanidad tendremos que retomar el “sabor” semita de Jesús, que le vincula (nos vincula) a los antiguos comerciantes arameos, y de un modo especial a los musulmanes, que son con el árabe, herederos y transmisores de una cultura universal de experiencia religiosa.

>> Sigue...


(3) Como no lo había, lo sembró, y hubo amor (El amor de Jesús)

29.04.13 | 09:18. Archivado en Iglesia Instituciones, Jesús, Nuevo Testamento, Amor

Tomada al pie de la letra, la frase que evoca ese título y dibujo no es de Jesús, sino de Juan de la Cruz: Pon amor donde no hay amor, y sacarás amor (del pozo de tu vida, y de la vida de los otros). Pero ella recoge su más honda experiencia, pues, como vimos ayer, Jesús decía: Como yo os he amado, amaos así unos a los otros.

Puso amor, se sembró a sí mismo en el surco duro de la historia de los hombres, y brotó el Amor (como dijo y dice la historia cristiana, que empieza en la Pascua, que es la resurrección del Amor, es decir, de la "carne" de la historia). Hoy quiero comentar sólo la primer parte de la frase: Donde no lo había puso amor...

Esperaban a un caudillo militar triunfante, y vino un simplemente un amigo (hombre de amor) a decirlos (decirnos): Os he dado ejemplo, amaos... y encontraréis al Amor que es el Reino de Dios, empezando aquí, en este mundo, amor concreto, personal y social, íntimo y político, en la familia y en la economía...

Esperaban (esperábamos) un cambio drástico de economía (un nuevo mercado, bajada de impuesto, trabajo digno y buen salario para todos…), pero él vino a decirnos “amaos… y encontraréis vuestra Vida, algo más grande que todo eso”. De esa manera, su palabra clave (buscad y encontraréis) puede y debe traducirse: Sembrad amor, y encontrareis Amor, desde aquí mismo, en los campos de trabajo y en las ciudades. Caerán los reinos, se consumirán los grandes bandos (FMI, BCE, OMC...), pero quedarán los hombres y mujeres, capaces de amar y de amarse-

Esperaban (esperábamos) que nos rescataran con medios externos, que lo hicieran otros (ángeles del cielo o grandes bancos, legionarios o celotas…), pero Jesús nos dijo: Rescataos vosotros, tomad las riendas del amor, amaos y así cambiadlo todo… Pero no os encerréis para ello en un desierto, ni vayáis a los montes lejanos. Amad en las casas y en la calles, en el trabajo y en el templo, y veréis que todo cambia… Ni Espartaco ni Buda, ni Lenin ni Ghandi soñaron tal alto…

La solución es vuestra (nuestra), nos dice Jesús: Si amáis de verdad cambiará vuestra vida, y cambiará la vida de los otros, comenzad haciéndolo ya… y encontraréis el Amor.

>> Sigue...


Amor. (2) Como yo os he amado. Una república de amigos

Escribí ayer una reflexión sobre el tema del domingo (28.4.13) comentando la carta 1ª de Juan, cuando dice que Dios es amor. En esa línea defino hoy ya más en concreto el amor cristiano, a partir del evangelio, que manda a los cristianos: Que os améis los unos a otros como yo os he amado (Jn 13, 34-35).

Normalmente el cristianismo se define como religión de amor, y se centra en la palabra que dice amarás a tu prójimo como a ti mismo… No es mala esa palabra, pero ella aparece en casi todas las religiones. Lo propio del cristianismo se centra en estas dos afirmaciones:

1. Amad a vuestros enemigos, perdonad a los que os odian… (Mt y Lc, Sermón de la Montaña). Así se muestra el evangelio hacia fuera, como fuente de amor hacia los distintos, superación de las fronteras, ejercicio activo de transformación. Este es el “amor extático”

2. Amaos unos a los otros, como yo os he amado (evangelio de Jn). Éste es el amor de la comunidad, es decir, de los cristianos entre sí: ellos han de formar una “isla verde” de amor que se expande en el archipiélago de violencia de un mundo donde parece que todos se enfrentan con todos.

Voy a presentar y comentar hoy esta segunda perspectiva, que exige un cambio de amor en la Iglesia. Buen domingo a todos.

>> Sigue...


Dom 28.4. 13. Pascua de Dios. (1) Que os améis unos a otros:

26.04.13 | 13:44. Archivado en Dios, Nuevo Testamento, Domingo, dia de la Palabra, Amor, Pascua

Domingo 5º de Pascua, mandamiento nuevo: “Que os améis unos a otros como yo os he amado”.

-- Pensaban muchos que la Pascua de Dios resolvería las cosas desde fuera (por milagro externo), pero externamente las cosas han quedado como estaban, Roma en Roma, Antipas intrigando, en Galilea, el templo viejo sobre la colina-

-- Y, sin embargo, todo es diferente: Los seguidores de Jesús han descubierto que pueden (que deben), que ellos mismos son pascua, porque Dios es Pascua, paso de amor.

De aquí derivan los mandamientos (experiencias, exigencias) de amor que el evangelio de Dios ha puesto de relieve y que iré destacando en días sucesivos:

a. Pascua es que los hombres se puedan amar unos a otros, porque saben que Dios es amor, que ellos mismos son Pascua de Dios al amarse (tema de hoy).

b. Pascua es que os améis como yo os he amado, dice Jesús... El amor de Jesús es la Pascua de Dios para los cristianos, como veré el próximo día.

c. Pascua es finalmente que podáis amar al otro, que améis a los enemigos... Así seguiré indicando, en estos días finales de pascua del año 2013. Buen domingo a todos.

>> Sigue...


Papa Francisco: trabajo y comunión ¡parados del mundo uníos!

Reformulo el post de ayer, e insisto en su tema: El Papa pone de relieve la unión entre trabajo y comunión.

-- Marx dijo, hace más de siglo y medio: ¡Obreros del mundo uníos! Pensaba que el trabajo de los explotados y pobres (¡pero al fin obreros!) podía unir a los trabajadores. Del trabajo vendría la unión, la nueva comunidad humana liberada.

-- Pero, actualmente, el capitalismo ya no necesita el trabajo de todos..., puede prescindir de millones de trabajadores. Por eso, en vez del "trabajadores uníos" podríamos formular un parados del mundo uníos...

No se trataría de unirse ante una oficina de empleo del Estado y del Capital, sino de unirse ante (y para) una forma nueva de vivir... e incluso de trabajar, pero no en línea de Capital.

Pienso que en esa perspectiva se puede entender la DSI de Francisco.

>> Sigue...


Francisco: Papa lunfardo, educador de escuela (y calle)

24.04.13 | 11:20. Archivado en Justicia, hombre, Pobreza, Papa, obispos

El Papa Benedicto era un Teólogo (así, con mayúscula); un hombre que conocía bien el “depósito” del pensamiento cristiano, en línea dogmática, sistemática, y que se creía llamado a defenderlo; ha sido un brillante pensador que ha querido mantener a flote el barco de la identidad de la Iglesia, un lúcido guardián del gran sistema cristiano, en época de crisis.

Pero su función ha terminado de un modo súbito y honrado (¿fracasado? ¡no lo sé!), y ahora, a los dos meses de su abdicación, son ya pocos los que el recuerdan. Sic transit… Papa Ratzinger, Papa Benedicto: Dios te guarde y premie por los servicios que has querido hacer (¡él sabe escribir con renglones torcidos!).

El Papa Francisco es un Educador y un Catequista (o catequeta). No parece que tenga teología propia. No parece que sepa de antemano lo que ha de ser el sistema católico, ni el buen orden cerrado de un pensamiento cristiano. Da la impresión de que su bagaje intelectual es básicamente el evangelio, y que lo ha querido adaptar a las diversas circunstancias, en la educación, luego en la gestión SJ y finalmente en la inmensa ciudad mestiza, empezando por un barrio de inmigrantes de una gran ciudad mestiza. Ciertamente, habla bien el castellano y tiene reflejos de buen italiano; pero su lenguaje original es un lunfardo hecho de mezclas y mestizajes, de pactos de lengua y de vida.

No me disgusta que sea un papa lunfardo, con todo lo que eso significa de plaza abierta a los diversos vientos, de lugar de encuentros… (a pesar de que su padre, emigrante italiano quería que hablara sólo castellano de BS). Que el Padre Ignacio le acompañe para discernir, que el Hermano Francisco le ayude a ser hombre de calle y pueblo, pobre con los pobres del mundo, por solidaridad amorosa.

El Papa Benedicto era Catedrático de la Universidad Mundial, llamado a defender un tipo de Alta Fe Entendida en línea dogmática; por eso quiso dialogar con el gran pensamiento, en una línea que venía desde los grandes filósofos de Atenas a los grandísimos pensadores germanos.

El Papa Francisco es un Maestro de Escuela de Barrio, que no quiere asegurar un pensamiento adquiridp, sino sembrar fe en los cruces de caminos de su gran “pueblo”, el Buenos Aires mestizo… No necesita dialogar desde lo que ya ha adquirido, porque su misma forma de ser es ya diálogo, por necesidad, en un barrio, donde desea ofrecer a los jóvenes y mayores una experiencia de dignidad y trascendencia.

Ha pasado más de un mes desde su elección y casi no he dicho en este blog nada sobre él, porque hay que esperar cien días, porque no tengo las cosas tan claras como otros, que han escrito ya mil cosas como él. Pero ahora, con cierto rubor, me atreveré a presentar tres o cuatro rasgos de su personalidad y de su ideario cristiano, tal como aparecen en sus libros, que cuidadosamente he leído. Empiezo hoy con un trabajo suyo sobre la educación; mañana, Dios mediante hablaré de su visión del pueblo (de Argentina), después presentaré su catequesis…

Y con esto, otra vez, buenos días, desde esta primavera castellana hecha de contrastes, nieve en los montes, calor de mediodía, amenaza de nieve en el río. Buenos días a todos... A todos recomiendo este texto, algo largo, pero intenso, profundo, verdadero. Quizá más de uno se emocione al leerlo. Gracias Papa Francisco, gracias Ediciones Claretianas, de las que tomo el texto, publicado ya también en España)
(Texto tomado de El verdadero poder es el servicio,
Editorial Claretiana, Buenor Aires, octubre de 2007
Impreso en la Argentina © Editorial Claretiana, 2007)

>> Sigue...


Un autor, un libro: S. Vidal, Colosenses y Efesios

Hoy, 23.4.13, Día del Libro, tengo el gusto y el honor de presentar una obra importante, y lo hago por tres razones:

1. Porque es el libro de un amigo, gran autoridad en el campo del estudio bíblico, investigador exigente y fecundo, llamado Senén Vidal, cuya semblanza presento después con cierto detalle

2. Porque es un libro que forma parte de la colección de GLNT (Guías de Lectura del Nuevo Testamento), que estamos dirigiendo Mercedes Navarro y un servidor, en la Editorial Verbo Divino. Yo mismo le pedí a Senén que escribiera este libro, y lo ha hecho amable y puntualmente, según su estilo.

3. Porque es un libro muy valioso, dedicado al estudio y presentación de dos obras clave de la tradición paulina (Colosenses y Efesios). Son probablemente obra de la “escuela de Pablo”, que recogen, expanden y aplican su pensamiento de un modo cósmico y eclesial, haciendo así posible que la obra de Pablo haya sido recogido en el Canon de la Iglesia.

(Para más información de la editorial y del libro, con índice y primer capítulo de la obra, cf. http://www.verbodivino.es/catalogo/ficha_libro.aspx?IdL=2799)

>> Sigue...


¿Pastores de Iglesia? Una imagen peligrosa (M. Foucault, E. M Lozano)

He venido evocando la imagen del Pastor y del Rebaño y quería terminar la mini-serie diciendo que la imagen como tal es peligrosa y debe superarse porque no responde a le experiencia de Jesús ni a lo que deben ser los ministerios de la iglesia.

1. La imagen del pastor ha sido recreada y superada paradójicamente por Jesús y por el NT, de manera que termina diciendo lo contrario de lo que ella empezaba suponiendo, tanto en la parábola del buen pastor, como en el juicio de Mt 25 y en la alegoría de Jn 10. En un sentido, ella se puede conservar... pero sólo si se toma como imagen antigua y se supera luego desde Jesús (perdiendo toda referencia a un mando superior sobre "rebaños" de inferiores, como sabe Mc 10).

2. La cultura occidental (la sociedad moderna), con la experiencia social griega y la aportación de Israel y el cristianismo, ha superado de hecho la imagen social del pastor.... Los dirigentes y ministros de la sociedad no son "pastores"..., pues ni los ciudadanos son rebaño, ni los "dirigentes" son pastores en el sentido original... Esa imagen no nos dice casi nada, en un tiempo de igualdad y democracia (y de pastores mecánicos y rebaños "teledirigidos"); por fidelidad al evangelio y a la libertad humana debe superarse.

3. Pero la Iglesia católica,al menos en gran parte, no se ha dado cuenta de ello y sigue tratando a los fieles como ovejas tontas.... Ha tomado la imagen de Jesús pero no el nuevo sentido que Jesús quiso darle (como sabe la primera tradición cristiana). Muchos "pastores" eclesiales se siguen creyendo señores de un rebaño al que deben dirigir, sin diálogo ni libertad (y además con un perro guardián, como en la imagen). Por eso sería mejor que la Iglesia actual abandone la palabra "pastoral" y lo que está en el fondo de ella, pues está en el fondo la imagen del "pastor sabio y distinto", como el único que piensa y que dirige al rebaño.

4. Pero el tema no es la imagen ni la palabra "pastor". Esa imagen se puede recrear paradójicamente, la palabra se puede conservar (como signo de un pasado "venerable", pero no imitable)... De un modo curioso, algunos protestantes que querían evitarla palabra "sacerdote" han llamado y siguen llamando a sus ministros "pastores", cosa que a mi juicio deberían evitar. El tema no es la palabra, sino sino la visión de eso que pudiéramos llamar el "pastor ontológico", un pastos que es de otra "especie" que el rebaño, cosa que hay que superar de un modo decidido.

5. En nuestro tiempo, el tema de los pastores y el rebaño parece aplicarse de un modo especial (e inhumano) a las finanzas... donde ya no podemos hablar de pastores "personas", en contacto personal con los demás ciudadanos, sino de unos circuitos de poder económico "impersonal" que dominan sobre todos (pero al servicio de algunos), condenando al hambre a la mayoría del "rebaño". Los pastores económicos se han convertido en puros lobos (en el mal sentido de la palabra). Así nos llevan y traen (nos utilizan) desde fuera...

En este contexto he querido ofrecer unas reflexiones sobre el tema del pastoreo o supra-pastoreo cristiano y social, aludiendo a M. Foucault y E. M. Lozano, que han evocado el tema desde diversos planos.

>> Sigue...


Jean Daniélou (1905-1974): Fuerte voz apagada, un recuerdo

Jean Daniélou fue para muchos de nosotros una voz fresca de Iglesia en los años que precedieron al Concilio Vaticano II (1962-1965) y en los inmediatamente siguientes.

‒ Nos hablaba de las tradiciones antiguas de la Iglesia, en especial de la Patrística, más allá del predominio de la Escolástica Latina. Por él escribí en parte mi tesis sobre Ricardo de San Víctor.

‒ Nos enseñaba a recuperar la Historia de la Salvación, las relaciones del Antiguo y Nuevo Testamento, el simbolismo sagrado, la variedad de las primeras teologías y formas de vida de la Iglesia. Por él supe que había iglesias y teologías distintas, además de la de Roma.

Pero después, nombrado Cardenal de la Iglesia, supimos que había entrado en conflicto con otras instituciones (en especial con la Compañía de Jesús) y conocimos su muerte repentina (1974), en circunstancias muy extrañas… Así me lo contó muy triste, un amigo jesuita, a los pocos de haber sucedido.

((El recuerdo de Daniélou se reduce hoy, para muchos, al misterio de su muerte por infarto, una tarde de mayo de 1974, en la casa de una prostituta, en el cuarto piso de rue Dulong 56, en París)).

De esa forma se fue velando su recuerdo, y además la teología estada comenzando un nuevo camino abierto, abierto a los temas y motivos de transformación estructural y de compromiso social, frenados en seco por Juan Pablo II, en eso que se ha llamado la gran Involución Postconciliar.

En esas circunstancias, sobre J. Daniélou se cernió un gran silencio. De todas formas, yo le dediqué una larga página en mi Diccionario de Pensadores Cristianos (2011) y le he seguido leyendo.

Un “amigo” del blog me ha pedido que recuerde su figura, y así lo hago, recogiendo lo que dice mi Diccionario y retomando una reseña, publicada ya hace un año por S. Magister (como verá quien siga).

No entro a valorar su evolución, ni su conflicto con la Compañía de Jesús, ni las circunstancias (evangélicas y/o tristes) de su muerte, ni el motivo por el que algunos han querido revalorizar su figura. Simplemente expongo su pensamiento y mantengo cariñosamente su recuerdo, en libertad agradecida, ahora que un compañero suyo, SJ, es Obispo de Roma.

>> Sigue...


Desde la periferia... La vida como éxodo (P. Zabala)

19.04.13 | 21:32. Archivado en Amigos, la voz de los

Hace dos semanas estuve con P. Zabala en Logroño. Fue un gozo verle y compartir su entusiasmo sobre Jesús y la Nuevo Iglesia en el Ateneo.

Me ha mandados dos aportaciones de tema eclesial. Se trata de vivir en el centro de la Iglesia desde la periferias, en las fronteras... Se trata de asumir el camino del éxodo, con Abraham y con Moisés... y en especial con Jesús.

En Éxodo estamos, desde la Periferia, haciendo el camino de Jesús. Gracias, Pedro.

>> Sigue...


¡Queridas Ovejas! Yo y la Oveja somos Uno

Dom 4 Pascua, ciclo C. Jn 10, 27-30. El breve evangelio de este domingo, continuación del anterior (Jn 21), plantea una serie de cuestiones fascinantes, que en las postales de de años anteriores (2007 y 2010) había preferido evitar, exponiendo otros temas conexos: El texto del Apocalipsis o las palabras finales de Jn 10, 30, entendidas en clave trinitaria (Yo y el Padre somos Uno):
http://blogs.periodistadigital.com/xpikaza.php/2007/04/28/p90713#more90713
http://blogs.periodistadigital.com/xpikaza.php/2010/04/23/p269528#more269528

Hoy me animo a presentar y comentar brevemente el texto, a la luz de lo que he venido diciendo a lo largo de la semana anterior. Éstos son algunos de los temas pendientes:

a. La unión de la tarea pastoral (Pedro) y del amor (Juan), entendidas como las dos “manos” del ministerio de la Iglesia: Una pastoral sin amor es pura ley de mando; una amistad si “dirección pastoral” puede volverse sentimentalismo.

b. Superación de una “pastoral de mando”, propia de un tipo de Iglesia Católica, donde los ministros (papa, obispos, presbíteros) se han hecho pastores-regentes de ovejas sin autonomía, a las que dicen “queridas”, para imponerse sobre ellas. En esa línea debería suprimirse la misma palabra “pastoral”, que ha perdido su carácter simbólico-paradójico (en la línea de compartir la vida), para entenderse en forma de dominio sobre el “rebaño”.

c. Superación de una “pastoral pastoril”, de pura amistad romántica, de vuelta a la naturaleza (dejando el mundanal ruido…), como en las bucólicas helenistas de Teócrito o en las novelas pastoriles del renacimiento, donde las ovejas son pura excusa para los amores idílicos de bellos pastores y pastoras, fuera de este duro mundo. El texto de Jesús nos sitúa, en cambio, en un fuerte contexto de lucha.

d. Cristo aparece veladamente como el Buen Pastor, que se une en amor (conocimiento) con las ovejas… Pero, al final (en la línea de todo Jn 10), ni Cristo es Pastor ni las ovejas son animales, sino personas que se unen en amor que atrae y vence las discordias y los enfrentamientos.

e. En esa línea, Jesús terminará diciendo “Yo y el Padre somos Uno”, recreando en línea cristiana la confesión del Shema Israelita (Dt 6, 5), donde sólo Dios es Uno. En esa línea puede afirmar y afirma yo y la oveja somos Uno. La vinculación del Hombre y Dios en Cristo (cf. Jn 17), la identificación de Cristo con el hombre (ovjea) es la clave y centro del cristianismo.

Desde ese fondo quiero evocar y comentar de un modo inicial este pasaje que la liturgia del domingo ha puesto a la luz del Evangelio de la Resurrección (Jn 21). Evidentemente, el que habla y describe su unidad con el Padre y con la Oveja es el Cristo de la Pascua. Buen domingo a todos.

>> Sigue...


X. Pikaza, Evangelio de Marcos (X. Alegre)

17.04.13 | 09:03. Archivado en Sobre el autor, Jesús, Nuevo Testamento

Xavier Alegre, jesuita catalán, que completó sus estudios en la Universidad de Münster, Alemania, es uno de los mayores especialistas actuales en Nuevo Testamento.

Ha dedicado sus mejores estudios al Evangelio de Marcos, a la Carta a los Romanos (Verbo Divino, Estella 2012) y al Apocalipsis, siendo actualmente un referente obligado en el estudio de Cristología y de la Eclesiología, no sólo en España donde es Profesor Ordinario (Facultad de Teología de Cataluña, Barcelona), sino también en América Latina, donde enseña normalmente en la UCA (El Salvador),impartiendo regularmente cursos de Teología y Sagrada Escritura.

Para sus obras, ver anejo final cf. especialmente:

-- Memoria subversiva y esperanza para los pueblos crucificados (2003)
-- El Evangelio de Judas ¿Un quinto evangelio? (2006)
-- La Palabra no está encadenada (2009)
-- Al acecho de un Reino Diferente. Temas Bíblicos en clave liberadora (2012)

X. Alegre ha tenido la amabilidad de publicar una recensión de mi comentario de Marcos en Actualidad Bibliográfica 98 (2012) 199-202, donde podrá verla el lector interesado. Como verá el autor, es una recensión "crítica", no laudatoria sin más, lo que mucho le agradezco, sobre todo las reflexiones finales. Para quienes no tengan acceso a la revista la recojo aquí. Los subtítulos entre paréntesis son míos. Todo el resto es suyo. Gracias, Xavier, seguimos "al acecho del Reino".

>> Sigue...


Condiciones para la Unión: Que Pedro se convierta al Amor

Juan pone a Pedro unas "condiciones pastorales para la Unión" en esta escena final de su evangelio (Jn 21) , en una línea que está cerca Mateo 25, pero con una diferencia:

Lo que Mateo aplica en general a todos (jerarcas o no, cristianos o paganos), en la escena del juicio final, Juan lo aplica de un modo particular a Pedro, y con él a los que quieren "servir" los demás. Han de "superar" un cursillo de amor.

La causa es sencilla: Los dos grupos (Pedro, Gran Iglesia, Juan,Discípulo Amado) van a unirse. Cada parte ha de ceder, cada una ha de aportar.

‒ Los de Pedro exigen a los de Juan que se unan y que acepten sus normas, que no vayan por libre (es decir, que se monten en su Barca, todos los grupos, los siete…).

‒Los de Juan exigen a los de Pedro que se Conviertan al Amor: Sólo podrán “pescar” si llevan al Amado en la Barca, sólo podrán “pastorear” si acogen amor y responder en amor.

De esa forma, este evangelio propone una especie de “venganza” de Juan o, mejor dicho, sus condiciones para la unión:

La “Gran Iglesia” (Pedro) les ha pedido que se integren en ella… y los de Juan lo aceptan el reto, y así añaden este capítulo 21 a su evangelio. Pero ponen una condición radical: Pedro y los suyos tienen que convertirse al amor.

Éste es uno de los textos fundamentales de la tradición cristiana, que volveré a presentar, indicando siete principios y algunas consecuencias. El tema es largo, lo seguiré mañana, reflexionando sobre la “pastoral”. He desarrollado el tema en Palabras de Amor

>> Sigue...


Pedro ¿me amas…? Examen de amor, reforma de la Iglesia

14.04.13 | 14:59. Archivado en Iglesia Instituciones, Jesús, Nuevo Testamento, Amor

El Papa Francisco ha creado una comisión de ocho grandes obispos para trazar un plan de reforma de la Iglesia, que vendán a Roma, pasado el verano, antes que invierno crezca.

El Papa Pedro creó un grupo de trabajo de siete pescadores,entre los que se incluyó, para recrear la Iglesia (para reunir y dar fuerza a las comunidades) cuando había llegado ya la noche.

El Papa Pedro los llevó a la mar y navegaron juntos, con redes y remos, una noche entera... y para su sorpresa amaneció Jesús en la Ribera cuando volvían vacíos y cansados... y les dijo que volvieran a empezar.

Tendrán que salir a la mar, el Papa Francisco y sus Ocho Cardenales, y tendremos que salir otros muchos, y volver a la barca, tras la dura noche, para empezar y reempezar...

Sólo entonces podrá comenzar el examen de amor, un examen de amor cruzados, que se fecundan unos a los otros, para que surja de verdad la Iglesia.

>> Sigue...


Pedro se echa al agua. La gran pesca

Hemos visto ayer a los siete fundadores de la misión cristiana, siguiendo a Pedro que ha dicho: ¡Me voy a pescar! (21, 3). Pero no han logrado nada y vuelven vacíos y cansados por la madrugada.

Entonces ven a un hombre en que emerge de la orilla de la tierra y les invita a de pescar de nuevo, de otra manera, por el otro lado. Ellos lo intentan, consiguen mucha pesca y el Discípulo Amado descubre que el hombre de la orilla es Jesús, el Señor, y así se lo dice a Pedro.

Éste es el comienzo de la nueva tarea misionera de la Iglesia: Pedro que estaba desnudo, sudando en el mar de la noche, con el torso, los brazos y las morenas al aire de la madrugada, se ciñe la túnica leve y se lanza al agua, para encontrar antes a Jesús, para verle y tocarle en la mañana, para llevarle los peces…

Ésta es la conversión de Pedro, que debe escuchar a Jesús (echar de nuevo la redes…) y escuchar después al Discípulo Amado, descubrir al Señor y echarse al agua…

Sin echarse al agua no puede haber misión cristiana, ni de Pedro Papa, ni de nadie en la Iglesia, que espera un nuevo amanecer.

Para leer la imagen

1. Parece que los peces están felices y juegan con los pecadores...

2. La red está abierta, de modo que los peces pueden salir cuando quieran; no están encerrados, son libres, quieren conocer a los pescadores...

3. Pedro y el otro se admiran. Parece que ese otro es el discípulo amado, pero no es seguro, pues en la imagen del final el discípulo amado parece el de azul. Sea como fuere, los pescadores están admirados, no saben cómo pasa todo eso..., si no ellos los pescadores, o si les pescan a ellos.
4. Los colores nos ponen ante un mundo múltiple, de verde-amor, de amarillo plenitud... Un mundo de peces de colores que bailan... ¿Nos hemos preocupado de hacer felices a los peces?

5. Este dibujo es y para niños (desde los 2 hasta los 102 años). Quizá lo entenderían el hermano Francisco y su hermano-obispo Antonio, que solían predicar a los peces... ¿Más ideas?

(Otra imagen de la escena al final. Las dos proceden de
http://mjargueso.blogspot.com.es/2012/11/la-pesca-milagrosa-relato.html, sitio al que agradezco su creatividad y su deseo de compartir el estudio de la Biblia

>> Sigue...


Pedro y su gente: Larga noche sin pesca

Retomo el motivo del evangelio de ayer (Jn 21), para insistir en las primeras palabras del pasaje, que son una parábola preciosa y sangrante de la Iglesia actual:

En aquel tiempo, Jesús se apareció otra vez a los discípulos junto al lago de Tiberíades. Y se apareció de esta manera: Estaban juntos Simón Pedro, Tomás apodado el Mellizo, Natanael el de Caná de Galilea, los Zebedeos y otros dos discípulos suyos. Simón Pedro les dice: "Me voy a pescar." Ellos contestan: "Vamos también nosotros contigo." Salieron y se embarcaron; y aquella noche no pescaron nada… (Jn 21, 1-3)

Una larga noche (historia) de pesca fracasada. Han salido al mar del mundo, están los siete, con Pedro-Papa, pescando por siglos, pero no consiguen nada. O no saben pescar, o no hay peces. La culpa ¿la tienen ellos o los peces que no quieren dejarse agarrar?.

El proyecto de (nueva) evangelización no marcha. Así se sienten muchos en este momento de la Iglesia (año 2013). Por eso es bueno retomar este motivo.

Las relaciones de aquel Pedro y sus amigos (Jn 21) con el Papa Francisco y sus obispos (cristianos) parecen evidentes. La imagen de la iglesia como barca pescadora es clara. Clara es también la indicación del gran fracaso, noche sin pesca.

En este contexto se puede recordar el Targum de las Cuatro noches, con otras noches cistianas:

a. La noche de la creación ¿por qué y cómo?
b. La noche de la pascua de los hebreos en el mar ¿cómo caminan?)
c. La noche del Mesías esperado (¿es la de Getsemaní?)
d. La noche al mediodía de la muerte de Jesús (se hicieron las tinieblas)
e. La noche de la pascua de Jesús (¿la gran vigilia, tumba abierta?
f. La noche de la misión de la Iglesia, que no pesca (ésta de Jn 21)
g. La noche oscura del alma (Juan de la Cruz)...
h. La noche de la injusticia del mundo...

Desde el fondo de esas noches, centradas en la noche misionera de la Iglesia, os deseo buen sábado, vigilia de la pesca

>> Sigue...


Dom 14.4.13. La Iglesia, un pacto de Pedro con Juan

Tercer domingo de Pascua. Juan 21, 1-19. Como dice el título, la iglesia pascual es una secuencia de pactos de iglesias y de comunidades. Entre los más importantes que cuenta el NT se hallan éstos:

1. Pablo en 1 Cor 15. La pascua es pacto de experiencias de Pedro y los Doce, de los Apóstoles y Santiago, del mismo Pablo… Cada uno (cada grupo) ve a Jesús de una manera, todos pactan y se complementan, formando la Iglesia. De esa forma ha marcado Pablo un camino permanente de pactos de Iglesia.

2. Mc 16. Mujeres y Pedro. La Iglesia es el pacto esperado de las Mujeres fieles con Pedro y los Discípulos, que aún se han decidido a caminar de verdad a Galilea. En ese camino abierto al futuro de la misión universal está la Iglesia… Todo está por hacer según Marcos, en este bendito 2013, con el Papa Francisco.

3. Mc 28 supone que ese pacto de mujeres y discípulos pascuales se ha realizado ya en el Monte de Galilea. Allí nació la Iglesia, desde allí inició su camino, allí debemos volver hoy (año 2013) con Pedro (cf. Mt 16) y con las comunidades dispersas para reiniciar la marcha del evangelios.

4. Mujeres, apóstoles, judeo-cristianos... Lucas afirma (cf. Hch 1, 13-14) que el pacto primitivo y permanente (al que deben unirse los “pablos” posteriores) es el que formaron los Doce, con las Mujeres, los Hermanos de Jesús (los judeo-cristianos) y María, su Madre. De aquel pacto nacimos, en aquel pacto surgió la experiencia de Pentecostés.

5. El evangelio de Juan recoge dos pactos fundamentales. Uno es el que apareció el domingo pasado, entre la gran comunidad y Tomás (Jn 20); la comunidad ha de recibir a Tomás, que anda a lo libre; Tomás ha de aceptar a la comunidad, unidos todos a partir de la entrega de Cristo… El segundo pacto de Juan es el marca el evangelio de hoy (Jn 21)… Es el gran pacto de Pedro y el Discípulo Amado, del que seguiré tratando.

Éste pasaje (Jn 21) muestra, a mi juicio, el camino que debe seguir el Papa Francisco (representado por Pedro)… En este camino quiero recordar de nuevo a mi amigo Tomás, un buen Discípulo Amado, de quien traté ayer. En la imagen aparecen el Discípulo Amado y Pedro, corriendo hacia Jesús. Buen fin de semana a todos.

>> Sigue...


Sor Carmen y la Reina en Mozambique

11.04.13 | 11:24. Archivado en mujer, Merced-libertad, Amor

Aquí (en este Estado de España) tenemos una diarquía real clara.

El Rey se va a cazar elefantes al África con ricos y ricas de la jet, y allí queda mancado y vuelve con vergüenza de propios y ajenos. Mala historia fue aquella y mal futuro tiene.

La Reina, en cambio, se ha ido a deshacer entuertos y dar dineros de programas de cooperación. Así ha llegado a Mozambique donde toda la prensa le ha seguido. Al Rey quería verle allí, metido en barro de la vida, dando de lo mucho que tiene la Corona, para bien de todos (e incluso para honor de su reino).

La Reina y la Monja


Pongo la noticia simplemente porque allí se ha encontrado con Sor Carmen Acín, mercedaria de temple y amiga de siempre, que hace todo lo que puede al servicio de los niños más pobres. Recoge a niños, alimenta, abre un futuro...

La Reina y sor Carmen han coincidido, como muestra la foto. Tienen algo en común, pero también grandes diferencias. La Reina se ha ido por unos días, bien protegida, para dar dineros (¡escasos!) de España, con buena propaganda (y para enderezar entuertos del marido).

Sor Carmen está allí año tras años, a la intemperie de la vida. Ella, sor Carmen y miles y miles de cooperantes y misioneros como ella, son los verdaderos reyes. Ella, la Primer Reina (Carmen), enseña a la Segunda Reina (Sofía) a comprender mejor la vida, a mirar con los niños, que eso es reinar.

Sor Carmen, una presencia de Iglesia, una merced de persona

Carmen Acín no tiene que deshacer ningún entuerto, sino decir con la vida que Jesús, su amigo, es redención, amigo de los niños del África y de Europa, que no va cazando elefantes por ahí, sino acompañando a la gente (empezando por su tierra del Gállego, en Zaragoza).

Salud, Carmen, sabes que te queremos. Que tengas buen día cuando va la Reina a verte... y sobre todo que tengas muchos y buenos días para tus niñas, para tu gente.

(Las fotos no son buenas, han aparecido en muchos medios de ayer y de hoy. Buen día a todos).


Para Tomás García, presbítero de la Iglesia, en Santo Domingo

El pasado día 7, en Santo Domingo, República Dominicana, ha siso ordenado presbítero Fray Tomás García, religioso de la Merced y misionero, como muestra la foto, en la que aparece a la izquierda del obispo oficiante y de su Provincial, el P. José Ignacio Cacho.

He vivido a su lado muchos años, he sido profesor y compañero suyo, él ha sido mi amigo. Ahora que la Iglesia le ha ofrecido el orden de presbítero, tras largos años de misión entre los pobres de una tierra de adopción (él es manchego de España), quiero dedicarle estas palabras, que escribí pensando en él y en otros como él hace ahora diez años, cuando vivía a su lado.

Quiero ofrecerte, Tomás, mi abrazo mejor, de solidaridad, de recuerdo y de esperanza. Pero, en segundo lugar, permíteme que una vez más te ofrezca mi palabra, respetuosa, cercana.

>> Sigue...


El Papa, un párroco rural: Deconstrucción y reconstrucción de la Iglesia

Me (nos) escribe Eldo Vila, antiguo y nuevo amigo, orensano de origen, donostiarra de afincamiento y romano de amores y trabajos.
--Formó parte del Gobierno de la Iglesia en Roma, está retirado en activo, trabajando sobre temas de historia y actualidad.

-- Es uno de los mil y mil valores que la Iglesia “militante” ha dejado en el olvido por no repensar, rehacer y superar ciertos tics de poder de clase que ha inventado en su camino.

Me (nos)escribe comentando la elección y los primeros pasos del Papa Francisco. No le desagrada en principio, pero quiere más, otra cosa, en línea de tradición y de misión cristiana, universal. Así suena su propuesta:

-- Viene de Orendain (imagen inferior, con su libro), bajo el Txindoki, su brújula de monte, guía de tiempos antiguos y nuevos;
-- viene de la Reforma que propuso el Vaticano II
, en los mejores tiempos de Pablo VI, de la raíz del evangelio
.

Como el Trindoki, así quiere Eldo Vila que sea la Iglesia de mañana, para empalmar con la de ayer que él estudió apasionadamente, la de Atanasio, la de Roma en pacto con Alejandría y Antioquía, en tiempos fuertes, como los nuestros

>> Sigue...


Evangelio sin glosa y reforma institucional (con M. R. Losada)

08.04.13 | 08:51. Archivado en Nuevo Testamento, Amigos, la voz de los, Papa, obispos

Cuando el papa Bergoglio tomó el nombre y lema de Francisco asumió, al menos implícitamente, los dos grandes lemas de su movimiento.

(1) Un evangelio “sin glosa”, es decir, el retorno radical a la historia de Jesús que había quedado velada y borrada en infinidad de normas, costumbres y riquezas.

(2) La reconstrucción de una Iglesia que se estaba derrumbando, como había hecho el mismo Jesús de Nazaret, que no sólo anunció la caída del templo de Jerusalén, sino el propósito firme de reedificarlo en tres días.

Yo mismo propuse hace algún tiempo un modelo de cambio que iba en esa línea, al final de Una Roca sobre el Abismo. Historia y Futuro de los Papas (Trotta, Madrid 2006). Aprovecho la ocasión para actualizar aquel esquema en este nuevo contexto de cambio en la continuidad que abre el nuevo Papa.

Ofrezco hoy de nuevo sus dos principios, a los que añado una reflexión de mi amigo M. R. Losada, profesor de psicología y teoría de las instituciones en la Universidad de Salvador (Brasil) con ocasión de la renuncia de Bento XV, proponiendo un cambio institucional.

>> Sigue...


Dom 7.4.13. Salir a la calle, perdonar pecados (más que un confesonario)

Octava de Pascua. Ciclo C. Jn 20, 19--31. Está encerrada la comunidad de amigos de Jesús, que le recuerdan y espeeran, pero no confiesan todavía su resurrección. El texto les llama “hoi mathêtai”, discípulos (que escuchan a Jesús). Son la Iglesia reunida, no se les llama los Doce (dirigidos a Israel), ni los obispos o curas, sino todos, hombres y mujeres, doce y siete, cristianos sin más (ni menos).

Son la iglesia cerrada en una casa con tranca (Castillo de grandes muros, Vaticano de Roma o vaticanillo de pueblo), por miedo al mundo (a “los judíos”, 20, 19, es decir, a los otros). Una Iglesia creída y muy frágil, aislada en sí misma, con la sensación de que todos quieren combatirla, esperando a Jesús, que venga y les libre, les lleve a su cielo. Pero viene Jesús de un modo distinto , y no les "coge" consigo, sino que les manda a la vida, al mundo externo, con el poder supremo de Dios, que es el Perdón.


Es la Octava de Pascua, tenía que ser el día del fin del mundo. Como en un “ovni” debería venir Jesús para llevarles consigo, pero viene para mandarles el mundo, sin más riqueza que el perdón. Ésta es la primera parte del texto (Jn 20, 19--23). Mañana presentaré la segunda. ... Este pasaje es quizá el mejor comentario pascual del mensaje de Jesús, tal como lo he venido exponiendo en La historia de Jesús, cuyo argumento expuse ayer en este blog. Vaya allí quien quiera saber más.

(Éste es el perdón en la calle y la vida, el perdón que han de ofrecer todos los cristianos, la Pascua de Jesús. Es mucho más que un tipo de absolución raquítica de algunos confesionarios... Y lo digo confesando el valor de muchos confesonarios, de entrevista pastoral y perdón incluido, de presbítero o cristiano (pues el poder de perdonar se ha dado a todos). Un tipo de confesonario ha sido y seguirá siendo valioso en la Iglesia. Pero el Evangelio de Pascua (Jn 20) habla hoy de algo aún más importante, como verá quien siga).

Buen principio de domingo.

>> Sigue...


Una Historia de Jesús en seis imágenes

La Historia de Jesús contiene muchas historias. Entre ellas he destacado seis, que forman los temas de este libro y he escrito en torno a ellas este libro:

1. En el principio. Fue un nazoreo mesiánico, pero empezó compartiendo el grupo y mensaje de un esenio muy especial, llamado Juan Bautista.
2. Inició su tarea propia en Galilea, allí puso los pilares del Reino.

3. Fue, ante todo, un creyente, puso su vida al servicio de Dios, es decir, de la vida de los hombres, según las promesas de Israel.

4. Camino de Jerusalén ¡Tú eres el Cristo! Pasado un tiempo, tomó la decisión de subir a Jerusalén, para proclamar e implantar allí el Reino.

5.No vino con armas para oponerse los soldados del César o a los sacerdotes del templo. Llegó, rodeado de un grupo de discípulos, que compartieron sólo en parte su proyecto.

6. Entrego su vida por el Reino, y los poderes de la Gran ciudad le mataron condenándole a morir en una cruz.

En un sentido, él fracasó, pues sólo unas mujeres amigas le acompañaron de lejos cuando moría y cuando sus mismos "enemigos" le enterraron para que no contaminara el aire quedando en la cruz, en las fiestas de Pascua. Pero esas mujeres transmitieron su testimonio, las imágenes profundas de su vida, y así le seguimos recordando, como muestran los seis recuadros que siguen. Buen día a todos.

>> Sigue...


Jesús en Logroño: Casa de Pan, casa de Palabra

He compartido una experiencia fuerte de Jesús con los amigos del Ateneo de Logroño, partiendo de mi libro (La historia de Jesús, Verbo Divino, Estella 2013), con mi Comentario a Marcos (Verbo Divino, Estella 2012). He tenido ocasión de poner relieve los tres motivos principales del proyecto de Jesús: Pan, casa y palabra (o Palabra, casa y pan):

a. Clave descendente. Se puede empezar por la Palabra

‒ PALABRA > Casa > pan…
Lo primero sería la palabra, y de la palabra por la “casa” pasaríamos al pan… La Palabra es el encuentro con Dios, es la semilla del pan… Es la oración… Al dar a los hombres la Palabra…, ellos podrán ser Casa… y compartir el pan.

b. Clave ascendente. Se puede empezar por el Pan…

‒ PAN> Casa> Palabra…
En muchos casos, el pan tiene que ser lo primero... lo más importante. Si un hombre tiene hambre tienes que darle de comer, como sabe Mt 25, pero sabiendo que no sólo de pan vive el hombre, sino también de casa (familia) y de Palabra... Un pan sin casa se seca pronto, un pan sin palabra se acaba enmoheciendo, se vuelve veneno. Por eso, el pan pide casa, y pide palabra.

c. En el Centro ha de estar la Casa, es decir, la comunión, la intimidad, la comunicación, como sigue sabiendo Mt 25: Estuve sin asa mi me acogisteis

La Casa es el centro, es decir, el lugar del Pan (comida material) y de la Palabra (comida espiritual, pensamiento). El centro es la comunidad…, es el Reino de Dios hecho familia de hermanos... Así dice el evangelio de Juan que Jesús ha venido a reunir en una casa a todos los hermanos, una casa, un Reino con muchas Moradas, cada uno en la suya, cada familia en la suya, pero Dios en la de todos, es decir, en comunicación entre todos...

Estamos buscando la Casa de Dios, es decir, la Comunidad... Un espacio de encuentro... Dios, la casa: El centro del Castillo que buscó Teresa de Jesús; la sala, el calor, el lecho, una silla y una mesa con pan... La casa, para todos

--El centro es la Casa... Que todos puedan compartir la vida, incluso en unos espacios físicos, que el mundo entero sea Casa, como edificio, como espacio de fraternidad... En contra de los que han especulado con la casa y han convertido el mundo en cueva de ladrones. La casa pide pan, la casa quiere Palabra de amor.

-- La Casa es espacio de trascendencia, de oración, de admiración, de misterio. Desde la casa-comunión se puede ir al Padre (por la Palabra).
En la Casa-comunión se comparte en pan.

>> Sigue...


Jesús "arquitecto-constructor": Casa para los sin-casa

02.04.13 | 08:19. Archivado en Iglesia Instituciones, Jesús, Nuevo Testamento

Hablaré esta tarde en Logroño sobre Jesús el “constructor”, presentando algunos temas principales de mi libro Historia de Jesús (Verbo Divino, Estella 2013). Esto me permite insistir en unos temas centrales de la Historia de Jesús, desde la perspectiva de nuestra tiempo.

Pascua quiere decir Casa para todos.

Así lo dijo en Mc 10: Que todos tengan cien casas, pues unos podrán compartir las casas y familias de los otros
Así lo formuló 1 Pedro: El Evangelio se define como "casa", espacio de encuentro para los sin casa...

El enemigo de Dios es la Mamona (un tipo de dinero que se busca a sí mismo y destruye a los otros. Los enemigos del evangelio son los que amontonan casa sobre casa, para sí mismos (cf. Amós), dejando así vacío y yermo el orbe de la tierra:

‒ Jesús no tuvo ni siquiera una piedra propia que le sirviera de almohada para reclinar la cabeza, pero quiso que todos los hombres y mujeres tuvieran casa, familia… cien casas, cien familias, en fraternidad y reino compartido.

‒ Jesús que tecto(n), es decir, constructor, o, quizá mejor, arqui-tecto: Quiso construir sobre el mundo la nueva casa del Reino, abierta a todos, con pan, con palabra, con amor mutuo.

‒ Al final de su vida no tuvo ni casa, ni ropa… Le quitaron todo, se jugaron sus vestidos (como la banca juega ahora a los naipes trucados las casas de los pobres)… Por no tener no tuvo ni siquiera (al final) ni sepultura, un trozo de tierra donde “descansar”. Pero él ofrece casa a todos los que quieran seguirle.

Su resurrección es experiencia de casa, de comunión y palabra para todos, en un camino que sigue abierto al auténtico Reino de Dios. De eso quiero tratar hoy en el Casino de Logroño.

>> Sigue...


Jesús y la casa (Biblia y desahucios)

01.04.13 | 08:51. Archivado en hombre, Nuevo Testamento, Poemas, poesía, América Hispana

Hemos celebrado la pascua de Jesús, siguen los problemas, y entre ellos uno de los más grandes es en España y en medio mundo el tema de “la casa”: Que hombre y mujeres, familia y grupos, puedan tener un hogar, un espacio físico para vivir, un espacio humano para comunicarse en amor y confianza.

La revista Éxodo acaba de publicar un número dedicado al tema de Los Desahucios, y en él he publicado una pequeña reflexión de fondo sobre La Biblia (Jesús) y la casa. El orden (desorden) económico, centrado en los Bancos ha concedido créditos (hipotecas) para viviendas y ahora, con el cambio de las condiciones monetarias, los bancos (que viven del dinero público) se quedan con las casas y expulsan a los pobres. Ésta es quizá la mayor tragedia de cientos de miles de familias en España y en el mundo.

Es una especie de gran Maldición bíblica... que va en contra del mensaje central de la Biblia, y así lo he querido destacar la revista Éxodo, y así lo indicaré mañana en la Rioja

Hablaré en Ateneo de Logroño (España),en el contexto de una serie de conferencias que tratas de presenta a Jesús en el contexto de Otra Sociedad es Posible.

Trataré también de otros temas, relacionados con mi libro Historia de Jesús, pero insistiré en el motivo central de Jesús y la “Casa”. Ésta será la primera parte de mi reflexión.

>> Sigue...


Jueves, 19 de julio

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Abril 2013
LMXJVSD
<<  <   >  >>
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930