El blog de X. Pikaza

Prisión de Angola (USA), con admiración dolorida

  • enviar a un amigo
  • Imprimir contenido

Es una prisión “modelo”, sin duda, pero prisión perpetua, en Luisiana, junto al río. No sé como juzgarla, y por eso dejo a los lectores que valoren por sí mismos.

Es uno de los lugares más significativos de USA, un espacio "perfecto", donde la gente tiene trabajo y vive en un entorno envidiable, con un nivel económico bastante alto, con buenísima asistencia espiritual, pero… en situación de Cadena Perpetua.

Conocí a su alcaide Burl Cain en el Congreso Penitenciario de Puebla, México (Febrero 2012), porque trabaja en colaboración con amigos y compañeros mercedarios, a quienes saludo desde aquí, por su amistas y hospitalidad. Nos detalló con medios audiovisuales la naturaleza de la cárcel, una gran finca de 73 km2 (como se verá por la foto aérea), es decir un gran cuadrado de más de ocho kilómetros de largo y ancho (con lago, plantaciones, bosque...), antigua plantación de esclavos negros (¡se llama Angola!), para cultivo de algodón, junto al río Missisipi.

Burl Cain ha humanizado la cárcel (para condenados a cadena perpetua, muchos de ellos con pena de muerte), convirtiéndola en campo de trabajo, bien organizado, con autonomía interna, incluso monetaria, con espacios para trabajar y caminar, para cabalgar y hacer deporte, sobre grandes campos de algodón y otros cultivos, incluso con ganadería brava, y grandes fiestas de rodeo, organizadas y “dirigidas” por los internos, con visita de las gentes del entorno (bajo pago).

Es una "cárcel" modelo, donde se intenta ofrecer un trato humano a los "internos", con justicia, con orden... Es un lugar perfecto para vivir, si no fuera cárcel, un lugar para orar y trabajar, e incluso para divertirse, si no fuera cárcel.
Para una visión de conjunto cf. http://en.wikipedia.org/wiki/Louisiana_State_Penitentiary

Es un lugar ejemplar...pero una cárcel perpetua. Es como Alcatraz, pero con una administración que quiere ser "humana", en el mejor sentido "protestante" de la palabra, es decir, sin posible redención en este mundo. Cada uno lleva su condena hasta la muerte, en las mejores condiciones posibles, pero sin "obras de redención".

Una cárcel grande, un lago inmenso, con largos caminos y plantaciones, a la vera del gran río... Una cárcel para vivir lo mejor posible, cárcel de oro (pero al fin cárcel....), donde se trabaja y se reza para ir al cielo (quiere ser un camino de redención espiritual), pero se muere dentro de ellas, sin redención social (como quería Jesús, y Pedro Nolasco).

Pero me estoy alargando. Quien quiera conocer mejor el tema lea que sigue... y la carta que me manda mi compañero y amigo, el P. Alfredo Quintero, Provincial de la Merced de México, a quien agradezco atención y amistad.

(Adjunto fotos de la prisión y del alcaide, con capillas y cementerio incluido... con mapa detallado).

a. Introducción. La Cárcel de Angola (Pikaza)

Lo más significativo de la cárcel es su servicio religioso, con capellanes de las diversas confesiones cristianas, y también de judíos, musulmanes etc.

Siendo cárcel, Angola Prison (¡lugar de antiguos esclavos negos!) parece un gran Monasterio y Campo de Trabajo, donde existe un orden (como en de los antiguos benedictinos: Ora et labora), pero a la fuerza, bajo vigilancia, y sin posible salida (como en decía el letrero de entrada del infierno de Dante). Los que allí entran no tienen más salía que las cruces o piedras del cementerio, donde los mismos presos entierran a sus presos, con grandes fiestas religiosas.

Acabada la presentación del audiovisual, tras hablar con Burl Cain, el Alcaide, pregunté a varios mercedarios que asisten y ayudan en algunas de las cárceles más duras del mundo (de México al Perú, pasando por Honduras, Guatemala, Venezuela), con hacinamiento, pobreza y motines internos… y me dijeron: Hermosísimo, pero de Angola Prison no se sale, de las nuestras se puede incluso salir.

Pregunté a mi amigo José Sesma, mercedario, responsable del “apostolado penitenciario” en España durante largos y fecundos años, y me dijo casi lo mismo:

Angola Prison es una cárcel de oro, pero de allí no se sale; es una finca de esclavos convertida en cárcel..., y nosotros queremos que los encarcelados (todos) tengan la esperanza de salir, de ser liberados, como un día fueron liberados los esclavos de la finca.

Así me fueron diciendo, uno por uno:

-- En Angola hay trabajo (y en muchos lugares USA no lo hay)
-- En Angola hay buena comida cada día (y en muchos lugares USA no)
-- En Angola hay limpieza, hay... Pero de allí no se sale, sino ejecutado o de muerte natural...

Éste es el tema... Los encarcelados son quizá culpables, tienen que "pasar por un tiempo de prueba... e incluso de condena"... pero les tiene que quedar la esperanza de redimirse y salir (no para ir al cielo, como se les dice en Angola, sino también a una tierra nueva... como decían los antiguos mercedarios). Así me dijo uno de los mercedarios.

En España no existe pena de muerte (en contra de gran parte de USA), ni existe cadena perpetua (la cárcel es para redimir, rehabilitar, reeducar, aunque el “famoso” ministro actual quiera reintroducirla de hecho en contra de la Constitución)… La cárcel es lugar de paso, para poder reiniciar una vida nueva, según el lema de la Merced y de la Trinidad: Visitar y Liberar, visitar para liberar, para que un día los encarcelados puedan salir (al menos a morir).

La Angola Prison es un lugar para vivir bastante bien (en un entorno de naturaleza, junto al gran río, contrabajo, deporte, incluso televisión interna….). Pero de allí no se sale, ni tras la muerte (le entierran a uno dentro). Es un lugar para redención espiritual (cosa muy buena, muy importante), pero sin posible redención externa, social (liberación). (Y Jesús no quería sólo la libertad espiritual, sino también la personal y social)

La Angola Prison es lo mejor de las cárceles USA, y su Alcaide, el Sr. Burl Cain merece mi respeto y admiración, lo mismo que el trabajo que realizan en su entorno los mercedarios y muchos otros capellanes. Pero me gustaría que las cárceles USA fueran un día lugares sin “cadena perpetua” y sin pena de muerte.

En este momento, Burl Cain y sus colaboradores, con todos los capellanes y voluntarios, hacen lo mejor que se puede hacer. Mi admiración por ellos. Pero me gustaría que al cabo de unos años Angola Prison siga siendo lo que es, pero que, al mismo tiempo, introduzca algunas modificaciones, entre las que pongo de relieve:

a. Supresión de la Pena de Muerte
b. Supresión de la Cadena Perpetua… y educación para una libertad posible
c. Regímenes intermedios de condena y libertad provisional, con experiencias de libertad progresiva
d. Seguiría habiendo casos en los que algunos internos prefirieran “permanecer” en la prisión o no pudieran salir a la calle por su “enfermedad” (peligrosidad)… Serían casos que habría que estudiar en especial.


Recuerdo en este contexto las palabras proféticas de Dostoievski sobre los “condenados a Siberia” como germen de nueva humanidad. Quizá Angola Prison pueda ser un día uno de esos lugares.

b. Carta del P. Alfredo Quintero

Mis queridos hermanos y amigos, les mando esté correo de una experiencia en la cárcel de Angola en el estado de Louisiana Estados Unidos y Li que hace nuestro amigo Burl Caín :

Estimados amigos,

Hemos regresado ayer de nuestro retiro-misión en la prisión estatal de Louisiana, Estados Unidos, conocida como "Angola Prison". Hay infinidad de experiencias en nuestra mente y corazón que espero poder compartirles pues se que muchos de ustedes quisieron acompañarnos pero no siempre se puede. Lo que sí se puede es leer y ver algunas ideas que pueden ayudarnos a todos a conocer lo que ha sucedido allí.

El Guardia Burl Cain es maestro de vocación. En 1995 fue invitado por el gobernador del estado a tomar la grave responsabilidad de dirigir la prisión más importante de máxima seguridad en los Estados Unidos. Más grande en extensión que la ciudad de New York, con cerca de 6000 internos con cadena perpetua por homicidio, violación y robo a mano armada. Unos 84 en proceso de sentencia de muerte.

De ser una prisión violenta, con rebeliones, peleas, asesinatos, secuestro de policías, droga y corrupción, hoy es reconocida como una prisión segura y pacifica (sin que esto se entienda como perfecta o de utopias). ¿Que estilo de liderazgo ha podido lograr esta transformación? Bueno, lo trato de decir de manera muy corta: el liderazgo de un maestro de vocación con inteligencia espiritual.

Durante la cena del sábado de una manera informal conversábamos con el y nos compartió algunos conceptos que me parecieron valiosos y uno en especial original. Aquí trataré de sintetizarlos:

1. Dignidad Integral

El primer principio que aplico es promover y garantizar el respeto a la dignidad de todas las personas, policías e internos. Warden Cain explica que la dignidad humana no se vive sin garantizar la libertad del espíritu y esa libertad implica la manifestación espiritual y religiosa de las personas.

Poner en orden una prisión era para él un imposible sin una reforma moral y una reforma moral para él es imposible sin una reforma espiritual donde las personas comprenden que todos los seres humanos valemos por el solo hecho de existir y que a los ojos de Dios todos somos iguales. En Angola hay iglesias protestantes, católica. Grupos judíos, musulmanes y no creyentes.

Para hacer posible esto cuenta el consejo que su mamá le dio al inicio de su gestión: "Burl, el estado de Louisiana te ha confiado los cuerpos de estos hombres, pero Dios... sus almas"

2. Equipos equalizados

Warden Cain tiene cerca de 1600 empleados a su cargo y tenía que lograr sintonía en la forma de trabajar. Lo primero que hizo fue equalizar los niveles jerárquicos, eliminó varios niveles y a todas las áreas les dio el mismo nivel porque explica "cuando unos se saben más importantes que otros, no hay forma de que trabajen en equipo pues se enfocan en mandar y resguardar su poder en lugar de concentraste en lograr objetivos comunes" Sonriendo decía, "imagínense un equipo con un capitán, dos subcapitanes, tres supervisores de jugadores, y un sindicato único de porristas, etc. Les aseguro que no ganan un solo partido"

3. Comunicar más SI que NO.

En todo, hay que dar más SI que NO. La vida debe tener el signo de más y no de menos. Ser positivo fomenta un ambiente agradable donde las personas quieren estar y lo contrario hace lo negativo.

4. Ser "preguntable"

Aquí Burl y su equipo, nos pareció que aportan algo interesante a la comunicación directiva. En Ingles le llaman ellos "Askable". Nos explicó: "hay que ser "preguntable" al responder siempre y dar razón de todo". Dice que si no hay dialogo en una organización, no hay serenidad y si no hay serenidad no hay organización y sin organización no hay logros y sin logros no hay plenitud. Para fomentar el diálogo, nos explicó, hay que saber aprender a responder siempre y a todos, aunque te pregunten lo mismo o te pregunten lo que para ti no hace sentido. En una prisión hay muchas reglas pero todas tienen el propósito de lograr un orden y garantizar la seguridad. Hay que responder a todas las preguntas. Comentó que por el email ahora pueden llegar más preguntas a tu escritorio y ni hablar, hay que responder y no dejar vacíos pues el diálogo es vital con todos. No responder es indiferencia e indiferencia es agresión.

5. Quitar los escondites.

Una organización funciona cuando todos responden a una responsabilidad clara. Si algo no funciona tiene un nombre y apellido y entonces todos se aplican. Elimino comités y consejos donde se escondían las responsabilidades individuales. Todas las funciones tiene un responsable que debe de responder sobre si mismo y su función. Nos explicó que todos pueden tener consejero o tomar decisiones en grupo y como fruto de la consulta pero debe haber siempre uno que dé la cara ante los demás.

Bueno, esta es una de las experiencias de muchas otras que hay que compartir porque lo que aplica para cambiar una prisión, puede aplicar en un hogar, en una escuela, en una empresa y en un país. ¿no creen?

Un abrazo fuerte (Roberto)


Los comentarios para este post están cerrados.

Comentarios
  • Comentario por huber gamez estrada 14.12.12 | 22:45

    quiero saber si en esta carsel se encuentra huber gamez que es de guatemala el es mi esposo

  • Comentario por J.Francisco Marín 25.10.12 | 13:33

    En los comentarios del blog (en todos los temas) se ha hace presente lo extraordinario de las nuevas tecnologías acortando las "distancias" físicas y "culturales", pero que tambien ello puede llevar a hablar sobre realidades que en principio son las mismas, pero en esencia muy diferentes.
    La realidad de la situación y vida de los presos en las cárceles en los EE.UU no es "Angola". Por si a alguien le interesa el tema de las prisiones americanas le indico que hace unos pocos años, y con traducción al castellano, se publicó una realísima rediografía de su situación carcelaria. Vean de Daniel Burton-Rose (editor): "El encarcelamiento de América. Una visión desde el interior de la industria penitenciaria de los EE.UU", Barcelona,Virus editorial.

  • Comentario por María 24.10.12 | 19:10

    También una retrasada,cómo comentó la tal CMR(que por cierto me sentó muy mal que nadie la nombrara,o las nobraran,.esas personitas suelen ver a veces más que uno,y cuando te quieren te quieren de verdad,y se dan cuenta de todo incluso cuando no las quieren(cómo algún caso que sé. En fin que cada uno piense lo que quiera...hasta el Espirítu va donde va,o donde le da la gana,o donde puede...;creo que el que menos o el que más lo siente en el/ella...Ay JESÚS ten piedad de todos nosotros!!que cada uno sea juzgado por lo que ha dejado de hacer más que por lo que ha hecho...todo el mundo es bueno cuando se le quita lo malo(dice un familiar mío)y tiene razón,nadie es perfecto y Jesús debe saberlo,ni siquiera Él lo sería pero era Él,los demás todo se hace mal,pero según con quien se hace verdad?y nadie tiene que sentirse aludido si no le importa nada ni nadie eh!!saludos

  • Comentario por María 24.10.12 | 19:00

    Bueno,sólo estoy en acuerdo con galetel en parte de el comentario(aunque no se que tiene que ver con el tema,la verdad,pero voy a responder igual).Creo amigo o conocido de aquí que la ilusión puede entrar en casi todo,porque sin ilusión la vida es diferente!!!empecemos:Cuando se estudia,se tiene la ilusión de llegar a la meta,se tiene ilusión cuando hay novio,cuando se hace una carrera,te casas,tienes hijos,tienes nietos,trabajo...etc,y tantas y tantas cosas si no esta prsente la ilusión que sería las cosas?aunque galetel la haya describido tan así...pero que dice hombre!!se vive mucho por la ilusión y la fe y no hay más,y respeto lo que cada uno opine,pero entonces...cuales son los motores que mueven el mundo?hasta incluso estas personas de la prisión su ilusión es ver la luz de nuevo con en tantas otras cosas,otra cuestión es que pueda llevarse a cabo o no!!pero no estoy nada de acuerdo;incluso la ilusión de tener un buen amigo,en mi caso amiga que la tengo,una a lo sumo dos,tb retrs

  • Comentario por Burbu-Justi 24.10.12 | 15:27

    Mario me alegro encontrarte en el blog
    Soy Burbu-Justi !qué tiempos salmantinos !
    Como he escrito bastante en el post siguiente "pastoral penitenciaria " ..estoy cansada ,me hago mayor
    Si quieres ver un poco todas las preguntas que "me hago y os hago " ahí me tienes

    Dices "...Todo un "maquillaje" que disfraza la pura y dura realidad: la pena de muerte y la cadena perpetua. Allí son más que presos, son esclavos que viven en un régimen perpetuo de extrema cautividad, algo inaudito en un país que presume de demócrata y de vivir en libertad..."

    Mario _Tendríamos que hacer un larguísimo diálogo sobre ello
    Un abrazo



  • Comentario por Increible 24.10.12 | 02:11

    "Sesma y los capellanes de la cárceles "duras" de Guatemala, Venezuela... (durísimas) se sintieron mucho más inquietos que yo por la idea de un sistema como el de Angola. Todos me dijeron que en fondo preferían sus cárceles, incluso con hacinamiento, incendios, motines, muertes y todo el rosario de cosas que conocemos."

    ¡Cuidado!!! Me recuerda mucho a la codependencia que desarrollan los familiares de alcohólicos y otros adictos: Prefieren que los enfermos continúen siéndolo para seguir cuidándolos.

    ¿No será que en una cárcel como Angola ellos tendrían "menos trabajo y más relajo"? ¿Querrían ellos una cárcel "a su medida"?

    Me gustaría que primero preguntaran A LOS MISMOS PRESOS.


  • Comentario por Mario Alonso Aguado 23.10.12 | 20:23

    Gracias Xabier por tus palabras, me han hecho recordar-revivir nuestra participación en el Congreso de Pastoral Penitenciaria de Puebla, México. Fue del todo surrealista la visión-proyección del documental acerca de la Prisión de Angola, así llamada a pesar de encontrase en territorio americano. Al más puro estilo de Hollywood: grandes plantaciones, magnífico lago, bosque de recreo, diversiones fuertes... y una de las imágenes que más me impactó: un lujoso carruaje de caballos para llevar a los prisioneros muertos-ejecutados al cementerio. Todo un "maquillaje" que disfraza la pura y dura realidad: la pena de muerte y la cadena perpetua. Allí son más que presos, son esclavos que viven en un régimen perpetuo de extrema cautividad, algo inaudito en un país que presume de demócrata y de vivir en libertad.
    Sigue así, Xabier, fomentando el dialogo y dando a conocer realidades tan crueles.

  • Comentario por Xabier Pikaza Ibarrondo [Blogger] 22.10.12 | 23:27

    Hola. Sigue abierto el tema de las postales anteriores, con los textos de Jesús sobre el poder (Mc 10, 35-45) y las "denuncias proféticas de Samuel y Jotán. Me gustaría que los amigos del blog se pronunciaran sobre esos textos, pues, a mi juicio, siguen siendo "escandalosos", y tienen algo que decir en nuestro tiempo. Otras discusiones me parecen menos consonantes con el tema del blog.

  • Comentario por Xabier Pikaza Ibarrondo [Blogger] 22.10.12 | 23:13

    Gracias, Francisco Marín, amigo. Tú sabes de eso todo lo que se puede saber...Sesma y los capellanes de la cárceles "duras" de Guatemala, Venezuela... (durísimas) se sintieron mucho más inquietos que yo por la idea de un sistema como el de Angola. Todos me dijeron que en fondo preferían sus cárceles, incluso con hacinamiento, incendios, motines, muertes y todo el rosario de cosas que conocemos. Ya lo veo, un tipo de sistema quiere hacernos a todos "internos" del Angola Prison (una nueva versión del campo algodonero de esclavos... con diversiones fuertes --rodeo etc--, para servir aquí al sistema y alcanzar después la vida eterna).
    Gracias, Paco. Un abrazo

  • Comentario por J.Francisco Marín 22.10.12 | 22:39

    A pesar de toda su buena voluntad, Burl Cain no podrá llegar a trabajar por la redención del hombre preso si no consigue hacerlo en un sistema que haya conseguido abolir la pena de muerte y la cadena perpetua. Pero que, mientras tanto, y si en la realidad es así, y no como otras tantas "experiencias" carcelarias que he conocido para "la galería", pero falsas para el preso, que “Angola” mantenga las acciones buenas con el condenado

  • Comentario por J.Francisco Marín 22.10.12 | 22:36

    Aquí, en España, tuvimos -hasta las investigaciones de Serna y otros- como referente ejemplar de este sistema “carcelario” de Luisiana la cárcel de San Miguel de los Reyes de Valencia, con Montesinos como gran reformador. ¡Menudo….!
    Con lo de salvar las “almas” hay similitudes del sistema “luisiano” con el sistema penitenciario franquista del P. Pérez del Pulgar y el general Cuervo Redigales. Ambos son sistemas penitenciarios “teológicos”. Y con ellos, el capellán de la Modelo de Barcelona, Mn. Martí Torrent que envidiaba (y así se los hacía saber) a los condenados a muerte porque ellos tendrían el privilegio de saber la hora en que comparecerían ante Dios” (Véase su libro: ¿Qué me dice usted de los presos?)

  • Comentario por J.Francisco Marín 22.10.12 | 22:33

    Y ese “yuyu” se me agranda cuando, sin ocultarlo tan siquiera, Burl Cain manifiesta el interés primero y fundamental de conseguir la salvación del “alma”. Él hace permanente hoy los inicios de los sistemas “carcelarios” de las “Casas de Corrección”, que coinciden con los inicios de la Revolución industrial y , realmente, en función de los intereses de la producción a costa de otros valores fundamentales de las personas.. Los emigrantes europeos a América, con el sistema capitalista y sus formas industriales, llevaron consigo las teorías penales y sus modos de reclusión. Claro, con la pena de muerte y la prisión perpetua, Burl no puede llegar ni tan siquiera al sistema irlandés de Croton.

  • Comentario por J.Francisco Marín 22.10.12 | 22:32

    Siendo así, es por lo que me atrevo a comentar en este espacio teológico desde una perspectiva diferente. Lo primero que me ha dado, al leer el pensamiento y praxis de Burl Cain, ha sido un fuerte “yuyu” por desconfianza de que la realidad interna pueda ser ésa. Si es así, tal como se presenta, que la vida cotidiana de unos condenados a muerte o a cadena perpetua se valora y se le construye una “jaula de oro”, ello es mejor que el hacinamiento, las enfermedades, la opresión constante, la tortura,….., pero
    Pero, aún si fuera así, me echo a temblar por los de fuera. El sistema carcelario es un prototipo referente y modelo de lo que el Sistema quiere de todos. Y si el Sistema lo que quiere, dándome “buena vida”, es la “cárcel de oro” a cambio de mi vida y libertad, no las cambio por nada.
    Este “sistema humanista” de Luisiana no es ni tan siquiera “penitenciario”; es “carcelario” encubierto. El largo camino recorrido por lo penitenciario (y no conseguido) desde Jonh Howar...

  • Comentario por J.Francisco Marín 22.10.12 | 22:31

    Por tanto, la síntesis “pikaziana” habrá que contextualizarla en su “teología del mercedarismo”, al igual que ésta en su “teología del cristianismo”. Esto me da un “respiro”. Porque, según la entiendo personalmente, desde ella (y diré como siempre se dice en estos casos: ¡no hago responsable de ello al autor!) lo trascendente se enraíza y se identifica en lo humano.
    Digo que esta “teología” me da un respiro como antes de esta “teología mercedaria de la pastoral penitenciaria” me lo dio (y hoy me lo sigue dando) el quehacer humano de muchos mercedarios en las prisiones. Yo diría que lo de “capellán” es accesorio y aceptado para, algunos países, poder estar presentes en las prisiones. Más que decir “accesorio” debiera decir, tal vez, que en ellos no es lo “ritual religioso” lo primario)

  • Comentario por J.Francisco Marín 22.10.12 | 22:30

    Xabier nos tiene acostumbrado, de siempre (y hablo de muchísimos años atrás, ya de estudiante), a presentar al diálogo un tema - en una síntesis breve- que es todo menos “simple”. El de hoy es bastante “complejo”. Todos los seguidores del blog lo hemos captado; de modo y manera que, a la hora que vuelvo a visitarlo, no pasan de los 4 o 5 comentarios.
    Deduzco que Xabier presenta el tema (y lo veo por las carpetas en el que el post de hoy queda archivado y su personal participación, en el pasado febrero, en el Congreso Penitenciario de Puebla, México) partiendo de las vinculaciones de los mercedarios con las prisiones. Cosa, relativamente, reciente para la orden de la Merced. Me figuro que este vínculo institucional ya ha sido historiado dentro del instituto religioso. De ser así, me gustaría conocerlo.


  • Comentario por galetel 22.10.12 | 17:52

    La ilusión “presentista”, si no se acompaña de la “escatológica”, es insuficiente. Y la escatológica, para ser verdadera esperanza, debe saber plasmarse en el presente, “prolépticamente”.

    De modo que el término “ilusión” vaya cambiando de significado, desde su primera acepción según el DRAE, a la segunda, redundando en la tercera.

    DRAE: ilusión.
    (Del lat. illusĭo, -ōnis).
    1. f. Concepto, imagen o representación sin verdadera realidad, sugeridos por la imaginación o causados por engaño de los sentidos.
    2. f. Esperanza cuyo cumplimiento parece especialmente atractivo.
    3. f. Viva complacencia en una persona, una cosa, una tarea, etc.

  • Comentario por galetel 22.10.12 | 17:31

    La libertad humana exige poder abrigar estas ilusiones, ambas, más allá de los márgenes de cualquier sociedad temporal, mejor o peor.

  • Comentario por galetel 22.10.12 | 17:30

    Como dice XP, una cárcel debe ser para rehabilitar y reintegrar a la sociedad abierta. La verdadera sociedad está compuesta de seres humanos libres, y debe haber variedad: hombres, mujeres, niños, de todas clases, relacionándose libremente entre sí.

    Quien ha cometido un delito, pierde la libertad porque se ha convertido en un peligro para la sociedad; pero la pena no debe ser irrevocable; debe haber posibilidad de redención. Esto lo exige la dignidad humana, que nunca se pierde.

    Pero la libertad siempre es relativa. Esta cárcel se parece, en el fondo, a esos regímenes que imponen un estilo de vida sin alternativa. Dictaduras que imponen un “paraíso” social, por ejemplo, y que prohíben salir de sus fronteras.

    Incluso, yendo hasta la amplitud máxima, la vida misma, que ofrece múltiples disfrutes pero impone sus limitaciones sin posibilidad aparente de escapar de ellas, salvo por la ilusión “presentista” y “escatológica”. La libertad humana exige p...

  • Comentario por ramon blas 22.10.12 | 16:12

    Muy interesante el caso de esa prision para reflexionar sobre la redencion!! ilustrativo y sencillo para que se entiendan cuestiones que a veces resultan abstractas.
    Saludos!
    Ramon Blas

Jueves, 23 de octubre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Octubre 2014
LMXJVSD
<<  <   >  >>
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

Sindicación