El blog de X. Pikaza

Los reinos de Dios: Modernismo, capitalismo, socialismo, iglesia (L.Biolatto)

Ayer he presentado una reflexión de Leonardo Biolatto (Argentina) sobre las parábolas de Jesús en Mt 13, 44-52. Hoy quiero completar el tema con su trabajo sobre Los Reinos de Dios.Leonardo me ha escrito:

«Querido Xabier: Te escribo porque con un grupo de buenos amigos y hermanos (hemos decidido que el grupo se llame “Pienso y Creo”), empecinados en estudiar la Biblia, ha surgido el tema del Reino de Dios y estamos a vueltas con ello. Tratamos de acercarnos desde distintas perspectivas. Te adjunto una reflexión mía, muy breve y poco académica, sobre las historizaciones del Reino. Si te parece que el tópico del Reino puede ocupar algunas páginas de tu blog, a nosotros nos sería de gran ayuda leerte, para tener una nueva perspectiva. Un abrazo grande y gracias, como siempre».

(cf.http://blogsdelagente.com/palabrademision/
http://piensoycreo-cba.blogspot.com/2011/07/los-reinos-de-dios-leonardo-biolatto.html).

Gracias, Leonardo, por la confianza y buen trabajo sobre el Reino de Dios y los Reinos del mundo. Seguiremos pensando juntos sobre el tema.

Hoy presento tu trabajo, precedido por una introducción mía, situando el tema en el contexto de Jesús. Después viene lo tuyo. Otro día presentaré yo también mi reflexión sobre algunos matices del Reino en el mensaje de Jesús.
Va como imagen primera una corona real con la Cruz de Jesús sobre la bola del mundo. El rey aparece así como imagen de Cristo, en signo de gloria, con la cruz elevada y firme, mientras rueda el orbe: "Stat crux dum volvitur orbis". He añadido después una caricatura sobre el capitalismo y una foto famosa sobre el socialismo, formas "nuevas" de entender el Reino.

Buen domingo a todos.
.

Introducción (X. Pikaza)

Compartiendo una ideología común a casi todo el Oriente, los israelitas sabían que Dios es Rey y que el mundo entero es su reino, como cantan los salmos reales (cf. Sal 93, 1; 97, 1; 99, 1). Así concebían a Dios como fuente y sede de todos los poderes, Rey del cosmos (creador del mundo) y, de un modo especial, rey los hombres (especialmente de los hombres). Eso significa que ellos no podían separar la religión de lo que hoy llamados la “política”, tomada en un sentido extenso, como tema del poder y del orden social. Según eso, más que una forma intimista de ser y sentir, el judaísmo es un modo de organizar y ejercer el poder, en línea de justicia y de palabra.

(a) El Reino de Dios es Justicia, es decir, liberación de los marginados y oprimidos, como lo han descubierto los judíos al “salir” de Egipto; así lo han vinculado a la presencia y acción de Dios entre los pobres, pues él es protector y amigo de los miembros más débiles de la sociedad humana (huérfanos, viudas, extranjeros).
(b) El Reino de Dios es Palabra, es decir, un orden que se expresa a través de los mandamientos de la Ley, que son las “diez palabras” de Dios (Ex 20 y Dt 5); así lo ha destacado la tradición profética, al interpretar el poder de Dios como palabra creadora (Gen 1), que se expresa en forma de “Ley” o principio conducta.

Da la impresión de que Juan Bautista había desarrollado menos los aspectos políticos y sociales de la acción de Dios en el presente, poniendo más de relieve la exigencia de conversión y juicio de Dios en el futuro, tendiendo a pensar de esa manera que el Reino vendrá sólo “después”, cuando acontezca el juicio. Pues bien, para Jesús el Reino es algo que está actuando «ya», una realidad que empieza a instaurarse y expresarse ahora, en ese mismo mundo (en Galilea). Esta visión del Reino de Dios es la raíz de su experiencia personal y de su compromiso mesiánico .

((Entre la innumerable bibliografía sobre el Reino en Jesús, cf. B. Chilton, Pure Kingdom. Jesus' Vision of God, Grand Rapids, Eerdmans, Michigan 1996; W. D. Davies, The Setting of the Sermon on the Mount, Scholars Press, Atlanta Ga. 1964; Ch. H. DODD, Las parábolas del Reino, Cristiandad, Madrid 2001; H. Merklein, Die Gottesherrschaft als Handlungsprinzip, FB 34, Würzburg 1981; N. Perrin, The Kingdom of God in the Teaching of Jesus, SCM, London 1963; R. SCHNACKENBURG, Reino y reinado de Dios, Fax, Madrid 1970; W. Weisse Reich Gottes. Hoffnung gegen Hoffnungslosigkeit (Ökumenische Studienhefte 6. Bensheimer Hefte 83) Göttingen 1997))

Los Reinos de Dios (Leonardo Biolatto)

Cuando Jesús muere, resucita y asciende, la Iglesia se encuentra ante la gran problemática de llevar adelante, en lo concreto de la historia, el Reino de Dios que anunció Jesús. Ese fue el tema central de su predicación antes de la Pascua: “El tiempo se ha cumplido: el Reino de Dios está cerca. Conviértanse y crean en el Evangelio” (Mc. 1, 15).

Jesús contaba parábolas sobre el Reino, comía según el Reino (con publicanos y pecadores), ejercía la praxis liberadora del Reino (sanciones, curaciones, exorcismos), se enfrentó a Roma (el Imperio) con la proclamación del Reino de Dios, y finalmente murió crucificado por ello.

El Reino, su concepto y su puesta en práctica, guiaron los pasos de Jesús. Lucas, yendo un poco más lejos, comienza Hechos de los Apóstoles narrando cómo el Resucitado, durante cuarenta días, se les aparece a los discípulos para hablarles del Reino de Dios (cf. Hch. 1, 3). Con este movimiento literario, Lucas logra conectar la vida y misión de Jesús a la vida y misión de la Iglesia.

Es el Reino lo que debe perdurar, lo que debe seguir proclamándose, lo que debe seguir concretándose. Hoy nos resulta difícil afirmar eso, porque suponemos que el objetivo de la misión de la Iglesia es Jesús mismo, su persona, no precisamente lo que Él dijo. Y en parte es cierto, pero no absolutamente.

(Riesgo de olvidar el Reino)

La práctica actual de predicar a Jesús en lugar del Reino tiene su germen más probable en Pablo. La expresión Reino de Dios en los escritos paulinos puede rastrearse unas seis veces (cf. Rom. 14, 17; 1Cor. 4, 20; 1Cor. 6, 9-10; 1Cor. 15, 50; Gal. 5, 21). Es muy poco en relación a la extensión de las siete cartas que consideramos de autoría de Pablo (Romanos, las dos Corintios, Gálatas, Filipenses, Filemón, la primera a Tesalónica).

Esto sucede porque el apóstol predica un Cristo crucificado (cf. 1Cor. 1, 23): ese es el centro de su anuncio. No porque Pablo no crea que el Reino es importante, sino más bien porque ha identificado al Reino con Jesús, al anuncio con el anunciante. Para Pablo, Jesús es el Reino.

La misma línea sigue el Evangelio según Juan, que sólo habla del Reino de Dios en el diálogo de Jesús con Nicodemo (cf. Jn. 3, 3.5), aunque dedica largos discursos a la persona de Jesús. Es el mismo razonamiento. El encuentro con Jesús debería dar por asumido su mensaje. El problema es que, con el tiempo, la Iglesia se focalizó demasiado en la persona sin el mensaje. El desarrollo de la cristología hizo que a Jesús se lo entendiera sin su contexto: sin Palestina, sin su época, sin sus relaciones, sin sus palabras.

(El Reino en el centro del mensaje cristiano; historizar el Reino)

El Reino de Dios quedó relegado y hasta olvidado. Sin embargo, a pesar del olvido evidente en los textos y en las cátedras, los seres humanos hemos intentado constantemente hacer concreto el Reino de Dios, aunque lo llamemos de otras maneras.

La historización (si se me permite el término) del Reino es necesaria. No se trata del intento vano de hacer concreto un abstractismo. No se trata de la falsa ilusión de cristianos. No se trata de una negación del carácter escatológico del Reino. Fue Jesús quien, antes que nosotros, concretó el Reino que predicaba con palabras.

La praxis del Maestro es, justamente, su historización del Reino de Dios. El perdón al paralítico, por ejemplo, o la comida en la casa de Betania, o su largo caminar itinerante desde Galilea a Judea, o la expulsión de los vendedores y cambistas del Templo, o el exorcismo del endemoniado de Gerasa, o el llamado de discípulos, o el envío de los mismos.

Toda su praxis es la puesta en historia del Reino que sus labios proclaman. Porque el Reino es un proyecto para el presente, una propuesta para hoy. El Reino es mayor que la historia, la supera, la plenifica, pero no es ajeno a la historia. Superior, pero no separado. En la historia se hace evidente el Reino y afecta la vida del ser humano, sino es una entelequia, una ficción.

El proceso por el cual Pablo asocia la figura del Reino con la persona de Jesús es un proceso de historización. El encuentro con el Cristo es la manera concreta por la cual el Reino entra en la historia. La Iglesia siempre ha buscado maneras de congeniar la superioridad del Reino de Dios con el desarrollo de la historia. Aún sin mencionar el Reino en los libros de teología, lo ha interpretado. Porque, al fin y al cabo, la historización parte de una interpretación.

El presidente venezolano Hugo Chávez interpreta que el capitalismo es Judas y que el socialismo es el Reino de Dios, según algunas de sus declaraciones. Y Michael Novak, cuando escribió el libro El espíritu del capitalismo democrático, de alguna manera asume que la concreción del Reino de Dios es el sistema capitalista, sobre todo en el capítulo llamado Teología del capitalismo democrático.

Claramente, y hasta saliendo del ámbito meramente eclesial, encontramos que las interpretaciones sobre el Reino pueden ser opuestas y contradictorias. Un presidente de un país latinoamericano lo iguala al socialismo y, por ende, intenta construir las bases de su nación desde el Reino socialista. Un autor fuertemente vinculado al catolicismo construye una teología para el capitalismo y ofrece las bases para que el Reino se instaure en el mundo siguiendo el modelo del capital.

(Cuatro historizaciones del Reino)

Las interpretaciones sobre el Reino son muchas. Mal que nos pese, hasta las más retorcidas pueden hacerse historia en distintas épocas y en distintos lugares. Este artículo intenta reflexionar sobre cuatro historizaciones del Reino que partieron de cuatro interpretaciones sobre aquello que sería el proyecto mundial de plenitud.

Para algunos, ese proyecto es el MODERNISMO entendido como el progreso de la intelectualidad y de la ciencia. Para otros es el SOCIALISMO, como ya mencionamos, pero también el CAPITALISMO para algunos. Finalmente, y desde siempre, ha estado EL PROYECTO ECLESIAL, que coquetea con los otros (con el socialismo, con el capitalismo y con el modernismo), pero trata de mantenerse fiel a sus principios dogmáticos.

Vamos a tratar de esbozar un acercamiento a estas cuatro historizaciones para compararlas con el proyecto del Reino de Jesús que retratan los Evangelios:

a) El Reino de Dios modernista:

el modernismo deposita su confianza en los intelectuales y en los científicos. Ambos grupos aportan la técnica para el progreso, y el progreso determinaría, sin dudas, la entrada al paraíso terrenal del bienestar. La modernidad cree, firmemente, que el ser humano es el centro y el motor de la plenitud de la historia, y que Dios es prescindible. Paradójicamente, el Reino del modernismo es el Reino sin Dios. La Iglesia se ha tentado de modernismo en algunas oportunidades, y lo ha proclamado la verdad para el mundo otras tantas.

Cuando la intelectualidad intenta tomar el comando de la comunidad eclesial, entonces se vislumbra una visión modernista del Reino de Dios. Que dirijan los que saben, los que estudian, los que se preparan en academias. Es una Iglesia exclusiva de teólogos, y las naciones del Tercer Mundo tienen que someterse a los dictados de aquellos que han estudiado en el Primer Mundo.

Sin embargo, a Jesús se lo oyó decir: “Te alabo, Padre, Señor del cielo y de la tierra, por haber ocultado estas cosas a los sabios y a los prudentes y haberlas revelado a los pequeños” (Mt. 11, 25). Estas cosas son las cosas del Reino. La revelación se dirige, principalmente, a los pequeños, o como bien puede traducirse más literalmente del griego, a los sin voz. Aquellos que no dictan clases magistrales ni publican trabajos científicos son los que conocen en profundidad el Reino.

La intelectualidad (teología para la Iglesia) y la ciencia (el estudio más exegético, si se quiere) son necesarias, y el Reino no es opuesto a ellas, pero por sí solas no son capaces de reflejar la esencia de la prédica y praxis de Jesús. El paraíso no se alcanzará cuando hayamos conocido todo lo que se puede conocer ni cuando hayamos descubierto todo lo que se puede descubrir. El Reino de Dios no puede conocerse con experimentos ni con decenas de libros, sino en la vida compartida con los pequeños, depositarios del misterio.

b) El Reino de Dios socialista:

el socialismo proclama una igualdad que, a primera vista, podría ser compatible con el Reino del que habla Jesús, pero cuando profundizamos nos damos cuenta que nadie tiene nada porque el Estado lo tiene todo. Y el Estado tiene una dirección representada en una persona o un grupo de personas. Entonces, ese igualitarismo inicial se desvanece, porque el Estado se erige como el dios del sistema. El Estado es más importante que lo trascendente, y el paraíso se alcanzará mediante el poder absoluto del Estado. La vía más fácil se concreción es someter la libertad personal a la libertad que disponga el Estado.

Lamentablemente, en la práctica, el Estado no representa a todos, y por eso se abre una brecha entre la propuesta socialista y la propuesta del Reino. En el Reino, el poder es de Dios y se ejerce en la práctica comunitariamente. No hay Estado, sino comunidad.

Algunas corrientes eclesiales confiaron en el socialismo como lo más cercano al Reino, pero hay que tener en cuenta la diferencia entre comunismo y comunitarismo. El primero, representante del socialismo, deposita los bienes en común para que los administre un poder superior estatal. El segundo deposita los bienes en común para que la misma comunidad los administre y lo haga según el Espíritu de Dios, dando “a cada uno según sus necesidades” (Hch. 4, 32).

La comunidad del Reino no da a todos lo mismo, sino a cada uno lo que necesita. Esa diferencia es sustancial. El socialismo es una propuesta loable, un intento teórico y práctico reconocible, pero no es, así sin más, el Reino de Dios.

c) El Reino de Dios capitalista:

el capitalismo se resume en un esquema donde un grupo de seres humanos, poseedores del capital, generan industrias y empresas que tienen por empleados a otros seres humanos. Mientras los dueños del capital incrementan sus ganancias, en relación, los empleados no las incrementan de la misma manera.

Esto alarga la brecha mundial entre ricos y pobres. Los ricos son cada vez más ricos y los pobres cada vez más pobres. A la larga, la existencia de pobres es una necesidad del sistema capitalista. Si dejasen de existir los pobres, el sistema caería sobre su propio peso, porque los pobres desempleados son los que estimulan la oferta y la demanda de empleo.

Los sueldos pueden ser bajos porque hay muchos desesperados por el mismo puesto laboral, y capaces de aceptar miserias a cambio de una remuneración pequeña, humillante. En el sistema capitalista, además, hay libre mercado, y la salud se paga tanto como la educación. La moneda, el dinero, vale más que cualquier otra cosa. Más que Dios.

Sin embargo, Jesús fue tajante con esta cuestión: “Nadie puede servir a dos señores, porque aborrecerá a uno y amará al otro, o bien, se interesará por el primero y menospreciará al segundo. No se puede servir a Dios y al Dinero” (Mt. 6, 24). El Reino de Dios no puede valerse del capital, porque el capital genera amos y esclavos, genera dependientes, genera pobres. Todo eso es contrario al Reino.

La Iglesia, en general, ha validado el sistema capitalista de manera solapada. Nadie lo dice, pero todos admiten que es el sistema coherente para nuestra época. A pesar de convertir la vida humano en valor de cambio.

El Reino (de Dios) no puede competir con el dinero, no tiene sentido. Es Dios quien dignifica las vidas, quien por ser Padre nos hace a todos hermanos, quien escucha el clamor del pobre.

Ese Dios de Jesús no puede convivir con un sistema de opresión y de compra-venta. Al contrario, el Reino es gratuidad, es gracia, es regalo. Jesús no cobra por el Reino. Quizás, la siguiente frase del Maestro sea una de las más lapidantes para el sistema capitalista: “Ustedes han recibido gratuitamente, den también gratuitamente” (Mt. 10, 8).

d) El Reino de Dios eclesial:

la Iglesia está tentada siempre de igualar el Reino de Dios a su institucionalidad. Pero eso es una reflexión eclesiológica posterior, no un mensaje de Jesús. Ya es célebremente conocida la expresión de Alfred Loisy: “Jesús predicó el Reino y vino la Iglesia” (expresión condenada por Pío X en documentos oficiales católicos).

A pesar de su vejez, la frase sigue siendo válida. No es posible identificar, así sin más, el Reino con la Iglesia. La Iglesia es depositaria de las promesas del Reino, es signo y sacramento del Reino, es comunidad del Reino, pero no lo abarca por completo.

La también célebremente conocida parábola sobre el juicio final del capítulo 25 de Mateo, cuando el Hijo del Hombre se sienta en su trono glorioso para juzgar a las naciones (cf. Mt. 25, 31ss), revela que los parámetros del juicio son actos desprendidos de la Iglesia, o sea, que no la suponen necesariamente. Son actos humanos: dar de comer al hambriento, dar de beber al sediento, dar alojamiento al forastero, vestir al desnudo y visitar al preso.

Todos aquellos que vivan según esta humanidad, están haciendo concreto el Reino en la historia, aún sin pertenecer visiblemente o por adopción, a la Iglesia. Si el Reino de Dios es la Iglesia, entonces deberíamos replantearnos las jerarquías de nuestra institución, y nuestra visión sectaria que separa entre buenos y malos (como antes eran los puros e impuros).

La Iglesia no puede ser el Reino porque no lo agota en ella, no supone toda la diversidad del Reino. La maravilla del Reino de Dios que predicó y vivió Jesús es, justamente, su ampliación hasta límites insospechados, y su visión humana. En una época donde los reinos (imperios) eran estructuras de poder que cobraban impuestos y que respondían a déspotas, Jesús revela que el Reino de Dios es una comunidad de servicio, donde prima la gratuidad y se responde al Padre amoroso.

¿Será así nuestra Iglesia que se adjudica el título del Reino de Dios?


Los comentarios para este post están cerrados.

Comentarios
  • Comentario por cristiana 28.07.11 | 13:40

    Muchas canciones me gustan de las que cantamos en la iglesia.
    La cancion SI ME FALTA EL AMOR , es muy bonita.
    Aunque yo dominara las lenguas arcanas
    y el lenguaje del cielo supiera expresar
    solamente sería una hueca campana
    si me falta el amor.
    Si me falta el amor, no me sirve de nada,
    si me falta el amor , nada soy
    Aunque todos mis bienes dejase a los pobres
    y mi cuerpo en el fuego quisiera inmolar
    todo aquello sería una inutil hazaña
    si me falta el amor.
    Aunque yo desvelase los grandes misterios
    y mi fe las montañas pudiera mover,
    no tendría valor, ni me sirve de nada
    si me falta el amor.
    Y es que el mejor tesoro que tienen las personas es sentir AMOR A DIOS Y AL PROJIMO.

  • Comentario por cristiana 28.07.11 | 13:17

    Juan 6,12 ( al estar los alimentos bendecidos en el nombre de Dios ) no se puede tirar, asi que dice el evangelio " Recoged lo que ha sobrado ".
    De esta forma, al sacerdocio, se le puede llamar " santo". porque no blasfema contra DIOS.
    Marcos 24,30- Cuando estaba sentado a la mesa con ellos tomó el pan y lo bendijo.
    Hay una cancion cristiana catolica que dice :
    TU PALABRA , VERDAD Y CAMINO.-
    Tu palabra , SEÑOR, ha llegado
    como llega la brisa en estío
    Tu Palabra es la Buena Noticia
    que a la vida devuelve el sentido.
    Tu Palabra , tu palabra
    Verdad y camino.

  • Comentario por cristiana 28.07.11 | 12:50

    Mateo 14,19- Y después de mandar que la gente se sentase, levantó los ojos al cielo , y bendijo el pan en el nombre de Dios, que según San Rafael - DIOS es el SANTO NOMBRE.
    Todos los frutos comestibles de la tierra bendecidos en el nombre de Dios son buenos.
    Si os gusta el pan y el vino, para representar una representación de fiesta en alavanza a Dios, esta bien si decis palabras diferentes a las que decid , el pan fruto de la espiga , el vino fruto de la vid y bendecido en el nombre de Dios , este pan y este vino NO HACE DAÑO A NINGUNA PERSONA. A todos nos gustan que Dios nos bendiga, que las maldiciones son diferentes. Y quien comete blasfemia contra DIOS, muy bendecido no queda por Dios, por muchas bendiciones que le digan los demás , porque la bendición principal es la de Dios.

  • Comentario por Lucas 26.07.11 | 01:41

    Hola Xavier. Soy Lucas, uno de los tantos personajes que conforman Pienso y Creo, ese grupito necesario y frágil que viene acompañando nuestra vida de fe desde hace 5 años. Muchas gracias por compartir el texto de Leo y tu preocupación por esto que también nos preocupa. Te mando un abrazo grande en el Cristo.

  • Comentario por CMR 25.07.11 | 17:25

    Pero como la Eucaristia la inventaron despues de JESUCRISTO, QUIERE DECIR que JESUS no es satanas sino el que inventó la eucaristia es el que hizo de satanas. Debio de ser algún " PAPA" ya que JESUS llama a PEDRO satanas. O bien PEDRO, que fue el nombre que dijo JESUS que era satanas se inventó la eucaristia y los demás seguieron su tradición, o fue alguién que con el oficio de PEDRO hizo de satanas, lo cierto es que los sacerdotes que ofrecen sacrificios por el pecado y esos sacrificios representan a personas esos sacerdotes son los que se les puede llamar " satanas".
    Si el sacerdote lo que ofrece a Dios y Señor son buenas obras de amor al projimo, pues ese sacerdocio es SANTO.

  • Comentario por CMR 25.07.11 | 15:16

    Hablando de politica.
    Los que gobiernen proximamente deberian crear unas oficinas donde se controle el dinero que se recoge de los ciudadanos y tener un mejor control en creaciones, gastos, ingresos , comprar, sueldos, etc.
    crearia nuevos trabajos y si los que gobiernan son HONRADOS, creo que ESPAÑA mejoraria, no extrujando tanto a los ciudadanos, y podrian tener mejores sueldos, vivir mejor, y tener los gastos más controlados, ya que hasta ahora la cuenta de " gastos varios " de los politicos , gobernantes etc, es demasie...
    Y para poner despachos nuevos, donde hay despachos nuevos, y cosas así, se deberian de solicitar a unas oficinas destinadas a esto, para que tampoco se derroche tanto dinero , con el dinero de todos los trabajadores ESPAÑOLES.
    Saber administrar, no es ahogar a los españoles, porque haciendo esto bien, todos los españoles vivirian mejor, podrian tener mejores sueldos, y vivir dignamente, que esta vida tambien la creo DIOS, para vivir con al...

  • Comentario por CMR 25.07.11 | 15:09

    EL PECADO DE SATANAS ES HACERSE PASAR Y DECIR QUE ERA DIOS,
    QUE YO SEPA, NUNCA OS HE DICHO, QUE YO SEA DIOS, NI OS HE ENGAÑADO CON comuniones, ya que la comunión verdadera con DIOS, es la COMUNION POR EL ESPIRITU .
    A DIOS SE LE HA DE ADORAR EN ESPIRITU Y VERDAD.
    PERO SOLO ENTENDEIS LO QUE OS INTERESA ENTENDER, Y VUESTRAS TRADICIONES. preferis vuestras TRADICIONES A QUE DIOS OS DIGA ALGO DIFERENTE a lo que creeis o adorais.

  • Comentario por CMR 25.07.11 | 15:05

    Asi que en cuanto " comunión" las demás religiones , en cuanto adorar a Dios no blasfeman como vosotros , ya que no tienen misas, sino ADORACION A DIOS, que es diferente, otra cosa es si estas personas cumplen los MANDAMIENTOS DE DIOS , eso lo saben ellos y DIOS. Los Mandamientos de DIOS de , AMARAS A DIOS SOBRE TODAS LAS COSAS ( Y DIOS ES ESPIRITU SANTO ), NO DIRAS FALSO TESTIMONIO, y yo no he dado falso testimonio, porque no me gusta utilizar el nombre de Dios , ni el falso , ni en vano.
    Honraras a tu padre y a tu madre, y además se les olvido poner, y honraras a tus hijos y a tus hijas, y todo aquel que le falte la HONRA A LOS HIJOS, A LAS HIJAS, A LOS NIÑOS, A LOS ADOLESCENTES O A PERSONAS INOCENTES,haciendo mal por libre alvedrio NO TENDRAN PERDON JAMAS.
    NO ROBARAS, NO COMETERAS FRAUDE , NO MATARAS,
    AMARAS AL PROJIMO EN EL BIEN, PORQUE CUANDO SE CAUSA MAL, LO LOGICO Y JUSTO ES PONER AL ENEMIGO EN SU SITIO. TODOS LOS DELINCUENTES ESTAN CONSIDERADOS COMO ESPECIE...

  • Comentario por CMR 25.07.11 | 14:48

    Esa " comunión" os hace daño, pero como no sabeis que os hace daño es logico que os molesteis contra quien habla mal de esa comunión, ya que lo veis como una muestra de amor, y veis amor donde no hay amor.
    Dice en la Biblia " El mundo entero ( cristiano ) esta en poder del mal- Porque en este planeta TODOS somos pecadores, y muchas de las otras religiones en cuanto al mandamiento de AMOR AL PROJIMO, son muchos más pecadores que la religión cristiana que INCULCA MUCHO EL AMOR AL PROJIMO, cosa algo MARAVILLOSA, porque engrandece los sentimientos y la nobleza humana. Pero en cuanto al ESPIRITU , lo teneis por esta comunión " chamuscado", ya que como el ESPIRITU DE DIOS , NO SE PUEDE COMPARAR NINGUN PROFETA, aunque lo llameis DIOS.

  • Comentario por CMR 25.07.11 | 14:41

    Ten cuidado, que Jesús dijo: "Toda palabra ociosa será contada el día del Juicio".
    Y dijo Jesús, si alguien dice algo contra mi " ESTA PERDONADO", EN ESTO ADMIRO A JESUS, EN SU SABIDURIA, pero JESUS no perdona a cualquiera que diga algo contra EL, solo esta perdonado el que tiene razón.


    Y también dijo: "Quien blasfeme contra el Espíritu de Dios no tendrá perdón en esta vida ni en la otra".

    Nunca he blasfemado contra el ESPIRITU DE DIOS, ESPIRITU SANTO- cuando he dicho algo ,palabrota, o algo en contra de lo escrito, ha sido contra " lo falso" nunca contra lo que es VERDAD.
    Y si me llamas en esto falsa, ten cuidado TU, porque JESUS DIJO- No teneis la VERDAD COMPLETA, El ESPIRITU SANTO OS LO DIRA DONDE ESTA LO QUE ES MENTIRA.
    Puedes estar seguro, que cuando me encuentre con Dios tengo mi conciencia bien tranquila de toda palabra que he dicho, porque como DIOS LO SABE TODO, no tengo nada que temer. Ni de lo dicho, ni de lo oculto, ni de l...

  • Comentario por CMR 25.07.11 | 14:29

    Francisco Javier, si todos piensan como tú, y han entendido como tú, se puede decir eso que esta escrito tambien que dice algo asi como " NO HAN CREIDO EN TU PALABRA".
    Porque no es mi PALABRA, es la PALABRA DE DIOS, yo como persona por supuesto que me puedo confundir en muchas cosas, pero lo que os he puesto en este blog desde que entré, no han sido cosas que me haya inventado, ni que haya sido facil para mi ponerlas, y lo de la soberbia, si lo tomas así es para reirse, pero reirse de desilusión. Y en EMAUS, no hubo EUCARISTIA. Bendecir el pan es una cosa y la misa es otra cosa. Ya que misa se llama a ofrecer en sacrificio a Jesús ( persona ) se supone que a Dios, ¿ a qué DIOS ? al del bien o al del mal. El DIOS del bien dice " No quiero sacrificios que representen sacrificios humanos para el perdón de los pecados" y haceis lo contrario en lo que significa la " misa " luego entonces estais adorando al dios del mal, y por eso ya no me gusta la palabra sacerdote. Si sacerdote fuera...

  • Comentario por Francisco Javier 25.07.11 | 00:46

    Lo que has dicho no me molesta CMR...

    Es que no tiene ni pies ni cabeza... ¿Voy a enfadarme por palabras ociosas?

    Ten cuidado, que Jesús dijo: "Toda palabra ociosa será contada el día del Juicio".

    Y también dijo: "Quien blasfeme contra el Espíritu de Dios no tendrá perdón en esta vida ni en la otra".

    Lo que me resulta curioso es que trates la Eucaristía como fuente de pecado... Una especie de creadora de "Judas"...

    Pues todos los demás apóstoles la tomaron. Y los discípulos de Emaús... Y los discípulos de Pablo... Y en Hechos se puede leer "eran constantes en la fracción del Pan". Y San Justino hablaba de la Eucaristía-Misa tal y como la tenemos hoy (en el siglo II!!)

    Resulta que tú eres la primera cristiana de la Historia ¿o algo así no? Que ha descubierto que Jesús fue malvado inventando la Eucaristía y eres la mejor.

    Perdona que te diga: soberbia pura.

  • Comentario por CMR 24.07.11 | 23:47

    Buenas noches,que tengais buenos pensamientos y buenos sueños.

  • Comentario por CMR 24.07.11 | 23:40

    le peleo, por lo que se me ha manifestado. A vosotros os ha resultado duro lo que os he dicho de la Eucaristia, para mí tambien lo fué, pero me gusta obedecer a DIOS, y si DIOS dice que eso no es bueno, por algo lo dice.

  • Comentario por CMR 24.07.11 | 23:34

    2, carta de Pedro- 2,8 Sentia torturado dia tras dia su buen espiritu, fijaos, DICE BUEN ESPIRITU , NO MAL ESPIRITU, y aún asi, se sentia torturado por malos pensamientos, ¿ porque ? porque el mismo que actuó en JUDAS, actua en todos los que comulgan.
    Esto no quiere decir que JESUS, sea el que actua, sino , que el pecado, se sirve de la blasfemia , que es pecado, para molestar a personas de BUEN ESPIRITU.
    Es decir, vamos a imaginar que soy JESUS, inventé la eucaristia y me equivoque, pues como estaba mal, el pecado actua, molestando no solo a mí, sino a todos.
    La verdad, no me gusta compararme con JESUS, antes por respeto y admiración, ahora porque estoy enfadada por esta experiencia que es de mucha responsabilidad, porque soy consciente gracias a Dios, del amor, creencia, adoración, y gran numero de cristianos hacia DIOS Y JESUS,
    Unas veces me peleo con JESUS, y otras le quiero, le quiero porque me enseñaron a quererle y verlo de una forma muy bonita, le pele...

  • Comentario por CMR 24.07.11 | 23:19

    Entre los funcionarios hay unos sueldos estipulados, todos los auxiliares cobran igual, y estan equiparados segun su cargo, los sueldos, pero todos iguales, administrativos, todos cobran igual, si varia algo es poco, y asi van ascendiendo, según grupo A, B, C, D etc.
    Pues asi deberia ser tambien entre politicos, ya que algunos se creen " los super que?J" debe ser en derrochadores, porque en mirar por el dinero de los ciudadanos, y en mejora de la sociedad no parece que sea.
    Las viudas, no deberian cobrar cuando se quedan viudas menos de la mitad del sueldo, que cobraban cuando estaba con su marido, ya que se sigue pagando comunidad, telefono, electricidad, impuestos del ayuntamiento y la subida de todo, seria JUSTO, cobrar las trescuartas partes del sueldo del marido, y aun así la nación no se arruinaria. ya que tiene dinero para tirar cambiando despachos, y un sin fin de cosas que son tonterias, y a lo que se dedica mucho dinero de los españoles.

  • Comentario por CMR 24.07.11 | 23:12

    4-JUAN 3,10- La DISTINCION entre los que siguen a DIOS, y los que siguen al diablo es claro.
    Quien no practica la verdadera JUSTICIA, EN LA HONRADEZ, Y FRATERNIDAD VERDADERA ( TODO LO QUE CONLLEVA ESTO) SUELDOS JUSTOS DESDE EL TRABAJO MAS HUMILDE HASTA EL MAS DE ALCURNIA, Y NO MIRA POR EL BIEN DE LA SOCIEDAD EN HONRADEZ, MORAL, EDUCACIÓN ETC, NO VA POR EL CAMINO QUE DIOS DIJO DE LOS MANDAMIENTOS.
    POR LO TANTO A QUIEN ADORAN ES AL CONTRARIO A DIOS.
    1,JUAN, 3,14 Nosotros sabemos que hemos pasado de la muerte a la VIDA, porque amamos, respetamos a DIOS Y AL PROJIMO, y se mira por el bien, y la justicia verdadera.

  • Comentario por CMR 24.07.11 | 23:06

    Romanos 14,17- El REINO DE DIOS no consiste en lo que se come o en lo que se bebe, CONSISTE EN LA FUERZA SALVADORA , en la PAZ Y LA ALEGRIA, que PROCEDEN DEL ESPIRITU SANTO.
    1 Juan 3,24- Sabemos que él permanece en nosotros por el espiritu ¿?.
    1 Juan 4,6 En esto distinguimos el ESPIRITU DE VERDAD, del espiritu de error.
    CUANDO NACEMOS TENEMOS VIDA, TENEMOS ESPIRITU? SI, Y PROCEDE DE DIOS , NUESTRO CREADOR.
    Si le dais a un muerto la Eucaristia vive ? NO.
    No se puede comparar el ESPIRITU DE DIOS, nuestro CREADOR, que es espiritu PERFECTO, con espiritu de hombre, por muy santo que sea.
    Juan 3,20 - DIOS es más grande que nuestra CONCIENCIA, y CONOCE TODAS LAS COSAS, ¿ PORQUE?, PORQUE DIOS ES NUESTRO CREADOR.

  • Comentario por CMR 24.07.11 | 22:57

    La OBEDIENCIA Y DIGO OBEDICIENCIA, lo pone en la Biblia escritura, con lo que es la Verdad de Dios, pues ya he dicho, que no todo se ha de ver como cierto, y vosotros lo sabeis, hay ejemplos que son ciertos, y otros equivocados y se llama al mal bien, cuando de bien no tiene nada.
    La FUERZA del pecado induce a malos deseos ( si se blasfema contra DIOS, se esta en pecado, y el pecado actua, es lo que dice PABLO, quiero hacer el bien, y una fuerza del pecado lo molesta )
    El pecado por medio del PRECEPTO- lo dice PABLO, ejerce su poder. es decir, el que puso la Eucaristia se equivocó, si fue JESUS, se equivoco JESUS, y fuerón otros, se equivocaron otros, quizás quisierón hacer un bien, pero es blasfemia contra DIOS,
    Si JESUS fue verdadero hombre como todos decir, es de suponer QUE COMO HOMBRE TUVO SUS PECADOS, como TODOS tenemos pecados, UNOS MÁS OTROS MENOS, PERO TODOS PECAMOS. Y el ESPIRITU DE DIOS, no se puede comparar con el ESPIRITU DE HOMBRE.

  • Comentario por CMR 24.07.11 | 22:50

    La culpa de los marginados y oprimidos la tiene , una mala educacion moral, y malos diligentes en una nación. Ya que en una nación hay dinero suficiente como para que todos hasta en escala de piramide , jerarquia, según estudios, responsabilidades de trabajo, etc, puedan tener un buen sueldo, y vivir dignamente, desde los que estan en un puesto de jerarquia, hasta un trabajo más humilde, todos podrian vivir bien, si los hombres no fueran tan egoistas y los que suben al poder, fueran mas honrados y no quisieran acaparar tanta riqueza para su bolsillo.
    -No es mirar por un pais en crisis, cambiar de despacho, costando un monton de millones, porque el hombre de alto cargo le gusta el lujo, a los demás tambien nos gusta, esto no es mirar ni por el pais, ni por los ciudadanos, ya sean del partido que sean.

  • Comentario por CMR 24.07.11 | 22:45

    Romanos 12,3- Los MAGISTRADOS ( honrados ) EN EFECTO no están para INFUNDIR TEMOR al que se porta BIEN , SINO AL QUE HACE MAL, es decir, el delincuente si debe de tener TEMOR.
    12,4- lOS MAGISTRADOS HONRADOS, son un INSTRUMENTO de DIOS, para AYUDAR a hacer el BIEN , pero si se portan mal , el delincuente ha de TEMER, pues esta dotada la JUSTICIA, de PODER EFICAZ y esta al SERVICIO DE DIOS, para IMPARTIR JUSTICIA (VERDADERA), Y CASTIGAR AL QUE CAUSA MAL, ES DECIR AL DELINCUENTE.
    (a) El Reino de Dios es Justicia, es decir, liberación de los marginados y oprimidos, marginados y oprimidos no quiere decir que sean DELINCUENTES, delincuentes los hay pobres y ricos, lo estamos viendo todos.

  • Comentario por CMR 24.07.11 | 22:40

    El REINO DE DIOS.
    Jesús dijo: Yo soy el camino la verdad y la vida.
    EL CAMINO- LOS MANDAMIENTOS DE DIOS
    LA VERDAD- Romanos 6,16- Sabido es que esi os ofreceis a alguien como servidores o esclavos y os someteis a él , os convertis en esclavos o personas sometidas al pecado, que conduce a una vida de mentira.
    LA VIDA- 6,22 Liberados del pecado y convertidos en servidores de DIOS, teneis como resultado el servir a Dios ( libres en espiritu) y como resultado la VIDA ETERNA.
    No se puede comparar el ESPIRITU DE DIOS, con el Espiritu de hombre profeta, por muy santo que sea, y esto a la vez es blasfemia contra DIOS.

  • Comentario por JMS.- 24.07.11 | 15:50

    En qué quedamos, en que el Reino lo construyen los pobres o lo organizan los letrados?
    Parece que se precisan muchas letras para demostrar que son los pobres, tanto o más que las que se precisan para desautorizar la cultura diplomada. Cohonestar simplicidad y cultura es el truco que la vanidad desarticula.

  • Comentario por Fabián 24.07.11 | 14:38

    Querido Xavier: cada vez que voy a preparar la homilía de los domingos visito tu página y los escritos de Pagola. Gracias por el hermoso trabajo que hacen para profundizar el mensaje del Evangelio!!!!!
    Y si se puede (no manejo este tipo de página web) el link citado al tener el paréntesis y el punto da error, debe ser:
    http://piensoycreo-cba.blogspot.com/2011/07/los-reinos-de-dios-leonardo-biolatto.html
    Gracias y saludos desde Argentina!

  • Comentario por galetel 24.07.11 | 01:31

    El proyecto humanista es importante, acuciante, y debe ser promovido por el proyecto cristiano, ciertamente; pero no son lo mismo. La Redención significa mucho más que lograr una sociedad con un sistema económico justo. Pensar que en esto último consiste el reino/reinado escatológico de Dios, no es más que “ilusión presentista”. El ámbito del cristianismo redentor es muchísimo más amplio, pues incluye la rehabilitación definitiva de todas las víctimas de la historia –presentes, pasadas y futuras- y el triunfo definitivo sobre todo el mal físico y moral del mundo, lo que no puede conseguir ningún humanismo sino requiere imprescindiblemente de la “Nueva Creación” escatológica ofrecida por Dios en Jesucristo.

  • Comentario por galetel 24.07.11 | 01:25

    El “Reino de Dios” plenamente consumado es el Cuerpo Místico de Jesucristo al que todos estamos llamados a pertenecer, como se llegó a entender después de la experiencia de la Resurrección.
    Por eso, en consecuencia con ello, los cristianos debemos preparar y acoger el Reino-de-Dios-en-Jesucristo-para-todos aquí y ahora, con todo lo que eso significa según el Evangelio.

  • Comentario por galetel 24.07.11 | 01:24

    J.P. Meier en ‘Un judío marginal’, tomo II/1 capítulo 15:
    “[Jesús] indicó conscientemente que el poder manifestado en su ministerio constituía una realización parcial y preliminar del reinado de Dios, que pronto iba a mostrarse con toda su fuerza. Queriendo poner de relieve esa vinculación orgánica entre su propio ministerio en el presente y la plena llegada del gobierno escatológico de Dios en el futuro, Jesús optó por aplicar a ambas cosas la denominación ‘reino de Dios’. (…)
    el Jesús histórico esperó una futura venida del reino de Dios, y ese reino era en cierto modo trascendente, ya que superaba las barreras de este mundo, como el tiempo, el espacio, la hostilidad entre judíos y gentiles y, finalmente, la misma muerte. Un Jesús absolutamente no escatológico, un Jesús carente por completo de rasgos apocalípticos no es el Jesús histórico, por más compatible que pueda ser con las preferencias modernas”.

    .....

    El “Reino de Dios” plenamente consumad...

Miércoles, 22 de noviembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Noviembre 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930