El blog de X. Pikaza

El cielo es Cuadrado (o es Cubo), medidas del cielo (Ap 21, 16-21)

  • enviar a un amigo
  • Imprimir contenido

Vengo tratando estos días, desde diversas perspectivas, de la Ciudad del Cielo, según el libro de Visiones del Apocalipsis. Es teología para imaginar y soñar, un conjunto de visiones que han movido el corazón y la esperanza de millones de personas, en una línea judía, cristiana y musulmana (la historia de las visiones del cielo musulmán ha llenado la historia de occidente, como saben todos los estudiosos). Pues bien, en este contexto quiero evocar las “medidas” del cielo, recordando que ellas han encendido la imaginación de millones de personas (y de sabios inmensos como Newton). Ilustraré este post con cuatro imágenes:

a) La primera imagen está tomada del Coro del Monasterio del Escorial, donde el artista ha pintado la Ciudad Sagrada (en el lugar donde la iconografía normal pone a la Virgen Coronada por el Padre y por el Hijo) como un inmenso Cuadrado (en realidad Cubo) de piedra de gloria. Ésa es la Ciudad de Dios, que llevan los ángeles a sus espalda, un signo judío, cristiano y musulmán... uno de los signos más hermosos de la iconografía hispana.

b) La segunda imagen quiere ser la de algunas visiones actuales del Cielo del Apocalipsis, como Cubo celeste infinito, como el cosmos divino, un cuadrado/cubo de vida interior y de gloria.

c) La tercera imagen es la de un plano simbólico del templo de Jerusalén, modelo de todos los templos de Occidente, con el Debir cuadrado en el templo. El templo era un cuadrado de cuadrados...con un Cubo de Dios en el centro, el Santo de los Santos.

d) La cuarta imagen es la del Cubo más famoso de la Tierra, en la actualidad, que es la gran Plaza Cuadrada de la Meca, con la Caaba o la Kupa cuadrada en centro, con la piedra cuadrada y santa en el muro...

Buen día a todos. Me gustaría que imaginarais el cielo en la tierra, la ciudad de los hombres, de todos los hombres, en esta vieja y nueva tierra.

Texto: Ap 21

16La ciudad se extendía en forma cuadrada: su longitud era igual a su anchura. Y midió la ciudad con la vara: hasta doce mil estadios: su longitud, su anchura y su altura eran idénticas 17Y midió luego la muralla y resultaron ciento cuarenta y cuatro codos, según la medida humana, que es medida de ángel.
18Los materiales de la muralla eran de jaspe y la ciudad era de oro puro, semejante a puro cristal. 19Los pilares sobre los que estaba asentada la muralla de la ciudad estaban adornados de toda clase de piedras preciosas. El primer pilar tenía jaspe; el segundo, zafiro; el tercero, calcedonia; el cuarto, esmeralda; 20el quinto, sardonio; el sexto, cornalina; el séptimo, crisólito; el octavo, berilo; el noveno, topacio; el décimo, ágata; el undécimo, jacinto y el duodécimo, amatista. 21Las doce puertas eran doce perlas, y cada puerta estaba hecha de una sola perla. Y la plaza de la ciudad era de oro puro, transparente como cristal.

Medición: Ciudad Cuadrada, piedras preciosas (21, 15-21).

El ángel había medido (protegido) previamente el interior del templo, dejando el patio externo a merced de la violencia (11, 1-2). Ahora vuelve a medir (cf. Ez 40, 3-5) para proteger y presentar como sagrada toda la Ciudad, utilizando dos o tres imágenes, que nos ayudan a entender su sentido:

– Ciudad Cuadrada (tetragônos), de cuatro ángulos, con longitud y anchura iguales (21, 16a), de 12.000 estadios (unos 2.130 kilómetros) de perímetro (1.000 por cada tribu) o, quizá esos estadios se refieren a cada uno de los lados. Cuadradas eran las grandes ciudades simbólicas del mundo antiguo, tanto Babilonia como Roma. Cuadrada y perfecta será está ciudad llana, si es que vale la imagen, pues la altura de sus muros (y casas) parece modesta: 144 codos (unos 64 metros), doce por cada tribu.

Este símbolo de la ciudad cuadrada influye en todo lo que sigue: la Novia es una Madre Ciucdad (metópoli) inmensa, defendida por hermosas murallas, extendida en la llanura infinita de la tierra. Ella es centro de todo el universo; por eso, las gentes del entorno, los pueblos del mundo, ensanchado a sus lados, vienen a buscar refugio en ella, pues allí está la plaza con el Trono de Dios y su Cordero; de ella brota el Río de la Vida que ofrece agua muy fresca de amor y curación para todos los vivientes (21, 24: 22, 1-5).


– Ciudad Cubo perfecto, con longitud, anchura y altura iguales como dice con precisión el texto (21, 16b). Sin duda, esta Ciudad es todo, el Todo, signo del Dios pleno: Cubo Divino que encierra la realidad entera. Los griegos concibieron el Cubo como signo de perfección y solidez completa. Cubo era también para los judíos el Santo de los Santos o Debir en el que Dios habita, Casa llena interiormente de Dios (cf. 1 Rey 6, 20). Lógicamente será Cubo, Casa toda interioridad, esta Ciudad en la que Dios mismo se vuelve morada y templo para los humanos que habitan dentro del Cubo de Dios (que puede entenderse a manera de Esfera cuadrada).

En el fondo de esta imagen se encuentren visones sacrales y/o sapienciales que han desembocado luego en la cábala y en otras corrientes religiosas que comparan a Dios (toda realidad) con un Cubo sagado, abarcador. El mismo Islam ha teorizado sobre este signo, a partir de la Kaaba o Templo (casi) Cúbico donde esta inserta la Piedra Sagrada, igual que los judíos medievales y los cristianos que han representado a Dios (el cielo) a modo de Cubo Sagrado de Piedra (por ejemplo en el Coro de la Basílica del Escorial, en España). Dentro del cubo-esfera donde Dios es muro y centro, plaza y río, árboles y presencia de amor, habitan los humanos. De todas formas, en esta perspectiva resulta más difícil imaginar la plaza interior, el río y los árboles de vida de que luego trataremos.

Ciudad Pirámide. Posiblemente, al presentar la ciudad (al mismo tiempo) como cuadrada o plana y cúbica, Juan está proyectando sobre ella la imagen de un plano que se eleva, en forma de pirámide inscrita en un cubo transparente. Es normal que evoque las Pirámidesde Egipto o las torres elevadas (Zigurat) de Babilonia. Sobre una base cuadrada se va elevando un figura escalonada, cuya altura es igual que los lados del cuadrado. Ella está inscrita en el cubo transparente, de manera que en la plaza superior queda el trono de Dios y el agua que brota de ese trono va descendiendo escalón a escalón. De esta forma se unirían las imágenes del cuadrado y cubo, pirámide y montaña de los dioses, propia de la tradición religiosa de muchos pueblos antiguos.

Resulta conocida la fascinación que han ejercido las pirámides en todas las culturas, como imagen de gradación y jerarquía, de estabilidad y vida eterna. Dios mismo sería aquí pirámide donde los humanos se hallan inscritos, pirámide-esfera donde todos los puntos se encuentran igualmente distantes del centro, son centro y círculo, son altura y base.

Juan ha dejado que las tres imágenes (Cuadrado, con muros y puertas abiertas, Cubo completo en sí mismo y Pirámide elevada sobre el cuadrado de la base) se limiten y fecunden una a otra. Es posible que las tres se superpongan, para crear la impresión de una Ciudad con las diversas formas que la tradición ofrecía para templos y ciudades.

El signo del Cubo es el más perfecto, pues nos lleva a la ciudad interior, con la Vida de Dios hecha principio de existencia para los humanos, sobre todo si la completamos con la esfera: un Cubo-Esfera, tal sería el signo pleno de Dios (hecho Ciudad) para los humanos. Pero esa imagen rompe todos los esquemas imaginativos, de manera que en ella no pueden visualizarse los restantes elementos de la Ciudad: las puertas de entrada, la plaza interior, los ríos y árboles de vida.

Imaginar la ciudad

La imagen del cubo aparece en un momento, pero luego desaparece de manera que la narración continúa como si la Ciudad fuera sólo Cuadrada (o quizá Piramide), con cuatro lienzos de muralla, doce puertas y doce cimientos y una gran plaza en el centro. Su muralla es jaspe y la ciudad oro cristalino (cf. 21, 18). Su plaza es también oro puro (21, 21). Sus puertas perlas y los cimientos piedras preciosas.

En el centro de la Gran Plaza cuadrada de la ciudad cuadrada-cubo (pirámide) se alza el Trono de Dios y del Cordero y del ese Trono brota el Agua de Vida que riega la tierra entera (cf. 22, 1-5). Miremos los cuadrados menores del entorno (muralla) de la Ciudad: las Doce Puertas de las tribus (siguiendo el orden de 7, 5-8), con las Doce  Piedras de cimiento de los apóstoles (cf. lista de 21, 19-21, completada con Mc 3, 16-19). He incluído los signos del zodíaco, pues la Nueva Jerusalén es Ciudad del Cielo y en ella se expresan y encuentran plenitud los grandes signos del cosmos.

Los comentaristas de Ap han destacado el colorido y simbolismo de las piedras, relacionando el conjunto con los puntos cardinales, las fiestas judías y las diferentes posiciones astronómicas. Han trazado así una visión armónica de la geografía celeste de Juan. Aquí puede bastarnos lo dicho, recordando la importancia de las piedras precisas en su visión de conjunto.
Esta Nueva Jerusalén representa y expresa todo el cosmos. Por un lado es presencia de Dios (Cuadrado Perfecto, gran Plaza central); por otro es expresión de la Humanidad reconciliada, culminada (Patriarcas y Apóstoles) y plenitud del cosmos (signos del zodíaco) en su belleza (piedras preciosas). Este mundo nuevo es Joya de las Joyas, brillo perfecto de las Doce Piedras de colores, engastadas sobre el jaspe del muro y sobre el oro transparente de toda la ciudad.
Alguien pudiera decir que esta es la venganza del austero profeta que, viviendo en pobreza, proyecta hacia el final la riqueza insuperable. No habla de Dios sino de la ciudad de Dios, derroche de piedras preciosas, armonía de colores perdurables. Todo pasa en la tierra, quedan las piedras de cristal, transparencia y color, puro brillo. Antes habían dominado los sonidos: el cielo era orquesta de cantos e instrumentos musicales (desde Ap 4-5 hasta 18, 1-19, 6). Ahora dominan las formas perfectas (cuadrado, cubo) y los colores más puros..

Una evocación literaria. Borges

Entre los buscadores de esta Ciudad quiero citar a a J. L. Borges, recordando dos de sus visiones: una es la ciudad maldita de los malos sueños; otra es la ciudad eterna que se confunde en el fondo con Dios:
Ciudad maldita. "He dicho que la ciudad estaba fundada sobre una meseta de piedra... En vano fatigué mis pasos: el negro basamento no descubría la menos irregularidad, los muros invariables no parecían consentir ninguna puerta. La fuerza del día hizo que yo me refugiara en una caverna; en el fondo había un pozo, en el pzo una escalera que se abismaba hacia la tiniebla inferior. Bajé; por un caos de sórdidas galerías llegue a una cámara circular. Había naueve puertas en aquel sótano... Emergí a una suerte de plazoleta; mejor dicho de pario... Cautelosamente al principio, con indiferencia después, con desesperación al fin, erré por escaleras y pavimentos del inextricable palacio... Este palacio es fábrica de dioses, pensé primeramente.Exploré los inhabitados recintos y corregí: Los dioses que lo edificaron han muerto. Noté sus peculiaridades y dije: Los dioses que lo edificaron estaan locos... Está ciudad (pensé) es tan horrible que su mera existencia y perduración... contamina el pasado y el porvernir y de algún modo compromte a los astros. Mientras perdure nacie en el mundo podrá ser valeroso o feliz" (El aleph, SB, Barcelona 1983, 11-14).

Ciudad, rueda cósmica. "Entonces ocurrió lo que no puedo olvidar ni comunicar. Ocurrió la unión con la divinidad, con el universo (no sé si estas palabras difieren). El éxtasis no repite sus símbolos; hay quien ha visto a dios en un resplandor, hay quien lo ha percibido en una espada o en los círculos de una rosa. Yo vi una Rueda altísima, que no estaba delante de mis ojos, ni detrás, ni a los lados, sino en toas partes, a un tiempo. Esa Rueda estaba hecha de agua, pero también de fuego y era (aunque se veía el borde) infinita. Entretejidas la formaban todas las cosas que serán, que son y que fueron, y yo era una de las hebras de esa trama total... Ahí estaban las causas y los efectosy me bastaba ver esa Rueda para entenderlo todo, sin fin. ¡Oh dicha de entender, mayor que la de imaginar o la de sentir! Vi el universo y vi los íntimos designios del universo. Vi los orígenes que narra el Libro del Común. Vi las montañas que surgieron del agua, vi los primeros hombres de palo, vi las tinajas que se volvieron contra los hombres, vi los perros que les destrozaron las caras. Vi el Dios sin cara que hay detrás de los dioses. Vi infinitos procesos que forman una sola felicidad y, entendiéndolo todo, alcancé también a entender la escritura del tigre" (Ibid 121-121).


Los comentarios para este post están cerrados.

Comentarios
  • Comentario por iliana 19.09.10 | 04:22

    que mucho jajajaja

  • Comentario por justi.arcoiris 17.05.10 | 00:27

    Encarnación ¿por qué no puedo ser Santa Teresita de Lisieux?
    No dudes ni por un momento que seré Santa Emilia de Cantalapiedra
    Yo a tí no quiero compararte con nadie ,las comparaciones no me gustan ..pero no te"veo ..muy Santa ¿o me confundo y te pareces a San Fray Escoba ?
    Gracias ,nadie me habia dicho nunca un piropo tán bello

  • Comentario por Encarnación 16.05.10 | 15:19

    justi.arcoiris, pareces Santa Teresita de Lisieux. Ella decía: “Quiero pasar mi cielo haciendo el bien en la tierra”.

  • Comentario por justi.arcoiris 16.05.10 | 13:37

    ..sigue justi)
    Emilita :seguiría .....mucho mas y mas ,pero mi cielo se parece mucho al que podiamos tener en la tierra,por descontado con muchas limitaciones ..pero comenzar o seguir "haciendo cielo aquí " debería ser nuestro principal objetivo de vida ...aunque nada mas sea por "egoismo propio "
    Un abrazo ,de tocino de cielo ,si lo aceptas

  • Comentario por Encarnación 16.05.10 | 13:35

    Emilita es la que más sabe.

  • Comentario por justi.arcoiris 16.05.10 | 13:26

    ,,,haciendo viajecitos ,cruceros ,viajes astrales de nave en nave ...LLEVANDO ELLOS EL TIMÓN
    8) Todos LOS ENFERMOS DEL CUERPO ,aquí en la tierra ....disfruten de la música mas bella ,disfruten de panóramicas mucho mas alentadoras que los quirófanos y las salas de los hospitales
    9)LOS ENFERMOS DEL ALMA ,LOS DE LAS SOLEDADES NO ELEGIDAS ..DISFRUTEN DE MUCHAS PERSONAS CON QUINES JUGAR ,CONVERSAR ...DAR UNA CABEZADA EN SUS HOMBROS ...QUE AL MENOS SERÁ MÁS CÁLIDA QUE "CARTONES CALLEJEROS "
    10)QUE TODOS LOS ESTIGMATIZADOS EN LA TIERRA "los diferentes ,los discapacitados ,los lisiados "los locos " SEAN ESCUCHADOS CON VERDAD suban y bajen por toboganes ,norias ,tios vivos ,coches de choque etc.....TENGAN A LOS ANGELES CON ELLOS (para que trabajen también un poco los ángeles ,no ?
    11)que todos los que aquí en la tierra DÁN SU VIDA POR LOS DEMÁS .....RECIBAN EL MAS SUNTUOSO DE LOS "AGRADECIMIENTOS .....LES CONCEDAN "LOS PREMIOS DE LA PAZ DE ,LA BONDAD ,DE LA ENTREGA ,L...

  • Comentario por justi.arcoiris 16.05.10 | 12:59

    Emilita ,ayer queria escribir como me gustará que fuese el "cielo " "el cielo que yo sueño ,pero es una descripción tán sosa ,que siento un poco de pudor
    Mi cielo :
    1)Que todos los que aquí en la tierra ,han sufrido pérdidas dolorosas y a destiempo ,ENCUENTREN ALLÍ ,LO QUE TANTO AMARON Y NO TUVIERON TIEMPO DE GOZARLO
    2)Que todos esas personas que PASAN HAMBRE ,LES PUEDAN SERVIR ,MANJARES Y MANJARES ....nunca mas pensar QUE VAMOS A COMER MAÑANA
    3)ESOS ,NIÑOS VIOLADOS Y DE LA GUERRA ...QUE TENGAN COLCHONES DE ALGODONES DE COLORES ,CAMAS FLOTANTES LLENAS DE GOLOSINAS ...DE ABRAZOS ,RISAS ..PISCINAS LLENAS DE PÉTALOS DE ROSAS ...PARA QUE PUEDAN OLER "EL AMOR ,LA DULZURA ,LA TERNURA
    4)LAS MADRES QUE PERDIERON A SUS HIJOS ...TENGAN MUCHO TIEMPO PARA SOLTAR TODO SU DOLOR
    7)TODOS LOS QUE NO HAN TENIDO LIBERTAD EN LA TIERRA ...PONERLES ALAS Y ...VOLAR POR TODO EL UNIVERSO ,,,haciendo viajecitos ,cruceros ,viales astrales de nave en nave ...LLEVANDO EL...

  • Comentario por Emilita 16.05.10 | 10:06

    Ah, se me pasó deciros qué entiendo por murallas de la ciudad......los brazos de Dios, en gesto abarcador, amoroso de abrazo apretado, intimo y total de su amada Humanidad, simbolizada en las piedras preciosas, esas que somos cada uno de nosotros, con las que E mismo, que es el Arquitecto, ha construido la nueva Jerusalen. Es nuestra propia belleza la que refulge en esas piedras, que hubieran podido ser flores o montañas, o cualquier otra cosa, pero que tienen en la imagen de las pidras preciosas todo el encanto del aguante, de la fuerza humilde, de la sensación de consistencia y resistencia, y toda la belleza de su preciosismo, por el cual aquí y ahora se mata y se explota a tanta gente....además, cada piedra está en su sitio, en la armonía de la comunión con las demás....
    Vuelvo a repetir que lo interesante no son los detalles, con serlo tanto, sino el dato de esa simetría total que desborda la perfección precisamente porque niega cualquier simetría, cualquier imperfección.

  • Comentario por Emilita 16.05.10 | 09:53

    ¡Oh dicha de entender, mayor que la de imaginar o la de sentir! , me quedo con esta admiración de borges que inigualablemente dice lo que los demás no sabemos decir.....
    Es lo ciero que-como dices tú Xabier- estamos ante una teología para imaginar y soñar justo con esa "morada o habitación absolutamente singular y personal que será pra cada uno de nosotros el cielo-el goce y disfrute de Dios-
    De esa contemplación, abierta y sin límites, de lo perfecto, podemos alimentar nuestro deseo y hacerlo esperanza en la espera del aquí y ahora, que no obstante tiene tanto que ver con el allí y después. Y es que, como alguna vez ha dicho en tu blog Fernando, esa perfección de las medidas del ámbito divino es justamente la negación de toda medida, y esa simetría absolutamente perfecta es en el fondo la ruptura de toda simetría, porque Dios es.....es....todo. Soñad, amigos e imaginad vuestro propio cielo....

  • Comentario por galetel 16.05.10 | 01:01

    “Tenemos la seguridad de poder entrar en el santuario, porque Él nos abrió un camino nuevo y viviente a través del velo, que es su propio cuerpo.”
    (Hebreos 10, 19-20)

  • Comentario por galetel 16.05.10 | 00:37

    El gran Cristal no es frío ni rígido. Es cálido, blando y suave, como tierna carne viviente. Es un Cuerpo que siente y sustenta amorosamente a sus cristalitos miembros.

    Su fulgor incandescente es la sangre espiritual de ese Cuerpo, que fluye inagotablemente desde su Centro para vivificar a todos sus miembros.

    Su resplandor es una armonía indecible.

    Los cristalitos que nadan todavía por la solución perciben el llamado seductor de esa armonía. Se dirigen presurosos hacia ella; quieren adherirse a ella para incorporarse al gran Cristal y crecer en Él.

    Lo conseguirán. Seguro que todos lo conseguirán. El gran Cristal crecerá hasta abarcar finalmente toda la solución. Entonces será el Todo en todas partes.

    Y allá estaremos también nosotros. Estaremos riendo y cantando.

  • Comentario por galetel 16.05.10 | 00:36

    EL CIELO ES UN CRISTAL.
    Un gran cristal incandescente inmerso en una solución.

    El gran cristal tiene en su centro una figura de hombre: es el Hijo-del-hombre crucificado/resucitado.
    Sus brazos en cruz son los ejes del cristal, y quieren extenderse hasta abrazar toda la solución.

    La solución va cristalizando. Aparecen miríadas de minúsculos cristalitos que flotan en ella, atraídos por el gran cristal central.

    Cada cristalito lleva también en su centro una figurita humana.

    Los cristalitos que llegan a alcanzar al Central, se adhieren a Él, se integran en Él. Y así, el gran Cristal incandescente va creciendo.

    Está hecho de multitud de cristalitos apiñados en torno de su Centro, unidos estrechamente entre sí sin llegar a estar fundidos, bañados todos por el mismo fulgor incandescente. Los cristalitos palpitan y crecen incesantemente.


  • Comentario por justi.arcoiris 15.05.10 | 23:59

    Encarnación "la canción de cuna " ¿por qué no ? y si nos cantan despacito ,mientras nos quedamos dormidos ,abrazados ¿no es mucho mejor ?
    ¿por qué no puede ser un poco "el cielo que yo sueño ? si te apeteces la vuelves a leer .quizá tenga algo "de cielo "

    Tampoco me inspira ,como a Roser ,ni el cielo cubo,esfera o ciudad amurallada etc...tampoco me "gustan " LOS CIELOS QUE DESDE LA TIERRA NOS PROMETEN LAS RELIGIONES ... a veces "tán demenciales e incomprensibles ...QUE POR FUERZA ,NO PUEDEN SER BELLOS
    ...ESOS CIELOS Y PARAISOS "DONDE TENDREMOS TODO "LO QUE AQUÍ SE NOS NIEGA O LA VIDA NO NOS HA NEGADO ...JA...JA...A.A.

  • Comentario por Encarnación 15.05.10 | 19:26

    ¿El cielo cubo no será el nuevo de templo de Dios Santísima Trinidad donde habitan todos los santos? Un templo indestructible no hecho con materiales sino con una nueva humanidad. Por eso aparece todo el cosmos reconciliado, la creación entera re-creada, de ahí que todo tenga su forma perfecta.

  • Comentario por Encarnación 15.05.10 | 19:11

    justi.arcoiris, es muy bonita esa canción, parece una canción de cuna.

    No entiendo nada de esto del cielo cubo, lo único que puedo entender es que todas esas piedras preciosas son los santos de todos los tiempos. El número cuatro son los cuatro evangelistas, el doce son los doces Apóstoles, la gran plaza en el centro es Jesús. Si no eres piedra preciosa (santo) no puedes entender que también hay murallas preciosas. No se, es lo que entiendo.
    ¿Pero lo más bello del cosmos no es una humanidad reconciliada?

  • Comentario por Roser Puig F 15.05.10 | 18:32

    Creo que ahora hay teorías respecto a “universos paralelos”. No se si eso tiene algo que ver con la idea de la eternidad de los creyentes “del libro”, pero habrá que empezar a imaginar otra clase de “cielos” si queremos ser tomados en serio por la Ciencia. El de Borges, no me gusta nada. El de Juan es precioso, “18Los materiales de la muralla eran de jaspe y la ciudad era de oro puro, semejante a puro cristal. 19Los pilares sobre los que estaba asentada la muralla de la ciudad estaban adornados de toda clase de piedras preciosas”. Gracias Xabier, pero yo no lo elegiría como “cielo” mío. Demasiadas piedras preciosas. Tampoco me gusta la idea de ciudad amurallada (¿para defenderse de qué?) Ni me inspira un cielo-cubo o cielo- esfera. No quiero a mi Dios encerrado dentro de nada y, mucho menos, que me encierre a mí. (No tengo ni idea de cómo puede describirse “pasar a otra dimensión”).

  • Comentario por justi.arcoiris 15.05.10 | 15:03

    Imagina un mundo de hombres niños,
    Que no anden nunca por interés.


  • Comentario por justi.arcoiris 15.05.10 | 15:00

    Cuando tengas mas tiempo ,entraré a describir mi sueño de Cielo y Ciudad .De momento os dejo una canción
    Piensa en los caballos de un tiovivo,
    Galopando alrededor del sol,
    Imagina un mundo de hombres niños,
    Bajo nubes altas de algodón,
    Piensa en una escuela al aire libre,
    Donde solo enseñen a jugar,
    Con el cielo azul como pupitres,
    Con todo el tiempo para cantar.



    Canta un canto al mundo,
    Que todos oigan al despertar,
    Canta. Si pones alma,
    Hasta los sordos te escucharán.
    Canta un canto al mundo,
    Por que cantando cambiará tal vez.
    Canta un canto puro,
    Como los sueños de tu niñez.


    Piensa en liberar a un genio bueno,
    Al que nadie pueda destruir,
    Piensa en un país de caramelo,
    Hecho solo para sonreír.
    Piensa en conversar con tus amigos,
    El ratón, el pájaro y el pez,
    Imagina un mundo de hombres niños,
    Que no anden ...

Jueves, 23 de octubre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Octubre 2014
LMXJVSD
<<  <   >  >>
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

Sindicación