El blog de X. Pikaza

12ª. Más le valiera colgarse al cuello una piedra de asno de molino y echarse al mar (Mc 9, 42-48)

29.03.10 | 14:46. Archivado en Iglesia Instituciones, Jesús, Nuevo Testamento, Amor, Pascua
  • enviar a un amigo
  • Imprimir contenido

Marcos ha tratado ya de la importancia de los niños (sean o no creyentes: 9,33-37) y ha defendido a los que hacen el bien, apelando de algún modo a Jesús, aunque no formen parte de la iglesia oficial (9,38-40). Después ha tratado de la importancia de los “necesitados” en la iglesia y en la sociedad, es decir, de aquellos que para vivir necesitan un vaso de agua: el mismo Dios premiará a quienes ofrezcan un simple vaso de agua a los sedientos.

Pues bien, en este contexto ha introducido las frases más duras de todo el evangelio, dirigidas a los que “escandalizan” (a los que hacen caer, a los que pervierten) a los niños o pequeños: más les valiera que se colgaran una piedra de asno de molino al cuello y se mataran a sí mismos, antes que matar/destruir a los pequeños. Es aquí donde emplea el símbolo de la mano-pie-ojos que escandalizan, hablando del riesgo de la Gehenna o de la condena eterna.

Desde ese fondo de los crímenes contra los niños/pequeños quiero comentar este evangelio, que será la 12ª estación del Via-Crucis del 2010. Éste es un texto y un comentario algo técnico. Espero que algunos puedan disfrutarlo, para entender mejor el horror del pecado contra los niños, del que vengo tratando en días anteriores. Al Evangelio le importan, ante todo, los niños y pequeños. Antes de toda defensa eclesial y de todo sistema sagrado están ellos, las víctimas o los que se pueden convertir en víctimas.

El texto habla de aquellos "miembros" del ser humano que pueden servir de escándalo u ocasión de caida para otros: ojos, pies y manos... Lo hace sobriamente, velando lo que debe velarse, pero dejándolo bien claro: "si tus órganos sexuales sirven de caida para otros... córtatelos...". Eso dice el texto, sin decirlo expresamente, de manera que en lugar de órganos sexuales pone ojos, manos y pies (que son los miembros activos, que llevan a destruir a los otros...). No hará falta recordar que algunos Padres Antiguos de la Iglesia, como el gran Orígenes, se cortaron los miembros, para que no fueran causa de escáncalo para los pequeños... La Iglesia en su conjunto rechazó el gesto de Orígenes y dijo que no se trataba de cortar materialmente, sino de otro tipo de corte... De todas maneras, a veces, ante lo que se oye y pasa... a uno le entran ganas de decir: ¡que se los corten..., bueno, las manos, los ojos...!

Todos nosotros protestamos contra un tipo de derecho penal de algunos grupos islámicos que cortan manos o pies (no sé si lo otro...). Es claro que el evangelio no habla de cortárselos a otros, sino de que uno mismo tiene que estar dispuesto a cortarse (¡de un modo real, aunque simbólico...") las manos y los pies, los ojos y lo otro... para no convertirse en ocasión de caída para otros (¡no para uno mismo...!). Con temor y temblor pesento este evangelio, el único en que el Jesús de Marcos habla de infierno (Gehenna)... No sabemos si hay y como será el infierno, pero si lo hubiere ha de ser para los que de un modo voluntario y tenaz, con pleno consentimiento y malicia, utilizan sus miembros para destruir a los pequeños. Buen día a todos.

Texto Mc 9, 42-48

(a. Principio) 42 Y a quien escandalice a uno de estos pequeños que creen en mí, más le valdría que se colgara del cuello una piedra de asno (de molino) y se echara al mar.

(b. Concreciones) 43 Y si tu mano te hace escandalizar, córtatela. Más te vale entrar manco en la Vida, que ir con las dos manos a la gehena, al fuego que no se extingue. 45 Y si tu pie te hace escandalizar, córtatelo. Más te vale entrar cojo en la Vida que ser arrojado con los dos pies en la gehena. 47 Y si tu ojo te hace escandalizar, sácatelo. Más te vale entrar tuerto en el Reino de Dios que ser arrojado con los dos ojos en la gehena, 48 donde el gusano de ellos no muere y el fuego no se extingue.

9, 42
Principio. Escandalizar (hacer caer) a uno de estos pequeños

La sentencia anterior (9, 41: el que ofrezca un vaso de agua…) evocaba la suerte de un “cristiano” pobre, que está a merced de los otros (cristianos o no), de quienes dependía, incluso para recibir un vaso de agua. De esa forma, el mismo Cristo aparecía vinculado a la pobreza de sus seguidores pobres, en un contexto en que ser cristiano implicaba vivir en los límites de la sociedad, a merced de los otros. Jesús había estado a merced de judíos y gentiles, que le entregaron y mataron (9,31). Pues bien, de forma semejante parecen hallarse los suyos, los cristianos, en manos de otros hombres.

Grandes y pequeños. Una piedra de asno de molino

Pues bien, la nueva sentencia (con la que empieza esta sección) supone que en la casa de Jesús, donde seguimos estando (cf. 9, 33) hay no solamente niños (cf. 9, 37) y pobres que dependen de un vaso de agua que otros quieran darles (9, 41), sino “pequeños” (mikroi), que creen en Jesús, pro que pueden ser escandalizados por otros cristianos. Nos hallamos, por tanto, ante una división intra-eclesial.

(a) Hay cristianos grandes, quizá en la línea de los que quieren copar los primeros puestos e imponerse por la fuerza sobre otros exorcistas.

(b) Y hay cristianos pequeños, que pueden ser “escandalizados” por los grandes. En este se añade que sería mejor que los “grandes” que escandalizan a los pequeños deberían ser capaces de “matarse” a sí mismos antes de hacerlo, atándose para ello a la piedra superior grande de un molino giratorio, movido por un asno (eso es lo que significa mylos onikos, piedra de asno) y echándose al mar.

Este nuevo texto no habla ya por tanto de la forma en que se portan los de fuera en relación con los cristianos, sino de la forma en que unos cristianos (¡grandes!) pueden tratar a los pequeños, escandalizándoles (es decir, convirtiéndose en tropiezo para ellos y haciéndoles caer). El texto alude, por tanto, a divisiones que existen dentro de la Iglesia, dirigiéndose de un modo especial a los “grandes”, a quienes pide (exige) que no escandalicen a los pequeños, es decir, que no destruyan la fe de aquellos más sencillos que confían en Jesús y siguen su camino, aunque estén amenazados por la prepotencia espiritual, administrativa o religiosa de los grandes.

El tema reaparecerá de algún modo en 10,35-40: el evangelio de Marcos sabe que en la Iglesia hay personas que utilizan el mensaje de Jesús y seguimiento para buscar su propia grandeza, imponiéndose así sobre los otros, con el riesgo de escandalizarles. Pues bien, Marcos les dice que, obrando así, ellos se oponen al camino-vida de Jesus, a quien en todo nuestro texto hemos venido descubriendo como el entregado (9, 31).

Moviéndose en una línea de poder, la Iglesia puede convertirse en lugar donde los grandes se imponen y los pequeños corren el riesgo de quedar escandalizados (9,42). Éste es el mensaje básico de texto: ¡Quien escandaliza a los pequeños no sólo comete un “pecado” contra ellos, sino que se destruye a sí mismo, de manera que sería mejor que se matara (echándose al mar con una rueda de molino atada cuello) antes de hacerlo…

Pecado contra el Espíritu Santo, pecado contra los niños

Evidentemente, nos hallamos ante un lenguaje simbólico, lo mismo que en las tres aplicaciones que siguen (si tu mano, si tu pie, si tu ojo…). Estamos ante el caso más grave de pecado según Marcos, que indudablemente se sitúa en la línea de blasfemia contra el Espíritu Santo de 3, 28-30.

La blasfemia contra el Espíritu Santo consistía en declarar que las obras “mesiánicas” de Jesús provenían de un fondo diabólico, para impedir así que él liberara a los pequeños, posesos, enfermos impuros.

El escándalo contra los pequeños se produce allí donde unos “grandes” se apropian de la herencia de Jesús, destruyendo de esa forma a los pequeños o impidiendo que ellos puedan vivir y desplegarse en libertad.

Los que escandalizan no son ya unos escribas de fuera, que vienen de Jerusalén (como en 3, 20-20), sino unos “cristianos” de dentro, que se juzgan grandes y que, de esa forma, se declaran intérpretes y, en algún sentido, portadores y representantes del evangelio, utilizando su autoridad de una forma indiscriminada, que conduce a la destrucción de los pequeños. No es un problema de poder externo (como el de los “hombres” que pueden matar físicamente a Jesús: 9, 31), sino de autoridad moral, que se vuelve in-moral, pues lleva a la destrucción personal de los más pobres.

No es fácil precisar lo que en este caso significa escandalizar a los pequeños, en concreto y quizá el mismo Marcos ha querido dejar el tema así, sólo esbozado, para que la comunidad (cada comunidad de oyentes/lectores de su evangelio) lo concreten.

(a) Puede tratarse de asuntos de comida, como sabemos por Pablo (Rom 14, 13; 1 Cor 8, 13), quien afirma que hay cristianos que pueden escandalizar (hacer caer a otros) por su forma de entender y romper las normas de alimentación judías.

(b) Puede tratarse de formas distintas de entender la libertad y las prácticas sexuales, en un contexto amenazado por un tipo de libertinismo gnóstico. La tradición ha destacado en ese campo el riesgo del escándalo y utilización sexual de pequeños y niños.

Sea como fuere, en la comunidad (o comunidades) de Marcos, en la que no debía haber regentes superiores, pues los más importantes en ella son los niños y pequeños (cf. 9, 33-37), ha surgido el peligro de que algunos (los que se consideran grandes, superiores o más puros) hagan caer a los otros (más pequeños). Lo que importa aquí no es el tipo de escándalo concreto al que aquí se alude, sino el hecho de que en la misma iglesia (en la línea de los Doce, que quieren los primeros puestos, y de Juan, que quiere callar el exorcista no comunitario…) puedan surgir y surjan personas que, juzgándose “grandes”, pueden “escandalizar”, hacer caer, a los pequeños.

10, 43-48
Concreciones. Pecado y Gehena. El infierno de los escandalizadores

En el principio general (10, 42), Jesús habla de escandalizar a “uno de estos pequeños que creen en mí”, es decir, de poner tropiezos en el camino de los otros (los m más débiles) para así hacerles caer. Se hablaba así del riesgo de convertir la Iglesia en comunidad de fuertes/grandes, donde no hay lugar para los pequeños. Pues bien, en las tres concreciones que siguen se pasa del escándalo externo (hecho a los pequeños) al principio interior del escándalo, es decir, del escandalizador.

De esa forma, para defender a los pequeños, Jesús debe acusar a los escandalizadores, haciendo que reflexionen y que estén dispuestos a cambiar, es decir, a “cortarse” aquello que conduce al escándalo. No se trata, por tanto, de que cambien los pequeños, sino de que los “grandes” renuncien a su deseo destructor, cortándose aquello que les lleva a escandalizar: si tu mano, tu pié, tu ojo te escandaliza (skandalidsê se), es decir, es para ti “causa de escándalo”, pues con ella “escandalizas” (haces caer a los demás) córtatela tú mismo (9, 43-47).

Partes del hombre que matan o escandalizan

Así pasamos de la imagen anterior de muerte (¡sería mejor que se colgara una piedra de asno de molino al cuello y se echara al mar…!) a la imagen o signo de ascesis radical. Un cristiano que se juzgue grande (¡que piense que tiene razón!) debe estar dispuesto a renunciar a su razón, es decir, a su grandeza para no escandalizar (destruir) a los pequeños, en las tres áreas fundamentales de la vida, como ser humano que es: mano que actúa, pie que camina, ojo que conoce y desea.

- El hombre (varón o mujer) es mano que actúa, pero que puede escandalizar (si tu mano te escandaliza, siendo para ti causa de escándalo y destrucción de los pequeños, córtatela…: 9, 43). Recordemos que Jesús ha curado la mano seca de un hombre en la sinagoga (3, 1-6), en día de sábado, causando la oposición de los fariseos y de los herodianos, que quieren condenarle a muerte. La mano (kheir) es según eso más importante que el mismo sábado: mano para actuar con libertad, para ser uno mismo. Pues bien, completando el sentido de aquella curación, ahora se pone de relieve el hecho de que la mano de los grandes (su actividad, sus proyectos y negocios: ¡todo lo que se hace y simboliza con la mano!) pueda ser causa de escándalo (caída) para los pequeños. Si las cosas son así, los grandes han de estar dispuestos a renunciar a su propia manos (a sus proyectos y a su obras) para no destruir a los pequeños, con quienes el mismo Cristo se ha identificado.

- El hombre es pie que camina, pero que al hacerlo puede escandalizar (si tu pie te escandaliza córtatelo…: 9, 45). Recordemos que Jesús ha curado al paralítico (2, 1-12), precisamente para que pueda caminar en libertad, con gran escándalo de los escribas que le acusan de “perdonar/curar” al lisiado. El pie es, por tanto, un miembro básico del ser humano que puede y debe decidir la marcha de su vida. Pues bien, ahora se añade que el pie puede volverse causa de escándalo allí donde mi deseo y forma de caminar destruye o sirve de caída para los pequeños. Por eso, debo estar dispuesto a renunciar a mi pie (a cortarlo) para que no sea motivo ruptura y destrucción para los otros. Ciertamente, puedo hacer lo que deseo, pues soy libre, pero si mi libertad se vuelve motivo de ruina para otros debo limitarla, como dicho Pablo en un contexto semejante (cf. Gal 5, 13; 1 Cor 10, 39).

- El hombre es ojo que mira y desea, pero al hacerlo puede escandalizar a otros (si tu ojo te escandaliza…: 9, 47). Muy bueno es el ojo para Jesús, que ha venido para que los hombres y mujeres vean (cf. 4, 13) y para curar a los ciegos de diverso como ha mostrado la gran catequesis de 8, 22-26. Pero hay una forma de mirar que causa escándalo, es decir, un ojo malo (ophthlmos ponêros: 7, 22) que destruye a los pequeños, porque es mirada posesiva y no liberadora, en amor. Pues bien, en ese caso, aquel que cree en Jesús tiene que estar dispuesto a arrancarse el ojo malo, para no hacer daño a los demás45.

El hombre es, según eso, pies, manos y ojos, en visión ternaria que resulta muy significativa. El evidente que el texto podría haber aducido otros ejemplos, que aparecen en el mismo Marcos (cf. lengua y oídos: 7, 31-37), pero esos tres miembros condensan la totalidad humana en el plano del hacer, decidir, desear y son un ejemplo del “poder bueno” que puede convertirse en deseo destructor de los otros. El Jesús de Marcos es un testigo y promotor de libertad, como pedía 7, 14-23 en un contexto de superación del legalismo de comidas y utensilios. Pues bien, esa libertad y pureza interior que allí se destacaba se traduce aquí como exigencia de superación de todo escándalo que sirva para destruir (o menospreciar) a los pequeños en la iglesia.

b. Gehena, fuego que destruye.

En ese contexto se sitúa la apelación escatológica (que está igualmente en el fondo de 3, 28-29 y, de un modo especial, en 8, 35-38), que aquí se expresa con imágenes muy fuertes, tomadas de la simbología moral y apocalíptica judía de aquel tiempo. (a) Por un lado está la imagen de entrar uno mismo (eiselthein) en la Vida (dsôê: 9, 43.45) o en el Reino de Dios (basileia: 9, 49). (b) Por otro lado está el ir (apelthein: 9, 44) o, más precisamente, el ser arrojado (blêthênai: 9. 45.47) en la Gehena , que es la oquedad adonde se arroja y se quema la basura.

Parece claro que el término original de Jesús es Reino (cf. 1, 15; 4, 26 etc.), mientras que Vida, que aparece sólo aquí (o Vida eterna que aparece en 10, 17. 30) proviene de la tradición posterior o del mismo Marcos. Sea como fuere, la identificación del Reino de Dios con la Vida aparece ya en la tradición judía (como muestra la literatura de Qumrán); el mismo Pablo (cf. Gal 6, 8; 2 Cor 2, 26; Rom 2, 7; 5, 21) ha dejado en un segundo plano la terminología del Reino, para destacar más bien la de la Vida, como expresión de plenitud y culminación humana en Dios. Así lo ha puesto de relieve, sobre todo, el evangelio de Juan (cf. 3, 15-16; 4, 14 etc).

De esa forma se traza el aspecto positivo de la plenitud, en su doble dimensión de Reino, que puede establecerse en (al final de) este mundo, o de Vida, que puede entenderse como algo que sobreviene después (o por encima) de este mundo (lo mismo que en 10, 30). En ese sentido, el entrar en la Vida/Reino con una sola mano/ojo/pie puede entenderse de forma física o “espiritual” (pero siempre simbólica). Pues bien, frente al Reino/Vida se introduce aquí el símbolo poderoso de la Gehenna (9, 43-47), vinculada al fuego que no se consume (pyr asbestos: 9, 45.48) y al gusano que no muere (9, 48).

En el judaísmo primitivo (y en la teología de los saduceos del tiempo de Jesús) no se puede hablar de un “castigo final” de los pecadores, pues todos los muertos “descienden” por igual a un sheol o submundo de muerte. Pero dentro de la lógica del último judaísmo (en los dos siglos anteriores a Jesús), resulta normal que el casti¬go de los pecadores deje de tomarse como aniquilación (puro sheol) y se interprete en forma de condena duradera (con algún tipo de castigo). Junto a la Vida de los justos, en el nuevo eón que ya se acerca, se evoca así el castigo o sufri¬miento de los condenados. El fuego, que antes se tomaba como destructor (mata y aniquila a los perversos, por ejemplo en Sodoma y Gomorra: cf. Gen 18-19), se vuelve ahora principio de tortura.

Así lo supone ya Is 66, 22-24: frente a los salvados, que ascienden y llegan al templo, se amon¬tonan en la parte más honda de un valle que está junto al templo los cadáveres de los rebeldes, pudriéndose y quemándose por siempre (cf. también Jdt 16, 17; Eclo 21, 9-10). Esta doble imagen, de la montaña de Dios (templo, cielo) y del valle de los muertos (corrupción, fuego), pervive a lo largo de la tradición posterior. Frente al lugar de la vida o salvación se extiende así el campo de la muerte, identificado con la gehenna, valle de mala memoria, al borde de Jerusalén (cf. 2 Rey 16, 3; 21, 6), basurero donde arden sin fin los desperdicios de la ciudad, lugar que se convierte en signo de castigo para los injustos (cf. 1 Hen 90, 26; Jer 7, 32; 19, 6; ApBar 59, 10).

Del sheol, donde todos los muertos llevaban sin distinción vida de sombras, pasamos de esa forma al simbolismo de la doble suerte de los hombres: nuevo eón para los justos, gehenna o castigo para los impíos. Sólo ahora puede hablarse de una doble re-surrección: unos para la vida y otros para la ignominia eterna (Dan 12, 1-2). En este contexto ha de entenderse el mensaje de Jesús, que ha rechazado el uso del fuego como expresión de un castigo dentro de la historia: no ha querido ser Elías que destruye con la llama de Dios a las personas enemigas (cf. Lc 9, 54-55); tampoco parece que aluda al fuego como fuerza del juicio que aniquila, en la línea de aquello que se pone en boca del Bau¬tista (Mt 3, 1-12 y par; cf. ApJn 20, 9).

Fuego que consume a uno mismo

Todo nos permite suponer que Jesús anuncia el juicio y lo hace seriamente; pero, en principio, él no interpreta a Dios como principio o portador de un fuego que destruye a los malvados, pues Dios viene a salvar, no a destruir; viene para amar a los pecadores y no para aniquilarlos con su llama. Pues bien, rechazando el fuego del castigo histórico, Jesús parece haber acentuado el fuego en la condena escatológica, siempre de forma parabólica, en forma de llamada a conversión. El mismo Jesús que no quiere actuar como juez que destruye a los hombres del mundo ha anunciado de un modo radical la posibilidad de un rechazo, es decir, de un pecado humano, por el que aquellos que destruyen a los otros (en especial a los pequeños) corren el riesgo de destruirse a sí mismo, cayendo de esa forma Gehena o valle/basurero de fuego perdurable al que alude nuestro pasaje (cf. Mc 9, 43-48; cf. Mt 10, 28; 13, 40-42; 25, 31-46).

Esta condena, simbolizada por la Gehena, puede entenderse de un modo de un modo “espiritual” (en perspectiva de muerte eterna, más allá de este mundo), pero en su origen y quizá en el mismo fondo de este pasaje puede y debe interpretarse, al menos simbólicamente, en forma histórica. Recordemos que Jesús está evocando e iniciando su ascenso a Jerusalén, donde debe culminar y realizarse en juicio de la historia israelita. Los que culminen con él su camino obtendrán allí el Reino y la Vida. Los otros, que en este contexto son los que escandalizan/destruyen a los pequeños, fracasarán precisamente allí, consumiéndose en el fuego de la Gehena.

La Gehena es un fuego a-sbestos, es decir, inextinguible. Recordemos que Dios aparecía en Ex 3, 13 como fuego que arde en la “zarza” del Sinaí sin consumirse. Dios aparece igualmente como fuego positivo (calor, luz…) en las grandes teofanías, desde Is 6 hasta Ez 1-3 y 1 Hen 14. Pues bien, por una inversión que es común en la historia de las religiones, el mismo fuego de Dios viene a convertirse en fuego de destrucción, que arde siempre, sin apagarse nunca. Significativamente, Marcos le llama aquí a-sbestos (que no se consume), mientras que Mateo (18, 8 y 25,41) le llamará ya fuego aiônion, eterno, término que Marcos sólo aplicará a la Vida, que el hombre rico quiere alcanzar (10, 17), pero que alcanzarán, en el eón futuro, aquellos que lo dejan y comparten todo por seguir a Jesús (cf. 10, 30).

Ese fuego de la Gehena, que no se consume, está vinculado al skôlêx o gusano que devora sin fin los cadáveres de los condenados (9, 49), según el texto clásico, citado ya, con el que termina el libro de Isaías: al final de los tiempos, los triunfadores/salvados subirán al templo de Jerusalén y, al descender verán los cadáveres de los rebeldes, cuyo gusano no muere y cuyo fuego no se extingue (Is 16, 24; cf. Jd 16, 17). Fuego y gusano son signos de muerte, pero no se aplican ya a los que se rebelan con el poder de Dios, de un modo político y sacral (como en Isaías y en Judit), sino a los “escandalizan” a los pequeños, destruyéndose de esa forma a sí mismos.

Se trata, según todo lo anterior, de un texto simbólico y parenético. Frente al nesgo de escandalizar, destruyendo a los demás, no hay más remedio que una ascesis fuerte: uno tiene que vencerse a sí mismo, dejándose morir si hiciera falta, para bien del otro (9,43-47). Sólo de esa forma se evita el nesgo de la propia destrucción, de la gehena, que es la destrucción de aquellos que destruyen a los otros.

Pecado contra los niños/pequeños, el gran pecado

Formulado así este pasaje, acaba Igual que Mc 3,28-30. Allí se destacaba el riesgo de los escribas que condenaban a Jesus y le llamaban Beelzebul porque ayudaba a los pobres endemoniados, corriendo así el riesgo de pecar en contra del Espíritu. Pues bien, ante un riesgo semejante se sitúan ahora los cristianos que escandalizan a los más pequeños dentro de la Iglesia.

Según eso, los que piensan que son grandes y por serlo destruyen a los otros, corren el peligro de perder su propia vida, de perderse para siempre. Todas estas imágenes de destrucción sirven para decir que los más grandes en la Iglesia son los más pequeños, aquellos que se encuentran entregados (en manos) de los otros, como estuvo Jesús y como están los niños. Desde el reverso del poder, desde el lugar de los antes perdedores, puede edificarse y se edifica un tipo nuevo de unión comunitaria que se expresa y triunfa en dimensión de gracia. Del costado abierto del fracaso y pequeñez del Hijo del hombre está surgiendo la Iglesia de Marcos.

Ellos, los pequeños y niños, que pueden ser escandalizados (pervertidos) son el centro de la Iglesia, el auténtico Vaticano o Sagrario de la comunidad de Cristo.


Los comentarios para este post están cerrados.

Comentarios
  • Comentario por alredol 31.03.10 | 12:38

    Siento que he respondido tarde. Tengo muchas cosas que hacer que rompen el dialogo.

    Yo creo que Enrique II de Inglaterra fue mucho mejor rey que Becket fue santo. El rey entre otras cosas dictó el 1er codigo para la la protección de minusvaldos, fomento los juicios comunes en prejuicio de los juicios de Dios y sometió a los curas a la jurisdicción civil por delitos comunes. ¿ Que hizo Becket para merecer la Santidad? ¿Ser asesinado por oponerse al Rey? No lo confundan con Thomas Moro o con los martires de Nerón, esos si se lo merecieron.

    Y ahora los dilemas son parecidos, el uso de "solo en la Iglesia hay salvación", de la Gracia y de la comunicación de la jerarquía con el Espíritu Santo, de la penitencia etc para no pagar al Cesar. Den gracias que el NYT no es ni con mucho tan noble (si he dicho noble) como lo fue Enrique II por que la campaña que ha montado no es cosa de barriada.

  • Comentario por alredol 31.03.10 | 12:26

    La pederastia lo penetrará y usara todo, la vulnerabilidad, la dedicación, la Fé y el amor. Es perversión, tratará de demostrar que su gozo es el mejor y sin embargo que es normal o la sometera a"doble ataduras" y manipulaciones atrapando al abusado fisicamente y luego mentalmente. Su propio ejemplo apunta a que el mismo sacramento de la penitencia puede usarse para encubrir y promocionar pues si usted perdona y hasta ama a sus enemigos, como no va estar atrapado? Se identificará con su agresor facilmente en un mecanismo ya bien descrito en psicología profunda.¨

    Esto es lo que la Iglesia está abordando mal pues en esto la Fe, Perdón, Penitencia, Gracia etc pueden ser y son manipuladas por el perverso (o el explotador etc) y la jerarquía acaba defendiendo su imagen en lugar de atender al abusado y solucionar el problema que debería pasar por la aceptación de un protocolo comun a TODAS las instituciones educativas y asistenciales, que dicho sea de paso abusan y encubren tamb...

  • Comentario por alredol 31.03.10 | 12:10

    noentiendo me refería a que en mi colegio fuimos testigos de un traslado subito en los que el "sish sish" hacía muchos ecos, en un cura muy tocón; si no fueron a Peru sería a Chile, es un hablar.

    La cuestión del la obligación de confidencialidad era referida a la practica de la medicina, terapia etc que es la que yo conozco bien en un par de paises y sobre lo que puedo hablar con confianza aunque reconozco que no carece de complejidades.

    Lo que usted describe de su propio abuso me parece que es abuso en si mismo. Lo sería en un contexto laico: un niño al que se niega acceso a su madre a menos que coopere con un "programa de modificación de conducta" que incluye relaciones sexuales con sus cuidadores; esto ocurriendo a nivel de varios establecimientos residenciale y controlados por servicios sociales influenciados por psicologos pederastas etc. Lo suyo para mi es igual aunque se invoque la salvación de su alma en lugar de las visitas a su madre como en el caso...

  • Comentario por Chiquitina 30.03.10 | 20:24

    Claro que necesito catequesis, ya lo decía yo, a lo mejor el blogger se anima y nos la da. Él es muy recursivo.

    Y lo dejo por ahora aquí, que no quiero que el tema se desvíe más por mi culpa.

  • Comentario por noentiendo 30.03.10 | 19:44

    Chiquitina, ¿A Dios no le cuadra Su propia Palabra?

    Lea Mt 5, 17. Apreciará que -sin querer, claro está - ha escrito Ud. una blasfemia y de grueso calibre.

    Necesita catequesis. Ni el blogger ni yo no podemos dársela.

  • Comentario por Chiquitina 30.03.10 | 19:12

    En Dios no hay género, por lo tanto llamarle Padre, o Padre y Madre, o Dios_a como hace alguna teología feminista, o Di*s como hace Carmen H es perfectamente válido. Lo que importante no es el nombre que le demos, sino que exprese al Creador de todo lo que existe y vive, que nos ama y nos cuida como a sus hijos e hijas.

    Si somos familia de Di*s tenemos que relacionarnos con Él/Ella de otra manera, no a punta de mandamientos. A Di-s Padre y Madre no le cuadra para nada el AT. Y mucha gente se arma un lío. A lo mejor Pikaza ya ha tratado de esto y yo no andaba por aquí, pero si no lo ha hecho, a ver si nos lo explica algún día.

  • Comentario por noentiendo 30.03.10 | 18:36

    Sra. Carmen, si el que le digan a Ud. "basura" no es agresión, está en su derecho a dejar que la basureen, pero eso no va conmigo. Si Ud. desea dar el tú a otros, enhorabuena. Pero si no doy el permiso, no tolero el tú. No me atrevería a llamarle "Camucha" ni decirle "Rosada" a la Sra. Roser, dado que Uds. no me ha dado esa confianza.

    Chiquitina: Los Diez Mandamientos están en todo su vigor: ¿Que no ha leído Mt 5, 17? Se lo recomiendo. Es el Sermón de La Montaña y está en el contexto de arrancarse el ojo y cortarse la mano si son ocasión de pecado. Lea. Mirar con deseo al prójimo es reprobado por Jesús. No habría tanto depravado si su mandato se siguiera.

    Una pregunta, ¿en qué parte del Evangelio el Redentor nos presentó un Dios bisexual?




  • Comentario por Chiquitina 30.03.10 | 18:11

    ¿Pero los mandamientos del AT todavía están en vigor? Yo creía que con Jesús había cambiado el enfoque... Si me piden que los reciten todos, como de niña estudié el catecismo de carretilla, me saldrá, pero así aislado no sé cual es el noveno mandamiento.

    Es que es un lio. Tan pronto se nos dice que Jesús estableció una manera nueva de relacionarnos con Dios, Padre y Madre, con nuestros hermanos y hermanas, y con todos los seres de la creación, como vuelven al Dios justiciero del AT y a sus mandamientos. Y así no hay quien se aclare...

    Los niños siempre lo primero. Me alegra que el evangelio proponga también TOLERANCIA CERO para los que los escandalizan. A ver cuando se hace realidad, porque hasta hora han hecho la vista gordisima ante los atropellos.

  • Comentario por Carmen Berton 30.03.10 | 17:38

    Roser ahora no se si sera pero lo simpatico es que nos quiere dictar normas de como y de que hablar,cuando uno va de visita a casa ajena me enseño mi madre uno se adapta al lugar y a la gente es regla basica de educacion,si no esta de acuerdo lo puede decir pero no imponer y menos agredir sin razon alguna.Creo que su proceder espera sumisión de parte nuestra; o quizas miedo??.El unico con derecho a decir algo aqui es Xabier Pikaza mal le pese al mundo,el es el dueño de casa y el que dicta las normas.Un abrazo.

  • Comentario por Roser Puig F 30.03.10 | 17:23

    Pues si, aquella Renée solía dar sombrerillazos a quienes no le caían bian. Y decía, una y otra vez, que era de Perú. ah¡, y a Hisopo le gustaba mucho lo que decía porque la jaleaba.

  • Comentario por noentiendo 30.03.10 | 15:55

    Amén, Sra. Sofía. Descanse en paz.

  • Comentario por sofía 30.03.10 | 15:53

    Yo no le he atribuido nacionalidad norteamericana. Y descuide que no hablo con maleducados, ignóreme que la ignorancia será mutua a partir de ahora.

  • Comentario por noentiendo 30.03.10 | 15:16

    Sra. Sofía: No pretendo discutir con Ud.

    No permito que me den el tú si no doy el permiso y punto. No tolero vulgaridades ni expresiones de burdel. Al que las pronuncia en mi presencia, le rompo la boca en vivo o en internet. Tema cerrado.

    El empeño en atribuirme nacionalidades diversas parece que es consigna en este blog. Ayer tenía nacionalidad peruana y hoy ya se me quieren atribuir la norteamericana. Le recuerdo que no soy apátrida.

    Blogger, ¿cuándo dedica siquiera un post al Noveno Mandamiento? Todo lo malo se inicia en el corazón de las personas, no en las hormonas ni en los genitales. Eso nos lo recordó Jesús. A ver si Ud. hace eco de la Palabra divina.

  • Comentario por Xabier Pikaza Ibarrondo [Blogger] 30.03.10 | 13:50

    Hola:

    Creo que los mikroi, los pequeños, a los que aluden el Jesús de Marcos están en la línea de los niños que pueden ser "escandalizados", en la línea de los marginados sociales, de los "utilizados" por cualquier sistema que sea... Son, en fin, los manipulados, de un lado o del otro... El pecado supremo es manipular a los demás, para así destruirlos triunfando uno mismo, es decir, el sistema de turno.

    A esos mikroi los puede escandalizar/destruir el sistema... y otros que pareciendo que van contra el sistema van sólo a favor de sí mismos. Lo que quiere Jesús es que los mikroi sean, vivan, pueden desarrollar en libeertad su vidda, entiendan (ese es el tema de Mc 4).

  • Comentario por sofía 30.03.10 | 12:20

    Noentiendo,
    Su primer comentario parecía simplemente una ordinariez por mucho que pretendiera aportar datos a la cuestión. La reacción subsiguiente es normal.
    Y si no le gusta que le tuteen a lo mejor a otros no les gusta ustedear. En España el ustedeo se abandona bastante pronto hoy día y es difícil en un ambiente donde todos se tutean porque hay conocimiento y familiaridad que de pronto a un comentarista haya que hablarle de usted.
    En principio yo no tengo inconveniente, aunque soy poco propensa al ustedeo y probablemente se me olvidará. No creo que se lo deba tomar como una ofensa personal.
    Conozco a otro americano muy aficionado a ejemplos procedentes de House, pero no me pega que hubiera hecho comentarios tan crudos como el primero de usted. Coincidencias supongo.

  • Comentario por sofía 30.03.10 | 12:12

    Roser, ¿papolatría significa que adoráis el papo que tenéis? Porque la antipapolatría y la papolatría son una misma cosa. Tú habrás sido papólatra y luego "papólatra" y lo proyectas sobre los que defendemos a la Iglesia de la campaña orquestada, porque consideramos a las personas simplemente personas con una función, la de papa entre otras y yo no veo diferencia entre la actitud anterior de Pikaza en este caso y la de cualquier obispo (o la de Tony de Mello, desde otra perspectiva). Si ahora sabemos más sobre pederastia, mejor para todos: leyes adecuadas y que se cumplan, y que tengan en cuenta que el pederasta no se va a regenerar, por lo que sabemos hasta ahora.
    Vuestro reduccionismo antiicarista resulta perjudicial para un tratamiento adecuado del problema de la pederastia, pero qué más dará: vosotros a vuestro deporte preferido.
    Yo seguiré situando el problema en sus justos términos, para solucionarlo, en vez de utilizarlo contra nada ni nadie.

  • Comentario por Roser Puig F 30.03.10 | 10:31

    Se trata de una guerra sin cuartel entre dos concepciones de Iglesia diferentes que, como todas las guerras, dejará muchas victimas por el camino. Víctimas que, en un lado y en el otro, pueden ser completamente inocentes. También, en los dos lados, puede haber intereses creados. Por lo tanto, estemos alerta quienes creemos sinceramente en el Evangelio de Cristo y esforcémonos en crecer en la fe, es decir, en ser adultos.

  • Comentario por Roser Puig F 30.03.10 | 10:29

    Muchos de ellos/as se defienden de quienes intentamos abrirles los ojos a la realidad diciéndose que somos “la fuerzas del Infierno “ que pretenden prevalecer contra algo que ellos/as consideran sagrado: la institución clerical. Y, por eso, se acusa de “ataque laicista” a quienes pretendemos pasar de un papado patriarcal, absolutista y oscurantista, con ídolos intocables, a una Iglesia de Cristo basada en la fraternidad y la luz. Naturalmente, quienes han optado por el Poder en lugar del Servicio a los hermanos y hermanas (como exigía Jesús a los suyos) no están dispuestos a perder lo que durante tantos siglos han disfrutado: prestigio, riquezas donadas por los fieles, privilegios de casta, inciensos, alabanzas, besamanos, reverencias etc. Y se presentan como “víctimas” de la persecución laicista ante los ojos de sus incondicionales. Se trata de una guerra sin cuartel entre dos concepciones de Iglesia diferentes que, como todas las guerras, dejará muchas victimas por el camino.

  • Comentario por Roser Puig F 30.03.10 | 10:18

    Según he entendido, Xabier en este post (sin dejar de poner en el centro a los menores abusados) ha interpretado la maldición de Jesús hacia los “escandalosos” referida a quienes hacen perder la fe a quienes tienen una fe infantil, poco adulta. Efectivamente, quienes forman parte del inmenso ejército de sumisos adoradores del papado, cuya actitud se conoce con el nombre de “papolatría” y que, por ello, no intentan siquiera juzgar si cuanto dice y hace el Sumo Pontífice (documentos pontificios, Catecismo, Derecho Canónico etc) refleja con fidelidad el Reino que nos anunció Jesús de Nazaret o si, por el contrario, responde a los intereses de una casta dominante, en un momento histórico y unas circunstancias determinadas, podriríamos decir que, esas personas, (la mayoría buenísimas y de muy buena fe) que se han quedado en una “fe infantil”, en cuanto descubren que, el ídolo en el que está basada, tiene los pies de barro, “pierden la fe”. Muchos de ellos/as se defienden de quienes inten

  • Comentario por noentiendo 30.03.10 | 03:50

    Sofía, la invito a que vea el capitulo 15 de la quinta temporada de la serie Dr. House.En este se trata muy acertadamente el tema de los sacerdotes acusados injustamente.

    Hoy como nunca he podido darme tiempo para participar asiduamente en este blog, pues tengo libre casi toda la semana. Pero ya es ya muy tarde y debo retirarme. Buenas noches, señora.

  • Comentario por noentiendo 30.03.10 | 03:43

    Sra. Sofía: No tolero el tuteo si no doy el permiso. Es una elemental norma de cortesía dar el Ud a un desconocido. Los ataques del posteador Justi vinieron desde el principio cuando me llamó basura. Ahora sale con otra vulgaridad. Si alguno en el blog quiere ser vulgar, que lo sea con su madre, su mujer o su amante, PERO CONMIGO NO. Y espero no se hable más del asunto.

    El blogger no tiene derecho a criticar el silencio eclesial ante los abusos sencillamente porque ÉL FUE PARTE DE ESE SILENCIO. Y al serlo puso en primer término el silencio sacral y el bienestar de los niños en segundo. Sin mala intención, pero lo hizo. No tiene autoridad moral ni para criticar a quienes de buena fe actuaron como él , ni tampoco para suponer que las normas eclesiales posponen al menor, olvidando que la Iglesia también tiene el deber a velar por los sacerdotes inocentes. ¿Habria él aprobado que la norma ignorara sus propios derechos ante una acusación de pederastía? ¡Seguro que no!

  • Comentario por Dr. Walter Aldana 30.03.10 | 03:30

    Mucho hablar para que no concluya en nada
    Los pederastas deben ser juzgados y sus autoridades permisivas tambien;
    Que castren mutilen el pene a todos los pedofilos.

  • Comentario por sofía 30.03.10 | 02:53

    No provoque usted Sr Noentiendo, y recuerde que donde fueres haz lo que vieres.
    Si aquí nos tuteamos problema nuestro. Ha entrado en un blog donde los que lo habitan desde tiempo inmemorial se conocen y se tutean -o creen conocerse y luego viene la rebaja, pero es lo que hay.
    Si no le gusta, ármese de paciencia y recuerde que cada cual tiene sus costumbres, y no venga pretendiendo cambiar a la gente. Límitese a argumentar que es lo suyo.
    Justi tiene razón en que Pikaza no pone a los niños en segundo lugar en ningún momento. Usted puede tenerla en que entonces no hay razones para no suponer que en algunos casos, al menos, se guardó silencio también con buena intención. Las razones para guardar silencio pueden haber sido muy diversas, pero todas ellas un error, como hoy tenemos clarísimo. Deja usted claro que no acusa a nadie de encubridor. Pues eso.

  • Comentario por noentiendo 30.03.10 | 00:21

    TE HE PREGUNTADO QUE DONDE PONE EN SEGUNDO PLANO PIKAZA A LOS NIÑOS O PERSONAS ABUSADAS

    En su "silencio sacral". Él también calló, en perjuicio de esos niños abusados. Puso a esos niños en segundo plano al preferir el prestigio sacro de la Iglesia. No tiene derecho a cuestionar el supuesto silencio del Papa ni el real o supuesto de cualquier obispo, puesto que hizo lo mismo que tanto critica: OCULTAR. No hubo mala intención en él, ¿por qué no puede Ud. guardar al Papa y a los Obispos la misma consideración que al blogger, a quien nadie aquí acusa de encubridor, ni siquiera yo?.

    "HAY MOMENTOS QUE A TODOS "NOS PATINAN LAS NEURONAS Y CREO QUE A TÍ TE PATINAN BASTANTE EN ESTOS DIAS "

    Le voy a agradecer en primer lugar que no me tutee, pues no le he dado ese permiso. Y absténgase de frases "coloquiales" sobre mis neuronas u otra parte de mi cuerpo. Ya sabe que no tengo mucha paciencia y devuelvo ocho por una. No provoque.



  • Comentario por PIKAZA, COMO TODOS LOSS TEÓLOGOS PROGRES, CONTRA LA IGLESIA 30.03.10 | 00:07

    Hace pocos días una laicista ha dejado escapar la intención. Ha escrito: «La entidad de la difusión del abuso sexual de niños de parte de sacerdotes socava la misma legitimidad de la Iglesia católica como garante de la educación de los más pequeños». No importa que esta sentencia carezca de pruebas, porque se esconde cuidadosamente «la entidad de la difusión»: ¿uno por ciento de sacerdotes pedófilos?, ¿diez por ciento?, ¿todos? No importa ni siquiera que la sentencia carezca de lógica: bastaría sustituir «sacerdotes» con «maestros», o con «políticos», o con «periodistas» para «socavar la legitimidad» de la escuela pública, del parlamento o de la prensa. Lo que importa es la insinuación, incluso a costa de lo grosero del argumento: los sacerdotes son pedófilos, por tanto la Iglesia no tiene ninguna autoridad moral, por ende la educación católica es peligrosa, luego el cristianismo es un engaño y un peligro.

    Esta guerra del laicismo contra el cristianismo es una batalla cam...

  • Comentario por justi.arcoiris 29.03.10 | 23:45

    ◦Comentario por noentiendo 29.03.10 | 22:30
    Justi: Picaza reconoce que calló ante los casos de pederastia de los que tuvo conocimiento. Aduce incluso el "silencio sacral". ¿Cómo se llama eso?

    Esto se llama "una chorrada que dice usted ,confundiendo y liando la madeja

    TE HE PREGUNTADO QUE DONDE PONE EN SEGUNDO PLANO PIKAZA A LOS NIÑOS O PERSONAS ABUSADAS

    Dás mas vueltas que un molino y ya o sabes las "revueltas que llevas dadas " HAY MOMENTOS QUE A TODOS "NOS PATINAN LAS NEURONAS Y CREO QUE A TÍ TE PATINAN BASTANTE EN ESTOS DIAS
    "NO MEZCLES CHURRAS CON MERINAS

  • Comentario por Felipa 29.03.10 | 22:58

    El que tenga cojones y esté sin pecado que tire la primera piedra a San Benedicto y a su Iglesia.

    Coño ¡.

  • Comentario por cristiana-miguela-rafaela 29.03.10 | 22:54

    Noentiendo, no, no es razonable, pero es sagaz. ¿comprendes?
    Lo que esta bien esta bien, y lo que esta mal, esta mal.
    Y cuando el que causa mal es un alta alcurnia en politica, rico, etc ,se le elogia y no se le debe de benerar, ni de elogiar, porque lo que esta mal, esta mal.
    En todo caso decir, no lo hicistes bien, pero esta bien rectificar.

  • Comentario por noentiendo 29.03.10 | 22:30

    Justi: Picaza reconoce que calló ante los casos de pederastia de los que tuvo conocimiento. Aduce incluso el "silencio sacral". ¿Cómo se llama eso?

    No todos los que guardaron silencio tuvieron como objeto el encubrir a delincuentes. Solicito para Benedicto XVI el mismo trato que ustedes dan al blogger- suponiendo que este Papa también haya guardado ese "silencio sacral"- , o al menos el beneficio de la duda. Se despedaza al supuesto encubridor, pero al CONFESO DELINCUENTE SOLICITADOR FERNANDO LUGO, PRESIDENTE DE PARAGUAY , que abusando de su cargo de Obispo engendró hijos con jovencitas, ocultó su paternidad y encima le negó el pan a estos hijos para farisaicamente ostentar una generosidad inexistente , se le defiende como si fuera víctima y encima de destaca su "trayectoria". ¿Es esto razonable? No. Aberrante.


  • Comentario por justi.arcoiris 29.03.10 | 22:22

    sigue justi
    c)hable de lo que hable "simpre pluralizo y aseguro que nadie puede "tirar la primera piedra ....todos somos capaces "de hacer de todo ....solo hace falta que "se dén las condiciones .....QUE EN CASO DE ABERRACIONES ...SUELE SER "CUANDO ESTAMOS ENFERMOS "

  • Comentario por noentiendo 29.03.10 | 22:20

    Alredol: El sacerdote está obligado a NO ABSOLVER si no hay arrepentimiento. Con todo, puede condicionar la absolución al hecho de que el pederasta se entregue a la policía. Como los traumas que sufrí por ser víctima de un solicitador fueron terribles en su momento, me dejé llevar por el odio y el sacerdote no tuvo ningún problema en negarme la absolución en tres ocasiones. Menos mal que lo hizo, pues pude reaccionar. Bendigo a Dios por ese sacerdote que , al no absolverme, fue fiel a su ministerio, de otra manera quién sabe si en estos momentos sería yo miembro honorario del gremio de Maciel y Cía .

  • Comentario por justi.arcoiris 29.03.10 | 22:16

    Pego el comentario ,dirigido a "noentiendo " del post anterior


    ◦Comentario por justi.arcoiris 29.03.10 | 16:32
    No entiendo a "noentiendo " ¿ por ser víctima ,no puedes recibir ninguna lección ? yo creo que TODOS PODEMOS RECIBIR Y DAR ,NO PRECISAMENTE LECCIONES ...PERO SI NUESTRAS OPINIONES ,PENSAMIENTOS ,VIVENCIAS ETC....."sobre cualquier tema a tratar ,no tenemos que cioncidir ,pero si respetar a todos
    Yo se muy bién lo que te he dicho a ti ¿pero donde has visto que Pikaza "no ponga en primer plano a las víctimas ? me gustaría que pusieras "el párrafo donde lo has leido
    Mis comentarios los puedo pegar todos ,porque está por la primera vez
    a) que generalice
    b)respeto a muchas personas de la Iglesia como de cualquier colectivo ...porque en TODOS ,HAY DE TODO
    c)hable de lo que hable "simpre pluralizo y aseguro que nadie puede "tirar la primera piedra ....todos somos capaces "de hacer de todo ....solo hace falta que "se d...

  • Comentario por noentiendo 29.03.10 | 22:10

    Alredol, conozco a muchos peruanos y nunca he escuchado lo que usted asegura, fuera de que allá han habido muchos sacerdotes norteamericanos de Meryknoll, pero no ingleses. Hasta donde sé en esta parte del hemisferio hay más españoles. De repente pudo suceder lo que Ud. dice. No sé. Con todo, recuerde que los mismos anglicanos veneran a Santo Tomás Becket. Le doy este link:

    http://www.comunionanglicana.org/

  • Comentario por alredol 29.03.10 | 22:05

    Lo del RU se refiere a abusos sistematicos en varias instituciones resindenciales laicas para niños en "acogida".
    Responderé a algo a lo que creo refirió "noentindo". El secreto profesional es algo que se puede usar para ocultar incompetencia o cosas peores. Mi opinión es que se debe guardar en cuanto a sentimientos, ideas o conductas pasadas, pero no siempre con respecto a conductas presentes o indicadores de riesgo de tales conductas en el futuro. En algunos sitios hay una obligación de seguir protocolos ante la presencia de tales indicadores si hay riesgo a menores, y el facultativo puede ser suspendido de su puesto si no las sigue. La valoración de riesgo a menores crea muchos problemas pero la situación se alivia cuando se siguen protocolos de derecho civil, de protección al menor, sin necesidad de invocar derecho criminal que conlleva normas mucho más estrictas. Por desgracia en España parece ser que hay que probar delito para actuar, sea en corrupción política, abusos etc

  • Comentario por alredol 29.03.10 | 21:38

    El conflicto me recuerda aquel entre Enrique II de Inglaterra y Thomas à Becket, pues el objeto de ese gran rey era el poder y detrás de las del obispo el excluir a eclesiásticos del juicio terreno por crímenes comunes. Rapido le hicieron santo!!!
    El NYT ignora los casos de abuso y su encubrimiento, por ejemplo en los 80 en el R. U. y el Papa persiste en usar la fe en Dios para defender conductas tambien encubridoras. Los que nos educamos en colegios de curas supimos de curas tocones y de extraños traslados de "tal" a Peru, y cosas por el estilo. El encubrimiento era una política habitual. Pero también lo era con algún amigo laico de.... Y también conocimos a "hermanos" que nos dieron mucho y hoy sospechamos que los abusos a menores continuan en instituciones laicas, gimnasios, internet y familias desestructuradas y quizás en el trabajo en 3r mundo incluidos religiosos. Mejor que se pararan los abusos de HOY, sean quien sean los que los perpetran.

  • Comentario por cristiana-miguela-rafaela 29.03.10 | 21:34

    Yo creo que la iglesia va a mejorar, y que todos tenemos que apoyar a la iglesia. Tambien creo que todo esto de lo que se esta hablando , como dice Pikaza, sirve para mejorar la iglesia, " no es cotilleo " es hablar en la verdad, las cosas que no estan bien pues se tienen que hablar, y por supuesto no cerrar los ojos a los curas pederastas, pero hay muchisimos curas en la iglesia que son muy buenas personas, asi que aunque esten endignados muchas personas por las cosas que han pasado, las cosas no se arreglan alejandose de la iglesia, sino hablando, cambiando cosas, y apoyando a la iglesia, ya que tambien la iglesia cristiana, catolica o no catolica, es una iglesia a la que DIOS y confia que mejore, y por supuesto puede mejorar, y es una iglesia que apoya al pobre, al projimo, y apoyar al projimo es uno de los Mandamientos principales de Dios.

  • Comentario por cristiana-miguela-rafaela 29.03.10 | 21:24

    Andres, Jesús vino al mundo para decir, que el que pecara...que supiera que tenia que pedir perdón, y que Dios le tendria en cuenta sus pecados, lo tenemos escrito en los EVANGELIOS, Dios es cierto no condena eternamente, pero el pecador para poder tener vida despues de esta vida, tiene que estar arrepentido, y los que se mueren sin arrepentirse y los que han causado mal, cuando ven donde van, se arrepienten en seguida, puedes estar segurisimo que esto es verdad, pero como han cometido pecado, pues tienen su " penitencia " que es estar con alguna " tara" porque estar en el Sol, no es cualquier cosa.
    Y todo esto, no me lo estoy inventando yo, esta en los EVANGELIOS.
    Por supuesto tenemos que ayudar a los " taraos" y es verdad, que todos somos pecadores, pero no todos los pecados son iguales, unos pecados son normales...y otros son maldades, y no es lo mismo..

  • Comentario por noentiendo 29.03.10 | 21:19

    A ver, señora Carmen, ni sé de qué país es usted ni a qué viene eso de "tufillo". Guarde las formas y no provoque.

    La mejor manera de proteger a los niños de la pederastía no es sólo protegiéndolos de los pederastas, SINO EVITANDO QUE SURJAN PEDERASTAS. ¿Cómo evitar que un niño abusado-como Maciel- se convierta en la sabandija al cuadrado en la que se convirtió éste? Es sabido que la gran mayoría de pedestastas fueron abusados en su infancia, así que NO ENTIENDO el que se me reproche sacar a colación su caso,

    Esto es lo que hay que trabajar. Pero nadie dice nada sobre el tema. antes bien se echa más leña al fuego sobre solicitadores muertos en lugar de arremeter contra solicitadores vivos, como es el caso de un canalla llamado Fernando Lugo, presidente de Paraguay. Ese tipo sí que es verdaderamente repugnante. Raro que ni usted ni la señora Roser digan una palabra sobre tal miserable que encima le niega el pan a los hijos que engendró con menores.

  • Comentario por alredol 29.03.10 | 21:14

    Creo Andrés que hay que separar lo que pertenece a Dios y al Cesar. Puede que un pederasta se arrepienta y no se condene pero sabemos que no se cura y que no debe ser dejado a solas con niños.
    Esta falta de separación es lo que está llevando a un enfretamiento entre una campaña liderada por el NYT y satelites como El Pais, que lleva a la gente corriente a pensar que es la reilgión y el celibato son los que llevan a la pederastia, y el Vaticano que aun ahora sigue usando la fe, la gracia etc como justificación de conductas de torpe encubrimiento y muy poca caridad hacia las victimas. Creo que muchas de estas deben estar sufriendo intensamente de un conflicto de lealtades.
    Algunos de los niños abusados eran particularmente vulnerable por su condición de minusvalidos o por pertenecer a familias abusivas o negligentes y dependientes en profundidad de aquellos que les cuidaban. Algunos es posible que se identificaran con sus agresores y tornaran ellos mismos pedofilos o cinicos.

  • Comentario por Carmen Hernándes 29.03.10 | 20:18

    La Fe, nada tiene que ver con sacerdotes, sino con D*s, y cuando se pone la fe en ciertas personas esta se derrumba tarde más o tarde menos...
    Este ha sido el mal que la ICAR.S.A nos ha hecho a las personas de fe Cristianas y Católicas, nos han confundido duranre milenios para asegurar su hegemonía.
    Los docuemntos estos solo se hancreado para salvaguardar el pellejos de los pederasta, los asesino de inocentes, de no haberlos no hacía falta ni necesidad de hacer un documento como este
    Y si el confesionario no hubiese sido un buzón para estos, tampoco... Porque se confiesa, se da el perdón y acto seguido se lleva este delito al Juzgado de Guardía, esos son los pasos para que de verdad seamos perdonad*s, cuando las victimas están resarcidas del daño, ante no pued existir perdón que valga, todo lo demás es marear la perdiz y ahora busacas chivos expiatorios en el celibatos, y pedir la misericordía que esto no han sendito al mentir y difamar a las victimas.
    ¡Que asco...

Solo se muestran los últimos 40 comentarios

Miércoles, 30 de julio

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Julio 2014
LMXJVSD
<<  <   >  >>
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031   

Sindicación