El blog de X. Pikaza

(Pablo 17). Tres identidades al servicio de una humanidad

Hemos visto en "Pablo 16" la experiencia central de su vida, como luz que le cegó para alumbrarle de un modo más alto, de manera que pudo sentirse recreado, rompiendo las conexiones anteriores de un sistema cerrado en sí mismo (cf. Flp 1, 15-26). Esa ruptura le hizo capaz de encontrar nuevas y más hondas relaciones con los cristianos helenistas a quienes había perseguido. Ella le vinculó con Pedro y con los Doce (representantes de la primera iglesia de Galilea) e incluso con Santiago (los hermanos más cerrados de Jerusalén). Ella le hizo capaz de vincularse con todos los hombres y mujeres, de manera que tuvo tres identidades básica (fue judío, griego y romano), teniendo también otras que no pudo desarrollar plenamente, como vimos al hablar de su misión entre los árabes (en Gal 1, 17) o como él mismo dice cuando afirma que le gustaría ser bárbaro entre los bárbaros (Rom 1, 14; cf. Col 3, 11). No quiso presentarse como fundador de un club exclusivo de limpios, sino como hermano de todos los hermanos y discípulos de Jesús, testigo de su humanidad abierta a todos (cf. 1 Cor 15, 3-8). Desde ese fondo proclamó y extendió su evangelio de gracia (de perdón universal de Dios), siendo judío, griego, romano (árabe, bárbaro...), es decir, hombre de Cristo.

>> Sigue...


Domingo 1. 3. 09 (b). No me ha dicho eres polvo, sino cree en el Evangelio

Domingo 1 de Cuaresma. 2009. Macos 1, 14-15. Ayer he presentado la primera parte del comentario al evangelio del domingo (Mc 1, 12-13). Hoy quiero comentar la segunda parte. Jesús ha superado la prueba de Satán y puede comenzar su ministerio, precisamente después que entregan (matan) a Juan Bautista. de esa manera, los cuarenta días de la cuaresma de Jesús (cuaresma viene de quadragesima, cuarenta) se amplían a lo largo del tiempo de su misión. Las palabras centrales de ese evangelio han sido retomadas por la liturgia del Miércoles de Ceniza, cuando el celebrante pone la ceniza sobre la frente del cristiano y dice “convertíos y creen en el evangelio”. Así lo dijo este miércoles el canónigo de la Catedral de Burgos al ponerme la ceniza. Por eso quiero comentar el sentido de esta palabras, que están tomadas de la segunda parte del evangelio de Primer Domingo de Cuaresma. Antes, cuando era niño, el buen cura Abadiño me decía, sonoro latín: “memento.. recuerda que era polvo, y al polvo has de volver”. Anteayer, el canónigo serio de Burgos me ha dicho “cree en el evangelio”. Así ha comenzado este año mi cuaresma. Así deseo que empiece la vuestra (Para curiosos: en la izquierda he puesto la rana caresmal de Salamanca, a la derecha el amor que triunfa en la cuaresma).

>> Sigue...


Domingo 1. 3. 09 (a). La cuaresma de Jesús

Domingo 1º de Cuaresma. Ciclo B. Año impar (Mc 1, 12-15). Cada sábado, vengo ofreciendo en este blog un comentario exegético (a veces algo especializado) a las lecturas (especialmente al evangelio) de cada domingo, según la liturgia católica. Varias veces me han pedido que adelante el día, y ponga el comentario el jueves, para que los lectores atentos, especialmente los presbíteros y predicadores, tengan tiempo para preparar la liturgia del domingo. Me he resistido, porque prefiero centrarme en el domingo como tal (no empezar el jueves) y, sobre todo, porque el jueves es el día en que aparecen las homilías más hermosas de mi amigo Fray Marcos (http://www.feadulta.com/index.htm). De verdad os digo a todos mis lectores de blog: si de verdad queréis saborear el domingo de un modo cristianos, leed lo de Fray Marcos. Pero he pensado que él no se enfada si yo pongo mi texto también en su días, de manera que el jueves pueda ser, como alguien me ha dicho, el día de Marcos y Pikaza. Pues ahí va. Hoy comienzo presentando la primera parte del comentario a Mc 1, 12-15. El texto del domingo es corto, pero contiene dos unidades significativas: la cuaresma/tentación de Jesús en el desierto (Mc 1, 12-13) y su mensaje en Galilea (Mc 1, 14-5). Del mensaje en Galilea trataré mañana. Por eso he puesto en el título un (a). Mañana será (b). Que empieza bien la semana para todos, con la cuaresma de Jesús según Marcos.

>> Sigue...


(Pablo 16). Cuaresma, Vocación al Amor universal (católico)

25.02.09 | 07:49. Archivado en Espiritualidad, Amor, personajes, Liturgia

He hablado y seguiré hablando de Pablo, mientras siga este año, que es su centenario. He llegado a Corinto y aquí voy a detenerme por unos días (Pues ha llegado la Cuaresma), para hablar del amor con Pablo, a la luz de 1 Cor 13. A todos nos une, en una línea, Jesús resucitado (como vimos ayer en 1 Cor 15, 1-9). A todos nos une, en otra línea, y con la misma fuerza, el único amor de Dios y de la vida, que nosotros hemos descubierto en Cristo. De ese amor trataré por unos días, presentándolo como tema clave de cuaresma de la mano de Pablo. La única cuaresma y purificación (penitencia) en la Iglesia es aprender a amar, para poder celebrar la pascua. Empieza hoy, Día de la Ceniza,Puerta de Cuaresma Pascual, el cursillo de amor con Pablo. Para eso, antes de comentar 1 Cor 13, quiero volver a los principios de la conversión/vocación de Pablo, que, según iré mostrando, ha sido de hecho (aunque él al principio quizá no lo supiera) una vocación para el amor.

>> Sigue...


(Pablo 15). Un mismo dogma (Cristo), distintas formulaciones

24.02.09 | 07:47. Archivado en Iglesia Instituciones, hombre, Nuevo Testamento, personajes

Ayer ofrecí un esquema de la gran tarea de Pablo en Corinto. Gracias a Dios, aquella fue una comunidad llena de tensiones, de grupos con ideas distintas, de fuertes conflictos, con formas distintas de entender la "pascua de Dios", es decir, el paso y presencia de Dios en la vida de los hombres. Pablo no creó en la gran ciudad del puerto de los dos mares (Egeo y Tirreno), con mansiones de ricos comerciantes y míseros mendigos (miles de mendigos y pobres) de todas las razas del mundo, una comunidad de sumisos devotos clonados, sino un hervidero de ideas, esperanzas y experiencias distintas del único Cristo. De casi todo se discutió en aquellas comunidades y, en especial, se discutió sobre la muerte y la vida desde Cristo. Algunos decían que había llegado ya Dios y no había lugar para la muerte ni para una forma de resurrección futura. En ese contexto, asumiendo las tendencias de los diversos gruposcon distintas visiones de Dios y de la vida, Pablo traza un “mínimo" (y un máximo) cristiano que todos han de aceptar para llamarse tales: ¡Creer que Jesús murió y resucitó, aunque cada uno, cada grupo, lo ha visto sentido de un modo distinto! Todo lo demás se puede discutir, ésta es la base y compendio de la verdad cristiana.

>> Sigue...


(Pablo 14). Corinto, una gran tarea

23.02.09 | 08:01. Archivado en Iglesia Instituciones, Nuevo Testamento, personajes

Como supone Hch 18, 1-17, Pablo pasó gran parte de su última misión en Corinto, donde estuvo primero dos años (50-52 d.C.) y volvió después por lo menos otras dos veces, el año 54 (visita intermedia) y de nuevo el 56, desarrollando allí una parte considerable de su obra mesiánica. Además, él mantuvo con los corintios una correspondencia intensa, apasionada, larga, que se contiene en dos cartas: la primera (1 Cor) parece unitaria y ha sido escrita en torno al año 54; la segunda (2 Cor) parece compuesta a partir, al menos, de dos cartas menores (una del año 54 y otra del 56), reunidas por un redactor.

>> Sigue...


Que la iglesia no se mire al ombligo (con Pedro Zabala).

22.02.09 | 08:29. Archivado en Iglesia Instituciones, Jesús

Pedro Zabala me ha enviado una de sus reflexiones incisivas sobre “mirarse al ombligo” y voy a publicar en lo que sigue. Pero antes quiero introducir una breve reflexión desde la perspectiva de la iglesia. Todos nos miramos al ombligo, es evidente; así estamos hechos, nos creemos y somos de algún modo el centro del universo redondo y queremos que todo gire en torno a nuestro redondel inflado; cuando esa mirada se vuelve obsesiva nos volvemos locos y corremos el riesgo de estallar por dentro; por eso es necesario poner nuestros ojos en otros horizontes. Jesús vino para que dejáramos de mirarnos así, para que volviéramos los ojos hacia el Reino de Dios, lo que significa volverlos a otros hombres y mujeres (pobres y enfermos, cojos y mancos…); vino para que supiéramos que el ombligo del mundo son aquellos que sufren y no tienen quien les acompañe; por eso, por centrar su vida en los demás (los hijos de su Dios) y no su ombligo o el ombligo de los poderosos de turno (el hieros de Jerusalén o el ómphalos de Atenas/Roma) le mataron. Pues bien, nuestra Iglesia, como es normal, ha corrido y está corriendo también el riesgo de mirar hacia su ombligo; pero ella tiene el poder de Jesús para superar esa falsa mirada.

>> Sigue...


Domingo 22. 2. 09. Paralíticos en la iglesia ¡Levántate y anda!

Domingo 7. Tiempo ordinario. Ciclo B. Mc 2, 1-12. El texto de este domingo, que ha suscitado discusiones e ilusiones desde el comienzo de la Iglesia, nos sitúa ante un paralítico con amigos (camilleros), a quien Jesús (viendo la fe de ellos) le dice: ¡Perdonados te son los pecados, levántate y anda! Es un texto sorprendente, que ilumina como un rayo la tiniebla del pecado y la parálisis de una humanidad que se empeña en discutir sobre temas sacrales o banales, mientras algunos (los escribas de turno) se aprovechan de la situación y los paralíticos siguen (seguimos) atrapados e inmóviles, en camilla/capilla ante la muerte. Es evidente que, si creyéramos (si hubiera personas que creyeran en nosotros, como los camilleros de esta historia), si Jesús estuviera en nuestra casa, podríamos andar. Pero son muchos los que piensan que somos una sociedad de paralíticos quejosos, incapaces de tomas al hombro nuestros lechos y andar, como Jesús quería. ¿Será que no tenemos camilleros? ¿Será que Jesús no está en la casa? ¿Será que no creemos ni queremos caminar? Quien quiera entender mejor esta historia (nuestra historia), lea el texto de Marcos, siga pensando después en la línea de lo que yo le diga (o piense por su cuenta, si es que lo prefiere). Buen fin de semana, sábado y domingo, un fin de semana largo, judío y cristiano.

>> Sigue...


(Pablo 13). Discurso de Atenas: cultura y cristianismo

20.02.09 | 08:19. Archivado en Iglesia Instituciones, personajes, Papa, obispos

Éste es el discurso culturan más importante del Cristianismo y quizá de la cultura social y religiosa de occidente. Presenté ayer el tema, la situación y circunstancia. El amable lector habrá visto que pienso que Pablo no pudo pronunciar de esta manera este discurso,pues no responde a su situación histórica, ni a su “forma de pensar” y de actuar, sino que ha sido creado por Lucas, unos cuarenta o cincuenta años después de los hechos. Ciertamente, Pablo ha estado en Atenas y ha sufrido. Más aún, es muy posible que haya entrado en los fondos sociales y culturales de la ciudad, que seguía siendo (simbólicamente) el centro cultural del mundo, pero no quiso “convertir a su “inteligencia”, no entabló un diálogo cultural directo con el “areópago” (lugar de la condena de Sócrates). Todo nos permite suponer que a su juicio no había tiempo para convertir la cultura griega, sino para llamar a grupos de pobres y perdidos del mundo, para seguir esperando a Jesús, que venía “ya”. El resto de la historia la resolverá el mismo Jesús. Pero Lucas, pasados los años, tuvo que aprovechar la ocasión y “hacer decir a Pablo” lo que él (Lucas) habría dicho desde la perspectiva de Pablo. Éste es el primero de los grandes discursos culturales del cristianismo. Aquí está en ciernes todo el pensamiento posterior del Cristianismo, con su grandeza y sus límites. Aquí está el principio de lo que harán y dirán Orígenes y Agustín, Tomás y Lutero, Hegel y Benedicto XVI (Discurso de Ratisbona)…, cada uno con sus variantes. Pero antes de entrar en los temas concretos del diálogo cristiano con la cultura leamos y entendamos el discurso. Buen día a todos, buen viaje por Atenas. ¿Qué decís de este discurso del Pablo lucano? ¿Qué habría dicho el Pablo-Pablo de haber estado allí? (Imagen: se rieron de Pablo en el Areópgado, aplauden a Benedicto XVI en la ONU ¿Avanzamos?))

>> Sigue...


(Pablo 12). Mientras espera y sufre en Atenas.

19.02.09 | 08:53. Archivado en Iglesia Instituciones, Biblia, Nuevo Testamento, personajes

En los dos días anteriores he presentado 1 Tes, desde la perspectiva del mensaje y esperanza de Pablo. Hoy y mañana quiero hace un paréntesis y hablar de Atenas. Tenemos dos versiones de lo sucedido en Atenas. la de Pablo, que sólo acentúa el silencio y la soledad, el dolor y el gozo de su estancia en la ciudad, sin referirse a su cultura. Curiosamente, está en Atenas, pero sólo se preocupa de Tesalónica. Es como si Atenas en sí no le importara. Pues bien, la versión de Lucas ha introducido en ese contexto (en la estancia de Pablo a Atenas) una de las escenas más importantes del Nuevo Testamento y de la historia de la cultura de occidente: el Discurso de Areópago. Hoy trataré del contexto. Mañana del discurso estrictamente dicho. Éste es uno de los momentos centrales de la cultura de occidente: el Evangelio y Grecia van a encontrarse (separarse y unirse) en un proceso que aún (año 2009) no ha culminado.

>> Sigue...


(Pablo 11) Tesalónica 2 ¿Cómo esperar, si no cambia nada y los amigos han muerto?

18.02.09 | 07:59. Archivado en Biblia, Jesús, Nuevo Testamento, personajes

Ayer hablé de Tesalónica como ciudad de la esperanza, que el mismo Pablo había sembrado en los cristianos al decirles que se habían convertido a Dios y que podían ya esperar, sin miedo, porque Jesús vendría pronto y les tomaría con él y les llevaría en el aire a la gloria del Reino de Dios. No les habló de ir a Jerusalén para esperar allí al Mesías; no hacía falta, pues toda tierra es tierra de Dios; no hacía falta, pues Cristo vendría muy pronto para tomarle y llevarles a su gloria. Con esa esperanza les dejó, mientras se iba anunciar la misma venida de Cristo, en otras ciudades de Macedonia y de Grecia (Acaya), diciéndoles “hasta luego”. Pero ese “hasta luego” se iba haciendo largo y algunos murieron, mientras arreciaba la persecución. Llegaron otros grupos de judíos combatiendo su doctrina, se sintieron inseguros y por eso escribieron a Pablo, cuya carta de respuesta (1 Tes) estamos comentando. En esa línea presentaremos primero el sentido de la persecución y después volveremos a hablar de la esperanza: ¿cómo esperar si todo sigue igual y además nos persiguen y los amigos han muerto?

>> Sigue...


(Pablo 10). Tesalónica, una ciudad para esperar a Jesús

La siguiente ciudad en el camino que lleva desde Asia Menor por Macedonia, al centro y sur de Grecia, es (Te-)Salónica donde Pablo estuvo un tiempo (hacia el 49-50 d.C.), como dice Lucas en Hch 17, 1-15, creando una comunidad de cristianos mesiánicos, que esperaban la llegada inminente de Jesús, que vendría a liberarles. Llena de entusiasmo hacia el Cristo que llega a liberarles quedó la comunidad cuando Pablo siguió su camino. Poco después, hacia el año 50-51 (uno o dos años después de pasado por la ciudad y de haber creado su iglesia), escribió Pablo una carta a los tesalonicenses, desde Corinto, donde se había detenido de manera más prolongada. Ésta es su primera carta el primer escrito cristiano que conservamos, redactado a los veinte años de la muerte de Jesús.Esa carta nos lleva al corazón del mensaje de Pablo: ha creado comunidades de cristianos "para que esperen a Jesús".. Seres que viven a la espera de Jesús, eso son los cristianos.

>> Sigue...


(Pablo 9). Filipos. Los primeros cristianos conocidos de Europa

16.02.09 | 08:28. Archivado en Iglesia Instituciones, Nuevo Testamento, personajes

Parece claro que los cristianos habían llegado antes a Europa (lo que hoy llamamos Europa), quizá hasta Roma, conforme a la visión que ha presentado Hechos 2 (con la primera geografía cristiana de Hechos). Es posible que hubieran venido hasta Roma, como sabemos por otros indicios. Pero eran judeo-cristianos, de la línea de Santiago, que parecen haber sido causa de disturbios en Roma, en tiempo de Claudio (41-54 d. C.). Pues bien, los primeros cristianos conocidos de “Europa” son los de Filipos, donde Pablo llegó hacia el año 49-50, procedente de Galacia.

>> Sigue...


(Pablo 8). Tuvo que dejar a Pedro. Misión en Galacia

Hace dos días (en el tema Pablo 7) he presentado el acuerdo de Jerusalén, diciendo que, conforme a la visión de Santiago, los cristianos necesitan a los judíos (para ser buenos cristianos) y los judíos necesitan a los cristianos para ser buenos judíos. Pero después, en la práctica, la convivencia es difícil: hay tensiones, surgen problemas. Así lo mostré hace unos días en “Pablo 6”, al presentar la ruptura entre Pedro y Pablo en Antioquia, según Gal 2. Fue una ruptura todavía no resuelta; ella ha marcado toda la vida posterior de la Iglesia. Pero fue una ruptura providencia, pues hizo posible la misión de Pablo Galacia, el comienzo de las iglesias paulinas.Pablo tuvo que dejar a Pedro por un tiempo, tuvo que separarse, para hacer iglesia. Hay rupturas que son más valiosas que las concordias ficticias, siempre que se hagan por amor, para bien de los demás.

>> Sigue...


Domingo 15. 2. 09. Jesús le cura, el leproso le enseña. Obedecer desobedeciendo

6º domingo de tiempo ordinario. Mc 1, 40-45. Jesús está en el campo, en una tierra llena de leprosos, expulsados, que no pueden entrar en la sinagoga, ni en los pueblos. El mundo está lleno de impuros que no pueden integrarse en la sociedad, pues ellos son distintos y la sociedad no les acoge. Entre los “asociales” está ese leproso, un hombre de piel impura. No sabemos si su enfermedad es lo que actualmente se llama en medicina lepra (causada por el bacilo de Hansen). Sea como fuere, se trata de una afección a la piel, que suele tomar un color distinto, produciendo un tipo de escamas. Es una enfermedad de marginación social y sacral. Es una enfermedad del enfermo (es evidente); pero es también, y sobre todo, una enfermedad de la sociedad que no le acoge, sino que le registra entre los impuros y le mantiene separado Pues bien, Jesús se acerca donde nadie se acerca: viene hasta el leproso y le admite (le cura).Todo lo que sigue es consecuencia. El leproso enseñará a Jesús un camino que Jesús antes no sabía, un camino de evangelio, de ruptura con los sacerdotes.

>> Sigue...


(Pablo 7) Jerusalén 49: cristianos necesitan a judíos (y viceversa)

Los líderes cristianos con el pueblo (en una versión cristiana del SPQR) se reunieron en Jerusalén el año 49 para resolver algunos problemas candentes. Ayer presente la versión del “concilio” de Jerusalén, desde la perspectiva de Pablo (Gal 2, 1-10). Para valorar mejor el tema quiero presentar hoy la versión de Lucas (Hch 15). En aquel momento, la iglesia de Jerusalén (dirigida por Santiago) aparecía como portadora de máxima autoridad en las Iglesias, pero ella no impuso su forma de ser a las demás, sino aceptó como seguidores mesiánicos de Jesús (herederos de las promesas de Israel) a los cristianos de la gentilidad, aunque no sean judíos, ni se circunciden, ni cumplan gran parte de la «Ley» que Dios habría prescrito para su pueblo. Por su parte, las iglesias de la gentilidad aceptan la raíz judía de su fe, manteniendo la comunión con Jerusalén. Este «concilio» constituye el centro temática del libro de los Hechos y de la historia de Los primeros cristianos. En este momento, el protagonista es Santiago, de manera que muchos le han llamado el “primer Papa” de la Iglesia católica. Papa, en el sentido de Lucas, es el que acepta a los demás como distintos; quien impone su forma de ser eclesial no es Papa sino dictador de barrio.

>> Sigue...


(Pablo 6). De las cinco llagas a la "ruptura" de Pablo con Pedro

12.02.09 | 09:06. Archivado en Iglesia Instituciones, Biblia, personajes, Papa, obispos

He introducido en el blog una serie de reflexiones sobre la “casa de Pedro” a partir de Marcos 1, 29-39, desembocando en las “cinco llagas de la casa de la iglesia actual” de la mano del Beato Rosmini. Un cuaderno de Cristianismo y Justicia (que me ha mandado J. M. González y que está en http://www.fespinal.com/espinal/llib/es153.pdf) contiene un comentario más extenso de las cinco llagas, que serían. 1.El olvido de la centralidad de los pobres. 2ª. El jerarcocentrismo en detrimento de una Iglesia como pueblo de Dios. 3ª. El eclesiocentrismo que olvida la necesaria apertura al mundo, a sus aspiraciones y sus problemas. 4ª. La división de los cristianos. 5ª. La helenización del cristianismo de la que surge la intolerancia, esto es, la angustia de no tener razón. Pero yo he querido dejar hoy el tema de las llagas y caminar con Pablo, siguiendo la serie de hace unos días. Empiezo con la misión de Antioquía... para terminar recordando la ruptura necesaria entre Pablo y Pedro. Precisamente para bien de Pedro y de todos... Pablo tuvo que marcharse y caminar a solas, inventando iglesia. Muchos piensan que el tiempo de Pablo, que se separa de Pedro (por amor a la Iglesia y al mismo Pedro, es como el nuestro. Hay un amor y un evangelio que exige rupturas y exploraciones de caminos nuevos.

>> Sigue...


Beato Rosmini: Las Cinco llagas de la Santa Iglesia

11.02.09 | 07:39. Archivado en Iglesia Instituciones, Santos, Nuevo Testamento

Ayer he presentado los trece poderes de la Iglesia y como el texto era largo lo dejó ahí, como base de posible reflexiòn. Hoy quiero presentar las cinco llagas de la misma Iglesia (y en especial de su Curia y Jerarquía), dejando ya mis palabras y tomando para ello las de un libro famoso de Antonio Rosmini, primero condenado por el Santo Oficio (y metido en el Índice) y luego beatificado. Rosmini ha sido para muchos de nosotros una lectura refrescante, antes y después de haber sido "rehabilitado". Las cinco llagas que él vio en la Iglesia Jerárquica siguen estando ahí, aunque muchos no las vean. Así me lo decía un día C. Nigro, famoso profesor de la Universidad de la diócesis de Roma (el Laterano) .

>> Sigue...


El Vaticano, un Estado espiritual y material. Los trece poderes

He presentado estos días el tema de la Casa de Pedro, con su suegra (según el evangelio de Marcos) y he visto que el tema interesa a mucha gente. Pues bien, la casa de Pedro es ahora la Curia Vaticana: Edificio, Estado, Institución de poder religioso. Ciertamente, esa Casa puede tener y tiene un fundamento evangélico, como se escribe en su cúpula: “Tu es Petrus et super hanc petram...” (Mt 16, 18: “Tú eres Pedro y sobre esta piedra…”). Pero es posible que esas palabras y esa piedra deban entenderse de otra forma. Sea como fuere, los treces poderes del Papa y de la Curia Vaticana han dependido del despliegue posterior de la iglesia, con sus valores y sus limitaciones. Esos poderes han sido en parte buenos y, de alguna forma, pueden y deben conservarse y actualizarse, al servicio del evangelio. Pero, en su forma actual, no responden ya a ese evangelio de Jesús Galileo ni a los "signos de los tiempos". En esa línea, soy de los que pienso que la administración concreta de la Curia vaticana actual, con su diplomacia política y sus servicios de gobierno unificado, no debe cambiar, sino desaparecer, para que el Papa (que es signo de la comunión de las iglesias) pueda realizar de nuevo un servicio auténtico, como fue el de Pedro. No es que esa administración del Vaticano sea perversa o inmoral, sino todo lo contrario; ella es, en principio, buena y en muchos casos ejemplar; no creo que exista en el mundo un gobierno más honrado. Pero pienso que ya no expresa la aportación del Evangelio. Ciertamente, no todos piensan lo mismo. Por eso presento en público mis tesis, para que otros sigan pensando, asientan o disientan. Lo que digo aquí está tomado de Historia y futuro de los Papas (Trotta, Madrid 2006).

>> Sigue...


Una alegoría: Jesús cura a la Curia Romana

09.02.09 | 08:42. Archivado en Jesús, Nuevo Testamento, Papa, obispos

Llevo dos días comentando un pasaje del evangelio de Marc(Mc 1, 21-27), que incluye tres temas: curación de la suegra de Pedro, curaciones delante de su casa, salida de Jesús en la noche, para orar y anunciar el evangelio en los pueblos del entorno. Hoy quiero recrear ese pasaje de un modo alegórico, siguiendo un modelo exegético normal de la Iglesia Católica desde Clemente y Orígenes Alejandrino hasta la edad moderna, como ha estudiado H. de Lubac (Exégèse médiévale. Les quatre sens de l'écriture. Paris, 1959-64). Es evidente que no todos estarán de acuerdo con mis aplicaciones, pero siguen el modelo de cientos y miles que se han hecho en la historia. Apliquemos los términos: la suegra de Pedro es la Curia Romana; viene Jesús y la cura ¿Cómo sigue la historia?

>> Sigue...


Jesús viene a la casa de Pedro. El evangelio de la Suegra

Ayer expuse el evangelio del domingo entero, lleno de temas:la suegra de Pedro, el gentío a la puerta, la oración de Jesús y su misión por los pueblos. Cada uno de ellos puede convertirse en objeto de reflexión separada. Así lo haré en el caso de la suegra, tomando el texto del mejor comentario católico actual sobre Marcos en lengua castellana: M. Navarro, Marcos, EVD, Estella 1996. ¿Qué haría hoy Jesús, en casa de Pedro, si viniera? ¿Dónde está o estaría la suegra de Pedro? ¿Cómo podría Jesús liberarla de su enfermedad? Con esas preguntas os dejo, en casa de Simón, llamado Pedro, con la suegra enferma. ¿Cómo entender hoy ese caso? Además ¿qué sabía Jesús de simones y suegras? ¿Qué otra cosa podría hacer hoy Jesús en casa de Pedro, o en mi casa, si viniera?

>> Sigue...


Domingo 8 02. 09. Jesús versus Simón: casa, calle y campo abierto

07.02.09 | 08:51. Archivado en Jesús, Nuevo Testamento

Quinto domingo del tiempo ordinario, ciclo b. Sigue el texto de Marcos. Vimos a Jesús curando en la sinagoga (Mc 1, 21-27). Hoy entra en casa de la suegra de Simón a la que cura, cura después ante la puerta a la gente que viene en la noche y sale finalmente al campo, ya de madrugada, un camino ejemplar en tres partes: (1) En pleno día, entra en casa de Simón y cura a la suegra, que le sirve, apareciendo así como la primera seguidora verdadera de Jesús. (2) Al comienzo de la noche, sale ante la puerta de la casa y cura a todos los enfermos y posesos que se acercan, suplicándole una ayuda. (3) Al amanecer del día siguiente, sale al campo abiertopara orar inicia un camino de evangelio por todas la aldeas del entorno, en contra de Simón que le quería convertir en curandero a su servicio, ante su casa. Marcos nos sitúa así ante el Jesús cercano y lejano de este tríptico de amor y de servicio, al favor de la vida. Éstas son las cosas que cuenta Marcos desde su perspectiva, componiendo un relato que recoge el corazón del evangelio, con Jesús y Simón como prot-agonistas y ant-agonistas. No sé si a este Simón se le puede ya tratar como “papa”; pero es evidente que es un signo de aquello que muchos quieren en la Iglesia

>> Sigue...


Según Botín, del Banco Santander, Jesús es irresponsable.

06.02.09 | 16:36. Archivado en Política

Botín dice:

Botín dice que sería «irresponsable» prestar dinero a quien no puede devolverlos... El grupo Santander ganó 8.876 millones de euros en 2008, y Botín calificó estos resultados como «magníficos».. Estos resultados permitirán destinar 4.800 millones a dividendos (El Correo, día 6, II 2009).

Jesús dice:

A cualquiera que te pida, dale; y al que tome lo que es tuyo, no se lo vuelvas a pedir... Porque si amáis a los que os aman, ¿qué mérito tenéis? Pues también los “pecadores” aman a los que los aman... Y si dais prestado a aquellos de quienes esperáis recibir, ¿qué mérito tenéis? Pues también los “pecadores” dan prestado a los “pecadores” para recibir otro tanto. Más bien, amad a vuestros enemigos y haced bien y dad prestado sin esperar ningún provecho. Entonces vuestra recompensa será grande, y seréis hijos del Altísimo; porque él es benigno para con los ingratos y los pecadores (Lc 6, 30-35, hacia el 30 d.C.).

Conclusión...


¿Qué es el hombre? Pablo a los Romanos (Respuesta de Gelpi)

06.02.09 | 07:51. Archivado en mujer, hombre, Nuevo Testamento, Espiritualidad

Me ha escrito Javier Gelpi, en relación a su post del pasado 26, que tuvo muchos comentarios: "He reflexionado y he escrito una respuesta en la que he procurado mantenerme en un nivel académico... Échale un vistazo. Me salió algo larga y no he sido capaz de resumirlo. Estate tranquilo. Puedes poner en tu introducción que "son un galego moito teimudo", porque cuando estoy convencido de que es necesario defender algo justo, me entrego de lleno... Así me define nuestro amigo Herculano... que es de nuevo alcalde de su ciudad. La gente le envió una comisión para pedirle que se volviera y ha vuelto..".Entre Herculano, alcalde de una ciudad conflictiva de Brasil, y Pablo hay sin duda algo común: la preocupación por el hombre concreto, varón o mujer. Gelpi responde así con Pablo a los comentarios que le hicieron el pasado 26. Os dejo con él, para seguir dialogando. Buen día a todos (que cada uno interprete la imagen de la Caída de Pablo con la Entrada a la Ciudad actual de Pedro, en el Vaticano).

>> Sigue...


6. CpR. Jesús en Galilea, Escuela para el Reino

05.02.09 | 07:35. Archivado en Iglesia Instituciones, Jesús, Nuevo Testamento, Cristología

Después de las cinco escuelas anteriores empieza la más propia de Jesús: la que él monta en Galilea, a campo abierto, en caminos y plazas, una escuela integral para el Reino, abierta siempre, para niños y adultos, ricos y pobres, enfermos y sanos, limpios y manchados… pero especialmente para pobres, enfermos y manchados (y niños). Un buen día, quizá después de que Juan fuera ajusticiado (es decir, asesinado), Jesús dejó el río y vino a montar una escuela universal de Reino. Había visto y aprendido (como sabe Mc 1, 9-10): el cielo estaba abierto, el Reino llegada, Dios Padre le hablaba, el Espíritu bramaba… Así vino Jesús a Galilea, a su tierra. Él había conocido ya a los pobres y expulsados, enfermos y oprimidos de aquella tierra oprimida; él había buscado una respuesta en el mensaje de juicio del Bautista; más aún, él mismo había asumido ese camino, esperando la llegada del juicio de Dios. Pues bien, ahora vino a fundar su escuela propia, la del Reino de Dios. Ésta será su escuela casi final. Digo “casi” porque todavía le quedan la Escuela de la Subida a Jerusalén, la Escuela de Jerusalén (de nuevo) y, al fin, la de la Muerte (pero de eso trataré más adelante). Hoy nos toca la EdR (educación para el Reino).

>> Sigue...


5. Jesús Penitente: Escuela bautismal de adultos (tambien junto al río)

04.02.09 | 07:11. Archivado en Iglesia Instituciones, Jesús, Nuevo Testamento, Judaísmo

He destacado ya las cuatro primeras escuelas de Jesús (familia, templo, trabajo, Juan Bautista). Ahora él crea su primera escuela, que es la quinta. Una escuela para conversión de adultos, junto al mismo río de Juan Bautista. Jesús aparece así como “reformador” de la escuela de Juan, reformador y competidor: Quiere hacer lo que hacía Juan, pero de un modo algo distinto. Por eso monta su propia escuela, con discípulos de Juan, con sus propios discípulos. Es evidente que todavía cree en la necesidad de penitencia: quiere convertir a los adultos antes que a los niños; quiere que vengan al río de la penitencia. Este “Jesús Bautista” ha sido después olvidado por la tradición de los sinópticos (que depende aquí de Marcos); pero aparece claramente en el Evangelio de Juan, como veremos. ¿Qué nos enseña este Jesús Bautista? ¿Cómo sería su escuela de adultos?

>> Sigue...


Escuela 4º. Discípulo de Juan Bautista junto al Río

03.02.09 | 07:50. Archivado en Justicia, Jesús, Nuevo Testamento

Jesús era un trabajador eventual, en tiempos de crisis y destrucción de los tejidos sociales, y pensó que la vida en el mundo no tenía remedio. No merecía la pena ir a la escuela oficial del templo, ni a la Universidad de Atenas, pues toda la enseñanza (de un lado y de otro) era mentira, escuela para la opresión, para discriminar a unos de otros, colegio de pago para la injusticia y muerte. Por eso, fue a la Escuela de Adultos del Bautista, que anunciaba la destrucción de este orden político/socio/religioso injusto. Aprendió de Juan Bautista y supo que esta orden social no tenía ya remedio humano, de manera que sólo Dios podía responder. Fue una escuela para saber morir y vivir de nuevo, un colegio para el juicio. para tiempos de crisis. Estuvo en la escuela de Juan junto al río. Quizá nos diga mucho, en estos tiempos, esa escuela del Bautista, el profesor del juicio de Dios, junto al río que separa las edades de la historia.

>> Sigue...


Segunda y tercera escuela de Jesús: el Templo y el Trabajo

02.02.09 | 08:25. Archivado en Iglesia Instituciones, Jesús, Nuevo Testamento

Vengo hablando del aprendizaje de Jesús (con ocasión de la famosa EpD). ¿Dónde le educación, cómo aprendió? Ayer dije que aprendió en la casa, en una casa conflictiva y rica. Hoy quiero abrir el abanico y decir que aprendió en la escuela del Templo y en la escuela del Trabajo. Más en el trabajo que en el templo. Por eso le llamaron el tekton, artesano, y no el letrado. Su historia sigue siendo ejemplar en nuestro tiempo. No fue mucho a la escuela, aprendió en la vida, aprendió en la calle. Quizá para cambiar la educación hay que cambiar la calle... Quizá para cambiar el templo hay que cambiar el trabajo... Jesús dejó la escuela de los sacerdotes; sabía más que ellos, no le enseñaban nada

>> Sigue...


Primera escuela de Jesús: Una familia conflictiva

01.02.09 | 08:28. Archivado en Iglesia Instituciones, Jesús, Nuevo Testamento

He venido tratando dos días de la EdC, Educación para la Ciudadanía. No sé si Jesús se educó para ser buen ciudadano, no estoy seguro. Pero es evidente que se educó y aprendió para cambiar a los hombres y mujeres. No fue ciudadano, no le gustaban aquellas ciudades; fue de campo y desde el campo/aldea pudo ser universal... No quiso ciudadanos de ciudad opresora, sino hombres y mujeres de fraternidad, empezando por los últimos. Ayer dije que Jesús fue a la escuela/sinagoga de Cafarnaum, a echar demonios. Hoy quiero empezar recordando sus escuelas y la primera fue sin duda la familia. Una familia que no fue idílica, sino fuerte, conflictiva, creadora. Allí aprendió Jesús. Vamos a ver hoy su "sagrada familia". (a un lado sigo poniendo una imagen de la marsellesa; al otro una sagrada familia convencional... pues en esa familia de Jesús falta algo esencial; la Biblia dice que eran al menos siete hermanos

>> Sigue...


Lunes, 24 de abril

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca