El blog de X. Pikaza

Yo, Pablo. Quiero contaros mi vida (F. Vouga)

18.04.07 | 11:00. Archivado en Teología, hombre, Nuevo Testamento, Judaísmo

Hacia el año 56/57 d. C., tras haber culminado su obra misionera en las costas del Egeo y haber enviado una carta a los Romanos,preparándose para escribir otra a los Gálatas, en el momento culminante de su vida, Pablo habría escrito sus memorias, una especie de gran carta o confesión de vida para todos los que quisiera (y quieran) escucharle. Ése es el contenido de un libro fascinante François Vouga: Yo, Pablo. Las confesiones del Apóstol, Colección: Servidores y Testigos 105, Sal Terrae, Santander 2006 (264 págs)

Una vida, unas Unas memorias.

No existe, que yo sepa, en el principio del cristianismo una vida más fascinante y discutida que la vida de Pablo. Ni existe hoy, que yo siga sabiendo, un libro mas apasionante "de Pablo y sobre Pablo" que éste (al menos en un plano teológico/literario. Será un placer para amigos de biografías íntimas y para los que quieran descubrir el pensamiento y vida de los primeros cristianos. Es un libro sobre Pablo, pero no se cierra en su figura, sino que le sitúa en el lugar donde se cruzan los movimientos, tensiones y esperanzas del movimiento de Jesús,con sus diversos grupos de representantes y de seguidores: Pedro, Santiago..

Son unas memorias llenas de experiencias personales, convertidas en caminos y doctrinas, que expresan y alumbran el camino de la Iglesia: su juventud judía, su trasformación cristiana, el desarrollo de su tarea misionera, su esperanza de futuro. Experiencia, teología y misión estuvieron siempre unidas en la vida de Pablo, de manera que sus mismas cartas incluyen numerosos desarrollos biográficos, retomados aquì en este libro por Vouga.
Pablo se prepara para subir a Jerusalén por tercera vez, con su colecta que expresa la solidaridad de su sus iglesias con la Iglesia madre de Jerusalén. Sube con prevención, con cierto miedo, sin saber lo que podrá sucederle. Pero sube con la decisión de partir de allí hacia Roma, con la decisión de iniciar desde allí (desde la capital del imperio, su nueva misión que le llevará hasta el occidente (España). Es una buena ocasión para escribir unas memorias.

¿Y si el apóstol Pablo hubiera escrito sus confesiones? A través de este género literario, François Vouga, teólogo y escritor, especialista en Pablo y en los orígenes cristianos, ofrece al gran público los resultados de una amplia búsqueda histórica y teológica sobre este testigo. Su asombroso relato permite descubrir el itinerario y la historia íntima del Apóstol, un personaje tierno, reflexivo, apasionado y con visión de futuro. Yo, Pablo nos introduce en la historia del cristianismo primitivo, en el formidable debate de ideas que tiene lugar en ese mundo sometido al choque de las religiones y las culturas, de lo universal y de los particularismos. Estas confesiones nos ofrecen una visión renovada del hombre y de su pensamiento. Ajeno a cualquier cliché, Pablo es ante todo un actor de la libertad, el defensor revolucionario de un sujeto humano libre y responsable, un aventurero del imperio cosmopolita, del mundo global. Para él, la confianza en Cristo crucificado y resucitado cambia radicalmente el orden antiguo y recrea nuestra visión de la persona y la comunidad humanas.

Vouga. Un libro sobre Pablo

F. Vouga, de origen suizo y de tradición reformada, es profesor de Nuevo Testamento en la “Kirchliche Hochschule Bethel” de Bielefeld (Alemania). Es un hombre de intensa experiencia espiritual, vinculado al mundo de los pobres (se siente vinculado a la tradición de los valdenses). Es historiador (como indicará la primera obra que citamos, quizá el mejor de todos los manuales que hoy existen sobre las tendencias del cristianismo naciente). Es teólogo (un pensador que sabe recoge y organizar las diversas perspectivas conceptuales que abre el evangelio). Entre sus obras de historia y de teología del cristianismo queremos destacar las dos que hemos evocado, traducidas ya al castellano:

Los primeros pasos del cristianismo. Escritos, protagonistas, debates, Verbo Divino, Estella 2001. Sitúa la persona y obra de Jesús en el contexto social y religioso de los cien años que siguieron a su vida. Ofrece el panorama más viable de las diversas tendencias y comunidades que formaron sus seguidores.
Una teología del Nuevo Testamento, Ágora, Verbo Divino, Estella 2003. Reinterpreta en forma unitaria los temas del NT, destacando su sentido para la existencia humana. Obra ejemplar, vincula la tradición protestante con la exigencia de conversión, reformulando de un modo unitario los temas básicos del Nuevo Testamento.

Pero éste es un libro distinto. No es de historia, ni es de teología, sino de recreación personal. Ciertamente, tiene aspectos de “novela”, pero sería una novela personal que evoca y recoge los aspectos básicos del “yo” de Pablo, el “yo” mejor conocido no sólo del mundo del Nuevo Testamento (Iglesia primitiva), sino del mundo romano y helenista del entorno. No conocemos, de primera mano, a nadie de un modo más preciso e íntimo que ha Pablo. Nadie nos ha dejado en aquel tiempo unos recuerdos personales más certeros y profundos.

Discusión sobre Pablo

Pablo es un personaje muy conocido y, sin embargo, su función y su figura sigue siendo muy discutida, tanto desde el punto de vista cristiano, como judío y pagano. Muchos judíos le consideran un traidor y afirman que, en realidad, no conocía el verdadero judaísmo, sino que era básicamente un resentido. Otros investigadores añaden que, en el fondo, era un “pagano”, un seguidor del culto de los misterios, vinculados a la unión de lo divino y de lo humano y que, por eso, no supo interpretar el mensaje de Jesús, creando un cristianismo ontológico, de fondo más pagano que judío. Otros piensan que fue ante todo un organizador político, el creador de una iglesia universal, de tipo más romano que cristiano… Para situar el tema pueden consultarse obras como:

Badiou, A., San Pablo. La fundación del universalismo, Anthropos, Barcelona 1999. Interesante visión de un sociólogo no creyente, que descubre a Pablo como el primer pensador universalista de occidente.
Barbaglio, G., Pablo de Tarso y los orígenes cristianos, Sígueme, Salamanca 1989.
Bartolomé, J. J., Pablo de Tarso. Una introducción a la vida y obra de un apóstol de Cristo, CCS, Madrid 1997. Visión hispana de conjunto de Pablo y su obra.
Becker, J. Pablo, el apóstol de los paganos, BEB 83,Sígueme, Salamanca 1996
Bornkamm, G., Pablo de Tarso, BEB 24, Sígueme, Salamanca 1987.
Díaz Rodelas, J. M. Pablo y la ley. La novedad de Rom 7,7-8,4 en el conjunto de la reflexión paulina sobre la ley, Monografías, ABE-Verbo Divino, Estella 1994
Eichholz, G., El evangelio de Pablo. Esbozo de teología paulina, BEB 17, Sígueme, Salamanca 1977. Estudio clásico, en línea luterana.
Fitzmyer, J., Teología de San Pablo, Cristiandad, Madrid 1975
Gnilka, J., Pablo de Tarso: apóstol y testigo, Herder, Barcelona 1998. Presentación clásica de la figura y obra de Pablo
González Ruíz, J. M., El evangelio de Pablo, Presencia Teológica 14, Sal Terrae, Santander 1988.
Heyer, C. J. den, Pablo: un hombre de dos mundos, Almendro, Córdoba 2003
Rivas, L. H., San Pablo. Su vida, sus cartas, su teología, Lumen, Buenos Aires 2001. Obra de síntesis muy valiosa.
Vidal, S., La resurrección de Jesús en las cartas de Pablo, BEB 50, Sígueme, Salamanca 1982. Investigación histórica, literaria y teológica en la tradición prepaulina y en Pablo. Obra cumbre de la exégesis hispana; Las cartas originales de Pablo, Trotta, Madrid 1996. Audaz y valiosísima reconstrucción cronológica y literaria de la literatura paulina, con texto griego y traducción castellana. Falta la referencia bibliográfica que permita valorar la hipótesis.

La visión de Vouga

Conforme a la visión de Vouga, recreada a partir de los testimonios personales del apóstol, Pablo es ante todo un “judío mesiánico” de Tarso, que conoció el cristianismo en Damasco, donde persiguió a los dirigentes de la comunidad que allí se había formado, a los pocos años de la muerte de Jesús. Conoció a Jesús a través de sus “seguidores”; le conoció desde el reverso, pero lo suficiente como para rechazarle (condenando a sus discípulos). Ese conocimiento se trasformó después, a través de su experiencia personal de encuentro de aquel a quien había perseguido.
A partir de aquí comienza una historia apasionante de profundización personal y diálogo temático, que Vouga ha ido recreando de manera magistral. Surge así un Pablo que sigue siendo judío, pero desde una experiencia mesiánica nueva, de encuentro con Jesús. Surge un Pablo que es cristiano, dentro de una iglesia múltiple y unitaria, en diálogo constante y en enfrentamiento creador con Santiago y especialmente con Pedro.
El Pablo que así va surgiendo a través de sus memorias es un hombre muy particular y muy universal, dentro de una comunidad de iglesias que dialogan desde Jesús, dentro de un mundo donde, por vez primera, un pensador comprometido, como Pablo, es capaz de crear cauces de solidaridad universal…Vouga es un “protestante”, que presenta una visión muy protestante de Pablo… Pero llegado hasta el final ese protestantismo resulta muy católico, abierto a todos los que siguen el camino de Jesús. Muchas más cosas podría decir de este libro, pero las dichas bastan para recomendarlo a los lectores. Será difícil que encuentren una guía mejor para entender a Pablo.


Los comentarios para este post están cerrados.

Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Jueves, 19 de octubre

    BUSCAR

    Editado por

    Síguenos

    Hemeroteca

    Octubre 2017
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
          1
    2345678
    9101112131415
    16171819202122
    23242526272829
    3031