El blog de X. Pikaza

27.V.10. No hay tarea más urgente que "conocer" la Trinidad

Domingo de la Trinidad La Trinidad no es un dogma separado de la Biblia o de la Iglesia, pero en el centro de la Biblia Cristiana y de la vida de la Iglesia se encuentra el misterio de Dios, que conocemos por Jesús y compartimos por el Espíritu santo, en su unión y diferencias.

Esos tres, que son uno, en amor y vida, constituyen lo que, con palabra imperfecta, pero quizá imprescindible, llamamos Trinidad, para confesar por ella que el Dios de los hombres es dinamismo de vida e impulso de amor en la misma historia de los hombres.

Entendida así, la Trinidad constituye, con la Encarnación, el centro del misterio cristiano: por ella sentimos y sabemos que Dios es fuente inagotable y comunión creadora de amor que anima y sostiene la historia de los hombres.

No es un concepto, ni es objeto de una posible especulación (tres son uno, uno es tres), sino el descubrimiento único y siempre nuevo de la riqueza de Dios, que para los cristianos se revela por Jesús, a quien ellos han visto y confesado como Hijo de Dios (Hombre verdadero) y Dador del Espíritu, es decir, promotor de nueva Humanidad. En ese sentido he querido decir que no hay tarea más urgente que conocer y "vivir" la Trinidad.

No es una verdad que ha de añadirse a otras posibles verdades de fe igualmente obligatorias y enigmáticas, sino que ella es el dogma, esto es, el don glorioso, luminoso, jubiloso en que se fundan todos los restantes dones y tareas de la confesión cristiana; es la verdad donde se apoyan y reciben su sentido las afirmaciones del símbolo de fe y la vida de aquellos que confiesan que todo lo que existe es un regalo y comunión de amor en Cristo.

No es un dogma independiente, a nadie se le obliga en la iglesia a confesar "yo creo en la Trinidad", pero a todos se le pide que descubran y digan, con amor gozoso: "yo creo y confío en Dios, creo en Jesús y le sigo, recibo su Espíritu". De esa forma lo entendemos de ahora en adelante, como expresión y compendio de la vida de Dios y del amor que es comunión abierta a todos los hombres y mujeres en la historia.

Su verdad es ante todo un don, regalo de amor que reciben de manera inmerecida los creyentes; pero ella puede entenderse también como principio de todo saber racional, de todo amor y pensamiento, tesoro que los cristianos ofrecen gozosos a los hombres y mujeres de la tierra, sin imponer ni pedir nada: ¡gratis han recibido, gratis quieren darlo, como portadores del Dios de la Gracia! (cf. Mt 10, 8).

Imagen 1: Trinidad angélica, icono simbólico de la Iglesia de Oriente
Imagen 2 y 3: Ermita de la Trinidad sobre el Mendaur, en Ituren, Navarra, expresión de fe del pueblo ante Misterio. La semana pasada he despertado todo los días con la esperanza de ver cómo el sol alumbraba en la altura sus paredes blancas, desde Donamaria.

>> Sigue...


Representar la Trinidad ¿Espíritu Santo mujer? (Benedicto XIV: SN 1745).

El motivo que hoy expongo, como preparación para la fiesta de la Trinidad (27.5.18), puede parecer banal, pero es uno de los más importantes que se pueden plantear en teología y en la vida de la Iglesia.

Así puede evocarlo esta hermosa imagen del Espíritu Santo como Mujer (o joven asexuado) que se le apareció a Santa Crescencia de Keufbeuron, imagen cuya devoción ella propagó, siendo "criticada" por el Papa Benedicto XIV, con "sabias razones", pero quizá sin razón de fondo, como podrá ver quien siga leyendo. Éstos son los temas de fondo:

1. La visión femenina del Espíritu Santo (y de la Trinidad) es un tema que se viene planteando en teología desde hace casi 100 años, desde perspectivas distintas, por autores tan significativos como H. Urs von Balthasar, L. Boff y A. Amato.

2. Es importante la posibilidad (¿necesidad?) de crear unos ministerios femeninos en la Iglesia, o de abrir los actuales a mujeres. Sobre ese tema acaba de decir, por ejemplo, el Card. Brandmüller (cf. RD 15.5.118) que quien eso defiende “es un hereje o está excomulgado”. Mejor sería preguntarse si es Brandmüller quien va en contra de la verdadera la comunión de la Iglesia (por muy cardenal que sea).

3. Es necesario estudiar y actualizar la revelación de Dios y la función de la mujer, en cuanto mujer y persona, en el despliegue y vida de la iglesia.
Es importante el tema de un tipo de homosexualidad en cierto clero de la Iglesia, que muchas veces se vincula (al menos implícitamente, y casi siempre con falsedad) con la pederastia y el celibato, cosas que son muy distintas. El asunto no es claro y estos días han saltado chispas (y no de fuego de amor) desde Chile al Vaticano, y no parece que puedan resolverse con los planteamientos actuales de la Iglesia

Entre esos temas puede parecer menos importante el de “pintar la Trinidad” (o el Espíritu Santo) con rasgos femeninos o masculinos. En ese contexto se pueden y deben ofrecer unos principios:

1. A Dios se le ha representado (verbal y pictóricamente) como Padre (varón), pero quizá se le debería presentar, con tanta o más razón como Madre o como Mujer joven (o incluso como niño/niña, cf. imágenes). El tema se halla absolutamente abierto.

2. Ciertamente, Jesús Hijo de Dios ha sido Varón, pero no es redentor y salvador por varón (macho), sino por persona, en griego de los credos por ser anthropos.

3. Del Espíritu Santo se dice que es “persona” de otra forma, ser dual, amor mutuo… en forma de fuego o paloma, con tempestad y viento, suave o impetuoso. Algunos grandísimos santos, como Santa Crescencia de Keufbeuren (1662-1784) le vieron y pintaron como mujer, y así le han visto otros muchos.

4. En los dos últimos siglos, los niños que han visto a una “Señora” han dicho (= o les han dicho) que era la Virgen, y así se la venera en lugares como Lourdes o Fátima, con aprovechamiento de muchos fieles. Pero cuando, a principios del siglo XVIII Crescencia, santa vio a la misma Señora pensó y dijo, con honda teología, que era el Espíritu Santo (en forma de mujer, o quizá de joven doncel asexuado).

5. Ese tema preocupó mucho a Benedicto XIV (Prospero Lambertini), uno de los papas más cultos y prudentes de todos los tiempos (1740 al 1758), que estudio bien la cuestión, con los mejores teólogos del tiempo, y escribió una carta (Sollicitudini Nostrae), al obispo de Augsburgo, Alemania, que le había planteado unas preguntas sobre la conveniencia de aprobar el culto de cierta imagen impulsada por Santa Crescencia (a la que algunos querían ya beatificar), en la que el Espíritu Santo aparecía representado bajo la figura de un hermoso joven de carácter axesuado (más mujer que varón). El Papa Lambertini aprovechó la ocasión para desarrollar con gran rigor la doctrina de las imágenes de la Trinidad, siguiendo la tradición de la Iglesia y teniendo en cuenta el parecer de los mejores teólogos y estudiosos de la pintura de su tiempo y de los dos siglos anteriores.

Con esa ocasión quiero desarrollar el tema, que he debido estudiar con más detalle en mi Enchiridion Trinitatis. Espero que el mismo lector saque las conclusiones pertinentes.

1. Imágenes 1-2: El Espíritu Santo como mujer (o joven asexuado) y como niño/niña, cuya devoción era propagada por Santa Crescencia (y que se sigue propagando en su nombre en ciertas iglesias, tras su canonización el año 2001). Benedicto XIV no se mostró favorable a esas imágenes, como verá quien siga leyendo

2. Imágenes 2-4: Representaciones antropomórficas de la Trinidad, que el Papa Benedicto XIV miró también con prevención.

3. Sobre Santa Crescencia (1662-1884, canonizada por Juan Pablo II el año 2001) y su influjo en la Iglesi, cf. http://www.franciscanos.org/osservatore/mariacrescencia.htm (habría que pensar por qué sólo Juan Pablo II, que veía también de algún modo al Espíritu Santo como Mujer canonizó a Crescencia, dos siglos y medio después de su muerte).

4. Bibliografía: Cf. F. BOESPFLUG, Dieu dans l'art. Sollicitudini Nostrae de Benoit XIV (1745) et l'affaire Crescence de Kaufbeuren, Cerf, Paris 1984, 21-61; E. TOURÓN DEL PIE, La iconografía mercedaria en Interián de Ayala, O. de M. (1657-1730) Estudios 151 (1985) 357-380. Cf. también, varios: La Trinidad en el Arte, SET, Salamanca 2004. Para imágenes trinitarias en el arte: GERMÁN DE PAMPLONA, Iconografía de la Santísima Trinidad en el arte medieval español, CSIC, Madrid 1970

>> Sigue...


27 V 18. Dios Trinidad: Tres amigas que bailan

Se celebra el próximo 27 la Fiesta de la Trinidad, día del Dios cristiano, celebración de todos: Padre, Hijo y Espíritu Santo.

La imagen está tomada de la Iglesia de las Trinitarias de Suesa, Cantabria, a quienes desde aquí felicito por su acogida y por su fiesta... y en especial por esta imagen de la Trinidad, como baile de amor y de gozo de Dios (perijóresis) de Dios, representado en tres mujeres, no en tres ángeles como en el icono de Rublev, ni en tres varones, como casi siempre.

Más de una vez he tratado del tema en ese blog:

he enseñado Teología Trinitaria en la Universidad Pontificia de Salamanca,
he publicado varios libros de reflexión sobre el misterio de Dios...
año tras año vengo colaborando en la revista de mis amigos trinitarios: Trinidad y Liberación (http://www.secretariadotrinitario.org/revistas/).

En ese contexto, quiero ofrecer una "semblanza trinitaria", para compartir el gozo de la fiesta, celebrando el “cumpleaños” de Dios.

Feliz día de la Trinidad a todos los que se alegran este día, sabiendo y sintiendo que Dios es Trinidad.
Feliz día, en especial, a mis amigos Trinitarios y Trinitarias , con esta Trinidad que es baile de Dios, en danza de vida abierta a todos los quieran/amen y vengan.

Hay obispos y gentes que dicen que las mujeres no pueden representar a Dios en la celebración. Pero para ellos. Estas tres mujeres, que son signo de Dios y que bailan sonríen...
Buen día.

>> Sigue...


Tema de la semana, ni pederastia ni cardenalato: Espíritu Santo

Ésta es una "semana dura". He pasado los días anteriores de reflexión y estudio, en Donamaria, Malerreka, junto a Doneztebe, reflexionando con las Carmelitas del Monasterio de S. Teresa de Lisieux (¡gracias, eskerrik asko!), sobre la Resurrección de Jesús, sin leer casi noticias del mundo y de la Iglesia.

Pero ayer tarde he vuelto a San Morales y me he puesto "al día". Algo podría comentar sobre las noticias de la "prensa eclesiástica":

- Dimisión de los obispos de Chile, por poca "claridad y contundencia" en temas de pederastia del claro. Conozco bastante del tema por contactos personales y por referencia de amigos. Podría comentar sobre el tema, pero no tengo ahora deseo ni claridad, y además, alguna vez, al hacerlo, en este mismo blog, no parece haber quedado claro lo que he dicho, y quizá me he pasado de "raya", y quiero aquí disculparme de nuevo por ello.

- Nuevos cardenales de la Iglesia católica... Entre ellos hay dos "hispanos" a quienes conocí bastante en su tiempo.

Mons. Ladaria era colega, profesor de Teología en Comillas, mientras yo lo era en Salamanca. Tuvimos un contacto "cordial". Alguna vez he tratado de él en este blog. Felicidades, Luis, lo tuyo era "cantado".

- Bocos era formador y superior de Claretianos aquí en Salamanca, y tuvimos ocasión de compartir sobre temas de vida religiosa. Su nombramiento ha sido para mí una gran sorpresa, una gran alegría. Felicidades, Aquilino, quizá no nos veamos, pero desde aquí quiero mandarte mi enhorabuena.

De esos temas podría tratar estar mañana, del riesgo de pederastia en cierta iglesia... de la función de los cardenales, como honor y testimonio de universalidad de la Iglesia católica. Pero no quiero hacerlo, y así prefiero seguir tratando de lo mío, es decir, de la Semana del Pentecostés.

Es importante la transparencia de vida y la madurez afectiva del clero (célibe o no célibe, de varones o mujeres...). Sigue siendo importante, por ahora, en esta iglesia romana, la función de los cardenales (¿por qué sólo varones y clérigos al estilo antiguo?), pero es mucho más importante la "tarea" del Espíritu Santo en la Iglesia. Un saludo a todos.
La imagen está tomada del FB de Cristina Buján, amiga del Carmelo de San José de Córdoba, Argentina: https://www.facebook.com/cristina.bujan.3 Gracias, por tu amistad.

>> Sigue...


(Exor 6) “Manada” angélica: los primeros violadores (1 Henoc)

22.05.18 | 08:06. Archivado en Judaísmo, Ángeles y demonios, Violencia

Presenté el otro día el “crimen” de la manada a la luz de Gen 6-8,, un texto clave de la Biblia que nos ayuda a entender el hecho y el juicio de la violación en cuadrilla de Pamplona, en el San Fermín desdichado de 2016.

Hoy desarrollo la “versión angélica” (más mítica) del tema que aparece en el apócrifo de 1 Henoc, destacando algunos rasgos nuevos, más estremecedores de esta versión, que la Biblia no se ha atrevido a incluir en el canon oficial por su crudeza:

‒ 1 Henoc presenta a los violadores como Ángeles de la Guarda (vigilantes), que en vez de dirigir y ayudar a los hombre les pervierten, violando a las mujeres.

‒ Esa violación tiene un matiz sexual, pero más que pecado de sexo es de prepotencia y opresión humana, en línea de posesión diabólica. Estos violadores “diablos personales” que poseen a las “bellas” mujeres y destruyen toda la humanidad. En ese contexto resulta necesario crear un nuevo tipo de "exorcismo" social y personal contra los violadores, que se creen ángeles y no son más que bestias.

La Biblia judía (y cristiana) no ha querido aceptar este libro de Henoc en el canon, porque piensa (además de lo dicho: la crudeza de la escena) que el pecado destructor es "nuestro" (de hombres) no de ángeles. Los culpables de la destrucción de la humanidad somos nosotros, no unos diablos que han “poseído” y quieren poseer a las mujeres, violándolas por sexo y deseo de violencia. No podemos echar la culpa a otros, unos aliens satánicos; somos nosotros los culpables.

‒ A pesar de no ser "Biblia", el argumento del libro de Henos está en el fondo de gran parte de la tradición social y religiosa, judía y cristiana… marcando simbólicamente el origen de todos los pecados, como violación sexual y violencia personal, como se sabe desde el libro de los Jubileos hasta San Juan de la Cruz, cuando dice “debajo del manzano, donde tu madre fuera violada”.

Por eso quiero exponer aquí algunos rasgos de esa “primera violación”, entendida como pecado original, que sigue marcando la vida de los hombres y mujeres, como muestra de un modo muy claro el “crimen de Pamplona”.

Ciertamente, los culpables principales siguen siendo unos ángeles-machos (hombres), pero tampoco las mujeres son inocentes, pues el mismo mito supone que muchas de ellas han querido y quieren ser violadas, como sigue suponiendo el mito, como verá quien lea.
Como muestra la imagen 2 (final), este tema ha sido desarrollado en mi Antropología Bíblica, Sígueme, Salamanca 2005.

>> Sigue...


20.5.18. Pentecostés 2018. Una Teología del Espíritu Santo

20.05.18 | 02:00. Archivado en Jesús, Espiritualidad, Amigos, la voz de los, Amor, Pascua

Aprendí de niño la Secuencia del Espíritu Santo y desde entonces me ha venido acompañando en este día: Ven, Espíritu divino, manda tu luz desde el cielo.

Después he tenido ocasión de estudiar, enseñar y escribir sobre temas del Espíritu Santo, tanto en la Biblia como en la teología de la Iglesia, y eso es lo que puedo ofrecer a mis lectores un día como hoy: Una breve reflexión sobre Teología del Espíritu Santo, en línea de profundización pentecostal.

Retomo y elaboro de esa forma el tema de ayer, preparado para la Vigilia de Pentecostés. Hoy es la fiesta, el Día de Dios en Nosotros y así elaboro una teología bíblica del Espíritu Santo (tomada también en gran parte de mi Diccionario de la Biblia).

Buen día a todos. Feliz, gozoso y fuerte Pentecostés 2018.

>> Sigue...


19.5.18. Vigilia de Pentecostés. Meditación bíblica sobre el Espíritu Santo

El próximo 20 celebra la Iglesia la fiesta del espíritu Santo, con la que culmina el ciclo pascual, día en que se cumplen las Siete Semanas del centro del tiempo judío, es decir, es decir, Pentecostés.
Es día bueno para la reflexión y la acción de gracias, la Fiesta de la Alianza y la Ley Verdadera del Amor, del Espíritu de Dios que es el alma del Alma de la Iglesia. En esa línea, a modo de guión para una Vigilia de de Reflexión y espera, quiero ofrecer unas reflexiones bíblicas sobre el Espíritu Santo, con motivos que tomo del Diccionario de la Biblia, en el que expongo los varios aspectos del ema.

En sentido extenso, el Espíritu Santo es la hondura divina del hombre, siendo, al mismo tiempo, la hondura humana de Dios o, si se prefiere, el amor más hondo de Dios hacia los hombres.

En ese contexto debo recordar que el Espíritu no es una cosa más, un tipo de sustancia que podamos colocar entre otras, sino una especie de principio vital de la realidad, que la teología bíblica cristiana ha vinculado de un modo especial a la vida y obra de Jesús con el surgimiento de la Iglesia, entendida en forma de comunidad universal.

Buena preparación, buena Vigilia del Espíritu Santo para todos.

>> Sigue...


(Exor 5). Una manada bíblica: La violación de los sanfermines

16.05.18 | 00:53. Archivado en Amor, Ángeles y demonios, Sociedad, política, Violencia

La sentencia de algunos jueces de la “manada” que no han visto violación, sino abuso (casi un simple pecado venial), en el hecho de “poseer con jolgorio grupal repetido” (y casi festivo) a una muchacha indefensa en los sanfermines del 2016 ha conmovido la conciencia de millones de ciudadanos, que sospechan, con razón, que se ha tratado y se trata de un delito criminal, que es, con el asesinado, a sangre fría o caliente el mayor de los crímenes de este mundo.

Así lo ha sentido y juzgado la Biblia en Gen 6, un texto al que muchos ciudadanos y jueces deberían volver para aprender lo que significa una violación en manada, con el riesgo de “diluvio” y destrucción que conlleva.

Entre el delito de la manada de Pamplona y el de la primera “manada delictiva” de la Biblia que se cuenta en Gen 6 y se repite de forma más simbólica en el libro de 1 Henoc hay una serie de paralelismos sorprendentes, que nos muestra de inmediato el peligro que un gesto como ese tiene para la vida humana.

1.Quizá el mayor agravante del delito de Pamplona es que lo cometa una “manada”, en la que unos animan y excitan a otros, haciéndolo en común, sobre una muchacha indefensa. Pues bien, tanto Gen 6 como 1 Henoc 6 afirman de modo sorprendente que la primera “manada humana” se formó y se constituyó para violar mujeres. Así encontramos de nuevo en Pamplona una horda machos originarios que se creen ángeles y son sólo un rebalo violador. (Desde una perspectiva antropológica, tanto S. Freud como R. Girard han puesto de relieve el sentido y sentido y riesgo de esta primera horada/manada).

2. Los miembros de la manada son machos que se creen “buenos”, con derecho a hacer lo que hacen. Gen 6 les llama hijos de Dios, es decir, gente ejemplar, que van por ahí dándose importancia Por su parte 1 Henoc 6 dice que eran “vigilantes”, una especie de ángeles guardianes a los que Dios mismo encargó que cuidaran a los débiles… El relato de Pamplona añade que uno era (¿es?) Guardia Civil, otro Soldado, hombres comprometidos con juramento a cuidar y defender a los demás.

3. Un caso como éste es principio y causa de destrucción del mundo… Gen 6 dice que por este “pecado” vino el diluvio, mostrando así, con toda claridad, que un tipo de conducta como ésa desemboca en la destrucción del mundo. Por su parte 1 Henoc advierte que éste es el pecado “satánico” por excelencia (al lado del matar…). Donde se viola de esa forma a las mujeres, en manada, nacen los demonios.

4. He dicho que los violadores son sevillanos, de la patria de Don Juan Burlador, héroe nacional hispano, según han escrito Tirso de Molina y Zorrilla. Pero Don Juan era un “burlador”, no un grupo de violadores, que es cosa muy distinta. Tirso lo manda al infierno… El romántico Zorrilla afirma en cambio que le reeduca y regenera una de las mujeres burladas…

4. Pero vuelvo a la manada. Dentro de la Biblia (Gen 6) su “pecado” es el principio de todos los pecados, causante del Diluvio Universal, que contamina a la humanidad entera. En esa línea, somos culpables todos, incluidos los jueces de Pamplona, responsables directos o indirectos de “manadas” como esa. No se trata pues de condenar sólo a los cinco de la manada (en especial al Guardia Civil y al Militar), sino de convertirnos todos, creando una sociedad que rechace toda violación, pues, de lo contrario, estaremos en riesgo de diluvio…

>> Sigue...


(Exorc. 4) Número de la Bestia (666), la opresión económico

Presenté hace tiempo (30.05.10) una primera versión de este tema, al filo de mi comentario del Apocalipsis. Desde entonces han pasado muchas cosas, pero el motivo de fondo sigue siendo el mismo. Por eso quiero retomar este motivo, que es el más famoso de la Biblia, y quizá de la historia cristiana, en el contexto de esta mini-serie sobre los exorcismos.

Después de haber tratado de la Primera y de la Segunda Bestia (cf. Ap 13, 1-10 y 13, 11-17), el Apocalipsis quiere orientar a sus lectores y ofrecerles un conocimiento inicial del número y sentido de la Bestia:

Ésta es la sabiduría
Quien tenga entendimiento
Calcule el número de la Bestia,
Pues se trata de un número humano: 666 (Ap 13, 18).

Para situar el tema tendré que repetir algunos conceptos fundamentales sobre el Apocalipsis, pues sin ellos no se entiende el sentido del Número:

‒ El Apocalipsis no trata de algo que sucederá simplemente en el futuro, sino del sentido y condición del presente,
en tiempo del autor (hacia el 90 d. C.), que puede aplicarse bien a la actualidad (año 2018). Por eso el número de la Bestia (esto es, de lo demoníaco) puede aplicarse a una persona (realidad) de entonces o de ahora.

‒ El cálculo del número de la Bestia no sirve para conocer cuándo acabará el mundo (ni el nombre de un posible demonio particular), sino para interpretar y conocer mejor la realidad actual(2018). Es normal que se hayan dado diversas interpretaciones.

‒ Es número (666) pudo aplicarse en otro tiempo al imperio/economía de Roma; hoy puede aplicarse a un tipo de poder económico/político/militar que quiere y no puede divinizarse, pero que destruye a los hombres, especialmente a los pobres

‒ Conocer el 666 significa conocer que por encima de todos los poderes pervertidos de tipo demoníaco (¡humano!) está Dios, que es divino... y principio de verdadera humanidad. Éste no es número de brujería, sino de consuelo. No es número de magia y adivinación, sino de fe en el Dios de la vida, por encima de todos los posibles poderes de muerte.

-- De manera sorprendente, el número de la Bestia, es decir, del Diablo, es un número económico... La más honda posesión diabólica tiene para el Apocalipsis un elemento de opresión económica

Buen día a todos los que quieran seguir adivinando este número, calculando, orando, gozando, porque saben que sólo Dios es Siete (Dios)... y que todos los poderes del mundo acaban, como el seis-seis-seis.

>> Sigue...


(Exor 3): Ascensión de Jesús, la misión de los exorcistas (Mc 16,15-20)

12.05.18 | 11:29. Archivado en Jesús, Espiritualidad, Judaísmo, Pascua, Evangelios

Presenté ayer el tema teológico de la Ascensión de Jesús, que la liturgia cristiana del día, y lo hice desde una perspectiva extensa de estudio de las religiones y del judaísmo tardío, situando ese misterio en el contexto de las ascensiones de Henoc, Elías y Moisés (con Mahoma) y de la Ascensión/Asunción de María, su Madre.

Al lado de esa visión hay en el NT al menos otras tres, que enmarcan y definen el misterio cristiano:

-- El Evangelio de Juan identifica la Ascensión con la Crucifixión: Jesús elevado en la Cruz "sube" (se introduce) en el misterio pleno de Dios y lo atrae todo hacia su Vida.

-- Mt 28, 16-20 interpreta la Ascensión como presencia misionera de Jesús en sus discípulos: Él se aparece en la Montaña de Pascua en Galilea y les envía al mundo entero, para así extender su "discipulado" (su experiencia de Dios y su tarea) a todas las naciones, diciendo: "y yo estaré con vosotros hasta el fin de los tiempos". Jesús no "sube" al cielo, sino que está en todos sus enviados y en los pobres del mundo (Mt 25,31-46).

-- La carta a los Hebreos... interpreta la Ascensión como ascenso del Cristo Crucificado en el Santuario del Cielo, en la fiesta universal del Yomm Kippur cristiano, para abrir así el camino de la nueva Humanidad reconciliada.

Pues bien, el evangelio de este domingo de la Ascensión está tomado del apéndice “canónico” (no del texto original) de Marcos, y es uno de los textos más significativos de la historia de la iglesia, "manual" de exorcistas y carismáticos.

-- Un texto extraño, abrupto, que rompe el "discurso" anterior de Marcos (que acaba en Mc 16, 8) y ofrece un compendio de la misión cristiana, desde una perspectiva carismática y milagrosa de decisión, valentía (osadía) y esperanza, pero con el riesgo de insistir en aspectos "milagrosos" que no responder al texto anterior del evangelio.

-- Un texto añadido por un "redactor" eclesial. A mediados del s. II, algunos manuscritos comenzaron a incluir tras Mc 16, 8 un apéndice, que antes circulaba quizá de forma independiente, con un compendio de experiencias pascuales, y un mandato misionero con la Ascensión del Señor (que ahora presentamos: Mt 16, 15-20). Este pasaje recoge, en forma de resumen o compendio, algunos testimonios fundamentales de la experiencia pascual y del comienzo de la Iglesia.

La inclusión hizo fortuna y desplazó, y luego eliminó del texto actual de Mc, otro final no canónico más pequeño. Desde entonces, este pasaje se añadw en los manuscritos más utilizados y en el texto "canónico" del Nuevo Testamento (A C D W)

-- Es un pasaje espléndido, que expresa la fe de una iglesia antigua, quizá la de Roma, un compendio del cristianismo de milagros, formulado de manera rompedora, radical. Éstos son los signos de la Ascensión y de la Fe en Cristo, conforme a este pasaje:

- expulsar demonios, liberar así a un mundo endemoniado,
- hablar todas las lenguas, abriendo un espacio universal de palabra,
- inmunizarte a todos los venenos, no dejar que el mal te invada,
- curar a los enfermos, hacer un mundo sano.

Este evangelio del domingo de la Ascensión ofrece el mejor "manual" de exorcistas y carismáticos de la Iglesia. Ninguno de los textos posteriores de la iglesia (ni los antiguos, como en de la imagen 2), ni los nuevos (como los que están surgiendo por doquier y ahora mismo se enseñan en el Congreso de Exorcistas de Roma) es superior a éste del final canónico de Marcos.

Esta experiencia está en el fondo de la Iglesia: Expulsar "demonios", curar enfermos, vivir en salud... hablar todas las lenguas... (como he puesto de relieve en mi Comentario de Marcos,VD, Estella 2013, imagen 3)

Esta postal reelabora un texto antiguo, insistiendo en la necesidad de recuperar desde el fondo del Evangelio de Marcos los "exorcismos" y "sanaciones", con la experiencia de salvación (que es la fe), pero sin condena expresa de los no creyentes, como se ha venido diciendo (la palabra aquí empleada, katakrinô, no significa sin más condenar, sino dejar en manos del juicio de Dios en Cristo). Buen domingo a todos.

>> Sigue...


13.5.18. Ascensión: Símbolo chamánico, experiencia mística y mensaje pascual

10.05.18 | 16:52. Archivado en Jesús, Judaísmo, Pascua

Celebramos el próximo 13 de mayo la fiesta de la Ascensión del Señor, que forma (con Pentecostés) la etapa conclusiva del ciclo pascual. Es una fiesta importante del ciclo litúrgico cristiano, y así quiero presentarla hoy, para evocar mañana el texto litúrgico de Mc 16.

-- Empezaré hablando de la Ascensión del alma (o del hombre entero) como símbolo iniciático y místico, que puede encontrarse en los chamanes

-- Presentaré después las grandes ascensiones del Antiguo Testamento y de la tradición judía: de Henoc y Elías, con Moisés (a las que se puede vincular la Ascensión de Mahoma en el Corán).

-- Trazaré el sentido de la Ascensión de Jesús, a la que uno la Asunción de María, su Madre. Como he dicho, éste es un símbolo importante de la tradición cristiana, una experiencia de fe. Pasado mañana comentaré el texto del evangelio de Marcos. Buen día a todos.

Imagen 1: Ascensión místico-apocalíptica de Henoc, la más famosa de las iniciaciones apócrifas judías.
Imagen 2: Ascensión pascual de Jesús, en fondo grande
Imagen 3: Ascensión/asunción del "alma" de María, según la tradición oriental

(tema desarrollado en Diccionario de las tres religiones, VD, Estella 2009, pag.139-141. Imagen final)
.

>> Sigue...


Exorcismos 2. Guerra original, la madre de todas las guerras

Presenté ayer el tema general de los exorcismos de Jesús, y entre las respuestas recibidas quiero destacar la de la colega y profesora argentina Graciela Moranchel, a quien agradezco mucho su intervención, que empieza así:

Muy completa la explicación de Xabier Pikaza. Sin embargo, "la" pregunta que se hacen algunos cristianos es si existe el demonio o el diablo como un "ente personal" capaz de poseer, habitar y manipular a su antojo la vida de una persona, situación que sólo podría ser remediada por medio de "exorcismos" realizados por "sacerdotes" especialmente entrenados.

Mi respuesta, como cristiana y teóloga, es que no existen tales seres personales, esencialmente malos, con esa capacidad de ingresar al interior de la gente para destruirla. Lo que en la Biblia se llama "demonios" estaba referido a ciertas enfermedades, físicas, psíquicas o espirituales difíciles de curar, que llevaban a la locura, como muy bien describe Xabier Pikaza (sigue enhttps://www.facebook.com/xabier.pikaza?fref= )

Concuerdo básicamente con G. Moranchel:

-- No creo que los demonios (con el diablo) sean personas, sino que son más bien poderes cósmicos y sociales, como dice con enorme precisión san Pablo. No son personas, con nombre y apellido,sino lo contrario a las personas... Ciertamente, se expresan y actúan en los más débiles de la "cadena humana". Son signos del "poder de destrucción" que "habita" en nuestra historia y tiende a destruirla.


-- Esos poderes provienen de la "estructura de una creación finita y libre..." y de la misma mala voluntad de los hombres y de sociedades...
, como un agujero negro que tiende a succionarnos, y como sigue diciendo san Pablo el responsable de que existan es en último término el hombre, el Adán de Rom 5, no un Diablo mitológico... Hemos sido y somos nosotros, los hombres concretos, que nos alzamos contra la verdad y la gracia de la vida, y nos sometidos a un tipo de esclavitud cósmico-social..., vinculada también a nuestra forma de ser en el mundo).

-- La lucha contra los "demonios" sólo puede establecerse y vencerse con mucha humanidad, es decir, con un tipo de presencia y acción sanadora , con medios técnicos (medicina, psicología... ) y sobre todo con medios "humanos" (cercanía personal, gratuidad, cuidado...). Esos sacerdotes-exorcistas a los que alude G. Moranchel pueden estar bien, si nos ayudan a entender el tema, pero me parecen en gran parte folclóricos e ingenuos (una especie residual, a la que me gusta ver con ternura), pero creo que en el fondo no ayudan a resolver el tema.

-- Los demonios más duros son de tipo "social", como sabe y ha descrito con enorme exactitud el libro del Apocalípsis.. Demoníaco es el poder perverso de un tipo de imperio militar enloquecido (el loco de Gerasa); demoníaco es un "dinero/capital" divinizado (Belzebú y Mammona son palabras emparentadas de Jesús...). Los pequeños exorcismos particulares pueden tener un valor psicológico, sin están bien hechos, por gente seria y sensata, no enfermiza ni mitológica..., pero los causantes de la gran "posesión demoníaca" son lo que llama San Pablo "poderes de las tinieblas" (la violencia y el dinero enloquecido...).

Jesús identificó el demonio con la enfermedad mortal del hombre, la que mata de verdad al ser humano, empezando por los más débiles de la cadena, como he dicho. Lo demoníaco, pues, no es persona, sino lo contrario a la persona. En ese sentido "no existe en sí", pero destruye lo que existe, como parásito militar, económico, social...

-- Ese demonio-parásito lo creamos nosotros, no tiene realidad en sí, pero puede "des-crearnos". Contra ese parásito buscó la Verdad, el Amor cercano, la ternura poderosa...Así apareció y actuó como exorcista personal y social, y fue asesinado por ello.

Seguiré hablando del tema, evocando en especial el gran "exorcismo" del Apocalipsis. Hoy me limito a seguir desarrollando el tema iniciado ayer. Buen día a todos, desde Jesús, el exorcista.

>> Sigue...


Lunes, 28 de mayo

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Mayo 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031