El blog de X. Pikaza

Mi mano con la mano de otros muchos... (entrevistado por Koldo Aldai)

Hace ya nueve años, Koldo Aldai, buen amigo, colega y analista religioso, que tiene un precioso "portal" en RD, me hizo una entrevista "inteligente" (por su parte, más que por la mía), para la Fundación Ananta.

La entrevista original puede leerse aún, y yo la sigo suscribiendo, en contra de lo que suele suceder a veces cuando se cambian los matices de la conversación. En este caso, sigo suscribiendo las palabras que K. Aldai transcribió y comentó fielmente, una tarde gozosa de encuentro en un pueblo del alto y frío Burgos, llamado Madrigalejo del Monte. Pero, releyendo el texto antiguo y queriendo rescatar para mi blog su contenido, he querido precisar algunos de sus rasgos.

Conservo para ello (con algún ligero retoque) las preguntas sabias de K. Aldai, pero introduzco algunas reflexiones que me parecen significativas en este momento teológico-eclesial.

Kaixo, Koldo. Sé que no te enfadarás porque actualice y publique en mi blog tu entrevista". Sabes que te leo con aprovechamiento... y que Mabel y yo te seguimos esperando, pero no en Madrigalejo, sino cerca de Salamanca, un buen sitio para encontrarnos.

Yo he pasado alguna cerca de Estella y he querido al Urbasa, pero algo me lo ha impedido siempre, aunque tengo la intención de hacerlo, para contemplar contigo (y con Mabel) la cascada, los hayedos, la pradera.
Un beso de Mabel, un abrazo mío.
K. Aldai en RD http://blogs.periodistadigital.com/tierraliberada.php.
Texto original de la entrevista: http://www.fundacionananta.org/web/ http://unarealutopia.blogspot.com.es/2009/03/entrevista-xabier-pikaza-koldo-aldai.html

>> Sigue...


Dom 22.10.17. Tributo del César, "dinero" de Dios (Mt 22, 15-21)

Dom 29. Ciclo A. Jesús ha dicho que la viña del Reino es para todos.

Sobre ese fondo sitúan Marcos y Mateo la pregunta y disputa sobre el tributo del César, planteada por los mismos adversarios anteriores, que quieren tenderle una trampa.

Jesús buscaba otro tipo de economía, centrada en la comunión inmediata de bienes (campos) y familia, sin un dinero divinizado en forma de capital autónomo, valioso en sí mismo. Estrictamente hablando, su proyecto se oponía (en un nivel distinto) al orden imperial de Roma, que mantenía su poder armado sobre fundamentos de dinero.

En ese contexto se sitúa y ha de entenderse este pasaje sobre el tributo del César, que los adversarios plantean a Jesús para “cazarle” en algún tipo de contradicción y así acusarle ante el pueblo (si defiende el tributo del César) o ante la administración romana (si lo rechaza). Así lo suponen, según el evangelio de Lucas, las autoridades de Jerusalén cuando llevan a Jesús ante Pilato, acusándole de presentarse como pretendiente mesiánico y de impedir el pago de los tributos del César (Lc 23, 2).

Desde ese fondo ha planteado la Iglesia antigua el tema de la relación entre la economía de Jesús (que es el Reino: es decir, la comunión gratuita de bienes) y la economía del César, que se funda y expresa en unos tributos al servicio de la administración militar del imperio y del sostenimiento de un tipo de política, que se expresa en el dominio de los ricos.

Éste es un tema antiguo, un tema actualísimo, que nos sitúa ante el ideal de una humanidad fraterna en gratuidad (signo de Dios) y la realidad de una política y economía hecha de tributos que en principio pueden y deben ponerse al servicio de todos, pero que en realidad tienden a ser controlados por algunos.

Como verá quien siga, éste es un texto complejo, que Mateo ha tomado de Marcos, un texto que proviene históricamente de Jesús, pero que la Iglesia ha debido (y debe) ir adaptando según las circunstancias, aunque manteniendo siempre firme el ideal mesiánico de la comunión de bienes, distinguiendo de algún modo el plano del César y el de Dios.

A lo largo de los años de mi blog, he tratado del tema en muchas ocasiones, desde diversas perspectivas. Ahora lo hago de forma nueva, tomando como base el texto de mi nuevo Comentario de Mateo. Verá el lector que los que quieren "tentar" a Jesús eran (y siguen siendo) los fariseos unidos a los "herodianos", es decir aquellos que se dicen religiosos (fariseos) con los políticos realistas del poder establecido (herodianos).

Buen domingo a todos. El tema clave de religión y política sigue servido.

>> Sigue...


Mariano Álvarez, el último metafísico (1935-2017)

Acaba de morir el último, quizá el mayor de los filósofos clásicos de España (de línea hegeliana), el metafísico por excelencia: Mariano Álvarez Gómez.

Había nacido en La Mata de Monteagudo León (1935). Acaba de morir en Salamanca, la ciudad donde ha residido y enseñado, el pasado 13 de octubre.

Entró en el seminario de León, y cursó los estudios de filosofía y teología en la Universidad Pontificia de Salamanca ampliando después sus estudios de filosofía en Munich, donde se doctoró el año 1967 con una tesis brillante sobre Nicolás de Cusa. Vino después a Salamanca (en torno al año 1970), donde le encontré enseñando filosofía en la Universidad Pontificia (el año 1972), y allí fuimos compañeros durante largos años.

Pasó después de la Pontificia a la Universidad Civil de Salamanca, donde obtuvo y regentó la cátedra de metafísica desde el año 1982 hasta su jubilación, dedicándose principalmente a la historia de la filosofía, especialmente al pensamiento de Hegel del que ha sido quizá el mejor de los intérpretes.

Ha tenido y sigue teniendo cientos de discípulos, que han llevado su pensamiento y magisterio por todos los lugares del pensamiento hispano, donde es reconocido como uno de los maestros principales de la segunda mitad del siglo XX.

>> Sigue...


¿Por qué arde Galicia? Un largo, largo incendio

Una vez más, tras otro cálido verano, en Galicia (con el norte de Portugal y parte de Asturias) se ha quemado más bosque, especialmente de eucaliptus y pinos.

Ciertamente, el pino y el eucalipto arde porque ha sido un duro, caliente, verano, que no acaba de terminar. Arde Galicia porque el calor, el eucalipto y el viento son un caldo de cultivo de los incendios... Pero arde también, al menos en parte, porque hay muchos "incendiarios", que son de dos tipos:

-- Unos los que ponen el mechero o la cerilla... y quieren que arda este monte que les parece injusto... (algunos quieren que arda para comprar más barata la madera chamuscada y recalificar quizá algunos terrenos).

-- También pueden llamarse incendiarios... los que no han querido que el monte sea lugar de vida y riqueza para todos, como a lo largo de los siglos. El monte de anaño (la fraga) era vida y fuente de riqueza para los campesinos (os labregos...). Pero este monte de ahora se ha vuelto extraño para muchos, que han podido pensar que es bueno quemarlo.

No quiero justificar en modo algunos los incendios. En el momento actual, quemar un bosque o monte de pino/eucalipto es un delito ecológico (¡contra la tierra!), un "pecado económico" (contra la riqueza del país)... y puede ser (y es) incluso un homicidio. Quede eso claro.

Pero no basta la condena... Hace falta seguir pensando sobre la razón de los incendios, en buena parte provocados...

-- Hay que ver si la repoblación con pino-eucalipto ha sido ecológicamente buena, y sobre todo justa: Si ha favorecido de verdad a los pobres... o si ha sido una forma de destruir la riqueza ecológica de Galicia y la fuente de economía demuchos campesinos/labregos.

-- Tras condenar los incendios... hay que ver si es necesario un nuevo "pacto", un compromiso común a favor de la historia secular de Galicia, con sus montes autóctonos y sus campesinos, que han vivido en parte del monte (de donde se saca la leña, donde pace el gado/ganado).

Es hora de pensar mejor las cosas entre todos... y de hacer un pacto pacto "por el bosque", teniendo en cuenta los factores ecológicos y económicos, sociales... y de crecimiento sostenible... Se trata de lograr que ese "pacto" por el bosque sea comprendido y acepado básicamente por todos, porque es favorable a todos, invirtiendo lo necesario en "limpiar" los montes, prevenir incendios... y de lograr que sea (como puede ser) económicamente rentable.

-- Todavía podemos impedir los incendios... para los próximos decenios, pero eso sólo será posible con ese pacto que digo..., que sea creíble incluso para los labregos galegos... que tienen razones para desconfiar... con una ley muy dura contra los queman por intereses de madera... Es necesario un pacto ecológico, económico... y sobre todo social, un pacto inteligente, bien pensado, bien presentado...

En ese fondo se entiende la historia que contaré, una historia antigua, de hace más de 50 años, pero ella sigue siendo válida ahora, en la nueva Galicia que pugna por nacer de nuevo.

Mi recuerdo y reflexión no explica todo... Hay otras perspectivas, otros puntos de vida... Pero estoy convencido de que mi versión sirve para entender un elemento de esos incendios en Galicia, como nos lo contaba una sabia anciana (velliña) do lugar do Sartal, no conceio de Poio.

Buen día a todos, con el deseo de que acaben los incendios y se resuelvan los temas sociales y administrativos del lugar, deseando lo mejor para aldeanos y bomberos, para todos los gallegos (con portugueses y asturianos).

>> Sigue...


Jesús, un hombre llamado Iglesia

Con este título (De Jesús a la Iglesia) he publicado un largo comentario del Evangelio de Mateo, pues, en contra de lo que se dice (Jesús anunció en reino, pero vino la iglesia), debemos afirmar:

a. Jesús creó un grupo de seguidores y amigos, con los que recorrió los caminos de Galilea. No fue un hombre sólo, pensando por aislado en montañas y cuevas, sino de caminos, en compañía de hombres y mujeres, hablando, escuchando, compartiendo...buscando con ellos (desde abajo) caminos de Reino.

Ciertamente, habló del Reino que viene, y prometió su llegada... pero en el camino encontró gente, se juntó con gente, de manera que creando (=se le fueron juntando) grupos de Reino, es decir, de humanidad renovada, de esperanza y de transformación social. Por eso, en el momento de su muerte, de manera dolorosa y agradecida, sus discípulos supieron que tenían mucho en común, una herencia inmensa de así lo exploraron, creando la comunidad que supieron que él quería haber creado.

En esa línea, iglesia o comunidad de seguidores de Jesús... no nació en un momento, sino en varios, a golpe de ensayos y recuerdos compartir..., pues, en contra de lo que otros quisieron, Jesús no dejó todo atado y bien atado, sino abierto a la creatividad del Espíritu de Dios y de sus amigos... Murió sin haber acabado su proyecto, pero en el mejor momento (¡en otro sentido en el peor!), y sus discípulos supieron (sintieron) que era su deber acabarla, pues el mismo Jesús les animaba (era su alma, era fuente de su nueva vida...)

Triunfó de esa manera tras su muerte... o mejor dicho por haber muerto de esa forma. Otros otros quieren viviendo, se imponen mandando, y piensan que crean dominando... Jesús, en cambio, se dejó matar por fidelidad a su tarea y así murió... dejando abierto en manos de Dios y de sus seguidores todo su futuro.

Sus discípulos rehicieron su vida, es decir su obra, en su nombre, por él... De manera extraña, algunos que se llaman investigadores han sacado la conclusión de que no pudo existir, que fue sólo un mito condensado en forma de historia evangélica: Un faraón judaizado, un héroe griego incardinado en Galilea, la avatara palestina de un Dios indio…. Pero eso significa no valorar lo que había sucedido, lo que estaba sucediendo tras su muerte, como un fuego que él dejó encendido en varios frentes, en grupos que se reunieron en su nombre como Iglesia

En esa línea, tras veinte siglos su vida real resulta más sorprendente y rica que todas las fantasías posibles,
que todos los dogmas religiosos entendidos en forma "ontológica". Queda él, Jesús, sorprendente en su obra, que es la obra de sus seguidores.

De esa forma, él sigue siendo un rabino judío de Galilea, ajusticiado en Jerusalén en la Pascua de Primavera del 30 d. C., llamado Jesús (=Dios Salva), como Josué/Jesús, un antiguo conquistador judío, pero su nombre auténtico es Iglesia. Un rabino, un ajusticiado mayor que toda su doctrina. un hombre que se hace Vida en la vida de sus seguidores.

Desde ese fondo podemos recordar su historia: La Historia de un hombre llamado Iglesia, aquel que convoca y reune en nombre de Dios, desde los más pobres, desde los excluidos de todos los sistemas .

>> Sigue...


Muchos son los llamados y pocos los escogidos (Mt 22, 14)

Esta advertencia final de la parábola de ayer (Mt 22, 1-14) ha sido extensamente elaborada por 4 Esd 7, 43-61, en un contexto de gran pesimismo antropológico, tras la guerra del 67-70 dC, retomando el motivo clásico del “resto”, que aparecía con cierta frecuencia en los profetas (cf. Am 3, 12; 4, 11; Is 7, 3.9, Jer 31, 7-10 etc.).

Conforme a ese motivo, la gran muchedumbre de Israel tiende a la ruina, sólo queda un pequeño “residuo”, formado por aquellos que cumplen la voluntad de Dios. Sólo ese resto, unos pocos, logrará salvarse.

Este visión pesimista, que ha hecho temblar de miedo a miles de creyentes, inclusos santos, encendiendo la ira de cientos y cientos de predicadores moralistas, ha de mirarse en su contexto. No es una palabra de Jesús, sino una reflexión de algunos círculos pesimistas de la Iglesia, que Mateo ha colocado aquí, para contrarrestarla... pues sabe que Jesús ha proclamado su banquete de reino "para muchos" (es decir, para todos), en una línea de universalidad..., que queda ratificada por el final del evangelio (Mt 28, 16-20).

De todas formas, es una advertencia seria... que no ha de aplicarse tanto al más allá como a este mundo. Dios ha llamado a muchos, es decir, a todos, pero nosotros podemos invertir su llamada..., haciendo que este mundo sólo sea espacio de vida para unos pocos..., condenando a la mayoría a los suburbios de las ciudades inmensas.

El problema no es el cielo después.... (vida de Dios), el problema es el inmenso infierno que vamos creando precisamente aquí, en este mundo de envidia, de rechazo, de opresión y muerte de los más pobres.


Esdras y Mateo. Salvación de unos pocos, salvación de muchos

Conforme a la visión de 4 Esdras, la destrucción de la gran masa del pueblo se debe al hecho de que el “mal corazón” ha prevalecido en la historia de los hombres, por lo que Dios ha debido crear dos mundos, uno para la condena (abundante como tierra) y otro para la salvación (escaso como oro y plata). Desde ese fondo se añade que el Dios justo se alegra en los pocos que se salvan, sin apenarse por los muchos que se pierden, tal como lo ratifica el texto clave de 4 Esd 8, 1-3: “Dios ha creado este mundo por (para) muchos, pero el futuro a causa de pocos…Muchos ciertamente han sido creados, pero pocos se salvarán” (8, 3).

En esa línea se podría afirmar que 4 Esd 8, 41 reinterpreta de forma pesimista la parábola del sembrador de Mt 13, afirmando que Dios planta en el mundo muchas semillas y legumbres, pero pocas prenden y dan fruto, pues él ha creado a los hombres en abundancia, pero de tal forma que pocos consiguen dar fruto En ese ambiente pesimista ha crecido, en el siglo II-III dC, un tipo de cristianismo miedoso, alimentado por 4 Esdras, cuya última versión latina, “cristianizada” en sentido muy sesgado ha sido acogida por la Iglesia, donde ha tenido gran influencia, de manera que ha podido considerarse libro canónico, incluido en la misma Vulgata .

En un primer momento se podría decir que este añadido (muchos son los llamados y pocos los escogidos) se sitúa cerca del pensamiento de 4 Esdras. Pero estudiando mejor el contexto total de Mateo hay que insistir en el carácter universal que tiene no sólo la llamada de Dios por Cristo (¡muchos son los llamados, hombres y mujeres de los caminos, buenos y malos! 22, 10), sino el mismo despliegue del evangelio en su conjunto, pues el Dios de Mateo no ha creado dos mundos (uno para salvación otro para condena), sino uno solo, una inmensa sala de bodas, pues todos son invitados al banquete del hijo del Rey.

Sólo en un segundo momento, a partir de esa llamada universal a la salvación, se atreve a presentar Mateo su advertencia sobre el vestido de bodas, del que en principio sólo carece uno de los llamados .

En esa línea y partiendo de la afirmación básica según la cual el Hijo del Hombre ha venido a dar su vida como “lytron” (redención) por muchos (=todos, 20, 28; 26, 28), debemos afirmar que esta sentencia pesimista (muchos son los llamados, pocos los escogidos: 22, 14), tomada en sentido absoluto, no encaja en todo el conjunto de Mateo, pues, conforme al sentido original de la parábola (22, 1-14), el Señor de la Casa (Dios), tras el rechazo de un tipo de judaísmo, ha querido llamar y ha llamado a todos por los caminos, para la Gran Fiesta, y, conforme a este pasaje, en la sala inmensa, sólo uno (que está allí sin ponerse el traje de boda) ha dejado de ser escogido.

Según eso, de un modo consecuente, este refrán (muchos los llamados, pocos los escogidos) no se puede tomar en sentido cuantitativo, como si sólo se “salvaran” (heredaran el Reino) unos pocos, sino como advertencia universal, para que todos procuren mantener el vestido de bodas.

Por otra parte, debemos recordar que, fiel al mensaje central de Jesús, Mateo no ha defendido la doctrina del resto (¡sólo un pequeño número de Israel se salva!), sino que defiende una visión inversa de “expansión”, es decir, de apertura del Reino hacia los que parecían estar fuera, no sólo en el mensaje de Jesús, dirigido a las masas (cf. la insistencia en okhloi, muchedumbres, en 4, 35; 7, 28; 8, 1; 9, 8. 33; 12, 15, 23 etc.), sino también en el envío final a todos los pueblos (28, 16-20). Sólo en ese contexto, para contrarrestar el riesgo de una apertura indiscriminada, sin ningún tipo de control o exigencia, él ha introducido aquí este refrán que recuerda y recoge la exigencia de fidelidad .

Éste es un problema que ha sido apasionadamente debatido por Pablo, que en Rom 9 parece aproximarse a la visión de 4 Esdras, hablando del Dios que muestra su ira en los condenados y la riqueza de su gloria en los salvados (9,22-23), para destacar, en ese contexto, la importancia del resto de los salvados de Israel (Rom 9, 27-29; con citas de Is 10, 22-23; 1, 9). Pero, sin olvidarse del misterio de la elección y del resto de Israel, Pablo ha terminado su reflexión apelando a la profundidad y grandeza de la voluntad salvadora de Dios, que ofrecerá su salvación a todo Israel (Rom 11, 26), abriendo así un camino universal de vida.

En un contexto semejante se mueve Mateo, que no ha planteado expresamente la pregunta de Lc 13, 23 (¿serán pocos los que se salvan?), pero que asume su misma respuesta tomada básicamente del Q (cf. Lc 13, 24-25): “Entrad por la puerta estrecha; porque ancha es la puerta… y muchos los que entran por ella; pero estrecha es la puerta, y angosto el camino que lleva a la vida, y pocos son los que la hallan.” (Mt 7, 13-14).

Aquí se repite la palabra clave de nuestro pasaje: oligoi, pocos; muchos los llamados, pocos los escogidos; muchos van por la puerta ancha, pocos por la estrecha…En esa línea, este pasaje quiere insistir en la distinción entre los llamados (klhtoi), que son muchos (=todos) y los elegidos (evklektoi,) que son pocos.Teniendo eso en cuenta, debemos añadir que la importancia del texto se encuentra precisamente en su primera parte, es decir, en la llamada universal de Dios que se dirige a muchos (polloi.), es decir, a todos.
Ésta es la novedad del Jesús de Mateo, que se sitúa y nos sitúa en la misma línea de la tradición paulina: La salvación (llamada) de Dios no se dirige a unos pocos, ni se reduce al pueblo de Israel, sino que se abre a todos los hombres y mujeres. El camino del Dios de Jesús se abre por tanto en línea de universalidad: Dios llama e invita a todos, de manera que todos, judíos y gentiles, están invitados al gran banquete del Hijo de Dios, llamados de la iglesia.

Sólo a partir de esta llamada universal se puede entender la segunda parte de la frase: y pocos son los elegidos (ekkektoi,), es decir, los que responden a la llamada. Dentro de la perspectiva de su evangelio, Mateo ha puesto de relieve la llamada universal, eso que pudiéramos llamar la voluntad antecedente de Dios, que no expulsa ni deja fuera a nadie. Éste ha sido su gran atrevimiento cristiano (igual que el de Pablo): Dios llama a todos, y al llamarles en Cristo introduce en su vida humana la misma Gracia de su Vida. Sólo sobre esta base de llamada universal puede y debe elevarse la advertencia “y pocos los escogidos”, no para insistir en los que se pierden, sino para llamarnos a todos a la fidelidad, al cambio .

Dios no ha creado pues el mundo para unos pocos justos que se salvan (de 4 Esdras), sino para los excluidos y necesitados, a los que ofrece salvación por Cristo… Sólo en ese contexto primario de apertura universal (28, 16-20) se puede entender esta palabra (muchos son los llamados y pocos los escogidos) como advertencia o parénesis, para insistir en la responsabilidad humana de los llamados por el Cristo. Frente a todo rigorismo o pesimismo puro, Mateo ha trazado en su evangelio un camino universal de llamada (don de Dios) y de respuesta humana (compromiso de los creyentes


Dom 15.10.17. Al banquete nos llama Jesús. Podemos estropear el banquete

12.10.17 | 17:20. Archivado en América Hispana

Dom 28, tiempo ordinario. Mt 22, 1-14. Esta parábola viene después de la de los viñadores y, conforme a la visión crítica de P.Meier, de la que hablé el domingo pasado, es una de las cuatro que pertenece a la historia de Jesús, que así aparece como enviado de Dios para anunciar y preparar su banquete de Reino.

Jesús no actúa simplemente por impulso propio, sino que “responde” (22, 1) a la provocación de los que quieren prenderle con una nueva provocación, contando precisamente ahora la historia de un Rey que ofrece el banquete por las bodas de su Hijo, convidando primero a los invitados oficiales, pero llamando después, al ver que ésos le rechazan, a los pobres y perdidos de los campos y caminos (22,1-10).


Esa “historia” (tomada del Q: Lc 14, 16-24) ha sido adaptada por Mateo y colocada en este contexto,
tras la parábola de los dos hijos (21, 28-32) y de los agricultores (21, 33-44), cuyo argumento retoma y concretiza, añadiendo al fin algunas advertencias contra los nuevos invitados (de su tiempo e iglesia) que no guardan (mantienen) el traje de bodas (22, 11-14).

Es una parábola luminosa e inquietante... Hay un banquete para todos, el banquete de la fraternidad, de la vida compartida, del mundo convertido en Reino. Pero muchos quieren su comida propia, en "pesebre aparte", para no mezclarse con los otros, para no apestarse.

Es una parábola propia de este tiempo (año 2017), cuando el mundo se divide en banquetes de algunos y miserias de otros, en lucha por un pan que crea guerras en vez de alimentar abrazos y mesas compartidas. Buen domingo a todos.

>> Sigue...


Sentarse y ponerse a pensar, como dice Jesús. Hoja de ruta para Cataluña

La declaración del Honorable Puigdemont, proclamando la Independencia de Cataluña, para “suspenderla” de inmediato me parece la mejor noticia de estos días, siempre que unos y otros respondan con generosidad y se tomen un tiempo de callar, para hablar después de forma distinta, como dice Ecl 3,7: Hay tiempo de callar, tiempo de hablar.

̶ Por un lado, me parece una buena noticia. Ciertamente, puede ser una respuesta trampa (y posiblemente lo es), una forma de seguir manteniendo el pulso con el Estado central, continuando la guerra anterior con otros medios. Sea como fuere, puede y deber ser un tiempo de respiro para mirar de otras manera los proyectos y tareas tiempo de callar para hablar, como supone la Biblia (Qoh 3, 7).

̶ Sin duda, esa suspensión de la independencia puede ser un engaño, peor que el anterior, porque porque no es lo que quería imponer el Ejecutivo del Estado Español, no es la victoria total del 10 a 0 de algunos políticos de Madrid... Pero no estamos para victorias de unos ni de otros, sino para pactos, como aquel que propone el mismo Jesús de Nazaret, en forma de parábola mundana en Lc 10, 25-33, un texto clarividente, donde el rey se sienta y se pone a pensar, antes de ir a la guerra total, un texto donde al fin Jesús pide generosidad a todos en la gran lucha económica de la vida. En ese fondo se sitúa la imagen... Sentarse o pasar juntos por encima del abismo, para superarlo...

Imagen: Una ruta arriesgada por Cataluña... Sólo quien asuma el riesgo puede trazar un camino en la roca, por encima del abismo.

En ese contexto, desde un fondo cristiano, me atrevo a ofrecer una sencillas reflexiones.

>> Sigue...


Jesús educador. La mejor política, la escuela

Nos hallamos en estos momentos en medio de una inmensa crisis de adoctrinamiento, no de educación, con políticos que actúan como sofistas (no como sabios), como predicadores nefastos, no educadores de vida, convivencia, solidaridad y perdón

Ciertamente, puede haber una doctrina buena, en libertad, para madurar a las personas en conocimiento y afectos, en sensibilidad y apertura a los demás... Una doctrina que no sea adoctrinamiento, sino iluminación para la hondura personal y la pluralidad, para escuchar a los demás y así enriquecerse todos.

Pero suele imponerse y triunfar en generan una doctrina mala, que parte de la verdad propia y niega la ajena... Una educación "en contra de los enemigos", no a favor de los distintos y de todos. Una educación para vencer, no para convencer, para destruir la verdad ajena, en vez de integrarla en la mía.

En medio de esa adoctrinación mala nos hallamos en este momento de acusaciones mutuas desde las sedes de lo que debería ser el lugar de la verdad y el testimonio de vida.

Como ayer dije, me pidieron en Salamanca al día una una reflexión sobre la educación cristiana, cuya síntesis apareció en la revista escrita. Hoy ofrezco el texto entero, tomado en parte de mi libo sobre Jesús educador.

Como seguirá viendo el lector (y como supone la portada del libro), la educación es una alquimia, que convierte los impulsos negativos en "humor" (tierra fecunda) de comunión. Quiso educar Sócrates en humanidad, y le mataron. Quiso educar Jesús en amor y universalidad, y le crucificaron...


((En esta "vieja escuela-cabaña" de La Concha, bajo la Lunada, educó mi madre en los cuarenta del siglo pasado. Allí supe que sólo la educación transforma y recrea)).

¿Qué habría hecho Jesús en este año 2017 que morirá muy pronto? Habría, sin duda, pronunciado ciertas palabras de denuncia profética, pero sobre todo había educado y curado, en Salamanca y Samarkanda, en París y Barcelona. No tengo en este momento de crisis, como todas..., más palabra que una voz sobre la educación de Jesús... y sobre la escuela de orientación cristiana, es decir, de orientación humana.

>> Sigue...


Ha empezado el curso: Una escuela de orientación cristiana

La revista Salamanca al día tiene una edición digital, que se renueva cada día (http://salamancartvaldia.es/), y otra impresa que sale cada quince día.

La Edición digital incluye con mucha frecuencia mis trabajos de RD: Pikaza, caminos de vida por lo que mis lectores pueden seguir y recoger mis trabajos más significativos.

La edición impresa es un lujo gratuito de información especializada sobre los temas de más importancia de la ciudad y la provincia, en línea económica y cultural, grastronómica y agrícola. Su director y amigo me pide también alguna colaboración con cierta frecuencia, como en este caso, sobre el tema de la Educación Cristiana.

Este tema puede encontrarse en pag. 50 de la edición impresa del próximo 23 de octubre de 2017, y así la ofrezco aquí, íntegramente, con el formato de la revista. Un día próximo publicaré en RD el trabajo entero, que aquí no ha podido incluirse.

Mis colaboraciones en http://salamancartvaldia.es/col/326/xabier-picaza/
Imágenes: (1) Portada de este número. (2) Medallón de la Universidad de Salamanca (1520), que ofrece el mejor "compendio" de lo que ha sido y sigue siendo un lema de la Universidad: La Universidad para los reyes (para la autoridad...) y los reyes para la Universidad. Buen otoño de comienzo de escuela a todos.

>> Sigue...


Viñadores 2. No matemos al "hijo", no robemos la herencia

Apareció a principios de este año el tomo V de J. P. Meier: Un judío marginal. La autenticidad de las parábolas a examen (Verbo Divino Estella 2017).

La edición inglesa (Probing the Authenticity of the Parables) había aparecido año y medio antes (enero 2016), y los más interesados pudimos estudiar, conocer y admirar su contenido.

Es una obra grande, rompedora, compleja, discutida, pero indispensable para los que quieran estudiar de un modo crítico (en sentido histórico y literario) las parábolas auténticas de Jesús, que a juicio de Meier no son más que cuatro:

1. Grano de mostaza (Mc 4,30-32 || Mt 13,31-32 || Lc 13,18-19)
2. Viñadores homicidas (Mc 12,1-11 || Mt 21,33-43 || Lc 20,9-18)
3. Gran cena (Mt 22,2-14 || Lc 14,16-24)
4. Talentos/minas (Mt 25,14-30 || 19,11-27)

En otro lugar de este blog (RD) mostré hace unos meses mi admiración y perplejidad ante esta visión de J. P. Meier, perfectamente articulada desde su perspectiva de crítica histórica, pero, a mi juicio, no totalmente probada, pues hay otros medios y caminos para descubrir los principios de la historia de Jesús, tal como se expresa en las parábolas. Mucho depende del "angular" de nuestra cámara.

Sea como fuere, coincido en este caso con su visión de esta parábola , cuyo texto más antiguo es el Mc 12, 1-8 (cf. Comentario), que no incluye en principio ninguna respuesta ya dada (fijada) de los oyentes en el texto, dejando que sean ellos los que (ya fuera del texto) decidan/definan el final (como hemos de hacer nosotros, en este otoño de 2018, con muchas herencias pendientes, muchos "hijos" muerto).

En la parábola, el hijo/heredero es asesinado, su cuerpo queda deshonrado y los asesinos en posesión de la viña. Todo nos lleva a pensar que esta parábola así compuesta es anterior a “experiencia” pascual de la Iglesia, que ha de entenderse como respuesta y re-interpretación de la misma parábola.

Con este motivo (en un mundo lleno de herederos/hijos muertos), ampliando la versión de los viñadores de este "domingo de Mateo" (8.10.17), que ayer presenté, he querido volver al origen de la parábola, en su versión de Marcos, pues ella nos sitúa en el momento crucial de la historia de Jesús, que él mismo expuso ante sus opositores, definiéndose como “hijo” a quien Dios puso al cuidado de su herencia.

Esta parábola nos vuelve a recordar que todos somos sanedritas, que tengamos cuidado, que no tomemos por fuerza la herencia, que no matemos al hijo heredero. Así lo mostraré, retomando básicamente mi comentario de Marcos.

>> Sigue...


España, nación a medio hacer (Pedro Zabala)

06.10.17 | 17:43. Archivado en Amigos, la voz de los, Sociedad, política, Política

Cuando hay un tema difícil de política le pido Pedro Zabala que me alumbre. Él ha sido profesor de Derecho en la UNED,ha vivido y vive en un lugar de cruce (la Rioja), entre Euskadi, Castilla, Aragón...

Pedro sabe bien (él es Zabala y es Sevilla) que España es una nación a medio hacer, y que de nosotros (y de nuestros políticos) depende que la hagamos nación unitaria que expulsa de sí a los distintos, o nación de naciones, incluyendo no sólo a Cataluña sino a Portugal, con lo que eso implicaría de cambio: Incluso habría que superar el término España y retomar uno más amplio, como Iberia (federación ibérica, con catalanes y portugueses, con vascos y catalanes, con andaluces, gallegos, murcianos...).

De esa forma, nuestra situación, que es actualmente un problema y un choque de falsas legalidades (o legalidades a medias), podría convertirse en una bendición, una forma nueva de vertebrar las españas o la gran Iberia, pero con libertad, sin autoritarismos, sin fijarnos en un pasado normativo, pues tenemos varios pasados, como supieron S. Albornoz y Menéndez Pidal.

De lo contrario, mientras discutimos si son galgos o podencos, sin los bancos son de Barcelona o de Madrid, llegarán otros bancos más grandes, y comerán a los de Madrid o Barcelona, porque el tema no es un nacionalismo u otro, sino una sociedad líquida, sin identidad ninguna,donde diciendo patria, patria, patria... caemos todos en la sin-patria de aquellos que no tienen otro corazón ni lugar que el dinero.

Para recordar eso he querido dejar varios mapas (en uno Cataluña es una "marca hispánica de Francia), y en otros se ven las lindes o rayas desde diversas perspectivas. Esto de ser una nación a medio hacer tiene grandes ventajas, siempre que queramos enriquecernos, buscando cada uno el bien de los otros,sin imposiciones ni insultos, sin ideas preconcebidas.

Hoy le dejo la palabra a Pedro, con tres o cuatro mapas. Gracias, amigo; un agradecimiento de todos mis lectores.

>> Sigue...


Sábado, 21 de octubre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Octubre 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031