El blog de X. Pikaza

Pablo Berbegall (1971-2016). Como Rut: Un servidor, un amigo

Había nacido el 5-II-1971, se ordenó de presbítero el año 1996, y ha sido párroco de San José Obrero, en la diócesis de San Isidro (Gran Buenos Aires). Hemos mantenido contacto desde el año 2007, hemos hablado de temas de Biblia; publiqué en mi blog algún trabajo suyo, como el 22.11.2007, que hoy quiero reproducir con ocasión de su muerte.

Hace más de un año nos hicimos "amigos" en face-book, donde he podido seguir su interés por la educación, por la promoción y dignidad de las mujeres, por la teología (utilizaba trabajos de Pagola y de Torres Queiruga...). Era un buen amigo, un pastor querido de la Iglesia, como he podido observar por las últimas entradas de su página de face-book (Pablo Berbegall:https://www.facebook.com/pablitob?fref=nf ) donde amigos y parroquianos le están despidiendo con inmenso cariño.

Esta mañana me ha escrito su amigo, el P. Roberto Murall, contándome su muerte: Fue encontrado encontrado sin vida en su casa parroquial el pasado 24.5, el día de María Auxiliadora.

Pablo era un hombre bien formado. Entró en mi blog y me escribió el 9 del 11 del 2007, con ocasión de una postal que yo había publicado sobre Rut, iniciando un tema que he desarrollado después en dos libros (La mujer en la biblia judía, Clie, Viladecavalls 2012, y La Familia en la Biblia, Verbo Divino, Estella 2014).

Él me animó a seguir trabajando sobre el tema, y me ofreció una postal preciosa sobre Rut, que hoy reproduzco, recordando con gran dolor su partida. Así me cuenta su vida:

Pablo ha dedicado mucho tiempo a acompañar el acercamiento del pueblo de Dios a la Biblia y en ese sentido ha escrito algunos muy lindos artículos bíblicos.
Fue un hombre de fina inteligencia y profunda confianza en Jesús y su anuncio del Reino. Muy fiel a las amistades, supo encontrar en grupos que la vida le regaló, la fuerza para enfrentar las tristezas.

Ha trabajado en el acompañamiento a las mujeres en su propio reconocimiento en la Iglesia y en otros ámbitos a partir de la Palabra de Dios. Por momentos se sintió muy afectado por algunas situaciones de Iglesia en todos sus ámbitos, pero también se animó a buscar salidas que le permitieran sostener y animar la fe en el Dios de la Vida.

Pablo ha sabido traducir la Biblia al lenguaje y vida de la iglesia, al servicio de todos, y en especial de las mujeres. Su aportación sobre Rut me pareció muy hermosa el año 2007, y así la quiero seguir ofreciendo.

Gracias, Pablo, por lo que me mandaste entonces, por tu amistas posterior, por tu recuerdo en Face-book, hasta hace ocho días. Has muerto en la flor de la juventud, a los 46 años. Los amigos que te están despidiendo en face-book pueden hacerlo también aquí. Yo estaré encantado.

Ha sido para mi un ejemplo tu opción por la justicia, tu cercanía humana, tu trabajo como catequista, tu inmensa dedicación al servicio de los niños, de las mujeres, de los pobres.Te voy a recordar con Rut, con ella te comparo este día. No te olvides de nosotros. Xabier
.

>> Sigue...


Dom 29.5.16. Corpus, fiesta de la Misericordia

Este domingo celebramos el Corpus de la Misericordia, como ha querido el Papa Francisco, y es buena ocasión para poner de relieve la relación que existe entre la Misericordia de Dios (entre los hombres) y Cuerpo de Cristo.

Como bien sabemos, Jesús ha rechazado (superado) un tipo sacralidad fundada en el sacrificio de animales y en el cumplimiento de unas leyes de pureza, para centrar su fiesta y su presencia en el pan compartido, como dicen dos textos famosos (Mt 9, 13; 12, 7: “misericordia quiero y no sacrificio”).

Así lo han puesto también de relieve los relatos de las “multiplicaciones”, que, en sentido estricto deberían llamarse “alimentaciones”, es decir, fiestas del pan compartido, abiertas a todos los hombres y mujeres del entorno, tanto a un lado del río y del lago de Galilea, como al otro, en la zona de los paganos y/o gentiles (Decápolis).

Marcos 6, 35-44 y 8, 1-10 (con los paralelos de Mateo, Lucas y Juan) han contado cuidadosamente esa “alimentaciones eucarísticas”, que son las primeras y más importantes de todas las fiestas del Corpus, es decir, del Cuerpo Mesiánico de Cristo.

Ciertamente, no están mal las procesiones de Toledo o Ledesma del Tormes, pero en sí mismas ellas se parecen menos a las fiestas del pan de Jesús en Galilea o Decápolis.

Corpus de verdad sería una fiesta del pan compartido en Ceuta o Idoumene (si es que queda allí alguien, si es que alguno logra superar las vallas de la policía “católica”), sin interesarse demasiado por la identidad personal y social de cada uno (soltero, casado, divorciado), para poner de relieve su hambre y su deseo de libertad y comunión. Sería bueno celebrar este año el Corpus de la Misericordia, como tiempo de comunión y presencia real de Cristo, en la eucaristía real de la comunión con los necesitados.

En este contexto quiero evocar y situar la fiesta del Corpus, que Jesús fue ensayando y preparando no sólo en sus “multiplicaciones” (alimentaciones) a campo abierto, sino también en otras comidas que compartió con hombres y mujeres de diversa condición, hasta la Última Cena, cuando le iban a matar por eso mismo (por dar de comer a y por comer con todos), con sus discípulos y amigos, en Jerusalén, diciéndoles que de esta dificultad ya no salía en este mundo, pues la policía le estaba persiguiendo los talones.

Fue cuando les dijo que la más honda comida termina siendo la de dar el propio cuerpo, compartir la vida y sangre con todos. Ésta es la fiesta del Corpus, es decir, de mi cuerpo entregado, compartido, al servicio de todos los cuerpos del mundo

Los cristianos tenemos buena memoria y hemos conservado el recuerdo de las eucaristías de Jesús, en el campo y en las casas, hasta la última de Jerusalén, pero las hemos transformado tanto que ya casi nadie las conoce (¡iba a decir “ni la madre de Jesús”!).

Ciertamente, entre las comidas/corpus de Jesús en Galilea, Decápolis, Jerusalén… y la Eucaristía/Corpus de Toledo o Ponteareas hay una continuidad… pues aquellas llevan a estas, pero hace falta mucha imaginación y buena voluntad para descubrirlo.

Para trazar mejor ese argumento he querido escribir lo que sigue.

Imágenes: 1. "Especies". 2. Adoración. 3 (y final): Mercedarios de Sevilla en una procesión del Corpus.

>> Sigue...


26.5.16. Corpus. Cuerpo y Sangre de Cristo, vida humana

El día del Corpus, que tradicionalmente se celebra el jueves después de la Trinidad, la Fiesta de Dios hecho carne y sangre humana, es la fiesta cristiana de la humanidad de Dios, de la divinidad del hombre

El conjunto de la iglesia la celebra ahora esta fiesta el próximo domingo, pero hay multitud de lugares (desde Toledo a Ledesma de Salamanca) en los que se sigue celebrando este jueves, mañana 26-5.16.

Por eso quiero ofrecer una reflexión eucarística fundamental, en la línea de lo que he venido haciendo otros años, desde 2007.

Esta fiesta tiene cien matices, mil riquezas que deben ponerse de relieve en diálogo con la humanidad (el cuerpo de Dios es por Cristo el ser humano entero, la humanidad completa)y en especial con otras confesiones cristianas, que han matizado el sentido de la Eucaristía, en otras perspectivas.

Ésta es una fiesta religiosa y social, es cristiana y quiere ser universal, la fiesta de todos aquellos que quieren vincularse entre sí, de un modo concreto, compartiendo pan, bebiendo juntos el vino de la vida, en alegría y esperanza, dispuestos a entregar su propia vida, unos por los otros.

Hoy quiero ofrecer simplemente un resumen de lo que significa esta fiesta, este día, desde una vertiente bíblica, católica, en la línea de lo que escribí en un libro titulado: Fiesta del Pan, Fiesta del Vino. Mesa común y Eucaristía. También he desarrollado el tema en el Gran Diccionario De la Bibía (entradas: Última Cena, Eucaristía).

Buen Corpus a todos, feliz día de mañana, feliz próximo domingo.

>> Sigue...


Pensar la Trinidad, Ricardo de San Víctor

24.05.16 | 12:41. Archivado en Dios, Amor, Trinidad, Dios cristiano

He presentado hace tres días la nueva edición del Tratado de Ricardo de San Víctor, la Trinidad, para detenerme después en la perijóresis o movimiento trinitario (como danza, como itinerario de amor).

Hoy quiero centrarme una vez más en el pensamiento de Ricardo de San Víctor, tal como lo presento en mi libro trinidad, itinerario de Dios al hombre (Sígueme, Salamanca 2015).

Quiero así que los amigos de la teología puedan detenerse en el misterio del Dios que es Padre, Hijo y Espíritu Santo, esta semana de la Trinidad. Tanto el libro de Ricardo como mi comentario podrán serviles de ayuda. Pero les ayudará sobre todo la lectura del Evangelio, entendido como "viaje al interior de Dios", en la línea de mi postal del pasado 19, donde exponía en esa línea el evangelio de Mateo.

Buena Semana de la Trinidad a todos.

>> Sigue...


Trinidad, camino y danza de Dios. La perijoresis

22.05.16 | 08:07. Archivado en Dios, Filosofía, pensamiento, Trinidad, Dios cristiano

Celebra hoy la Iglesia (22.5.16),la fiesta de la Trinidad y quiero aquí presentarla como camino y danza de Dios, siguiendo una antigua tradición de la liturgia y teología de la Iglesia de Oriente y Occidente.

El P. Marcelo Bravo Pereira, Prof. Agregado de la facultad de Teología del Ateneo P. Regina Apostolorum (Roma), acaba de interesarse por mi visión de la perijóresis (danza trinitaria), tal como yo la había expuesto en una "postal" del 26 de junio del año 2009, distinguiendo entre danza y camino de Dios, apelando para ello a la tradición de los Padres de la Iglesia Griega.

Me ha interesado mucho su certera reflexión sobre el tema, que yo había expuesto también en un libro posterior, titulado Trinidad. Itinerario de Dios al Hombre (Sígueme, Salamanca 2015, págs. 460-466), situando el sentido de la perijóresis o danza/camino de Dios en el despliegue de la teología griega y latina.

Con esta ocasión, en este día de fiesta solemne, he querido precisar mi visión del tema, distinguiendo los dos matices de la perijóresis como danza (del griego joros) y como marcha o camino de avance (de jôreô), como seguiré indicando en lo que sigue.

Esta reflexón puede resultar en principio algo difícil para el menos iniciado, pero, si vence su primera dificultad, podrá descubrir su hondura y belleza abismal, no por lo que yo diga, sino por que supone el Dios cristiano, como camino de vida que se abre al futuro (en línea que avanza) y como danza circular (encuentro de amor entre personas).

Siga quien desee, siga quien se atreva a pensar e imaginar, porque la Trinidad forma parte del imaginario religioso y social de occidente, en línea de descubrimiento originario de la vida y de expresión del misterio de Jesús.

El tema lo merece. No hay nada más hondo y gozoso que pensar sobre Dios y disfrutar de su presencia.

Nada es para el cristiano más lleno de misterio y belleza que el signo trinitario de la cruz, en el nombre del Padre del Hijo del Espíritu, no como algo que está fuera de nosotros, sino como la verdad de nuestra vida, pues en ese Dios somos, nos movemos y existimos.

Buen día de la Trinidad a todos.

>> Sigue...


22. 5. 16. Fiesta de la Trinidad, con Ricardo de San Víctor

Difícil es entrar en la fiesta de la Trinidad con mejor pie que volviendo a la obra clásica de Ricardo de San Víctor, que fue un monje de la Abadía de San Víctor en Paris, en el siglo XII.

Era de origen británico, especialista en oración, maestro de novicios, buen agustiniano, experto en el amor como principio de toda comunicación y toda vida, tanto en Dios como en la historia de los hombres.

Ricardo se mantuvo fiel a la gran tradición de la Iglesia, se inspiró en San Agustín, tomó como clave de bóveda de su pensamiento la comunidad de vida entre los hombres, y presentó de esa manera al mismo Dios, como génesis (despliegue) de amor y como amor cumplido (en comunión), tanto en la eternidad como en la historia de los hombres.

En esa línea quiso definir al ser humano como "ex-sistencia", una persona que proviene del amor de otras personas y que sólo tiene entidad en sí (sistencia) al ser desde (ex-) y al entregarse desde sí, viviendo de esa forma en otros y con otros.


Desde ese fondo escribió este tratado de la Trinidad, el más perfecto de todos los que se han escrito, de un modo unitario, tanto en oriente como en occidente, en un momento en que las iglesias no se hallaban todavía plenamente divididas, antes de la irrupción de la "escolástica" del siglo XIII, que ha marcado hasta hoy la historia de la teología y de la iglesia de occidente.

Éste es el mejor canto que yo puedo elevar a la Trinitas-Unus-Deus, al Dios que es Padre, es Hijo y es Espíritu esta víspera de su fiesta.

He desarrollado el tema en otras ocasiones. Hoy quiero presentar gozosamente la traducción castellana de este libro, aquí precisamente, en Salamanca, en le Editorial Sígueme, a la que felicito por el buen trabajo realizado, al servicio de todos los amigos de los buenos libros sobre Dios. Buen día a todos.
Imagen 2: Maestro de San Víctor enseñando

>> Sigue...


Dom 22.5.16. Trinidad, viaje al interior de Dios y al exterior de los hombres (con Mateo)

Celebra este domingo la iglesia la Fiesta de la Trinidad, como culmen y compendio de todas las fiestas del año: del Dios que es Padre, es Hijo y es Espíritu.

La formulación más clara de la Trinidad la ofrece el final Evangelio de Mateo, que culmina con la gran palabra del envío:

Id al mundo entero,
ofreced este camino (evangelio) a todas las naciones,
bautizándoles en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo,
y yo (Jesús) estaré con vosotros hasta el fin de los tiempos.

Éste es el desenlace y fin del evangelio, que hoy quiero interpretar como viaje al interior de Dios, siguiendo el esquema y camino del evangelio de Mat3eo, con los textos más significativos que van jalonando esa marcha, con Jesús, desde su nacimiento hasta su pascua.

-- Es un viaje al interior de Dios, como vida de amor que se revela en la historia de los hombres, vida que los textos primordiales de Mateo (1, 18-25; 3, 17-17; 11, 25-30; 17, 1-8 y sobre todo 28, 16-20) interpretan y entienden como Padre, Hijo y Espíritu Santo.

-- Es un viaje que culmina en forma de Universalidad Humana, pues el Dios Padre, Hijo y Espíritu vincula en amor (en futuro de salvación) a todos los pueblos de la tierra, judíos y gentiles, cristianos y no cristianos. De esa forma, el vieja al interior se convierte en viaje al exterior de todos los hombres y mujeres.

Como verá el lector por la imagen, presentaré los momentos básicos de este "viaje trinitario", al interior de Dios y al Exterior de todos los hombres, en una Vigilia de Oración y Reflexión, que se celebrará en Valencia, el próximo sábado.

Allí invito a los que quieran acudir. Los otros podrán ver el esquema general, con los momentos básicos de este gran gran camino: Cuanto más entremos en Dios más podremos extendernos en solidaridad de amor y justicia hacia todos los hombres y mujeres de la tierra, porque el interior de Dios es principio de reconciliación y unidad (en la diversidad) de todos los pueblos y personas del mundo.

En los días próximos, como corresponde a este fiesta, presentaré otras facetas del Dios Trinitario. Buen fin de semana a todos.

>> Sigue...


Francisco Fontecha, en el corazón (1932-2017)

Digo "en el corazón", no "in memoriam", porque Paco (José Francisco Fontecha Inyesto) era un hombre entrañable, y así sigue, en el corazón de los amigos que quedamos.

Murió ayer (17.5.16), cuando estaba preparando su última clase de Teodicea, en el Centro de Estudios Teológicos de León. Fue a decírsela al Buen Dios de Jesús, en quien había creído.

Por eso, antes que su foto, quiero poner como imagen la paloma del Espíritu, signo de su libertad amiga de Dios y de los hombres. Así has vivido, Paco, como signo y presencia del Espíritu, que es la Libertad creadora de Dios, la libertad comprometida y amorosa de los hombres

Hace un tiempo que no le había visto, pero es como si fuera ayer. Sabía que estaba en Calle Varilas 6 o en la Residencia Sacerdotal de León (España), que seguía dando clases de filosofía en el Centro Teológico, con su humanidad de siempre, su deseo de conocer, de comentar, de interesarse por dentro de la vida de la sociedad y de la Iglesia.

Había nacido el 16 de junio de 1932, murió ayer (17.5.16) y será enterrado hoy, tras el oficio religioso que se celebrará hoy, en la Iglesia Parroquial de Jesús Divino Obrero, en León.


Era uno de los últimos testigos de la novedad del Concilio Vaticano II y de su aplicación, uno de los hombres importantes de la transición religioso y social que se produjo en España en los años 60 y 70 del siglo pasado y que se expresó con su surgimiento de la revista Iglesia Viva (1966), del Instituto Fe y Secularidad (1967) y, sobre todo, en la Asamblea Conjunta de obispos y clero (año 1971), y en la Universidad Pontificia de Salamanca, en los años siguientes.

Participó activamente en los grandes movimientos de renovación eclesial y social de los años 60 al 80, con su pasión por la libertad, por el diálogo, por la extensión humanista del cristianismo, en un momento clave de la historia española.

Estuvo discreta, pero activamente, en todos los lugares donde tenía que estar, y lo hizo bien. Ha muerto también discretamente, en León, rodeado de sus amigos, querido por sus alumnos. En el corazón te llevo, Paco, con el símbolo de la paloma, en este Pentecostés fuerte del año 2016; en el Espíritu de Dios te dejamos los amigos antiguos.

>> Sigue...


Obras ES /3. Consolar, soportar, dialogar

Termina con esta postal la exposición de las siete obras de misericordia espirituales (propias del Espíritu Santo), que he querido poner de relieve con ocasión de la fiesta de Pentecostés.

El mismo Espíritu de Dios consuela a los tristes, nos consuela y hace que nosotros podamos consolar a los demás, como dice San Pablo en Rom 8 y 2 Cor 1. Por eso le llamamos Consolador o Paráclito: Fuente y sentido de todo consuelo profundo.

Éstas son las tres últimas: consolar a los tristes, soportar las adversidades de la vida y dialogar con el misterio (esto es, pedir a Dios por vivos y difuntos), descubriendo y realizando así el sentido de la vida como diálogo con Dios, dialogando (en lo que podamos) con todos los hombres y mujeres.
Cada lector podrá destacar una de ellas.

-- Para algunos, la más importante será el consuelo, que consiste en acompañar y animar a los tristes, angustiados, abatidos, levantando la "moral" de los demás, para caminar con ellos.

-- Otros insistirán en la paciencia activa, entendida como aguante en las adversidades. No se puede consolar si uno se deja hundir, si se deprime por nada, si no sabe mantenerse en un mundo cargado de riesgos.

Paciencia activa es el aguante, es decir, la resistencia , como ha puesto de relieve el libro del Apocalipsis. No es una resistencia resentida, sino un gesto de compromiso activo con la vida, a favor de los demás, en esperanza.


-- Finalmente, la más importante de todas las obras es la oración, entendida como diálogo, con Dios y con los otros. No se trata simplemente de pedir, sino de pedir y dar, de acompañar a los demás en el camino (y de un modo especial al mismo Dios).

La oración nos vincula sobre el campo de la vida, como a la pareja del cuadro de Millet, con la pareja orando al mediodía el Ángelus. Ambos dialogan así y se vinculan, no sólo con el campo en que trabajan, sino con el Dios creador, con los vivos y difuntos.

Como verá quien lea la postar entera, sigo tomando como referencia la obra que hemos escrito J. A. Pagola y un servidor con el título de Entrañable Dios. Las obras de misericordia (Verbo Divino, 2016). Allí he puesto de relieve el origen y sentido de las obras de misericordia corporales y espirituales (por utilizar este lenguaje, quizá poco apropiado, de la tradición teológica, pues también las obras llamadas corporales, tomadas de Mt 25, 31-46, son obras espirituales).

>> Sigue...


Las obras del Espíritu Santo 2. Corregir y perdonar

Ayer presenté las dos primeras obras de misericordia espiritual, es decir, las dos primeras obras del Espíritu Santo (enseñar y aconsejar). Hoy presento las dos siguientes: Corregir y perdonar. Estas obras van en la línea de la cuarta estrofa del Himno al Espíritu Santo:

Riega la tierra en sequía.
Sana el corazón enfermo.
Lava las manchas.
Infunde calor de vida en el hielo.
Doma al espíritu indómito,
guía al que tuerce el sendero.

La novedad está en que esas obras no las realiza el Espíritu Santo desde fuera, como si fuera un poder externo, independiente de nosotros, sino a través de aquello que nosotros vamos impulsando, promoviendo, realizando, como testigos y portadores del Espíritu de Cristo. Somos nosotros los que podemos y debemos:

Regar la tierra en sequía, sanar el corazón enfermo,
domar el espíritu indómito, guiar al que tuerce el sendero...

Nosotros mismos somos portadores del Espíritu de Cristo, realizadores de su obras, que es nuestra siendo de él, del mismo Espíritu Divino de Pentecostés.

Éstas son pues las dos siguientes obras del Espíritu Santo: corregir y perdonar. Así lo indicaré a continuación. Sigo tomando el texto de mi libro Entrañable Dios, las Obras de Misericordia. Continúa la semana de Pentecostés, buen día.

>> Sigue...


Dom 15.5.16. Pentecostés 1. Las obras del Espíritu Santo (educación y consejo)

Año tras año he venido repitiendo en esta fiesta, desde 2007, el tema y teología del Espíritu Santo, y así podrá verlo quien lo quiera, buscando en mi blog de RD.

Pues bien, este año he querido hablar de las Obras del Espíritu Santo, que se identifican con las obras del misericordia espirituales, esto es, propias del Espíritu Santo, que se expresa a través de ellas en la vida de los creyentes y del conjunto de la iglesia.

Empezaré recordando, a modo de ejemplo que suele hablarse los siete “dones” del Espíritu Santo, en la línea de Is 11, para evocar después los siete frutos, citados por San Pablo en Gal 5, 22. Pero me detendré después en las obras del Espíritu Santo, que son obras de misericordia humana, pero son, al mismo tiempo, obras de la misericordia de Dios, que es el Espíritu Santo.

En esa línea, Pentecostés es la fiesta de Dios como Espíritu de amor/vida que se manifiesta y actúa en la vida de los hombres. Pero es al mismo tiempo la “fiesta y compromiso” de los hombres, que se van haciendo espirituales, en un gesto de amor mutuo, de experiencia de vida.

Como el tema es largo, publicaré hoy sólo las dos primeras obras (enseñar, aconsejar) A lo largo de la Semana de Pentecostés publicaré las cinco siguientes.

Como verá quien siga leyendo, según el evangelio, la primera “obra” del Espíritu Santo es la enseñanza (el Espíritu Santo os lo enseñará todo…). En esa línea, las obras del Espíritu Santo comienzan por la enseñanza. Buena Vigilia y día de Pentecostés.

>> Sigue...


Habrá mujeres diaconisas (si la cosa no se tuerce)

13.05.16 | 09:47. Archivado en mujer, Papa, obispos, Mnisterios


El Papa ha sorprendido a las mujeres de UISG (Unión General de Superioras Generales), diciéndoles que el tema está en estudio

La noticia había sido adelantada, de un modo no oficial, por el Cardenal Lehmann, uno de los grandes cerebros de la Iglesia Católica, teólogo alemán, ya jubilado (nació en 1936), pero con gran autoridad, en la línea del Papa Francisco. Este Lehmann pidió hace unos días que se concediera el diaconado a las mujeres, diciendo que la “cosa” responde no sólo a la praxis de la Iglesia antigua, sino a las necesidades actuales de los cristianos.

En esa línea, este pasado 12 de Mayo del 2016, el Papa ha sorprendido a las mujeres de UISG (Unión General de Superioras Generales), diciéndoles que el tema está en estudio, y que sería bueno crear una comisión oficial para estudiarlo, desde el punto de vista bíblico, histórico etc.

Con toda intención, el Papa se lo ha dicho a unas monjas, pues ellas serían las primeras destinatarias del diaconado femenino, ya que muchas están mejor formadas que los miembros del clero masculino y realizan las funciones de servicio (es decir, de diaconía) más importantes de la Iglesia.

Con la autoridad que él tiene, el Papa podría haber resuelto el tema por sí mismo, por decreto ley (Motu Proprio), promulgando hoy mismo, un documento en esa línea. Pero bastantes problemas tiene el Papa con su Curia Vaticana para añadir uno más, y por eso ha decidido crear una comisión, que deberá tratar cuatro o cinco temas(texto publicado en http://www.elespanol.com/mundo/20160513/124487557_0.html).
:

>> Sigue...


Sábado, 28 de mayo

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Mayo 2016
LMXJVSD
<<  <   >  >>
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031     

Sindicación