El blog de X. Pikaza

29.6.17. San Pedro, Roca de la Iglesia (Mateo 16)

28.06.17 | 14:56. Archivado en Iglesia Instituciones, Santos, Amigos, la voz de los

Tras la caída de Jerusalén y muerte de los líderes, que fueron sobre todo Pedro y Pablo, Santiago y el Discípulo Amado (tras el 70 d.C.), las iglesias cristianas sintieron la necesidad de fundar su visión de la Iglesia en alguno de ellos.

‒ Así, las iglesias paulinas tomaron como norma y sentido de la interpretación cristiana de Jesús a Pablo (como veré en la postal que sigue).

La tradición del Evangelio de Tomás tomó como referencia a Santiago, y la del Cuarto Evangelio al Discípulo amado (como indicaré en los próximos días).

La tradición de Mateo, asumida como referencia básica por la Iglesia Católica, ha insistido en la autoridad de Pedro, como hoy mostraré, con ocasión de su fiesta.

El evangelio de Mateo asume la historia de Jesús de Marcos (y, en el fondo, incluso la teología universal de Pablo), pero las integra y recrea en una comunidad de herencia judeo-cristiana.

-- Para ello universaliza el mensaje nacional (moral) de los judeocristianos (como hizo en otra línea la carta de Santiago), recuperando la historia del Cristo Jesús.

-- Al mismo tiempo apela a la autoridad y patrocinio de Pedro (Mt 16, 16-19), que aparece así como garante de la verdad del evangelio y del conjunto de Iglesia, entendida ya de un modo universal.

Este Pedro del evangelio de Mateo, que es un San Pedro de la fe, aunque fundado en el Cefas/Pedro de la historia de Jesús, forma parte no sólo de nuestra gran visión de la iglesia católica, sino de nuestro imaginario más cordial de creyentes.

Así quiero mostrarlo en este día de su fiesta, retomando un motivo de mi Comentario de Mateo (cuya posible portada adelanto). Buen día a todos los amigos "pedros", con sus variantes: Peru, Pietro, Kepa, Peter, Pierre... A todos mi saludo... y con Pedro/Francisco, obispo de Roma, mi mejor deseo de comunión eclesial.

>> Sigue...


Gocémonos amado. Un programa de verano

Estas palabras centrales del "ejercicio de amor", que he comentado en mi estudio sobre San Juan de la Cruz,responden al gozo de Dios, que vio que todas las cosas eran buenas, gozándose en ellas (Gen 1), y nos invitan a su vez a que gocemos unos de y con otros.

Estas palabras expresan el momento del gran fiat, es decir, del hágase de la persona humana que acepta y agradece el don de Dios, y que amorosamente le responde. De esa forma, el “hágase tu voluntad” del Padrenuestro (cf.. Mc 14, 36; Mt 6, 10), se convierte en un hagamos y gocemos, es decir, gocémonos amado.

El más poderoso pensador de occidente, el hispano/judío B. Espinosa, dijo que el mundo el deseo e decisión de ser (conatus), abriendo un camino que conduce a la voluntad de poder (Nietzsche) y a la real gana (Unamuno).

El más poderoso testigo de amor de occidente, el hispano/árabe Juan de la Cruz, nos dice en este verso que el mundo y la vida es deseo de gozo, amor de amante y amado, abriendo así un camino que aún no ha sido explorado en plenitud por los cristianos.

En este contexto he querido ofrecer ante todo la imagen y el libro de mi amiga, Daniela Repetto, que está ofreciendo el testimonio de su amor/gozo carmelitano en Argentina, su tierra origen, y en Salamanca su tierra elegida.

En la dedicatoria del libro, ella me dice que le he ayudado a entender a San Juan de la Cruz... Los dos nos hemos enseñado y estamos aprendiendo. Gracias, Daniela, por estar ahí, por acompañarnos. Quiero dedicarte con Mabel esta postal, en estos momentos duros en los que Dios muestra su amor a los tuyos, que son los nuestros.

Estas palabras (gocémonos amado...) se encuentran en el culmen de la mística de San Juan de la Cruz, Cántico Espiritual [CB] 36, y nos llevan de la experiencia del mundo transfigurado a la mística del gozo.

>> Sigue...


Dom 25. 6. 17. No tengáis miedo: El testimonio de Jeremías

Domingo 12. Ciclo a. Jeremías 20, 10-13 y Mateo 10, 26-33. Éste es para mí el domingo de Jeremías, uno de los profetas que ha iluminado la vida de Jesús y que sigue iluminando la nuestra, quizá el hombre mejor conocido de la historia antigua, entre el siglo VII y VI, en el momento clave del paso de una cultura opresión social a una cultura la libertad interior y de experiencia personal de Dios.

En esa línea, Jeremías es uno de los primeros hombres "modernos" de la historia de occidente. La tradición del evangelio le presenta como precursor de Jesús. Así, cuando él pregunta a la gente ¿quién dicen que soy? le responden: «unos dicen que eres Juan el Bautista; otros, que eres Elías; y otros, que eres Jeremías o uno de los profetas» (Mt 16, 14; véase también Mt 2, 17; 27, 9).

En sentido estricto, Jeremías pertenece a la historia de Jesús , de manera que sin él (sin su pensamiento y su experiencia) es muy difícil que pudiera haberse hablado de Jesús. De esa manera, él que puede venir a convertirse en uno de los testigos básicos de nuestro tiempo, un tiepo hecho de derrumbamientos y miedos, pero también de nuevas fortalezas y esperanzas.

Jeremías es el hombres que se atrevió a plantarse sobre el templo de Jerusalén, acusando a sus sacerdotes de haberlo convertido en "una cueva de bandidos", lo mismo que hará más tarde Jesús (cf. 11, 15-17). De esa manera, la historia de Jeremías se convierte así en modelo de nuestra historia (como fue modelo de la historia de Jesús).

Jeremías aparece en el centro de la historia de Israel como impulsor de la esperanza de Dios y de la Vida, en miedo del derrumbamiento de su Ciudad (Jerusalén)... de manera que su mensaje puede convertirse para nosotros en libro de cabecera y guía de camino en medio del derrumbamiento de nuestra ciudad religiosa, en este año 2017 (mundo actual). Por eso quiero evocar hoy su figura con la liturgia de este domingo, y presentarle, al lado de Jesús, como testigo y garante de esperanza, en medio de los tiempos convulsos que vivimos.

Superar el miedo en medio de un mundo que se derrumba, eso es creer en Dios, como Jeremías. En esa línea queremos situarnos. Buen domingo a odos

>> Sigue...


24.VI.17 Juan Bautista

23.06.17 | 22:32. Archivado en Iglesia Instituciones, Santos, Jesús, Nuevo Testamento, Judaísmo

Se celebra hoy, en el solsticio de verano, el nacimiento de Juan Juan Bautista, que anuncia, a los seis meses, con el solsticio de invierno, el nacimiento de Jesús.

Juan Bautista ha sido y sigue siendo (con María de Nazaret) el testigo privilegiado de Jesús, como aparece en los ábsides de las iglesias medievales. Sin pasar por el huracán de fuego que es Juan resulta difícil acoger la brisa de Jesús.

Por eso quiero ofrece hoy un compendio de su mensaje y de su vida. Buen día a todos, esta noche de San Juan.

>> Sigue...


23. 6. 17. Sagrado Corazón: Por una Iglesia que crea en el amor

Presenté el año pasado, en un día como hoy, fiesta del Sagrado Corazón una larga postal sobre el amor de Jesús desde la perspectiva de la misericordia (como nos había pedido el Papa Francisco).

Mantengo el texto del año pasado, y así podrá verlo quien quiera, pues ofrezco debajo la clave para encontrarlo. Pero he querido volver al tema desde otra perspectiva, porque estoy convencido de que los problemas actuales de la Iglesia (y del conjunto de la humanidad) nacen de la falta de amor en el sentido radical de la palabra Corazón.

De esa forma paso de la misericordia (que es también amor cordial) al amor completo, en línea personal y social, de enamoramiento y familia, de libertad y creatividad de alma, porque de una brisa de amor hemos nacido, y sólo en amor nos curaremos como sabía y decía Juan de la Cruz, en la línea de Jesús, en un tiempo en que no se celebraba todavía la fiesta del Sagrado Corazón.

(blogs.periodistadigital.com/xpikaza.php/2016/06/02/p354167#more354167 )

La economía no habla de amor, no cree en eso, tiene otros valores que son desvalores. Por eso, los que se educan y viven conforme a la ley del Mercado no caminan en amor (no aman, y en el fondo no viven).

La política tampoco habla de amor, ni le interesa, porque no se atreve o porque el tema le parece cursi. Por eso, en general, los políticos parecen mal amados, pues no les importa el amor de la gente, sino otros programas, proyectos, poderes (en general no aman, y en el fondo tampoco viven).

Tengo la impresión de que una parte de los líderes de la Iglesia Cristiana no aman, ni creen en el amor. No creen que Jesús haya venido a querer, ni creen (eso me parece) en su poder salvador, en libertad. En general, siguen hablando de amor (¿no faltaría más), pero se les nota a las claras que no aman (no se atreven a hacerlo, tienen un corsé de normas y miedos que se lo impide).

Tengo la impresión de que esos líderes (que, por otra parte, son muy buenas personas) piensan que su oficio es cumplir, y parecen aplastados por su peso, como si les costara lo que hacen, como si no tuvieran más remedio que andar riñendo al personal (sin saber de verdad que sólo en amor es su ejercicio).

Así me parece (¡quizá me equivoque y no sepa verlo bien!), pero no les veo en libertad para amar, sino como funcionarios de un sistema de poder en decadencia (ya no hacen falta estadísticas, a ojo se nota…), son como cantores de la última elegía de una muerte anunciada.

Hoy, día del Sagrado Corazón, me atrevo a decir simplemente que, en el camino de Jesús, el amor es posible, a pesar de los cinco cardenales que juran por lo contrario, y de los muchos cristianos que viven tristes, como si tuvieran que cumplir una dura tarea y no supieran que “no tienen más oficio ni beneficio que el amor”.

Éste sería el tema que he querido retomar en este día del Sagrado Corazón: Tener la valentía de despojarme (y despojarnos) de todo lo restante, para empezar a caminar en amor, pues “quien en amor camina ni cansa ni se cansa”. En amor liberado, en amor libre… que eso significa el Sagrado Corazón.

Buen día a todos los amigos de este portal de amor que quiere ser mi blog. A ellos dedico las paradojas de amor que siguen... tras este manifiesto de Chile.

>> Sigue...


Saborear a Dios, intimidad desbordada (José Chamorro)

Con estas palabras presento este 21.6.17 el libro de mi amigo y colega José Chamorro, unas Claves para saborear la vida. Experiencias desde una intimidada desbordada (San Pablo, Madrid 2017).

Porque Dios es olor y color, es tacto y toque, palabra que se escucha en el silencio y que se dice y siente, a la vez, con voz de trueno sobre el Sinaí, siendo silencio de brisa en el Horeb. Por eso, a Dios se le escucha a saborearle (es decir, al saberle), y de esa forma se le dice (Él mismo se dice en nosotros) por encima de todo discurso racional, como han sabido y dicho profetas y poetas.

José Chamorro, pedagogo experto en enseñanza religiosa, mistagogo en la línea de Juan de la Cruz, nos ha querido ofrecer en este libro su latido de intimidad hecha colores y sabores frescos de verano, para sentir a Dios como le sienten los niños cuando permitimos que la voz de silencio que ellos llevan siempre dentro les aflore, como los colores de papel de la portada, como el sabor de helado escondido tras la tapa (si entras en el libro lo sentirás).

He tenido el privilegio de leer este libro por anticipado, en testimonio de amistad, atreviéndome a escribir un pequeño prólogo, de tinte algo erudito,sobre profetas y poetas. Espero que no desentone, porque lo que importa de verdad es el sabor y el color del libro, tema a tema, letra a letra, para ponernos así en sintonía con el olor de Dios (¡y corran sus olores, decía Juan de la Cruz), como los niños del colegio donde José enseña sin enseñar, dejando que ellos mismos escuchen y sepan y puedan decir lo que oyen.

Gracias, José, por este nuevo libro. Gracias a la Editorial San Pablo por hacernos el favor de publicarlo. Con mi mejor deseo, vuelvo a decir aquí lo que digo en el prólogo, para que no se quedé aquí el lector, sino que siga y entre "a su saber", como dice San Juan de la Cruz.

>> Sigue...


Haceos itinerantes (Ev Tomás 42)

Me han vuelto a decir que en la iglesia son necesarios los itinerantes, los liberados para el Reino de Dios, como en el principio del proyecto y camino de Jesús, que les mandó por los caminos y los pueblos, sin más estructura que el corazón dispuesto a querer, sin más riqueza que un fermento de nueva humanidad.

En ese contexto he recordado una sentencia del Evangelio de Tomás (que retoma el mensaje del envío de Mc 6, Mt 10 etc.), y he puesto. ¡Sed itinerantes, haceos transeuntes! pues de paso vamos, pero en camino podemos y debemos encontrarnos y ayudarnos, animarnos. Así, con un grupo de mujeres y hombres, de niños y mayores, como transhumante del Reino, voluntario del amor, rico de vida y mendicante de esperanza, empezó Jesús su campaña de Dios.

Les sacó de sus sedes estables, de sus simples redes de orilla de mar, y les hizo itinerantes por los anchos caminos y los mares, para así encontrarse con los caminantes, los perdidos y expulsados, para iniciar con ellos la gran Marcha de la Vida.

Así empezó Jesús, así empezaron los grandes cristianos como Francisco de Asís e Ignacio de Loyola, Juan de la Cruz... y tantos otros que han sabido volver y vuelven hoy (año 2017) a los caminos de la vida para acompañar a los que vagan, acoger a los perdidos, animar y dejarse animar por todos.

De esos itinerantes de Jesús, antiguos y nuevos, quiero hablar hoy, en medio de este ya duro verano de una Europa recalentada y sin savia de vida, de iglesias vacías, de sedes mortecinas en las que nadie puede sentarse para descansar de verdad....De esos itinerantes primeros quiero tratar, recordando que todos vamos de camino y que debemos ir ligeros de equipaje,, para escuchar y acompañar a cuantos vagan, como decían los poetas, porque vamos llenos de Dios, libres para el amor y la esperanza, preñados de futuro...

Así quería Jesús que fuéramos los suyos, siempre en camino, en todas partes en casa, en todas las casas de paso, dispuestos a parar y conversar, prontos al encuentro y la solidaridad con todos los que van y vienen por la vida. Iba Jesús de elecciones de Reino, es decir, de elección y opción de Vida, a favor de los expulsados, cansados, derrotados...

>> Sigue...


Violencia y misión cristiana, un esquema histórico (en castellano y esperanto)

He estado en Gijón, Asturias, con el Foro Garpar G. de Laviana (16.6.17) para reflexionar sobre la Nueva Evangelización, recordando la antigua, que se hizo con cierta violencia, conforme a la famosa doctrina de las dos espadas, una política y otra religiosa.

La figura y obra de Gaspar (1941-1978), un hombre clave de la última evangelización, mártir de la resistencia anti-somocista (anti-capitalista), nos ha ayudado a plantear mejor el tema, ante un Jesús (imagen 1) fusilado por los poderes del nueva capital-mercado, a quienes sirve el Imperio militar, como sabía ya el Apocalipsis de Juan.


En ese contexto he tenido la alegría de retomar un argumento que había desarrollado en la misma ciudad de Gijón, en un contexto de fe semejante, hace unos años (11 de mayo del 2006), ocupándome de un tipo de violencia cristiana inherente a una primera evangelización político/religiosa, desde el despliegue del constantinismo (con la unión del poder civil y religioso/cristiano) hasta la actualidad.

Ésta es la clave de la nueva evangelización, en una línea que se opone a un tipo de nuevo pacto entre templo/religión y capital (imperio), una evangelización que abre caminos de libertad y de concordia, frante a los nuevos "tanques" (think tanks) de un pensamiento totalitario, que son peores que los mismos tanques militares del imperio (imágenes 2 y 3), como sigue sabiendo el Apocalipsis de Juan.

En Gijón he tenido el gozo de encontrar de nuevo a D. Faustino Castaño, secretario del Foro G. G. Laviana y esperantista activo, de apertura universal, comunista en el sentido radical de la palabra, que me ha ofrecido la versión y recreación de mi conferencia del 2006 en esperanto

Con esta ocasión, y con el deseo de retomar ese motivo clave de la violencia inherente a un tipo de evangelización (cristianización), con el fin de proponer una misión distinta (es decir, auténtica), en gratuidad, al servició de la liberación de los pobres y oprimidos, quiero ofrecer primero una parte de mi texto castellano del 2006, con la recreación posterior del texto en esperanto.

Gracias, Faustino. Un abrazo de nuevo a los amigos de Gijón, en los salones de la parroquia de San Pedro, sobre el mar, ante la playa, bajo el promontorio,con la memoria cercana del poblado romano.(para el texto en esperanto cf.
http://carleos.epv.uniovi.es/~faustino/heleco/82/16-21.pdf ).

>> Sigue...


Corpus. Al atardecer nace la Vida

Jesús no ha sido profeta de ayunos, sino de pan y vino compartindo con los marginados de su pueblo, de pan y de peces ofrecidos en el campo abierto a todos los que van y vienen, como han destacado los evangelios en los diversos relatos de las “multiplicaciones”, que debemos entender como comidas mesiánicas de Jesús, a cielo abierto, con todos los que vienen (cf. Mc 6,30-44; (, 1-10 par).

En ese fondo se sitúa su manera de asumir la muerte, conforme a la tradición antigua de la iglesia. Sintiéndose amenazado, Jesús quiso beber con sus amigos el vino de fiesta final, prometiendo que la próxima vez lo bebería con ellos en el Reino. De esa forma quiso despedirse de amigos y de amigas, con el fino de la promesa del Reino en la mano.

Por eso, es normal que las iglesias de Jerusalén y Antioquía (representadas por los textos de la institución eucarística) y luego todas las iglesias hayan recreado litúrgicamente las palabras de la última cena sobre el pan y el vino como expresión radical de la entrega y esperanza de Jesús (uniéndolas a la palabra sobre el pan), como seguiremos indicando.

Al atardecer de su entrega por el Reino, desde el borde del fracaso, confiando en el Dios de la Vida, Jesús ofreció a los suyos su señal de vida: el pan y el vino, su mismo Cuerpo de amor y de entrega por todos. Buena fiesta de Corpus.

>> Sigue...


Dios a cuerpo: Eucaristía

En diversas ocasiones he tratado en este Blog de la Fiesta del Cuerpo de Cristo, como podrá ver quien se moleste manejando el buscador de RD, por estas fechas de Junio.

He insistido casi siempre en los tres momentos de la celebración:

-- El Cuerpo de Cristo es Eucaristía que significa Acción de Gracias, reconocimiento del don de la vida como bendición.

-- El Cuerpo de Cristo es Anámnesis, que significa presencia de de Dios, un Dios a Cuerpo, vida a vida, por Jesús, algo que la tradición latina ha consagrado con la palabra filosófica de trans-substanciación.

-- El Cuerpo de Cristo es Epíclesis o invocación dirigida al Espíritu Santo, siempre con los signos del pan y de vida, que son vida compartida de Dios con los hombres.

Para insistir en la identidad cercana del cuerpo eucarístico (en línea de madre, enamorada,amigo, carne de Dios en Cristo...) quiero hoy comentar las palabras más significativas de la celebración, "ésto es mi cuerpo", tomando como referencia unas páginas finales de mi libro Fiesta del pan, fiesta del vino (Verbo Divino, Estella 2006).

Porque el tema de fondo es la Fiesta de Dios, como dicen los franceses (Fête-Dieu), el mismo Dios es Fiesta. No es que nosotros celebremos a Dios, sino que Dios nos celebra a nosotros. De esa forma quiero hoy ver a Jesús, viniendo él mismo como cuerpo, avanzando al frente de la Iglesia, somo signo y principio de nueva Humanidad, espiritual y carnal, de tierra y cielo.

Buena fiesta del Corpus a todos los amigos, con el gran signo del Cristo hecho cuerpo compartido y encarnado en el pan y el vino de la celebración de la vida,

>> Sigue...


Gaspar G. de Laviana (1941-1978): Poeta y testigo de Jesús, mártir de la justicia

Convocatoria:
Queridos amigos y compañeros:

Como sabéis, el Foro de Cristianos GASPAR GARCIA LAVIANA es un lugar de encuentro para reflexionar con libertad sobre la realidad social y eclesial en la que vivimos y aunar las inquietudes de quienes deseen incentivar un pensamiento y una praxis en consonancia con el Evangelio...

Este año tendremos, el viernes día 16 de este mes una conferencia del teólogo Xabier Pikaza... para superar esquemas y prácticas eclesiales que lastran lo que entendemos debe ser la acción de los seguidores de Jesús: el trabajo por la construcción del Reino de Dios en este mundo. Es interesante conocer las causas que condujeron al actual alejamiento de ese modelo y explorar la manera de superar esa situación.Al terminar el acto tendremos un pequeño ágape de confraternización.

Un saludo. José Luis Suárez, Secretario del Foro Gaspar García Laviana.

UNOS DATOS BIOGRÁFICOS

Gaspar García de Laviana (1941-1978) fue religioso y presbítero de los Misioneros del Sagrado Corazón. Nació en Asturias y fue enviado a Nicaragua donde trabajó intensamente al servicio de los campesinos y los pobres (1969-1977), siendo amenazado y perseguido por la dictadura de Somoza.

Al final de un largo de un largo y arriesgadísimo proceso de ayuda cultural, sanitaria y social a los más pobres del país, agotando los medios pacíficos de ayuda y los intentos de transformación social sin guerra, el año 1977, tras un viaje a España para consultarlo con compañeros y amigos, pensando que la jerarquía eclesial de Nicaragua no respondía de un modo solitario, decidió entrar en el movimiento armado sandinista, siendo abatido el año siguiente en un acto de guerra. Así lo comunicó a los compañeros sacerdotes de Asturias:

Me llamo Gaspar García Laviana; soy sacerdote religioso del Instituto Misionero del Sagrado Corazón. Tenemos obras prácticamente en todo el mundo y concretando más en Centroamérica tenemos misión en Guatemala, en la zona de quiché, donde unos compañeros de aquí de Oviedo van a trabajar, y en Nicaragua donde estamos seis.Nací en La Oscura, Asturias, el 8 de Noviembre de 1.941. ama Silverio García Antuña, nacido en El Corbero, minero; trabajó 42 años en la mina y ahora está retirado.Llevo 11 años de ordenado. Trabajé 4 años en Madrid y 7 en Nicaragua, concretamente en San Juan del Sur...

Poco después anunció a todo el pueblo nicaragüense su entrada en el FNLS en la Navidad de 1977. Con el grado de comandante, ya muy pronto, antes de un año, murió en la pelea: 11 de diciembre de 1978.

Fue un hombre de gran cultura y sentido social, un poeta, un utópico, generoso, siempre a favor de la solidaridad. Y todo en él fue gratuito. Lo único que esperaba a cambio de su entrega era el bienestar de su pueblo, la gente de Nicaragua, de San Juan del Sur, de Rivas.

-- Se puede discutir su manera de vincular el ministerio cristiano con la guerra sandinista... Pero también se puede discutir y mucho más la vinculación de gran parte de la jerarquía de Nicaragua con la dictadura de Somoza...

-- Se puede discutir el rumbo posterior de parte del movimiento "revolucionario" sandinista, tras la toma del poder (el año 1981, tres años después de la muerte de G. G. de Laviana).

Lo que no se puede discutir es la honradez y hondura del ideal cristiano y humano de G. de Laviana, un hombre clave en la memoria del pueblo de Nicaragua... y en la de Asturias su tierra, un hombre evangélico en el sentido radical de la palabra. Era un pacifista convencido, pero pensó que, en condiciones extremas, en defensa propia (y en especial en defensa de los pobres), como dice la doctrina tradicional de la Iglesia Católica (y del Vaticano) se puede acudir a la lucha armada. .

Mirando las cosas desde fuera, desde un despacho o lugar de poder, se puede discutir o matizar la opción de Gaspar G. de Laviana, pero en su sentido más profundo he de confesar que que ella fue un acto evangélico de justicia, al servicio de los más pobres.

En su honor quiero presentar, el próximo 16, en Gijón, una visión del ministerio cristiano del principio de la Iglesia. G. G. de Laviana era de mi "quinta" (unos meses más joven que yo). Yo tenía ya estas ideas cuando a él me mataron. Estoy seguro de que habríamos conversado amistosa y apasionadamente sobre ellas.

>> Sigue...


Trinidad, una síntesis teológica (con el retablo de la Cartuja de Burgos)

13.06.17 | 16:56. Archivado en Dios, Teología, Nuevo Testamento, Amigos, la voz de los

La Trinidad (que es fe en Dios Padre, en Jesús y en el Espíritu Santo) constituye, con la encarnación, el misterio cristiano por excelencia.

-- No es un dogma entre otros, una verdad que se suma a las restantes verdades de la fe.Es más bien, el dogma, es decir, el presupuesto glorioso en que se fundan todos los restantes elementos de la confesión cristiana. Es la verdad donde se apoyan y reciben su sentido las verdades del símbolo eclesial.

-- Es dogma y verdad que pertenece al campo de la fe y, sin embargo, puede presentarse también como compendio de todo saber racional, de todo pensamiento y, sobre todo, de toda práctica cristiana y humana, a favor de las personas (es decir, de todos).

Es el fundamento, siendo al mismo tiempo la meta de toda reflexión, como el compendio donde viene a expresarse el misterio cristiano. Es dogma, siendo, al mismo tiempo, el principio racional que más da que pensar a los creyentes, fuente y reto de toda filosofía.

Así lo mostraremos en las reflexiones que siguen, presentando de forma esquemática algunos de sus elementos primordiales, en perspectiva personalista, a la luz de la imagen clásica de la Trinidad del altar de la Cartuja de Miraflores, en Burgos:

Dentro del óvalo de la divinidad, el Padre y el Espíritu, revestidos de símbolos reales, sostienen a Cristo Crucificado como verdad y compendio del misterio trinitario. El Cristo total, Cristo redentor en su plenitud divina, con el Padre y el Espíritu, eso es la Trinidad

Por encima sobrevuela el pelícano de Dios, la vida misma como entrega hasta la muerte y como nuevo nacimiento en que la muerte se supera. En la parte inferior aparecen, entrando ya en el círculo sagrado, la madre de Jesús y el discípulo querido que son signo y compendio de la iglesia.

El óvalo de Dios es un mandala: el círculo en que el mismo Dios se expresa y se completa. Dios no es una especie de camino abierto al infinito, no es una espiral que se está haciendo y va buscando su verdad mientras avanza hacia lo nuevo. Dios se encuentra completo, realizado. Es el amor que existe por sí mismo, como encuentro de personas que se entregan y se acogen mutuamente, en el gozo de de la vida regalada y compartida.

Pero de Dios sólo se puede hablar en cristiano a través de Jesús. Por eso, para entender la Trinidad debemos dirigir nuestra mirada hacia la historia y cruz de Jesucristo. Eso es lo que hace el retablo que ahora estamos estudiando. Dentro del óvalo de Dios está Jesús crucificado, como Pablo decía:

-- Los judíos quieren obras, señales poderosas de aquel Dios que actúa como fuerza creadora sobre el mundo.
-- Los griegos han buscado la sabiduría, aquel conocimiento que nos lleva al interior de Dios, hasta la hondura en que la mente encuentra su descanso.

-- Por el contrario, los cristianos descubrimos a Dios que es Trinidad en Jesús crucificado, con el Padre y el Espíritu.

(Siga interpretando el gran Mandala Trinitario de Burgos quien quiera, analizando cada escena, con el Padre Sacerdote-Rey, con el Espíritu "mancebo", signo de toda juventud y amor... Yo ofreceré un esquema de la teología trinitaria, a la luz, a los pies, de ese Cristo Trinitario de Burgos).

>> Sigue...


Jueves, 29 de junio

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Junio 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930