El blog de X. Pikaza

21. 9. 17. Para celebrar la fiesta de San Mateo: Nuevo comentario de X. Pikaza

21.09.17 | 00:09. Archivado en Biblia, Nuevo Testamento, Amigos, la voz de los, Evangelios

No todos los días se celebra la fiesta de San Mateo, no todos los años podemos presentar un comentario como éste: Xabier Pikaza, El evangelio de Mateo. De Jesús a la Iglesia (1072 págs). Éste es un gran motivo para celebrar la fiesta de Mateo (no sólo en Logroño o Valladolid, sino en toda la cristiandad), en este mes de la Biblia, al comenzar el otoño en el hemisferio norte (o la primavera en el sur).

-- Hoy, 21.9-17 se celebra la fiesta de Mateo,

un hombre (el primer evangelista), un texto (el primer libro del Nuevo Testamento, quizá el más influyente de toda la historia cristiana). Es un buen momento para recordar nuestro origen, para reforzar nuestra identidad.

Con ese nombre (Mateo) se conoce al autor del primero de los evangelios conservados en el canon del Nuevo Testamento. Pero se trata de un nombre posterior (de la 2ª mitad del siglo II), de manera que no sabemos cómo se llamaba exactamente el autor de este evangelio. Sea quien fuere, él ha retomado en otra perspectiva la narración de Marcos, completándola con elementos del Q (un documento con dichos de Jesús) y con sus propias aportaciones, desde la nueva situación de su comunidad, en Antioquia, en la Alta Galilea o en la Baja Siria (donde habría escrito antes Marcos).

Hoy (21.9.17) presentamos este nuevo comentario

que, como dice el título ha querido poner de relieve el camino que va de Jesús a la primera Iglesia, en un momento en el que también nosotros (2017) estamos pasando de un tipo de iglesia a otra, de una cristiandad a otra algo distinta (que quizá ya no será cristiandad, pues deberemos darle otro nombre).

El Evangelio de Mateo es un libro sobre Jesús: Así retoma y reelabora su historia, desde la perspectiva mesiánica de Israel, en la línea de Marcos, en paralelo a Lucas.

El evangelio de Mateo es un libro sobre la Iglesia, el primer manual de "eclesiología" que conocemos, quizá el más perfecto, hasta el día de hoy. Por eso ha sido necesario traducirlo a nuestro tiempo y comentarlo, como ha hecho X. Pikaza.

>> Sigue...


Los ángeles movieron mi cama. Dominación, pobreza y terremoto en México.

Así escribí a un amigo el pasado día ocho, desde CDMX, es decir, desde la Ciudad de México (el entiguo México DF): "Los ángeles han movido esta noche mi cama...".

Yo estaba bien dormido en un hotel, al lado de la Universidad Iberoamericana, donde me habían invitado a impartir un ciclo de conferencias sobre Violencia, dominación y dinero en la Biblia.Terminaba ese día el curso, y descansaba tranquilo porque los temas iban desarrollándose con normalidad y todos parecían muy interesados en los temas antiguos de la Biblia, que yo quería explicarles desde la situación actual de Cataluña y Euskadi, de España, México y USA, con el mundo entero.

Además había aprendido a moverme de nuevo por el barrio, que conocía bien, desde los años ochenta del siglo pasado cuando, recién inaugurada la nueva Iberoamericana me invitaba Bárbara Andrade (Q.E.P.D.)... un barrio que era casi un basurero, en las colinas de Santa Fe, carretera de Toluca.

Dormía tranquilo, sin más conciencia profunda que la luz lejana de los rascacielos del entorno (imagen 1), en el centro de una inmensa villa financiera, presidida por la carísima iglesia de San José María Escribá (imágenes 2 y 3), donde había ido esa tarde a mirar y a rezar, visitando al patrono de la Gran Ciudad del Dinero.

Parecía todo perfecto, grandes rascacielos, seis o siete hoteles de lujo... y un tren rápido, elevado sobre grandes pontones, que cruzaría el barrio, entre la tierra y el cielo, separado de las chabolas de de Tacuba y Santa Fe.

Era una Nueva Ciudad, un centro financiero y una Universidad elevada en las colinas antisísmicas tras el gran terremoto del año 1985, que había matado a casi 40.000 personas, derribando de raíz la vieja universidad IBERO...

>> Sigue...


Ante el Diluvio que viene. Una historia bíblica (Gen 6-8)

La Biblia ha situado al comienzo de la historia una intensa narración donde asegura que el pecado de los hombres suscita un “diluvio” que pone en riesgo la armonía buena de la tierra, indicando así que la vida de plantas y animales, la misma atmósfera y clima depende en parte de la acción humana.

Ciertamente, no todo deriva de los hombres, ni lo más importante. Desde que el mundo es mundo han existido grandes cambios, duras catástrofes, volcanes, huracanes, épocas glaciares, momentos de avance del desierto etc., todo ello acompañado por una larga lucha entre especies animales. En esa línea, vientos y temblores que rondan en torno al Golfo de México, de donde vengo, no dependen totalmente del hombre.

Pero la Biblia sabe desde Gen 6-8 que la humanidad influye poderosamente en el despliegue de la vida de la tierra, de forma que la mala acción del hombres puede provocar diluvios y cambios de clima y polución de agua y otros males que hoy (2018) sabemos mejor.

Desde ese fondo quiero comentar el relato del Diluvio de Gen 6-8, poniendo como primera imagen la D. A. Siqueiros,El diluvio fascista, 1936, Sala Siqueiros, México, que he vuelto a poner al final de este trabajo, en tamaño más extenso.

Siqueiros (1896-1974) supo antes que muchos políticos la dirección de aquel diluvio fascista, con la cruz gamada en el remolino de las aguas, y una misérrima tabla de mala salvación para unos cuantos "malditos" de la vida.

En el título he citado también un Diluvio Capitalista que puede resultar incluso peor que el fascista, pues un tipo de anti-cultura dominadora (del puro capital, del dominio pleno sobre el mundo) puede destruir toda la vida del planeta, como sigue diciendo Francisco. Siqueiros no vivió para pintar este nuevo "mural" de la destrucción del mundo, y así lo he dejado sin imagen, pues sobran por doquier las imágenes del tema, con tonos apocalípticos.

Pero a modo de contrapunto he querido colocar un icono del Arca de Noé tras el diluvio, como esperanza de salvación tras la batalla de la gran inundación en que estamos ya entrando, a no ser que cambiemos de rumbo en esta gran "derrota" de la vida.

Desde ese fondo doble fondo (Siqueiros, Icono de Arca de Noé) he comentado ese relato de la Biblia, uno de los signos y/o textos más inquietantes de la historia humana. Nadie ha sabido narrar el riesgo de una vida de gran Pecado y Desmesura como el autor de la Biblia. No se trata de un desliz moralista, más o menos superficial, sino del estallido de la gran violencia del hombre que, en línea de dominación y deseo de poderlo todo, puede destruirse a sí mismo.

Siga leyendo quien quiera volver a la Biblia... Al final del relato le espera otra vez el cuadro de Siqueiros. buen día a todos.

>> Sigue...


Donde cruza errante la sombra de Caín. Violencia humana y religiosa (Gen 4, 3-8)

17.09.17 | 19:22. Archivado en Antiguo Testamento, Violencia

De esta forma acaba uno de los poemas más duros de Antonio Machado, en el que presenta Las tierras de España como “un trozo de planeta por donde cruza errante la sombra de Caín”. Vengo de México, y también allí he sentido la sombra de Caín, y lo mismo en USA y otros lugares del planeta.

Evocando esa sombra comencé un curso en la Universidad ITESO SJ de Guadalajara MX (11-13 9.17), sobre el tema del poder y dinero en la Biblia, y en esa línea, de vuelta en San Morales, quiero desarrollar el tema del “primer sacrificio” de la historia humana (imagen:Auditorio D1 del #ITESO. https://youtu.be/85j6-YfMLoo ))

Según Gen 1-2, Dios había creado a los hombres para dialogar, en amor, unos con otros, pero ellos han preferido avanzar por caminos de lucha,
fundados a veces en la misma forma equivocada de interpretar a Dios,

y convirtiendo una falsa violencia religiosa en formas de violencia humana.

Cada lector puede aplicar el argumento como crea preferible, en plano económico (desde un tipo de capitalismo que mata), político (unos grupos humanos contra otros), confesional (guerras religiosas….) o estrictamente personal.

Me gustaría que el tema fuera más amable, pero así presenta la Biblia su argumento, desde la segunda página, Gen 4. Ésta es una "historia" verdadera del principio y actualidad de nuestro mundo, una historia que debemos repensar para superarla, como quiso A. Machado.

>> Sigue...


17.9.17 Setenta veces siempre

Dom 24. Tiempo. Mt 18, 21-35. La sociedad en general no perdona. Queremos que los terroristas paguen lo que han hecho, que los ladrones se pudran en la cárcel... Estamos prontos a la venganza, y le llamamos justicia. Más cárcel queremos, más castigo, en general. Pues bien, en contra de eso, en otro plano, nos sitúa este evangelio que nos pide que perdonemos setenta veces siete, es decir, setenta veces siempre.

No quiero aquí tratar de justicia social según el Código de Turno, ni de política del terror invertido o la venganza, pues lugares han donde se trata de ello, sino del perdón cristiano, según el Evangelio:

a. Éste es un perdón exigente, vinculado a la experiencia de una iglesia que puede y debe decir al «pecador» que no rompa la unidad de los hermanos. Un perdón exigente, pues el que no perdona queda en manos de su propia, se destruye a sí mismo (cf. Mt 18, 15-20 y la parábola que sigue).

b. Es un perdón sin limitaciones de número o de forma, en plano eclesial, tal como lo expresa en la respuesta de Jesús a Pedro que le pregunta cuántas veces debe perdonar: «¡No te digo siete veces, sino setenta veces siete!, es decir, siempre» (Mt 18, 21-22).

En este contexto ha recogido y citado Mateo la parábola del rey que perdona a su deudor una deuda inmensa, esperando que el deudor perdone también a quien le debe algo (Mt 18, 23-35). Ese perdón gratuito (¡Dios lo ofrece siempre!) se convierte en principio de la exigencia más fuerte, del riesgo más grande: El que no perdona se destruye a sí mismo.

Éste es un perdón gratuito, pero no es barato, sino todo lo contrario: Lo barato es desentenderse o castigar y dejar se pudran los pretendidos delincuentes. Por el contrario, el perdón es lo más caro, pues implica un compromiso radical en aquellos que perdonan, y exige una transformación radical en los perdonados. Buen domingo a todos... y que Dios nos coja perdonados (que eso de confesados sería más fácil y menos exigente).

>> Sigue...


La posibilidad de lo imposible. Reflexión sobre el infierno

Conforme a una visión total del evangelio, la historia no se encuentra dirigida hacia dos metas simétricas: por un lado, cielo; al otro, infierno; por un lado, gloria; por otro, la condena, sino que sólo hay una meta que es la gloria:

el brillo y plenitud de Dios que ama, llenando de su gracia a todos los salvados;

el banquete de la mesa y hermandad que nunca acaba, con Dios Padre y con su Hijo Jesucristo;

las bodas del Cordero de Dios que ama a los hombres como a esposa, según ApJn 21-22;

la luz plena, el total conocimiento de Dios, la Trinidad como espacio de vida donde todos comparten el encuentro del Padre con el Hijo en el Espíritu.

Por todo lo ya dicho, queda claro que Dios no ha creado a los hombres para el bien o para el mal, no les prepara al mismo tiempo para el cielo o el infierno. Dios es solamente bueno y ha creado las cosas para el bien. Por eso marca un camino de plenitud y gozo positivo para todos los humanos, de manea que el único camino posible para Dios es el Reino.

>> Sigue...


Suicidio de Judas ¿una muerte digna? (Mt 27, 3-10).

11.09.17 | 20:54. Archivado en Jesús, personajes, Pascua

En las dos semanas pasadas he tratado tres veces del suicidio, con amplia y variada respuesta de amigos, colegas y lectores. El tema suscita divisiones, y es bueno que las haya, pues sólo tengo una palabra de “fe” (de mi fe y de mi esperanza cristiana) sobre el tema, sin sentar cátedra ninguna.

Algo más he trabajado sobre el suicidio de Judas, pues he debido estudiar el texto de Mateo (y el paralelo/contrario del libro de los Hechos) en mis largos años de enseñanza de Biblia, y en la preparación de mi Comentario de Mateo (Verbo Divino, Estella 2017) que anda ya por lo mercados de las librerías.

En ese contexto y desde ese fondo de estudio de Judas he debido preparar con cierta seriedad el tema, y así lo presento, no para definir ni zanjar algún tipo de disputa, sino para situarnos mejor ante el misterio de la libertad humana y del posible pecado, en unas circunstancias en que la mayoría de los curiosos actuales abogaría por Judas y no por Jesús, pues podía tratarse de un caso de terrorismo y es necesario delatar a los sospechosos antes las autoridades.

Siga quien quiera situarse quizá algo mejor ante el tema. Evidentemente, no adelanto conclusiones. Podrá verlas quien siga hasta el final.

>> Sigue...


A la espera del otoño, desde México (Pedro Zabala)

10.09.17 | 17:09. Archivado en Amigos, la voz de los, América Hispana, Política

No sé si espero el otoño, porque acabo de bajar (31.8) del avión de invierno de Argentina, donde he dado unas clases en una Facultad de Catequética, y el obispo del lugar (Morón) me ha dado gracias por haber ido, y por haber escrito lo que escribo sobre Juan de la Cruz.

No me he quedado esperando el bravo otoño de Castilla, porque el lunes (4.9) he vuelto a México y por allí dura más el verano. Enseño unos días en una Universidad Católica (Ibero SJ) de México y después en Guadalajara sobre evangelio y sociedad, en la "Cátedra Kino", el misionero ítalo/hispano que fue investigador, geógrafo y adelantado (patrono) de Arizona.

Vengo, voy... No es fácil así sentir el paso del verano al otoño... Por eso me alegra que P. Zabala me haya enviado estas espléndidas reflexiones.

Con Pedro os dejo. Otro día, con calma, os hablaré de la catequética en Argentina, bajo la sombra de Francisco... y también del compromiso social desde Guadalajara, que es hoy la meca de las letras hispanas, la capital del futuro de las españas (la antigua, la nueva... ), al menos la que más méritos tiene para serlo.

Con P. Zabala os dejo. Buen día. (Y gracias Pedro).

>> Sigue...


10.9.17, La Iglesia no es Multinacional. Cada comunidad es Iglesia,

09.09.17 | 10:13. Archivado en Iglesia Instituciones, Papa, obispos, Mnisterios

Domingo 23, ciclo A: Mt 18, 15-20. Este evangelio define la esencia de la Iglesia en forma la comunidad de aquellos que se reúnen, se organizan, oran a Dios y se aman en nombre (a ejemplo, con la fuerza) de Jesús.

En domingo anteriores he venido comentando la autoridad y servicio de Pedro (con la de Pablo, Santiago, Magdalena...), desde una perspectiva marcada por la influencia de los grandes líderes. Pero la esencia de la iglesia no la definen los líderes, sino la propia comunidad, que aparece así, de forma autónoma, como "espacio de Dios", fraternidad mesiánica en el mundo, como ha puesto de relieve este evangelio.

Desde aquí pueden sacarse algunas consecuencias básicas:

a. Cada comunidad es Iglesia uniéndose en nombre de Cristo, orando a Dios Padre y resolviendo por sí misma sus problemas (sin duda, en comunión con otras iglesias); ninguna iglesia es sucursal de otras, ni es colonia de otras más grandes. Cada una es signo y presencia de Jesús en la tierra.

b. Las comunidades cristianas se vinculan entre sí, porque las une el mismo Cristo y porque en ellas se invoca al mismo Dios; pero cada una tiene su propia vida, siendo así un espacio mesiánico de amor mutuo y de esperanza mesiánica, cada una es independiente, sin necesidad de referendum ni ley de autonomía.

c. Cada Iglesia es responsable de su propio camino de oración, comunión y decisión, de forma que ha de tomar con responsabilidad sus sus propias decisiones y crear sus instituciones, desde el diácono y los presbíteros al propio oispo.. Ni el amor, ni la toma de conciencia de "estar en Cristo", ni la solución de los posibles problemas (de fraternidad, de sacramentos...) pueden delegarse en otra comunidad más alta, aunque todas son solidarias y se unen entre sí por el mismo Cristo

d. Esta forma de entender las iglesias concretas y la comunión de todas en la Iglesia de Cristo ha sido formulada por Mateo, pero responde igualmente a la teología y experiencia de Pablo. Por razones de comodidad y de imitación política a las estructuras del Imperio, las iglesias posteriores han tendido a crear iglesias jerárquicas, con subordinación de unas a otras.

Hoy debemos volver en esto al evangelio, porque no nos vale el esquema romano de imperios y órdenes jerárquicos, pero tampoco el esquema de las multinacionales, por mucho que queramos al Papa Francisco y nos sintamos contentos de que sea Papa.

-- El Papa no es el Presidente y Director General de una gran multinacional religiosa, de forma que él no tiene todo el poder (la autoridad es Cristo: Mt 28, 16-29), y tiene la exclusiva de “las patentes” de la Iglesia Católica.

-- El Papa no tiene un “Supervisory Board”, ni un Consejo de Ministros (con autoridad colegiada...,ni los Concilios pueden actuar como “Órganos Supervisores”... ni siquiera como un “Organismo consultor”.

-- La única autoridad de la Iglesia es la misma comunidad, como declara este evangelio... De esa forma, cada comunidad es presencia del Cristo... aunque es muy bueno y necesario que haya representantes de las comunidades (obispos...) y un Papa como signo de unidad y comunión (no como un poder paralelo y/o superior).

Esta imagen del Papa como Gran Jefe de la Gran Multinacional Católico-romana no responde a la esencia de la Iglesia, aunque a veces ella pueda dar esa impresión. La Iglesia universal no es una Multinacional (Christ Corporation HN), sino una comunión de comunidades, y el Obispo de Roma, llamado cariñosamente Papa (como cualquier vecino papa), representa la comunión de todas las iglesias; no está para suplantar la autoridad de las comunidades concretas, sino para garantizarlas. Buen domingo

>> Sigue...


Cinco Bombas. Terror universal, un camino de vida

07.09.17 | 15:04. Archivado en Utopía, esperanza, Política, Violencia

Con ocasión del día del cuidado de la tierra he publicado dos postales sobre temas ecología y justicia, presentando en el centro de un largo discurso el riesgo de las cinco bombas. Varios lectores me han llamado y dicho que me centre más en esas cinco bombas.

Ciertamente, son fatídicas las bombas y los coches-bomba de ciertos terroristas más llamaos islámicos, que siguen estallando en París y Barcelona y la voz de los grandes medios ha gritado y protestado con razón contra ese riesgo.

Pero al lado de ese riesgo de la bomba terrorista hay otros riesgos de bombas. Yo he citado y desarrollado aquí cinco, pero podría llegar bien hasta siete, como hace el Apocalipsis (copa de ira, trompetas de muerte...). Me limito a cinco y las pongo por orden, empezando por las dos primeras Bombas Atómicas (que estallaron con bendición de muchos sobre Japón, en julio de 1945)... hasta terminar con la bomba terrible del suicidio...

Sé que las cinco son distintas, pero están unidas... y pueden conducirnos al suicidio general de la vida humana sobre el hombre. Podemos matarnos todos, ésta es la gran novedad.

Antes no podíamos, no sabíamos, no teníamos la posibilidad de realizar un suicidio cósmico. Ahora la tenemos.

Hemos penetrado en eso que algunos han llamado el “pensamiento de Dios”, pero no para decir “hágase” y crear la belleza y potencia de los diversos elementos de la tierra (Gen 1), sino para suscitar un tipo de violencia social y material que puede conducirnos a la destrucción completa.

No sabemos si podrá haber un “día después”, no sabemos si la vida humana podría retomar su ciclo... pero nuestra historia concreta habría terminado en un infierno humano (a pesar del Cielo de Dios).

>> Sigue...


A Juan Cabo Meana (1953-2016) y con él a miles de misioneros/as que han dado su vida en y por América

05.09.17 | 14:53. Archivado en Iglesia Instituciones, Amigos, la voz de los

Murió hace un año (27. 8. 2016) y quiero “celebrar” su aniversario, con la gente de Gijón, su tierra, con sus feligreses de Ferrol, sus amigos de América, sus hermanos de sangre (¡un recuerdo, Carmen!), sus compañeros claretianos...

Le recuerdo de un modo especial ahora, tras bajas del avión de Argentina y montar de nuevo para México (4.9.17) con cansancio y nostalgia agradecida, por Juan y por miles de misioneros/as de España que a lo largo del siglo XX marcharon y han sido allí decenio tras decenios hermanos y amigos, compañeros y testigos de Jesús entre los más pobres.

La Iglesia hispana del siglo XX ha sido rica en contradicciones (ha estado demasiado de parte del sistema) y de martirios (decenas de miles fueron asesinados por cristianos)... ha creado instituciones como el Opus Dei y las Comunidades Neocatecumenales, con los Cursillos de Cristiandad, ha tenido obispos de líneas diferentes de Pla i Daniel a Tarancón, de Rouco a Inhiesta... Pero su mayor grandeza ha sido la entrega de miles y miles de misioneros y testigos hispanos, llenos de fe y humanidad cristiana, que han actuado en todo el mundo, y en especial en América Latina. Entre ellos recuerdo hoy admirado, agradecido a Juan Cabo Meana.

Así lo he sentido en Argentina y lo siento en México donde estoy. Me sigue llegando al alma el latido fresco de vida y el calor de su entrega, con el recuerdo de cientos de compañeros y amigos que en la segunda mitad del siglo XX cambiaron de tierra, y fueron allí, tras-terrados, los mejores testigos que he podido conocer de humanidad y cristianismo, desde el Rio Grande hasta la Tierra de Fuego, en México y Centroamérica, en Perú, Brasil, Bolivia etc. En esos y otros países les he visto y he convivido con ellos, en viajes y estancias diferentes por aquellas tierras.

No puedo recordar a todos, pero en nombre ellos (en especial de mis compañeros mercedarios) elevo mi canto a Juan, al año de su muerte. No me gusta llamarle “santo”, pero lo era, y con él han sido santos cientos y cientos de “misioneros y misioneras”, que fueron a dar gratis lo que eran y tenían, empezando por su vida.

Ésta es una página para recordar y celebrar, ahora que lamentamos la escasez de un tipo de vocaciones religioas, ahora que pensamos que se cierra un ciclo de vida misionera de la Iglesia. La segunda mitad del siglo XX (quizá todo el siglo XX) ha sido la gran era de la misión evangelizadora y de colaboración social de miles de “misioneros” hispanos, que han escrito una de las páginas más gloriosas de la iglesia y de la vida hispana.

>> Sigue...


Manifiesto ecológico 2. Convivir con el Gran Riesgo

El riesgo somos nosotros, como ha puesto de relieve el Papa Francisco, en el Mensaje que Acaba de publicar (1.9.17) con motivo del Día Ecuménico del Cuidado de la creación.

Somos el riesgo, como supo ya el autor del Génesis (cf. Gen 2, 17) cuando dijo que "el día en que comáis del fruto del árbol del conocimiento del bien y del mal"..., el día en que rompáis el equilibrio de la vida moriréis, pero no solamente vosotros, sino que mataréis también la vida del mundo.

Dicen algunos que todo se puede hacer por dinero... No sé si eso es cierto, pero lo cierto es que el mundo se puede matar por dinero, por aquello que Mt 6, 24 llama Mamón, un tipo de capital absolutizado... Por tener más capital, por hacerse dueños del mundo (del bien y del mal), los hombres pueden destruir la vida del planeta, como muchos dicen estamos (=están) empezando a hacer ya los grandes "poderes" fácticos, empezando por el "famoso" presidente USA.

Por eso es necesario aprender a vivir ante el gran riesgo, y de eso tratan las reflexiones que siguen, que retoman el trabajo cuya primera parte presenté hace dos días. Buen domingo a todos. Me gustaría ofrecerles mejores noticias, manjares más suaves. Pero esto es lo que hay. De nuevo buen día.

Imagen: Esta gran bomba lleva el nombre de Moab, el gran enemigo de Israel (que es para muchos en USA el símbolo del "enemigo" musulmán que pone bombas en USA, Francia o Barcelona...). Esta bomba quiere matar a los malos terroristas "islámicos", y de paso puede matarnos a todos, para así defendernos de futuros ataques).

>> Sigue...


Jueves, 21 de septiembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Septiembre 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930