El blog de X. Pikaza

Isa ibn Maryam. María, la Navidad del Islam

20.12.14 | 08:36. Archivado en María, Islam, Adviento - Navidad

A diferencia de la Pascua (que sigue siendo una fiesta “interior” de los cristianos), la Navidad se ha convertido o puede convertirse fiesta universal que de un modo o de otro pueden aceptar todos los hombres y mujeres que “creen” en el misterio de la vida, entendida como don de Dios y simbolizada en una madre y un niño.

Esto sucede de un modo especial en el Islam, que acepta y desarrolla los diversos “milagros de la Navidad” (virginidad biológica de María, prodigios de Jesús niño…), pero sin reconocer aquello que para los cristianos es el único “milagro” verdadero: La encarnación de Dios.

‒ Para muchos cristianos actuales, los aspectos milagrosos del nacimiento e infancia, en sentido literal (biológico), resultan menos importantes e incluso contraproducentes: no son base de la fe, ni tienen carácter salvador, sino que sirven para confesar simbólicamente el origen divino de Jesús, de un modo que, en algún sentido, puede aplicarse a todos los creyentes (cf. Jn 1, 13), en unión a Jesús.

El Islam, en cambio, acentúa los rasgos más físicos y “maravillosos” de la Navidad de Jesús: La virginidad biológica de su madre, los prodigios que acompañaron a su nacimiento (la palmera que baja, el niño recién nacido que habla etc.). De todas formas, en el fondo de esos "milagros", el Corán ha visto la "providencia" de Dios que se revela (aunque sin encarnarse) por la concepción y parto milagroso de María.

El islam conoce a María a través de algunos apócrifos judeocristianos, que han recogido y ampliado los relatos de la infancia, especialmente los relacionados con la maternidad virginal de María. Ellos sirven al Corán para destacar el sometimiento de María como verdadera musulmana, resaltando, al mismo tiempo, la exigencia y valor de su virginidad, entendida básicamente como expresión de fidelidad a Dios, como Mujer, en paralelo a Muhammad/Mahoma, que recibe el Corán (Palabra) de Dios en forma tambien virginal.

El Corán nos sitúa ante la Navidad de los apócrifos (en la línea del Protoevangelio de Santiago, del Evangelio de la Infancia del Salvador o del Evangelio árabe de Mateo), que destacan la infancia y milagros de Jesús, partiendo de su nacimiento maravilloso... Pero deja a un lado (o rechaza) la Navidad del Nacimiento/encarnación de Dios

Así lo quiero desarrollar en esta postal. Los lectores amigos pueden quedarse en la mitad del texto. La segunda parte o excurso, tomado de un texto ya clásico, podrá servir para aquellos que quieran profundizar en el tema. Buena preparación, musulmana y cristiana, para la Navidad.

>> Sigue...


Dom. 21 XI 14. Adviento. Sólo una mujer, una mujer con varón

18.12.14 | 21:44. Archivado en mujer, Nuevo Testamento, María, Domingo, dia de la Palabra

Domingo 4º Adviento. Lc 1, 26-38. María ha dialogado con Dios (que se le muestra a través de Gabriel) y, en el interior de ese diálogo, se atreve a preguntarle a Dios (¿cómo será eso…?) y Dios le responde diciéndole su Palabra, dándole a su Hijo.

Dios no se impone, no avasalla, sino que dialoga. Busca un interlocutor humano para ser (nacer como) Dios en la tierra, y necesita la palabra de María, una mujer, para que su Hijo nazca...

En ese momento decisivo la mujer ha de actuar como persona, es decir, con autonomía, pudiendo afirmar "no conozco varón", para añadir que ella misma tiene una palabra, que puede vincularse a la Palabra de Dios.

De esta palabra de Mujer depende la Palabra de Dios, y en esa línea, en este final de Adviento, descubrimos a María como mujer autónoma, amorosa, libre y decidida, capaz de poner su vida al servicio de la Vida de Dios.

Desde ese fondo quiero comentar la parte final del pasaje bíblico (Lc 1, 26-38) que la liturgia presenta como texto clave del Adviento, ofreciendo algunas consideraciones sobre el diálogo de Dios con María, centrándome en Lc 1, 34: No conozco varón (para dejar abierta la relación de María con José y con Jesús).

Sólo a partir de ese fondo negativo (no conozco varón) podrá expresarse, en un segundo momento, el principio positivo integrador donde María aparece ante sí misma y ante Dios como persona. Ya no podrá decir "no conozco varón", sino que conoce a José como varón y padre de su Hijo (del Hijo de Dios), tal como suponen de forma sorprendente los evangelios de Mateo y Lucas al poner de relieve la función de José en el principio de la historia de Jesús. María será en ese momento, tanto en Mt 1-2 como en Lc 2, una como mujer con varón, persona dual.

En ese contexto habiendo dicho que María se alza sola ante Dios, dialogando con él, debemos añadir que ella recibe y educa a Jesús como "mujer con varón". Así conocemos (=nos conocemos) y así somos al amarnos (sin amarnos no seríamos), de manera que Dios mismo puede nacer en nuestra vida.

Esta mujer María del primer adviento que no conoce varón abre el camino para un conocimiento más alto de varón y de mujer que sea acogida y engendramiento de Dios, como indica ya el segundo adviento, la segunda imagen o icono de Jesús con María y José.

María no dialoga ya sólo con un ángel de Dios, sin varones (como en el primer icono), sino que dialoga con Dios compartiendo la vida del mismo Dios (Jesús, el hijo) en compañía de un hombre, que es José. Para educar a Jesús, hijo de Dios (hijo suyo) María ha dialogado en intimidad creadora con ese hombre, hijo de David, de manera que el niño (siendo de Dios) aparece en la imagen y en la experiencia de la Iglesia como Hijo de ambos.

Dios no nace allí donde falta el conocimiento humano (de varón o de mujer), sino allí donde ese conocimiento siendo palabra de intimidad total con Dios (como seguirá diciendo esta postal), se abre en forma de diálogo activo de un hombre y una mujer (María y José) que acogen y educan en humanidad (es decir, en divinidad) al mismo Hijo Eterno de Dios que es Jesús. Las reflexiones que siguen son un balbuceo de esa experiencia insondable que ilumina la vida de los creyentes cada Adviento-Navidad

>> Sigue...


A Belén con María, por y con Ain-Karen

Hemos ido a Belén de Judá, a fin de preparar la Navidad, y lo hemos hecho pasando de un modo especial por Ain-Karen, el lugar de la más antiguo y principal peregrinación pre-navideña, de la historia, allí donde fue de prisa María, con Jesús gestante, para acompañar a su prima Isabel, que estaba ya de seis meses.

La historia de aquella primera peregrinación antigua de María que fue la de Ein-Karen (la segunda será la de Belén) la cuenta el evangelio de Lucas en un texto prodigioso de ternura y fuerza creadora, que comentaré brevemente, poniendo de relieve su contexto humano, femenino (Lc 1, 39-56).

Nuestra peregrinación ha sido más reciente, y la hemos hecho con Ain-Karen, agencia-familia amiga de peregrinaciones. Pudimos caminar con la ayuda de una guía palestina (cristiana), llamada también María y un chófer también palestino, pero musulmán, llamado Muhammad/Mahoma (los nombres lo dicen todo).

Estas dos peregrinaciones, la antigua priemra de María y la nuestra del pasado 13.12.14 tienen muchas cosas en común y pueden ayudarnos a preparar la Navidad, como podrá ver quien siga leyendo, para compartir nuestra historia. Otro día hablaré de la peregrinación de María a Belén

>> Sigue...


Así en España como en Irlanda. Carta de amigo, Carta Magna de Benedicto XVI

16.12.14 | 18:44. Archivado en Iglesia Instituciones

No quería volver sobre el tema (algunos abusos del clero en España en otros lugares), pero me escribe XTAP, misionero español, insistiendo en su importancia y en la necesidad de volver a la doctrina básica del Papa Benedicto XVI, que no ha sido aún superada. Es una doctrina elaborada para Irlanda, pero puede aplicarse también en otros lugaras (entre ellos en España)

-- Yo proponía el otro día una “Comisión de la verdad”: que no esperáramos agazapados, esperando lo que pueda descubrirse en la línea de la pederastia clerical, sino que nos adelantemos, que tomáramos sin miedo el tema desde la raíz, pues no ganamos nada ocultando cosas, sino todo lo contrario.

-- En esa línea me anima XTAP, retomando los motivos principales de la Carta de Benedicto XVI a los obispos de Irlanda. He pensado que es buen motivo para recoger los elementos básicos de esa carta, bajo el título “Así en España como en Irlanda”.

Que no sean otros, desde fuera, los que nos echen en cara los pecados de la Iglesia, que seamos nosotros capaces de confesarlos, para superarlos, ofreciendo así una solución (al menos parcial) para un problema que no es sólo nuestro, pero que en la Iglesia tiene una gravedad especial.

-- Desde ese fondo publico la carta de XTAP, prescindiendo de algunos datos personales que no importan al lector.
-- Siguen después con los párrafos fundamentales de la carta de Benedicto XVI a los obispos de Irlanda (el tema de la carta le llevó, en el fondo, a la renuncia del Papado.

No ofrezco conclusiones ni comentarios a la palabra de Benedicto XVI. Cada uno sabrá valorarlas. Lo único que puedo decir es que creo que las cosas son así en España como en Irlanda… aunque me gustaría equivocarme.

((Gracias, XTAP, por la carta que me escribes, y que publico en parte. Si vuelves por Salamanca sabes donde estamos Mabel y yo… O podemos vernos de nuevo en la casa de los mercedarios, donde nos conocimos. Y gracias, sobre todo, a Benedicto XVI por su carta valiente a los obispos de Irlanda)).

((Vuelvo a publicar esta postar, renovada, por algunos errores e imprecisiones en los que incurrí el otro día, empezando por el título. Estaba de viaje y no pude corregir el texto en su momento. Lo hago ahora, como verá el lector)).

>> Sigue...


Soldados derrotados de una causa invencible (con Pedro Casaldàliga)

Un certera palabra de P. Casaldáliga define a los cristianos como “soldados derrotados de una causa invencible”.

Quiero comentar esa palabra, para ofrecer así en mi blog un recuerdo (un homenaje) a Pedro Casaldáliga, con quien muchos de nosotros hemos contraído una deuda inmensa, por su testimonio y por su ejemplo.

No le conozco personalmente, nunca le he visto, pero he seguido su trayectoria, he leído sus poemas, y hoy, en medio del adviento, quiero evocar y situar su palabra sobre los cristianos como “soldados derrotados de una causa invencible” (invencible precisamente porque sus “soldados” no matan, sino que están dispuestos a morir por ella), partiendo de una carta que él mismo me ha escrito.

Los cristianos debemos asumir con Jesús la causa de los perdedores, es decir, de aquellos que no quieren ganar por encima de todo, sino que están dispuestos a sufrir (e incluso a morir) a favor de la verdad y la justicia, al servicio de los pobres y expulsados de la sociedad y de la vida, como el siervo de Yahvé, como el justo sufriente.

Empezaré presentando (sin más comentario) la carta de Casaldáliga (a quien doy gracias desde aquí, sabiendo su poca salud) para evocar después su lema desde la perspectiva del Siervo de Yahvé, del Justo Sufrimiento y de la bienaventuranza de los perseguidos.

>> Sigue...


14. 12. 14. Juan de la Cruz, un amor que no sabe de pecado

14.12.14 | 10:41. Archivado en Dios, Santos, Poemas, poesía, Amor

Celebra hoy la Iglesia Católica la memoria de San Juan de la Cruz, el más poderoso de los testigos del amor en la historia de occidente.

En esta postal (tomado de mi libro Amor de hombre, Dios enamorado, Desclée de Brouwer, Bilbao 2004), quiero presentar su figura y comentar una estrofa de su Cántico Espiritual, para indicar que en el amor no hay pecado. Esto dice el hombre o mujer que ama:

Está el alma en este punto en cierta manera
como Adán en la inocencia,
que no sabía qué cosa era mal,
porque está tan inocente
que no entiende el mal, ni cosa juzga a mal

Muchas veces he presentado en este blog a Jesús con los pecadores, y algunos lectores creyeron que decía que Jesús era pecador. Pero es todo lo contrario. Precisamente porque no tenía pecado Jesús podía (y debía) hacerse presente en amor entre los pecadores.

Quizá nadie con San Juan de la Cruz ha entendido este misterio y compromiso: vivir en amor, sin pecado; andar con los pecadores, sin juzgarles, vivir en la inocencia. Esto que dice SJC es el centro de la vida cristiana, el mensaje de Jesús. Éste debía ser el mensaje y ejemplo de la iglesia: vivir en inocencia de amor.

Con Juan de la Cruz quiero dejar a mis lectores este día. Presento primero la estrofa de bebida de amor, a vida sin pecado, en amor enamorado. Resume después, de un modo erudito, su vida y obra. Quien sólo se interese por la vida, lea sólo la primera parte; quien se interesa por la experiencia, lea la segunda.

>> Sigue...


Dom 14 12 2014. Adviento, la gran libertad

Domingo 3º de Adviento. Ciclo b. Is 61, 1-2a. 10-11 y Jn 1, 6-8. 19-28. El domingo pasado traté de Juan Bautista. Hoy quiero detenerme en la primera lectura (Is 61), poniendo de relieve la forma en que Jesús la aplica a su propio ministerio en Lc 4, 18-19.

El Adviento se entiende hoy como libertad de los oprimidos. Del sueño y tarea de la libertad, entendida en forma de esperanza y compromiso a favor de la justicia trata este pasaje de Isaías y su interpretación por parte de Jesús, en Nazaret.

Parte de la Iglesia (y gran parte de la humanidad actual) vive conforme al ideal de aquellos nazarenos de Lucas que no quiere la verdadera libertad, sino quedarse en lo que tienen. Por eso es necesario ese gran Evangelio de Adviento, que nos despierte a todos, desde el mensaje de Isaías

.

Isaías se ha tomado muchas veces como "quinto evangelio" de la Iglesia cristiana, el evangelio de la libertad. Así quiero verlo hoy. Buen domingo de adviento, un saludo emocionado a todos los lectores de mi blog

>> Sigue...


Mons. Osoro: Una persona, un libro (con J. Bastante)

10.12.14 | 22:00. Archivado en Iglesia Instituciones, Amigos, la voz de los

J. Bastante acaba de publicar un libro titulado Carlos Osoro, el peregrino. El hombre del Papa Francisco en España. Es un libro que engancha desde el principio, porque está bien escrito y porque narra de manera ágil y profunda la vida y camino de Osoro, que empieza a ser un hombre clave de la Iglesia de España.

Termina la “era Rouco”, empieza una etapa nueva, y será bueno tener alguna orientación para situarse ante ella, como hace este libro. No es demasiado lo que conozco a Osoro, pero me atrevo a presentar algunos datos de mi relación con él, desde el año 1972 en que le conocí, pasando por Torrelavega, por Orense. Después ofreceré un brevísimo juicio sobre (y desde) el libro de Jesús Bastante, con su imagen del Obispo de Madrid, a quien presenta como el hombre del Papa Francisco en España, en la era post-Rouco que empieza.

>> Sigue...


8.12.14. Inmaculada, una Mujer: Camino de humanidad

07.12.14 | 13:32. Archivado en mujer, hombre, Amigos, la voz de los, María

Casi todos los años, en este día, ante una fiesta muy popular entre los católico (8.11) he venido presentando una reflexión sobre María Inmaculada, destacando sus rasgos humanos, femeninos y cristianos. Este año 2014 lo hago de un modo especial, retomando un capítulo de un libro sobre el Camino de María (¡Santa María de la Carne! Jn 1, 14), en la Biblia y en la Iglesia.

Éstas son sus ideas centrales:

1) Los hombres nacemos en un mundo de pecado y no podemos superarlo sólo con nuestras fuerzas. En esa línea, el pecado original es la existencia perturbada y destruida de los hombres, en clave histórica y social. Corremos el riesgo de destruir el futuro de la vida, de matarnos unos a otros. En un plano individual, el pecado se expresa como incapacidad de realizarnos como personas. Para ser personas en plenitud nos ha creado Dios; pero nosotros quedamos en caminos, perturbados en los tres aspectos primordiales de la propia vida: nacimiento, realización y muerte. En un plano social, nacemos en un mundo manchado, un mundo que nos marca ya desde el principio, introduciéndonos en sus redes de poder, mentira y egoísmo. En ese aspecto, el pecado constituye una experiencia (y una realidad) fundacional: nacemos desde un fondo o «seno» mundano de pecado

.

2) Como María, la madre de Jesús:
‒ Ser Inmaculada no significa no equivocarse,
sino poder equivocarse de una forma creadora, superando los errores, aprendiendo de las equivocaciones, manteniendo siempre un camino sincero de búsqueda, en diálogo, en humanidad. Ser Inmaculada no significa no ser discutida, pues los testimonios de los evangelios, de un modo o de otro, suponen y afirman que María lo ha sido, como hemos visto en la segunda parte de este libro sino ser discutida y discutir en un camino abierto al diálogo más hondo, a la fraternidad más intensa, superando los enfrentamientos destructores.

‒ Ser Inmaculada no significa mantenerse alejada de los problemas, sino entrar en ellos con buena intención, con capacidad de aprendizaje, en un camino mesiánico. María ha sido Inmaculada habiendo nacido en un contexto de suma violencia, en condiciones hambre y de guerra. Ha sido Inmaculada pudiendo incluso haber sido “violada” (como he puesto de relieve al estudiar el evangelio de Marcos 6, 3: ¿no es éste el Hijo de María?). Ha sido Inmaculada negando incluso el mensaje de Jesús (¡no creyendo en él…!), pero maneniendo siempre un camino de fidelidad que ha desembocado en la Iglesia.

A muchos puede bastarles eso para situar el tema en la liturgia y vida de la Iglesia... Otros podrán seguir leyendo. Buen día de la Inmaculada a Todos. María, unida a Juan Bautista de quien he tratado ayer, es la figura principal del Adviento cristiano. Así aparecen con Cristo en el retablo del juicio del ábside de la Catedral Vieja de Salamanca (figura 2).Buen día para la "inmaculadas", para las "conchas", para todas y todos los que nos sentimos vinculados a la aventura creadora de María

>> Sigue...


Dom 7.12.14. Juan Bautista, una Voz en el Desierto

Dom 2º Adviento, ciclo B. La liturgia ofrece un texto más largo (Mc 1, 1-8), pero quiero centrarme en sólo en dos versos (Mc 1, 4-6), en los que Marcos presenta la semblanza de Juan Bautista, quien aparece ante la Iglesia como “adviento”: Mensajero de Dios, iniciador del camino de Jesús.

Quien quiera llegar a Jesús y celebrar su Nacimiento, ha de pasar por "el río de fuego" del Bautista... Juan marca la hora del reloj de Dios, anunciando y preparando la llegada de Jesús, por eso ha de estar dispuesto a que le corten la cabeza.

Juan es el representante supremo de la crítica a un sistema dominante, que se viste de mentiras sagradas y engorda con el hambre de los pobres:

a. Juan crítica al sistema sacral del templo con los sacerdotes
b. Crítica al sistema económico del Templo y del Imperio(con sus ropas y comidas)
c. Crítica al sistema del "orgullo" sacro-nacional de algunos que se creen privilegiados por ser sin más judíos (¿hoy cristianos?).

Juan es un profeta molesto, un profeta necesario. Su figura y propuesta pertenece al comienzo-adviento del cristianismo (del evangelio), como ha destacado de forma programática el evangelio de Marcos, y toda la tradición cristiana... Las reflexiones que siguen están tomadas de mi libro “El Evangelio de Marcos” (Verbo Divino, Estella 2010).

Buen domingo a todos

>> Sigue...


Obras completas de Ratzinger. Un texto manipulado, una teología por aplicar

Con gran aparato y buenos medios, la BAC está para lanzar a la calle la obra completa del teólogo y Papa de J. Ratzinger / Benedicto XVI, y es una buena ocasión para celebrarlo, pues el teólogo Ratzinger tiene cosas importantes que decir, y el Papa Benedicto XVI ha trazado un camino eclesial en el que (de un modo o de otro) estamos todos implicados. En este contexto quiero destacar dos rasgos, según el título de esta postal:

a) En la cuestión del divorcio, del segundo matrimonio “cristiano” y de la comunión de los divorciados, Ratzinger ha sido un hombre y un Papa “manipulado”. Decía unas cosas el año 1972, las que dirá el último Sínodo de la Familia (2014), en la línea del Papa Francisco. La opinión y tesis de Ratzinger en 1972 podría haber servido mucho al Papa Francisco... Pero ahora este Ratzinger de las "Obras Completas" se muestra (o le hacen mostrarse) contrario al Papa Francisco. Flaco servicio han hecho a Ratzinger (y a la Iglesia en su conjunto y al Papa Francisco) los que han cambiado aquellas palabras del 1972, queriendo así aparecer como si no las hubiera dicho. Le han enfrentado así al Papa Francisco.

b) En la cuestión relativa a la fraternidad de la Iglesia y a la comunión de todos los cristianos, antes y por encima de toda Jerarquía, el Ratzinger antiguo es un teólogo por descubrir. Tuvo de joven una idea de Iglesia, y pudo haberla cambiado siendo Papa, pero no lo hizo… Pero aquí sí que queda escrito lo que dijo, abriendo un camino para el Papa Francisco.

He sido uno de los traductores del primer volumen de las Obras Completas de Ratzinger (BAC, Madrid 2014). Puedo decir algo sobre el tema.

>> Sigue...


Para que pase el invierno (con carta al "pedarasta" de X)

Ya no tengo duda, nos espera un duro invierno, tiempos de inmensa decepción, gran frío, que deberán convertirse en época de siembra.

Nos habían educado para una Iglesia triunfante, vencedora de guerras como la de España (1936-1939), una iglesia que podía imponerse por su número y su brillo, dictando lecciones de moralidad y buen gobierno a todos.

Llenábamos los templos en el culto, todos eran nuestros, extendíamos al mundo entero nuestro ejemplo de Iglesia limpia y verdadera, frente a los demás poderes que debían estarnos sometidos.

A pesar del Vaticano II (1962-1965) ese proyecto de Iglesia se ha mantenido hasta ayer, de la mano de Mons Rouco en España (y en algún sentido de la mano restauradora de Juan Pablo II). Pero los últimos ecos de campana de ese tipo clerical y dominador de Iglesia se están apagando en España (no hablaré aquí de otros países).

Se anuncia a lo lejos una primavera, pero antes tiene que pasar el gran invierno, tiempo de frío y de do hogar, para descubrir la verdad de lo que somos (confesando lo que fuimos), pues sólo podremos ofrecer y extender nuestros valores si confesamos nuestras deficiencias y reparamos nuestros pecados. No estaría mala volver a las fuertes amenazas de Isaías y de Juan Bautista (¡es Adviento!) para poder esperar la primavera.

No se trata de pasar el invierno mano a mano, esperando que escampe y que pasen los hielos, sino comprometiéndonos a vivir en la verdad,con examen de conciencia, contrición de corazón, confesión de boca... y camino concreto de enmienda, no sólo unos pocos individuos (que serían los malos), sino todos, la Iglesia entera, pues somos en conjunto responsables, como seguiré diciendo.

Sólo así, en este largo invierno que vamos a pasar, se podrá encender la lumbre de la nueva primavera que esperamos en la Iglesia. Éste es mi diagnóstico, seguido por una carta dirigida a JA, a quien la prensa ha llamado el pederasta de X.

>> Sigue...


Domingo, 21 de diciembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Diciembre 2014
LMXJVSD
<<  <   >  >>
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031    

Sindicación