El blog de X. Pikaza

31.5.15. Domingo de la Trinidad (1): Dios es historia y camino

La fe cristiana se expresa en tres “símbolos” (no demostraciones, ni dogmas que se imponen, ni razonamientos...) que dicen:

(1) Creo en Dios Padre, creador…
(2) Creo en Jesús, el Cristo, Hijo de Dios, que nació, murió y resucitó…
(3) Y Creo en el Espíritu Santo, el perdón, la comunión, la vida.

Esos símbolos, que pueden llamarse también “artículos/articulaciones” de la fe cristiana evocan una experiencia histórica (centrada en Jesús) y una tarea de transformación de la historia, en la línea de Dios.

Así podemos hablar y hablamos de tres personas (que no son “numéricamente” tres, pues no se suman) y de un solo Dios verdadero, que han de vivirse en forma de Don (Dios es regalo de vida) y camino (una tarea que consiste en mostrar que Dios es Trinidad porque camina y vive en todo).

En principio no habría que utilizar el nombre “Trinidad” (y no se utilizó en la Iglesia durante casi siglo y medio), pues todo estaba dicho en la confesión del Padre, el Hijo y el Espíritu Santo, y en ella consistía el dogma. Pero ha sido bueno reunir y condensar de forma unitaria esa fe, que es triple y única, diciendo “Santa Trinidad, un solo Dios”.

Entendida así, esta "fe en los tres que no son tres" (no se suman ni restan) constituye, con la Encarnación, el signo clave del misterio, pues muestra a Dios como fuente inagotable y comunión creadora de amor que anima y sostiene la historia (Padre), es hombre (Jesús) y es fuerza-amor de nuestra vida (Espíritu).

La Trinidad no es un “dogma aparte”, sino un resumen de la fe del NT y de la Iglesia, y vincula a Dios Padre con Jesús y el Espíritu, a quienes la tradición llama “personas”, utilizando una terminología sugerente y novedosa que debemos precisar en lo que sigue, retomando en clave más sistemática lo ya dicho en el capítulo anterior. No es un problema de matemática (tres son uno), ni de especulación teórica que pueda resolverse a través de algún tipo de demostración, sino una experiencia radical que ha de ser vivida antes que pensada.
(Comienzo hoy una breve sección de postales trinitarias, que dedico en especial a mis amigos y hermanos de la Orden de la Santísima Trinidad).
Buen domingo de la Trinidad a Todos.

>> Sigue...


P. Zabala, Males del sufragio universal

30.05.15 | 12:00. Archivado en Amigos, la voz de los, Sociedad, política

Me escribe Pedro, reflexiona de nuevo, como abogado y politólogo, sobre el sentido (valores y límites) del sufragio universal.

La democracia es necesaria, pero exige una formación personal y social, unos compromisos éticos y unos medios de control... al servicio de la tarea común. La democracia es un ejercicio ético antes que político.

La política se inscribe dentro de un contexto superior de relaciones personales y sociales, de respeto y colaboración. Sin ellas, el voto puede resultar un gesto vacío o manipulado por los profesionales de la toma y ejercicio de poder a servicio de sí mismos y de sus intereses, que después de robar y robar dicen ser bienhechores del pueblo (eso no lo digo yo sin más, lo decía Jesús de Nazaret, según Mc 10).

Gracias, Pedro, como siempre. Después de unas votaciones como las celebradas en nuestra tierra es buena una palabra como la tuya. Todo lo que sigue es tuyo

>> Sigue...


Espíritu de Dios (y/3). Amor-persona, Vida de Dios en nuestra vida.

29.05.15 | 20:00. Archivado en Sobre el autor, Dios, Teología, Biblia, Jesús, Nuevo Testamento

En su Vida vivimos, de su Amor somos, totalmente suyos, siendo por eso totalmente nuestros, des-ligados por estar bien ligados, libres por estar bien fundamentados.

El Espíritu es principio y plenitud de la historia de Dios, y en ella somos, porque Él ha querido que seamos, si nosotros así lo queremos, en libertad, dialogando con Él (y en Él). Poco más se puede decir, sino estar bien callados, en un silencio y soledad sonora que se vuelve en plenitud Palabra.

Más allá y en la raíz de la Palabra (que es Jesús) está el Espíritu, que es Santidad siendo justicia, que es diálogo siendo plena y total libertad. Así lo escribí un libro titulado Palabras de Amor (Desclée de Brouwer, Bilbao 2007), donde expongo y comento los temas fundamentales de la Vida del Amor de Dios que es el Espíritu. Así lo expongo en otro libro titulado Trinidad Itinerario de Dios, que se publicará Dios mediante este otoño 2015 (Ediciones Sígueme, Salamanca), como indicaré en su tiempo.

Sigue el tiempo del Espíritu Santo. Buen Pentecostés a todos.

>> Sigue...


Agur, Zuri († Telesforo Zuriarrain)

Agur, y hasta luego Zuri.

Ayer (28.5.15) ha fallecido en la la Fraternidad de Bilbao-Irala, el hermano Juan Telesforo Zuriarrain Urretabizkaia a los 69 años de edad, 52 de profesión franciscana y 45 de sacerdocio.

Juan Telesforo había nacido en Orendáin, Gipuzkoa, bajo el Txindoki, una tierra de hombres y mujeres entregados desde antiguo a las tareas del campo y de la industria, de la religión y la cultura. Hemos tenido amigos comunes de aquel pueblo, como Paki, a quien recuerdo hoy de un modo especial; ella me ha dado la noticia esta mañana, y con ella otros amigos, que me han puesto un correo. Todos agradecidos a Zuri, todos emocionados por su muerte. Ha sido un hombre grande, una gran personalidad religiosa, una vida al servicio de la Vida de Dios.

Gero arte, Zuri... Hasta luego. Tú has hecho el camino, has sabido encontrar y seguir la buena dirección. Desde que has ido sentimos que el cielo es aún mejor para nosotros, los que te seguimos

>> Sigue...


Espíritu de Dios (2) Creación, historia y salvación.

28.05.15 | 09:48. Archivado en Dios, Teología, Antiguo Testamento, Oración, espiritualidad

Como he destacado ayer, el Espíritu es la presencia activa de Dios en la vida de los hombres. En esa línea, he querido trazar algunas líneas principales de la articulación del Espíritu en la creación y en la historia de los hombres.

Desde ese fondo se podrá entender la experiencia cristiana de la Trinidad, que ha mantenido siempre al Espíritu al lado del Padre y del Hijo, superando la tendencia normal a centrarse sólo en las dos primeras “personas” (el Padre y el Hijo).

Sigo ofreciendo pues una breve teología del Espíritu (y de Dios) en la vida de los hombres, desde la perspectiva del Antiguo Testamento, donde Espíritu se dice Ruah, aliento poderoso de Dios que re-spira (a-spira, in-spira, con-spira) en la vida de los hombres, como ha puesto de relieve, ya en perspectiva cristiana, San Juan de la Cruz. Sigue la semana de Pentecostés cristiana. Felicidad y Vida a todos.

>> Sigue...


Espíritu de Dios (1) La creación, entre el carisma y la guerra

26.05.15 | 13:39. Archivado en Dios, Teología, Antiguo Testamento

De la vida cósmica venimos, somos humanos (humus o tierra que se sabe, tiene conciencia de sí), aliento encarnado de Dios, que ha “insuflado” su Espíritu en el barro, y de esa forma hemos nacido, como seres duales, soplo de Dios, tierra del cosmos (Gen 2, 7). En esa línea, el Concilio de Constantinopla I dirá que el Espíritu es una realidad poderosa y vivificadora (Credo: Dominum et Vivificantem), que actúa y se expresa en todo lo que existe y de un modo especial en la experiencia y vida de los hombres, tal como se centra y culmina en Cristo.

El Espíritu es una realidad, pero no una cosa; es la acción primera, el poder de realidad y presencia de Dios, un principio de comunicación vivificadora, que se expresa de un modo especial en los hombres. La misma etimología de la palabra, del latín spiritus (aliento, respiración), que corresponde al hebreo ruah y al griego pneuma, nos pone en buen camino: El Espíritu es la forma que los hombres tienen de vivir (no sólo ellos, pero ellos de un modo especial), porque existen (como las cosas), porque respiran (como los animales), porque piensan/hablan…

Desde ese fondo expongo tres motivos centrales del Espíritu de Dios en el AT: (1) Una creación múltiple, en el Espíritu de Dios somos. (2) Carisma y guerra, entre la visión de Dios y la violencia. (3) El Espíritu de Dios y los profetas. Buen día a todos.

>> Sigue...


Manuela Carmena, un testimonio admirado

25.05.15 | 20:31. Archivado en Sociedad, política, Utopía, esperanza, Política

No la conozco personalmente, nunca la he visto, no he seguido su “carrera” social y política en los últimos años, a no ser lo que han dicho estos días los periódicos. Pero tengo algunos recuerdos de su tiempo como titular del Juzgado de Vigilancia Penitenciaria num. 1 de Madrid, hacia el año 1989.

Leí por entonces varias declaraciones suyas, y me inspiré incluso en ellas para situar mi trabajo en el entorno de la pastoral penitenciaria, tema sobre el que escribí más tarde un libro sobre la “visión social cristiana” de las cárceles (Dios Preso, Sec. Trinitario, Salamanca 2006 ). No sé si va a ser la próxima alcaldesa de Madrid, pero quiero saludarla desde este blog con admiración y agradecimiento, por lo que ha sido y ha hecho al servicio de los encarcelados, que son los miembros más sensibles de la sociedad.

>> Sigue...


¡Venga tu Espíritu Santo! Pentecostés, amor hecho justicia

Espíritu Santo es el don (el regalo) más grande de Jesús, que ha muerto para así darnos a Dios, de manera que hoy, Pentecostés, Cincuenta Días de Pascua, podemos decir que Dios es nuestro.

Lógicamente, allí donde el texto oficial del Padrenuestro dice: Venga tu Reino, muchos manuscritos antiguos interpretan y leen: ¡Venga tu Espíritu!, el mismo Dios-Amor que se expresa en el pan nuestro de cada día, el perdón de las deudas y a la vida perdurable.

-- Amor de Dios en nosotros, eso es su Espíritu. Dejar que nos "invada" y transforme, en libertad y gozo para os demás: eso es Pentecostés.

Así lo supo el "beato" Óscar Romero, mártir/testigo del Espíritu de Dios,que levanta su mano derecho en signo de presencia, mientras una niña de la iglesia/humanidad lleva en su mano la Paloma del Espíritu, como la Virgen María (Imagen de Maximino Cerezo).

-- A todos quiero desear un gran día de Pentecostés, un día largo y para siempre de libertad para el amor de todos (para todos), como justicia salvadora abierta a los más pobres. En esa línea quiero seguir recordando hoy a Romero, un hombre de Pentecostés, es decir, del amor hecho justicia.

Para ser más fiel al mensaje de esta Pascua de los Cincuenta Dios, quiero recordar y comentar hoy la palabra de Jesús que ha venido a liberar a los endemoniados, oprimidos por Belzebú, que (según la Biblia) es el Diablo de la "casa opresora" del "mundo", como podrá ver quien siga leyendo. En esa gran "batalla de Jesús" a favor del amor hecho justicia seguimos implicados los cristianos. Feliz día a todos, no sólo a los cristianos.

>> Sigue...


Que vuele el fuego de Dios. Catequesis de Vigilia de Pentecostés

Me han pedido de lejos (América) una Catequesis de Vigilia de Pentecostés, y me permito colgarla también de este lugar.

Estoy convencido de que tú, amigo o comunidad, parroquia o grupo, habéis organizado ya la Gran Vigilia de Dios de este 23-5-15, día de Oscar Romero, hombre de fuego de Dios, pero quizá puedan ayudarte las reflexiones que siguen:

- ¿Cómo prepararnos para el fuego del Dios de Jesús, si ese fuego se enciende y arde cuando? ¡No podemos, y sin embargo, debemos hacerlo: Uno a uno, juntos en familia o comunión cristiana!

‒ ¿Cómo hacerlo nosotros, si es el mismo Dios que debe alentar en nuestra vida, abriendo caminos, tendiendo puentes, curando enfermedades, perdonando pecados, llenando todo de amor y de justicia?

‒ ¿Cómo estar dispuestos a escuchar la voz, abriendo el pecho para el fuego, los ojos para la luz, los oídos para la voz, la mano para el trabajo y el abrazo…? ¿Cómo, cómo, cómo…?

Con esas y otras preguntas he redactado esta catequesis, que ha de empezar con la lectura y la oración compartida en torno al principio del libro de los Hechos (Hch 1-2). También tú empieza leyendo ese pasaje, para traducirlo así en tu vida. Quizá te baste y puedas seguir por ti mismo. Por si te ayudan te ofrezco las siguientes reflexiones.

-- En el primer Pentecostés del año 30 comenzó la Iglesia de Jesús, retomando la gran inspiración del judaísmo antiguo, pero abriendo un camino de fuego y palabra para todas la naciones, y así lo ha puesto de relieve este pasaje del libro de Hechos (Hch 1-2).

-- En este Pentecostés 2015 debe recomenzar tu camino por el fuego y la palabra de Dios. Toma un tiempo de reposo, para abrir así tu "alma", con aquellos con quienes compartes tu andadura de estudio y práctica cristiana, en línea de catequesis, desde tu pasado cristiano, buscando un futuro más lleno de Dios y justicia, con todos los hermanos.

Que el hermano Romero de América, de toda la Iglesia, beatificado hoy en San Salvador avive tu fuego, impulse tu camino, con María de Pentecostés.Buena Vigilia y Pascua del Fuego de Dios, este año 2015, con todos y para todos.

>> Sigue...


23.05.15. Beato Romero

Así quiero recordarte, Óscar Romero, treinta y cinco años después de tu muerte, separado y muy cerca del Papa Juan Pablo II, que no entendió tu camino. No ibas para Beato, no habías hecho carrera para obispo mártir, ni te habías preparado para hablar de la justicia como hablaste... Pero te cambió la realidad de tu pueblo y lo hiciste, aunque algunos no te comprendieran.

Las circunstancias te pusieron en la brecha, y fuiste voz de evangelio, día a día, en la vida muerte de tu pueblo, encontrando la palabra y el gesto adecuado en cada circunstancia. Habías nacido para otras respuesta, pero escuchaste las nuevas voces doloridas de tu pueblo y supiste encontrar la voz de la Justicia, la justicia del Dios de Jesús para tu gente.

Eras en el fondo muy tradicional, te gustaban las capillas piadosas, el rezo intenso de la gente, sin mezclarte en cuestiones que parecían simplemente materiales... pero los intereses materiales golpearon y mataron a tu pueblo, y tú supiste llegar al fondo de las almas, hasta la verdad de Jesús, con la voz del evangelio.

Y la inmensa mayoría de tu pueblo te sintió cercano: por tu manera de sentirte y ser iglesia, por tu forma de ser pueblo. Por eso te quisieron los más pobres de los pobres de tu pueblo, sintieron que eras de ellos, que estabas con ellos, siendo de Dios.

No te querían los jerarcas de la buena sociedad organizada, los jefes de las armas, ni los grandes del dinero y del comercio para algunos. Dijeron que eras enemigo del orden, amigo de revoluciones peligrosos... y hasta Roma llegaron las voces y escritos de tus acusadores. Y en la misma Roma te tuvieron miedo y quisieron silenciarte los dueños casi eternos de una Curia llamada Vaticana: Te humillaron cuando fuiste, te quisieron expulsar del obispado, querían que callaras (quizá los mismos que ahora te dicen Beato).

El mismo "Santo Padre" fue duro contigo, como si debiera vigilarte, como si tuviera que ignorarte y después marginarte cuando fuiste a verle (en mayo de 1879, diez meses antes de tu asesinato). Lo recuerdo muy bien, hasta creo que tengo por ahí algún escrito de aquel tiempo. Se decía que Roma quería apartarte, poniendo en tu lugar un "administrador apostólico", porque no eras un hombre del sistema, una "figura" apropiada para aquel momento (es decir, para los dueños de un poder sangriento).

No voy a remover papeles, pero los que tenemos cierta memoria y un poco de edad sabemos recordar. Sé que volviste muy triste de Roma, y que el Papa (hoy ya santo) no quiso o no pudo entenderte. No te condenó porque era puro evangelio lo que tú decías y hacías, pero no se puso de tu parte.

Y así mataron los "poderes militares" al servicio de un sistema de dominio económico, pero te dejó morir una Iglesia aliada al sistema, una Iglesia que ahora se dice orgullosa de ti, todos buscando un lugar en tu foto de gloria.

Han pasado los años, y algunos piensan que las cosas ya se han olvidado, pero muchos que éramos entonces ya "mayores" recordamos, y nos alegramos de que te digan Beato (¡no te hacen, ya lo eres, beato y santo). Nos alegramos, pero nos alegraríamos más si se dijeran las cosas en verdad, si cambiara la visión del conjunto de la Iglesia...

Ciertamente, tu Papa Juan Pablo II, viajando por tu tierra tres años más tarde, el 1983, quiso entrar en tu catedral inacabada, para orar ante tu tumba, para decir entonces que habías dado la vida por "amor a Dios y servicio a tus hermanos". Era quizá tarde, pero fue hermoso que lo hiciera, y es hermoso que la Iglesia Universal, a través del Papa Francisco (a pesar de la oposición de muchos, dentro y fuera de la Iglesia) haya querido nombrarte Beato, no simplemente por tu muerte en defensa de la fe, sino en defensa de la justicia.
Las tres imágenes que comentan esta postal se las debo a Rosa Quinta, que las ha "colgado" amablemente en mi Facebook, donde podrá verlas quien quiera. Gracias Rosa, te debo este gesto, y el cariño que tienes por Romero.
.

>> Sigue...


Jorge Zazo. Fue mi alumno, era (y es) mi amigo

20.05.15 | 10:52. Archivado en América Hispana

Hace unos 15-17 años, Zazo (Don Jorge Zazo R.) era una leyenda en la facultad de Teología de Salamanca. Fue mi alumno, era un amigo... Un hombre de tradición, de hondos principios, de inmensa cercanía huma... Era un luchador (siempre sincero, siempre leal) al servicio de lo que a su juicio era la verdad del evangelio en aquella Iglesia a cuyo servicio quería ponerse (queríamos y queremos ponernos).

Recuerdo bien sus diálogos (¡disputas!) con Chillón (hoy profesor de Filosofía en la Univ. de Valladolid) y con otros en la clase, desde posturas muy distintas, siempre con humanidad, con tradición, con argumentos (aunque no siempre convencieran, ni los de otros). Era hermosa la pluralidad, había lugar para muchos, en aquella pequeña Iglesia de la Facultad de Teología.

Después le he visto poco, en algún monasterio, en algún amino. Ha escrito y publicado una gran tesis de teología (que comentaré algún día). Sé que es delegado de la Pastoral de Juventud en la diócesis de Ávila (España). Quisiera encontrarle de nuevo con Mabel, en Ávila, en algún monasterio, para alegrarme de nuevo con su amplia sonrisa, para compartir su humanidad y animar nuestro evangelio común.

Ha publicado este libro. Lo he tenido en las manos, casi me lo han ofrecido,... pero no ha querido leerlo por ahora, aunque el tema me interesa mucho (y aunque no esté seguro de que comparta todas sus ideas). Lo dejo para otro día, pues el argumento me importa y lo he desarrollado varias veces en este blog, como sabrán los lectores que me siguen.

Hoy no quiero entrar en las experiencias y argumentos concretos de Zazo, pero quiero recomendar su libro, publicado con el nihil obstat de su obispo, pues el tema importa (nos importa a todos), y Zazo (ya Don Jorge) es un hombre sincero, buen escritor, inteligente, amigo de la iglesia, compañero y amigo de los jóvenes a quienes ofrece su evangelio.

Ciertamente, además de su camino hay otros en la iglesia, estoy seguro, a la luz del gran Camino de Jesús donde caben muchos de los nuestros, sendas distintas (no perdidas) que van subiendo a la Montaña del Amor, como tan bien decía Juan de la Cruz, cuando era en Ávila acompañante de monjas (que siguen siendo amigas de Zazo). Pero también estoy seguro de que él, mi amigo Zazo, ayudará a pensar a muchos, y también a disentir, porque la disensión es buena, con amor, mientras subimos (nos sube Jesús de su mano) a la gran Montaña.

Gracias, Jorge amigo. Buen día te deseo, con Mabel. Que estés bien.
(Lo que sigue es una nota editorial)

>> Sigue...


Pascua (/10). Pedro y Discípulo Amado, dos centros de la Iglesia

19.05.15 | 09:45. Archivado en Iglesia Instituciones, Amor, Pascua

Termino esta serie de Pascua, ya en las puertas de Pentecostés,con el motivo de unos pescadores que no echan la red para "extraer" la pesca del lago, sino para cuidar y amar a los peces convertidos en ovejas, es decir, en ganado.

Ya sé que el motivo es extraño y puede ser algo barroco, como las escenas del evangelio de Juan, que comienza con parábolas simples (un ciego, un paralítico...) y que después se lía, volviendo y revolviendo las imágenes, como en este caso (Jn 21), pasando de la pesca y de la red con peces al rebaño y al pastor examinado de amor y no de pastos o de leches.

Ármese de paciencia el lector y lea el texto (Jn 21) y déjese extrañar, y vuelva luego, si aun tiene resuello, a esta postal, en la que quiero insistir en las figuras de Pedro (signo del orden de la Gran Iglesia) y el Discípulo Amado (que sin duda va por libre). Pedro debe defender (aceptar) la libertad del Discípulo Amado... el Amado ha de seguir en la barca de Pedro.

Recordemos el comienzo de la escena. Pedro sale a pescar con seis amigos, un grupo de Siete (es decir, toda la Iglesia; cf. Hech 6-7). Entre ellos se ha colado un "extraño", que no tiene ni siquiera nombre, y le llaman Amado (cf. Jn 15, 15).

-- Se puede discutir quién es ese Discípulo Amado, si es figura simbólica o real. Algunos dicen que es Juan el Zebedeo, otros con Lázaro, a quien Jesús amaba (cf. Jn 11, 5. 28) o María Magdalena, a quien Jesús parece haber querido mucho.... Pero es muy difícil decidirlo.

-- Pedro "es" la Gran Iglesia, como sabemos por Jn 1, 42, cuando Jesús le dijo: «Tú eres Simón, hijo de Juan; tú te llamarás Cefas, que significa Pedro», es decir, Piedra cimiento (cf. Mt 16, 17-18). Incluso el Discípulo Amado, el de tantas libertad, ha de entrar en su barca..., pero tendrá su propio oficio, será libre siendo Iglesia (es decir, por ser Iglesia).

Imagen 1: Iglesia son dos dos que corren al sepulcro de Jesús (Pedro y el "otro")
Imagen 2: Pedro y el Discípulo amado al final de la pesca (aunque el tema se pude aplicar a la primera llamada de Mc 1, 18-22; pero "imaginemos" que estos dos son Pedro y Juan, no Pedro y Andrés).
Imagen 3: La Iglesia son dos (Pedro y el discípulo amado, que avanzan con Jesús).

(La imagen normal de la Iglesia formada por Pedro y Pablo es buena, pero es posterior...).

>> Sigue...


Domingo, 31 de mayo

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Mayo 2015
LMXJVSD
<<  <   >  >>
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

Sindicación