El blog de X. Pikaza

Una Iglesia mixta: Ovejas y Cabras (Sigue Mt 25, 31-46)

Dije ayer que el gran pasaje del juicio (Mt 25, 31-45) se refiere más al presente de la historia que al “tiempo final" del más allá . Jesús (el evangelista Mateo) sitúa nuestra vida ante el telón de fondo de esta parábola que no se limita a decir lo que será, sino más bien lo que somos y debemos ser.

‒ Ésta es una parábola “individual”, y Jesús la cuenta para que cada uno “avive el seso y despierte, contemplando…”, como diría J. Manrique. De esa forma nos sitúa así ante la verdad de nuestra existencia, uno a uno, ante aquello lo que somos (hermanos de Jesús) y que debemos ser (hermanos y servidores unos de los otros).

‒ Pero ésta es también una parábola social, que trata de pueblos y naciones, es decir, de la humanidad en su conjunto, a lo largo de los siglos. Aquí viene a definirse el sentido y meta de la historia, en forma de reto (tarea) y promesa, una gran promesa (¡venid benditos de mi Padre!), una gran amenaza (¡apartaos de mí, maldecidos…!.

‒ Ésta es finalmente una parábola de Iglesia, como todo el evangelio de Mateo. Aquí aparece el sentido y verdad de la Iglesia de Jesús, que al final (en el fondo) deja de ser protagonista (un grupo especial, sobre los otros) para convertirse en un grupo más entre los otros, entre todos los pueblos y naciones, en el conjunto de la humanidad.

Sobre ese tema de iglesia quiero detenerme ahora, conforme al evangelio de Mateo, destacando sus dos rasgos esenciales: (a) La llamada a la perfección más honda (en la línea del Sermón de la Montaña: “Sed perfectos, como Dios…): ¡Todos los cristianos tendrían que ser santos, santas ovejas”. (b) La debilidad y pecado de la iglesia (compuesta de peces buenos y malos, de trigo y cizaña).

En la misma raíz de la iglesia encontramos por tanto un rasgo de separación… Sería conveniente dividir ya a los hombres y mujeres para siempre, poniendo a un lado los buenos, a otro los malos, para que todos sepan donde están (como han querido inquisiciones, purismos a lo Robespierre y guerras religiosas…). Pero, al mismo tiempo, Jesús nos recuerda que estamos rodeados de lo malo, que nosotros mismos (todos) tenemos un rasgo de maldad. Desde aquí se entienden los dos rasgos del evangelio de Mateo:

‒ Fuerte es en Mateo (en el Jesús de Mateo) la exigencia de separar, de distinguir, como indica de un modo especial esta parábola del juicio (M 25, 31-46): Separará a unos de otros como el pastor separa a las ovejas de las cabras… De algún modo, la Iglesia debería separarse, centrarse sólo en los buenos (las ovejas, echando de ella a las cabras).

‒ Pues bien, Mateo sabe que esa separación no puede trazarse (imponerse) en este mundo, como han intentado siempre los “puristas puros”, los que han querido arrancar desde ahora la cizaña, la parte mala. Jesús les responde que no pueden hacerlo, que estamos en un mundo mezclado, que sólo Dios podrá separar al fin, como él sabe, al trigo de la cizaña (Mt 13), a las ovejas de las cabras (Mt 25).

Nos hallamos, pues, irremisiblemente, en un mundo dividido, ante una iglesia de ovejas y cabras mezcladas. Ciertamente, debemos tender a la perfección (hacernos ovejas buenas…), pero todos tenemos también un tufillo de cabra, y nadie (en este mundo, hasta el final) es pura cabra mala. Algunos tienden más a oveja, otros a cabra, pues la división pasa por dentro de nosotros mismos, de forma que somos de algún mudo ovi-caprinos, o capro-ovejas (si valen estos neologismos).

La división ovejas-cabras... es parabólica por tanto. Es para entendernos, pues el mundo y la iglesia es un campo mezclado, con cientos cientos de matices intermedios (como entre el blanco y el negro...).
Pero hay algo que vincula y separa a todos: la necesidad de los necesitados, el gesto concreto de ayuda entre unos y otros. Las mismas ovejas-cabras han de ayudarse entre sí, para superar la oposición que tiende a dominar sobre todos.

Quiero seguir hablando de este tema en próximas entregas, refiriéndome incluso a los curas pederastas (¿hay que arrancarlos de la Iglesia y expulsarlos a las tinieblas exteriores?, a quienes algunos quieren simplemente “condenar” (cortar la parte podrida de la manzana...). Pero de eso trataré otro día. Hoy quiero fijarme sólo en la comparación hermosa de las ovejas y las cabras, siguiendo el hilo de mi libro sobre Mt 25 y los pasajes correspondientes del Diccionario de la Biblia.

((A modo de aviso, he tomado las imágenes del pueblo de Rodén, Fuentes de Ebro (Zaragoza) donde en la guerra del 1936-1939 lucharon rojos y azules, creyéndose unos buenos contra otros. No se entendieron ovejas y cabras, lucharon entre sí, hasta destruirse (casi todos( y destruir el pueblo, que así ha quedado. Por allí anduvo de un lado mi tío Andoni (uno de los sobrevivientes), y le llevé por allí, años más tarde, para ver las ruinas, muchos años más tarde. ¡Fueron como unos fuegos artificiales de muerte, me decía! No entendíamos el evangelio, ni la justicia social… Suba a la colina quien quiera entender mejor esta parábola).

.

De ovejas y cabras trata lo que sigue, en línea histórico-cultural. Recojo aquí unas páginas de mi tesis de Biblia... tal como las he reelaborado para el Diccionario de la Biblia (Verbo Divino, Estella 2001)

>> Sigue...


Mt 25, 31-46: Programa de Iglesia, tarea de Humanidad (Dom 23.11.14)

Ofrecí ayer un pequeño comentario del evangelio del Domingo de Cristo Rey (Mt 25, 31-46). Pero más que de Cristo Rey Celeste este evangelio (y esta fiesta final del año litúrgico) trata del Cristo Servidor, del Cristo Hermano, Cristo Obispo, la Gran Inversión de la historia de los hombres, Cristo hecho Iglesia o comunión humana.

Por eso añado nueve notas de la Iglesia que está al fondo de esta parábola y de todo el evangelio de Mateo. Esta parábola es judía y es cristiana, es universal, cuenta el sentido y tarea de los hombres en el mundo, desde una perspectiva de cumplimiento.

Mt 25 es un texto de juicio, como bien saben expertos y eruditos, el texto quizá más influyente de la historia espiritual (de los ideales y terrores) de la iglesia. Un texto “esculpido” en el pórtico de las iglesias románicas, el texto de fondo del Juicio Final de Miguel Ángel (Capilla Sixtina…), el texto de las obras de misericordia, del cielo y del infierno.

Sin embargo, bien leído, éste es un texto de iglesia, el texto clave de la iglesia de Mateo, como iré indicando quizá en los próximos días. Aquí ofrezco algunos de los elementos de su eclesiología, para desarrollar después, en resumen, sus implicaciones exegéticas, partiendo de un Congreso de la Fundación March del año 1977

Sigan leyendo quienes quieran saber de Iglesia, ser Iglesia, con Mt 25, en un campo mezclado de ovejas y cabras, menores y mayores, con machos cabríos de fondo. Buen día a todos.

>> Sigue...


Dom 23 XI 14. Cristo Rey: Tuve hambre y... El juicio del hambriento

Domingo final del Año Litúrgico. Cristo Rey: Mateo 25, 31-46 . Este evangelio de Mateo retoma y culmina el motivo de los domingos anteriores: es el pasaje de Cristo Rey, domingo del Juicio Final, según Mateo 25, 31-46, que aquí presento como juicio del hambriento: tuve hambre y no me disteis de comer...

Ante esa palabra tuve/tengo hambre, no tenía dignidad (ropa), estuve enfermo... hay muchas respuestas

-- ¿Tienes hambre? Pues trabaja,produce, no te hagas el vago...

-- ¿No tienes dignidad, estás desnudo...? Pues esfuérzate por cambiar tu destino...
-- Según Gen 2, antes de "dar de comer" (esperar que otros te den la comida) está el trabajar, para ganar el pan con "el sudor de tu frente"
-- No te quedes en manos de otros (¡que te den de comer, que te ayuden...!). No esperes el cielo por compasión, remángate y conquístalo, que esto de la vida es una lucha...

Este es el tema, planteado desde la cultura moderna:

-- Hemos aprendido a producir (tenemos pan, medicinas, espacios para vivir...)
-- No hemos aprendido a compartir o, mejor dicho, no queremos aprender a compartir, creamos de esa forma hambrientos, sedientos, exilados...

En ese contexto se mueve la parábola. El texto (Jesús) sabe, que el hambre y desnudez, el exilio y la enfermedad con la cárcel... son consecuencia de la injusticia de otros hombres, por eso apela a ellos (a los que tienen pan y libertad), para que ayuden a los otros, para que haya concordia, convirtiendo al hambriento, exilado, efermo... en juez y sentido de la historia.

Pero todo lo que digamos de este pasaje corre el riesgo de volverse retórica, de un lado o de otro, a no ser que entremos en su dinámica. Así lo hice en un antiguo texto de tesis de Biblia... Así quiero resumirlo y aplicarlo ahora.

>> Sigue...


Jesús, el nazoreo mesiánico de X. Pikaza (E. Gómez)

19.11.14 | 11:36. Archivado en Sobre el autor, Teología, libros, Jesús, Amigos, la voz de los

Entre las recensiones críticas que ha recibido mi “Historia de Jesús” (ahora que acaba de ser reeditada) quiero destacar la de Enrique Gómez, teólogo de Salamanca (afincado ahora en Roma), autor de la obra más importante que existe en la actualidad sobre cristología de Jon Sobrino, que yo mismo presenté en este blog el 16-17.10.12.

Enrique Gómez conoce de primera mano, por vocación, estudio y docencia, gran parte de la inabarcable bibliografía actual sobre Jesús. Por eso es de agradecer su reseña crítica sobre mi obra, que ha aparecido publicada en la revista Estudios Trinitarios 48 (2014) 614-620. Aquí la recojo agradecido, para que otros puedan también opinar sobre ella, y, sobre todo, sobre la visión de Jesús como “nazoreo mesiánico”, un judío nacionalista que se abre (y nos abre), por opción personal y misión de Reino, a la experiencia de un Dios universal que ofrece su vida a los hombres, como camino de salvación, partiendo desde los más pobres.

Gracias, Enrique, por tu reseña y gracias, sobre todo, por tu antigua y nueva amistad. Todo lo que sigue es tuyo.

>> Sigue...


En el corazón del ébola (Justino Izquierdo, Monrovia)

He venido manteniendo contacto con el Hno. Justino Izquierdo, de la Orden de San Juan de Dios, uno de los “protagonistas” de la historia del ébola.

Publiqué en mi blog (12 y 17.08.14) unas reflexiones suyas sobre el ébola, con su larga experiencia de terapeuta y testigo cristiano (de humanidad) en Monrovia durante 34 años… y su decisión de volver, estando ya jubilado en España, para reorganizar la labor del hospital del que vinieron sus compañeros, los hermanos Miguel Pajares y M. García Viejo, para morir ambos de ébola en España, como ha comentado extensamente toda la prensa nacional.

El Hno Justino volvió a Liberia, donde ha estado unos meses, organizando la misión sanitaria en el Hospital de San José. A su vuelta, hace unas semanas, volvió a salir su figura y misión en la prensa, por haber sido ingresado en cuarentena por miedo a contagio.

Ahora, de vuelta por un tiempo, desde su ciudad de Burgos, me pone unas letras que quiero recoger y presentar sin más comentario a mis lectores. Son voluntariamente sobrias, sin sentimentalismo, con gran realismo.

Gracias Justino, por compartir con nosotros tu experiencia.

Cf. http://www.periodistadigital.com/religion/espana/2014/10/17/justino-izquierdo-con-liberia-en-el-corazon-y-en-la-sangre-iglesia-religion-dios-jesus-papa-obispo.shtml
http://www.diariodeburgos.es/noticia/Z6B021489-A1EE-D1C6-5FE4E6E0736424D4/20141018/justino/izquierdo/dado/alta

>> Sigue...


Ignacio Ellacuría, veinticinco años

15.11.14 | 17:27. Archivado en Sobre el autor, Teólogos, Teología, Amigos, la voz de los

Hoy se cumplen veinticinco años de esa foto. Ignacio Ellacuría Beascoechea había nacido en Portugalete, Vizcaya (9.11.1930), y fue asesinado en San Salvador (15.11.1989). Era filósofo, analista político y teólogo, vasco SJ, naturalizado en el Salvador.

Fue discípulo y amigo de X. Zubiri, cuyo realismo filosófico e histórico quiso desarrollar. Como analista político fue el hombre que mejor comprendió la trama social de Centroamérica. Sus “lecciones” semanas de análisis socio-político, en la línea de Oscar Romero, como rector de la Universidad Centroamericana (UCA) le ganaron renombre internacional, y fueron en el fondo causa de su muerte. Como teólogo quiso ver a Dios en la trama de la vida humana, en línea de libertad.


Fue de los grandes protagonistas de la historia del Salvador, de donde tuvo que salir “desterrado” entre el 1977 y 1978, tiempo en el compartió con más intensidad los trabajos del Seminario Zubiri, en Madrid, donde nos conocimos. En noviembre del 1989 vino a Barcelona para recibir el premio de la Fundación Comín, en una situación de gran conmoción, que le hizo volver antes de tiempo al Salvador (13.XI.89). Fue asesinado el 16.XI.89. Los militares que le mataron robaron el importe del premio Comín que el tenía depositado en dólares en el estante de su habitación.

Mataron con él a otros jesuitas Ignacio Martín Baró, Segundo Montes,Amando López, Juan Ramón Moreno, Joaquín López y López, y también a Elba Julia Ramos, que estaba al servicio de la Residencia, con su hija, Celina, de 15 años (Jon Sobrino, de la misma casa y comunidad estaba de viaje).

Les “ejecutaron” los miembros de un batallón militar del Salvador, bajo inspiración del Mayor Roberto d'Aubuisson Arrieta (1944-1992), con cobertura de espionaje, se dice, de la CIA. Quienes les mataron conocían bien sus movimientos (acababa de volver de España). Para "emborronar" su muerte mataron a sus compañeros y a las mujeres de la casa; no querían testigos

El juicio por su muerte sigue aún pendiente y actúa como acusador el Ministerio Español de justicia que, a propuesta del ministro Francisco Caamaño, pidió el año 2011 la extradición de algunos responsables de su muerte (cf. http://es.wikipedia.org/wiki/Ignacio_Ellacur%C3%ADa).

Con esta ocasión quiero ofrecer unos recuerdos personales de su vida y una valoración de su pensamiento.

>> Sigue...


Dom 16 IX 14. Talentos para Dios, el talento de la vida

14.11.14 | 14:27. Archivado en Dios, Nuevo Testamento, Domingo, dia de la Palabra, Pobreza

Domingo 33. Ciclo ordinario. Mateo 25, 14-30.

Expuse ayer el trasfondo y sentido de la primera lectura de este domingo, con la mujer como "talento" supremo para el hombre, en perspectiva de trabajo y de fecundidad sexual, según Prov 30-31.

Hoy vuelvo a la parábola de Mt 25, 14-30, paralela de Lc 19, 11-27, leída desde el trasfondo de las tres parábolas de Mateo sobre el dinero, es decir, sobre la capacidad humana de "producir" y la exigencia más alta de compartir, en línea de humanidad, de vida.

De nuevo, como ayer, deseo a mis lectores buen evangelio... y, al mismo tiempo, buen fin de semana. Les dejo con Mateo que, según la tradición, sabía de estas cosas, pues había sido alcabalero.

>> Sigue...


Dom 16.11.14 Mujer fuerte. El camino de varón por la doncella

13.11.14 | 10:40. Archivado en mujer, hombre, Antiguo Testamento, Domingo, dia de la Palabra

Dom 33, tiempo ordinario ciclo A. Este es el domingo de los talentos (Mateo 25,14-30) y, conforme al esquema de las tres lecturas de la misa el mayor talento del hombre varón es la mujer fuerte (Proverbios 31), que mantiene su casa y trabaja para él, siendo, al mismo, el “camino” por el que pasa su vida (su miembro masculino y su descendencia, conforme al mismo libro de los Proverbios (30, 18-19).

Varias veces he desarrollado en este blog el tema de los talentos del hombre, en línea económico-social, según el evangelio (cinco, dos, uno). Hoy quiero desarrollar el tema de la lectura de Proverbios, que presenta a la mujer como talento o riqueza económica, sexual y engendradora del varón, que encuentra en ella su casa (vive de ella).

Éste es un tema riquísimo y ambiguo (ambivalente) que puede y debe ser recordado. El canto de la Mujer Fuerte ha sido por siglos inspiración y modelo de “feminismo de hogar” para cristianos y judíos (y musulmanes), con los valores y riesgos que ello implica. El enigma de la mujer “camino” del sexo y descendencia de varón es menos conocido, pero quizá más importante, como verá quien siga leyendo. Buen fin de semana, para mujeres fuertes, mujeres, camino, hombres y mujeres “persona”.

>> Sigue...


Matrimonio de Jesús, a favor y en contra (debate con J. L. Suárez)

11.11.14 | 18:18. Archivado en Jesús, mujer, hombre, Nuevo Testamento

Presenté el pasado 29 el libro de J. L. Suárez sobre El proyecto nezereo de Jesús. Vuelvo hoy al libro y al tema para dialogar con él sobre el “estado civil” de Jesús. ¿Empezó siendo casado, como los judíos en general, y terminó soltero por el reino de Dios? ¿Fue soltero/célibe desde el principio por opción "de reino", o fue más bien casado por su misma opción de Reino, es decir, de Nueva Humanidad, aunque entendida con un matiz distinto?

J. L. Suárez defiende que fue casado por destino mesiánico, costumbre social y opción personal, y conoce el nombre de su esposa (se llamaba Salomé), y así lo mostraré recogiendo las tesis básicas de su libro.

Yo soy más cauto y, sin cerrar el tema, me inclino a pensar que fue soltero, por razón también importantes, y así lo he defendido en el epílogo del libro de J. L. Suarez, que recojo aquí en parte.

Esta es una buena ocasión para entrar con razones (y con “imaginación” teológica) en un tema apasionante. Casarse o no casarse no fue la opción central de Jesús, pero es un tema importante de su historia. Siga leyendo quien piense que merece la pena estudiarlo con detalle, desde una perspectiva social, personal y religiosa.

>> Sigue...


Familia en la Biblia, Familia hoy (Papa Francisco y Sínodo 2014).

He venido tratando en días pasados de la primera parte del Sínodo de Roma (5-19 X 14) y de un libro mío sobre La Familia en la Biblia, escrito bajo el impulso del texto base y de la encuesta enviada a todas las comunidades católicas, con el título “Los desafío pastorales sobre la familia en el contexto de la evangelización” (5.11.2013).

Aquel Documento contenía una reflexión introductoria y un cuestionario al que, por vez primera podían y debían responder todas las iglesias y comunidades, cosa que hicieron muchas, aunque las respuestas tardaron en publicarse.

Yo escribí un libro, cosa no difícil si uno lleva tiempo con el tema..., pero el Papa Francisco ha logrado lo más difífil: ha llevado a buen puerto el Sínodo, cosa que parecía imposible, dadas las circunstancias de la Curia y de la Jerarquía de la Iglesia Romana.

El Papa Benedicto XVI no lo habría conseguido, pues venía de la teología dura y no tenía experiencia pastoral directa, un contacto directo con el mundo real, y así al final le venció la Curia y supo retirarse para que otro tomara el timón.

El Papa Francisco lo ha conseguido, pues tiene capacidad y conocimientos para ello: Viene de la fuerte dirección de la Compañía de Jesús y del contacto inmediato con el mundo real de la gran ciudad. Él ha sabido "tocar" no sólo el vientre de la mujer embarazada (imagen), es decir, el mundo real, sino también las cuerdas de la Curia Romana y del episcopado.

Ahora, pasadas unas semanas del final del Sínodo, puedo retomar como referencia mi libro, pero sobre todo el logro del Papa Francisco, pues a é se debe el buen hacer del Sínodo, por lo que muchos les estamos muy agradecidos. Tengo el convencimiento de que el P. Francisco ha sido capaz de volver a los temas radicales de la biblia y de la vida cristiana, como verá quien sigue, y que lo ha hecho bien, volviéndonos a situar ante los temas radicales de la Biblia y de la Vida cristiana (Humana).

>> Sigue...


Clara, la niña de la talidomida

Pasé con ella un día de espléndido cariño, en el aeropuerto, en el avión de Frankfurt y después en la Clínica Universitaria de Heidelberg. La recuerdo como Clara. Su madre había tomado contergan/talidomida durante el embarazo, por prescripción médica, y ella nació con piernas de ave y bracitos de paloma.

Tendría cuatro o cinco años y sus padres,ayudados por un grupo católico de Pontevedra, lograron que fuera tratada en Alemania, lugar donde se había “inventado”, la famosa y malhadada talidomida, a lo largo de los años sesenta. En otros países se cortó más pronto, en España duró algo más la “plaga” y apenas se daban respuesta a ella, por la especial “condición” de este país.

Yo enseñaba en Poio (era el año 1970) y me pidieron que la llevara: Sabía alemán, conocía algo ese mundo, no pude negarme… Tan pronto como vi a la niña supe que el viaje sería hermoso. Ella me miró, primero con timidez y luego con una gran sonrisa, diciéndome ¿Me leva? Le habían dicho que en Heidelberg podían curarla, y tenía la ilusión de andar y hacer cosas con los tres dedos pequeños de las manos, saliéndole de los codos.

Me dieron los billetes y la documentación y así tomamos el avión. La madre iría después, tan pronto como pudiera (¡en autobús, que el avión era caro!), y buscaría la manera de quedarse con la hija. Pero antes era bueno que fuera yo y que arreglara los papeles.

Así fue, y así quiero contar esa historia, ahora que un tribunal de Madrid, de esos que saben de leyes pero no de personas acaba de dictar que los daños de la talidomida han prescrito, de manera que sus víctimas (todos de más de cincuenta años) no tienen más remedio que rezar o fastidiarse ¡País de jueces sin Dios me parece este!

(Véase la noticia del pasado 22, en cualquier periódico de España, por ejemplo en el Mundo: http://www.elmundo.es/salud/2014/10/22/54477a3fe2704ecd6f8b456f.html: La Audiencia Provincial de Madrid anula la indemnización a los afectados por la talidomida
Las víctimas del medicamentop que provocó malformaciones lamentan este 'golpe bajo')
La segunda imagen es del juicio)

Siga leyendo quien quiera conocer la historia... y opinar sobre la sentencia de Madrid, que puede ser jurídicamente correcta, pero que no parece humanamente justa.

>> Sigue...


Luz en la noche, muchachas en vela (Mt 25, 1-13)

La humanidad entera son diez chicas que aguardan al Novio, con velas encendidas, y así lo indica esta parábola, evocando la esperanza del amor como don y tarea de la vida.

Es una parábola extraña, como todas, un cuento del oriente antiguo, mujeres en vela (con vela), con lámparas que parecen de Aladino, pero que no son para abrir la cueva del tesoro, sino el tesoro del amor en plenitud, para el que todos de algún modo nos estamos preparando.

No es un texto machista, sino al contrario, pues todos, hombres y mujeres, tenemos una misma tarea, simbolizada en diez doncellas que esperan al novio, preparando el aceite de su alcuza o lucernario: ¡Hombres y mujeres, sin distinción, somos aprendizaje de amor en la noche. Para eso hemos sido creados y crecemos, esperando, cuidando la vida, compartiendo.

Ése amor es mutuo, un don compartido. Pero al mismo tiempo ha de ser personal, pues cada hombre, cada mujer, es destinatario de un amor único, de forma que ante el misterio de la Vida nadie puede sustituirle.

En esa línea, sabiendo con el evangelio que unos somos vida y luz para los otros, debemos recordar que cada uno somos y tenemos una responsabilidad personal, de manera que en un sentido simbólico podemos afirmar no sólo que "cada uno aguante su vela", sino que la tenga encendida, mientras llega el Cristo, es decir la plenitud. Éste es el único aprendizaje, la única tarea de la vida.

Ciertamente, al final de la vida cada uno será "examinado" en el Amor, es decir, desde y por el amor que es Dios, como dice Juan de la Cruz. Pero todo amor busca amor, y así Jesús (Dios que viene) quiere y espera el amor de los hombres, como mendigo, mendicante de cariño, en gesto de humanidad comprometida, no de magia como la que ofrecía aladino.

Ciertamente, en Cristo hemos de ser todos luz unos de otros, para otros, como expresión de la vida de Dios. Pero eso supone que cada uno debemos cuidar nuestra luz de amor Por eso pido a Dios que nos iluminemos mutuamente con la luz gozosa de la vida del resucitado, como se celebra en la Vigilia de Pascua.

Siga quien quiera evocar y entender mejor esta parábola extraña, propia del evangelio de Jesús, que traduce así, en un contexto nuevo, el mensaje del evangelio. Buen domingo a todos.

>> Sigue...


Domingo, 23 de noviembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Noviembre 2014
LMXJVSD
<<  <   >  >>
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

Sindicación