Xiphias Gladius

RENÉ GIRARD: LA VIOLENCIA DESVELADA

08.09.17 | 12:06. Archivado en Violencia contra Revelación, Xiphias Gladius

Desiderio Parrilla Martínez

Acabo de publicar una monografía dedicada al antropólogo francés René Girard, formulador de la “teoría mimética” y el “mejor antropólogo desde Lévi-Strauss”, según Michel Serres. El libro ha sido publicado por la editorial Dykinson y se puede adquirir por internet a través de este enlace.

El libro pretende mantener el equilibrio entre la divulgación científica y el rigor académico, sirviendo como amable introducción al público no especializado y como profundización para cuantos buscan una síntesis exigente del deseo mimético.

Calificado por Jean-Marie Domenach como “Hegel del cristianismo” René Girard ha obtenido el reconocimiento de autores tan dispares como Jacques Derrida, Gianni Vattimo, Slavoj žižek o Peter Sloterdijk. La monografía que ofrecemos trata de hacer honor a las razones de este reconocimiento generalizado como figura clave de la filosofía actual.


Sólo la Humanitas puede salvarnos

01.03.17 | 09:50. Archivado en Violencia contra Revelación

Desiderio Parrilla Martínez

El otro día volvía de trabajar en la Universidad y pasó un joven en motociclista haciendo un caballito con las piernas desbridadas y gritando: “uarrrrrrgghh”. Estaba en la parada del tranvía y la reacción de los viandantes –unos 50 jóvenes, la mayoría universitarios- me dejó francamente preocupado.

Nadie se indignó contra aquel anormal porque nadie lo percibía como un tipo completamente anómico. Los jóvenes apenas prestaron atención al suceso y volvieron al autismo de sus whatsapps y émepetres, los menos comentaban la ocurrencia sin descalificarla, bromeando sobre la ingesta de ciertas drogas o alcohol.

A mí sin embargo aquel troglodita motorizado me trajo a la cabeza dos cosas: el poema futurista de Marinetti tan celebrado por los fascistas italianos: “una motocicleta es más bella que la Victoria de Samotracia” y uno o dos pasajes del manifiesto futurista, redactado también por algunos fascistas en su apología de la ultraviolencia extrema: “nosotros queremos exaltar el movimiento agresivo, el insomnio febril, la carrera, el salto mortal, la bofetada y el puñetazo”…

La imagen de aquel bárbaro, anómico y anormal, se me presentó inmediatamente como la encarnación del ideal fascista, y me di cuenta constatando las reacciones de los jóvenes de mi alrededor que ese ideal del camisa negra y el escuadrista italiano, esbirro de Musolini, centauro suburbano de motocicleta y agresividad regresiva, es visto ahora como algo normal por nuestros contemporáneos.

El fascismo pretendió mediante la violencia y la fuerza bruta imponer un régimen totalitario. Pero esta violencia coactiva era ejercida por una minoría sobre el resto de la sociedad. Esta élite sádica del fascismo, esta aristocracia de la violencia, era el cuadro de mandos de la alta burguesía para mantener el cuerpo social bajo coacción. Sus ideales de honor, patriotismo e imperio glorioso, eran una patraña, una fachada para controlar a la masa obrera, a los trabajadores y el estrato popular analfabeto, desviando su atención de los orígenes de sus penurias económicas o sus condiciones de explotación.

Esta violencia fascista era ejercida por una minoría y apenas influyó en el resto de la población. Esa minoría monopolizaba el ideal violento y no lo quería compartir. Era un grupo de criminales que tomaron el poder político pero para conservarlo no podían permitir que otros ejercieran esa violencia. De manera que el pueblo apenas se “enfascistó”, el fascismo no caló en la masa popular, que continuó viviendo al margen de los ideales agresivos de estos escuadristas del alto capital.

Sin embargo, en nuestras sociedades actuales, de régimen democrático, etcétera, etcétera, la situación se ha invertido completamente. La actual civilización de la sociedad de consumo ha conseguido lo que el fascismo no pudo conseguir. En nuestras sociedades capitalistas post-industriales, basadas en el consumo de masas, el ideal violento de la relación posesiva, basada en la manipulación, la competitividad y el consumo agresivo, se ha impuesto como actitud generalizada. Vivimos en sociedades ultra-violentas, donde la agresividad es la forma normal de relación.

No es que el trato sea brusco, maleducado, impertinente, agresivo, hosco o antipático, es que la mayor parte de los individuos no tienen conciencia de que su comportamiento lo sea. Se percibe como normal la violenncia verbal y no verbal, el insulto, la calumnia, la maledicencia, el insulto, la humillación, la derisio, la extralimitación, la falta de respeto, el abuso, el acoso psicológico y emocional, la presión grupal y el aislamiento de individuos, las conjuras, las triangulaciones, las marginaciones y estigmatizaciones.

Pero la sociedad en su conjunto es así porque el sistema de producción de consumo necesita que los hombres sean así. Necesita consumidores compulsivos, manipuladores, inmediatistas, dominados por el afán de poseer y de dominar, con el umbral de frustración bajo. Genera individuos competitivos, agresivos, prontos a la rivalidad, incapaces de emprender acciones grupales bajo ideales de responsabilidad colectiva. La industria publicitaria diseña y programa masas de individuos narcisistas, autocomplacientes, anómicos, hedonistas, sociopáticos y con atisbos de megalomanía.

El fascismo y su ideal violento apenas incidió en la masa popular, pero el capitalismo ha homologado a toda la población bajo ese ideal atroz. Todos los individuos están homologados, indiferenciados, igualados por la base, conforme a este canon violento. Todos están cortados por el mismo patrón: creyentes y ateos, agnósticos y religiosos, conservadores y progresistas, izquierdistas y derechistas, tirios y troyanos…

En esta sociedad ya no se distingue a un aristócrata nobiliario de un pequeño burgués (me viene a la cabeza el Conde Lequio) pero tampoco se distingue en Murcia al hijo de un alto ejecutivo francés de un chaval de clase baja y barrio marginal (ambos visten igual con sus chanclas, su pelo sucio, sus bermudas y camiseta astrosas, su cara de malas pulgas y su gorra con visera, a lomos de sus skates).

Los fascistas en los años 20 y 30 del siglo pasado eran los únicos que se tuteaban entre sí, apeándose el tratamiento aunque entre ellos hubiera algún desnivel social. Pero actualmente estos neo-fascistas son los que se empeñan en tutearte aunque a los impertinentes no les hayas dado permiso para hacerlo. Y se ponen agresivos si les corriges y no les toleras el tuteo. Son pocos los que entienden, porque la mayoría comulgan de plano sin saberlo con este ideal neo-fascista que exalta “el movimiento agresivo, el insomnio febril, la carrera, el salto mortal, la bofetada y el puñetazo”.

El gran director italiano, culturalmente católico, Pier Paolo Pasolini denominó a este fenómeno de la sociedad capitalista con el término: “homologación”. Don Luigi Giussani, el fundador de Comunión y Liberación, asumió como propio este concepto de Pasolini para dar cuenta de la degradación que advertía dentro y fuera de la Iglesia y que interpretaba como un auténtico “colapso de lo humano”. Pasolini filmó su película “Saló, o los 100 días de Sodoma” para expresar cómo esta homologación intentada sin éxito por el fascismo sin embargo se había impuesto de manera triunfal y apoteósica gracias al sistema capitalista de consumo. El reciente y fascinante biopic de Abel Ferrara (2014) sobre Pasolini nos muestra cómo este neo-fascismo asesinó al director italiano. La mejor síntesis audiovisual sobre el significado de esta “homologación” obtenida por el sistema capitalista de producción podéis encontrarlo en su documental “La forma della città” (1974).

La escena de este neofascista que vi en la parada del tranvía es un buen ejemplo de esta homologación de la sociedad capitalista bajo el ideal violento: un anormal para quien una “motocicleta es más bella que la Victoria de Samotracia” y que exalta “el movimiento agresivo, el insomnio febril, la carrera, el salto mortal, la bofetada y el puñetazo”.
Vale, anormal, deja que te diga algo: 'Mad Max' no me parece más bella que 'La victoria de Samotracia'.

Cada vez estoy más convencido: sólo la Humanitas puede salvarnos.

Todo lo demás está por desgracia homologado o es un agente de homologación.

Sólo la Humanitas puede salvarnos.


Podemos Votar por España

27.01.15 | 16:50. Archivado en Acerca del autor

Desiderio Parrilla Martínez

En vista de la reciente victoria de Syriza en las elecciones generales de Grecia y las próximas elecciones municipales y autonómicas en España, decidimos re-publicar este artículo editado en la página camineo.info, el 16 de diciembre de 2011, cuando aún no existía el partido de frente amplio Podemos.

Tras la visita de Alexis Tsipras al Monte Athos y su reunión con el papa Francisco en el Vaticano el 18 septiembre de 2014, creemos que nuestro artículo servirá de criterio edificante para orientar el voto de los fieles católicos, para compensar la campaña de calumnias y la estrategia de shock emprendida por la prensa neoliberal española, contra Syriza, Podemos y el propio papa Francisco.

>> Sigue...


¿El papa Francisco irá al infierno?

07.01.15 | 12:31. Archivado en Acerca del autor

Desiderio Parrilla Martínez

El 17 de diciembre, coincidiendo con el 78 cumpleaños del Papa Francisco, se iniciaban las negociaciones del histórico acuerdo entre Estados Unidos y Cuba para levantar el embargo. Tanto Obama como Castro agradecieron de esta manera el papel jugado por la Santa Sede para el buen fin de las negociaciones.

Frente a esta buena noticia hubo sin embargo reacciones extemporáneas, que manifiestan el clima de odio que la ideología anti-católica, capitalista y neoliberal, pretende mantener contra el pontificado del papa Francisco.

Hubo incluso ataques personales contra el propio papa. Y un silencio significativo por parte de 13TV o la prensa católica contra estos ataques, así como de otros medios conservadores que una vez más no salieron en defensa del papa Bergoglio. En España, cabe destacar la invectiva del periodista Federico Jiménez Losantos, quien motejó al papa de “papa peronista” o se atrevió a afirmar: “pues al infierno irá.

>> Sigue...


Hacia una Nueva Estética

23.12.14 | 01:01. Archivado en Acerca del autor

Desiderio Parrilla Martínez

Acabo de publicar una monografía dedicada a la Nueva Estética, desde sus primeras iniciativas hasta las manifestaciones más recientes vinculadas especialmente a la renovación del arte sacro en el seno del Camino Neocatecumenal. El libro ha sido publicado por la editorial Bendita María y se puede adquirir por internet a través de este enlace.

>> Sigue...


La Teología Política del papa Francisco (1)

12.12.14 | 14:09. Archivado en Acerca del autor

Desiderio Parrilla Martínez

Sin duda el papa Francisco es ya, y así se considerará, una de las figuras teopolíticas más decisivas de la cristiandad de tercer milenio. El papa Francisco se mueve permanentemente entre lo teológico y lo político y ha logrado que, en un mundo secularizado, la teología vuelva a ser central en los medios de comunicación. La Teología del Pueblo como modalidad nacional y popular define las coordenadas de su teología política, una teología que entronca con el modelo hispánico a la perfección, y supera el Escila y el Caribdis de la teocracia y el cesaropapismo en el seno de la actual Iglesia católica.

Dicha Teología populista está permitiendo "teologizar la secularización", en vez de "secularizar la teología" según propugnan los diversos modelos derivados de la Nueva Cristiandad de Jacques Maritain, o los propugnados a raíz del surgimiento de la Nueva Teología política, ya sea de derechas ((Michael Novak, Robert Sirico, Richard John Neuhaus, Rocco Buttiglione, John Courtney Murray, George Weigel) o de izquierdas (Johann Baptist Metz, Jürgen Moltmann, Wolfhart Pannenberg).

>> Sigue...


Catolicismo o barbarie (4)

12.11.14 | 11:46. Archivado en Acerca del autor

Desiderio Parrilla Martínez

En la presente entrada desarrollaremos el tercero y último modelo clásico de teología política: el modelo hispánico.

El tercer modelo teo-político clásico es el modelo hispánico, que surge in actu nascendi como el modelo propio del imperio hispánico en su confrontación histórica contra el Islam, por un lado, y la acción política del cesaropapismo bizantino y la teocracia carolingia por otro.

El modelo hispánico se consolida de esta manera como una doctrina opuesta in actu signato al cesaropapismo y la teocracia. Es la teología característica del Imperio español y tiene por rasgo principal la consideración de ambos poderes como independientes, a diferencia del cesaropapismo, así como la mutua cooperación. Sin embargo, a diferencia de la teocracia carolingia, el modelo hispánico asume que esta relación entre el poder político y el poder eclesiástico puede adquirir ocasionalmente tintes conflictivos de enemistad política, aunque nunca de enemistad teológica, ni en materia de fe y costumbres.

Como modelo del Antiguo Régimen el modelo hispánico establece la siguiente relación entre el Trono y el Altar: ambos poderes poseen una legítima autonomía y se ocupan de cometidos distintos aunque complementarios, dándose ayuda mutua, pero coexistiendo con la posibilidad de un choque de antagonismo diplomático entre ambos.

>> Sigue...


Con Francisco I, ¡Claro que Podemos!

29.10.14 | 10:40. Archivado en Acerca del autor, Teología política

Desiderio Parrilla Martínez

El Vaticano presentó el pasado 24 de octubre el Encuentro Mundial de los Movimientos Populares, que congregará en Roma entre el 27 y 29 de octubre a un centenar de movimientos de base de todo el mundo que combaten la exclusión social en diferentes ámbitos.

Estará presente una delegación de “¡Democracia Real Ya!”, el movimiento que participó en las movilizaciones del 15-M y que en parte nutre las filas del partido político reformista Podemos, junto a un frente amplio de ciudadanos españoles, entre los que por supuesto se cuentan miles, tal vez decenas o ciento de miles, de fieles católicos.

>> Sigue...


“Podemos”, 13TV y Don Camillo

27.06.14 | 11:02. Archivado en Acerca del autor

Desiderio Parrilla Martínez

El presente artículo está inspirado en los artículos de Bernardo Pérez Andreo sobre la compatibilidad entre “Podemos” y la Doctrina Social de la Iglesia, especialmente los titulados: “Los cristianos, ¿Podemos?” y “Non possumus”, y las reacciones virulentas y sediciosas contra este partido político por parte de la cadena televisiva 13 TV.

13TV tiene un problema teológico grave. Si un personajillo como Máximo Pradera se da cuenta de ello (ver: http://www.youtube.com/watch?v=OnmTyx-2xY8) es que cualquiera puede verlo, incluso la conferencia episcopal española. Y si los obispos lo advierten y no hacen nada para corregir la deriva anti-católica de 13TV, pues muy mal por parte de esos obispos laxos y tolerantes con el mal…

>> Sigue...


Dios bendice “Podemos”

27.05.14 | 12:21. Archivado en Acerca del autor

Desiderio Parrilla Martínez

“Podemos” ha obtenido 5 euro-diputados, con un total de 1.245.948 votos, es decir, el 2,643% de la población española ha votado a esta fuerza política.

Un millón y cuarto de españoles es una cantidad nada despreciable. Con tal cantidad de votos, “Podemos” no resulta un oligoelemento ni un “partido” insignificante y promete hacerse más significativa tanto en las próximas elecciones autonómicas como en los futuros, aunque nada remotos, comicios generales.

>> Sigue...


¿Sabe 13TV que “el liberalismo es pecado”?

11.04.14 | 18:14. Archivado en Teología política

Desiderio Parrilla Martínez

¿Quién teme a los hermanos Boff?

Lo digo porque tengo un amigo sin demasiada formación teológica. La poca que tiene está deformada por prejuicios carcas. Siempre que sale el tema suelta chistes frailunos contra “el hereje Boff”. El miserable de Boff para arriba, el sinvergüenza de Boff para abajo. Considera que despotricar contra Boff, sin haberlo leído, es el súmmum de la fidelidad a la tradición.
Un día le pregunté si se refería a Leonardo o a su hermano Clodovis. Se quedó perplejo.
La gente de conciencia moral estrecha no suele atender a diferencias sutiles
. No quieren.

Los de 13 TV tampoco parece que se quieran enterar, ¿o es que hacen de Caballo de Troya para el enemigo neoliberal en el campamento católico?

>> Sigue...


Catolicismo o barbarie (3)

10.04.14 | 11:33. Archivado en Acerca del autor

Desiderio Parrilla Martínez

En esta entrada dejaremos apuntado el segundo modelo clásico de teología política: el modelo carolingio.

La segunda propuesta en orden cronológico surge con la irrupción del Imperio carolingio. Como consecuencia del vacío dejado tras la aniquilación del Estado y de la administración romanas, comienza a constituirse en occidente un nuevo polo: la Iglesia Romana.

>> Sigue...


Lunes, 18 de diciembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Septiembre 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930