Editado por

Julio Frank SalgadoJulio Frank Salgado

Buscar
Temas
Archivos
Hemeroteca
Mayo 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031    
Sindicación
PARTICIPACIÓN
SERVICIOS


Gritando goles y triunfos para otros

Permalink 25.05.17 @ 10:00:16. Archivado en Sociedad, 3. Chile, Desarrollo

Dicen que el fútbol es la viva imagen de la sociedad que lo alienta. Pues bien, se celebra en Chile un nuevo título de la empresa comercial que arrienda el nombre de la mayor universidad estatal del país y una de las más prestigiadas de América Latina.

El club deportivo de la Universidad de Chile se constituyó hace nueve décadas precisamente como eso: una agrupación de deportes conformada por miembros acogidos por ese plantel de educación superior, el más antiguo del país (1842). Durante la década de 1960, mientras su equipo de fútbol alcanzaba el esplendor convirtiéndose en el llamado “Ballet Azul” y atraía a todos los estratos, su alma mater había extendido su conocimiento y docencia por el territorio nacional y era, más que nunca, la institución intelectual y social mejor estimada del país.

Sobrevino el golpe de estado, y tanto lucimiento y popularidad inquietaron a la dictadura. La Universidad fue intervenida, despojada de sus sedes regionales y exonerados por motivos políticos muchos de sus académicos. El club deportivo entró en una etapa de inestabilidad, no volvió a ser campeón sino después de 25 años e incluso descendió de categoría en 1988. Pareció renacer después de Pinochet, pero la Universidad -a la que las entrantes autoridades civiles no restituyeron su antigua jurisdicción- ya había disuelto su principal expresión deportiva y ésta funcionaba como una corporación autónoma.

La pérdida de su patrocinador histórico no significó, sin embargo, el fin para la Corporación de Fútbol Profesional de la Universidad de Chile (Corfuch). Este se fraguó en los salones políticos, donde los nuevos contertulios, viejos y jóvenes, coincidieron en mirar de preferencia hacia las oficinas de negocios y la economía internacional como fundamento de la “estabilidad” interna y no los deseos de participación de sus electores en las actividades que debía ofrecer la democracia recuperada. Terminaron aprobando, años más tarde, una ley que permitía transformar a los clubes o corporaciones deportivas en las teóricamente eficientes y productivas sociedades anónimas.

Derechización de lo popular

Arguyendo una deuda de pago de impuestos supuestamente innegociable, el Estado democrático chileno presionó, a través de la Tesorería General de la República, a la frágil Corfuch, la que fue declarada en quiebra en 2006 y, pese a la oposición de la mayoría de sus socios, licitada al mejor postor.

No hubo sorpresas. El ganador fue un grupo de empresarios de derecha, varios de ellos militantes de la Unión Demócrata Independiente (UDI), el partido más identificado con la dictadura de Pinochet e ideólogo de la Constitución Política que, con reformas sólo laterales, rige hasta hoy. La nueva sociedad anónima Azul Azul se adjudicó así la concesión de la segunda organización deportiva y social más popular del país por un período de 30 años, renovable.

Su primer presidente fue Federico Valdés, rector de la Universidad del Desarrollo, plantel privado y bastión de adoctrinamiento neoliberal en Chile en los últimos decenios. Le siguió José Yuraszeck, también militante de la UDI, ejecutivo del sector eléctrico a cargo de la privatización de la firma estatal Chilectra durante la dictadura y sancionado posteriormente por su manejo accionario en el denominado Caso Chispas. El actual presidente es Carlos Heller, adjudicatario de la concesión y el mayor accionista, líder del quinto consorcio económico más rico del país (Bethia) -propietario del canal de televisión abierta Mega y de otras grandes compañías-, quien en su breve administración ya ha hecho sentir su mano: además del título deportivo conquistado hace algunos días, es acreedor de la propia Azul Azul S.A. que preside, a la que otorgó, a través de otras posesiones, dos préstamos por un total de siete millones de dólares para cubrir las abultadas pérdidas que aquélla registra en la actualidad. Pase lo que pase, no perderá.

Si no fuera bastante, otro importante accionista, Carlos Alberto Délano, estuvo en prisión preventiva y quedó luego bajo arresto domiciliario por presunto fraude al Fisco por emisión de boletas ideológicamente falsas, lo que habría aportado además al financiamiento ilegal a la política (Caso Penta). Mario Conca, otro socio de alto nivel, ha recibido alusiones sobre dicha práctica, aunque no acusaciones formales.

Yuraszeck y Délano vendieron finalmente sus acciones y dejaron la sociedad.

Alma mater comprensiva

Los flamantes concesionarios tuvieron, no obstante, que superar un grave e invalidante problema: no sólo el nombre, sino también el emblema –el chuncho- no pertenecían a la quebrada Corfuch, sino a la Universidad. Fue necesario entonces una delicada negociación entre ésta, que decía velar por su histórica e intachable imagen académica y social, y quienes habían asumido el negocio no para crear una entidad distinta y renovada, sino para explotar precisamente una “marca” antigua y de raigambre social masiva, fiel y apasionada, así como la historia y el prestigio de la universidad tradicional a la que simbolizaba. Y ese enorme sector debía convertirse en clientela.

Azul Azul, por lo tanto, tenía que conseguir a toda costa el uso del nombre de la Universidad de Chile y de su chuncho-símbolo. Ante tal demanda, y pensando seguramente en los millones de fanáticos que podían quedar huérfanos de fútbol profesional, las autoridades universitarias accedieron, poniendo sobre la mesa algunas condiciones no muy terminantes sobre preservación de la imagen corporativa, alguna participación en el directorio societario y un porcentaje mínimo de ingresos pecuniarios anuales por el largo arrendamiento de tan significativo patrimonio. La Universidad se comprometía, además, a no desarrollar actividades del mismo giro que llevaran… su propio nombre.

Así, una sociedad privada con fines comerciales administra el llamado “Club Universidad de Chile” y su sitio web oficial tiene el dominio udechile.cl

En Radio Universidad de Chile –que sí depende de la Universidad- se transmite en tanto un espacio diario de difusión muy bien auspiciado, en contrario al resto de la programación de la emisora, que muestra una línea crítica al sistema neoliberal.

Los sufridos del tablón

La hinchada del ex club deportivo de la Universidad de Chile es, después de la de Colo Colo –sometido también al régimen de sociedades anónimas-, la más numerosa del país. Ambas se parecen en cuanto a fanatismo y amor por la enseña, y en ambas también operan persistentes y tenaces agrupaciones que rechazan la administración privatista. En el caso descrito, los “disidentes” son encabezados por la Asamblea Hinchas Azules, cuyo programa de aniversario celebra “90 años de pasión” y lamenta “10 años de usurpación”.

La alegría del triunfo y la congoja de la derrota experimentadas en el tablón (o frente al televisor) parecieran las mismas que las del palco oficial, pero ocurre ahora que cada gol a favor o en contra no sólo estremece los corazones, sino también la Bolsa de Comercio. Cada victoria aumenta la riqueza de los grandes inversionistas concesionarios y cada caída sólo impide, en general, tal aumento, mientras una mayoría de hinchas-clientes debe limitarse a observarlos de reojo, acatar sus unilaterales decisiones y corear un nombre postizo.

Más allá de lo competitivo y lo económico, es el sentido social del deporte lo más amenazado. No se trata de cuestionar que el fútbol sea una de las actividades públicas que generan mayor fanatismo y una de las más desorbitadamente rentables del universo. El verdadero riesgo es la cada vez más evidente correspondencia entre eso y el modus operandi de la política ultraliberal, consumista y globalizante que ataca el bien común y la identidad propia de cada nación, y que instala un pésimo ejemplo por seguir. En Chile, el extravío ético de políticos en ejercicio, la ambición voraz de consorcios económicos nacionales y transnacionales, y el individualismo hedonista a que es empujado el ciudadano corriente han permeado todas las esferas, desde gobernantes hasta vendedores callejeros. Los casos más vistosos provienen precisamente de políticos y legisladores comprometidos con empresas regidas por sus leyes, de grandes empresarios coludidos entre ellos para monopolizar el mercado, de altos funcionarios públicos –militares y carabineros incluidos- investigados por graves desfalcos fiscales, y de seudos inversionistas estafando a ciudadanos anónimos e ingenuos.

Modelos

Si el Partido Socialista -el de Allende y Bachelet, y el más devastado por la dictadura- fue capaz de “suspender” su declaración de principios para someterse a las reglas impuestas por sus adversarios y ganar más dinero, ¿es conducente cuestionar a una institución universitaria estatal, apremiada por financiamiento, por someterse a las normas vigentes y arrendar su nombre y prestigio a una empresa comercial?

Si la mayoría electoral del país ha preferido fluctuar entre un sistema más o menos economicista durante ya 27 años en lugar de “arriesgarse” a una democracia de participación y derechos, ¿es prudente objetar a una mayoría de aficionados al fútbol por preferir un equipo campeón manejado comercialmente que uno socialmente representativo, pero jugando en Cuarta División?

Si no fuera así, daría lo mismo quién gana las elecciones o cómo se llama un equipo.

Julio Frank S.

Enmudecidos (aún) ante el chileno más poderoso

Permalink 26.04.17 @ 10:00:19. Archivado en 5. Política, Sociedad, 3. Chile, El Mercurio

Murió el magnate que, sin recibir votos ni empuñar personalmente armas, consiguió que la sociedad chilena fuera encauzada según sus particulares intereses y lo aceptara sin chistar: Agustín Edwards Eastman.

Una mudez intranquila reinaba en este alargado territorio austral, atravesando políticos de diverso estatus, empresarios concentrados o independientes, medios de comunicación convencionales y, por consecuencia, al transeúnte anónimo. Agustín Edwards Eastman, el magnate de las comunicaciones más influyente en el curso de la política y la sociedad chilenas del último medio siglo, ya no podía estar en pie a sus 89 años de edad y se encontraba en estado de coma inducido. Contrariamente a lo que ocurre con los grandes personajes, esta vez la noticia no se “viralizó” hacia a los medios tradicionales, donde no hubo siquiera alusiones, y cuando falleció –el pasado lunes 24-, sólo las insustituibles redes sociales subieron el tono. Emol.com, el hijo cibernético de El Mercurio, publicó la noticia sólo al día siguiente y deshabilitó los (habitualmente ácidos y agresivos) comentarios para los visitantes.

No se trata de un chileno cualquiera. Cuando Pinochet y sus fuerzas golpistas bombardeaban la sede de gobierno el 11 de septiembre de 1973 y anticipaban una dictadura de ferocidad desconocida en Chile, tres años antes Edwards Eastman había ido a Estados Unidos a alertar sobre el peligro de un régimen marxista en el cono sur americano. Mientras el periodismo “de trinchera”, agresivo y confrontacional, desaparecía arrasado por las balas, El Mercurio, su gran empresa periodística, era liberado de una amenaza y comenzaba a saborear el negocio aparentemente fácil de un monopolio impuesto y seguro. Y cuando, en los años finales de la dictadura, se creía que el decano de la prensa nacional, fruto de una inminente quiebra, caería en manos del Estado justamente cuando éste iba a ser administrado por los vencedores de Pinochet en el plebiscito, el propio dictador le tendió una mano no sólo para salvarlo, sino también para asegurar su prosperidad futura.

Siempre un paso delante de los demás; siempre con una carta favorable lista para ser jugada oportunistamente.

Sus políticos

>> Sigue...

Cansados de Chile

Permalink 04.04.17 @ 10:00:45. Archivado en 5. Política, Sociedad, 3. Chile

“Mi país cansa, especialmente
a personas como yo, acostumbradas a decir lo que piensan. Es un país frustrado y peleador”, escribió una periodista que regresa a Chile después de dos años. No sólo políticos inescrupulosos y empresarios rapaces son responsables; el chileno de a pie también aporta.

Para mostrar lo “autocrítico” que puede ser también su discurso, los políticos dirigentes, sobre todo cuando están en campaña, recurren majaderamente a lugares comunes tales como “abusos” del empresariado, “desencanto” popular de la política, “confianzas” perdidas y necesidad de “reencantamiento” de la ciudadanía. Evitan así reflejar lo que realmente perciben, pues eso les basta ante electores tan evasivos como ellos. En la otra cara, sin embargo, hay mensajes que, aparentemente apocalípticos, apuntan a los verdaderos obstáculos y tropiezos que se oponen a una mejor calidad de vida para los chilenos y dan un paso imprescindible hacia un correcto diagnóstico.

“Cansada” de los actuales vicios, malas prácticas y limitaciones arraigadas en este largo territorio, desde gobernantes y magnates hasta el anónimo transeúnte, una periodista chilena, Pepa Valenzuela, publicó un extenso artículo en el diario electrónico El Mostrador, titulado “Me cansé de Chile”. En él vierte ácidas críticas sobre el comportamiento social en el Chile del siglo XXI y reconoce que retorna al país con inevitable inquietud, después de dos años de estudios en una nación desarrollada.

Se queja particularmente del frecuente trato vejatorio contra la mujer
–del cual refiere algunas vivencias personales-, pero también de la displicencia y amoralidad reinante en los políticos, la banalidad liderada por la televisión, los prejuicios socioeconómicos y artimañas laborales extendidos sin distinción de estrato, la depredación empresarial legalizada, la violencia tanto callejera como cibernética, la permisividad de los padres en la educación de sus hijos y el clima confrontacional entre sus compatriotas.

En otras palabras, demasiada avidez y no precisamente intelectual.

“Lo que asusta de Chile es la pérdida de sentido común, la poca capacidad argumentativa. Mucha gente no sabe pensar o sostener un argumento. O pedir algo sin gritar”, advierte.

>> Sigue...

Apuntando hacia los menores de edad

Permalink 28.02.17 @ 10:00:19. Archivado en NOTICIAS, 3. Chile, Política, Sociedad

En 2013, un grupo de parlamentarios de la entonces naciente coalición “Nueva Mayoría” –hoy en el gobierno- comenzó a presentar diversos proyectos tendientes a incorporar a la legislación chilena el concepto “identidad de género”, lo que permitiría a un individuo cambiar civilmente su sexo biológico por decisión autónoma. Entre los destinatarios de esa iniciativa figuran los menores de 18 años de edad, incluyendo párvulos.

Las gestiones acogen documentos de organismos internacionales y la presión de organizaciones de la minoría homosexual, especialmente por el matrimonio entre personas del mismo sexo, en tanto descartan preceptos básicos de la familia tradicional –reducida a “estereotipo” por la Presidenta Bachelet- y sus principales defensores, creyentes católicos y evangélicos.

Los roles de género se “aprenden” y existirían más de quince identidades distintas, según Wikipedia.

Proyectos de ley

El 7 de mayo de 2013, los senadores Ricardo Lagos Weber (del Partido por la Democracia y más tarde presidente de la Cámara Alta), Juan Pablo Letelier (Partido Socialista), Camilo Escalona (Partido Socialista), Ximena Rincón (Partido Demócrata Cristiano) y Lily Pérez (Renovación Nacional, no perteneciente a la “Nueva Mayoría” y hoy en el nuevo partido Amplitud) presentaron un proyecto que “reconoce y da protección al derecho a la identidad de género”:

“Toda persona podrá obtener, por una sola vez, la rectificación de su partida de nacimiento y el cambio de sexo y nombre, cuando no coincidan con su Identidad de Género”. (Artículo 3°).

“Para los efectos de esta ley se entenderá por identidad de género la vivencia interna e individual del género tal como cada persona la siente profundamente, la cual podría corresponder o no con el sexo asignado al momento del nacimiento, incluyendo la vivencia personal del cuerpo (que podría involucrar la modificación de la apariencia o la función corporal a través de medios médicos, quirúrgicos o de otra índole, siempre que la misma sea libremente escogida) (sic) y otras expresiones de género, incluyendo la vestimenta, el modo de hablar y los modales”. (Artículo 2°).

En su artículo 4°, puntualiza que “se deja especialmente establecido que para acreditar la identidad de género y solicitar el cambio de nombre y sexo no será exigible por el Tribunal el uso de medios farmacológicos, psicológicos, psiquiátricos o de tratamientos quirúrgicos”.

El 3 de julio de 2014, ya con Bachelet y la “Nueva Mayoría” a cargo del país, la diputada Marcela Hernando (Partido Radical Social Demócrata) presentó un proyecto “para exigir a los prestadores de salud el respeto y protección de la orientación sexual o identidad de género de las personas”.

Párvulos, infantes y adolescentes

En su proyecto que modifica la Ley General de Educación “para promover el respeto por la orientación sexual y la identidad de género de los niños, niñas y adolescentes en su comunidad educativa”, presentado el 8 de julio de 2015, la diputada Denise Pascal Allende (Partido Socialista) arguye:

“De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud, (…) la orientación sexual ‘es independiente del sexo biológico o de la identidad de género, y se refiere a la capacidad de cada persona de sentir una profunda atracción emocional, afectiva y sexual por personas de un género diferente al suyo, de su mismo género o de más de un género, así como a la capacidad de mantener relaciones íntimas y sexuales con personas’” (Considerando número 1).

Indica en general que “lo expuesto claramente pasa por que Chile derogue normas discriminatorias, apruebe las uniones civiles, el matrimonio igualitario y la ley de identidad de género e implemente medidas que refuercen el cambio cultural de respeto a la diversidad social, como es la creación de una institucionalidad antidiscriminatoria” (Considerando número 4).

El 19 de julio de 2016, aun en medio de un proceso de consulta popular constituyente iniciado por el gobierno, los senadores Carlos Bianchi (independiente), Alejandro Guillier (independiente pro radical y actual precandidato presidencial), Isabel Allende (Partido Socialista), Manuel Antonio Matta y Andrés Zaldívar (Partido Demócrata Cristiano) presentaron un proyecto modificatorio del artículo 28 de la Ley General de Educación:

Mediante este proyecto de ley proponemos incorporar dentro de los objetivos de la educación parvularia el estimular el desarrollo de la identidad sexual de género de cada niño y niña, de manera que cada uno pueda encontrar y desarrollar la identidad de género que le es propia.

El 18 de enero pasado, en primer trámite constitucional, la comisión de Derechos Humanos del Senado, en votación dividida, rechazó la inclusión de los menores de edad en dichas propuestas.

J.F.S.

Bachelet hará bien con irse

Permalink 23.01.17 @ 10:00:22. Archivado en 5. Política, Sociedad, 3. Chile, Bachelet

La dos veces Presidenta de Chile y fenómeno electoral chocó contra una oposición “perfecta”: aliados divididos por sus reformas, institucionalidad contraria a los cambios profundos y todavía pinochetista, “clase” política desprestigiada y perseguida judicialmente -aunque no por eso deprimida-, un escándalo que le compromete familiarmente, electores volubles al primer tropiezo al menos en las encuestas, un proceso llamado constituyente y renuencia propia a asumir el costo personal de su propuesta.

“Obviamente, está absoluta y totalmente descartado continuar en la política chilena, desde el punto de vista de cargos de representación. Ya es suficiente”, anunció semanas atrás la Presidenta Michelle Bachelet, quien hace sólo tres años se cansó de ganar elecciones y quería cambiar Chile. Si la causa es la invencible resistencia a sus reformas, el escándalo judicial de su nuera y la pérdida de apoyo en la opinión pública, probablemente la posibilidad de volver a su exitosa carrera internacional -un atractivo común a los políticos nacionales de alto rango- le devuelve el entusiasmo.

El pasado lunes 16, Bachelet recibió las llamadas “Bases ciudadanas para una nueva Constitución”, acto previo al envío de dos proyectos de ley, uno que contendrá el texto de una Carta Magna y otro que habilitará al Congreso para fijar el mecanismo de tramitación. Está consciente, sin embargo, de que este nuevo intento, el más trascendente de su programa de gobierno, podría tener peor suerte aún que los anteriores.

Ella misma partió descalificando en privado la capacidad de la ciudadanía chilena para asumir con conocimiento y determinación la complicada tarea de definir un texto constitucional, tanto en su contenido como en su forma. Ante eso, creó un procedimiento simplista, restrictivo y controlado por el gobierno. Promovió la idea del derecho popular constituyente pero no se jugó por ella; comentó públicamente su conveniencia, pero no impulsó su difusión y debate masivos, especialmente a través de los medios de comunicación. Aunque reconoció en su programa que definir el contenido de una nueva Constitución “corresponde al pueblo en su conjunto”, dejará la decisión previa más importante, el cómo será redactada, a criterio del Congreso -el actual y el próximo-, a sabiendas de que la oposición de derecha no está interesada en el tema y se marginó del proceso, y que dentro de su propia coalición, la “Nueva Mayoría”, no existe consenso al respecto.

Como sus partidarios y asesores lo saben sin decirlo, su “proceso constituyente” nunca fue tal, sino un mero plan gubernamental diseñado para obtener opiniones populares más o menos procesadas, que permitieran declarar pomposamente que “se escuchó a la ciudadanía” antes de encargarse de la redacción unilateral del texto, para luego delegar la responsabilidad en los parlamentarios.

Vergüenza

>> Sigue...

Un pueblo, 100 años y José Antolín Silva Ormeño

Permalink 01.01.17 @ 04:00:00. Archivado en Sociedad, 3. Chile, Historia

Balmaceda, el primer poblado de Aysén,
ha cumplido su primer centenario. Su peculiar y adelantado fundador encaró a las autoridades y concesionarios de tierras estatales de la época para advertirles que no sería obra de éstos sino de los pobladores.

Con políticos tan concentrados en ellos mismos
y ciudadanos impelidos a hacer lo propio, no es difícil que un poblado pequeño sea pasado por alto aunque haya sido el primero que quiso ser ciudad en una de las zonas geográficas más extensas, ricas, aisladas y postergadas de Chile. Enclavado en el flanco fronterizo de la región de Aysén, Balmaceda cumple 100 años este 1 de enero de 2017.

Denominado así en memoria de un Presidente tan visionario como malogrado, en esa localidad, hoy con medio millar de habitantes e identificada habitualmente por su aeropuerto internacional y su aduana, un día de Año Nuevo surgieron los primeros intentos urbanizadores en una hermosa comarca continental cuyos bosques herméticos, profundos lagos, cerros de curiosa morfología, ríos de original curso y lluvia, mucha lluvia, y nevazones se oponían al ajetreo humano.

A esa altura de la historia nacional, la Trapananda, como se le conocía desde la Colonia, era un territorio que no podía aspirar a más que a ser leyenda –como la llamada “Ciudad de los Césares”-, pues incluso prohombres del siglo XIX, como Vicuña Mackenna, Lastarria y Barros Arana, le habían bajado el pulgar con sentencias a primera vista sobre su importancia económica y geopolítica, las que tuvieron su correspondencia en la pérdida chilena de la inmensa Patagonia Oriental ante Argentina e impusieron una actitud oficial pesimista frente a ese país en materia limítrofe.

En ese ambiente inhóspito, tanto geográfico como político, surgió impensadamente un hombre que, enarbolando la enseña de la chilenidad y los derechos sociales, decidió encabezar un grupo de compatriotas que regresaban a su país y construir una ciudad con las condiciones urbanísticas de rigor y muy cercana a la nueva frontera.

Conquistador y líder

>> Sigue...

Hablemos algo de radio, maestro

Permalink 31.12.16 @ 00:00:00. Archivado en Sociedad, 3. Chile, Historia

Raúl Matas conquistó con su voz, acento, calidez y distinción frente al micrófono a las audiencias de Chile, España. Estados Unidos y otros países durante casi toda su larga vida, sellada hace doce años.

Se despidió para siempre la noche de un 31 de diciembre, después de más de 60 años frente al micrófono en Chile, Estados Unidos, España, Argentina, Perú y Uruguay. Fue locutor, libretista y director de radio, periodista, animador de televisión y, sobre todo, el primer discjockey (programador y comentarista de discos) y locutor-estrella de la radiodifusión chilena.

Raúl Matas Esteban nació en Lanco, provincia de Valdivia, en 1921, casi al unísono con este medio de comunicación (1922 en Chile). Era hijo de padre español y madre descendiente de españoles.

Se inició profesionalmente en 1939 en radio Cooperativa Vitalicia, aunque ya había participado en audiciones de talentos en emisoras de Valdivia y Concepción.

En 1941 se puso al lado de otro gigante de la animación radial, Renato Deformes, para secundarle en la conducción de un programa de concursos que hizo historia: “Doble o Nada”. Fue también actor de radioteatro.

Tres años más tarde era animador, codirector y productor en radio Prat y fue en 1946 que creó y comenzó a conducir el programa de difusión y orientación sobre música popular que llevaría su impronta y le pondría tempranamente en la historia radial del país: “Discomanía”. El espacio partió en radio Corporación, pasó a radio Minería en 1947 y continuó ininterrumpidamente -con Ricardo García a contar de 1955- durante 25 años.

En el intertanto, coanimó “Las Estrellas Se Reúnen”, junto a Mirella Latorre; “Colmao Llodrá”, trampolín de muchos artistas, y “La Tía Emilia”. Fue director artístico de radios Corporación y Minería, y actuó en los programas de humor satírico “Topaze en el Aire” y “Bar Radiogenina”, entre otras audiciones de la “Epoca de Oro” de la radiotelefonía nacional.

En 1954 asumió la dirección de radio Bulnes y al año siguiente inició su largo y exitoso periplo internacional. Fue locutor de radio WRUL de Estados Unidos para América Latina desde 1955, animador de una versión de “Discomanía” en radio Madrid, reproducida además en numerosas emisoras hispanoamericanas; corresponsal de prensa en España, locutor en radios El Mundo, Belgrano y Splendid de Argentina, y también en Uruguay, Perú y México.

Emoción y orgullo

>> Sigue...

Querella contra sistema previsional chileno

Permalink 19.12.16 @ 10:00:59. Archivado en NOTICIAS, 3. Chile, Desarrollo

Una querella por “distracción de fondos” en contra de las administradoras previsionales, apoyada por la Coordinadora Nacional de Trabajadores “No Más AFP”, presentaron dos funcionarias de la Universidad de Chile en el Séptimo Juzgado de Garantía de Santiago luego que, como cotizantes en el Fondo E, sufrieran pérdidas por hasta dos millones de pesos durante noviembre.

El Fondo E, supuestamente el “más conservador”, según la propia denominación del sistema, registró pérdidas totales superiores a los 1.100 millones de dólares y precisamente algunas semanas después de que el movimiento social de protesta llamara a los afiliados a cambiarse a esa clasificación, donde se encuentran los cotizantes próximos a jubilar.

Muchos jubilados chilenos reciben pensiones apenas superiores a los 100 mil pesos (unos 150 euros).

El abogado de las querellantes, Luis Toro, exigió a las administradoras explicar qué maniobras de colocación de valores se realizó para generar tal pérdida, considerando además que el 95 por ciento del Fondo E es de renta fija.

Otros fondos supuestamente menos riesgosos ante los vaivenes financieros, el C y el D, también registraron fuertes y súbitas caídas, elevando el perjuicio a más de 3.200 millones de dólares y afectando al 72,8 por ciento de los activos previsionales administrados.

La ley

Inquirida al respecto la ministra del Trabajo de Bachelet, Alejandra Krauss (DC), se limitó a citar el derecho a petición y el cumplimiento de la ley. El sistema previsional privado chileno fue impuesto en 1980 por decreto ley de una junta militar de gobierno, poco antes de la promulgación de la Constitución Política del Estado todavía vigente y, a diferencia de ésta, fue asumido en plenitud por los gobiernos de la Concertación. Ante las gigantescas protestas nacionales en 2016, la Presidenta ha replicado anunciando una nueva AFP, esta vez estatal.

Los ahorros previsionales de los trabajadores chilenos, administrados por empresas privadas nacionales y transnacionales, sumaban ya 170 mil millones de dólares a noviembre pasado, el 70 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) del país, según informe de la Superintendencia de Pensiones. Superaban, junto a los de países desarrollados, el promedio de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (Ocde), que no alcanza el 50 por ciento. Hace algunos días, además, y pese a un dictamen adverso de la Contralogía General de la República y denuncias parlamentarias, la superintendencia del ramo volvió a validar la fusión de dos AFP con otras tantas supuestamente ficticias y que significó al Estado la pérdida de 410 millones de dólares por concepto de impuestos.

Las AFP registran más de diez millones de afiliados en un país de 17 millones de habitantes, pero de aquéllos sólo cotiza el 50 por ciento. La causa es otra gran y muy poco navideña relación: la inequidad en el empleo.

Conflictos de intereses presidenciales y periodísticos

Permalink 28.11.16 @ 10:00:24. Archivado en 1. Periodismo, 5. Política, Publicidad, 2. Medios, 3. Chile

¿Es lícito que un Presidente-empresario compre para sí una firma pesquera de un país con que mantiene un diferendo limítrofe marítimo e interesada potencialmente en la zona en litigio? Y a los encargados de perseguirlo informativamente, ¿es permisible hacer de voceros de quienes auspician sus programas periodísticos? La respuesta de los involucrados (y de sus adherentes y auditores) parece ser: Sí, se puede.

La Fiscalía de Alta Complejidad Oriente del Ministerio Público se hizo cargo de una querella sobre negociación incompatible y uso de información privilegiada en contra del ex Presidente y millonario empresario Sebastián Piñera. El libelo fue presentado por el diputado comunista Hugo Gutiérrez luego que investigaciones periodísticas revelaran que durante la pasada administración de Piñera (2010-2014), y en plena tramitación de un litigio sobre límites marítimos con Perú en la Corte Internacional de La Haya, la empresa matriz de éste adquiriera acciones de una firma pesquera peruana con potenciales, pero directos intereses en la zona en conflicto. La ley sobre fideicomiso ciego a la que el mandatario se sometió previamente no incluía sus inversiones en el extranjero.

El proceso jurídico significó finalmente una pérdida de territorio marítimo para Chile.

Invoca el querellante los artículos 240 del Código Penal, que sanciona al empleado público que se involucrare en operaciones personales relacionadas con el desempeño de su cargo, así como el artículo 247 bis de dicha norma y la Ley de Mercado de Valores, que castigan el uso de información secreta y privilegiada, respectivamente, en beneficio propio o de un tercero. Aunque el ex gobernante y posible postulante a un segundo período aseguró que desconocía dicho negocio, se quejó de “campaña sucia” y actitudes “miserables”, y reafirmó su dedicación y compromiso en defensa de “los superiores intereses de Chile y los chilenos”, lo concreto es que la compra y la oportunidad de la misma fueron confirmadas por diversas fuentes, los administradores del adquirente son su propia familia y una reciente encuesta señaló que el 59 por ciento de los consultados no le creía que desconociera el asunto y sólo el 48 por ciento coincidió con él en cuanto a la calidad de su defensa.

Si un Presidente está plenamente imbuido de las responsabilidades de su alto cargo y defiende cabalmente los intereses de su patria, como ha reiterado, y que, paralelamente, es ya multimillonario, ¿qué necesidad tenía de obtener acciones de una empresa peruana en medio de una controversia limítrofe con un país con el que, además, existe una rivalidad histórica y una guerra en el siglo XIX?

>> Sigue...

Luksic y Trump

Permalink 09.11.16 @ 21:19:24. Archivado en 5. Política, 3. Chile

Más allá del personaje, el fenómeno Trump me interesa. Creo que la candidatura de (Donald) Trump refleja la necesidad de ir quebrando un establishment político que se ha preocupado más que nada de buscar permanentemente formas de encapsularse en el poder. Esa costra que rodea el poder político en Estados Unidos no es sana.

Andrónico Luksic Craig, La Tercera, 3 de septiembre de 2016.

Ciudadanía a la deriva

Permalink 02.11.16 @ 10:00:03. Archivado en 5. Política, Sociedad, 3. Chile

La sociedad chilena, particularmente individualista, exclusiva y farandulizada, está alcanzando un nuevo liderazgo: el de la depresión, advierten expertos. Sus constructores, políticos que hacen carrera con una institucionalidad todavía autoritaria pese a carecer de grandes crisis, se limitan a responder: “Voten nulo”.

El domingo 23 de octubre, sólo uno de cada tres chilenos acudió a las urnas y decidió que la oposición de derecha triunfara en los comicios de alcaldes, los de mayor proyección para las elecciones presidenciales y parlamentarias de 2017. La oficialista “Nueva Mayoría”, alarmada, no sólo reconoció su derrota y la alta abstención electoral, sino que exigió al gobierno una definición clara sobre el itinerario de la Presidenta para el último tramo de su mandato. Es más, su socio “díscolo”, la Democracia Cristiana, condicionó a esto último su participación en el comité político gubernamental.

Por enésima vez, además, se volvió a escuchar pontificales voces llamando a un cambio de ministros, a una priorización legislativa, a acuerdos “nacionales” (cupulares); nada que significara asomarse siquiera un poco más allá del círculo limítrofe de la llamada “clase” política, para acceder a los reclamos manifestados por diversos sectores ciudadanos a través de marchas y protestas callejeras y, ahora, con la negación masiva de su voto.

Las reformas propuestas por Bachelet son una gran muestra. Los proyectos presentados, especialmente el tributario, el educacional y el laboral, contenían algunos preceptos que parecían apuntar a verdaderas “reformas”, pero el trámite legislativo en el Congreso binominal terminó por desnudarlos. Los propios parlamentarios oficialistas se dividieron, mientras la oposición derechista se desligaba de responsabilidad al calificarlos simplemente como malos “técnicamente”.

Si bien la reforma tributaria aprobada no ha sido suficiente, la gratuidad en la educación superior enfrenta muchos tropiezos y la laboral sucumbió en su esencia, el fondo es que la derecha no está dispuesta a un aumento de impuestos a las empresas hasta el nivel de los países desarrollados o en desarrollo; a que ningún alumno universitario tenga el compromiso de pagar sus estudios y a que la sindicalización sea obligatoria y los trabajadores puedan negociar por rama productiva. Y la centroizquierda, en el gobierno, tampoco está convencida de todo eso.

Ante tal cerrazón, las posibilidades de una nueva Constitución son mínimas: mientras proyectos sobre asamblea constituyente y plebiscito nacional duermen en el Parlamento, Bachelet tercia con su proceso de consulta popular no vinculante.

El gran “secreto”

>> Sigue...

Presidente de diputados: “Si no te gusta niuno, pone nulo”

Permalink 21.10.16 @ 23:42:04. Archivado en NOTICIAS, 3. Chile, Política

Un curioso, distendido y pretendidamente “amistoso” llamado a votar en las elecciones municipales de este domingo 23 hicieron el presidente del Senado chileno, Ricardo Lagos Weber, y el presidente de la Cámara de Diputados, Osvaldo Andrade.

“Nos costó retanto ganar el derecho a voto, cómo lo vamos a perder ahora. Y si no te gusta niuno, pone nulo, o pone… ya se te va a ocurrir qué poner”, expresó Andrade, textualmente. “Lo importante es que vayas a votar”, acotó, a su vez, el presidente del Senado.

Ambos aseguraron que entienden las protestas ciudadanas, pero enfatizaron en la necesidad de sufragar.

Las autoridades y dirigentes politícos chilenos se muestran alarmados por la posible alta abstención electoral, sumidos en una crisis de credibilidad durante ya varios años, aunque particularmente después que comenzara a conocerse oscuros manejos para el financiamiento de sus campañas. Transversalmente, conspicuos representantes de la llamada “clase” política están siendo denunciados, investigados y formalizados -y ya condenados en un caso- por la emisión sistemática de boletas de honorarios a grandes empresas privadas por trabajos dudosos.

Algunos casos: Penta, Soquimich, Corpesca.

El gobierno de Bachelet –quien ganó tres elecciones en 2013- también ha caído en las encuestas, tanto así que se ha desatado una precampaña presidencial faltando aún casi un año y medio de mandato.

:: siguientes >>

Blogs
Ríase, aunque sea de mí

Ríase, aunque sea de mí

Apple Store de la Puerta del Sol.

Chris Gonzalez -Mora

El blog de X. Pikaza

El blog de X. Pikaza

Xabier Pikaza: San Juan de la Cruz, "Ejercicio de amor" (A. Aradillas)

Xabier Pikaza Ibarrondo

La hora de la verdad

La hora de la verdad

Lo que diferencia al Real Madrid y al Atlético de Madrid

Miguel Ángel Malavia

Religión Digital

Religión Digital

¿Qué hacen viendo hacia arriba?

Religión Digital

Sursum Corda El blog de Guillermo Gazanini

Sursum Corda El blog de Guillermo Gazanini

Nuevo obispo auxiliar para la Arquidiócesis de Yucatán

Guillermo Gazanini Espinoza

Punto de vista

Punto de vista

El Consell se queja de un juez

Vicente Torres

Secularizados, mística y obispos

Secularizados, mística y obispos

Obispos sed santos como:

Josemari Lorenzo Amelibia

Crónicas Bárbaras

Crónicas Bárbaras

Que semos nasions multicurturás, fanegas

Manuel Molares do Val

El buen vivir de Juan Luis Recio

El buen vivir de Juan Luis Recio

La tienda Tío Pepe premiada por innovar la experiencia de compra

Juan Luis Recio

Desde el Atlántico

Desde el Atlántico

En la muerte de Roger Moore: un balance de su aportación a la saga de "James Bond"

Carlos Ruiz Miguel

El Blog de Otramotro

El Blog de Otramotro

Cada día hay que aprender

Ángel Sáez García

Asomado a la ventana

Asomado a la ventana

Requiem por nuestros hermanos coptos

José Luis Ferrando

Corrupción global

Corrupción global

1928 Capitalismo de Estado CE en China:un extraño batiburrillo entre el comunismo político y el capitalismo de libre mercado. Su talón de Aquiles.

Luis Llopis Herbas

Diario de un cura de pueblo

Diario de un cura de pueblo

Una kamachina a tiempo es una victoria

César Luis Caro

Ángel Moreno, de Buenafuente del Sistal

Ángel Moreno, de Buenafuente del Sistal

La Ascensión del Señor a los cielos

Angel Moreno

No más mentiras

No más mentiras

PENSAMIENTOS Y REFLEXIONES 157

Antonio García Fuentes

Punto de encuentro

Punto de encuentro

Malas y buenas noticias

Gabriel María Otalora

Entre el Cielo y la Tierra

Entre el Cielo y la Tierra

PRESENCIA ALENTADORA

Francisco Baena Calvo

Un país a la deriva

Un país a la deriva

Unos tanto y otros tan poco.

Vicente A. C. M.

El Blog de Francisco Margallo

El Blog de Francisco Margallo

El anuncio del Evangelio

Francisco Margallo

Haz de PD tu página de inicio | Cartas al Director | Publicidad | Buzón de sugerencias | Publicidad
Periodista Digital, SL CIF B82785809
Avenida de Asturias, 49, bajo - 28029 Madrid (España)
Tlf. (+34) 91 732 19 05
Aviso Legal | Cláusula exención responsabilidad

redaccion@periodistadigital.com Copyleft 2000

b2evolution Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons License.
Noticias Periodista Digital | Periodista Latino | Reportero Digital | Ciudadano Digital