Editado por

Julio Frank SalgadoJulio Frank Salgado

Buscar
Temas
Archivos
Hemeroteca
Marzo 2019
LMXJVSD
<<  <   >  >>
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031
Sindicación
PARTICIPACIÓN
SERVICIOS


País pinochetizado (II)

Permalink 25.03.19 @ 10:00:27. Archivado en 5. Política, Sociedad, 6. Chile, Pinochet, Historia

El “profundo cambio de mentalidad” de los chilenos, dirigido hacia el esfuerzo individual como “única herramienta válida” de libertad
y progreso, fue la gran realización de su gobierno, dijo Pinochet. “Dedíquense a trabajar y no se metan en política”, en otras palabras. Cómo negarlo, si la lucha por la subsistencia diaria y la prosperidad personal ha relegado ideales e intentos colectivos, y dado a la democracia un fin utilitario, plutocrático y rutinario. Y ha conquistado, además, la admiración internacional.

¿Cuál fue la gran “realización” de la dictadura chilena, superior incluso a su visión económica e institucionalidad inexpugnable?

Hace 30 años, perdido el plebiscito y resignado a tener que irse del gobierno, Augusto Pinochet fue entrevistado por el periodista Luciano Vásquez, quien le incluyó, como hizo con otros líderes políticos de entonces, en su libro “Transición a la chilena” (1989). Tras enfatizar allí el dictador que sólo se había esfumado su posibilidad de regir por ocho años más y que su obra no había estado en juego, su evaluación general fue más allá de los resultados que eran evidentes para alcanzar una proyección cultural: se había logrado un “profundo cambio de mentalidad” en los chilenos, quienes tomaron conciencia, agregó, de que el trabajo y el esfuerzo individuales eran las “únicas herramientas válidas” para progresar “en libertad”.

Rodeado y dejándose influir por reconocidos expertos en el modelo económico neoliberal y el blindado sistema institucional neoconservador, en el área de su exclusivo dominio Pinochet impuso lo propio: liderazgo sin competencia y mando armado. Tenía, por lo tanto, algo elemental que exigir a todos: obediencia directa, primero, y acatamiento de su obra cuando ya no mandara.

Y esto, en definitiva, en mayor o menor grado, de buena o mala gana, es lo que se ha podido observar entre sus compatriotas desde que terminó de dictar.

Cambio de mentalidad política

Pinochet encargó el manejo del poder político y la responsabilidad sobre la estabilidad de lo obrado a una elite (“clase política”) cuyo ideario original se daba ya por obsoleto y estaba dispuesta a asumir las nuevas reglas con tareas que, por ello, implicaban más bien una administración. Debía, en el fondo, cogobernar con los nuevos “hombres fuertes” del sistema: antiguos capitalistas sumados a magnates recién enriquecidos, fortalecidos adicionalmente como conglomerados económicos nacionales y transnacionales (los “ricos”).

Ante las nuevas circunstancias, los partidos de la centroizquierda y la izquierda “renovada” chilenas, históricamente opositores a la dictadura, sorprendieron a los diseñadores del modelo y a la ciudadanía que votó por ellos demostrando que podían subsistir y aun prosperar partidariamente bajo una institucionalidad dudosa y hermética, antagónica con las ideas propias, contraria a la democracia participativa y heredada de un dictador derechista.

Rechazaron al creador, pero acataron lo creado.

>> Sigue...

País pinochetizado

Permalink 04.03.19 @ 10:00:57. Archivado en 5. Política, Sociedad, 6. Chile, Pinochet

Hay un aspecto que, a mi juicio, tiene fundamental relevancia. Y ese no es otro que el profundo cambio de mentalidad que se ha operado en los chilenos. Cada hombre y mujer de esta tierra se ha dado cuenta del enorme potencial que tiene implícito, así como de que el trabajo y el esfuerzo personal son la única herramienta válida para progresar y crecer en libertad. Por
eso creo que ese es el principal logro y realización obtenidos por nuestro gobierno.

Augusto Pinochet Ugarte, 1989.

J.F.S.

Fuente: Luciano Vásquez Muruaga, “Transición a la chilena”, 1989.

Blogs
Columna de humo

Columna de humo

A la mierda, coño

Pedro de Hoyos

Hermosillo

Hermosillo

AMLO opina que Ebrard da celos; ni de mi marido soy celosa dice su secretaria de gobernación.

Efrén Mayorga

El buen vivir de Juan Luis Recio

El buen vivir de Juan Luis Recio

La cocina a domicilio de los chefs de Supper Stars llega a España

Juan Luis Recio

El Blog de Otramotro

El Blog de Otramotro

¿En qué brazo armado te hallas?

Ángel Sáez García

Esto es lo que hay

Esto es lo que hay

La fábrica de los sueños

Miguel Ángel Violán

Tres foramontanos en Valladolid

Tres foramontanos en Valladolid

Atascos en el Himalaya

Bustamante, Arévalo y Pardo de S.

El Acento

El Acento

Hombre de negocios - Cuento de Guille Paier (Argentina)

Antonio Florido Lozano

Desde el Atlántico

Desde el Atlántico

El Tribunal Supremo acierta denegando permiso al golpista Junqueras para salir de España

Carlos Ruiz Miguel

La hora de la verdad

La hora de la verdad

Unamuno y Millán Astray, ¿historia de una fake new? Más bien, un trueno de espiritualidad

Miguel Ángel Malavia

No más mentiras

No más mentiras

La sucia y ya asquerosa política

Antonio García Fuentes

Corrupción global

Corrupción global

2329 La Comunidad Europea, los Sindicatos e IESE por fin han empezado a denunciar a nuestra casta política por su abulia respecto a la digitalización.

Luis Llopis Herbas

Juicio a la noticia

Juicio a la noticia

#OPINIÓN Columna Caiga Quién Caiga Por @Angelmonagas: Trump ¿Beneficiará a los venezolanos en Estados Unidos?

Angel Monagas

Punto de vista

Punto de vista

Visto para sentencia

Vicente Torres

Poemas

Poemas

Ahora mismito

José Pómez

A contracorriente, el blog de Enrique Arias Vega

A contracorriente, el blog de Enrique Arias Vega

Sexismo y pornografía

Enrique Arias Vega

Opinión

Opinión

Sobre la defensa de la ciencia, las ingenierías (STEM; CTIM), del español, la deontología en la radio, otros medios, instancias sociales. No a la corrupción

Opinión

Israel, más allá de las noticias...

Israel, más allá de las noticias...

RUSIA-IRAN...Una pareja hacia el divorcio

Shimshon Zamir

Sesión Golfa

Sesión Golfa

El jefe

Juan Carrasco de las Heras

El blog de Javier Orrico

El blog de Javier Orrico

El hombre que curaba niños

Javier Orrico

Voz del Sur

Voz del Sur

Otra forma de aplacar periodistas

Julio Frank Salgado

Haz de PD tu página de inicio | Cartas al Director | Publicidad | Buzón de sugerencias | Publicidad
Periodista Digital, SL CIF B82785809
Avenida de Asturias, 49, bajo - 28029 Madrid (España)
Tlf. (+34) 91 732 19 05
Aviso Legal | Cláusula exención responsabilidad

redaccion@periodistadigital.com Copyleft 2000

b2evolution Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons License.
Noticias Periodista Digital | Periodista Latino | Reportero Digital | Ciudadano Digital