Editado por

Julio Frank SalgadoJulio Frank Salgado

Buscar
Temas
Archivos
Hemeroteca
Febrero 2019
LMXJVSD
<<  <   >  >>
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728   
Sindicación
PARTICIPACIÓN
SERVICIOS


Comisionada ONU mira dónde pisará

Permalink 14.02.19 @ 10:00:54. Archivado en 5. Política, Bachelet, 7. Venezuela

Michelle Bachelet no ha alcanzado su encumbrada carrera política arriesgando su andar, en Chile y el extranjero, en un campo donde la brillantez altruista se consumió hace mucho tiempo. Se alza como la primera mujer chilena ministra de Defensa y Presidenta de la República, primera directora de la ONU para la Mujer y ahora Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos.

En este último cargo, sin embargo, comienza a ser cuestionada por su aparente inacción en el caso de la crisis de Venezuela. Se supone que ella, con todos sus galones y víctima de tortura durante la dictadura de Pinochet, debiera estar de cuerpo presente en el territorio de la apremiada república bolivariana o, al menos, anunciándolo y preparándose. Incluso ha sido invitada por el propio régimen de Nicolás Maduro, pero hasta ahora se ha limitado a manifestar su temor por que el desconocimiento y la descalificación mutuas hagan irreconciliable a la sociedad venezolana y sean las armas las que terminen con la división.

¿Por qué sólo hasta ahí, considerando que es el respeto a los derechos humanos elementales la materia que define su elevado rango y lo que precisamente está en juego, como lo especifica, además, un informe especial emitido por su antecesor?

Eso es lo que se ve, pero más importante podría ser aquí lo que se pisa.

Bachelet asumió sus gobiernos en Chile prometiendo reformas sociales en favor de los trabajadores, la mujer y la igualdad de oportunidades, las que lograron resultados sólo parciales y relativos, pero ese bajo rendimiento no afectó una evaluación personal que, como la de todo político -cualquiera fuere su signo- en un mundo neoliberal, no depende finalmente de los votantes sino de la estabilidad de los superiores de la globalización: los consorcios transnacionales.

No ha dudado, pues, en desentenderse de algunos preceptos democráticos básicos, pero incómodos, cuando las expectativas más realistas así se lo han recomendado (su intento de “proceso constituyente” dirigido es el mejor ejemplo), aunque hoy el conflicto caribeño y la interpelación internacional a que intervenga parecen haberle puesto en una disyuntiva diferente.

Después de todo, una alta comisionada de la ONU, deseablemente imparcial, se encontraría no sólo en un país cuyo Presidente, aunque elegido, es llamado dictador y considerado jefe de un gobierno corrupto, violador de derechos humanos y causante de una hambruna generalizada, sino que también y paralelamente, en medio de una insurrección popular encabezada por un diputado autoproclamado Presidente, que llama a las Fuerzas Armadas a rebelarse, es orientado por la mayor potencia política, económica, militar e intervencionista del mundo y reconocido como “Presidente encargado” por la mayoría de sus vecinos sudamericanos y las principales potencias europeas.

¿Permitiría Bachelet, con sus conclusiones, que la opinión pública internacional y un eventual desenlace de la confrontación se inclinaran hacia uno u otro lado? ¿Querría, en el fondo, que todo terminara como es hoy su pragmático país?

Quizá espera que el trance de las últimas semanas se diluya en forma natural, por sí solo (no por ella), antes de actuar. Ha demostrado saber dónde está pisando o dónde debe pisar en arenas movedizas en las que, calculada y asombrosamente, ha caminado con éxito.

Algo tendrá que hacer, en todo caso, y a tiempo. Una de las prioridades de la oficina que dirige es fortalecer tanto el estado de derecho como la rendición de cuentas por violaciones de los derechos humanos.

Julio Frank Salgado

“Festival” de detonaciones alarma a la capital chilena

Permalink 07.02.19 @ 17:53:39. Archivado en NOTICIAS, 6. Chile, Sociedad

Las detonaciones nocturnas atribuidas a disparos y bombazos, que se han hecho frecuentes en Santiago de Chile durante los últimos años sin que las autoridades hayan informado o dado una explicación, recrudecieron ostensiblemente este miércoles 6.

Una avalancha de whatsapp y otras redes sociales de alarmados vecinos se dejó caer en los medios de comunicación, específicamente en radio Biobío. Las denuncias coincidían: el estruendo afectó a diversos puntos de la capital chilena, incluyendo un sector cercano al centro cívico, muchos lo atribuyeron a una forma de comunicación entre narcotraficantes dando cuenta de la distribución de la “mercadería” y se quejaron de la impasibilidad de las autoridades al respecto.

También la prensa ha sido parte de dicho silencio, salvo algunos discretos programas de televisión sobre el microtráfico. Por algo hay tantos mensajes diarios, telefónicos y digitales, a una sola radioemisora, la que parece mejor dispuesta a hacerse eco de este tipo de urgencias informativas de sus auditores, que tiene un director, locutor y copropietario que se ha atrevido a llamar “corruptos” a los corruptos y cuya profesión es… abogado.

J.F.S.

Blogs
Tres foramontanos en Valladolid

Tres foramontanos en Valladolid

Ecos de un incendio pavoroso

Bustamante, Arévalo y Pardo de S.

El blog de Antonio Cabrera

El blog de Antonio Cabrera

El veto a VOX y el egoísmo de Casado y Rivera

Antonio Cabrera

Esto es lo que hay

Esto es lo que hay

Un tal Francesc-Xavier Mena

Miguel Ángel Violán

Punto de vista

Punto de vista

Ningún niñato de Podemos me podrá refutar

Vicente Torres

El buen vivir de Juan Luis Recio

El buen vivir de Juan Luis Recio

Aroa Gorena 2013 Reserva , un tinto reserva frutal, fresco, redondo y vegano

Juan Luis Recio

Corrupción global

Corrupción global

2277 Abortos y Oligopolios las armas de destrucción masiva de la Humanidad impuestos por las dos mafias fácticas. "Hábilmente" combinados con los ataques a las tecnologías digitales salvadoras.

Luis Llopis Herbas

El Blog de Otramotro

El Blog de Otramotro

Comprobar que he marrado me disgusta

Ángel Sáez García

Un país a la deriva

Un país a la deriva

Igual viene el lobo.

Vicente A. C. M.

Hermosillo

Hermosillo

'memo' de AMLO vulnera derechos de niñas, niños y adolescentes.

Efrén Mayorga

A contracorriente, el blog de Enrique Arias Vega

A contracorriente, el blog de Enrique Arias Vega

El suicidio de Alan García

Enrique Arias Vega

No más mentiras

No más mentiras

Reflexiones de "un nada"... y III

Antonio García Fuentes

Crónicas Bárbaras

Crónicas Bárbaras

Chapuza francesa

Manuel Molares do Val

La hora de la verdad

La hora de la verdad

Unamuno no lloraría ante el incendio de Notre Dame

Miguel Ángel Malavia

Totalitarismo y terrorismo islámico

Totalitarismo y terrorismo islámico

ANTES SE INCENDIABAN LOS COCHES EN LAS BANLIEUES FRANCESAS, AHORA SE INCENDIAN ""FORTUITAMENTE"" LAS IGLESIAS

Doctor Shelanu

Columna de humo

Columna de humo

El incendio de París, las cenizas de Europa

Pedro de Hoyos

Israel, más allá de las noticias...

Israel, más allá de las noticias...

Egipto-Israel: de "Paz entre Gobiernos y Ejercitos" a "Paz entre los Pueblos"

Shimshon Zamir

El blog de Javier Orrico

El blog de Javier Orrico

La portavoza

Javier Orrico

Opinión

Opinión

Los jesuitas y Colau unidos contra VOX

Opinión

Sesión Golfa

Sesión Golfa

Nosotros: la ley del más fuerte

Juan Carrasco de las Heras

El Acento

El Acento

"Buscamos las acequias" por Miguel Montoya

Antonio Florido Lozano

Haz de PD tu página de inicio | Cartas al Director | Publicidad | Buzón de sugerencias | Publicidad
Periodista Digital, SL CIF B82785809
Avenida de Asturias, 49, bajo - 28029 Madrid (España)
Tlf. (+34) 91 732 19 05
Aviso Legal | Cláusula exención responsabilidad

redaccion@periodistadigital.com Copyleft 2000

b2evolution Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons License.
Noticias Periodista Digital | Periodista Latino | Reportero Digital | Ciudadano Digital