Mi vocación

Pedro y Pablo

29.06.18 | 08:00. Archivado en Santos

Pedro-PabloPedro y Pablo dos personas muy distintas. Pedro, galileo y de profesión pescador. Pablo, hombre culto, alumno de Gamaliel y defensor acérrimo de la religión judía. En una ocasión se enfrentan por la cuestión de las prácticas judías, pero los dos apóstoles acercan posiciones y el martirio los une en la ciudad de Roma.

La tumba de Pedro se encuentra en la Necrópolis Vaticana o Scavi Vaticani,una de las visitas más fascinantes que se pueden realizar en Roma. Se encuentra en el subsuelo de la Basílica de San Pedro y da acceso al lugar donde fue enterrado el Apóstol. La decapitación de Pablo se produjo también en Roma, en la iglesia de Tre Fontane, abadía trapense. Tiene tres iglesias. Quizás la más famosa de éstas es la de la decapitación de Pablo, el año 67, en la cual se narra la leyenda de que la cabeza de San Pablo al caer al suelo dio tres saltos y en cada uno de ellos brotó una fuente. Pero también se dice que su martirio ocurrió en la vía Ostiense en la basílica de San Pablo extramuros.

Cierto que esto son narraciones que tienen que ver más con el turismo religioso, pero lo más importante para nosotros es el testimonio que dieron de su fe estas dos figuras que con razón llamamos columnas de la Iglesia. Texto: Hna. María Nuria Gaza.


Juan el precursor

22.06.18 | 08:00. Archivado en Santos

JuanEl próximo domingo, 24 de junio, la Iglesia celebra la fiesta de San Juan Bautista. María, va presurosa al encuentro de su prima Isabel que avanzada en edad espera un hijo. Se encuentran dos mujeres, una joven y una ya mayor que se hallan en la misma circunstancia: Van a ser madres. Los dos pequeños se saludan desde el seno de sus madres. Juan salta de gozo al sentir la presencia del que será el salvador de su pueblo. Jesús se encuentra ante el que va a ser su precursor. Irá ante él a preparar un camino recto, a rellenar los valles, a nivelar los terrenos y a proclamar la salvación que viene de lo alto (cfr. Lc 1 y 2).

Juan es el hombre que ama la verdad y ésta es la que le hará morir decapitado, porque en aquella época como en todos los tiempos, no todos aman la verdad y por hacerla callar matan sin escrúpulos (Cfr. Mc 6, 17 ss).

¡Qué figura tan grande la de Juan Bautista! De él dijo Jesús: “Entre los nacidos de mujer no hay otro mayor que Juan” (Lc 7,28). Solamente siguiendo la vocación a la que hemos sido llamados, si vivimos íntegramente, y a pesar de que ser fieles a la misma puede conducirnos a situaciones difíciles y hasta al peligro de morir, víctimas del cumplimiento de ser coherentes a nuestra vocación, seremos felices. Texto: Hna. María Nuria Gaza


Padre es el que cuida

20.06.18 | 08:00. Archivado en Santos

San JoséUna función del padre de familia es preocuparse por la esposa y por los hijos. Cuantas veces el padre trabaja de sol a sol para que no falte el pan en la mesa y además del pan algo más, que tengan lo indispensable para vestir, para la escuela, etc. Cierto, que actualmente, también la madre, además de preocuparse de los quehaceres del hogar, trabaja fuera del mismo para contribuir a los gastos de la familia. En un matrimonio bien unido puede haber preocupaciones pero nunca habrá desencuentros. Se comparten las alegrías y las penas.

Un ejemplo único de padre lo tenemos en San José. San Mateo en el relato de su evangelio es muy atento en acumular elementos que testifican que Jesús es el Mesías, el esperado. No se le atribuye en el mismo el nombre de padre a San José en el sentido físico pero si el que en todo momento está de pie para cumplir los mandatos del Señor: Conducir a su hijo fuera de los peligros que le acechan. Llevar a Jesús a Egipto. Siempre es José el que se preocupa del niño y de su esposa, es él el que organiza la huida, es él el que salva al Salvador. ¡Qué gran figura la de este santo! Ni una sola palabra sobre él recogen los evangelios, pero si unos hechos trascendentales. Pidamos a San José por los padres de familia, especialmente cuando sepamos de alguno que vive momentos de apuro. Texto: Hna. María Nuria Gaza.


Un santo ejemplar

30.05.18 | 08:00. Archivado en Santos

San FernandoHoy la Iglesia conmemora a San Fernando III, rey de Castilla. Fue un gobernante de los que la realeza no corrompió en absoluto. Si nuestros gobernantes actuales intentaran imitarlo, otro gallo nos cantara. Uno de sus historiadores comenta que la corrupción no tuvo cabida en sus objetivos, las pasiones no lo dominaron nunca; piadoso, prudente, humilde, benigno como buen cristiano nunca perjudicó a sus semejantes y se mostró magnánimo a la hora de perdonar.

Junto a su padre fundó la universidad de Salamanca. Levantó la catedral de Burgos. Arrebató el corazón de sus mismos enemigos. Logró que algunos reyes y príncipes moros abrazaran la fe cristiana, cosa inconcebible, por su ejemplo. Era hombre dulce, con sentido político. A diferencia de su primo carnal, San Luis IX de Francia, no conoció la derrota ni casi el fracaso puesto que triunfó en todas sus empresas interiores y exteriores. Murió el año 1252 y fue enterrado en la catedral de Sevilla. A sus exequias asistió el rey moro de Granada. Texto: Hna. María Nuria Gaza.


Pablo VI y Oscar Romero canonizados

14.05.18 | 08:00. Archivado en Santos

Pablo VI y Mons RomeroNoble coincidencia, dos personajes que en diferentes ambientes sacaron de quicio a dos dictaduras. Pablo VI con la de Francisco Franco y Oscar Romero al gobierno represivo del Salvador.

Pablo VI, el papa del Concilio Vaticano II, de la encíclica “Populorum Progressio”, de la exhortación Apostólica "Evangeli Nuntiandi", entre muchos de sus escritos y alocuciones y Monseñor Oscar Romero, el defensor de los campesinos, de los pobres del Salvador, van a ser canonizados el mismo día. Sabemos de la simpatía mutua que se dispensaban los dos eclesiásticos. Juan Bautista Montini había sido profesor de Romero en Roma y fue quien promovió a Monseñor Romero a obispo. “Pablo VI fue el gran maestro de Romero, quien siempre lo entendió y apoyó”, dice el cardenal Rosa Chávez.

Pablo VI intervino en varias ocasiones en contra de las ejecuciones de españoles que no comulgaban con las ideas del Caudillo. Éste último en muchas ocasiones se lamentaba de que el Papa estaba mal informado. Más pronto, yo diría, lo contrario y por ello clamó en favor de la vida, pero no sirvió.

Que el ejemplo de estos dos santos sirva para que haya siempre justicia y los pueblos no vuelvan a verse envueltos en semejantes circunstancias. ¿Será posible? Texto: Hna. María Nuria Gaza.


Limpiar la pecera

20.04.18 | 08:00. Archivado en Santos

PeceraHace muy pocos días que se publicó y salió a la luz la nueva Exhortación Apostólica Gaudete et Exultate (Mt 5, 12) del papa Francisco, que anima a la alegría y el gozo de la vida, y hace una llamada a la santidad, a ser santos… pero no como algo utópico sino como llamada de Dios al ser humano; así le propone el Señor a Abraham: “camina en mi presencia y sé perfecto” (Gn 17, 1), y en otras muchas citas en las que se reflejan que estamos llamados a ello: “sed santos, porque yo soy santo” (Lv 11, 45).

Reflexionando esta semana con un grupo de chicos en la prisión, hablamos precisamente de esta llamada a cambiar nuestras vidas, a dar más de nosotros mismos y a ser sensibles a las necesidades de los demás. Compartimos que tenemos en nuestras manos el camino para andar en santidad, aunque nos parezca algo que está fuera del propio alcance.

>> Sigue...


La grandeza de los humildes

16.03.18 | 08:00. Archivado en Santos

SAN-JUAN-MACIASHay santos que se distinguen por su gran elocuencia, por sus escritos, por obrar milagros en vida, otros se distinguen por su humildad. Entre éstos últimos encontramos Juan Macías. Un huérfano español que gana su vida haciendo de pastor para mantener a su hermana y con su mísero sueldo aún da limosna a los que son más pobres que él.

Más tarde emigra hacia el Nuevo Mundo. Es un emigrante como los que hoy llegan a nuestras tierras. Sobre las naves que atraviesan el océano hay gente muy diversa: soldados que van a conquistar tierras en busca de gloria, otros tienen sed de oro, misioneros que van a evangelizar, comerciantes y aventuremos con ansias de hacer fortuna, pobres de solemnidad con esperanza de encontrar mejor suerte que la que han dejado. A éstos últimos hoy llamaríamos emigrantes y Juan Macías era uno de ellos.

Experimentó lo que significa el desarraigo, el salto hacia lo desconocido. Pero lo que lo hace significante es que vivió esta situación como un santo. La vida de santidad y amor a los pobres la vivió en su patria y la continuó viviendo en la tierra que le acogía. Entró en la Orden de Predicadores en Lima donde convivió con San Martín de Porres. Mostró con su caridad hacia los pobres indígenas el verdadero rostro de de Dios: El Padre que nos hace hermanos no hace distinción de color o clase social. Texto: Hna. María Nuria Gaza.


Los viajes de Pablo, una peripecia

02.02.18 | 08:00. Archivado en Santos

$R6HGTWCViajar en el siglo XXI es un placer. Todo está organizado y raramente ocurren percances. Pero si nos vamos al primer siglo de nuestra era es otro cantar y las dificultades eran lo más frecuente. Para muestra tenemos los viajes apostólicos de San Pablo, llenos de peripecias e imprevistos. Pero Pablo ve en los inconvenientes una intervención del Espíritu Santo: “Como el Espíritu Santo no les permitió anunciar el mensaje en la provincia de Asia, atravesaron la región de Frigia y Galacia y llegaron a la frontera de Misia, (iba en compañía de Tito). Desde allí pensaban entrar en la región de Bitinia, pero el Espíritu de Jesús tampoco se lo permitió. Así que, pasando de largo por Misia, bajaron hasta el puerto de Tróade. Aquí, Pablo tuvo de noche una visión: vio a un hombre de la región de Macedonia que, puesto en pie, le rogaba: `pasa a Macedonia y ayúdanos´. Inmediatamente después de aquella visión preparamos viaje a Macedonia, seguros de que Dios nos estaba llamando para anunciar la buena noticia” (Actas 16, 6-10).

Dios concedió a los dos misioneros el don del discernimiento, que también nos ofrece a cada uno de nosotros si estamos atentos a su inspiración. Como dice la Escritura: “Tus caminos no son mis caminos” (Is 55,8). Muchas veces estos caminos son tortuosos pero puesta nuestra confianza en el Señor él nos llevará siempre a buen puerto. Texto: Hna. María Nuria Gaza.

Queridos lectores hoy hace 12 años que iniciamos y somos fieles al blog. Gracias por leernos. Dejadnos un comentario. ¡Gracias!


Seguir a Cristo

29.01.18 | 08:00. Archivado en Santos

SeguirPablo sube a Jerusalén para ser arrestado a imitación de Jesús (Hechos 21,23), para cumplir su gran deseo de sufrir en su carne lo que falta a la pasión de Cristo. ¿Podemos decir nosotros lo mismo, o cuando husmeamos el sufrimiento intentamos escabullir el bulto? ¿Somos capaces de seguir al Maestro llevando la cruz a cuestas?

No nos es necesario recurrir al martirologio de la antigüedad para cerciorarnos del gran número de mártires. En la actualidad existen también muchos cristianos perseguidos a causa de su fe en Jesús. No los olvidemos ante el Señor. Su martirio continúa construyendo la Iglesia como la de antaño la construyeron tantos cristianos dispuestos a entregar su vida por la causa del evangelio.

El buen cristiano está dispuesto a seguir a Jesús con su cruz a cuestas y si no tiene una muerte cruenta sí que al menos todo lo que tiene que sufrir en su vida es una participación a los sufrimientos de Cristo Jesús, a morir en algún sentido a sí mismo para que la resurrección pase también por su vida. Texto: Hna. María Nuria Gaza.


El ardor misionero

26.01.18 | 08:00. Archivado en Santos

LlamaEl fogoso perseguidor de los cristianos, San Pablo, se convirtió en el camino de Damasco en el gran predicador del cristianismo. ¡Qué ardor el de este nuevo convertido!

La rutina en la que estamos instalados muchos cristianos queda borrada ante un tal vigor y nos sentimos incapaces de hacer otro tanto. Aquejados de una lasitud, no tenemos el coraje de anunciar la Palabra de Dios en nuestro entorno, especialmente cuando sabemos que no son partidarios de escucharla. Aquello de anunciar a tiempo y a destiempo de San Pablo a Timoteo nos parece desproporcionado.

Dios que nos habita, nos da su Espíritu y hace de nosotros su templo. Por la oración, el servicio al prójimo, el anuncio de la Palabra a los que nos rodean nos ayuda a conservar esta llama del ardor misionero, sin temor de que los que están junto a nosotros sean indiferentes. Pero a muchos, como los discípulos de Emmaus que escuchando a Jesús explicando las Escrituras su corazón ardía y su vida cambió, de tristes y descorazonados pasaron a ser anunciadores de su resurrección, les puede ocurrir otro tanto. Texto: Hna. María Nuria Gaza.


La misericordiosa Marie Poussepin

24.01.18 | 08:00. Archivado en Santos

Marie Poussepin retratoHoy, una de las fiestas de nuestra Fundadora, nada más justo que celebrar con solemnidad a esta santa mujer como iniciadora de la Obra de la Providencia, frente a una sociedad desvalida: Niños y enfermos tuvieron su predilección.

Entre las obras de misericordia que la Iglesia siempre ha resaltado está la de enseñar al que no sabe. Marie Poussepin, la noble ciudadana de Dourdan (Francia), se preocupó por la educación de las niñas, que en Sainville, pequeño pueblo, no tenían acceso a la escuela para niñas, y su ignorancia, en muchas ocasiones, las llevaba a una vida muy precaria y hasta, en ciertos momentos, peligrosa moralmente.

Los enfermos en el siglo XVII estaban hacinados en los hospitales en un abandono escalofriante. Ella procuró por todos los medios dar respuesta a las acuciantes necesidades de esta parte de la sociedad tan abandonada. Ahí está otra de las obras de misericordia a las que la Iglesia ha intentado dar siempre una respuesta a través de las instituciones dedicadas al servicio de la caridad.

>> Sigue...


El perseguidor

19.01.18 | 08:00. Archivado en Santos

Pablo de TarsoPablo de Tarso, de perseguidor se convirtió en evangelizador de la doctrina que perseguía.

He aquí la oración por todos aquellos que el odio ha borrado, o mejor dicho, ha desfigurado la imagen de hijo de Dios que tiene impresa en su ser:"Tú que me deseas lo peor, oro por ti. Tú que quieres que abandone a Jesús para adherirme a tus erróneas creencias, oro para que el Señor cambie tus falsas ideas".

Pienso, al expresar esta idea, en la cantidad de cristianos que tuvieron que abandonar sus casas y huir con lo puesto en Mosul y en tantos otros pueblos en que no hay libertad religiosa o en los que los hombres se toman la ley por su cuenta. Pienso en tantos hombres y mujeres que diariamente son acosados por los que se piensan que tienen todo derecho sobre los demás. Tú que sólo piensas en hacer el mal, oro por ti para que tus sentimientos de maldad cambien en sentimientos de bondad en tu camino, como a Pablo sobre el camino de Damasco. Oro para que el Señor te ilumine y cambie tu forma de sentir y comprendas tu error.

Tu corazón encontrará la paz y serenidad que sólo se puede encontrar cuando tu vida está en conformidad con la ley de Cristo y podrás entonces cantar las maravillas que Dios ha hecho contigo. Texto: Hna. María Nuria Gaza.


Martes, 17 de julio

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Julio 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031