Mi vocación

Te llama por tu nombre

06.08.18 | 08:00. Archivado en Vocación

Dios te llamaEn el silencio exterior que me envuelve, la mirada se pierde en el horizonte, entre la montaña y el cielo azul claro, en ese paisaje me dispongo a buscar el silencio interior que me ayude a estar atenta a Ti si vienes a mí. Hay ruido interior, desorden pero ganas, el deseo sincero de estar contigo. Digamos que es momento de hacer una limpieza interior, de poner más orden, de que puedas acceder más fácilmente, de que encuentres la puerta abierta y un lugar donde descansar.

Tengo en mis manos este bonito texto del Cardenal Newman, y más que bonito es de una riqueza extraordinaria, para leer, orar, meditar, grabarlo en el corazón porque ahí también late Dios. Me habla de confianza en quien camina siempre con nosotros y lo hace en toda circunstancia. Un Dios que nos ama, nos conoce y siempre está. Nos llama por nuestro nombre, sale a nuestro encuentro como también llamó a Samuel y su respuesta fue: ¡Habla que tu siervo escucha! Sí, a mí también me llamó y le respondí e intento seguir respondiéndole en fidelidad cada día.

>> Sigue...


Camino de fidelidad

23.07.18 | 08:00. Archivado en Vocación

Fidelidad“Inclinad el oído, venid a mí: escuchadme, y viviréis. Sellaré con vosotros alianza perpetua, la promesa que aseguré a David” (Is 55,3). Este texto me lleva a pensar hoy en el camino de fidelidad. Estaba rezando laudes y hoy tenía especialmente presente a una religiosa de la Congregación que cumple años y unos cuantos ya, pero en esos años ya vividos, con todo lo que la vida le ha deparado, ante todo hay un camino de fidelidad al Señor, una entrega en el día a día, acumulando días, horas, años, una vida recorrida de la mano de su Señor que un día salió a su encuentro y la invitó a seguirle. ¡Es posible seguir al Señor! La verdad es que hoy en día cuesta pensar en una “alianza perpetua”, en un compromiso que perdure en el tiempo, cuando tantas veces se piensa y se vive desde “hasta que dure”….; es difícil hasta creer en el “para siempre”….pero también es una posibilidad real para mucha gente. Pienso en el matrimonio de mis padres; unos tíos acaban de cumplir treinta nueve años de casados felices y siguen sumando…; hay religiosas con muchos años de vida consagrada….Que si son gente de otros tiempos, pues sí, pero son los ejemplos vivos de que el camino de fidelidad desde el Amor con sus momentos fáciles y menos, se puede vivir. Unos testimonios son cercanos, conocidos pero son más los que a día de hoy siguen creyendo en sus opciones de vida, en sus compromisos de vida que quieren vivir para siempre.

Que el Señor siga bendiciendo y fortaleciendo estas vidas, a tantos anónimos que siguen día a día caminando en fidelidad. Y a los que se plantean un compromiso de vida sacerdotal o religiosa, pues ¡Adelante! No pienses en los que se quedan en el camino, ahora haz tú el camino. Acoge la llamada del Señor, escúchale y respóndele sin olvidar nunca que siempre estará a tu lado. Hna. Ana Isabel Pérez.


Hemos creído en él…

18.10.17 | 17:49. Archivado en Vocación

Camino“Hemos conocido el amor que Dios nos tiene y hemos creído en él” (1Jn 4,16). Son muchas las gracias que vamos recibiendo a lo largo de nuestras vidas pero también hay momentos fuertes, especiales, que te marcan y son fuerza para seguir agrandando tu SÍ al Señor, que un día salió a nuestro encuentro y ahí conocimos su Amor que nos envolvió y nos guía en la respuesta de fidelidad.

Hago memoria de lo que sé que me ayudó y lo hago presente para continuar la ruta, sobre todo ante los momentos en los que cuesta más. Sólo nos puede salvar aquello que está en lo más íntimo de nuestro corazón, donde percibimos lo que realmente vale la pena y el porqué del hoy y de la esperanza del mañana. Sigo encontrando la misma respuesta y deseando que perdure. Sí, creí en el Señor, le conocí y sigue estando no sólo en lo más preciado de mi existencia sino también en la luz que sigue guiando el hoy no exento de espinas. Hago una mirada hacia atrás para tomar impulso, porque sigue valiendo la pena el camino de fidelidad al Señor. A veces, nos damos el gusto de algún regalo, también es importante darse el gusto de mirar en la propia vida las etapas, los regalos, que el Señor ha ido poniendo en nuestro recorrido, que fueron gozo en nuestra vida y es ayuda para el hoy. A mí me ayuda el recordar para seguir mirándole y decirle: ¡Sí, sigamos caminando! Texto: Hna. Ana Isabel Pérez.


Mantener la llama encendida

10.07.17 | 08:00. Archivado en Vocación

llama-encendidaAcababa de encender una vela y encontré este texto que me ayudó a orar y a pensar en la importancia de mantener la llama encendida de aquello en lo que creemos, lo que llevamos dentro de nosotros mismos, del motor de nuestra propia vida. Hay momentos en que no es fácil pero siempre vale la pena hacer una mirada hacia todo aquello bueno que hemos tenido la gracia de vivir y por supuesto, en el hoy de nuestras vidas.

Hace un tiempo escribí lo siguiente: “…Mis primeras palabras cuando inicié la aventura de la vocación a la vida religiosa fueron: “Yo soy un proyecto de Dios”; era como un decir, “nada hay hecho, intuyo algo en construcción y algo grande que me ha abordado en mi vida, abriendo otra Vida”. Estas palabras se han ido llenando de sentido a lo largo de los años. Aquél primer día que respondí SÍ a la llamada de Dios a seguirle en la vida religiosa fue el inicio oficial de un querer abrirse a la acción de Dios en mi vida siendo fiel como Dominica de la Presentación. Desde mi vida hoy, aquél día lo significó todo, la alegría, la ilusión, la fuerza para coger la maleta y embarcarse hacia lo desconocido, empujada por Él, vivido desde la fe, puestos los ojos en el Señor; por otra parte, se hizo presente el dolor, las lágrimas por dejarlo todo, lo mejor, mi gran riqueza, mi familia, mi tierra, ¡qué locura! Sí, viví el “Sal de tu tierra”, un desgarro interior, conducida por el Señor. Lo que amo lo dejo por el Señor. Allí no estaba sola, Alguien me sostuvo y se hizo presente, por pura gracia de Dios inicié su proyecto en mi vida y juntos emprendimos la marcha….”. Una marcha que continúa en sus manos y sin duda, desde su gracia. Todo ello me lleva a continuar dando gracias a Dios en este caminar hoy como Dominica de la Presentación. El camino no siempre es fácil pero seguimos queriendo mantener la llama encendida.

>> Sigue...


Te seguiré, Señor

02.05.16 | 08:00. Archivado en Vocación

te_necesitoEn alguna etapa de nuestra existencia, nos llega el momento de elegir un camino, o bien de tomar una opción de vida. Hoy hablé con una sobrina de ocho años y me dijo: “Tita, yo no seré monja”. El que me dijera eso me cogió de sorpresa y me reí, pero también hace unos años yo decía lo mismo “yo no seré monja” y ahora camino con el Señor, así que nunca digas de esta agua no beberé. Quizás tengamos claro que no será nuestra opción de vida pero también Dios nos sorprende cuando menos lo esperamos o mejor dicho, creo que cuando es el momento para responderle: “Te seguiré, Señor”. Es poner la mirada en Alguien que te habla al corazón, que toca tu vida y confías desde ese primer encuentro con Él, en vivirla cada día de tu existencia a su lado, es confiar en quien te ha llamado. Es tener la mirada puesta en el horizonte de Dios, su Amor y proyecto de vida en su seguimiento va más allá incluso del mar que puedes contemplar ante tus ojos, es un nadar hacia la vida eterna.

Hoy en día, es una realidad palpable que cuesta el compromiso a largo plazo, ¿para toda la vida? También es una realidad la falta de vocaciones, los números disminuyen pero confío en que el Señor nos saque de números rojos si se da el caso. Me gustaría mirar hacia atrás y ver a jóvenes entrar en mi Congregación. Cada uno barre para su casa porque es lo que conoce y ama, pero lo importante de verdad, sería ver a jóvenes que no tuvieran miedo a poner sus vidas en manos del Señor, tanto en la vida sacerdotal como religiosa o contemplativa, a decirle “Te seguiré, Señor”. A confiar en la persona de Jesús de Nazaret, nuestro camino, verdad y vida.

>> Sigue...


Es el momento

13.04.16 | 08:00. Archivado en Vocación

Vocación
A veces cuando menos te lo esperas, alguien puede preguntarte directamente por tu opción de vida. Estaba trabajando con una persona en el ordenador e inesperadamente acabamos hablando de nuestras opciones de vida. Ella desde su vida de familia y yo como consagrada. Le dije que sería largo para compartir mi vocación, pero sin duda, que sentí en mi vida aquello de “es el momento” cuando el Señor me invitó a seguirle. El encuentro con Dios tocó lo más íntimo de mi persona e intuí que era el momento de dar una respuesta, de no mirar hacia otro lado. El Señor, ¡contó conmigo! y esa es mi alegría. Me presentó un proyecto de vida, de esperanza y amor.

La respuesta a la llamada del Señor a seguirle, es personal, es de tú a tú con Dios y es sólo desde ese encuentro, que Él te da la fuerza y la gracia para responderle ante el nuevo horizonte que se abre en tu vida, a seguirle desde la vida religiosa. Me cambió la vida, me fascinó la aventura con Él. La vocación es una respuesta al Amor de Dios, es vivir una relación con Él, que a su vez hay que cuidar, regar cada día.

>> Sigue...


Una fecha en el corazón…

25.01.16 | 08:00. Archivado en Vocación

vocacionEl 25 de enero es una fecha que llevo en el corazón. Es un día para hacer memoria y sin duda, de acción de gracias, por los trece años de profesión religiosa que llevamos. Somos dos las que nos consagramos al Señor en ese día y continuamos el camino de fidelidad, con su gracia. Me sigo sintiendo elegida por el Señor, “Soy Yo quien os ha elegido y os he destinado para que vayáis y deis fruto y vuestro fruto dure…” (Jn 15, 16). Agradezco todo lo vivido como don y gracia. Si, es hermoso sentirme alcanzada, sorprendida día a día y amada por el Señor en su misericordia.

Mis primeras palabras cuando inicié la aventura de la vocación a la vida religiosa fueron: “Yo soy un proyecto de Dios”; era como un decir, “nada hay hecho, intuyo algo en construcción y algo grande que me ha abordado en mi vida, abriendo otra Vida”. Estas palabras se han ido llenando de contenido a lo largo de estos años. Desde mi vida hoy, aquél día lo significó todo, la alegría, la ilusión, la fuerza para embarcarse en el seguimiento del Señor, empujada por Él, vivido desde la fe, puestos los ojos en el Señor y juntos emprendimos la marcha, un camino de fidelidad. El proyecto continúa en mí hacia la plenitud en Cristo “separados de mí no podéis hacer nada” (Jn 15,5).

Que el Señor nos fortalezca por el camino de la fidelidad, a los que hemos optado por seguirle y ayude a los que hoy quieren responderle con generosidad a su llamada… No tengáis miedo, vale la pena!

“Nada hay más hermoso que haber sido alcanzados, sorprendidos, por el Evangelio, por Cristo” (Benedicto XVI)

Texto: Hna. Ana Isabel Pérez.


Un gran ejército

02.02.15 | 08:00. Archivado en Vocación

VidaConsagradaLa Iglesia católica tiene un gran ejército de hombres y mujeres que se han consagrado a Dios para servirle en los más diversos campos de la misión que Jesús confió a sus seguidores.

Casi un millón de miembros de toda raza, pueblo y nación que en su día oyeron la invitación de Jesús: “Ven y sígueme” y respondieron a su llamada.

Es la llamada al joven del Evangelio al cual el Maestro le dijo: “Aún te falta una cosa. Vende todo cuanto tienes y repártelo entre a los pobres, y tendrás un tesoro en los cielos; luego ven y sígueme” (Lc 18,22).

Entre los llamados unos permanecen en su lugar de origen, otros son enviados en misiones fuera de su país, según las necesidades de la Iglesia y de las congregaciones a las cuales pertenecen para:

>> Sigue...


“Juntas… alabar, bendecir, predicar”

02.10.13 | 08:00. Archivado en Vocación

II encuentro de Dominicas jóvenes de toda España

Encuentro Dominicas 1Del 27 al 29 de septiembre nos reunimos en San Lorenzo del Escorial hermanas dominicas de menos de 55 años de varias congregaciones. Ha sido un segundo encuentro en el que hemos participado más de 50 hermanas de vida apostólica y donde también se hizo presente la vida dominicana contemplativa desde el Monasterio de La Piedad de Palencia. Se trabajó y compartió a través del lema “Juntas… alabar, bendecir, predicar”.

Iniciamos el encuentro con el saludo cercano y muy fraterno que nos envió, desde Bolivia, la Hna. Pino Calderín, Presidenta del Secretariado de Dominicas de España y Portugal (SEDEP) y priora general de las Dominicas de la Sagrada Familia, mensaje que fue leído por la Hna. Luz Ortigosa, priora general de las Dominicas de la Enseñanza que estuvo presente en el encuentro.

Encuentro Dominicas 2Con la oración y presentación de las participantes se iniciaron estos días que se centraron en momentos de trabajo general y en grupo. Acompañó la jornada Hna. Oliva Vico, Dominica de la Congregación de Sto. Domingo que, con un discurso muy positivo, resaltó la riqueza de la vida consagrada dominicana y el futuro que tenemos por delante “Juntas”, e hizo una llamada a “levantar la mirada, pues mirarse a uno mismo es un empobrecimiento”. Para esto, destacó que es necesario trabajar para tener una salud integral y definir un proyecto de vida con un reto: anunciar el mensaje del Reino como una propuesta de vida y de felicidad, pues la gente distingue si hay o no un proyecto claro. Es, en definitiva, ser buscadoras de Dios. Como Dominicas lo que nos une y tiene sentido es la pasión por el Reino.

>> Sigue...


El mar

15.05.13 | 08:00. Archivado en Vocación

El mar Es bonito contemplar el mar desde la playa, cuando está quieto y azul o cuando está movido y oscuro, siempre alcanza un alto grado de belleza, nos gusta contemplarlo, permanecer quietos escuchando su ruido gozando de su fuerza y su riqueza, saboreando su hermosura.

Pero el mar no es sólo para ser contemplado desde una playa y permanecer escuchando el embate del agua, el mar es también para ser surcado, para lanzarse mar adentro, para experimentar igualmente la serenidad de su quietud y el ir y venir de las olas quizás encrespadas.

Hay siempre quien contempla el mar desde la orilla, observando el trabajo de quienes navegan, pero permaneciendo en lugar seguro, sin sentir en su carne la humedad ni el frío con que las olas envuelven a los navegantes.

>> Sigue...


El voto de la esperanza

03.10.12 | 08:00. Archivado en Vocación

EsperanzaEl voto que más necesita la vida religiosa europea en este momento es el voto de la esperanza. Ello no significa que haya que añadir un voto más a la clásica tríada de los votos, pero sí que los tres votos sean interpretados y vividos como expresiones de esperanza. La obediencia a la Alianza como expresión de cómo esperamos en nuestro Dios y no en el poder idolátrico que suplanta la voluntad divina, como Abraham, y por eso obedecemos su Palabra. El celibato-virginidad como esperanza en la vida eterna que ilumina una existencia que ama y sirve la vida desde que es concebida hasta que muere y no idolatra la sexualidad ni el propio ego. La pobreza es también expresión de la esperanza del anawim que pone su confianza en Dios y no en el dinero ni en el propio deseo del tener. La Esperanza es la virtud central para todo aquel que quiera vivir en el mundo nuevo del Reino de Dios. Esta esperanza arraiga en la confianza de todas las posibilidades que ofrece la vida, bajo el cuidado y providencia de nuestro Dios. La vida de Marie Poussepin nos anima porque es un ejemplo concreto de que todo ello es posible y no sólo bellas palabras… ¡Eso sí, hay que valorarlo, quererlo, e intentarlo! Texto: Magua.


Somos profetas

03.02.12 | 08:00. Archivado en Vocación

profetaDurante estas últimas semanas, en la liturgia dominical, hemos ido observando que Dios sigue llamando. Samuel escuchó la voz del Señor y cuando lo reconoció dio su vida para lo que Dios le confiaba. Jonás es también un llamado, y aunque no le fue fácil vivir la misión, sí fue capaz de enfrentarse para cumplir con lo que llevaba entre manos.

Después de ver la vida y reacciones de tales personajes se nos invita a que seamos nosotros los profetas. Sencillamente, Dios nos invita a ser portadores de su Palabra. Nos ha mostrado que existen distintas formas de llamada y por supuesto, diferentes maneras de responder. En el libro del Deuteronomio nos sigue insinuando la llamada a una vocación concreta pero de una forma más explícita, nos da el cómo hemos de hacerlo.

>> Sigue...


Lunes, 22 de octubre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Octubre 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031