Mi vocación

Levantemos el corazón

28.11.18 | 08:00. Archivado en Cosas de Dios y de la vida

CorazónAl caer la tarde, ante la oscuridad del día que anuncia el final de la jornada, busco el sosiego que ayude a reposar lo vivido en este día y ponerme ante ti Señor, guía que conduce la vida.

¡Cuántos rostros pasaron por nuestra vida hoy! Unos nos serán cercanos, otros desconocidos pero quizás alguno se encontró realmente con nuestra mirada. Hay días que los rostros nos hablan de alegría, pero también de dolor, de preocupaciones, donde no ha salido el sol para todos. A veces se hace más fácil compartir lo bueno, y cuánto cuesta compartir cuando el corazón está latiendo desde el sufrimiento. Hoy el rostro de una persona que veo cada día, hablaba de tristeza y era más evidente por ser alguien bastante alegre y con energía, de las que se contagian, un rostro que alegra ya desde el saludarse al iniciar la jornada. También necesitamos cercanía en las dificultades, una palabra aunque sea sin palabras, un acercarse para que sepa que estás o más bien sienta apoyo, un abrazo….

>> Sigue...


La libertad nos atrapa

19.11.18 | 08:00. Archivado en Cosas de Dios y de la vida

EscogerEl tema de la libertad es muy recurrente, cada vez que hablamos sobre ello parece que vamos a buscar soluciones únicas y que tenemos la razón, pero en el fondo no dejamos de estar atrapados en lo que creemos es esa libertad.

El hecho de elegir entre el bien y el mal es el límite más bajo de la libertad, decía Thomas Merton, pero en realidad lo único que te hace ser libre en ello es que aún podemos escoger el bien. Y es que en la medida que usamos nuestra libertad para escoger el mal, no somos libres ya que una mala elección destruye nuestra libertad. Es decir, cuando escogemos el mal sólo creemos que estamos eligiendo el bien aparente y si realmente es un mal, es algo que no queríamos hacer y por tanto no somos verdaderamente libres. Esta idea que parece complicada tiene su sentido porque de nuestras elecciones vamos construyendo la vida y es verdad que a veces no salen las cosas como habíamos programado o pensado, y ello nos causa sufrimiento. ¡Cuántas veces hemos oído decir a alguien expresar: ojalá pudiese volver atrás!

>> Sigue...


El “yo” por el tú

16.11.18 | 08:00. Archivado en Cosas de Dios y de la vida

tu-yoIrremediablemente, cuando tenemos un encuentro con Dios, de manera profunda, provoca en nosotros un movimiento, un cambio… una transformación. Esa relación surgida del tú a tú hace crecer en el ser humano uno de los sentimientos más fuertes que existen, el amor.

El amor hace que el “yo” comience a tener unos matices distintos y a aparta el ego para acercarse a otras realidades… ya que lo que hasta ese momento se había conocido… era un tanto ficción, ilusión y mentira. No somos solos en la vida, no caminamos solos en nuestro quehacer; al contrario, necesitamos la sonrisa del otro, el cariño y el abrazo de quien nos rodea, por eso, cuando hemos descubierto esta necesidad, es cuando nos acercamos al verdadero significado del amor. Amar es dar, ofrecer, olvidarse de los propios caprichos para pensar en lo que agrada al otro; también es dolor, sufrimiento, porque el amor es como una rosa, bella y hermosa, aunque posea también espinas.

La alegría profunda en el ser humano sólo nace en él cuando se ha aprendido a amar, cuando el egoísmo ha dejado de instalarse en la persona y cuando los primeros atisbos de amor surgen en la vida. No desechemos la oportunidad de amar a las personas, la felicidad de la gente que amamos es nuestra felicidad. Texto: Hna. Conchi García.


Miro al cielo y ahí estás tú

12.11.18 | 08:00. Archivado en Cosas de Dios y de la vida

velaEl día en que la Iglesia celebra litúrgicamente la conmemoración de todos los fieles difuntos: “La Iglesia, tras celebrar la dicha de los bienaventurados en el cielo, se dirige al Señor a favor de los que nos han precedido con el signo de la fe y de todos los difuntos desde el principio del mundo, cuya fe solo Dios conoce, para que, purificados de todo pecado, puedan gozar de la felicidad eterna” (Magnificat; noviembre 2018). De entrada no es un día alegre, nos hace recordar personas queridas que ya no están físicamente con nosotros y eso humanamente duele. Desde la esperanza de la resurrección, nos han precedido en la vida eterna.

Un día me llegó una historia en la que se decía que la vida era como un tren y hay gente que se baja antes de estación y así se nos van de este mundo terrenal. Creo que de alguna manera u otra, todos tenemos personas conocidas más cercanas o menos que fallecieron, el tren los dejó en la estación.

Quise vivir ese día en acción de gracias, aunque duele el corazón, pero sé que mirando al cielo, ahí están, en la eternidad donde Dios les acogió un día inesperado para los que los amamos pero donde ese tren les detuvo en esa parada donde la luz de los ojos humanos se apagaron, para abrirse al misterio de la LUZ eterna.

Dicen que el tiempo todo lo cura, puede ser pero lo que en el tiempo permanece siempre es el Amor. En la mente y corazón hoy hay nombres grabados, historias vividas juntos, muchos momentos alegres y si hubo alguno menos, el tiempo ya los curó….

>> Sigue...


Pedid y se os dará

09.11.18 | 08:00. Archivado en Cosas de Dios y de la vida

DarHay imágenes que podemos recordar porque en ellas algo nos llamó la atención, nos interesó o incluso pudo marcarnos, pero sin duda que nos hablan. Ahora tengo la imagen de dos personas que iban caminando tranquilamente, metidas en su conversación, cuando de repente alguien detuvo aquellos pasos y les pidió que le compraran algo de comer. En ese momento todo pasó rápido, alguien te sorprende y te pide algo que no esperas…aquellas personas respondieron afirmativamente a la petición: “Tengo hambre, dame de comer…”.

Las montañas se alcanzan poco a poco, con pequeños pasos y perseverancia… Quizás no escalemos nunca ninguna pero sí que aunque a veces parezca poco lo que se hace o se pueda aportar, para otra persona puede ser más de lo que creemos que estamos dando.

A veces un sencillo gesto puede ayudar a alguien que lo necesita, lo importante y lo que Dios ve siempre, es lo que hay dentro de nosotros, el amor que nos mueve a ir hacia los otros y saber palpar situaciones que fácilmente pueden pasar desapercibidas o bien podemos pasar tranquilamente sin comprometernos, quizás pensando en que otro ya ayudará.

>> Sigue...


No os preocupéis por el mañana

07.11.18 | 08:00. Archivado en Cosas de Dios y de la vida

Tejer“Por tanto, os digo: No estéis preocupados por lo que habéis de comer o beber para vivir, ni la ropa con que habéis de cubrir vuestro cuerpo. ¿No vale la vida más que la comida y el cuerpo más que la ropa?”(Ma 6, 25). Cuantas veces andamos preocupados por el mañana sin saber si éste llegará.

Recuerdo lo que me comentó un religioso. Su madre quedó viuda con cuatro hijos en unos tiempos muy difíciles. Ella para sustentar la familia tejía. Cuando tenía un determinado tejido que le llevaría una peseta de ingresos decía: “Ya tenemos asegurado el pan para mañana”. Recogía su telar y se dedicaba a atender sus hijos. Les enseñaba a rezar y a ayudar a hacer las tareas del colegio. De este modo la pobre viuda consiguió sacar adelante su familia.

Creo que el ejemplo de la confianza que esta madre daba a sus hijos era la mejor catequesis. Sus hijos supieron apreciar la fe de esta mujer que con serenidad, esfuerzo, constancia y confianza en la providencia fue una ayuda excepcional que sus hijos no iban a olvidar nunca. Texto: Hna. María Nuria Gaza.


“Uno a tu derecha y otro a tu izquierda”

31.10.18 | 08:00. Archivado en Cosas de Dios y de la vida

AmorSon muchas las veces que hemos leído este evangelio de Marcos 10, 35-44, cuando los discípulos quieren sentarse a la derecha o izquierda de Jesús.

No podemos negar que es un hecho muy humano y a su vez, muy reconocido en nuestra sociedad. En la actualidad, cuando se habla de buscar la felicidad o de fijar metas en la vida, muchas veces van en la línea de llegar al propio bien a costa de lo que sea, de pasar por encima de quien sea…; es decir, de buscar poder. Un poder que ciega, un poder que se convierte en dueño y señor de nuestro ser y un poder que rompe con todo lo bueno y positivo que tiene el ser humano.

Pedir a Jesús estar sentados a la derecha e izquierda provoca en el resto un rechazo porque es sinónimo de egoísmo, de no ser capaz de pensar nada más que en uno mismo y para uno mismo, y esto no podemos disfrazarlo de nada más. Jesús intenta hacerles ver que lo importante no es estar en primera fila, sino que el objetivo es caminar juntos, en equipo… saber identificarte con las alegrías y penas de los otros, luchar por la justicia y dejar que los primeros puestos se conviertan en el alivio y cercanía para con los demás.

>> Sigue...


Id por todo el mundo

26.10.18 | 08:00. Archivado en Cosas de Dios y de la vida

DomundEl penúltimo domingo de octubre se celebra en todo el mundo la Jornada Mundial de las Misiones (DOMUND). “Id por todo el mundo y anunciad la buena noticia. El que crea y sea bautizado será salvo” Mc 16, 15. Esto es lo que mandó Jesús a sus apóstoles. ¿No será también lo que nos pide Jesús a cada uno de nosotros?

Quizás no nos pide el Señor que vayamos a los extremos del planeta para anunciar el Evangelio. Por muchas circunstancias esto no nos será posible, por edad, enfermedad o por circunstancias diversas, pero sí que todos tenemos que tener bien grabado en la mente y el corazón que todos debemos ser evangelizadores y dar razón y testimonio de nuestra fe. De lo contrario nos va a ocurrir que Jesús nos va echar en cara nuestra falta de fe (Cfr. Mc 16-14-17).

El lema de la Jornada Mundial de las Misiones de este año es: “Cambia el mundo” y es cierto que en los lugares que hay misioneros, la sociedad cambia. Porque los misioneros además de llevar la fe a los pueblos, llevan también el deseo de poner al hombre de pie. Ellos se esfuerzan para desarrollar el progreso del pueblo donde se han incardinado.

>> Sigue...


Encender una vela

22.10.18 | 08:00. Archivado en Cosas de Dios y de la vida

Encender una velaHay momentos en que se hace necesario parar, el recogimiento interior ayuda a la propia persona pero más aún, si en ese espacio y tiempo lo vivimos desde la presencia de Dios que habita en nosotros. Me ayuda y da paz el sencillo gesto de encender una vela, esa luz a veces ilumina la vida desde lo que se vive con sosiego y en otras se hace necesaria para que ilumine las distintas situaciones por las que se atraviesan aún más en las dificultades.

Buscar el silencio exterior a la luz de una vela es regalo que alimenta el alma, que hace coger aire, ese que te da la fuerza de sentirte guiada y en manos de Dios. Busquemos aquello que nos ayuda personalmente a apaciguar no sólo nuestro interior si no también nuestros pasos que viven acelerados, llenos a veces de muchas prisas, de tener que responder de muchas cosas, donde nos podemos perder el tiempo de pisar la huella de Dios.

>> Sigue...


Dios sabe bien lo que hay en el hombre

19.10.18 | 08:00. Archivado en Cosas de Dios y de la vida

SixtinaEl autor del salmo 138 está bien persuadido que nada escapa de la mirada de Dios. Y así inicia su oración: “Señor tú me sondeas y me conoces, me conoces cuando me siento o me levanto, de lejos penetras mis pensamientos” (v 1-2). Para el hombre recto esto le da una gran confianza, no así para aquel que obra el mal.

Y en esta misma idea continua su oración el justo: "Distingues mi camino y mi descanso todas mis sendas te son familiares; no ha llegado la palabra a mi lengua y ya, Señor te la sabes toda” (v 3-4). Nada de lo que hace le pasa por alto al Señor. Esto es lo que creía Caín cuando mató a su hermano o quería disimular ante el Creador al responderle: “¿Acaso soy el guardián de mi hermano? (Ge 4,9).

>> Sigue...


Mirada de amor

15.10.18 | 08:00. Archivado en Cosas de Dios y de la vida

MiradaEn el evangelio del joven rico (Mc 10,17-30), hoy me hizo pensar en la mirada de Jesús hacia los otros y ésta es, con la que miró al joven rico, donde el texto evangélico nos dice: “Jesús se quedó mirándolo, lo amó….”; después ya le dice lo que pensaba, pero el primer paso lo da siempre Jesús, acogiendo al otro, aceptando y eso pasa por amar.

Sabemos que las miradas hablan, a veces más de lo que quisiéramos pero a través de ellas podemos mostrar lo que hay en nosotros hacia los otros. Hay ocasiones en que nos cuesta mirar al otro, quizás se tendría que limpiar primero el corazón pero humanamente sabemos que no siempre es fácil ni todo fluye con la misma intensidad de cuando se quiere. Quizás nos podríamos mirar y preguntar: ¿Cómo es nuestra mirada?

En el día a día, en el colegio, tengo la gracia de encontrarme con muchas miradas de ternura, de alegría, de felicidad desde la pequeñez de sus edades y la grandeza de sus miradas limpias que tanta vida da y desprenden. Se aprende mucho de los niños, por algo Jesús habla así de ellos: “Más Jesús, llamándolos a su lado, dijo: Dejad que los niños vengan a mí, y no se lo impidáis, porque de los que son como éstos es el reino de Dios” (Lc 18,16)

>> Sigue...


Celebrar la vida

08.10.18 | 08:00. Archivado en Cosas de Dios y de la vida

VidaY es que hemos de reconocer que, en muchas ocasiones, nos aferramos a todo aquello que no hace crecer, a lo negativo, nos quejamos de lo que nos toca vivir, de alguna persona que nos ha dicho o “hecho” algo, de… ¡tantas cosas!, que no estamos dejando espacio para lo que sí ayuda a nuestra vida, para lo que nos hace más fuertes y más persona, para la alegría del compartir e intercambiar experiencias, para, en definitiva, lo bueno, lo agradable, lo positivo y lo alegre que hace que la vida sea bonita.

Fijarnos sólo en lo que “hace daño”, realmente provoca eso mismo, daño. Ciertamente, no somos ingenuos, ni vivimos en un mundo paralelo… sabemos que la vida tiene claroscuros que a veces no nos dejan avanzar, pero también sabemos y necesitamos ser felices, encontrar sentido a la vida… y no vendrá con una actitud de desprecio, sino que aparecerá en nuestras vidas por la búsqueda personal que hagamos de ello, por la ilusión que pongamos en las cosas, por el cariño, la escucha y la compresión que tengamos en los demás. La única manera de encontrar esta alegría es ser conscientes de que podemos celebrar cada momento bonito, cada gesto, cada caricia; la oportunidad la tenemos siempre entre nuestras manos, y diría que la tenemos en toda nuestra vida.

>> Sigue...


Jueves, 13 de diciembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Diciembre 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31