Mi vocación

Los hijos de las tinieblas son más sagaces que los hijos de la luz

18.05.18 | 08:00. Archivado en Cosas de Dios y de la vida

LuzSan Agustín se preguntaba por qué el Señor propuso esta parábola del empleado defraudador (Lc 16,1-13). Con su astucia se buscaba un porvenir seguro después que su amo lo destituyese de su empleo. Lo alaba diciendo que los hijos de las tinieblas, es decir del fraude, de la mentira, son más listos que los hijos de la luz, es decir de los honrados, de los que van con la verdad por delante.

Jesús dice: “Haceos amigos con el dinero de la iniquidad”. Es un consejo que nos da para ganarnos con las riquezas un lugar en las moradas eternas, pensar en los demás. Hace más feliz dar que recibir. Esta parábola parece dicha para el tiempo actual en el cual el fraude y la mentira están a la orden del día. Y hay que ver como se las ingenian para hacerse con dinero, no importan los medios, la cuestión es tener y cuanto más mejor. Secuestros, extorsiones, explotación de campesinos, tráfico de personas, de órganos… Las víctimas del fraude, ¿dónde quedan? Allá ellos, que espabilen. Un mundo basado en estos hechos se hace invivible. La fraternidad queda anulada, es una palabra que no existe en el diccionario de los hijos de las tinieblas. Texto: Hna. María Nuria Gaza.


Nostalgia de plenitud

16.05.18 | 08:00. Archivado en Cosas de Dios y de la vida

VidaDurante nuestra vida acostumbramos a vivir momentos de todo tipo; la alegría se hace presente en muchos momentos, la tristeza enturbia esa expresión de felicidad en otros espacios, la rabia domina a veces nuestra generosidad y entrega, y la ofuscación y el miedo cierran toda posibilidad de encontrarnos con nosotros mismos…; de hecho, podríamos seguir avanzando en encontrar cuáles son esos momentos por los que pasamos, pero tal vez sería interminable porque el ser humano es así, un misterio y un encuentro… pero lo que sí es seguro es que todo lo que vivimos es camino que ayuda a seguir construyendo lo que somos. El ser humano busca para encontrar algo más grande, busca para llegar a la plenitud de todas las cosas, de lo que hace, de lo que vive, de las personas que tiene cerca, del ambiente en el que se mueve, del Absoluto, en definitiva.

>> Sigue...


Atrévete

11.05.18 | 08:00. Archivado en Cosas de Dios y de la vida

Amigos“Atrévete a buscar que es aquello con lo que Dios te sueña…”, esta frase es de un profesor de religión, Jesús Barroso, al que no tengo el gusto de conocer pero sí que su reflexión ahora me ayuda personalmente e invita a ir más allá, a vivir la aventura de dejarnos sorprender por Dios y andar nuestros pasos en el camino de esta vida, desde lo que nos va mostrando cuando somos capaces de escucharle, de salir de nosotros mismos, de tener otra mirada más profunda que penetre en la hondura de nuestro ser. Aquello que nos llena, que de verdad nos hace vibrar en nuestro interior, sin duda, que no se trata de lo superficial, sino más bien de lo que nos da empuje y fuerza y es ahí donde está lo verdadero y más preciado que podemos tener, nuestra capacidad de amar, de entrega, de compartir con otros y recibir de otros.

“...Sin embargo, si pudiese retroceder diez años me daría un consejo: atrévete a buscar que es aquello con lo que Dios te sueña. Atrévete tú también a buscarlo, porque una vida vivida en clave vocacional desde lo que Dios quiere para ti, es una vida mejor, con mayor plenitud y sentido. Me diría: nunca olvides que es importante dejarse sorprender por Dios y por la vida, que uno no lo puede tener todo planeado y controlado siempre.” (Jesús Barroso)

https://pastoralsj.org/ser/1855-apostar-por-lo-que-te-hace-vibrar-por-dentro

>> Sigue...


Admirable misión

09.05.18 | 08:00. Archivado en Cosas de Dios y de la vida

LoveHe visto el documental “Love” que relata la admirable misión que los Padres salesianos realizan en Sierra Leona. ¡Magnífico y triste! Estos religiosos entregados en cuerpo y alma a mejorar la condición de la niñez, descubrieron el serio problema en que se encontraban gran número de niñas que viven en las calles abocadas a la prostitución para poderse llevar algo de comida a la boca. Muchas de estas niñas son huérfanas. La prostitución es la única salida para sobrevivir. Con este trabajo ganan un miserable euro. Son muy jóvenes, tienen entre quince y diecisiete años. Algunas se iniciaron con sólo trece años.

Comentan que hay hombres buenos y otros malos. Incluso la policía, relataron a un padre salesiano, abusó de ellas. Los padres salesianos les ofrecen comida, un lugar donde dormir y educación; que como comentan los religiosos es el único medio para salir de la situación en que se encuentran. Muchas al ir al hogar Don Bosco se adaptan bien pero algunas no soportan un orden y al día siguiente se van de nuevo a la calle. Las que perseveran están felices de haber encontrado un medio de vida digno. Un sacerdote salesiano les dice que ellas son una pieza maravillosa salida de las manos de Dios.

Que el Señor continúe dando coraje a estos salesianos que luchan incansablemente para mejorar la vida de la niñez más desprotegida. Texto: Hna. María Nuria Gaza.


He oído el clamor de mi pueblo

07.05.18 | 08:00. Archivado en Cosas de Dios y de la vida

Tender la manoEn general se pasa el día ordenando y mandando a los otros. Un tal personaje no acostumbra a caer bien. Yahvé también suele ordenar al pueblo que acaba de rescatar de la opresión del Faraón rey de Egipto, manda y ordena, pero de forma muy distinta a la del Faraón. Su intención no es aprovecharse del pueblo que él se ha escogido sino todo lo contrario, les da leyes para que sean un pueblo libre, sin opresión.

Esto mismo quiere el Señor para cada uno de nosotros: que seamos libres para escoger el bien sin que nadie nos obligue a ello fuera del amor. Sí, amor a Dios y amor a los demás, a aquellos que están cerca y a los que están lejos, pero especialmente a aquellos que tienen mayor necesidad. Y de estos hay muchos, sólo es necesario que andemos por las calles de nuestros pueblos o ciudades con los ojos y los oídos bien abiertos y ser capaces de tender una mano a aquellos que necesitan ayuda, como hizo Yahvé: “He oído el clamor de mi pueblo” (Ex 3,7).

De la misma forma que Dios manda a Moisés a socorrer el pueblo hebreo nos pide que nosotros hagamos otro tanto. Texto: Hna. María Nuria Gaza.


El regalo de una tarde

02.05.18 | 08:00. Archivado en Cosas de Dios y de la vida

AbrazoHoy ha sido un día largo, de muchas cosas, sin parar, y de repente el tiempo se detiene para algo más importante, eso no quiere decir que lo anterior no tuviera su valor que claro está es el trabajo del día a día, pero en ese tiempo vivido tantas veces con prisas, el reloj marca una hora para un encuentro con alguien.

Sé que esa persona con la que voy a compartir una tarde, está viviendo un momento difícil y es ahí cuando hay que estar, cerca, apoyando, escuchando, acogiendo lo que el otro me comparte pero voy descubriendo en el transcurso de ese tiempo compartido que es un regalo. En ese caminar por la calle, hay huellas de dolor, de lágrimas, también de fortaleza y esperanza en un mañana mejor, en que la herida abierta irá cicatrizando.

Hemos compartido mucho y lo más bonito e importante es hacerlo desde ese clima de confianza, que te da paz, te ayuda, te acompaña, te hace pasar mejor una tarde que iba a ser más difícil de vivir en soledad.

>> Sigue...


La injusticia de la justicia

30.04.18 | 08:00. Archivado en Cosas de Dios y de la vida

JusticiaEs muy lamentable que la justicia española en algunos casos usa medidas extremas y en otros tiene una manga muy ancha que pasan por ella casos inaceptables. ¿Cómo puede ser que una joven asaltada por cinco energúmenos, algunos de ellos con oficios que exigen la máxima honradez, salgan del juzgado con cargos menores y la víctima, por decirlo así, quede en figurillas?

Ya digo que en este país es peor robar unas manzanas que violar, falsear documentos y otros muchos etcéteras. ¿Dónde vamos a parar si no ponemos remedio? Nuestro país va a ser el hazme-reír de las naciones. La tan católica España va a quedar como la injusta España. De ejemplar nada. ¡Qué tristeza!

Por favor, los que tiene poder arreglen estos desaciertos o mejor dicho estas injusticias para que la honradez y la justicia sean valoradas como es debido. Jesús proclamó bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia. Texto: Hna. María Nuria Gaza.


¡Sal fuera!

23.04.18 | 08:00. Archivado en Cosas de Dios y de la vida

Resurrección de LázaroLa llamada de Jesús a Lázaro de salir de la tumba, me lleva a pensar que esta es la llamada que el Señor nos hace a cada uno de nosotros. Salir de nuestra cerrazón, de vivir sólo pensando en mis intereses, despreocupado de lo que se vive en nuestro mundo.

Vivir como en una tumba puede ser asfixiante por un lado, pero por otra parte es una vida cómoda, sólo yo y no más que yo. Los demás, como estoy tan ensimismado, ni siquiera existen. Como dice el Papa Francisco en su exhortación apostólica Gaudete et exsultate: “Si nos ocupamos demasiado de nosotros mismos, no nos quedará tiempo para los demás”.

Pero he aquí que en un momento de gracia viene Jesús y llama a salir de mi mundo encerrado y me invita a ver lo que ocurre fuera. Se acabó la comodidad. ¿Cómo puedo vivir feliz y contento cuando a mí alrededor hay tanto sufrimiento, y también alegrías que puedo compartir? La Constitución Pastoral del Vaticano II, Gaudium et Spes, dice que “Los gozos y las esperanzas y las angustias de nuestro tiempo, sobre todo de los pobres y de cuantos sufren, son a la vez gozos y esperanzas, tristezas y angustias de los discípulos de Cristo”. Queda claro, si queremos ser discípulos de Cristo, tenemos que vivir atentos a las necesidades de los demás. Texto: Hna. María Nuria Gaza.


¿De qué sirve recitar mi alianza?

18.04.18 | 08:00. Archivado en Cosas de Dios y de la vida

Buen-juicioDios convoca a juicio al pueblo de Israel. Éste muy seguro de que con sus sacrificios ofrecidos al Señor ya está salvo, anda muy equivocado. “El Dios de los dioses, el Señor, habla: convoca la tierra de oriente a occidente. Desde Sión la hermosa, Dios resplandece: viene nuestro Dios, y no callará” (v 1-3). “Dios en persona va a juzgar” (V 6). Es decir, no va a enviar a un subalterno, no, es él mismo que convoca y preside el juicio. Ante él, ¿quien podrá excusarse?

“No te reprocho tus sacrificios, pues siempre están tus holocaustos ante mi” (8). Pero en realidad Dios no tiene hambre y si tuviera él es el dueño de todo lo creado. “Las fieras de la selva son mías, y hay miles de bestias en mis montes. Conozco todos los pájaros del cielo, tengo a mano cuanto agita en los campos” (v 11).

Llegados a este punto, donde el juez ha puesto delante de los ojos los errores de su acusado, le invita a cumplir los votos hechos al Altísimo (cfr. v 14). A continuación Yahvé vuelve a remeter contra el acusado sacándole a relucir otras faltas: “Cuando ves un ladrón, corres con él, te mezclas con los adúlteros; sueltas tu lengua para el mal, tu boca urde el engaño contra tu hermano, deshonras al hijo de tu madre” (v 19 y 20). Y continua “Eso haces, ¿y me voy a callar?, ¿crees que soy como tú? Te acusaré, te lo echaré en cara” (v 20 y 21).

Sigue un toque de atención: “Atención, a los que olvidáis a Dios, no sea que os destroce sin remedio” (v 22). Ahí queda bien determinado el fin de los malvados. Termina el salmo con una promesa para el justo: “Al que sigue el buen camino le haré ver la salvación de Dios” (v 23).

El salmo es como un examen de conciencia; es lo que narra el Deuteronomio en su capítulo 30: Pongo ante ti el bien y el mal. Vale la pena de consultar esta página en sus versículos 11-15. Texto: Texto: Hna. María Nuria Gaza
.


Compañero de camino

16.04.18 | 08:00. Archivado en Cosas de Dios y de la vida

EmaúsEl texto de los discípulos de Emaús (Lc 24,13-35) es de una gran riqueza que podemos incluso escudriñar un poco más en este tiempo pascual. Es uno de mis favoritos, de los que me apasionan y lo es más desde que tuve la gracia de caminar físicamente en esa ruta que nos marca dicho evangelio. “Mientras conversaban y discutían, Jesús mismo se les acercó y se puso a caminar a su lado. Pero, aunque le veían, algo les impedía reconocerle”. Jesús siempre sale al encuentro del hombre y camina a su lado, aunque su presencia no sea reconocida y acogida. El encuentro con el Señor cambia totalmente la vida de los discípulos de Emaús.

El estilo de Jesús es el de acercarse, encontrarse con el otro, caminar a su lado…, va al encuentro y camina junto a ellos, al ritmo de sus decepciones antes de descubrirles su presencia de resucitado al término del viaje

A Jesús lo reconocen por el gesto de partir el pan… con todo lo que ello significa, ¿a través de qué nos reconocen a nosotros? ¿Somos discípulos de Jesús? ¿Tenemos la capacidad de partir ese pan y de repartirlo? En nuestras manos, en nosotros mismos, está el intentar acercar a Jesús resucitado al necesitado. Acoger las pequeñas cosas de cada día, lo importante de la vida, esa presencia de Jesús, la visita del Resucitado que se hace presente en cada momento de nuestra vida.

>> Sigue...


De pie

13.04.18 | 08:00. Archivado en Cosas de Dios y de la vida

Lavar los piesDe pie es la actitud de servicio. Esta es la actitud de Jesús siempre dispuesto a prestar servicio e incluso a adelantarse sin que se lo pidan. Y en el evangelio leemos como pone algunos ejemplos como la del dueño que se pone a servir a sus siervos.

En el momento tan importante de la Última Cena Jesús se levanta de la mesa, se ciñe una toalla y se pone a lavar los pies a sus apóstoles. Lavar los pies en aquella época era un servicio que realizaban los esclavos. Jesús se pone en el rango de los más humildes servidores. Lo hace en plena conciencia y reclama la atención de los suyos del acto que acaba de realizar: “¿Entendéis lo que acabo de hacer? Vosotros me llamáis Maestro y Señor y tenéis razón porque lo soy. Pues sí yo, el Maestro y Señor, os he lavado los pies, también vosotros debéis lavaros los pies unos a otros” (Jn 13,12-13).

Así que la actitud de servicio, estar de pie, tiene que ser la tónica de los discípulos de Jesús. La comodidad no tiene cabida. Estar de pie, prontos a prestar servicio al que lo necesita, y no esperar que pidan ayuda, mejor adelantarse a la petición. Texto: Hna. María Nuria Gaza.


Llevar el peso

11.04.18 | 08:00. Archivado en Cosas de Dios y de la vida

Jesús a nuestro ladoEl 25 de marzo, día de la Anunciación, se celebra la Jornada por la vida. María después de recibir el anuncio de que iba a ser la madre del Mesías corre presurosa a visitar a su prima Isabel, sin pensar en ella misma, ni en las dificultades del desplazamiento. Lleva ya en su seno su hijo.

Como todos hemos sido llevados en el seno de nuestras madres durante meses. ¡Qué gran misterio! Como reza el salmo 138: “Señor, tú has creado mis entrañas, me has tejido en el seno materno. Te doy gracias, porque me has escogido portentosamente”. El cardenal Juan José Omella nos invita a recibir con amor y confianza el don de la vida. Una vida que nos viene regalada.

Todas las que son madres y las que no lo han sido, estamos invitados a llevar las cargas de los demás especialmente cuando vemos que el peso es superior a las fuerzas del otro. A semejanza de Jesús que cargó con nuestros dolores. Es una forma de inclinarse hacia el prójimo para ofrecer lo que nosotros tenemos, es un compartir lo que Dios nos ha regalado y que no tenemos que guardar para sí.

>> Sigue...


Domingo, 20 de mayo

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Mayo 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031