Mi vocación

Preparemos el camino

10.12.18 | 08:00. Archivado en Adviento

CaminosYa adentrados en el Adviento se aprecia que poco a poco se van dando pasos de acercamiento a la persona en sí, a sus debilidades, a las capacidades que tiene para cambiar, a la fuerza de reconocer las limitaciones…

Juan comienza a “gritar” a la sociedad que es necesario realizar un giro en la vida, que lo que hasta el momento no se había ni cuestionado, en ese momento sí era necesario realizar despojos. El precursor anuncia un amor inmenso por parte de Dios hacia al hombre, proclama un bautismo de conversión con la finalidad de alcanzar el perdón, es decir, el amor.

Preparar el camino al Señor como dice el libro de Isaías, requiere un esfuerzo, una lucha, un tiempo… una preparación conlleva a la dedicación. “Enderezar sus sendas” nos habla de procurar hacer recto lo que ha estado torcido, nos pide cambio, y como se ha dicho anteriormente, no está exento de esfuerzo.

>> Sigue...


Miradas limpias

07.12.18 | 08:00. Archivado en Adviento

MariaCuando vamos a realizar un viaje, de alguna manera nos preparamos, ello requiere de una organización e incluso nos puede alegrar y desear que llegue el día fijado. Acabamos de iniciar “el viaje del adviento”, ¡preparemos el corazón al Señor! Ahora tenemos en nuestras manos un tiempo de gracia. Es ahora que podemos cuidar y hacer el camino que nos llevará a la noche en que nos alegraremos todos en el Señor. Ante el nacimiento de un niño todo desprende ternura y la mirada es limpia, transparente, tanto que nos deja palpar el amor. En estos días he disfrutado con un grupo de niños haciendo unas fotos para navidad y de verdad que esas miradas limpias, los rostros felices, van calando dentro ¡regalo de adviento!. Llegan días también de preparativos de cara a vivir las fiestas navideñas, quizás nos llenemos de muchas cosas pero ojalá que no nos olvidemos de llenarnos espiritualmente para recibir el mejor regalo. Buen camino de adviento y ojalá nazca en nuestro corazón ese Niño que nos haga tener una mirada limpia, empapada de su ternura y Amor.

>> Sigue...


La fuerza del amor

05.12.18 | 08:00. Archivado en Adviento

NavidadHablaba con mis alumnos sobre la Navidad, ese tiempo en el que muchas personas quieren vivir de otra manera, cambiar y hacer propósitos. Tiempo en el que lo parecido a la realidad está aún más lejos… tristemente. Tiempo de hacer muchos regalos y competir por quién compra el más original…

Después de un rato diciendo cosas y pensando otra cosa más sobre la Navidad, profundizamos un poquito más. ¿Pero qué es la Navidad en realidad? Sería interesante que no nos quedáramos tan contentos y conformásemos con cualquier cosa, hemos de decir en voz alta que este día existe por el nacimiento de Jesús, que quien crea en nosotros ese sentimiento de bondad, de escucha, de amar… es Dios encarnado. Lástima que no sea cada día del año que sepamos escuchar y nos sintamos llamados a querer a los otros, a preocuparnos por la suerte de los que tenemos cerca, a querer ayudar sin esperar recompensa…; porque no seremos más felices buscando algo a cambio, al contrario, se regala lo que se tiene y sale del corazón, y no podemos decir que ofrecemos y escuchamos si esperamos un pago por ello. La verdadera felicidad nace sin nada, con un corazón limpio y eso es lo que nosotros tendríamos que alcanzar, la paz y alegría interior… dar gratuitamente, sin rencores, olvidando malos momentos y procurando que los buenos sean muchos y desde el corazón.

Que Dios nazca en nosotros, que tengamos el corazón repleto, pero de amor, de generosidad y de preocupación por los otros. Esto es lo único que podrá hacer cambiar de verdad nuestras vidas, porque sólo el amor tiene esa fuerza. Texto: Hna. Conchi García.


Tiempo de espera y vigilancia

03.12.18 | 08:00. Archivado en Adviento

AdvientoAcabamos de empezar el tiempo de Adviento, tiempo que llamamos de esperanza y vigilancia, pero en realidad: ¿Qué esperamos, qué espero?

Cuando me pregunto qué esperas en este Adviento, mi respuesta sincera elude situaciones concretas, porque “esperas” más allá del día a día,... espero que el mundo cambie y mejore, que mi modo de ser y actuar sea mejor, espero saber abrir los ojos del corazón para ver más allá de todo aquello que ya veo, para reconocer a Dios presente.

Adviento es una llamada a vivir despiertos, vigilantes, para no sucumbir a la indiferencia, para no limitarme a mi pequeño mundo, para no hacer crecer las críticas, para despertar la esperanza. Si intento vivir cada día como un regalo de Dios que me pide dejar de centrarme sólo en mis pequeños proyectos, que quizás no son tan rectos como Dios me señala, en mis limitadas metas quizás demasiado egocéntricas.

Dios quiere que en este Adviento intente yo también como la Virgen responder: “Hágase en mi…” para ser plenamente feliz con lo que Dios me da. Texto: Hna. Carmen Solé.


Lunes, 10 de diciembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Diciembre 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31