Mi vocación

Pedid y se os dará

09.11.18 | 08:00. Archivado en Cosas de Dios y de la vida

DarHay imágenes que podemos recordar porque en ellas algo nos llamó la atención, nos interesó o incluso pudo marcarnos, pero sin duda que nos hablan. Ahora tengo la imagen de dos personas que iban caminando tranquilamente, metidas en su conversación, cuando de repente alguien detuvo aquellos pasos y les pidió que le compraran algo de comer. En ese momento todo pasó rápido, alguien te sorprende y te pide algo que no esperas…aquellas personas respondieron afirmativamente a la petición: “Tengo hambre, dame de comer…”.

Las montañas se alcanzan poco a poco, con pequeños pasos y perseverancia… Quizás no escalemos nunca ninguna pero sí que aunque a veces parezca poco lo que se hace o se pueda aportar, para otra persona puede ser más de lo que creemos que estamos dando.

A veces un sencillo gesto puede ayudar a alguien que lo necesita, lo importante y lo que Dios ve siempre, es lo que hay dentro de nosotros, el amor que nos mueve a ir hacia los otros y saber palpar situaciones que fácilmente pueden pasar desapercibidas o bien podemos pasar tranquilamente sin comprometernos, quizás pensando en que otro ya ayudará.

>> Sigue...


Viernes, 16 de noviembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Noviembre 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930