Mi vocación

Amar como yo os he amado (Jn 13,34)

19.09.18 | 08:00. Archivado en Cosas de Dios y de la vida

AmarEl amor es algo extraordinario pero también puede ser decepcionante, pues cumplir el mandamiento de Jesús de amar como él nos ha amado nos parece imposible de cumplir. ¿Cómo seremos capaces de dar nuestra vida por los otros, de no guardar rencor a aquellos que nos han hecho daño? Porque esto es lo que hizo Jesús en la cruz, perdonar a sus verdugos. No, nosotros no somos capaces con nuestras propias fuerzas de perdonar sin medida, sin ni un solo pero. La fuerza para perdonar como él nos ha perdonado la recibiremos de Él, justamente la ganó por nosotros en la cruz.

Es una gracia que tenemos que pedirle. Nosotros estamos mucho más inclinados a practicar la ley del ojo por ojo. Sin embargo Jesús dice: “Si te pegan en la mejilla derecha, ofrécele también la izquierda” (Ma 5,39). Amad porque yo amo, nos dice. No con la estrechez de nuestro corazón sino con la amplitud del suyo. Hay que ir a su corazón para extraer su amor y seguir su ejemplo. Dejarse amar por Él es el primer paso para poder amar como nos ama. Jesús, el justo, no nos puede pedir algo de lo que no podemos ser capaces. Texto: Hna. María Nuria Gaza.


Sábado, 15 de diciembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Septiembre 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930