Mi vocación

Señor dame empuje

01.08.18 | 08:00. Archivado en Cosas de Dios y de la vida

SufrirCuando alguien a quien quieres de verdad está pasando por un momento difícil, te duele, es inevitable, y te lleva a tener más presente aquello que le está costando vivir y a la vez sientes también la impotencia de no poder hacer más pero sí la certeza de estar a su lado.

Hay situaciones que llevan su tiempo, aunque te gustaría que se solucionasen ya, pero no todo siempre es fácil e incluso se nos escapan de nuestras manos, de aquello en lo que podemos ayudar. ¡Cómo me gustaría que no sufriera! Sé que está bien presente, que me preocupa, que deseo de corazón que la cruz que está llevando se aligere. En la oración pongo ante el Señor lo que ahora está viviendo y le pido que le de fuerza y mucha paz en el corazón. Por mi parte, sé que ahora solo puedo decirle ¡estoy a tu lado! Y lo estoy de verdad, ahora que duele el corazón y las lágrimas caen fácilmente, porque es ahí cuando verdaderamente sabes con quien puedes contar, en quien confías, con quien puedes ser “tú” más fácilmente, sin complicaciones, acogiendo realmente al otro; también para los momentos en los que la vida sonríe. Ojalá que pronto brille el sol o esos rayos de luz aparezcan más en el día a día. Cuando la vida duele, es cuando más necesitamos tener a alguien cerca.

>> Sigue...


Martes, 18 de septiembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Agosto 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031