Mi vocación

Sois la sal del mundo

31.08.18 | 08:00. Archivado en Cosas de Dios y de la vida

SalCuando Jesús dijo sois la sal del mundo no pensaba en la sal que ponemos para dar sabor a los alimentos ya que este producto nos puede parecer insignificante, todo y que cuando no hay sal en un alimento, es insípido, no tiene gusto, pierde su gracia. Hace muchísimos años la sal se utilizaba para conservar los alimentos. En la época de Jesús la sal era un producto precioso para conservar carnes y pescados. La sal impide que se pudran. De ahí su importancia y este es el significado que da Jesús cuando dice: “Sois la sal del mundo” (Ma 5,13). Es la comparación que Jesús hace de sus discípulos: no son una pequeña adición, no, su vocación es conservar su estilo de vida en el mundo, para evitar que las fuerzas del mal malogren los hombres, los deterioren y se pierdan.

Los discípulos tienen la gran misión de guardar en perfecto estado lo que Jesús reveló sobre la bondad de Dios, sobre el amor que el Padre celestial tiene por todos los hombres para que ninguno se pierda. Texto: Hna. María Nuria Gaza.


Cerca de ti

29.08.18 | 08:00. Archivado en Vacaciones

RezarAhora que no hay prisas, que hay tiempo para estar contigo, que puedo entrar más en mí con el deseo de también encontrarte, es aquí y ahora que quiero gustar de tu presencia cercana. ¡Cómo ayuda parar! Unos días de silencio, de oración…oxigenan el alma. Cerca de ti, sé que eres mi fuerza y energía, contigo todo es más fácil cuando de verdad me acerco con disponibilidad de corazón y escucho tu voz.

En el día a día las prisas se instalan, “nos atrapan”, los quehaceres nos guían en la jornada, por ello, es ahora tiempo precisamente para gustar el tiempo. No es hora de estar de un lado para otro, y eso ya descansa, cambia el “chip”, da otro aire. Ahora se trata de estar, de una “inmovilidad” que lleve a un encuentro, a un compartir lo que ahora y aquí llevo en mi, lo que Dios ya sabe pero me espera. Atreverse a entrar en la intimidad de uno mismo acogiéndose, queriéndose… dejándose sorprender por el Dios que nos habla, sana, ama, abraza y acoge las debilidades para hacernos fuertes en la ruta que continúa en el día a día, con sus ruidos, sus silencios, sus alegrías.

>> Sigue...


Página en blanco

27.08.18 | 08:00. Archivado en Fe

página en blancoEstoy preparando la maleta para ir a hacer unos días de retiro junto con otras hermanas de Congregación. Son unos días esperados, deseados, que se necesitan a lo largo del año, y sin duda que es un tiempo de gracia, un regalo poderse tomar también esos días. Es fácil preparar lo que se va a llevar, lo material nos lleva un tiempo determinado pero hay que prepararse también por dentro para acoger y vivir esos días con paz, dejándose encontrar por el Señor de nuestras vidas.

Entre otras cosas, llevo una libreta, unas páginas en blanco que irán tomando forma y color, rellenándose poco a poco, a lo largo de los días, a través del encuentro con Él, a través de su Palabra… “Gustad y ved qué bueno es el Señor, dichoso el que se acoge a él” (Sal 33,9).

>> Sigue...


Lo ambiguo de la soledad

24.08.18 | 08:00. Archivado en Cosas de Dios y de la vida

No somos islasEn alguna ocasión os he hablado de Thomas Merton y su idea de que el ser humano no es una isla, necesita de los demás. Hoy pensaba en esta idea, en la necesidad del ser humano de ser amado, querido, aceptado y valorado por los demás, pero no como cambio de moneda sino simplemente como persona humana que anhela el empuje y la fuerza de los otros.

El aislacionismo parece, de entrada, algo excluyente que lo único que está llamado a ser provocador de distancia y de barreras, y que, sin duda, en un plazo de tiempo no demasiado largo está condenado y conduce a la incomunicación. Pero creo que por muy sola que pueda sentirse una persona siempre hay una brecha, un esqueje o resquicio por el que llegar a los demás. Ello nos dice que, aunque nos sintamos los más “desgraciados” no es del todo cierto porque, aunque la esperanza sea pequeña todo tenemos algo de afecto, de amor, pasión… lo cual lleva sin querer o queriendo a la relación, al menos a buscar.

>> Sigue...


Paseos de verano

22.08.18 | 08:00. Archivado en Vacaciones

MarSi hay algo que me guste especialmente del verano son esos paseos junto al mar, ya sea de día, pero aún más en la noche que invita a la calma, al sosiego del corazón. Ese olor a mar, el reflejo de la luna sobre el agua, el silencio que puede llegar a habitar en la propia persona cuando la mirada se dirige más allá de lo que nuestros propios ojos pueden alcanzar y es ahí donde tan cerca y tan lejos siento la presencia del Dios que está en mi vida, que nos protege aunque no lo reconozcamos.

Podemos estar paseando junto a un mar calmado mientras nuestra vida está alborotada, como cuando las olas van y vienen, pero aun así, nos transmite paz, nos va serenando en la medida en que vamos compartiendo aquello que estamos viviendo, con sus dificultades, interrogantes, lágrimas pero también con la esperanza de un nuevo amanecer.

>> Sigue...


El momento presente

20.08.18 | 08:00. Archivado en Cosas de Dios y de la vida

Amar“Vivir el momento presente colmándolo de amor”… “Aprovecho las ocasiones que se presentan cada día para realizar acciones ordinarias de manera extraordinaria” (Libro Cinco panes y dos peces). Este es el testimonio de fe desde el sufrimiento en la cárcel del Cardenal F.X. Nguyen van Thuan. Sin duda, un testimonio de vivir en la presencia de Dios, más aún en las dificultades pero con la fortaleza de la esperanza.

Me pregunto: ¿Cómo saber vivir el momento presente colmándolo de amor? No hay que esperar a grandes acontecimientos sino que es en la sencillez de la vida de cada día donde se nos pide vivirlo y ahí está el reto, saber vivirlo haciéndolo realidad. Es ahora, este momento en el que respiro, que tengo vida, es ese con el que contamos, el que Dios nos da gratuitamente, el que anhelamos tener también mañana y tan solo el que hoy podemos aprovechar.

>> Sigue...


Al otro lado

17.08.18 | 08:00. Archivado en Oración

tiempo-de-oracion

“Hablamos a Dios desde donde estamos. Desde la alegría de unos momentos y con el corazón encogido en otros. Desde la gratitud por las cosas que van bien o la frustración cuando no conseguimos lo que soñamos. Desde la certeza o la duda. Pero la verdad que a veces intuimos es que, estemos como estemos nosotros, Dios siempre está al otro lado de la oración” (Bailar con la soledad. Jose Maria Rodriguez Olaizola, SJ).

Estas palabras extraídas de un capítulo de este libro, la verdad que dan luz, esperanza y me llevan a decir sí, es cierto, o así intento hacerlo realidad en la vida, teniendo la confianza en que esté como esté, Dios siempre está al otro lado de la oración ¡Nos espera siempre! Es una llamada a ponerse ante Dios desde lo que somos, sin caretas, sin medias tintas, sino sencillamente lo que ve es lo que hay en mí.

La oración no es solamente para los momentos en que estoy bien, donde todo va más fluido, donde incluso es más fácil conectar con Él sino que lo tiene que ser siempre, también sabiendo estar cuando la luz está apagada, cuando hay sequedad e incluso la duda acecha el encuentro. Al otro lado nos espera, está y es ahí donde siempre va a estar, esperando que sus hijos vengan a descansar en su regazo, a alimentarse, a darles un abrazo, a presentarles sencillamente lo que viven.

>> Sigue...


María, la que está atenta

15.08.18 | 08:00. Archivado en María

María en CanáMaría asiste a una boda que se celebra en Caná de Galilea. Jesús también asistió con sus discípulos (Jn 2,1-11).En un momento dado, María que sabe ver con mirada atenta, se da cuenta que el vino falta. Esto significaba una humillación para el novio que no había calculado bien la cantidad que se necesitaba para el número de invitados. Así pues la madre de Jesús recorre a su hijo: “No tienen vino”. Jesús tiene una respuesta un tanto tajante a las palabras de su madre: “Mujer aún no ha llegado mi hora”. Parece que Jesús adivina lo que le está pidiendo su madre. Pero ella sin titubear dice a los criados: “Haced lo que él os diga”. De forma que Jesús se ve comprometido a cumplir el deseo de su madre.

Hace llenar de agua las tinajas destinadas para la purificación de los judíos y ordena que saquen un poco y lo lleven al maestro de ceremonia. Una vez probada el agua convertida en vino, éste llamó al novio y le dijo: “Todo el mundo sirve primero el mejor vino a los invitados y cuando ya han bebido bastante, se sirve el vino corriente. Pero tú has guardado el mejor vino hasta ahora”. Este fue el primer signo que Jesús realizó.

Si Jesús que no tenía ningún interés en realizar el primer milagro, y fue por la intervención de María, su madre, que lo realizó, no dudemos en recurrir a María para que interceda por nosotros en nuestras necesidades. Su Hijo no puede resistirse a sus peticiones. Texto: Hna. María Nuria Gaza.


Aprender a bailar

13.08.18 | 08:00. Archivado en Cosas de Dios y de la vida

BaileNuestra vida está llena de infinidad de cosas, y… ¡sólo falta apuntarse a clases de baile!, pero lo cierto es que no tengo la menor intención de recomendar este tipo de clases, aunque sí que os puedo decir que me gustan, aún sin saber. A lo que me refería es que en la vida nos toca bailar muchos bailes, pero no de salón, sino los que la propia vida nos presenta. A veces hemos de hacer tripas corazón y bailar para afrontar una situación, otras veces bailamos con alegría y cierta tranquilidad, otras veces, el baile nos puede sorprender… y es que, aunque no sepamos bailar, bailamos… y a veces lo hacemos muy bien.

Por supuesto, en la medida que nos dejamos acompañar ese baile, será mucho más fácil realizarlo, pero si sólo confiamos en nuestras propias fuerzas, estamos perdidos, porque daremos más pisotones que de si un pasodoble se tratara. Seamos conscientes de que confiar en los otros nos hace más fuertes, nos hace más humildes y, por tanto, hace que seamos más conscientes de la realidad que tenemos delante. Cegarnos y no abrirnos a los demás es camino errático, porque no se llega muy lejos. Y si damos un paso más, si decidimos bailar no sólo con los otros sino con Dios, tendremos la fuerza suficiente para descubrirnos a nosotros mismos y no dar el paso equivocado.

>> Sigue...


Si no volvéis a ser como niños

10.08.18 | 08:00. Archivado en Medio Oriente

BanderasEl salmo 130 es un salmo de plena confianza en el Señor. Después de haber tenido más de un desengaño en sus aires de grandeza el pueblo de Israel cree que lo más importante es confiar en el Señor. Lástima que actualmente, el gobierno de Israel continúe en sus trece y se cree con derecho de aplastar a los palestinos, aunque tampoco éstos merecen una corona de santidad. ¿Habrá un día en que estos dos pueblos se lleguen a poner de acuerdo y a vivir como buenos vecinos, ya no digo como buenos hermanos?

El orgullo no conduce a nada bueno esto nos lo ha recalcado Jesús: “Si no volvéis a ser como niños no entrareis en el Reino de los cielos” (Ma 18,3), pero nos cuesta asumir que somos poca cosa y que sin la ayuda de lo alto poco podemos hacer. El salmista penetrado de sus límites dice: “Señor, mi corazón no es ambicioso, no pretendo grandezas que superen mi capacidad” (cfr. v 1-2).

El camino de la infancia espiritual que expone Santa Teresita queda reflejado en este corto salmo. Sentirse sencillo y confiado entre las manos de Dios como un niño en brazos de su madre, nos hace vivir con serenidad los acontecimientos que nos depara la vida. Texto: Hna. María Nuria Gaza


Santo Domingo de Guzmán

08.08.18 | 08:00. Archivado en Santos

DomingoGuzman_08Agosto

En estos días previos a la fiesta de Santo Domingo de Guzmán, volví a ver una película sobre su vida (www.gloria.tv; “Domingo, Luz de la Iglesia”). Sin duda, que su vida es ejemplo de un hombre de fe y claro testimonio de quien se deja habitar por Dios y vive en Él. "Consagraba el día a su prójimo, y la noche al Señor, convencido como estaba de que el Señor ha enviado durante el día su misericordia, y de noche su cántico”.

Esta vez al visualizar la película, me fijé y pensé en la mirada de Domingo, por varias escenas que ahora tengo en la mente sobre acontecimientos de su vida, en ellas se percibe una mirada profunda, habitada por la gracia de Dios, es una mirada directa que penetra al otro, con amor y ternura, desde la misericordia. Su mirada era capaz de tocar el corazón humano sobretodo en el sufrimiento. Darlo todo por aquello en lo que creemos, por lo que amamos, llevó a Domingo al despojo total de sí mismo y es ahí donde Dios se hizo más presente en Él.

>> Sigue...


Te llama por tu nombre

06.08.18 | 08:00. Archivado en Vocación

Dios te llamaEn el silencio exterior que me envuelve, la mirada se pierde en el horizonte, entre la montaña y el cielo azul claro, en ese paisaje me dispongo a buscar el silencio interior que me ayude a estar atenta a Ti si vienes a mí. Hay ruido interior, desorden pero ganas, el deseo sincero de estar contigo. Digamos que es momento de hacer una limpieza interior, de poner más orden, de que puedas acceder más fácilmente, de que encuentres la puerta abierta y un lugar donde descansar.

Tengo en mis manos este bonito texto del Cardenal Newman, y más que bonito es de una riqueza extraordinaria, para leer, orar, meditar, grabarlo en el corazón porque ahí también late Dios. Me habla de confianza en quien camina siempre con nosotros y lo hace en toda circunstancia. Un Dios que nos ama, nos conoce y siempre está. Nos llama por nuestro nombre, sale a nuestro encuentro como también llamó a Samuel y su respuesta fue: ¡Habla que tu siervo escucha! Sí, a mí también me llamó y le respondí e intento seguir respondiéndole en fidelidad cada día.

>> Sigue...


El monte de la felicidad

03.08.18 | 08:00. Archivado en Cosas de Dios y de la vida

BienaventuranzasEl monte Sinaí era un monte que provocaba respeto y temor a los israelitas: Fuego, rayos, truenos. Todo un espectáculo impresionante (Cfr. Ex 19,16). Dios da en él las tablas de la ley a Moisés. Es un código que les ayudará a caminar por el buen camino.

Jesús, el nuevo Moisés, proclama en otro monte las Bienaventuranzas, conjunto de ideales centrados en el amor y la humildad. Son características de un u otro personaje justo. Solamente Jesús encierra en sí mismo todas ellas. Jesús las ha vivido todas en plenitud. La felicidad que proclama Jesús no promete únicamente una recompensa futura de los que viven pobremente, es decir sin vivir apegados a las riquezas, los pacíficos que intentan serenar el ambiente, que no guardan rencor ni odio; los que lloran al comprobar tantas desgracias; los limpios de corazón que en ellos no hay doblez ni engaño, su sí es sí y su no es no; los que trabajan por la paz que no es sólo ausencia de guerra, los perseguidos por causa de la justicia, muchos en nuestro mundo no son justos y no quieren que ésta se establezca porque va contra sus intereses.

El meollo de este texto (Ma 5, 3-12) es parecerse a Jesucristo y practicarlo nos dará la autentica felicidad. Texto: Hna. María Nuria Gaza.


Señor dame empuje

01.08.18 | 08:00. Archivado en Cosas de Dios y de la vida

SufrirCuando alguien a quien quieres de verdad está pasando por un momento difícil, te duele, es inevitable, y te lleva a tener más presente aquello que le está costando vivir y a la vez sientes también la impotencia de no poder hacer más pero sí la certeza de estar a su lado.

Hay situaciones que llevan su tiempo, aunque te gustaría que se solucionasen ya, pero no todo siempre es fácil e incluso se nos escapan de nuestras manos, de aquello en lo que podemos ayudar. ¡Cómo me gustaría que no sufriera! Sé que está bien presente, que me preocupa, que deseo de corazón que la cruz que está llevando se aligere. En la oración pongo ante el Señor lo que ahora está viviendo y le pido que le de fuerza y mucha paz en el corazón. Por mi parte, sé que ahora solo puedo decirle ¡estoy a tu lado! Y lo estoy de verdad, ahora que duele el corazón y las lágrimas caen fácilmente, porque es ahí cuando verdaderamente sabes con quien puedes contar, en quien confías, con quien puedes ser “tú” más fácilmente, sin complicaciones, acogiendo realmente al otro; también para los momentos en los que la vida sonríe. Ojalá que pronto brille el sol o esos rayos de luz aparezcan más en el día a día. Cuando la vida duele, es cuando más necesitamos tener a alguien cerca.

>> Sigue...


Domingo, 18 de noviembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Agosto 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031